sábado, 17 de abril del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Dos verdades incompatibles

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Física Relativista    ~    Comentarios Comments (51)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

El mundo de la Física tiene planteado un gran problema y los físicos son muy conscientes de ello, conocen su existencia desde hace décadas. El problema centra la gran aventura de la Física actual y consiste en hallar una formulación que combine las dos grandes teorías de la Ciencia: La Relatividad y la Mecánica Cuántica. Aunque parece que, tal matrimonio, resulta imposible y que, los contrayentes son imcompatibles.

                        Lo grande y lo pequeño

Existen dos pilares fundamentales en los cuales se apoya toda la Física moderna. Uno es la relatividad general de Albert Einstein, que nos proporciona el marco teórico para la comprensión del Universo a una escala máxima: estrellas, Galaxias, cúmulos(o clusters) de Galaxias, y aún más allá, hasta la inmensa expansión del propio Universo.

El otro pilar es la mecánica cuántica que, en un primer momento vislumbro Max Planck y posteriormente fue desarrollada por W.Heisemberg, Schrödinger, el mismo Einstein, Dirac, Niels Bohr y otros y que nos ofrece un marco teórico para comprender el Universo en su escala mínima: moléculas, átomos, y así hasta las partículas subatómicas, como los electrones y quarks.

Durante años de investigación los físicos han confirmado experimentalmente, con una exactitud casi inimaginable, la practica totalidad de las predicciones que hacen las dos teorías. Sin embargo, estos mismos instrumentos teóricos nos llevan a una conclusión inquietante: Tal como se formulan actualmente, la relatividad general y la mecánica cuántica no puede ser ambas ciertas a la vez.

Nos encontramos con que las dos teorías en las que se basan los enormes avances realizado por la física durante el último siglo (avances que han explicado la expansión de los cielos y la estructura fundamental de la materia) son mutuamente incompatibles. Cuando se juntan ambas teorías, aunque la formulación propuesta parezca lógica, aquello explota, la respuesta es un sinsentido que nos arroja un sin fin de infinitos a la cara.

                                            Einstein © Crédito: shaunanyi

Las diferencias entre la relatividad general y la mecánica cuántica son tan grandes que, por el momento, ha fallado cualquier intento de reconciliarlas. Sin embargo, estos intentos han sido completamente teóricos y eso les ofrece una utilidad limitada. The Physics ArXiv Blog.

Así que si tú, lector no has oído nunca previamente hablar de este feroz antagonismo, te puedes preguntar a que es debido. No es tan difícil encontrar la respuesta. Salvo en algunos casos muy especiales, los físicos estudian cosas que son o bien pequeñas y ligeras (como los átomos y sus partes constituyentes), o cosas que son enormes y pesadas (como estrellas de Neutrones y Agujeros Negros), pero no ambas al mismo tiempo. Esto significa que sólo necesitan utilizar la mecánica cuántica, o la relatividad general, y pueden minimizar el problema que se crea cuando las acercan demasiado, las dos teorías no pueden estar juntas. Durante más de medio siglo este planteamiento no ha sido tan feliz como la ignorancia, pero ha estado muy cerca de serlo.

No obstante, el Universo puede ser un caso extremo. En las profundidades centrales de un agujero negro se aplasta una descomunal masa hasta reducirse a un tamaño minúsculo. En el momento del Bing Bang, la totalidad del Universo salió de la explosión de una bolita microscópica cuyo tamaño hace que un grano de arena parezca gigantesco. Estos contextos son diminutos y, sin embargo, tienen una masa increíblemente grande, por lo que necesitan basarse tanto en la mecánica cuántica como en la relatividad general.

 

 

 

Según los primeros trabajos sobre la teoría cuántica de la gravedad, el propio espaciotiempo varió en su topografía, dependiendo de las dimensiones del universo recien nacido. Cuando el universo era del tamaño de un núcleo atómico (ver imagen de abajo), las condiciones eran relativamente lisas y uniformes; a los 10-30 cm (centro) es evidente una cierta granulidad; y a la llamada longitud de Planck, todavía unas 1.000 veces más pequeño (abajo), el espacio tiempo fluctúa violentamente.

 

 

 

 

Los físicos han intentado con denuedo elaborar una teoría completa de la gravedad que incluya la mecánica cuántica. Los cálculos de la mayoría de las teorías propuesta de la «gravedad cuántica» arrojan numerosos infinitos. Por ciertas razones, las fórmulas de la relatividad general y las de la mecánica cuántica, cuando se combinan, empiezan a agitarse, a traquetear y tener escapes de vapor como el motor de un viejo automóvil. O dicho de manera menos figurativa, hay en la Física preguntas muy bien planteadas que ocasionan esas respuestas sin sentido, a que me referí antes, a partir de la desafortunada amalgama de las ecuaciones de las dos teorías.

Aunque se desee mantener el profundo interior de un agujero negro y el surgimiento inicial del Universo envueltos en el misterio, no se puede evitar sentir que la hostilidad entre la mecánica cuántica y la relatividad general está clamando por un nivel más profundo de comprensión.

     No creo que el Universo esté dividido en dos partes

¿Puede ser creíble que para conocer el Universo en su conjunto tengamos que dividirlo en dos y, conocer cada parte por separado? Las cosas grandes una ley, las cosas pequeñas otra.

No creo que eso pueda ser así. Mi opinión es que aún no hemos encontrado la llave que habré la puerta de una teoría cuántica de la gravedad, es decir, una teoría que unifique, de una vez por todas las dos teorías más importantes de la Física: Mecánica Cuántica+Relatividad General. La respuesta, si es que la hay, parece estar en la Teoría de Supercuerdas o la más moderna versión de la Teoría M.

Recordemos que Einstein se pasó los últimos 30 años de su vida en Princeton tratando de buscar la fórmula maravillosa que uniera éstas dos grandes teorías, la R.G. y la M.C., no lo consiguió por que aún no existían las matemáticas necesarias para poder llegar a tales profundidades del conocimiento.

Y, aún hoy, tampoco existen.

emilio silvera

 

  1. 16
    José Germán Vidal Palencia
    el 7 de febrero del 2013 a las 4:27

     
    Amigo Fandila:
     
    No hay vuelta de hoja, eres admirable y muy inteligente, más allá de los conocimientos que habrás de tener, haces de este foro un sitio digno, alegre y cómodo, para vivirlo, y compartirlo.
     
     Por mi parte, el objetivo que busco al participar en este foro, es divulgar asuntos que competen al conocimiento humano, en varios campos en los cuales de repente me vi inmiscuido, por simples descubrimientos que logré conceptualizar, sin ser profesional en ninguno. No obstante, puedo asegurarte que he llegado a comprender las bases del método científico. Existen cosas básicas como el que no puede darse por hecho un fenómeno físico, por más que pudieras explicarlo con precisión. Lo más que puedes hacer, es sugerir hipótesis y conclusión, a manera de teoría. Toca a gente reconocida de la comunidad científica internacional, la que al llegar a sus manos la idea sugerida sobre X fenómeno físico, al examinarla podrían acogerla, o echarla al cesto de la basura si así procede. No es fácil llegar a esos niveles ni espero personalmente hacerlo, es suficiente con sostener por escrito el punto de vista relativo, ya llegará el tiempo en que la idea podrá estar ante sus ojos.
     
    Pero vamos al asunto de la gravedad. Mira amigo Fandila, lo de la gravedad es lo de menos, esta existe y se pueden  explicar los fenómenos físicos gravitatorios por la interacción que se ejercen los cuerpos entre sí, esto ya lo hizo en primera instancia la ley de la gravitación universal de Newton y se perfeccionó con la RG de Einstein. El problema es determinar que ente físico origina el campo gravitatorio, no el que está presente actuando entre los cuerpos, esto ya sabemos que lo generan los cuerpos mismos en virtud de sus masas, a los cuales denomino Campo de gravedad secundario. Y surge la interrogante:
     
    ¿Qué ente físico genera el campo gravitatorio que se deforma con la presencia de los cuerpos que existen inmersos en él? Aquí es necesario comprender lo siguiente: ¡No se deforma el campo gravitatorio perteneciente a los cuerpos, sino que estos deforman el espacio tiempo representado por un campo gravitatorio en donde se encuentran inmersos! Ese Campo viene siendo el que contempla el Sr. Higgs, cómo el que con su interacción comprime la masa de cuerpos y partículas inmersas en él, dándoles masa. Pero he ahí el problema de este señor galardonado con el Nobel, no nos dice de donde sale ese campo que lleva su nombre. El sí que elucubra sus ideas y nadie dice nada.  El campo lo sacó de su imaginación, le dio aplicación matemática, y…, triunfó, pues sí que se necesita de ese campo para explicar fenómenos cuánticos y la aceptación de un modelo estándar de partículas a partir de su bosón de Higgs, que se derivaría de tales estudios. Pero, insisto, ¿A qué ente físico asocia el campo representativo de la energía de vacío llamada campo de Higgs?
     
    Y te digo que no tiene tanta importancia los fenómenos gravitatorios que ahora mismo se pueden comprobar científicamente de su existencia. Lo que si tiene importancia, es describir cómo o qué es el ente físico que produce el campo de Higgs, al que yo nombro campo de gravedad primario, el cual, por no deducirse de entidades matemáticas relacionados con fenómenos físicos tal como la RG y la MC, se entiende que se tiene que proponer un principio básico asociado con conceptos físicos conocidos. Eso es precisamente lo que estoy presentando, cuando describo en mi artículo: “Electrón, Protón, origen descubierto”, una mecánica mediante la cual se puede entender cómo se originaron esas partículas indicadas en el título mencionado. El concepto de gravedad asociado a esa mecánica, se desprende de la explicación de fondo, contenida en la argumentación lógica presentada en dicho artículo. Esta es una postulación que se autosostiene, y no tengo que esforzarme personalmente para hacerlo. Ya me puedo morir tranquilamente, pues no tengo duda de que las argumentaciones relativas, se defenderán por si solas.
     
    El tiempo que me queda lo emplearé a limpiar mis ideas por errores humanos que nunca faltan, pero que son fácilmente detectables. Corrección de estilo, más que nada.
     
    Un abrazo afectuoso.
     
     
     
     
     
     
     

    Responder
  2. 17
    José Germán Vidal Palencia
    el 7 de febrero del 2013 a las 6:02

    La figura de nuestro planeta actuando con su campo gravitacional hasta deformar cuantitativamente el espacio tiempo. Véanla en la presentación arriba dibujada en esta entrada que ofrece Don Emilio. Observen como un campo de gravedad secundario (nuestro planeta) deforma un campo de gravedad primario, según mi postulado. ¿Quién puede dudar lo que está viendo? Sólo los que se quieren engañar a sí mismos.

    ¿De acuerdo? 

    Responder
  3. 18
    Fandila
    el 7 de febrero del 2013 a las 7:22

    Estimado amigo:
    Nunca entendí lo de la deformación del espacio tiempo, más, si se considera que el espacio tiempo no deja de ser una entelequia.
    El espacio tiempo es algo “material-abstracto”.
    Una partícula o elemento en movimiento generará su propio espacio en un tiempo. Un electrón genera su propia nube de probabilidad, su ámbito de existencia o espacio en un tiempo, el que consideremos. La nube electrónica será más densa o menos densa en un intervalo de microtiempo determinado, si pudiesemos medirlo.
    El espacio tiempo por tanto no estaría solo fuera de las masas sino que el conjunto de todas las existentes sería el espacio tiempo.
    La gravedad por eso sería generada por el conjunto material en base a sus propias propiedades de movilidad. Emisión de onda primordial según dimensiones de los elementos, y cuya interacción sera atractiva aunque muy débilimente(Una hipótesis). La otra hipótesis, la de la presión oscura vendría a ser equivalente, siempre que dicha presión fuese generada por cualquier materia en su elementos últimos (Oscuros).
    Lo que no es convincente, por más que la matemática lo diga es la solución geométrica por el universo curvo, sino su inversa, la curvatura es un efecto gravitatorio debida al crecimeinto radial, o en sentido radial aproximado.
    La cuestión es peliaguda: encontrar un elemento último generador de gravedad dependerá de si las dimensiones (Tamaños) son limitados o no.
    Por otra parte la partícula de Higgs y el advenimiento de la masa, constituye una noble intención de encontrar un principio. ¿Qué es la masa? ¿Existe algún elemento sin masa? Si la masa es la interacción de todo contra todo para qué buscar algo que procure la dicha masa, campo o partícula, si todo ser, de una u otra forma ya la posee. ¿Existe algo que  verdaderamente no cumpla con la ley de inercia?
     No consigo “Electrón, Protón, origen descubierto”
    Saludos, estimado J. Germán.
     

    Responder
  4. 19
    jose german vidal palencia
    el 7 de febrero del 2013 a las 16:21

     
    Vamos por partes amigo Fandila:
     
    Lo de la deformación del espacio-tiempo es explicable físicamente, no es una entelequia, de hecho sería una representación gráfica de lo que sucede dentro de un campo gravitacional. Por ejemplo, el que se va produciendo en los espacios planetarios del sistema solar que es cambiante su deformación a medida que los planetas se mueven alrededor del Sol.
     
    Otro ejemplo sería la deformación que sufre el campo magnético de un imán poderoso, cuando en sus cercanías se va moviendo otro más pequeño.
     
     Son perfectamente cuantificables y por ende graficables las deformaciones de los campos de interacción alrededor de los objetos que están al alcance de quien los pueda medir. Nuestro cerebro es capaz de intuir cualitativamente el alcance y magnitud de fenómenos físicos harto conocidos, entre ellos la deformación del espacio-tiempo, que por razones naturales se presenta medible alrededor nuestro de manera radial, ya que existen 360 grados alrededor de todo aquello medible a partir de un origen, entre ellos también cualquier objeto existente en el espacio circundante. En tus palabras, sería una representación material-abstracta de lo que ocurre en materia de gravedad en la realidad física del espacio que nos rodea.
     
    Por otra parte, considerando que el universo en su conjunto es de magnitud finita, y teniendo que las leyes físicas que representan y explican los fenómenos existentes son similares en todas sus regiones, tal universo puede ser estudiado dentro de las posibilidades humanas desde su interior y aun desde su exterior. Lo primero ya lo hacemos sin grandes dificultades, y lo segundo, o sea estudiar el fenómeno llamado universo, desde su exterior, habría que utilizar los mecanismos normales de nuestra mente para llevar a cabo las respectivas representaciones material-abstractas de manera textual en  lenguaje cotidiano sea hablado, pensado o escrito (sin la abstracción, nadie podría teorizar, es herramienta útil a esos propósitos). Yo veo justificable realizar un estudio así, más aún cuando se encuentran establecidas posibilidades teóricas para su lograr su entendimiento.  Encuentro una manera de hacer las explicaciones correspondientes, para ello me valgo de mi escrito: “Electrón, Protón, origen descubierto”, que lo puedes encontrar en el siguiente enlace:
     
    http://www.wix.com/universounificado/particulaselementales
     
    Te mando un saludo muy afectuoso.
     
     
     
     
     

    Responder
  5. 20
    Fandila
    el 7 de febrero del 2013 a las 21:20

    Hola amigo:
    Han de existir unos campos oscuros (No es posible por ahora identificar sus elementos) pertenecientes al entorno extenso de las masas. La densidad de dichos campos o “entornos materiales” es distinta y mayor que la de los espacios vacíos.
    Esa teórica “deformación del espacio tiempo” como consecuencia de la aglomeración material sería una consecuencia de la gravedad que es proporcional a lo que se llama masa o cantidad de elementos, cuantización del efecto barrera de unos contra otros. En el interior de las masas tambien existe esa deformación pues en su interior la gravedad tambien actúa.
    Naturalmente que cualquier masa u objeto ya sea en un fluido o en el espacio-materia actua como un impedimento en la continuidad o uniformidad del medio en que se sumerge. En un orden macro ya lo decía Arquimédes “Todo cuerpo sumergido en un líquido experimenta un empuje…” No tomándolo al pie de la letra, digamos que se trate de una cuestión de densidades. De ahí las distintas curvaturas según masas y su distribución (Densidades). No sé si se entiende bien lo que digo.
    Decir que el espacio tiempo cósmico se deforma con la presencia de una masa es muy impreciso. Más bien se trataría de gradaciones de densidad dentro y fuera del “escalón” masa.
    Yo no lo veo de otra manera, si bien es más asequible un estudio abstracto mediante campos.
     
    Un afectuoso saludo.

    Responder
  6. 21
    jose german vidal palencia
    el 8 de febrero del 2013 a las 6:51

    Estimado Fandila:

    Me gusta ir analizando los mensajes, enfocándome en los términos y/o conceptos según su orden de aparición. Para entender el tuyo, agradecería definieras el concepto “campo oscuro”. Tengo entendido que es parte de una técnica utilizada en microscopía. El caso que tu refieres tiene acaso un paralelismo como fenómeno asociado a la energía oscura y la materia oscura? El término no lo había visto asociado a fenómenos cosmológicos.

    Gracias anticipadas y saludos afectuosos.
      

    Responder
  7. 22
    jose german vidal palencia
    el 8 de febrero del 2013 a las 7:05

    Si aceptas que la idea de “campo oscuro”, está postulando un desconocido fenómeno gravitacional, (de ahí lo oscuro), me serviría para a partir de ahí aportarte mi punto de vista sobre todo el contexto, ya descrito por ti. Avanzaría pues, en el análisis correspondiente de tal postura.

    Saludos amigo Fandila   

    Responder
  8. 23
    Fandila
    el 8 de febrero del 2013 a las 10:30

    Así es amigo, se me olvidó ponerlo entrecomillado.
     
    Un afectuoso saludo.

    Responder
  9. 24
    jose german vidal palencia
    el 8 de febrero del 2013 a las 16:33

     
    Hola amigo Fandila, buenos días:
     
    Coloquemos todo lo que digamos aquí en la tela de juicio teórico, donde suponemos cosas bastante conocidas como lo es la fenomenología gravitacional explicada desde la RG, el espacio tiempo, la estructura del universo que si es plano o es curvo, etc. Todos esos asuntos han derivado cuantizaciones más o menos aceptadas y consideradas físicamente como reales. Pero hay cosas que no están en el contexto científico, donde aún persiste la idea del desconocimiento del origen y naturaleza de la materia que produce toda esa fenomenología indicada, una de las cuales la indicas así:
     
    “Han de existir unos “campos oscuros” (No es posible por ahora identificar sus elementos) pertenecientes al entorno extenso de las masas”
     
    Aquí cabe preguntarnos: ¿”campos oscuros”? ¿Qué los produce?
     
    Está implícito en este pequeño contexto, la existencia de dos entes físicos: los campos y la materia o tipo de energía que los produce. Este es el meollo del asunto. Querer avanzar en la descripción de “campos de cualquier color” y sus posibles consecuencias en el ámbito en donde se encuentran, no es muy racional hacerlo, pues se estaría cayendo en argumentación no apoyada en entes físicos, sino sólo en abstracciones mentales sin fundamento.   
     
    Alguna fenomenología conocida las describes así:
     
     “La densidad de dichos campos o “entornos materiales” es distinta y mayor que la de los espacios vacíos”.
     
    “Esa teórica “deformación del espacio tiempo” como consecuencia de la aglomeración material sería una consecuencia de la gravedad que es proporcional a lo que se llama masa o cantidad de elementos, cuantización del efecto barrera de unos contra otros”.
     
    En este punto, te diré que, considerando que las fuerzas gravitacionales son atractivas, el destino del universo llegaría indiscutiblemente a un Big Crunch pues nada impediría que toda la masa del universo colapsara finalmente, donde en ese inter, las supernovas se irían haciendo cada vez más frecuentes y en el cosmos se apreciaría un fenómeno tan común que parecería un cielo con fuegos artificiales, antes de explotar todo, masivamente. Pero…, esto lo impide la “energía” “oscura” presente, dentro de la cual y por la cual el derrotero del universo se aleja del Big Crunch y se acerca cada vez más a un Big Rip. Son apreciaciones de cosmólogos y las comparto, lo que no comparto es que tales efectos Bigs, sean definitivos, sino que periódicamente se alternan esos efectos impidiéndose llegar al extremo que indican los títulos Big Crunch y Big Rip. De otra forma, considerando los efectos de la gravitación, ya hace tiempo habríamos sido “papilla”, todos.
     
    “En el interior de las masas también existe esa deformación pues en su interior la gravedad también actúa”.
     
    Yo diría más bien, que en el interior de las masas por no haber espacio que deformar, en cambio sí existe formación de las masas por influencia del campo “oscuro” externo a ellas, que las comprime permitiendo la conservación energética particular de cada partícula y cuerpo existente en el cosmos. Efecto causado por el conocido campo de Higgs.
     
    “Naturalmente que cualquier masa u objeto ya sea en un fluido o en el espacio-materia actúa como un impedimento en la continuidad o uniformidad del medio en que se sumerge”
     
     “En un orden macro ya lo decía Arquimédes “Todo cuerpo sumergido en un líquido experimenta un empuje…” No tomándolo al pie de la letra, digamos que se trate de una cuestión de densidades. De ahí las distintas curvaturas según masas y su distribución (Densidades). No sé si se entiende bien lo que digo”.
     
    Si se entiende, pues explicas correctamente este fenómeno conocido desde los tiempos de Arquímides, como bien lo enfatizas.
     
    “Decir que el espacio tiempo cósmico se deforma con la presencia de una masa es muy impreciso. Más bien se trataría de gradaciones de densidad dentro y fuera del “escalón” masa”.
     
    Este es un fenómeno que lo expone la RG, por la inmensa experiencia existente al respecto en el campo de la astronomía, cosmología y astrofísica, que lo ven como algo que verdaderamente ocurre, los cuantizaciones gravitacionales al respecto, lo avalan.
     

    “Yo no lo veo de otra manera, si bien es más asequible un estudio abstracto mediante campos”.
     
    Un estudio de este tipo, lo habría iniciado Albert Einstein, finalmente no logró una teoría completa al respecto. Él pensaba que todo el universo quedaría explicado a partir de considerar la existencia primigenia de campos magnéticos, estructurando toda la masa existente, donde los diferentes niveles energéticos de cada partícula y cuerpo existentes, sería de esa misma sustancia (campos magnéticos), sólo quedaría diferenciadas por grados de  densidad de tales campos magnéticos, como bien lo sugieres.
     
    Reitero mi punto de vista al respecto: todos estos puntos debatidos los considero, amplío y explico en mi tesis: “Electrón, Protón, origen descubierto”
     
    Un saludo muy afectuoso.
     
     
     
     
     

    Responder
  10. 25
    Fandila
    el 8 de febrero del 2013 a las 17:50

    Demasiadas cosas para desarrollar en un comentario.
    En resumen podría decirse:
    Que la sustancia material es imposible de establecer y que la materia no será más que las transformaciones mismas. Tal vez se trate de una dimensión distinta que dé lugar a lo material. Lo peor sería, que dicha dimensión a su vez tendría su origen en otra y así sucesivamente de manera ilimitada.
    Los campos, oscuros porque no es posible “verlos”, existen porque pueden detectarse de forma derivada. El campo abstracto es una consideración lógica-matemática para evitar su desconocimiento, porque no nos sea posible. No es aventurado suponer que la carga y su campo eléctrico se compongan de fotones virtuales (Ondas electromagnéticas) o lo que es lo mismo pequeños campos magnéticos y electricos encadenados, y el magnético tres cuartos de lo mismo solo que sus ondas sean polarizadas y por tanto perpendiculares, en gran arproximación, al campo magnético. Como si en su transformación, o inducción, (Como vórtices) procurasen un volumen, dos sentidos perpendiculares entre sí y a su vez con la dirección de avance.
    ¿De qué se componen los campos, o en su defecto sobre que se manifiestan? Cuanto más abajo en las dimensiones más difícil será establecerlo, es obvio. Por ahí quedan por ahora los empeños de la cuántica.
    En cuanto a gravedad y expansión existirá un equilibrio de ambos procesos según sea precisamente la densidad del universo en que existirá equilibrio o no para ambos sentidos, Big Crunch o Big Rip. ¿Cual es el parámetro de expansión, se sabe a ciencia cierta?
    Entonces el problema expansión gravedad es el de la doble manifestación de materia materia-energía-oscuras. La expansión actua en todas direcciones y según distancia junta o separa en connivencia con el impulso de los grupos o galaxias. Todo esto sigue casi tan verde como cuando se empezó a teorizar.
    Si por el contrario se considera la gravedad como interacción de las ondas materiales de la materia, el resultado viene a ser equivalente. Así la vibración fundamental para la teoria de Cuerdas se supone como el verdadero “gravitón”. ¿Pero en qué subdimensión se ubicaría?
    Es perfectamente válido que la gran cantidad de ondas emitidas por dos cuerpos, en su conjunción provoquen entre ellos un efecto atráctivo.
     
    En fin, si estos temas se discuten tanto es porque fallan en lo fundamental, en los fundamentos.
     
    Un afectuoso saludo.
     
     
     

    Responder
  11. 26
    jose german vidal palencia
    el 9 de febrero del 2013 a las 4:17

     
    Amigo Fandila:
     
    Tu resumen contiene una lógica que actualiza lo que en el presente se sabe, en la mayoría de los ámbitos de investigación sobre el tema que estamos revisando, y es acorde con lo que yo también he encontrado, leído y no pocas veces estudiado. Obviamente que podríamos profundizar aún más en los diferentes puntos vistos.  Creo que no fueron pocos, especialmente hay algunos que son clave para encontrar fundamentos que podrían explicar cosas que aún están inconclusas. Las estaré revisando y en cualquier momento dado las podría exponer en este mismo sitio.
     
    Recibe un gran saludo de mi parte.
     
     
     
     
     
     
     

    Responder
  12. 27
    Fandila
    el 9 de febrero del 2013 a las 16:25

    Hola J. Germán:
    Profundizar sobre mis puntos de vista requeriría algo más que los comentarios en el blog. Mis hipótesis y descripciones precisan de gráficos, y las demostraciones, de signos para la formulación, que este formato no contempla. Sí que puede hacerse sin dificultad mediante el correo electrónico. Te ofrezco este: zenariofa@hotmail.com
     
    Estoy leyendo “Electrón, Protón, origen descubierto”. 
    Según mis concepciones yo le haría algunas sugerencias.
     
    Descubro con satisfacción que ambos compartimos el mismo campo: la electrónica práctica. No es poco.
     
    Un afectuoso saludo para ti y los demás contertulios.
     
     
     

    Responder
  13. 28
    jose german vidal palencia
    el 10 de febrero del 2013 a las 15:47

    Gracias amigo Fandila:

    Mientras lees mi documento, aprovecharé algunos días para concluir asuntos pendientes. Sólo reitero la posibilidad de no dejar abandonado este sitio donde ocasionalmente compartiría algunas cosas relacionadas con este tema.

    Estamos en contacto, ¡mil saludos!   

    Responder
  14. 29
    jose german vidal palencia
    el 11 de febrero del 2013 a las 0:55

     
    Amigo Fandila:
     
    No me quiero quedar con la “espinita clavada”, cuando al final de tu comentario 25 expresas lo siguiente:
     
    “En fin, si estos temas se discuten tanto es porque fallan en lo fundamental, en los fundamentos”
     
    Cuando la gente experta en el tema, en todos los niveles conocidos desde la física hasta la misma cosmología, se topan con la necesidad de hablar de los fotones de radiación electromagnética, nunca de los nuncas he visto que se cuestione el posible origen de la velocidad de la luz, no en cuanto a su estabilidad, sino a las causas que llegarían a determinar que los fotones de que está compuesta dicha radiación arrancaran a partir de una velocidad cero o de reposo.
     
    Ha sido ignorada una posible respuesta, simplemente porque asumir que en el pasado habría estado en reposo todo el conglomerado de fotones que hoy existen en el universo, tanto los que hoy mismo viajan a la velocidad de la luz en el espacio cósmico, como los que también constituyen toda la masa estelar,  está totalmente fuera del alcance del pensamiento humano lograrla.
     
    En una carta que Albert Einstein enviara a su amigo Luis de Broglie, le decía:
     
    “Hace tiempo que estoy convencido de que no es posible encontrar la subestructura de la materia, si se le pretende construir partiendo del comportamiento empírico de las cosas físicas. Porque el necesario salto del pensamiento estaría más allá de la capacidad humana”
     
    Esta frase de Einstein y la tuya, son coincidentes en cuanto a que hace falta un fundamento que permita comprender una base física firme, a partir de la cual se explicaría como se estructura la masa de la materia conocida a partir de fotones de radiación, y este fundamento se centra alrededor de la energía de radiación electromagnética y su velocidad c implícita.        
     
    Conocer cómo se originó la velocidad c , sería fundamental para la comprensión de los fenómenos que se presentaron en la construcción del universo material en que vivimos.
     
    Este es un fundamento esencial faltante que no se alcanzará a partir de fórmula matemática alguna, ya que se trata de una conceptualización que comprende fenómenos que habrían sido cambiantes únicos e irrepetibles. Un modelo objetivo que contempla cómo habrían sido los procesos mediante los cuales los fotones de radiación alcanzaría su velocidad c , es uno de los argumentos que se expresan en mí artículo “Electrón, Protón, origen descubierto”.
     
    Un saludo afectuoso para todos.
     
     
     

    Responder
  15. 30
    Fandila
    el 11 de febrero del 2013 a las 3:58

    Estimado J. Germán:
    Al hablar de fundamentos me refiero, no a fundamentos físicos, sino a la dificultad de entrarnos en el fundamento “primero” lo infracuántico, en los oscuro.
    De lo que planteas sobre la velocidad de la luz y los fotones paso a exponer mis opiniones:
    La velocidad de la luz en el vacío, c, queda referida a la densidad del “vacío”. Todas las partículas libres en el vacío poseen su velocidad caracteristica, y al menos en nuestra macrodimensión (A partir de la energía de Planck) el fotón es la partícula más veloz. Resumiendo mucho, sus campos magnético y eléctrico son los que se mueven más aprisa. La velocidad viene impuesta por el movimiento general universal con arreglo a la energía masa de cada partícula, independientemente de si su valor pasado fue el mismo o no. 
    Indagar más allá, fuera de ciertos límites, significa encontrarse con los infinitos y nuestra incapacidad para digerirlos, en estos caso siempre se recurre a lo mismo, la renormalización o retranqueo a nuestro físico manejable.
    En cuanto a la partida desde el reposo (No existe el fotón en reposo pues el fotón es movimiento) hay muchas teorías. Yo me inclino porque la carga generadora acelerada provoca un campo magnético en el vacio semiadyacente y se independiza  (Algo así como un vórtice magnético en el vacío, que éste realimenta), el campo magnético induce un campo eléctrico y asi sucesivamente como en una cadena. Otros hablan del fotón como partícula y antipartícula en cadena. Y en fín, como cargas en un círculo cambiante de sentido, lo que hace que se trasladen oscilando de uno al siguiente. Al mismo tiempo les acompaña el c. magnético, y ambos se inducen mutuamente.
    Sabido es como en el plasma pueden generarse los fotones. Para mí a partir de vórtices, o mejor dicho un vórtice que induce a su perpendicular (En comparación, como los huracanes inducen su “chimenea”)    
    En analogía con la aniquilación electrón positrón  e+  +  e-  =  γ  +  γ  que da origen a dos ondas electromagnéticas gamma, en el plasma, dos vórtices (Eléctrico y magnético) darían origen a un fotón.

    Dices que cómo se estructuraría la masa a partir de los fotones de radiación. Yo supongo que antes de radiarse fuera, los fotones radiarían dentro del plasma el tiempo suficiente y con la energía necesaría para en sus choques crear materia. No olvidemos que la masa del fotón es de transito y que en los choques, con su desmenbración se materializan (Masifican). Dejan de ser fotones y se conforman como fermiones.

    Saludos cordiales.

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting