jueves, 14 de diciembre del 2017 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Entrevista en relación a un Físico Español

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Misterios del Universo    ~    Comentarios Comments (2)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 

Resultado de imagen de La energía y la <a href=materia oscura del Universo" />

 

 

 

Enrique Fernández: “El problema de la energía oscura (y también de la materia oscura) es fascinante”.

 

Publicado por  y 

Fotografía: Lourdes Peguero

Sería sencillo y políticamente correcto presentar a Enrique Fernández (Sietes, Villaviciosa, 1948) como uno de los líderes de la física de partículas en España, citando su papel destacado en la fundación y dirección del IFAE (uno de los mejores y más competitivos centros de excelencia del campo), o la miríada de importantes cargos relacionados con la política científica europea que ha ocupado. Sencillo… pero, en cierto modo, tan insatisfactorio como presentar al Che Guevara con el título de presidente del Banco Nacional Cubano.  En ambos casos nos quedaríamos cortos. En ambos casos, la primera palabra que salta a la pluma es «insurgente». Una insurgencia que este asturiano de modales calmosos y talante sereno ha mostrado a lo largo de toda una carrera en la que no ha dudado en llevar la contraria al sistema para perseguir sus ideales.   

SISLg4Tjwc8lFGK5e1Mr7jt2plmThw7XOGwjJ3E6bcsydguAmbbBuXhK8l6KLHZgFGsyQfzN/rWLgDsp0nOrUXYWCk5NcVN0WjApMUTOUFZoujmiy3gPXT3ZCLJcGQom0/msgwRyiSYBsB6KyJpN6cyrhtmANgw6824EcplOJKox1TELMAMbnYOjErz6oedo++/dXWSS1Mv5rqY/KULaSXU48wkL4MMyvItV2w7ksmE7wyDP4EcltQpUPqRSCFPbiNC5AGHgUgmsxE3k2UR1+cw9wq1SNhuNuvsh3E2+bcd6HKNmYEgLrVW0iIvXbDA7eacNZLLFGuOFFK5IdD1IJLSqABG80ngsEJvwFKMi0h2Wocl1WAhkyUPAAMFaCfr7LgyxW+irt8xxs20Aey7lDKvAAYOd/3STQuRIIOZJFNRgAkBs8gQ6rBkIdNLtJeN5G/39EQAMCfygMPyHgvbPmDDCBiIJFqMepR7zOIwct7X9WMQLi7nu33AQGwZxlB1uJZapAEwxpkfRkYLcJkIQSIKXn1Y6nwkcQtciDwhyQhayQiOs7OMJ6+EqyLZE3EIyUWa6zEPMRMwMfbJTyiS4GIZehnTtQFg6SksHW6kF6tlOJNywoUet8CykUGRw1I6luvpcYeTzS0FMgguRHcycSviI8myGbdnKNl8u+CYGTczjL6uW0wkW4aJqENwAoCZjjk6CfrQMv/XaLzzm04I/WtpL8Y4pZaSlmliHSkCVvrrO4cOXSjVwyesRZbUf4hciYC3ntUkGolkUDY9ikBkMoU807fxk0gkq4YybS0EZ0gyGRuH9LptRZVssTN4OKxoHawTAGZNXtux66eP/hTXpoIQFXP2NYlqBSLBwVPDBAEA9tsL98tW/28vNFIklSFYPlUsppJgYEg+Wrwz2KwdsHupYnTQkVqwcLRYHExynbxzp1lbOhy9UxxMKGrm70QdzWkODzueVQ8xAMDEW6i5do1poYVAI15bEiEcKr936WSZlTmTzAesHysUf//bqTpcS82zKrDCuHCVC0BHg37VjHoaXIU04fBCe0xLIj0s3lRCcNMDcwgBCCbGCHygFGY7qNR1iiUdzHf95lWT6qCadjHXS5ffee2119753XvpCmB/TZvUkqVD1+twLbVISAiCqDa5qTjFy5QU0KJMK1PwtLCo4BDjCodTRQmDV/DWAI0Bf6M0xC4AoQWgw+9HvgR4XFIyATINgPEfwa3fdR6eIHjTBiVzOIxjWgyelcm4aZCRQwDYayMS06++DksLz1Kl3zayyvwpIJMi3kZak+f2dTp67OrVTsIXlnCDaXiqyNZpLvnlkwjYoQn/UAAY5UKVf+mApcEQAkdZlPzf/3fT8bW8VcP3tCxg5jSui1fy1On3JvoOHTrUFzT1qAAmhWqsSD4F5OjJgYFJLTs/+N//Byc3cB1AjZQz1/TyyXcuTaRPpVXpMqiIy6XLXAVLLyyIJcvEY6T/UCOV/mKE1dvUnzEKFlI24hzw/fqjV3+z49XRm9+OPreeagYq1eB8tnPPg7kHRoz0aZRCsI0SbJUJHhiY+YDDKH/pt0fLhJQvHCo34kqXJMaUiZM1TDEUEWU0IG0OXjyEXb5hfGvUXHiaDdQ+R60OVtqk6pSv5/vmD0PAXvr9hevXLxzqfzJtF7QhtOOAgXQcgzqMLSuie0iiZppaMR+wv/d4LcAouGNcKQrmNHYZPYlDI/NGMYggj93n/X+98NKpumR/H54cT+ev2BA7QtBod4O30YDLAO9JaIW+6q4fiag5kWuAU2ZyXh453ccn3jn0Tl96vtdngYiCP4g2w1yxKaRZJDwShvh6GP6ddYeV8BoAGNhGNfDJ+Y/ef7/T4lbtmW+IGNOn3js9kubwolzm8xZU+jPSmNqhJjPYE+qEwoywHfVVfSLSYta7uRRnKPPS1GOjwdkkXSCnL0m57yTgpNWpPoyAwBwQtmBtk7/kWkJohL3Z6nqlyyVmSARMg/FujrRg+FPf71cOZ53fTs6U9LmAmaZGnXXod6dPQezGhfFUNzgBLR8AZjYEMFDhox+8NWY6M2ZP5gIGwddJCBbBmcdIVj7l/cAaChiwy+TVa504kTaDa+bNS3Leh17EocuGCeHQormeJ08NAgxUDPjr4DZ9MyCktLSa4dNv3ABRte93mTjrnR55L12+dOi1Q31+AZHfNvIppgYBxoUE9/ybSe7M194AGHIR0wr8iImTl0bKEDlOjJSfjJvwsNQgwEzJzYFrEGRrqRcATMmJk31lxsuXTmLXRxPchLkpnqeVGsVhZueHVycZJpXndSBADsMc1zsTXGP+RoD0avDxn40eo43SYd98MEksgwpmzrN6CBiGPq+dlAwDcFMqTrDksS5nbjTVGTBTc2rJyVE2L2CgihtKKikRsIlDAWDav4JHvnblV70qFPkV8/rrCxjDKtjRq59Mzk90MbCJ5Yky4el/2E1KE8Bil8qPORcLUcPFGyduXCTsmQWMOGLy5rUBiLDmQQEO1gg4p319p//TbrCR5ZGJtOKPN6ci2FdfAr19YyUbodUZMD127Xylgeic1jpcTlSSXBs3cKUlyKh8zDIveePLry96F7/+YiWbetUHMKWxQJ0kTNLkQGzIUSIDN4GDTuPMAuXO+8A5xSTXxg3MBC0Pg5ZdC4TLs7BlHPi1oCQJoxa2lvHefvsinsZbyb5x9QFMcJHmdOyTsXlHDHAXhEVYue903yWcXyyj0n9YMk3M6viNUYQ+/vnnxzUCNv7l13LFnbf6AObr+g/fH51/BHkD/PjTpyfSpHzy9MnL7FEAA/4CVrIsE0zt6wdefvnT1zUI/MEvv1r5hc31AcyyJj/4cJQuUBeowIfFLBfWDmJAJL1HAczRZ45fVJRqU3ufvgz0GQJ248uvVr6J4+MCZhgGeJxSjXUqbvJKn0W/SSVoYnhbHvnnEvxilgRfHjQQROFLAeZnD/Gbfe6hzIL/bx448Ok/SuVx75wP2BsVDnvGADOZZUEAnbj5TzM9IYkpdwx3rPSp32HCeX5otDDhehWIDAx/Mavk2vRe//x1TwkljyNKB77+7gTR3vFPDxz47AyOH//yC2lIi0ks3X/YG39UeizApGlZzDx/7byj+YOCdKyj15oRh58GUWSSz/FiF+EwZjBeqUyRFr/42YGXD7yR9sbHX0euOnAGHF3uGN7x456f2fDe/fIG/Bo/t5Jh6DzAHuZRMZLGnMQkZpYfPGOOm8KUR97DSR+ca5zbzW4RwExlUIoFUExqQXyYXv6XL979+CJy2BueNiUwtIGL33A0Hf/yy6+/+vrtr1dybxDwkWcB9lArF4AVxq6OgloHnK1pe2WS9MR7p0fKBjALbrkwN4O6CGAalPsZLvAxegdv/MsB5KvjDC7uzJtvvOlRcHipP2MeVBFpc/zdt99++4SHxf4Pd9sPTxQbLODqHS3ydpRbyuCJSAvqDbX04n3O4LrBg+wcE35UEqyj17hEyNBMlUAUeaXuYAGtXAHMsizqb11hUMMkltbwjRqU+4E3OUjZd9+d+/j4GyCSb5IZ+/bgl9FZtenKUyuj+JmkQfs5ScKRqBKAHHKYX+CwdMCCq13IKHgSWkw/WpOBelfpkVNWOo2RY80/rgA2nfiRmoHgUuZZ7HjAU2p8HHCg3Dv++nG9eIq/nu0OFj0P+N/J7qGWoaGh4bNtRaap4AnbhbfwUUtqcXeQGZY2cXZDKutBsxJmSl7ChLNUqtaacp8qgHFuCr/vrvCDKM/jfPwNX2u9DjAYWpqYt6Hi6dggixqS0cFMW5uLq9n+AGrIpM1XXNu129raevOL/zHOcIx+MgBchA1Nq59qPnL65AQWh5rz1NYsqgAmTA+7egL8+uLBE+9+8d24Umc+Awb7zMONQCwIHC0LY1FSo53syhIFTtY5ty2abE4mEybllvaSQPmzbS3OIvyBwRwRoyQOkbAAmTIQHS5J+hQnJV8UAXpQSvN4FL0ljhlYBAxMBCXHP/v0jTMXD45r7+9OwE9/lSl6XmeYv20KeL5IS0SLKyWSSNThWdsdJEIFjbxBKlVzi92dWKxvhfCI+OiTbwLPB1iMa66IBlHsSy9+NtyUCBiK+7EkBbE94zujb54YJ1pVGzujnWSP1cKzkcRAY2cjboph5xjsAOLx5Fn3lqP4IjODnIx9eHWUcd9icGw4y9Ijl0AUlwqDKTf18c/feF2TjSE1fvDE94GCPwPchkayOswwsH7uKSXTY9jysAiCIikTns73ukVBhblIBc/ktx+MYvmI31lYKp6OqfJImmGJ9BJn4wrzDAc+l//x5y/e/eqg53PYp2eopRD1yiDqW+A63V/dCRvbsOTZTBFnW7Whs4VMFLwwTyyQwQx2dxAs3okli4KbfkhQ7js9gv3cQT/P7TdQYbiqgmGA8WdoAj/1tv4rFipZ7B8/PfDZcWlpOWNBMqrWp3t+Uspki9vtMEswUGgpUstlxuc+efWmtrCM39Sg2mV55PR7E+kaXXwsbEOBnoGAEEB54yb5+Ls3kMPeqFpJk3me16jbahwprhMtkZaE5jnXHqS1eo+Ai4mzGxLMg79bGgFl/8eRy9yQC1tUbNiAwRIzIMQ58d0X54DBlPf6pwc+H58GzJRPOTMtSJjEpN1tLflBGxv4WcaCbj4T8YFr35hg6Czw5hW53HepbOKMYK11sVSAW3Bx/HuPfX/uxEFP415q4ONqDzCqevqSWM8gYBAUSe0U7YIbyZroZC0sknryT5OcOhZqnDQ6qGmIuOE1q9GWkHkf++Ggh71XTMs0LexHbvhe3MYNlR5uxrO4mRq2WGNSRN1CWBuzJ0QZ7llIsXFd5588tIOgu8DWpTHLFSRVDeI3ZQcrwPzSLnAQmPbGPz43zsa/H7/I/F0PUe/LIBKnuCxmRrbiWQQMSXMt/pDHXMOsj/0FbWnt4OyGUNjPCKxiHygv8O8DYLHBkcSipcB1glfeuS++OHfjoAfRJq8lb4+Q03/KCMyepz1Q/3M8Rs61EqNXPxwDHS6ElZ44eXoibZhaTW/6Y1DLEpYFvsjFgyCDH2s1joYPV8zVbhDw7AOGbcTgFrmcBZgPCZ8EuLCthqdP/TOIogTGEVRW0owUiynUxXHlgR38eNzjDsW+WQTEU+oa2pCQLaHG3k7jiWqNPZRmiCTlEFJr5owpUxl+JUSJxdMclzdC9AjDLeQfTIueAN3+veW3YjNAm2FzTomp/kUyDFtCT2uw+OhEueVwMXDtPIXQmoMojqQhIsfteSCOwWy0VBcPfq/UX87dGPeUfLjgbwUAW2BJRGMpLbQauHYzQZhK913qK3PMzGsZ7BOl1PiJd79498RBcOQ1LhJ6yDUZKwEY2dY6TZsacYadoX0z3zo8/u3VSUIun2K8lMYpL8VB24PLcOPEXzz+/cGLHm6SbOEWMKrWssdatCIiuS80TTsb8f2bQy/6vyvZuFEmJolf4QwGzy9ewm2Qx88hX11UBvAZxY7CIJ5MPnQGb0VE0rAsY1NoCzGseEPOUAHM1PCPTL7/reJYbjPhz0RboK9OnPu7cQiW6zJjujzAYpuaHlcTIWCNogAwif0ERq9+MqbLunQqDRrMG/fkwe8gHLzoeRZfMku4LFoeYJtnK4lHoU2hjY/7FTUpAMzUjnf+k4HSyUunOKj2j8+9+9258aD/uSmZpWRdYpnlAvbiw35xLEZm1T02HjAmtPgf/b87OXHm43HqYZoBtJQfFYFni1u61yUf0zDANodaYzPfNxwwMfatIn/8n6+/+y647Q071TI9/UcAbA2YRISs+jzqB1jTmjm0aV1o35p/+/d//4/v12z6y1/gx9wBdaRNz4WWM2xd6IXgKjY1LZfW+l4EQGbUG7Ctofn03/785//+X//zAgeePVpH6g3YmrVzaVvoH/4478PG0M7nQ8sZti20b6f/omPdcinYf/eFndVJu8Yr/ZWZk2+oDtuHfn3dRXI+PcLlPTI1zEquQe6aQauALUGb1pIV9sNWhrbuWy5gjx0aNRKwJbeCqRcZC+whvwBtXv/Ydxvb1pBExSqt0iqt0iqt0iqt0q+Y4pvjddlGZVPTsnxCqv16Sy1x/zHMOvtlJ4pKCPM5fIKtx3nli7CnkJTBCj6jUuONZZVPtu6mNRRb5GjH7Jm1eFPNkVtDy5lT4qbJRT6cTWhualM0IyXhn/A0s5LhbN7huOYdMxfUUEJoJ5/w57Y5jgNKmLohOyrGHzztWFM8mL428HVszkArtJX4x5q27g6FtuycwybrQmsfvDFIKLSm1hmbQtuWcV2mpINncQFIVHgWS0Xcgm3bhYKd1SJ5y47Ybm8WkPP7k1KqOQv32lFEjzndBThs2/8loRuwOL3pxen7XLchFAptjPmv17yISZvNs4Z2hDb7GK0LhV7YsjEUemX2N80CjJD1NQEzyPO7l3FlmmQjhdvF4TY3SpQa7C30AhXaerKctmSGotGzbXZeU78pLVNmomi3tRX9P3QKbUNIRdwXdhknehgyMPtXuc9toRc71r4S2oDisiYU2r5zWyg0C7Hng4za2tAGH4rt1QRbhdEeABZ8sIi6216b+x6QpuE7SWY4t9rspKLCEdRxSNgtNJviDzmDqWShLYoNeglqu0SvXbzlFv0KQlEoONgpjWot6iyR8Q2hddsq99kU8ncdbvXFZX0INdDsScp4MEEbr8iaUZVlYy5giyj06Rxj64KHeYWCd8gdWqiw6+atYLGjpEVgN+0Q3GNYF9uK0vLrqSlPdudIqs0HDDis4HDDAiMgaJ17gsZAAKuAtQY6OxbajUj52oq8EJqhuXcGWfuOGRPbcP8dL4RCz63BVwgY6LctILD4ja37gFXXrO/wv3Q9PgWjdXdod6uPGTyJubCiZcPdp03DeDD3TrXw8gCYX3RIJU/abh4YR2tumOR2W0oHXV6YJ7lm0QpgFADTSgpcI9kAnV8F7MWK6VofmgniDLXUGgjollmqaktoS8f23T7WPmCx0IbtHa+gsG6E7wGQt+OoJl/fvRhqXdsasOeL8+0kAlblsOnbNDT1cm5lFxkAJ9V2SxvUcgxQXdmMHfasoIpCOEqQaEWHgUjmm5sdiRa0AQXjVXA2+CrJgBvdBHY/0DHrgvsNaEvAbrO4rsMX4PjuEKmI5PYQljnFyFzAtqIc+mOt4LvmVkMt3CkPK+aG2u6QYNsdnUQbKR3PC6dSRbuQxbJnX215ntLTgIHSxz1XoklBGrHirAJYvJrLfAXA2lgBZe1M+112EUcAAAROSURBVP9CwBW7Q7EHn+0LFL+vxH3Atk2r83mArZnxZa2zzQkQyw/mcoM+5QaT+AllUgJiORd0vr+OQ/LBtmFKFTi03ZFMW9tQWAoV7JcisNywChhLFYvF2+B2JKluQEOlCmCxKmBb4V72LQTY+vmAxUPPN23atKlpXaijAtiaaaM7DzBrQ2hb9U+3zXZBkO5csTPoPdnulcgd5BvLotQEpnIHsaYQRnBn2B3EocJrzoZz3XZmUHgzdgutAqb9Ber5s21Roeux9+scWojDnlsIsH0hX5pemOESNE3P4q6tKv2d8KYVkZ0HGLp8oS1NM086k/KD05TyOUwLqr1kr1vEbVF80cq6BX/9I/jvQmoabYsk1Ywtn6YBY0x7hjfY1uvU3a94cO1WKBQYLlQvGyugdMzUYfsCDtsyPcWNQDwXj/lEKhxmEGPt86H18YUAA/57peKTLCCSGAlinSDWqPqmD5ciNA9nbglL0GBdf3dblFaPcCEdty0rZ+ymUAWMCgiVHJBlMJYNaIpefdi7K4YLcam4GHBsRnhYUWxrwV+rqtJ4aIbL/sBxbUUJ9QHbHLBoFTD8wJ9keWWe0reosiw/XlZK+6wMEWTzkHuLKpnWDnbJybuZpM9PgCtuNJRAwDwaLG1hVcAo+P3MMLkadM+Smss8HoOqgG0JHnocndWOimP5It50lapcsaHqdW63QHYf3PgDwDYjX/mAAQviB69MA0aCD56f+cU1iBHnds9tXAWEa8wCRzVYDeSEhdKKD7qRJPWaB3Omv/xToR/GlGLNJueeTrS0pXgjuv8HgBlVh3QbSlysGiA9N2NgR0UWQa9v3Nm0BiJKhGY3iJi1eUvFcSUb11ok7ku0DxhYinVWDOJOAGw71kRtB7Rh7HKmF6mO2m23osVitDioHcdL9thgFvFIPtISzeWKrhuFQGDQtvOmKVIYXJ6NRnMe6S5Ewd4W2s4mtJ7fNuDxqKOjY0toa8e6TXAX+0JbN21qDfnzva2hFzc3dYRCMxNXTVUXf1NQK/0C+vdBrZMfVfmAveK/RTl8zgdsM77dF8M/DYY+h6HUAxFdhLTuDvpVuHYvLvdLZYYqC0tF0XbRoKYoCGQOAFMqcSXjuj2uG+mWbPAKHnWLzcpcbOPfR6F41cjhHcae928o0GRb8fX62SHyvuligzUd2zsqshjfuW77Wl+5Na2Nwc9NcMh/u2atf3Oxju2gB3duCl6uqzrEy5jrFbo5nw+H8/AjCREST2aTPHDIBEtmBwezSWAgbTnhPE9zmg/jv3A4CTq/GY7m8kKBVNc7HxarEMTRAEbT5s0VL94isc2bZ+tl40GO4VHc5+rMu//j+dAyMrdWdWEn3LZJ/X7R1Z0tLA2vuKTg3KKdMDH1ygk2m8AWJj5IuIsJJ0824xoHQapLqBGrkaz4xdHWUKwu37N4qvsXRPGd9VnfsWZNfTh1lVZplVZplVbpF03/H4PhcmTPc1CCAAAAAElFTkSuQmCC" alt="Resultado de imagen de El cero absoluto" />

Se dice que cambiaste tu intención inicial de estudiar Matemáticas por la Física debido a la lectura de un libro que se llamaba La búsqueda del cero absoluto. ¿Has encontrado ese cero absoluto?

La verdad es que todavía no [risas]. Por otra parte, creo que lo sustancial de la anécdota es que, en efecto, la física te conecta con lo real, el cero absoluto no es solo una abstracción matemática, es la descripción de un estado de la naturaleza. Creo que mi motivación para estudiar Física es el hecho de que ofrece una descripción objetiva de la realidad.

Te marchas de tu pueblo a los once años, cuando muere tu padre que fue maestro y tuvo que sufrir represalias durante la posguerra. ¿Cómo viviste aquella experiencia?

Resultado de imagen de Los maestros de la posguerra

Mi padre se hizo maestro antes de la guerra y pasó gran parte de la misma en la cárcel de Oviedo (que fue una ciudad sublevada). Tras la contienda, salió pronto de la cárcel gracias a la mediación de una persona influyente en aquellos momentos. Como a muchos de su gremio le hicieron la vida difícil, por ejemplo al no permitirle acceder a una escuela en propiedad, lo cual hizo que acabara por abandonar la enseñanza. Es curioso, pero yo mismo desconocía muchos detalles relacionados con esto, hasta que hablé con la persona que contactó a la persona influyente antes mencionada. Esta conversación ocurrió al final de los años noventa, es decir, sesenta años después de los hechos. No obstante, en mi niñez se dieron otras muchas circunstancias, que la convirtieron, creo, en bastante singular. Mi madre venía de una familia acomodada y vivíamos en una casa muy grande, que todavía conservamos. Allí mi padre tenía muchos libros que estuvo leyendo constantemente hasta el final de su vida. Creo que su biblioteca jugó un papel muy importante en mi visión del mundo. De alguna manera ya daba por sentado, desde muy pequeño, que me dedicaría a algo intelectual. Por otra parte, la pérdida del padre a esa edad deja una huella que no se borra con el tiempo, al contrario de lo que dice la frase popular.

El padre y su biblioteca, un pueblo que se nos queda pequeño. ¿Ingredientes de la personalidad de un científico?

Supongo que algo de eso hay. Nuestra profesión requiere un cierto espíritu nómada, independiente de nuestros vínculos con patrias chicas (el pueblo o incluso el país del que uno viene). Pero, al mismo tiempo, para mí al menos, la conexión con esas raíces, los libros de mi padre, la casa de mi niñez, los amigos de la adolescencia, son muy importantes. Es el famoso conflicto, que no tiene por qué ser tal, entre lo local y lo universal.

Estudias en la Complutense.  ¿Tienes profesores que te marcan?

Imagen relacionada

Antes estudié en Oviedo (un año), en Zaragoza (dos) y después en la Complutense. La influencia más notable entre los profesores universitarios fue la de Alberto Galindo. Sus clases de Mecánica Cuántica eran un modelo de claridad. Y también Juan Manuel Rojo, un magnífico profesor, que enseñaba Estado Sólido en la Complutense y luego jugaría un papel esencial en la revolución científica de los ochenta. Pero también me influenciaron de manera decisiva algunos profesores del Instituto Jovellanos de Gijón, donde estudié y viví entre los once años antes mencionados y el comienzo de la universidad. De hecho, tuve mejores profesores en el último año de instituto que en el primer año de universidad. Recuerdo en especial al profesor Caso (padre de la escritora M.ª Ángeles Caso), quien enseñaba Literatura Española y cuya fuerte personalidad era notable. Y también a los profesores de Matemáticas y Física, también me influenciaron mucho.

Al terminar la carrera das clase en la Autónoma de Madrid durante un año.

Durante el último año de carrera, entré en contacto con el entonces incipiente grupo de física de partículas del CIEMAT, que entonces se llamaba la Junta de Energía Nuclear, la JEN. Me ofrecieron una tesina, acepté. Y parte de la manera de pagarnos en aquellos tiempos fue como profesores-ayudantes en la UAM. Yo daba clase de problemas de Física General a un grupo, cuyo profesor era nada menos que Javier Solana.

¿Acabas la tesis doctoral en el CIEMAT?

Resultado de imagen de El Ciemat

                                       El CIEMAT, la ciudad universitaria

No, me fui con la tesis casi terminada a Estados Unidos, donde empecé de nuevo como estudiante de posgrado en Purdue University, Indiana. Hice experimentos de neutrinos en los laboratorios nacionales de Argonne y Fermilab. Mi tesis fue en el primer experimento de antineutrinos contra protones, un tema completamente diferente del que había casi acabado en España. Creo que soy la tesis número 98 de las miles de tesis doctorales que se han hecho desde entonces en experimentos de Fermilab.

¿Con una tesis  casi acabada en España das un portazo y empiezas de nuevo?

Vista aérea del Fermilab. El anillo en primer plano es el Inyector Principal, y el anillo posterior es el Tevatrón.

No fue un portazo, sino una reorientación de la carrera. Tenía motivaciones científicas, le había dado muchas vueltas a la posibilidad de continuar mis estudios en Estados Unidos, tal como habían hecho algunos compañeros de curso en Madrid, pero también se dieron circunstancias personales. Mi compañera de entonces, que era norteamericana, también buscaba un lugar para hacer un doctorado (en literatura hispana) y el encontrar un lugar donde nos pagasen a los dos fue un motivo importante.

¿Te lanzaste a la aventura, sin más?

No fue una aventura sin más. Pero es verdad que en aquella época había muy poca gente española que estuviese en Estados Unidos por libre. Había bastante gente que estaba allí con becas españolas o Fulbright, mientras yo estaba por mi cuenta en el sistema de allí. Pero esto también era una ventaja. Recuerdo que me extrañaba cuando al conocer a gente nueva, a nivel profesional, rara vez me preguntaban de dónde era, a pesar del acento al hablar inglés. Cuando terminé la tesis me ofrecieron un trabajo en Argonne National Lab, para empezar la preparación de un experimento en SLAC (Stanford Linear Accelerator Center, en Stanford, California) y allí me fui. Estuve un total de seis años en SLAC, durante los cuales también trabajé, desde allí, para la Universidad de Colorado, aunque nunca residí en Boulder. Por otra parte, cuando estaba a mitad de mi tesis americana, volví un verano a Madrid y me las compuse para terminar mi tesis española. Así que me doctoré dos veces. Pero, desde luego, la tesis que cuenta para mí a nivel científico es la americana, mi trabajo en el experimento de antineutrinos en Fermilab se publicó en Physical Review Letters, en diciembre de 1979. Es uno de los trabajos de los que más orgulloso estoy, entonces era novedoso.

Después de doctorarte, ¿cómo ves tu futuro y cómo ves España?

Resultado de imagen de SLAC

                                                  SLAC National Accelerator Laboratory

Cuando estaba en SLAC pensaba que no volvería. Paco Ynduráin (catedrático de Física Teórica en la Universidad Autónoma y personaje muy influyente en la revolución científica de los ochenta en España) me animaba a hacerlo, en concreto a solicitar la llamada «idoneidad», pero no lo vi claro y no la solicité. De hecho, por esa época también surgió la posibilidad de irme a trabajar a Bell Labs, como hizo la mitad del grupo de Argonne. Me ofrecieron un trabajo que doblaba mi salario, pero finalmente decidí continuar como investigador. Y un par de años más tarde surgió la posibilidad de regresar a España y crear un grupo de física de partículas que contribuyera a los experimentos del CERN (España acababa de entrar en el CERN). Me contactaron desde Barcelona. El propio rector de la UAB me mandó una carta, sin duda a instancias de Ramón Pascual (Ramón Pascual y su hermano Pedro, los dos físicos teóricos, fueron los impulsores de que en Barcelona se crease un grupo experimental y también han tenido un papel muy relevante como promotores de la ciencia en Cataluña y España). Hay siempre un elemento de azar en estas cosas, unas llevan a otras y muy a menudo no sabes qué decisiones son importantes y cuáles no.

Háblanos de tu regreso.

Resultado de imagen de España entra en el CERN

El Consejo Europeo de Investigación Nuclear (CERN) ha aprobado hace unas semanas la solicitud de integración de España en su seno.

Cuando España entró en el CERN, Juan Antonio [se refiere a Juan Antonio Rubio, que fuera director del CIEMAT y director de división en el CERN] con Carlo RubbiaManolo [Manuel Aguilar Benítez, que sería director de la división de física de partículas del CIEMAT y representante español en el CERN] y Paco [Francisco Ynduráin] jugaron un papel esencial en planificar todo el proceso. En particular, Juan Antonio convenció al Secretario de Estado, Juan Rojo, de crear tres cátedras: una en Valencia, otra en Madrid y otra en Barcelona. Esas cátedras las ocupamos tres físicos que nos hallábamos en ese momento en el extranjero. Antonio Ferrer, que estaba en Francia, fue a Valencia, Fernando Barreiro, que estaba en Alemania, fue a Madrid y yo fui a Barcelona (de esto iba la carta del rector de la UAB).

¿Por qué decides volver? ¿Es personal, es profesional, son las dos cosas, es una apuesta?

Ambas cosas, pero en este caso creo que pesó más lo profesional. Se trataba de una apuesta interesante: crear un grupo en España, pero integrándonos en el programa científico del CERN. De hecho, cuando regresé me encontré con que Juan Antonio tenía ya preseleccionado mi equipo y mi proyecto. Juan Antonio fue un gran líder y un visionario, pero a la que te descuidabas te explicaba lo que tenías que hacer [risas]. Así que tuvimos una pequeña confrontación durante una reunión en Santillana del Mar. De hecho, ni Barreiro ni yo aceptamos los planes que nos proponían y tuvimos que sacar un poco de músculo, pero al final Juan Antonio y los demás nos dejaron hacer.

En mi caso me empeñé en integrarme en el experimento ALEPH del CERN, después de escuchar un seminario en SLAC de Jack Steinberger [director de ALEPH y quien posteriormente, en el 89, recibió el premio Nobel de Física por el descubrimiento del neutrino muónico]. Finalmente todo cuadró, pero no fue un camino de rosas. Para darte una idea: nunca es fácil hablar con Jack, así que imagínate hablar por teléfono a las 2 de la mañana (por la diferencia horaria), sin haberlo hecho nunca antes y sin conocerse directamente. Y como esto muchas otras anécdotas de cómo integrarse en Europa, desde España pero viniendo de EE. UU.

España, en ese momento, está muy por detrás del resto de sus socios del CERN. ¿Cómo te las compones para causar un impacto en ALEPH?

Resultado de imagen de El CERN y el LHC

En efecto, España estaba bastante por detrás en física experimental de partículas con respecto a los socios fuertes del CERN. Además, o esa era mi impresión, nos miraban un poco por encima del hombro. Así que nuestra estrategia fue, para ponerlo en palabras llanas, «entrar a saco». En ALEPH encontramos dos nichos, uno relacionado con la instrumentación del detector (un proyecto pequeño, como correspondía a la capacidad de nuestro grupo por la época) y otro de tratamiento de datos, mucho más importante, el proyecto Falcon. Con Falcon introdujimos en el CERN (a través de ALEPH) algunas ideas novedosas de SLAC. Previamente yo había convencido de que viniera a Barcelona a Manuel Delfino (originalmente de Venezuela, pero licenciado y doctor por la Universidad de Wisconsin), a quien conocía de SLAC y quien después lideró Falcon. Manuel pronto entendió que, para nuestro tipo de computación, era mucho más eficiente repartirla en muchos procesadores relativamente pequeños que llevarla a cabo en un gran ordenador main-frame (como se hacía entonces). Nuestros procesadores más pequeños eran de hecho doce «estaciones de trabajo» sin las consolas correspondientes. Hoy gran parte de la computación está distribuida en miles de procesadores, pero entonces no era evidente que el futuro iría en dicha dirección, por lo que Falcon llamó la atención de las personas que se ocupan de esos aspectos. Estamos hablando de mitad de los ochenta.

Resultado de imagen de El Físico Francisco José Ynduráin Muñoz

                             El físico Francisco Indurain

«La revolución de los ochenta», que se extiende a lo largo de la década de los noventa, transforma la manera de hacer ciencia en España y en particular el campo de la física de partículas da un salto gigantesco hacia delante con la entrada en el CERN. Asociados con esta revolución hay una serie de nombres propios, algunos de los cuales ya han sido mencionados en esta entrevista. Pedro Pascual, Juan Rojo, Juan Antonio Rubio, Paco Ynduráin. ¿Cómo valoras a estos científicos? ¿Cómo los sitúas en ese momento? ¿Eran una consecuencia inevitable del cambio o son ellos los que hacen el cambio inevitable?

Jugaron un papel importantísimo, son insustituibles. Su éxito se debe, creo, a la enorme coherencia que demostraron, a pesar de que sus personalidades e intereses científicos eran muy diversos. Por otra parte, date cuenta de que la diferencia de edad entre ellos no es muy grande, son todos casi de la misma promoción. Creo que puede hablarse de un efecto generacional. Se trata de un grupo de personas profesionalmente competentes y políticamente motivadas, que se encontraron con la capacidad de cambiar las cosas y no dudaron en hacerlo. En ese sentido, quizás la persona que mejor representa a todos ellos fue Juan Rojo, por la época secretario de Estado, cuyo rol fue esencial en la modernización de la ciencia en España.

Fundas el Instituto de Física de Altas Energías (IFAE) en Barcelona y lo conviertes en uno de los centros de referencia en ese campo tanto a nivel nacional como internacional. ¿Cómo se monta el IFAE, un centro de excelencia? Y, una vez más, ¿hay un plan o es todo una gran improvisación que va saliendo bien?

Resultado de imagen de el Instituto de Física de Altas Energías (IFAE)

Es difícil delimitar la frontera entre planificación e improvisación. Lo más importante es quizás el mantener el equilibrio entre las dos cosas, si lo planteas de esa manera. En España en particular, el planear demasiado es peligroso, sería una fuente de frustración constante [risas]. Inicialmente el grupo en Barcelona se creó como grupo universitario, con capacidad de trabajo y mucha ilusión, pero recursos muy limitados, sobre todo teniendo en cuenta que yo quería involucrarme en todos los aspectos de los experimentos en física de partículas, incluida la construcción de detectores. Esto requiere recursos materiales (talleres, por ejemplo, que sí teníamos) pero también humanos (personal técnico de alto nivel, casi imposible de reclutar en el marco universitario). El golpe de suerte vino cuando a Juan Antonio Rubio y a Ramón Pascual se les ocurrió invitar aJordi Pujol al CERN. Pujol es un político nato y se dio cuenta inmediatamente de la escala del CERN, comprendió que se trataba de investigación muy avanzada, nada que ver con lo que se esperaba. Poco tiempo después de esa visita, Ramón (Pascual), Josep Laporte (por la época Consejero de Educación) y yo nos entrevistamos con Pujol. Queríamos proponerle la creación de un Instituto de Física de Partículas, pero no teníamos del todo claro cómo articularlo. Así que Pujol, que ya debía de haber pensado en ello, se volvió hacia Laporte y le dijo: «¿Cuánto nos va a costar?» [risas], y Laporte dijo: «Unos cien millones de pesetas al año»Mi intuición me dice que a Pujol le pareció poco, en todo caso le dijo que adelante. Ese fue el momento en que se creó el IFAE. Esto era febrero de 1991, y en agosto salió el decreto que nos declaraba un instituto con personalidad jurídica propia.

¿Cuál es la diferencia fundamental con lo que había antes?

Teníamos libertad de contratar tanto a científicos como a técnicos. Los puestos científicos titulares son contratos laborales indefinidos (hay varias categorías, similares a las que hay en la universidad). La otra gran diferencia es la flexibilidad del procedimiento. Para contratar a una persona para un nuevo puesto en el IFAE recurrimos a una comisión de expertos internacional y sin conflicto de intereses, que le propone al director el candidato que le parece más apropiado. El director toma la decisión y hace una propuesta al consejo de gobierno, quien formalmente la aprueba. Todo esto es bastante ortogonal al sistema que imperaba y aún impera en la Universidad. Fuimos creciendo muy poco a poco, escogiendo al personal científico y técnico de manera muy cuidadosa y procurando diversificar en todos los aspectos, incluyendo la edad. Para que te hagas una idea, desde 1991 hasta ahora hemos ofrecido unos doce puestos (me refiero a científicos) permanentes, menos de uno al año (a esto tendríamos que añadir a los investigadores del programa ICREA).

Sin duda el IFAE de hoy en día es muy diferente al de hace veinticinco años. En retrospectiva, ¿qué te gusta y qué no? ¿Qué habrías hecho mejor? ¿Qué suscribes?

Imagen relacionada

No creo que haya cambiado tanto en veinticinco años, sí en cantidad y calidad, pero no en los conceptos básicos. Algunos temas: el IFAE sobre el papel es una institución muy top down. El director lo nombra el Consejo de Gobierno sin que en principio tenga que preguntar a nadie, podría incluso ser una persona que viniese de fuera. A nadie se le ocurre aquí que haya elecciones a director. Tampoco tenemos claustros o comisiones de esto y lo otro. El director forma su propio equipo de dirección (es su responsabilidad) y tiene también una comisión de asesoramiento, también nombrada por él mismo. Esto, que es sustancial, no ha cambiado desde el principio. También creo que es muy importante que el ambiente científico y social sea bueno, he visto a grupos enteros fracasar por rencillas internas. En el IFAE no ha habido problemas graves nunca (o, digamos, que se han apagado los fuegos antes de que empezase algún incendio). Además hemos procurado, y aquí el trabajo del director es crucial, consensuar en qué actividades participamos y creo que todo el mundo se siente comprometido con todo el programa del instituto. Sin duda que muchas cosas se podrían haber hecho mejor, y algunas decisiones erróneas también las hemos tomado. Pero globalmente el concepto ha funcionado muy bien.

Háblame del programa ICREA.

Resultado de imagen de El programa ICREA

ICREA es una idea fantástica, que posiblemente va a contribuir a transformar (para mejor) la ciencia en Cataluña más de lo que nos imaginamos hoy en día. La clave del éxito del programa está en su capacidad de inyectar investigadores excelentes en el sistema, saltándose las reglas del propio sistema. Como bien sabes, atraer a un científico puntero para que trabaje en España es muy difícil si se pretende hacer a través de los conductos normales de la Universidad o el CSIC. Simplemente esas instituciones no son competitivas, ni en salario, ni en incentivos, ni en flexibilidad. Pues bien, el programa ICREA soluciona todos esos peros: ofrece contratos con salarios negociados directamente con los investigadores, libertad para integrarse en los grupos que más les atraigan, flexibilidad, etcétera. En resumen, es un programa subversivo. Y gracias a él se ha atraído mucho talento a Cataluña (una prueba, la cantidad de ERCs obtenidas por miembros de ICREA). En el IFAE tenemos a siete investigadores ICREA, a nosotros nos ha beneficiado mucho.

En el País Vasco, el programa IKERBASKE sigue los pasos del ICREA en Cataluña. Además, hay más inversión de los Gobiernos autonómicos en ciencia que en el resto del país e incluso algo de inversión privada. ¿Han dado Cataluña y el País Vasco con una fórmula para hacer ciencia superior a la del resto del país?

Imagen relacionada

Buena pregunta, a la que no podría responder con precisión pues desconozco las cifras objetivas. Pero la impresión que tengo es que lo que dices es cierto, tanto Cataluña como el País Vasco parecen disponer de fórmulas más competitivas que otras autonomías para hacer ciencia. Pero ten en cuenta que tanto ICREA como IKERBASQUE son programas que se han desarrollado gracias a iniciativas casi, casi personales. El riesgo entonces es que, si las personas que los impulsan desaparecen, los programas se esfumen o se diluyan. Pero parece que, poco a poco, estos programas se están consolidando como parte del sistema, así que hay razones para ser moderadamente optimista.

Hablando de ICREA, podías haber optado por uno de esos puestos, pero has preferido una cátedra universitaria. ¿Por alguna razón en especial?

No, no es correcto lo que dices. El IFAE se creó mucho antes que ICREA y desde el principio el programa ICREA ha estado diseñado para atraer a gente que está fuera del sistema catalán de I+D. Este aspecto, el que los que ya estamos dentro del sistema no podamos optar, ha creado alguna fricción. En parte por esto ICREA creó un programa llamado ICREA Academia, que consiste en liberar parcialmente de las clases a los profesores que tengan dicha distinción (que son muy pocos, globalmente hablando) durante cuatro años, el programa paga ese dinero a la universidad más otra cantidad, nada despreciable, en concepto de premio. Yo sí que he tenido uno de estos cuatrienios de ICREA-Academia. Por otra parte, aunque la mayoría del IFAE no pertenezca a la Universidad, es importante que haya personas como yo que tengan una conexión muy fuerte con ella. Aunque en cierta manera somos subversivos, no podemos darle del todo la espalda al sistema. La Universidad es un recurso importante, por ejemplo en lo que se refiere a reclutar y formar estudiantes de doctorado. Y al edificio que ocupamos en el campus, por ejemplo. Y, naturalmente, el contacto con otros departamentos es enriquecedor.

¿Tú crees que la Universidad española funciona bien? ¿Hay que cambiarla? Si la cambiaras, ¿cómo la cambiarías?

No, no creo que funcione bien. Cambiaría muchas cosas, pero quizás la más importante, y desde hace muchos años, es la selección del personal académico. Creo que la Universidad necesita un programa similar al ICREA para atraer talento que a su vez permita mejorar el rendimiento. En este punto tan importante, la planificación brilla por su ausencia, las dotaciones de personal se dan ad hoc, para resolver problemas individuales en muchos casos. Sin un cambio radical con respecto al sistema actual creo que no vamos a progresar. Y no es solo por falta de dinero, que también es un programa real grave.

¿Qué se necesita para desarrollar la ciencia en España? ¿O para que, al menos, no retroceda?

Cuando se puso en marcha lo que hoy llamamos Programa Nacional de Investigación supuso un cambio radical con respecto a lo que existía anteriormente, tanto a nivel cuantitativo (aumentó mucho la inversión en ciencia) como a nivel logístico. Por primera vez se conceden subvenciones a los investigadores directamente basándose en proyectos concretos (anteriormente, el poco dinero que había se daba a los departamentos y se solía repartir con la política de café para todos) y se les hace responsables de desarrollar dichos proyectos. Creo que ese paradigma básico, similar al de otros países, ha funcionado bastante bien y debería conservarse. ¿Es posible mejorarlo? Sin duda, por ejemplo haciendo un seguimiento serio de los logros de los proyectos, lo cual ahora mismo no se hace. Por cierto, lo que sí está ocurriendo es que nos piden cuentas de cómo hemos gastado el dinero de los proyectos, pero no del contenido, sino de la forma, que si falta una firma por aquí o por allá, que si tenemos justificantes de pernoctar en los hoteles cuando viajamos, etc. Hemos llegado a extremos grotescos, o más bien vergonzosos. En ese sentido hemos ido hacia atrás muchísimo, y parece ser cada vez peor.

¿Cómo afectaría a la ciencia un catalanexit?

Yo creo que mal, que le vendría muy mal. Y no solo a la ciencia. Aparte del trauma de la ruptura, a largo plazo Cataluña sería un país pequeño con una economía pequeña y España sería también un país más pequeño que ahora con una economía más pequeña. Todo el mundo saldría perdiendo.

Resultado de imagen de El CERN

Tú has ocupado muchos cargos de influencia en el CERN y en muchas comisiones internacionales y por tanto conoces muy bien tanto la ciencia en Europa en general como en nuestro laboratorio europeo. ¿Cómo valoras el CERN?

El CERN es sin duda una gran empresa. Todos los países de Europa se unen para poder hacer en común unos aceleradores que son grandes aparatos y que cuestan mucho y necesitan muchos recursos, o sea, que la idea funcional está muy bien. Y ciertamente el LHC ha sido un éxito rotundo. Por otra parte, si tuviese que hacer una crítica al CERN, apuntaría a que se trata de un organismo internacional, situado en uno de los sitios más caros de Europa, y cuenta con una élite muy privilegiada de científicos y técnicos que ganan salarios muy altos. En estas circunstancias es imprescindible ser riguroso a la hora de medir la eficiencia, y creo que en el CERN eso no se hace, o al menos no se hace rigurosamente.

¿Consideras que el CERN es un motor de progreso también para ciencia aplicada?

  • El primer gran éxito científico del CERN se produjo en 1984 cuando Carlo Rubbia ySimon van der Meer obtuvieron el Premio Nobel de Física por el descubrimiento de los bosones W y Z.

  • En 1992 le tocó el turno a Georges Charpak “por la invención y el desarrollo de detectores de partículas, en particular la cámara proporcional multicables”.

  • Y por último el éxito del CERN no es sólo su capacidad para producir resultados científicos de gran interés, sino también el desarrollo de nuevas tecnologías tanto informáticas como industriales. Entre los primeros destaca en 1990 la invención del WWW.


Hombre, el caso de la invención de la WWW es bien conocido. Por otra parte el CERN sufre un poco del síndrome not invented here (si no se ha inventado aquí no nos interesa). Esto ocurre bastante con el software. En física de partículas, y por lo tanto en el CERN, ya no estamos en la frontera de los avances tecnológicos en los que sí están Google o similares. Cuando empecé a trabajar en el experimento ALEPH, allá por 1986, me chocó el hecho de que la división IT (la división informática del CERN) había decidido no utilizar LaTeX y querían seguir con su propio sistema (yo me callé pero… seguí usando LaTeX). Es un ejemplo concreto pero significativo de algo más general. Por otra parte, y esta es una defensa del campo de la física de partículas, del CERN y de otros laboratorios, considero que la gente se forma a muy alto nivel, tanto porque la ciencia misma lo exige como por la tecnología empleada para hacer avanzar esta ciencia básica. Esa formación a alto nivel crea un capital humano de gran valor que en muchos casos se transfiere a la industria. De hecho, las empresas de alta tecnología en EE. UU. lo tienen muy claro y un doctorado en física de partículas es una excelente carta de presentación para ellas. Un problema que tenemos en España no es tanto la formación sino la falta de empresas que realmente la necesiten a muy alto nivel, simplemente esas empresas no existen.

Uno de los problemas de la física de partículas (que empieza a ser común en otras áreas de la ciencia, como la cosmología) es la de asignar crédito a los científicos. La colaboración ATLAS cuenta con unos tres mil físicos, cada uno de los cuales firma todos los artículos que la colaboración produce. Es evidente que es imposible asignar el mismo crédito a uno de esos autores que cuando se trata de un artículo firmado por un equipo pequeño. ¿Hemos encontrado soluciones a este problema?

Resultado de imagen de Los físicos de ATLAS en el CERN

Es un problema muy complicado y no hay fórmulas mágicas, pero creo que el campo (de la física de partículas) no está intentando solucionarlo seriamente. De hecho hubo un intento, por parte de ECFA, pero no prosperó. Se podrían aplicar diversas fórmulas para tratar de asignar el crédito de una manera más clara. Por ejemplo, en cosmología los primeros autores suelen ser los dos o tres que han liderado el análisis (y a menudo han escrito el artículo), detrás siguen los nombres del grupo de trabajo (a menudo unos diez o veinte científicos) y detrás el resto, por orden alfabético. Por supuesto, algunos artículos fundamentales (como el descubrimiento del Higgs) irían por orden alfabético ya que se trata realmente de un esfuerzo colectivo cuyo crédito específico no se le puede asignar a nadie. Una fórmula como esta no es una solución ideal, pero creo que es mejor que la que se utiliza en partículas. En todo caso tenemos la obligación de hacer algo, so pena de que otros campos no nos tomen en serio.

En los últimos años has liderado varias iniciativas para estudiar energía oscura. ¿Por qué?

Imagen relacionada

El problema de la energía oscura (y también el de la materia oscura) es fascinante. Piénsalo. El 80% de la materia del universo es invisible. ¿Qué es esa materia oscura? ¿Y qué es esa energía oscura que está acelerando la expansión? En cierto sentido creo que es válido decir que no sabemos gran cosa del 95% del universo. Y para saber más hay que hacer experimentos.

Sin embargo, tú estabas confortablemente instalado en la ciencia del LHC. Cambiar a experimentos  tan diferentes como los de energía oscura denota un cierto inconformismo…

¡Cierto! Recuerdo que un excolega de ECFA (la Comisión Europea para Futuros Aceleradores de la que fui presidente durante varios años) me dijo: «¿Para qué te metes en líos con lo bien que podrías vivir de rentas?». Ahora me doy cuenta, un poco a posteriori, de que dentro de la cosmología no voy a poder competir con la gente joven, pero me he lanzado por interés científico, que de hecho siempre he tenido, desde que era estudiante, y en ese sentido no me arrepiento en absoluto. Creo además que es una excelente inversión científica para el IFAE el estar en este campo.

¿La financiación de la ciencia en España te parece suficiente?

Muy insuficiente. En los últimos años ha habido una bajada del 40% en la inversión en ciencia (esto es, en subvenciones directas a la investigación). ¿Te imaginas una empresa que de repente ve sus ingresos reducidos a la mitad? Es casi seguro que quebraría. Pues bien, esa es la situación con la empresa ciencia en España. Los efectos, no te quepa duda, van a ser muy negativos.  Además, llegan en un momento en que la ciencia en España estaba a punto de florecer, no solamente no avanzamos, sino que dilapidamos parte de lo conseguido.

Sin embargo, se diría que en los Estados Unidos de la época Trump también se van a dar recortes en ciencia.

Resultado de imagen de se diría que en los Estados Unidos de la época Trump también se van a dar recortes en ciencia.

Así parece, ciertamente tienen un problema grave con el nuevo presidente. La diferencia es que en Estados Unidos existe un potente sector privado, capaz de mover la economía incluso si atraviesan una racha de bajas inversiones públicas. El dinero que dedican empresas como Apple, Google o Facebook, por nombrar solo unas pocas, a I+D, superar a todo el programa español de ciencia. En España no tenemos nada que se le parezca y si se corta la inversión en ciencia no lo tendremos jamás.

¿Es eso solo culpa de los políticos? Da la impresión de que a la sociedad española no le importa la ciencia y en consecuencia la voz de los científicos pasa desapercibida.

El ejemplo lo tienes en la Marcha por la Ciencia que se organizó recientemente. Movilizó a una parte muy importante de los científicos españoles y ¿cuál fue la cobertura que le dedicó el Telediario? Quizás treinta segundos. Compara con los debates interminables sobre otros asuntos nimios.

Tu amistad con el Premio Nobel Jack Steinberger es bien conocida. Steinberger es uno de los grandes de la vieja escuela, todavía lúcido y activo a los noventa y cuatro años. Háblanos de él.

Es una persona única a la que admiro intensamente. Ha vivido tiempos muy especiales. Nació en Alemania y es hijo de un cantor de una sinagoga. Su familia escapó de Alemania gracias a una asociación de judíos americanos que los sacaron del país justo a tiempo. Se establecieron en Chicago, donde montaron una tienda de ultramarinos. Jack no tenía antecedentes científicos ni demasiados recursos, pero debió de ser un estudiante excepcional, dado lo bien que le fue. Cursó Ingeniería Química en la Universidad de Chicago, donde conectó con el grupo de Fermi (el gran científico italoamericano, autor de la primera teoría sobre el neutrino y padre de la bomba atómica). Jack  hizo la tesis con Fermi y el resto, como se suele decir, es historia.

Resultado de imagen de el Premio Nobel Jack Steinberger

             Jack Steinberger

Es cierto que yo he establecido con él una relación personal que va más allá del aspecto profesional, conozco muchas anécdotas. Hay una característica muy conocida de Steinberger y es su capacidad para desarmarte. Una reacción típica suya cuando te lo presentan es interrogarte sobre algún tema que le interesa, te lanza preguntas muy agudas que no sabes cómo contestar y te deja descolocado. Esto me pasó a mí, pero luego averigüé que le pasa con todo el mundo. Lo curioso es que en el fondo no pretende examinarte o ponerte en un compromiso, Jack está obsesionado por aprender y te lanza esas preguntas a ver si te sabes la respuestas. Es su manera de aprender, pero sus preguntas siempre van muy por delante. Cuando se retiró del CERN le dio por aprender cosmología. Yo di por supuesto que se había leído los textos de referencia (todos los que hemos querido aprender cosmología hemos tenido que estudiarlos, más o menos), pero en su caso no se limitó a leer, dedujo todas y cada una de las fórmulas de los textos, incluyendo las más difíciles. Y para ello no dudó en pedirle ayuda a Veneciano (un físico muy teórico del CERN de gran reputación). Lo que quiero decir es que Jack es un científico puro y para hacerte amigo suyo tienes que asimilar esa forma de ser, en la que no hay compromisos que valgan. Yo lo he visto con ochenta años cumplidos participando en un grupo de trabajo en física de oscilaciones de quarks y compitiendo con posdocs cincuenta años más jóvenes que él.

Para apreciar a Steinberger tienes que apreciar también esa mezcla de curiosidad intelectual y espíritu pendenciero (es capaz de enzarzarse en una refriega científica con cualquiera, sea otro premio Nobel o un estudiante de doctorado, y en todos los casos lo que le importa son los argumentos, la ciencia, el estatus le trae sin cuidado). Recuerdo que Alain Blonde (un prestigioso físico de partículas, catedrático en Ginebra) lloriqueaba porque Jack lo machacaba siempre que podía. Y yo le dije: «En realidad tendrías que sentirte orgulloso, contigo le gusta jugar y competir». Alain tiene muy buenas ideas y Jack las huele de lejos.

¿Cuáles son tus planes para los próximos años? ¿Qué problemas científicos te llaman más la atención? Y, sobre todo, ¿te ves capaz de una nueva insurgencia de las tuyas?

Eso va a ser difícil, porque dentro de un año me retiro de la Universidad, al menos técnicamente, aunque pienso seguir activo y contribuyendo, pero me parece que las siguientes insurgencias hay que dejárselas a los jóvenes.

Resultado de imagen de La Física Martine Bosman, en la Física del LHC

Estás casado con Martine Bosman, una de las líderes de la Física del LHC en España. ¿Es una buena idea casarse con alguien del gremio? En el caso de los científicos, ¿es la única buena idea?

En parte hay muchas posibilidades de acabar con otro científico de pareja, ya que a menudo la gente se conoce en el ámbito laboral. Por otra parte, la complicidad, el entender el trabajo del otro y la dedicación que este trabajo exige creo que ayudan mucho a que la pareja funcione. Pero no creo que sea la única fórmula posible. Tú sabes tanto como yo de esto.

Eres miembro de la Real Academia de Ciencias. ¿Crees que este tipo de instituciones siguen jugando un papel?

Soy académico correspondiente, no soy miembro numerario. Creo que una institución así podría jugar un papel mayor del que juega. El problema no está en la propia Academia, sino en el uso (o la falta de uso) que hace de esta el resto de la sociedad. ¿Por qué el Gobierno, por ejemplo, no la usa para asesorarse en materias de política científica, por qué no se le saca partido a la gente tan valiosa que hay en ella? No se hace porque en nuestro país hay una cultura científica muy escasa y la verdad es que es una pena.

¿No te parece un poco vetusta?

Bueno, pero eso es natural. Es verdad que los miembros de la Academia son bastante mayorcitos, cuando fui a las primeras reuniones me sentí joven [risas].

Sé que tocas muy bien la guitarra, pero siempre te quejabas de que no tenías tiempo. ¿La tocas todavía? ¿Tienes tiempo libre?

SIQUGMRMiQVFhcYEHIzJCkaGxwRQ0coKywtEkM0NEc/BSYmOTooOS0lOjs+Hi/8QAGQEAAwEBAQAAAAAAAAAAAAAAAAECAwQF/8QAJxEBAQACAQQBAwQDAAAAAAAAAAECERIDITFBEwQyUUJhgZEiQ3H/2gAMAwEAAhEDEQA/ANtv4bYGr25B/wC4kst20thaI/0qf4BKzf8A+pv2tT/EJdbFW1CkOqlTH/ATrtYweIEg1FlhXEhuJcpWI4WPU1hAR6mIWnIkURJ1ESJSEm0hMsqcQt4R+z1Ps/MSLuyvmF7z8ZL3g+r1O4fiEa3dW1BfH4mYy/5/w0/SnVBMJvttNeWTDiz1QpqLT9TTXlKzAHIq2zD7BPHKDusTVVFLuQFUFmJ0AA1JM5nUorh3qVqgc4jFXarcgtRw7E5KRX/G2gC2sAnWuum5Juo1bdRDo7IqVmyKVIDE1K7CyOKeW7G66gAJzbWuqixWnra42i1V0WiuVqgPIKylRTp385iTqGzG6k360W92vCxDBMOVGFbISrFbnXJYohH+EWHN4HW98xuvdzbFKviTyiMlRj5sNbLex5t7A9LEfaPUszw62Gf21rl0M8PujVbNwSUKSUkFlpqEXrsBa57emKxmPWlZcru7XK06YzVCFtmbUgAC41JA1A4kSSBKg4zkcRWzUaru4p8hkpsyuir+7zgZUIqFycxAswM0lRVhgNprVawVgBSWoc4KuuZnXIyEXB823sldjtq1jh6bKctSphKtYhRY5ylJaai/Ah66214iSKWHxDVamakoWrTp02qCoObZHuEW12s9RuOXriMJs9ayOtTF02ektOmxw+VeRFJlqahi1mZkBN9LKBbS5bOpG7AINcFKyWqKBTrVTVcDk1OfOXe2a98oOloxgvrZ/qP8DLXYXItRFSiWZahLl3JNV29Es5Ot+ba3QABpaVWE+tn+o3wMx6nmNOn4aoRLRQiWEoGjG2jpEbMZGyIkiLMKGwTaHaHAJUoGBHFESItYUFrFEQlijJDCb9r51D/k/MYJJ33S70z/AJSPfCmGf3NsfAeUH6oftp8z8podnrakg6kX4CZ3yh/VgOuovwaajDiyjuHwnW5/RiuJDcSdWkRxLg0aAj1MRAEdQQoSKUmU5FpiS6czqtIW3/3D/d/EIWwR5lPH8Rh7f/cN938QithjzKdx/EZh+v8Ahf6SNu4g06RK0+UckCmhICF73Uux9FRbMT1KeMxWOwnIZGds1Ry9SqzWDMxyecceroFAX1VCjjebfGOpZdL87KNBdns3N19VRmJt29RExe/OE5TClyDdnIDnmlxYHMQQCq3QqB1WN7mLrzl0rF/TXXWlQ32wxvzlYWtoQRqPfK7HszqoQ2cWIPrADqPsmcbZg5CnzhcsTlB6D6Kg+F/GaXC4Y8koALMLKoGhJNlC/wB9U5Pp+jjhezv6/Vyzx1rTV7P2xXdadJaQFY5QxqnzZXkmc1hkuTqtrGx17oWB2s2IqoGrNT5lJjTopnRyTULM1Qo2WkVVCDddG46wYvds1KeUsFJpVc7kkg12aiULXPOQCllI4FdLWMn4XAtytT9pXJWGcUqaC9hRSiSKhJ5oIBFgOPTPS7PKvnSmwO0HCUqeIqnnMuLFRjqtF6NWsbnp5OotuwGnJeFoVcrYMcganm6LVUVgjYekod1qpmJv5wKbN/HvprJeIx2D+jJihS5ZKYagnN52QsKVUBT6S2S/DULpxk+ni6eHFRaVJBSpUqbUxTAUM9VqlqagaakU7drwrP8A6d3foVaS1adS1xWdlZVKU2FW1UlFJNgHdxa59GVuH+tn+o3zltu/inqUfOMrVEepTqMuiko5AYDoBFj4yqpD9rP9QzHqeWvT+3s1IiWihEtKgppohotogyiIMK0VEwAgIqFDEAUItYkRQgC1ioQirRHGV3xS5p9zfKCSt6Euaf3vywTHPy0nhWeUAeYpjrqr+FpqKfCZjfrVKI66w/Cf1mqUaTq9sfSNWkVxJdYSMwlbI2BHkEbAjyRU4fpiSqcjUxJNOTTQdv8A7lu9fxCDZ9daeHDtwAP4jpC3g/cnvX4zEbyb6rh1XDU0z1FF2YsQqMwJWwHFgCG10Bt0jTn/ANn8NL9jaYSnUL8o4uzKRYk3QFlOQC1u03N+ao1sTKDyi4ik1DkOUUVSwKJcGo1gSwyjUWXW5FtJzra+/GPxAKmuVU+rTtTHdcc63eZW7q4Zq2NpLnyX5Qs5toOSfNe/96y8tWaRhLLsvZ2ArM1hrY683qPXfsmvx+0ThaJqKStuazD0lNTzavwPAsH015nbMltTatTDuadJswbS+vEHimlyvjJm28TyuCKgZWUBqisbMbesL2zC9uiV0un3tvpXU6n+Oo3W09o0a7mqgGKoryZNNMr5xRo4muQFbTNmalx6VHVF4aiy5qVLk1etTUU8l+Rp/SamIr1SpFjlWmF1Frm3C84fhsZUpNnpuyMODKxVh4ib3dfyk1sOqpVprVpgACwCVFA0ABAsQBwBHjNGTo2ztn10qCm4VlGJ5bMiFKOQ4ZlyKpZuFS3SePReO7N3bYXp1slSgKpZEOt6aIiYek4IsQvPPeqGXGzcYleklWmbpUUMt+NiL2PbJqybaJjEbAbOShynJgBXcPkAARSEVCFA4A5Ae8mUiD9rP9SaczNAftR/qTHP01xmmlES0UITTQjTRBjjRsxpJMSRFGFAChwQQBQixECLWALEXErFRKio24l8n3vywSTtFL5fH5QSaqVm99NThx11R8v1mpWZXe3WphR/q/NP1mrHCazzWXpHqyM0k1ZHaURIjqCIEcSCj9OSUkanJKSaFVvZXFPCu54KMx+7r8pwbEYbEsr4yqAFcgksyhmJbLdEJzFb21twndN76KVsO9FmUXylwTxQHUHsNiPbOXbxYGliAi1Wp4daRIHJIjLlIsATmHCwt3mcWfVmOev7dfS6Fzwt/phadQs1+iancHZgxOLCtbKqOz31uLWAA67kSq2nRwlMBcO1RiDz2crlI7AoFvaZqvJYED4iqTpTpDW9uJJN/wDtmvLtuMuGstVE3pwXJ46mlO5RaiBbdDGzFPZb39Un70UeTwNYm2ZsoJ73UW+MrNrYlxVD3uxcVCeljmzDttw0mg30rUlwoNSmalMuoZQxUnqNxY8bHjDo9W54Wjq9LHHLXhzzZe7NfF0y9FqTEXvSzkV7A8cuWwv0XOsqUYgkEEEcQRYgjSxB4cJu92foLVA2HetSqZTnpipzGHRowJNtDo0Y392I91xatnvZKpKhWuNEqWHG4sveB1ysOpvLVGfSkxljoHke2gauBKH+DUZB15WCuB7Wab5ZyryI4xcuIo9N0qW7DdW+C+2dQetbQC7HoHxJ6BNc/LDE/M2frR/qD5Re0Ni4yviKdQ400qKFWNGkDzirXIZydQeHDwhP9aP21+Uxz9NMfbRCE0MQNLI00QYtogykkxMUYRgBQQQxAFCKWJEUsAcWKiRFRKhiut7QRxhBA2O3n1r4Qf6n5qc1nRMVvLjVGNwVIg3ZywNub6dMWv329o65tZXuo9I9WMNH6sYaWQhHFjYjiwM/Tj+cKCxNgAST1AakxinIu8iO2DxKoCXOHrBAOJY02AA8ZNDkFXf4O1V3Pp1H6Lnkgzckvgptbsv0zKbZ2tRxBBQVVYcVYjkrdYA1zdso6xubgcbcOHDjHMHg6jq9QKclPIrt0BqhOQdpOVvZOf4sZlcp5bfNlcOHpKNaw90225mFdMHVqZTapUCK4dQt1AJVk9In0rf3fnjEsQo110t0zsm1NnjCYTCUOBRC9b+o1rsfEuJn9Rlx6dV9Pjyzm5uKlMMKnN1zHRABdmufRNuAueHtvxlr5RMI64W/JBUApXJcXzFhdch1vf4SNu7W5TFUmFgQxYgkAmymzHx6Ojj2yw3/AMK9cVGuTlQilbReaMzN29I8JH0csx20+ru7J5/dy/ZO2PozMRRpOc11Z1JdbacxhwvLzHb4LWpBGpWsLsuhpsRwGvRoJi4ukZ1zGWuXnlJp0jyT1AuPXUDPRqKbm2e2VhbrPNv4Gdj2fzjUf/E5UfZp823/AHBz4zzrsCvVWvQan6aPT5O/AsGAVT2fqZ6QwdHk0VB6qgd9hxm3V/LLBImeqD9p++vymhlBWH7T99flObP03i/EJoawmlpNNEGLaIMpIjChmFAEwxChiAKExG8+2KjYg0ablVQa20Jbp/TwmyxFYU1ZzwVSx8BectpVTUZ6h4sT79Yr50PW0/DbfxVI6VSR1NqJe4DfRuFWmD2rofZMi8XRUkgRpjqmDxiVkFRDcG/HQ3HEQQYDCilTSmPVUA9p6T4m5giWyO8Sk4rC5bZg91vwvmTQ9h4TXUagZQw6RwPEdYPaOEy22B+2YX7X5hNJTOVyvQwLr1AiwYe8HxMr3R6FVjDR+rGWlphIjixAi1gZ+nJKSNTmb2tiKv0uoUqVByNKg4UORRJZ3zhk6eblk0Mhv15OMDQviRijQR6lsjBTTVmubITYgaHTWVO3a+zKGyUweDxCVKrVlq1mJs5bK12Y2tpzVA6vbL3ygYytisKFaxyVabgBQOtPg5mI3nwGShhKuQDlUq5iL2zLUsBqf8NphLvd2uzXZC3MOHoYpKuJqqKaEOQFZyxU3VbKOux8Jq98d78LiayPRqMVCZSGRlF8xJ0PEWI9ndOfWhgTLLGZeV4ZXHw3e6O2aQxiBCTmuqAqbliPWPUAD/es1G/O2qeGUJWVs1em+U01BVQObrdh1zlGzBZw17ZQSDw1A4aS93iotWoJiA2YUn5FgSSQWUPm1J0uSNOyadOccdQs8uV3WYr0UFirE9BuuUg+03E025e667RFSmKhp1KZRlbLnRlfRlcDUWygg39Y+GbC8Zq/JvttsJjFAQMtcrRbW2XM6+c4G9urtm3T7xlk3G7fk+XCYmk1StyrKTUCqpVFCesdTc5iluwGdKSVuz+c9Wp/mFNfs0x/5s/ulmsedtGM0VKGv9Y+8vyl7KDEfWfvJ8phn4aRoFhNAsJpok28QYtogykiMKGYUATFCJihAM7vzjOTwxUHWoQvgNT8vbMRQFlAlxv7is+ISkOCKL9V21PutKcmTvuMvAyZa7sYflcRTHQDmbuXnfEAeMpiZsfJ9hrmpV6gEHjzm+C+2NMbMwQGFBox+1PrmG/vpl/jms9DtqFT3GjVPxUeyUO0Pr2H8fiZK3lxzU6+AQfxMSwPcKNQfnlTzU3xFxUjBj9SMNLSIRxY2I4kFH0mP2BiBiK2Mq30Y5e5VLKPcBNgkzW7+HpJnyBQrMeUsb348T0TLOqw2zG3KoXDuesBR3sQLyBvBhRU2JRfppOCPvMVYf8AIHwmjOFo1Cy1FBQa2JOXQixvI292GVNmVlXIKYyGkFNh+8Xo6enrnPhrVaW3bjloCIrKeo+yLWi59RvYYtm1O4e76Yw1c7uuTJ6GUE5s3EkHqjO2cLiEXEZ0ZafKWFwQp84Mp8QBLDcLa6YJazVkclygULlvzQxJOZh1iJ2/t4YmjUp8mqXcMpNVSxAa/CXjlPdK4/sx68ZcbnJfHYYf69I/8x+kk4PFLTyqHp5Qpv2koATcC5Omnb4zQDbmBy4B9BVw1TzuWmbvT06QNToOPbNOnnJvdRnhW93FxpqpXJ6MXiVHAaZgw4d5mrScq3R3xwWCp1VY1HNStUqjKnAPaykk6nTjLlvKnhBwo1j4IPzSrlKXGxvpnsUf2n7yfKZur5V6Xq4Rz3uo+AMocV5RXaryi4ZRqpsXJ4W6h2TLNeMdjEJpyV/KrivVw9Id5c/MSJW8p+PPBaK/cY/Fpe4nVdhaInFK3lD2k38VV7qa/MGQqu+e0m/m3HcEHwWPnBwru5hTz9V3kxzccXVP3yPhIlTamJbjiKp76j/rF8kP469ElwOke0RmpjqKAlqqADU3YdE851K1Q8ajHvYmNFIr1B8bc43aC1Kz1ndRmZiLsOvQeyMPtWh/6q/GY5qekRyczmdV8crWttrDj1/YDNfu3v7s7C4dUZ3Lksz2ptxJsNe4CckFOKCSpmXxx2Sp5VsCOCVj90D4mCcc5Psgh8h8HRcR5QMC1enWtV83cZcguePTm04xG2fKDgq9bDVuTrj6M7OqgU7OWXLYktpObClAaUj5L+Rx/Z1Sv5W8N6uFrHvamPgTINTysj1cEfGrb4JOb8jDFM9Uv5qXxx0E+VaqeGDTxqMfkJGreVPG+rRoL3q5/MJiRTbqhmkeqT8uX5PhGqqeU/aZ4NRXupfqTKmlvdjlV0StkV2LOq06YBLcT6MqhRjq4Yngp8IXqUTGHm25i3FjXe3AjgLdWkQ+0MQyhDWqFRwXO2Udy3tH6OzarcKTnuVj8pMpbv4o8MLWPdSqfpM9rUpzHix9pg5KaSnupjjwwdb/AGnHxEk09ydon+UqeIA+JhsMotHsjgpTYU/J/tE/yx8Xpj80kU/JvtA8aKjvqJ8jDuOzEinFLTm8p+THHHiKQ76n6AyQnktxnS9Effc/kj7/AIG458Fh2nR08leI6a9Id2c/ISQvkqfpxKDuRj84+/4FyjmNoVhOqp5KR04r2Uv/ANR5PJVR6cS3hTUfOPVHLFyW0GTsnYF8lmF6a9XwyD5R9PJjghxqVz95B+SGsi5RxYpBkPVO4J5NtnjiKp76n6AR5PJ5s0fwmPfUf5GGqOccIyHqhcmeqd+TcXZo/lge96h/NH03O2cP5Sn43PxMONHOPPXJnqh5DPRS7r4AfydDxpqfiI8mwsGvDC0B3Uk/SHGjnHnLkzl8T8IQoE8BPSqbPoDhRpjuRR8o8tJBwUDuAEOBc3mhNn1j6NJz3Kx+UkJsLFtww1Y91J/0npLSC8OI+R50XdTHnhhK/wDtv+kE9FwQ4j5GQXyabLH8Jz31X+Rjq+TrZQ/lr99Sr/5TS54eeV2Rus+u4Wyx/KL4tUPxaPJuXswfydLxBPxMus8GaHYd1Uu6ezh/JUP9tT8RJFPYODXhhKA7qVP9JNzQZodh3NpgKC8KNMdyKPlHlpqOCgdwELNBmj2RyCN5oYqdkNguCIzwZ4bBcETn7IM0NgqCILwZ+yGwXBE54RaGwXeC8bvBeGwXeC8ReFmhsHLwrxGaDNDYLvBeIzQs0WwcvBeNloWaGz0cvBeNloWaLY0cvBeNZoM8OR6O5oIwXhQ2NGhWh8rKkYmLGImfJWloKkPlJWriIfLw5BY8pD5SV4rxXLx8gn54M8hCtBysORaTg8cqMqrcnTT3yAKsmYwgIB3Ry9ioB4eeIopcAnpNhE1+abQCXbS8RUdQAevhHANLdkS9MGw6peiNZ4WeL5EW0MNaA65OqOxvPBnjgojXWJ5MG+vDQ+y/zhqjsIOIeKrpTALXsSB7evsjFI3YDtkrEUgw5wuBrCd4Aq6CNZobVFYXzCyi7G/CLFEdcfnwDeaFmjrUOowhTF7X1teLVPsQNYs0yBDp0+2JqUWK2z38BrDXYjeaJLR1KSg5SdbX7JGxHNNoruKhZeFnkY1InlZHIJReJNSRTWieVi2aWakEhGtChsM+uL7Y6MVMymN7ZIXGSDaJcVFjFTPri+2ODFw2F+uJ7YsYmUK4qOrie2GwvBiIoYiUy4nWKXEw2F/hamZlHWR8ZZ7R1ZEHTeZrB7Ww9A8rXq5FW1uazXJ09UGThvnspmz/AExLgWAIYe4jjNcJvFNX9JctlLdeUW104k+2QMRWvWy9oEiLvls0sP2qnfKTqSLDS6m/BuzjpGsDtHDvVatyyrTuCC7BL3va15WfqQov6dbzrL1Kp+P/ANRxmsGPUPgL/OUabRpfSgwrIyuhGYMCgtrq3Dok+jtTDup88li5X0l1N7ADXW+kqZbKxPXQdwkHB7Ww9R+Tp1AzakixuOJPESQMVTLZM6klb2uL2vYmUGBbCpi1p0SGfnmowN9SCcnVpFllqwaXuJqsGVUAJNy1+AA0v8IpnARmvfjr0XGlvdIWydopWqVrMOaQo19UX17r3isXUpph9HXKRzTe4Y8dLcYb7bBOzHzN3An5Sc73Djq0HiB+sg7CpHKXPAgW7R1yRTwzcqzknLpZb6E2tciLDejvkrCUAFZDY687xAj9NLadAAA/v2RqujHKUNudzu1SdfdHkcMND1i/dp8ZUnojOEJyX4kliPFjaOU9Tc2uBaw1tfWCkyg8mCLqoNum3AH3GIoUMmc3uXYt7gAPdDwCc/m3b7ZHvA+ETTJp0kFixAUW6SdLwVqRFIL0kKD4kX+clkQ0DVO5a50NvRvcgE8T7PdKTHYnzjdht7Jb4XDFXqMTcuwI7FAsB8fbMtjXK1HB45jf2zPqXscSzWiWrSvNeNmvMtrWLV4g15XvXjZxHbEFj9IglScRBAMImK7ZJp4vtmdTESQmImuk7aFMV2x5cVM8uJjq4qLie2hXFR1cVM8uKjoxXbFxG2iTFRQxMoaeK7YtcVJ0FntKiayFcwF+uZ0bqve/KL75ario4uLhuwK9d2mvfOvvljjMDUelyehHfFri4v6X2xdwLAYN0p5CNB2yBtTY9Sp6IlkMX2xf0rti3dmz+H2NWVSpQ690tdl7PZBY3EmfSO2D6VHbQh7Q2e5TKLyJsrBVqTAkNYcONh3S4+lwxiot3Wgqtv7RxdwadWqgAtZHdV9gMrMPt7aFwPpVe39Sp+s1H0mA1x1CVM7ISqTa+OaoAMTVUPlU88heoXPQO2dPxdZaWCyUsUgenTFmV1JLLqbDpub+2YKrXFvRHsmywe7GzMi4nkgCaYqE520GW7G15WGVpVzpdqY1XastaoKhFi97kjqIOluyJob1bSp3tiKli2c3CtdtOkjhoNOE61U2HglGYoANPWNucQF95kfae7eHFNjTpZntZRf1j3x8coNud4bfzaWueqOGnm6Y7uCxpd/NpE5jWAIuBZEym/WLazqmP2Fh8RkNWncqoUWsLdMqMfubhlpkopLjUCwObXhaVeQ255ht9NpksDXPPOvNW40tzNOb4S7wWNJXnEk9JPEzXU9y8MAtyQ3rWtr2DqmX3iwqYasaa3sACL2vqOyZ5zLW6c0WcRGziZVNiY02KkmuKmI4Rk4iVdTFaDujJxcJAuDiO2CUhxXbBGGNSSEggmzM8ItYIIA8scEOCScOJxi0ggiUeWLWHBEDixYggkgYi1ggiM5FVPRHjBBAjYhwQQBUOCCBlSixP7x/sH4wQSsPJRcL6Df9D8Qmz2T6f/Wb/wCKCCWpq6HBfu/hkqj6IgglxFHR9Ed05hv19cf7Kfhggk5+Cnlm2jbQQTJQn4RhoII4CIIIIyf/2Q==" alt="Resultado de imagen de El Físico Enrique Fernández tocando la guitarra" />

La mejor música que toca D. Enrique es la Física

He empezado a tocar el piano hace más de diez años y he progresado bastante. Con la guitarra siempre me pasó lo mismo, tocaba siete u ocho meses y luego pasaba otro tanto sin acercarme a ella. Creo que nunca llegué a ninguna parte, la guitarra clásica es demasiado difícil. Con el piano soy más constante, ahora estoy en una buena época y toco una hora cada día. No haber estudiado música seriamente es una de mis grandes frustraciones. Es curioso, en la casa donde yo me crie había un piano, era de mi abuela materna, y yo lo tocaba de vez en cuando, pero no estudié música porque creía que para ser pianista tenías que ser poco más que un genio. Estoy seguro de que es cierto si quieres ser un profesional bien retribuido, pero desde luego cualquiera con un mínimo de talento y ganas puede tocar bien y yo ya me contentaría con eso. Pero yo no lo sabía y nunca me planteé estudiar. Cuando me fui a EE. UU. me llamó la atención que había estudiantes en la universidad que estudiaban música como una profesión, pero ya era muy tarde para mí.

Hubo una época, durante mi estancia en Stanford, en la que mi pareja me regaló unas lecciones particulares de guitarra. Resultó que el profesor era un alemán que había aprendido a tocar la guitarra en un campo de concentración en Inglaterra, durante la Segunda Guerra Mundial. Tenía una tienda que se llamaba Quality Guitars, al lado del Camino Real en Palo Alto. Mi guitarra era buena, la había comprado en Contreras, que estaba en la calle Mayor de Madrid, y a él le llamó la atención que yo tuviera esa guitarra cuya marca conocía, y me preguntó: «¿Y esta guitarra cómo la has conseguido?», y le dije: «La compré en Madrid», y él: «Pues la próxima vez que vayas a España, dímelo, porque te encargo una».

El caso es que el alemán se retiró y traspasó el inventario de la tienda a otra en el Camino, cerca de Kepler’s Books en Menlo Park, llamada Guitars Unlimited. Y también me traspasó a mí, el dealer de guitarras españolas, presentándome a Bill Courtial, que así se llamaba el nuevo dueño. Así que cada vez que venía a España compraba una guitarra para ellos, llegué a comprar una de concierto que me costó entonces casi doscientas mil pesetas, una auténtica fortuna. Bill era un guitarrista de jazz y había entrado en el negocio de la tienda años antes, sustituyendo a un profesor de guitarra amigo suyo que se había hecho famoso. Se trataba nada menos que de Jerry García, el líder de Grateful Dead. La tienda parecía un tugurio, pero tenía una trastienda inmensa con guitarras e instrumentos de todo tipo. Allí compraba guitarras Joan Baez, que vivía bastante cerca, el propio Jerry García, y alguno de los músicos de Janis Joplin, entre otros. Con esto disfruté un montón. Una vez el propio Bill me pidió una guitarra de flamenco y al probarla me dijo: «Esta es para mí, no para la tienda». En fin, quizás debía haber explotado más mi faceta de traficante, pero la cosa se quedó ahí [risas].

Artículos de Prensa

¡Fluctuaciones de vacío! ¡Materia! ¿Universos perdidos?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Misterios del Universo    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 «

http://francisthemulenews.files.wordpress.com/2010/08/dibujo20100822_hoag_object_a1515_2146_hubble_space_telescope1.png

            Aunque de extraña y atípica figura, también, esta galaxia, está hecha de materia

Tiene y encierra tantos misterios la materia que estamos aún y años-luz de saber y conocer sobre su verdadera naturaleza. Es algo que vemos en sus distintas formas materiales que configuran y conforman todo lo material desde las partículas elementales hasta las montañas y los océanos. Unas veces está en estado “inerte” y otras, se eleva hasta la vida que incluso,  en ocasiones, alcanza la consciencia de SER. Sin embargo, no acabamos de dilucidar de dónde viene su verdadero origen y que era antes de “ser” materia. ¿Existe acaso una especie de sustancia cósmica anterior a la materia? Y, si realmente existe esa sustancia… ¿Dónde está? Tenemos un Modelo plausible de la creación del Universo que nos dice de dónde surgió y cómo se formaron los primeros átomos de materia pero, sospecho que… ¡No es suficiente!

Descubren restos de la materia prima original del Universo

Con esta imagen se publicó que se habían descubiertos restos de la materia prima del universo. Sin embargo, no es mucho lo que de ello podemos asegurar y, en cualquier parte que podamos mirar nos dan más o menos, las mismas respuestas sobre lo que la materia es:

“Materia es todo aquello que tiene localización espacial, posee una cierta cantidad de energía, y está sujeto a cambios en el tiempo y a interacciones con aparatos de medida. En física y filosofía, materia es el término para referirse a los constituyentes de la realidad material objetiva, entendiendo por objetiva que pueda ser percibida de la misma forma por diversos sujetos. Se considera que es lo que forma la parte sensible de los objetos perceptibles o detectables por medios físicos. Es decir es todo aquello que ocupa un sitio en el espacio, se puede tocar, se puede sentir, se puede medir, etc.”

 

 

En Ginebra.- Físicos en el centro de investigación CERN están logrando colisiones de alta carga energética de partículas subatómicas en su intento por recrear las condiciones inmediatamente posteriores al Big Bang, el cual llevó al inicio del universo 13.700 millones de años atrás. Mucho se ha criticado al LHC y, sin embargo, es un gran paso adelante que nos posibilitará saber, como es el Universo y, nos descubrirá algunos de sus secretos. Hará posible que avancemos en el conocimiento sobre de dónde venimos, cómo el universo temprano evolucionó, cómo tienen y adquieren su masa las partículas y, algunas cosas más.

Resultado de imagen de Los elementos

Finalmente pudimos saber que son mucho más que Aire, Fuego, tierra y Agua

Lo cierto es que, adentrarse en el universo de las partículas que componen los elementos de la Tabla Periódica, y en definitiva, la materia conocida, es verdaderamente fantástico”. Esos pequeños objetos que no podemos ver, de dimensiones infinitesimales, son, en definitiva, los componentes de todo lo que contemplamos a nuestro alrededor: Las montañas, ríos, Bosques, océanos, los más exoticos animales y, hasta nosotros mismos, estamos hechos de Quarks y Leptones que, en nuestro caso, han podido evolucionar hasta llegar…¡A los pensamientos!

 

 

 

Desde los Quarks hasta los pensamientos

 

Estas dos familias de partículas (Quarks y Leptones)  conforman todo lo que podemos ver a nuestro alrededor, la materia del Universo y, si la “materia oscura” en realidad existe, no sabemos de qué pueda estar hecha y las clases de partículas que la puedan conformar. Habrá que esperar y, de momento, hablaremos de lo que conocemos.

Nos podríamos preguntar miles de cosas que no sabríamos contestar.  Nos maravillan y asombran fenómenos naturales que ocurren ante nuestros ojos pero que tampoco sabemos, en realidad, a que son debidos.  Sí, sabemos ponerles etiquetas como, por ejemplo, la fuerza nuclear débil, la fisión espontánea que tiene lugar en algunos elementos como el protactinio o el torio y, con mayor frecuencia, en los elementos que conocemos como transuránicos.

A medida que los núcleos se hacen más grandes, la probabilidad de una fisión espontánea aumenta.  En los elementos más pesados de todos (einstenio, fermio y mendelevio), esto se convierte en el método más importante de ruptura, sobrepasando a la emisión de partículas alfa.

¡Parece que la materia está viva!

Son muchas las cosas que desconocemos y, nuestra curiosidad nos empuja continuamente a buscar esas respuestas.

El electrón y el positrón son notables por sus pequeñas masas (sólo 1/1.836 de la del protón, el neutrón, el antiprotón o antineutrón), y, por lo tanto, han sido denominados leptones (de la voz griega lepto que significa “delgado”).

Aunque el electrón fue descubierto en 1.897 por el físico británico Josepth John Thomson (1856-1940), el problema de su estructura, si la hay, no está resuelto.  Conocemos su masa y su carga negativa que responden a 9,1093897 (54)x10-31kg la primera y, 1,602 177 33 (49)x10-19 culombios, la segunda, y también su radio clásico. No se ha descubierto aún ninguna partícula que sea menos masiva que el electrón (o positrón) y que lleve  una carga eléctrica, sea lo que fuese (sabemos como actúa y cómo medir sus propiedades, pero aun no sabemos qué es), tenga asociada un mínimo de masa, y que esta es la que se muestra en el electrón.

thomson

                  Josepth John Thomson

Lo cierto es que, el electrón, es una maravilla en sí mismo.  El Universo no sería como lo conocemos si el electrón (esa cosita “insignificante”), fuese distinto a como es, bastaría un cambio infinitesimal para que, por ejemplo, nosotros no pudiéramos estar aquí ahora.

Átomos

                Primeras imágenes de átomos en movimiento en una molécula

Investigadores de la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos), han registrado, utilizando una nueva cámara ultrarrápida, la primera imagen en tiempo real de dos átomos vibrando en una molécula. La clave del experimento, que ha sido publicado en la revista ‘Nature’, fue la utilización de la energía del propio electrón de una molécula.

(“Aunque no se trata propiamente de la imagen real de un electrón, un equipo de siete científicos suecos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Lund consiguieron captar en vídeo por primera vez el movimiento o la distribución energética de un electrón sobre una onda de luz, tras ser desprendido previamente del átomo correspondiente.”)

[671260397.jpg]

Previamente dos físicos de la Universidad Brown habían mostrado películas de electrones que se movían a través de helio líquido en el International Symposium on Quantum Fluids and Solids del 2006. Dichas imágenes, que mostraban puntos de luz que bajaban por la pantalla fueron publicadas en línea el 31 de mayo de 2007, en el Journal of Low Temperature Physics.

En el experimento que ahora nos ocupa y dada la altísima velocidad de los electrones el equipo de investigadores ha tenido que usar una nueva tecnología que genera pulsos cortos de láser de luz intensa (“Attoseconds Pulses”), habida cuenta que un attosegundo equivalente a la trillonésima parte de un segundo”.)

¡No por pequeño, se es insignificante! Recordémoslo, todo lo grande está hecho de cosas pequeñas.

Haga clic para mostrar el resultado de "Louis de Broglie" número 12

Louis de Broglie

En realidad, existen partículas que no tienen en absoluto asociada en ellas ninguna masa (es decir, ninguna masa en reposo).  Por ejemplo, las ondas de luz y otras formas de radiación electromagnéticas se comportan como partículas (Einstein en su efecto fotoeléctrico y De Broglie en la difracción de electrones.)

Imagen ilustrativa de la dualidad onda-partícula, en el cual se puede ver cómo un mismo fenómeno puede tener dos percepciones distintas. Esta manifestación en forma de partículas de lo que, de ordinario, concebimos como una onda se denomina fotón, de la palabra griega que significa “luz”.

El fotón tiene una masa de 1, una carga eléctrica de 0, pero posee un espín de 1, por lo que es un bosón. ¿Cómo se puede definir lo que es el espín? Los fotones toman parte en las reacciones nucleares, pero el espín total de las partículas implicadas antes y después de la reacción deben permanecer inmutadas (conservación del espín).  La única forma que esto suceda en las reacciones nucleares que implican a los fotones radica en suponer que el fotón tiene un espín de 1. El fotón no se considera un leptón, puesto que este termino se reserva para la familia formada por el electrón, el muón y la partícula Tau con sus correspondientes neutrinos: Ve, Vu y VT.

Existen razones teóricas para suponer que, cuando las masas se aceleran (como cuando se mueven en órbitas elípticas en torno a otra masa o llevan a cabo un colapso gravitacional), emiten energía en forma de ondas gravitacionales.  Esas ondas pueden así mismo poseer aspecto de partícula, por lo que toda partícula gravitacional recibe el nombre de gravitón.

La fuerza gravitatoria es mucho, mucho más débil que la fuerza electromagnética.  Un protón y un electrón se atraen gravitacionalmente con sólo 1/1039 de la fuerza en que se atraen electromagnéticamente. El gravitón (aún sin descubrir) debe poseer, correspondientemente, menos energía que el fotón y, por tanto, ha de ser inimaginablemente difícil de detectar.

De todos modos, el físico norteamericano Joseph Weber emprendió en 1.957 la formidable tarea de detectar el gravitón.  Llegó a emplear un par de cilindros de aluminio de 153 cm. De longitud y 66 de anchura, suspendidos de un cable en una cámara de vacío.  Los gravitones (que serían detectados en forma de ondas), desplazarían levemente esos cilindros, y se empleó un sistema para detectar el desplazamiento que llegare a captar la cienmillonésima parte de un centímetro.

                  Joseph Weber

El interferómetro funciona enviando un haz de luz que se separa en dos haces; éstos se envían en direcciones diferentes a unos espejos donde se reflejan de regreso, entonces los haces al combinarse presentarán interferencia.

Las débiles ondas de los gravitones, que producen del espacio profundo, deberían chocar contra todo el planeta, y los cilindros separados por grandes distancias se verán afectados de forma simultánea.  En 1.969, Weber anunció haber detectado los efectos de las ondas gravitatorias.  Aquello produjo una enorme excitación, puesto que apoyaba una teoría particularmente importante (la teoría de Einstein de la relatividad general).  Desgraciadamente, nunca se pudo comprobar mediante las pruebas realizadas por otros equipos de científicos que duplicaran el hallazgo de Weber.

Resultado de imagen de Imágenes del <a href=gravitón" name="mGxk7C-_ZWO3XM:" data-src="https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSQJtZsC-nQ3ifRt8FbskTUhmUTJ3VZbmWyrNHfo6DwmZOnKeuP" data-sz="f" />

Si existe, parece burlarse de nosotros

El resultado r≈0,2 obtenido por el telescopio BICEP2 en el Polo Sur tiene muchas consecuencias. Una de ellas es que la masa del gravitón es menor de 10−29 eV. No es la mejor cota actual, ya que gauge-higgs-bosons.pdf" target="_blank">según el PDG la masa del gravitón es menor r de 7 × 10−32 eV.

De todas formas, no creo que, a estas alturas, nadie pueda dudar de la existencia de los gravitones, el bosón mediador de la fuerza gravitatoria.  La masa del gravitón es cero, su carga es cero, y su espín de 2.  Como el fotón, no tiene antipartícula, ellos mismos hacen las dos versiones.

Tenemos que volver a los que posiblemente son los objetos más misteriosos de nuestro Universo: Los agujeros negros.  Si estos objetos son lo que se dice (no parece que se pueda objetar nada en contrario), seguramente serán ellos los que, finalmente, nos faciliten las respuestas sobre las ondas gravitacionales y el esquivo gravitón.

Imagen de un <a href=agujero negro en el núcleo de una galaxia arrasando otra próxima." name="ImagenGaleria" width="480" vspace="10" />

Imagen de un agujero negro en el núcleo de una galaxia arrasando otra próxima- NASA

La onda gravitacional emitida por el agujero negro produce una ondulación en la curvatura del espacio-temporal que viaja a la velocidad de la luz transportada por los gravitones. Tenemos varios proyectos en marcha de la NASA y otros Organismos oficiales que buscan las ondas gravitatorias de los agujeros negros, de colisiones entre estrellas de neutrones y de otras fuentes análogas que, según se cree, nos hablará de “otro universo”, es decir, nos dará información desconocida hasta ahora y sabremos “ver” un universo distinto al reflejado por las ondas elecromagnéticas que es el que ahora conocemos.

           ¿Espuma cuántica? Si profundizamos mucho en la materia…

Hay aspectos de la física que me dejan totalmente sin habla, me obligan a pensar y me transporta de este mundo material nuestro a otro fascinante donde residen las maravillas del Universo.  Hay magnitudes asociadas con las leyes de la gravedad cuántica. La longitud de Planck-Wheeler, limite_planck es la escala de longitud por debajo de la cual el espacio tal como lo conocemos deja de existir y se convierte en espuma cuántica.  El tiempo de Planck-Wheeler (1/c veces la longitud de Planck-Wheeler o aproximadamente 10-43 segundos), es el intervalo de tiempo más corto que puede existir; si dos sucesos están separados por menos que esto, no se puede decir cuál sucede antes y cuál después. El área de Planck-Wheeler (el cuadrado de la longitud de Planck-Wheeler, es decir, 2,61×10-66cm2) juega un papel clave en la entropía de un agujero negro.

“Una investigación ha llevado a pensar que, la materia se construye sobre fundamentos frágiles. Los físicos acaban de confirmar que la materia, aparentemente sustancial, es en realidad nada más que fluctuaciones en el vació cuántico. Los investigadores simularon la frenética actividad que sucede en el interior de los protones y neutrones, que como sabéis son las partículas que aportan casi la totalidad de la masa a la materia común. Estas dos partículas, protones y neutrones, se comportan como si en su interior, los quarks de los que están hechas ambas partículas, lucharan por escapar del confinamiento a que se ven sometidos por la fuerza nuclear fuerte por medio de los Gluones que forman un océano en el que se ven confinados sin remedio. De hecho, nunca nadie ha podido ver a un quark libre.

Así que, si estudiamos el vacío cuántico, parece que eso permitirá a los físicos someter a prueba a la Cromo Dinámica Cuántica y buscar sus efectos más allá de la física conocida. Por ahora, los cálculos demuestran que la QCD describe partículas basadas en quarks de forma precisa, y que la mayor parte de nuestra masa viene de quarks virtuales y gluones que burbujean en el vacío cuántico.

Imagen relacionada

Decía cuando publiqués este trabajo por primera vez:

“Se cree que el campo de Higgs hace también su pequeña contribución, dando masa a los quarks individuales, así como a los electrones y a otras varias partículas. El campo de Higgs también crea masa a partir del vacío cuántico, en forma de bosones virtuales de Higgs. De modo que si el LHC confirma la existencia del bosón de Higgs, eso significará que toda la realidad es virtual, es menos virtual de lo que se pensaba. No creo que hasta el momento, y, a pesar de las declaraciones salidas desde el CERN, se tenga la seguridad de haber detectado el Bosón de Higgs.

De todo lo anterior, no podemos obtener una respuesta cierta y científicamente probada de que todo eso sea así, más bien, los resultados indican que todo eso “podría ser así”, lo que ocurre es que, los científicos, a veces se dejan llevar por las emociones. Al fin y al cabo, ellos como el común de los mortales, también son humanos.”

 

 

           Ya nos gustaría saber cómo es, ese vacío cuántico y qué pasa allí

Me llama poderosamente la atención lo que conocemos como las fluctuaciones de vacío, esas oscilaciones aleatorias, impredecibles e ineliminables de un campo (electromagnético o gravitatorio), que son debidas a un tira y afloja en el que pequeñas regiones del espacio toman prestada momentáneamente energía de regiones adyacentes y luego la devuelven. Hace un par de días que hablamos de ello.

Ordinariamente, definimos el vacío como el espacio en el que hay una baja presión de un gas, es decir, relativamente pocos átomos o moléculas.  En ese sentido, un vacío perfecto no contendría ningún átomo o molécula, pero no se puede obtener, ya que todos los materiales que rodean ese espacio tienen una presión de vapor finita.  En un bajo vacío, la presión se reduce hasta 10-2 pascales, mientras que un alto vacío tiene una presión de 10-2-10-7 pascales.  Por debajo de 10-7 pascales se conoce como un vacío ultraalto.

No puedo dejar de referirme al vaciotheta (vació θ) que, es el estado de vacío de un campo gauge no abeliano (en ausencia de campos fermiónicos y campos de Higgs). En el vacío theta hay un número infinito de estados degenerados con efecto túnel entre estos estados.  Esto significa que el vacío theta es análogo a una funciónn de Bloch en un cristal.

Se puede derivar tanto como un resultado general o bien usando técnicas de instantón.  Cuando hay un fermión sin masa, el efecto túnel entre estados queda completamente suprimido. Cuando hay campos fermiónicos con masa pequeña, el efecto túnel es mucho menor que para campos gauge puros, pero no está completamente suprimido.

                                                   ¡Es tánto lo que hay pero que no podemos ver!

Si buscamos por ahí podremos leer explicaciones como esta: “En la Teoría cuántica de campos,  el vacío cuántico (también llamado el vacío) es el estado cuántico con la menor energía posible. Generalmente no contiene partículas físicas. El término “Energía de punto cero” es usado ocasionalmente como sinónimo para el vacío cuántico de un determinado campo cuántico.

De acuerdo a lo que se entiende actualmente por vacío cuántico o “estado de vacío”, este “no es desde ningún punto de vista un simple espacio vacío” , y otra vez: “es un error pensar en cualquier vacío físico como un absoluto espacio vacío.” De acuerdo con la mecánica cuántica, el vacío cuántico no está verdaderamente vacío sino que contiene ondas electromagnéticas fluctuantes y partículas que saltan adentro y fuera de la existencia.

Según las modernas teorías de las partículas elementales, el vacío es un objeto físico, se puede cargar de energía y se puede convertir en varios estados distintos. Dentro de su terminología, los físicos hablan de vacíos diferentes. El tipo de partículas elementales, su masa y sus interacciones están determinados por el vacío subyacente. La relación entre las partículas y el vacío es similar a la relación entre las ondas del sonido y la materia por la que se propagan. Los tipos de ondas y la velocidad a la que viajan varía dependiendo del material.”

Como nos dicen en este anuncio del Kybalion, nada es estático en el Universo y, todo está en continuo movimiento o vibración. Habreis oido hablar de la energía de punto cero que permanerce en una sustancia en el cero absoluto (cero K). Está de acuerdo con la teoría cuántica, según la cual, una partícula oscilando con un movimiento armónico simple no tiene estado estacionario de energía cinética nula. Es más, el Principio de Incertidumbre no permite que esta partícula esté en reposo en el punto central exacto de sus oscilaciones. Del vacío surgen sin cesar partículas virtuales que desaparecen en fracciones de segundo, y, ya conoceis, por ejemplo, el Efecto Casimir en el que dos placas pueden producir energía negativa surgidas del vacío.

De todas las maneras, en este momento sabemos tanto de la espuma cuántica como de nuestra presencia en el Universo, es decir, nada. Todo son conjeturas, suposiciones e hipótesis que nos hacen imaginar lo que pueda existir a la distancia de Planck. Claro que  en una longitud de 10-35 metros, sí que es fácil imaginar que lo que podamos ver allí sería simplemete una especie de espuma cuántica asociada a lo que estimamos que sería la gravedad cuántica.

emilio silvera

¡Fluctuaciones de vacío! ¡Materia! ¿Universos perdidos?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Misterios del Universo    ~    Comentarios Comments (1)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 «

 

http://francisthemulenews.files.wordpress.com/2010/08/dibujo20100822_hoag_object_a1515_2146_hubble_space_telescope1.png

            Aunque de extraña y atípica figura, también, esta galaxia, está hecha de materia

Tiene y encierra tantos misterios la materia que estamos aún y años-luz de saber y conocer sobre su verdadera naturaleza. Es algo que vemos en sus distintas formas materiales que configuran y conforman todo lo material desde las partículas elementales hasta las montañas y los océanos. Unas veces está en estado “inerte” y otras, se eleva hasta la vida que incluso,  en ocasiones, alcanza la consciencia de SER. Sin embargo, no acabamos de dilucidar de dónde viene su verdadero origen y que era antes de “ser” materia. ¿Existe acaso una especie de sustancia cósmica anterior a la materia? Y, si realmente existe esa sustancia… ¿Dónde está? Tenemos un Modelo plausible de la creación del Universo que nos dice de dónde surgió y cómo se formaron los primeros átomos de materia pero, sospecho que… ¡No es suficiente!

Descubren restos de la materia prima original del Universo

Con esta imagen se publicó que se habían descubiertos restos de la materia prima del universo. Sin embargo, no es mucho lo que de ello podemos asegurar y, en cualquier parte que podamos mirar nos dan más o menos, las mismas respuestas sobre lo que la materia es:

“Materia es todo aquello que tiene localización espacial, posee una cierta cantidad de energía, y está sujeto a cambios en el tiempo y a interacciones con aparatos de medida. En física y filosofía, materia es el término para referirse a los constituyentes de la realidad material objetiva, entendiendo por objetiva que pueda ser percibida de la misma forma por diversos sujetos. Se considera que es lo que forma la parte sensible de los objetos perceptibles o detectables por medios físicos. Es decir es todo aquello que ocupa un sitio en el espacio, se puede tocar, se puede sentir, se puede medir, etc.”

En Ginebra.- Físicos en el centro de investigación CERN están logrando colisiones de alta carga energética de partículas subatómicas en su intento por recrear las condiciones inmediatamente posteriores al Big Bang, el cual llevó al inicio del universo 13.700 millones de años atrás. Mucho se ha criticado al LHC y, sin embargo, es un gran paso adelante que nos posibilitará saber, como es el Universo y, nos descubrirá algunos de sus secretos. Hará posible que avancemos en el conocimiento sobre de dónde venimos, cómo el universo temprano evolucionó, cómo tienen y adquieren su masa las partículas y, algunas cosas más.

Lo cierto es que, adentrarse en el universo de las partículas que componen los elementos de la Tabla Periódica, y en definitiva, la materia conocida, es verdaderamente fantástico”. Esos pequeños objetos que no podemos ver, de dimensiones infinitesimales, son, en definitiva, los componentes de todo lo que contemplamos a nuestro alrededor: Las montañas, ríos, Bosques, océanos, los más exoticos animales y, hasta nosotros mismos, estamos hechos de Quarks y Leptones que, en nuestro caso, han podido evolucionar hasta llegar…¡A los pensamientos!

 

 

Desde los Quarks hasta los pensamientos

Estas dos familias de partículas (Quarks y Leptones)  conforman todo lo que podemos ver a nuestro alrededor, la materia del Universo y, si la “materia oscura” en realidad existe, no sabemos de qué pueda estar hecha y las clases de partículas que la puedan conformar. Habrá que esperar y, de momento, hablaremos de lo que conocemos.

Nos podríamos preguntar miles de cosas que no sabríamos contestar.  Nos maravillan y asombran fenómenos naturales que ocurren ante nuestros ojos pero que tampoco sabemos, en realidad, a que son debidos.  Sí, sabemos ponerles etiquetas como, por ejemplo, la fuerza nuclear débil, la fisión espontánea que tiene lugar en algunos elementos como el protactinio o el torio y, con mayor frecuencia, en los elementos que conocemos como transuránicos.

A medida que los núcleos se hacen más grandes, la probabilidad de una fisión espontánea aumenta.  En los elementos más pesados de todos (einstenio, fermio y mendelevio), esto se convierte en el método más importante de ruptura, sobrepasando a la emisión de partículas alfa.

¡Parece que la materia está viva!

Son muchas las cosas que desconocemos y, nuestra curiosidad nos empuja continuamente a buscar esas respuestas.

El electrón y el positrón son notables por sus pequeñas masas (sólo 1/1.836 de la del protón, el neutrón, el antiprotón o antineutrón), y, por lo tanto, han sido denominados leptones (de la voz griega lepto que significa “delgado”).

Aunque el electrón fue descubierto en 1.897 por el físico británico Josepth John Thomson (1856-1940), el problema de su estructura, si la hay, no está resuelto.  Conocemos su masa y su carga negativa que responden a 9,1093897 (54)x10-31kg la primera y, 1,602 177 33 (49)x10-19 culombios, la segunda, y también su radio clásico. No se ha descubierto aún ninguna partícula que sea menos masiva que el electrón (o positrón) y que lleve  una carga eléctrica, sea lo que fuese (sabemos como actúa y cómo medir sus propiedades, pero aun no sabemos qué es), tenga asociada un mínimo de masa, y que esta es la que se muestra en el electrón.

thomson

                  Josepth John Thomson

Lo cierto es que, el electrón, es una maravilla en sí mismo.  El Universo no sería como lo conocemos si el electrón (esa cosita “insignificante”), fuese distinto a como es, bastaría un cambio infinitesimal para que, por ejemplo, nosotros no pudiéramos estar aquí ahora.

(“Aunque no se trata propiamente de la imagen real de un electrón, un equipo de siete científicos suecos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Lund consiguieron captar en vídeo por primera vez el movimiento o la distribución energética de un electrón sobre una onda de luz, tras ser desprendido previamente del átomo correspondiente.

Previamente dos físicos de la Universidad Brown habían mostrado películas de electrones que se movían a través de helio líquido en el International Symposium on Quantum Fluids and Solids del 2006. Dichas imágenes, que mostraban puntos de luz que bajaban por la pantalla fueron publicadas en línea el 31 de mayo de 2007, en el Journal of Low Temperature Physics.

En el experimento que ahora nos ocupa y dada la altísima velocidad de los electrones el equipo de investigadores ha tenido que usar una nueva tecnología que genera pulsos cortos de láser de luz intensa (“Attoseconds Pulses”), habida cuenta que un attosegundo equivalente a la trillonésima parte de un segundo”.)

¡No por pequeño, se es insignificante! Recordémoslo, todo lo grande está hecho de cosas pequeñas.

Haga clic para mostrar el resultado de "Louis de Broglie" número 12

Louis de Broglie

En realidad, existen partículas que no tienen en absoluto asociada en ellas ninguna masa (es decir, ninguna masa en reposo).  Por ejemplo, las ondas de luz y otras formas de radiación electromagnéticas se comportan como partículas (Einstein en su efecto fotoeléctrico y De Broglie en la difracción de electrones.)

Imagen ilustrativa de la dualidad onda-partícula, en el cual se puede ver cómo un mismo fenómeno puede tener dos percepciones distintas. Esta manifestación en forma de partículas de lo que, de ordinario, concebimos como una onda se denomina fotón, de la palabra griega que significa “luz”.

El fotón tiene una masa de 1, una carga eléctrica de 0, pero posee un espín de 1, por lo que es un bosón. ¿Cómo se puede definir lo que es el espín? Los fotones toman parte en las reacciones nucleares, pero el espín total de las partículas implicadas antes y después de la reacción deben permanecer inmutadas (conservación del espín).  La única forma que esto suceda en las reacciones nucleares que implican a los fotones radica en suponer que el fotón tiene un espín de 1. El fotón no se considera un leptón, puesto que este termino se reserva para la familia formada por el electrón, el muón y la partícula Tau con sus correspondientes neutrinos: Ve, Vu y VT.

Existen razones teóricas para suponer que, cuando las masas se aceleran (como cuando se mueven en órbitas elípticas en torno a otra masa o llevan a cabo un colapso gravitacional), emiten energía en forma de ondas gravitacionales.  Esas ondas pueden así mismo poseer aspecto de partícula, por lo que toda partícula gravitacional recibe el nombre de gravitón.

La fuerza gravitatoria es mucho, mucho más débil que la fuerza electromagnética.  Un protón y un electrón se atraen gravitacionalmente con sólo 1/1039 de la fuerza en que se atraen electromagnéticamente. El gravitón (aún sin descubrir) debe poseer, correspondientemente, menos energía que el fotón y, por tanto, ha de ser inimaginablemente difícil de detectar.

De todos modos, el físico norteamericano Joseph Weber emprendió en 1.957 la formidable tarea de detectar el gravitón.  Llegó a emplear un par de cilindros de aluminio de 153 cm. De longitud y 66 de anchura, suspendidos de un cable en una cámara de vacío.  Los gravitones (que serían detectados en forma de ondas), desplazarían levemente esos cilindros, y se empleó un sistema para detectar el desplazamiento que llegare a captar la cienmillonésima parte de un centímetro.

                  Joseph Weber

El interferómetro funciona enviando un haz de luz que se separa en dos haces; éstos se envían en direcciones diferentes a unos espejos donde se reflejan de regreso, entonces los haces al combinarse presentarán interferencia.

Las débiles ondas de los gravitones, que producen del espacio profundo, deberían chocar contra todo el planeta, y los cilindros separados por grandes distancias se verán afectados de forma simultánea.  En 1.969, Weber anunció haber detectado los efectos de las ondas gravitatorias.  Aquello produjo una enorme excitación, puesto que apoyaba una teoría particularmente importante (la teoría de Einstein de la relatividad general).  Desgraciadamente, nunca se pudo comprobar mediante las pruebas realizadas por otros equipos de científicos que duplicaran el hallazgo de Weber.

De todas formas, no creo que, a estas alturas, nadie pueda dudar de la existencia de los gravitones, el bosón mediador de la fuerza gravitatoria.  La masa del gravitón es cero, su carga es cero, y su espín de 2.  Como el fotón, no tiene antipartícula, ellos mismos hacen las dos versiones.

Tenemos que volver a los que posiblemente son los objetos más misteriosos de nuestro Universo: Los agujeros negros.  Si estos objetos son lo que se dice (no parece que se pueda objetar nada en contrario), seguramente serán ellos los que, finalmente, nos faciliten las respuestas sobre las ondas gravitacionales y el esquivo gravitón.

Imagen de un <a href=agujero negro en el núcleo de una galaxia arrasando otra próxima." name="ImagenGaleria" width="480" vspace="10" />

Imagen de un agujero negro en el núcleo de una galaxia arrasando otra próxima- NASA

La onda gravitacional emitida por el agujero negro produce una ondulación en la curvatura del espacio-temporal que viaja a la velocidad de la luz transportada por los gravitones. Tenemos varios proyectos en marcha de la NASA y otros Organismos oficiales que buscan las ondas gravitatorias de los agujeros negros, de colisiones entre estrellas de neutrones y de otras fuentes análogas que, según se cree, nos hablará de “otro universo”, es decir, nos dará información desconocida hasta ahora y sabremos “ver” un universo distinto al reflejado por las ondas elecromagnéticas que es el que ahora conocemos.

           ¿Espuma cuántica? Si profundizamos mucho en la materia…

Hay aspectos de la física que me dejan totalmente sin habla, me obligan a pensar y me transporta de este mundo material nuestro a otro fascinante donde residen las maravillas del Universo.  Hay magnitudes asociadas con las leyes de la gravedad cuántica. La longitud de Planck-Wheeler, limite_planck es la escala de longitud por debajo de la cual el espacio tal como lo conocemos deja de existir y se convierte en espuma cuántica.  El tiempo de Planck-Wheeler (1/c veces la longitud de Planck-Wheeler o aproximadamente 10-43 segundos), es el intervalo de tiempo más corto que puede existir; si dos sucesos están separados por menos que esto, no se puede decir cuál sucede antes y cuál después. El área de Planck-Wheeler (el cuadrado de la longitud de Planck-Wheeler, es decir, 2,61×10-66cm2) juega un papel clave en la entropía de un agujero negro.

“Una investigación ha llevado a pensar que, la materia se construye sobre fundamentos frágiles. Los físicos acaban de confirmar que la materia, aparentemente sustancial, es en realidad nada más que fluctuaciones en el vació cuántico. Los investigadores simularon la frenética actividad que sucede en el interior de los protones y neutrones, que como sabéis son las partículas que aportan casi la totalidad de la masa a la materia común. Estas dos partículas, protones y neutrones, se comportan como si en su interior, los quarks de los que están hechas ambas partículas, lucharan por escapar del confinamiento a que se ven sometidos por la fuerza nuclear fuerte por medio de los Gluones que forman un océano en el que se ven confinados sin remedio. De hecho, nunca nadie ha podido ver a un quark libre.

Así que, si estudiamos el vacío cuántico, parece que eso permitirá a los físicos someter a prueba a la Cromo Dinámica Cuántica y buscar sus efectos más allá de la física conocida. Por ahora, los cálculos demuestran que la QCD describe partículas basadas en quarks de forma precisa, y que la mayor parte de nuestra masa viene de quarks virtuales y gluones que burbujean en el vacío cuántico.

Higgs.png" alt="" width="304" height="242" />

Decía cuando publiqués este trabajo por primera vez:

“Se cree que el campo de Higgs hace también su pequeña contribución, dando masa a los quarks individuales, así como a los electrones y a otras varias partículas. El campo de Higgs también crea masa a partir del vacío cuántico, en forma de bosones virtuales de Higgs. De modo que si el LHC confirma la existencia del bosón de Higgs, eso significará que toda la realidad es virtual, es menos virtual de lo que se pensaba. No creo que hasta el momento, y, a pesar de las declaraciones salidas desde el CERN, se tenga la seguridad de haber detectado el Bosón de Higgs.

De todo lo anterior, no podemos obtener una respuesta cierta y científicamente probada de que todo eso sea así, más bien, los resultados indican que todo eso “podría ser así”, lo que ocurre es que, los científicos, a veces se dejan llevar por las emociones. Al fin y al cabo, ellos como el común de los mortales, también son humanos.”

           Ya nos gustaría saber cómo es, ese vacío cuántico y qué pasa allí

Me llama poderosamente la atención lo que conocemos como las fluctuaciones de vacío, esas oscilaciones aleatorias, impredecibles e ineliminables de un campo (electromagnético o gravitatorio), que son debidas a un tira y afloja en el que pequeñas regiones del espacio toman prestada momentáneamente energía de regiones adyacentes y luego la devuelven. Hace un par de días que hablamos de ello.

Ordinariamente, definimos el vacío como el espacio en el que hay una baja presión de un gas, es decir, relativamente pocos átomos o moléculas.  En ese sentido, un vacío perfecto no contendría ningún átomo o molécula, pero no se puede obtener, ya que todos los materiales que rodean ese espacio tienen una presión de vapor finita.  En un bajo vacío, la presión se reduce hasta 10-2 pascales, mientras que un alto vacío tiene una presión de 10-2-10-7 pascales.  Por debajo de 10-7 pascales se conoce como un vacío ultraalto.

No puedo dejar de referirme al vaciotheta (vació θ) que, es el estado de vacío de un campo gauge no abeliano (en ausencia de campos fermiónicos y campos de Higgs). En el vacío theta hay un número infinito de estados degenerados con efecto túnel entre estos estados.  Esto significa que el vacío theta es análogo a una funciónn de Bloch en un cristal.

Se puede derivar tanto como un resultado general o bien usando técnicas de instantón.  Cuando hay un fermión sin masa, el efecto túnel entre estados queda completamente suprimido. Cuando hay campos fermiónicos con masa pequeña, el efecto túnel es mucho menor que para campos gauge puros, pero no está completamente suprimido.

                                                   ¡Es tánto lo que hay pero que no podemos ver!

Si buscamos por ahí podremos leer explicaciones como esta: “En la Teoría cuántica de campos,  el vacío cuántico (también llamado el vacío) es el estado cuántico con la menor energía posible. Generalmente no contiene partículas físicas. El término “Energía de punto cero” es usado ocasionalmente como sinónimo para el vacío cuántico de un determinado campo cuántico.

De acuerdo a lo que se entiende actualmente por vacío cuántico o “estado de vacío”, este “no es desde ningún punto de vista un simple espacio vacío” , y otra vez: “es un error pensar en cualquier vacío físico como un absoluto espacio vacío.” De acuerdo con la mecánica cuántica, el vacío cuántico no está verdaderamente vacío sino que contiene ondas electromagnéticas fluctuantes y partículas que saltan adentro y fuera de la existencia.

Según las modernas teorías de las partículas elementales, el vacío es un objeto físico, se puede cargar de energía y se puede convertir en varios estados distintos. Dentro de su terminología, los físicos hablan de vacíos diferentes. El tipo de partículas elementales, su masa y sus interacciones están determinados por el vacío subyacente. La relación entre las partículas y el vacío es similar a la relación entre las ondas del sonido y la materia por la que se propagan. Los tipos de ondas y la velocidad a la que viajan varía dependiendo del material.”

Como nos dicen en este anuncio del Kybalion, nada es estático en el Universo y, todo está en continuo movimiento o vibración. Habreis oido hablar de la energía de punto cero que permanerce en una sustancia en el cero absoluto (cero K). Está de acuerdo con la teoría cuántica, según la cual, una partícula oscilando con un movimiento armónico simple no tiene estado estacionario de energía cinética nula. Es más, el Principio de Incertidumbre no permite que esta partícula esté en reposo en el punto central exacto de sus oscilaciones. Del vacío surgen sin cesar partículas virtuales que desaparecen en fracciones de segundo, y, ya conoceis, por ejemplo, el Efecto Casimir en el que dos placas pueden producir energía negativa surgidas del vacío.

De todas las maneras, en este momento sabemos tanto de la espuma cuántica como de nuestra presencia en el Universo, es decir, nada. Todo son conjeturas, suposiciones e hipótesis que nos hacen imaginar lo que pueda existir a la distancia de Planck. Claro que  en una longitud de 10-35 metros, sí que es fácil imaginar que lo que podamos ver allí sería simplemete una especie de espuma cuántica asociada a lo que estimamos que sería la gravedad cuántica.

emilio silvera

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Veámos el por qué los planetas tienen lunas:

A veces nos hemos prguntado por la presencia de esos pequeños mundos alrededor de los planetas y, nos ha llamado la  diversidad de características que cada uno tiene y los define pero, sobre todo, nos hemos preguntado por qué están allí. Y, en a los planetas mayores como Júpiter -al menos en relación a sus cuatro lunas mayores- la respuesta que se nos viene a la mente sería:

Júpiter debe poseer estas lunas por idénticas razones por las que el Sol posee sus planetas. En un esquema menor, la situación debió ser la misma. Las grandes lunas de Júpiter son casi tan grandes como planetas, o, al menos, parecen planetas pequeños y, se formarían alrededor del planeta gigante del solar como Mercurio, Venus, la Tierra y Marte lo hicieron alrededor de la estrella que nos alumbra, creciendo a partir de fragmentos de materia planetaria que orbitaban el planeta. De hecho, el propio Júpiter parece un sistema solar en miniatura. La única diferencia está en que Júpiter, al no tener la masa suficiente, no pudio llegar a ser estrella y se quedó en planeta grande.

 

                ¿Qué “luna” será esta? ¿Tendrá que ver algo con el planeta Marte?

Es posible que las pequeñas lunas del solar tengan un origen diferente. Incluímos aquí las dos lunas de Marte, Phobos y Deimos -simples trozos de roca en forma de patata, de unos quince kilómetros de diámetro-, lo mismo que docenas de pequeñas lunas que giran alrededor de Júpiter y de los demás planetas gigantes.

Quizá, todas esas pequeñas lunas no son otra cosa que que asteroides capturados y atraídos por las grandes masas de esos planetas que generan una fuerte atracción gravitatoria que los hizo apartarse de sus trayectorias normales quedando “prisioneros” del gigante. Sin embargo, pueden pasar relativamente de planetas como Marte y seguir, tranquilamente su viaje hacia los confines del Universo. El que Marte los pueda “enganchar”, posiblemente sea debido a que Phobos y Deimos pasaron a la distancia precisa: Ni tan cerca como para chocar con el planeta ni tan lejos como para poder evadir la fuerza de Gravedad.

Así que, ya sólo nos queda saber el origen de la luna de la Tierra. No creo que ninguna de esas explicaciones nos sirva ni sean satisfactorias al caso. Nuestra Luna no puede ser un planeta en el “ solar” terrestre, porque la Tierra es demasiado pequeña para poder tener su propia familia de planetas. Y además nuestra Luna está formada por materiales muy diferentes a los de los asteroides, lo que nos dice que no se trata de una captura realizada a partir del Cinturón de Asteroides. De hecho, no se ha dado todavía ninguna explicación suficientemente fiable del origen de la Luna.

A escala cósmica, el misterio de nuestra Luna es de importancia, y además es un misterio provocado. Harold Urey, el padre de la ciencia lunar, estudió el problema y se rindió diciendo:

“Es más fácil simular que la Luna no está en el cielo que explicar cómo ha conseguido estar ahí”

 

 

Teorías son muchas y muy variadas pero… Ni la captura de la Luna solitaria y viajera por la la fuerza de gravedad de la Tierra, ni una binaria -la Tierra y la Luna se formaron juntas-, o, la ficción -la Luna es en su origen parte de la Tierra- que, al ser golpeada por un cuerpo de grandes dimensiones, desgajo una parte de su superficie y, junto con otra parte del propio cuerpo invasor (que continuó su camino tan riocamente), quedaron orbitando la Tierra hasta juntarse y formar la Luna.

Hemos podido llegar a descubrir muchas curiosidades que rodean a nuestra Luna y, los modernos telescopios y aparatos de medición nos han dicho que: La Luna se aleja de nosotros describiendo un círculo espiral a razón de 2,5 centímetros cada año y, también hemos llegado a que el día, se alarga un segundo cada cincuenta mil años pero, de dónde vino la Luna… ¡Nadie lo sabe!

Uno de los diez hijos de Darwin llegó a suponer que el ritmo de separación de la Tierra y la Luna, podía dar lugar a imaginar que hace 50 millones de años, la Luna estaba a tan sólo unos 9.000 km de la Tierra en comparación con el promedio de 380.000 km y que el día, tenía una duración de apenas 5 horas.

Como podréis ver, siempre nos gustó especular.

Lo cierto es que hemos llegado a conocer muy bien la Luna y sabemos también, de qué materiales está formada y, en comparación con la Tierra, la Luna presenta una gran pobreza de elementos siderófilos (literalmente, adictos al hierro), que se adhieren con prontitud al hierro. Porque en comparación con la Tierra la Luna tiene una gran escacez de estos componentes; de hecho sólo posee una cuarta parte del hierro que se esperaría en cualquier material rocoso del Sistema solar.

File:Lunar rocks distribution lmb.jpg

El conocimiento que tenemos de la composición de la Luna se basa, por una parte, en los análisis in situ que realizaron los astronautas del programa Apolo y en los exhaustivos que se han hecho de los casi 400 kilos de rocas lunares que trajeron. Hay que tener en cuenta que los astronautas tocaron únicamente seis puntos de la Luna. Por otra parte, los miles de fotografías de la Luna que se han hecho permiten extrapolar la información obtenida en esos seis muestreos para lograr una aproximación de lo que sería un estudio global, con todos los errores que esta generalización conlleva. Con todo, los geólogos han agrupado los componentes de la Luna en cuatro grandes categorías en función de su origen.

Con la excepción de los elementos implantados por el viento solar (hidrógeno, carbono, nitrógeno y gases nobles), las principales concentraciones de interés, a partir de fuentes extralunares, son las de los elementos denominados siderófilos, como el hierro, el cobre, el níquel, etcétera. La mayor parte de ellos procede de cuerpos meteoríticos que han impactado sobre la superficie lunar, y no es raro que, aunque en algunos casos existan desviaciones de la norma, sus pautas de concentración en el regolito sean similares a las de los meteoritos condríticos. Las concentraciones que podrían tener mayor interés de tecnológica se encontrarían en los restos de meteoritos de grandes dimensiones.

Las concentraciones de elementos mayoritarios son, salvo para el titanio (abundante) y el sodio (muy escaso), similares a las terrestres a excepci´çon del hierro que es sólo una cuarta parte del que encontramos en nuestro planeta. En cuanto a los elementos traza incompatibles, destacan los altos valores en tierras raras de los basaltos de tipo KREEP. Las concentraciones de elementos menores más para su utilización in situ son las del fósforo, cromo y manganeso. El cromo muestra una mayor abundancia en las rocas lunares que en sus homólogas terrestres. El manganeso en las rocas lunares llega al 0,25%.

Lo único cierto es que, lo mismo que le pasó a Harold Urey que estudió muy a fondo el problema, nadie ha sabido hasta el momento dar una explicación creíble del origen de la Luna que, está muy de nosotros pero, sin embargo, no conocemos de dónde vino o cómo pudo llegar aquí. De todo lo demás sobre ella, hemos aprendido con el tiempo y, de la misma manera, esperémos que, algún día, alguien nos diga ¡y nos demuestre! su origen.

Claro que satélites naturales en nuestro propio sistema solar son muchos y, algunos, son fascinantes por lo que en ellos podríamos encontrar.

File:Titan in natural color Cassini.jpg

                       Titán en color natural (sonda Cassini-Huygens 2005)

Titán es el mayor de los satélites de Saturno, siendo el único del Sistema Solar que posee una atmósfera importante. Según los disponibles su atmósfera podría estar compuesta principalmente de nitrógeno, pero hasta un 6% puede ser metano y compuestos complejos de hidrocarburos. En el año 2005, la sonda espacial Cassini-Huygens descendió en paracaídas por la atmósfera de Titán y aterrizó en su helada superficie para algunos de sus secretos.

¡Sigamos soñando con la realidad! En este presente que ya es futuro.

Las sondas espaciales Cassini-Huygens nos han posibilitado para contemplar imágenes del espacio exterior que nunca habríamos imaginado ver. Fijaos en el lejano Sol que alumbra el océano de metano de la Luna Titan de Saturno, mientras que el planeta, contempla asombrado tanto belleza.

emilio silvera

Las galaxias y la Vida… ¡Reducen la entropía!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Misterios del Universo    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

   Estamos en un planeta lleno de vida y tal maravilla se nos olvida con frecuencia

Nuestro planeta, la Tierra, forma parte del Universo, y, es una prueba indiscutible de que sus componentes biológicos y físicos forman parte de una única red que funciona de un modo autorregulado, y, de esa forma, mantiene las condiciones que son ampliamente adecuadas para la existencia de vida, pero que sufren fluctuaciones a todas las escalas (incluidos los ritmos de alternancia de glaciaciones y periodos interglaciales, así como las extinciones masivas). En un sentido real, la Tierra es el lugar que alberga una red de vida multiforme, y la existencia de esta red (Gaia) sería visible para cualquier forma de vida inteligente que hubiera en Marte o en cualquier otro planeta y que fuera capaz de aplicar la prueba conocida de Lovelock y buscar señales de reducción de la entropía.

                La vida es un signo de entropía negativa cuando se replica

Ni la NASA, tomó nunca la prueba de Lovelock lo suficientemente en serio como para aplicarla a la búsqueda de vida en el Sistema Solar; pero si se lo tomó en serio para buscar vida más allá del Sistema Solar. Ahora, parece que han recapacitado y han enviado a Marte y otros lugares de nuestro entorno, una pléyade de ingenios que ya nos han enviado datos e imágenes de cómo son otros mundos y de las posibilidades que en ellos pueden existir de que la vida esté presente. De momento han encontrado hielo de agua, han diluido porciones de la tierra marciana en agua y debidamente tratada, han hallado la presencia de magnesio, sodio, potasio y cloruros.  En algunos lugares, como Titán, por ejemplo,  hay más que evidencia de agua porque las sales están allí con otros elementos esperanzadores y una atmósfera prometedora. Además han encontrado los compuestos químicos necesarios para la vida como la conocemos. y, lo sorprendente de estos lugares (también Marte) es que no son un mundos extraños, sino que, en muchos aspectos, son iguales que la Tierra fue en el pasado o podrá ser en el futuro. Por eso es importante que los estudiémos.

En alguna ocasión me he referido al comentario que hizo Darwin:

“… los materiales primigenios… en alguna pequeña charca caliente, tendrían la oportunidad de hacer el trabajo y organizarse en sistemas vivos…”

 

Hasta que supimos que existían otros sistemas planetarios en nuestra Galaxia, ni siquiera se podía considerar esta posibilidad como una prueba de que la vida planetaria fuera algo común en la Vía Láctea. Pero ahora se sabe que más de cien estrellas de nuestra zona de la galaxia tienen planetas que describen órbitas alrededor de ellas. Casi todos los planetas descubiertos hasta ahora son gigantes de gas, como Júpiter y Saturno (como era de esperar, los planetas grandes se descubrieron primero, por ser más fáciles de detectar que los planetas pequeños), sin embargo,  es difícil no conjeturar que allí, junto a esos planetas, posiblemente estarán también sus hermanos planetarios más pequeños que, como la Tierra, pudieran tener condiciones para generar la vida en cualquiera de sus millones de formas, incluso desconocidas para nosotros como ocurre aquí mismo en nuestro planeta.

Supertierras que son fáciles de detectar por su inemnsas masas pero, los planetas terrestres también están por ahí, orbitando a miles y miles de estrellas y a la distancia adecuada para poder contener la vida. Los elementos más abundantes del Universo: carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno (CHON). Están ahí, dispersos por las Nebulosas que forman los mundos y las estrellas y… ¡la vida!

Lee Smolin, de la Universidad de Waterloo,  Ontario, ha investigado la relación existente entre, por una parte, las estrellas que convierten unos elementos más sencillos en algo como el CHON y arroja esos materiales al espacio, y, por otra parte, las nubes de gas y polvo que hay en éste, que se contrae para formar nuevas estrellas y mundos.

Nuestro hogar dentro del espacio, la Vía Láctea, es una entre los cientos de miles de millones de estructuras similares dispersas por todo el Universo visible, y parece ser una más, con todas las características típicas – de tipo medio en cuanto a tamaño, composición química, etc.- La Vía Láctea tiene forma de disco plano, con alrededor de cien mil años luz de diámetro, y está formada por doscientos mil millones de estrellas que describen órbitas en torno al centro del disco.

El Sol, en realidad, sólo es importante para nosotros al ser el cuerpo central de nuestro Sistema Solar, y con mucho, la estrella más cercana al planeta Tierra y la única que se puede estudiar con todo lujo de detalles. Se clasifica como una estrella G2V: una estrella amarilla con una temperatura efectiva de 5.770 K (tipo espectral G2) y una enana de la secuencia principal (clase de luminosidad V). Los detalles de su composición son sobradamente sabidos por todos y cabe destacar su abundancia de hidrógeno – 71% en masa- y de helio el 27% y elementos más pesados hasta completarlo. Por lo tanto, nuestro Sol no destaca por nada entre esa multitud de de cientos de miles de millones de estrellas.

Recorre su órbita a una distancia del centro que viene a ser más o menos dos tercios del diámetro. En el centro de la Galaxia las estrellas forman una protuberancia, de tal modo que desde el exterior daría la sensación de estar viendo un enorme huevo frito, en el que la protuberancia sería la yema. Sin embargo, el modo en que este disco gira revela que todo el material brillante (materia bariónica) que compone la parte visible de la Vía Láctea queda sujeto por el tirón gravitatorio que la propia masa galáctica genera. Otros hablan de una materia invisible que no brilla ni emite radiación y que viene a ser más o menos diez veces mayor que la materia visible de la Galaxia y que suponen diseminada en un halo situado alrededor de ella, extendiéndose mucho más allá del borde del disco de estrellas brillantes.

Descubrir qué es realmente esta materia oscura (si existe, yo prefiero llamarla no luminosa o materia escondida) constituye un tema de crucial interés para los astrónomos, pero no entraremos ahora en eso, ya que, para lo que estamos tratando, no tiene importancia. Muchas galaxias en forma de disco se caracterizan por una especie de serpentinas que se alejan en espiral desde su centro, lo que hace que se les aplique el nombre de galaxias espirales. Es fácil estudiar las pautas que siguen los llamados “brazos espirales”, porque las galaxias se encuentran relativamente cerca unas de otras, si comparamos estas distancias con sus tamaños.

foto de nuestra galaxia

Andrómeda (que no es la que arriba vemos), la galaxia espiral más cercana comparable a la Vía Láctea, se encuentra con respecto a nosotros a una distancia de poco más de dos millones de años luz; parece una gran distancia, pero la galaxia de Andrómeda es tan grande (un poco mayor que la Vía Láctea) que, incluso a esa distancia, vista desde la Tierra cubre un trozo de cielo del tamaño de la Luna, y puede observarse a simple vista en una noche despejada y sin luz lunar, si nos situamos lejos de las ciudades y de otras fuentes de emisión de luz.

Los brazos espirales, que son una característica tan llamativa en galaxias como la nuestra, son visibles porque están bordeados por estrellas calientes de gran masa que relucen con mucho brillo. Esto significa que también son estrellas jóvenes, ya que no hay estrellas viejas que tengan gran cantidad de masa.

No hay misterio alguno en cuanto al modo en que mantienen esa forma espiral. Se debe exclusivamente a un fenómeno de retroalimentación.  Las nubes gigantescas a partir de las cuales se forman las estrellas pueden contener hasta un millón de veces la masa del Sol cuando empieza a contraerse gravitatoriamente para formar estrellas. Cada nube que se contrae produce, no una sola estrella de gran tamaño, sino todo un conglomerado de estrellas, así como muchas estrellas menores. Cuando las estrellas brillantes emiten luz, la energía de esta luz estelar (especialmente en la parte ultravioleta del espectro) forma una burbuja dentro de la nube, y tiende a frenar la formación de más estrellas. Sin embargo, una vez que las estrellas de gran masa han recorrido sus ciclos vitales y han explotado, sembrando además el material interestelar con elementos de distintos tipos, la onda expansiva ejerce presión sobre las nubes interestelares cercanas y hace que éstas comiencen a contraerse.

Las ondas procedentes de distintas supernovas, al entrecruzarse unas con otras, actúan mutuamente para barrer el material interestelar y formar nuevas nubes de gas y polvo que se contraen produciendo más estrellas y supernovas, en un ejemplo clásico de interacción que se mantiene por sí sola en la que intervienen una absorción de energía (procedentes de las supernovas) y una retroalimentación.

Si la nube es demasiado densa, su parte interna se contraerá gravitatoriamente de manera rápida, formando unas pocas estrellas grandes que recorren sus ciclos vitales rápidamente y revientan la nube en pedazos antes de que puedan formarse muchas estrellas. Esto significa que la generación siguiente de estrellas nace de una nube más delgada, porque ha habido pocas supernovas que barrieran material formando pedazos densos. Si la nube es tan delgada que su densidad queda por debajo de la densidad óptima, nacerán muchas estrellas, y habrá gran cantidad de explosiones supernovas, lo cual producirá gran número de ondas de choque que barrerán el material interestelar, acumulándolo en nubes más densas.

De esta manera, por ambas partes, las retroalimentaciones operan para mantener un equilibrio aproximadamente constante entre la densidad de las nubes y el número de supernovas (y estrellas de tipo Sol) que se producen en cada generación. La propia pauta espiral resulta del hecho de que la galaxia realiza movimiento de rotación y está sometida al tirón gravitatorio que crea la fuerza de marea proveniente de esa materia no luminosa.

Claro que, la materia interestelar es variada. Existen nubes de gas y polvo fríos, que son ricas en interesantes moléculas y se llaman nubes moleculares gigantes; a partir de estas nubes se forman nuevas estrellas (y planetas). Hay nubes de lo que consideraríamos gas “normal”, formadas por átomos y moléculas de sustancias tales como el hidrógeno, y quizá tan caliente como una habitación cerrada durante toda la noche y con la temperatura de dos cuerpos dormidos y emitiendo calor. Además, hay regiones que se han calentado hasta temperaturas extremas mediante la energía procedente de explosiones estelares, de tal modo que los electrones han sido arrancados de sus átomos para formar un plasma cargado de electricidad.

http://soopernova.com/wp-content/uploads/2010/06/estrellas.jpg

La densidad de materia entre las estrellas es escasa, dado que estas la obsorbieron y la que había están convertidas en cuerpos homogéneos que brillan y generan calor transformando el material más sencillo en otro más complejo y pesado. También, alrededor de estas estrellas se forman los mundos.

Dentro del medio interestelar las densidades varían. En la modalidad más común, la materia existente entre las estrellas es tan escasa que sólo hay un átomo por cada mil centímetros cúbicos de espacio: en la modalidad más densa, las nubes que están a punto de producir nuevas estrellas y nuevos planetas contienen un millón de átomos por centímetro cúbico. Sin embargo, esto es algo muy diluido si se compara con el aire que respiramos, donde cada centímetro cúbico contiene más de diez trillones de moléculas, pero incluso una diferencia de mil millones de veces  en densidad sigue siendo un contraste espectacular.

La cuestión es que, unos pocos investigadores destacaron allá por 1.990 en que todos estos aspectos –composición, temperatura y densidad- en el medio interestelar dista mucho de ser uniforme. Por decirlo de otra manera más firme, no está en equilibrio, y parece que lo que lo mantiene lejos del equilibrio son unos pocos de procesos asociados con la generación de las pautas espirales.

Esto significa que la Vía Láctea (como otras galaxias espirales) es una zona de reducción de la entropía. Es un sistema auto-organizador al que mantienen lejos del equilibrio, por una parte, un flujo de energía que atraviesa el sistema y, por otra, como ya se va viendo, la retroalimentación. En este sentido, nuestra Galaxia supera el test de Lovelock para la vida, y además prestigiosos astrofísicos han argumentado que las galaxias deben ser consideradas como sistemas vivos.

Creo que llevan toda la razón.

emilio silvera