viernes, 24 de febrero del 2017 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¡Aquella Huelva de mi Juventud!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Recordar la vijeo y querer lo nuevo    ~    Comentarios Comments (15)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Yo Nací en Huelva, hace ya algunas décadas, cuando estaban construyendo el actual Ayuntamiento y el Edificio de Hacienda, entonces tenía yo unos 8 años y, en aquellas obras hacía novillos jugando con los albañiles que trabajaban en aquellas construcciones. Entonces todo era muy direferente. La ciudad además de ser más pequeña y familiar, más acogedora y menos fría, también guardaba algunos restos de lo que fue. Tierra marinera por excelencia. Su puerto ubicado en el la ría del Odiel, daba acogida al Puerto Pesquero al Puente del Tinto y a la salida hacia mar abierto, camino del Océano Atlántico, y de las Américas como un día hizo Colón, aunque él creía que iba a otro lugar.

Foto antigua de Paseo de la Rábida y Monumento a Colón (Huelva)

    Este camino de Tierra nos lleva hacia un monolito que se erigió en conmemoración a aquel viaje de Colón

 

 

Postal antigua HUELVA - Calle Canovas - 14 (Postales - España - Andalucía Antigua (hasta 1939) - Huelva)

 

La calle Cánovas de la Huelva antigua

 

 

 

La calle Palacios, en la que, a los 16 años, entre a trabajar en Ofiteme de Don Manuel Dominguez, Catedrático de Contabilidad y Economista de prestigio.

En Huelva tenemos algunos ejemplos de calles cuyo nombre actual es recuerdo de actividades pasadas, como por ejemplo: la Calle del Puerto, la Calle la Fuente, la Calle Rico (supongo que porque vivirían personas adineradas), la Calle de Palacio (por el palacio de los duques que se encontraba allí), la Plaza de las Monjas (por el convento cercano), la Calle Tendaleras (porque se construyó sobre la zona donde se tendían y tejían las redes). Todas ellas, me resultan entrañables y, algunas hoy, son irreconocibles.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/7/7f/Antiguo_mercado_de_Huelva.JPG/515px-Antiguo_mercado_de_Huelva.JPG

El antiguo Mercado del Carmen (ya desaparecido) dejó paso a un moderno Edificio de hoy en día

En este pequeño café-Bar, se podían comprar para llevar a casa o bien otmarlos allí, los mejores chocos y pescaditos fritos del lugar. Era una maravilla de lo natural hecho sencillez. Alimentos sanos sin aditivos. Como veréis, el nombre es orientativo: ¡En la Esquinita te espero! Así quedaban los amigos para tomar la cerveza y la razón de chocos fritos calentitos y recien salidos.

¿Cómo podían faltar las carretas que salían cada año para el Rocio -todavía salen-, haciendo un recorrido por algunos lugares de la ciudad para que la gente las vieran, mientras los rocieros, cantando y bebiendo, se preparaban para tres días de juerga que, ellos, llamaban de “devoción”.

El Edificio de la Izquierda es la Iglesia de la Concepción, a la que mi Abuela Manuela, regaló un enorme cuadro que exhiben entrando a la derecha y coge una enorme pared por sus grandes dimensiones. Mi abuela, que se dedicaba al trapicheo de cambiar cosas, cuando le caía en las manos alguna Obra como esa, se le regalaba a la Iglesia o, la vendía en Madrid, pero siempre, asesorado por el Profesor Don Manuel Siurot, una leyenda de Huelva.

Caserón de estilo neo-renacentista que se ubicaba en el número 8 de la antigua calle Hospital, hoy Méndez Núñez. Se trata de un ejemplo de los “revivals” propios de principios del siglo XX (1917 exactamente) como reacción al modernismo de la época. Este caso reinterpreta el renacentismo, con características formales bien digeridas e interpretadas que lo relacionan con casas del siglo XVIII, como el alerón de tejas sobre el balcón central. Su autor, José María Perez Carasa.

¿Qué arreglo de fachada se podría hacer hoy de esta rústica manera?

Situada en la esquina de la calle Cardenal Cisneros, muy cerca de la última casa antigua de Huelva que queda en pie. Esta casa tenía la particularidad de tener una hornacina al estilo de la que hablábamos hace unos días (Cristo de la Calle Enmedio), pero dedicada a la Virgen de los Dolores. En la fotografía se distingue también un azulejo. Estos retablos populares son frecuentes en los pueblos y ciudades Andaluzas y Huelva también tuvo algunos de ellos. Hoy día están todos desaparecidos, a excepción de los de nueva construcción.

 

 

El viejo Ayuntamiento del año 1936

 

 

El Ayuntamiento hoy

 

Como somos tan listos, la antigua casa de los Garrochos, fue demolida para dar paso a la modernidad y eliminamos las pruebas viviente4s de tiempos inolvidables y hechos que hicieron nuestra hitoria pequeña.

  Una perspectiva de la casa de los Garrochos        Emblema heráldico de los Garrocho

            Otra calle de mi ciudad natal

Muelle de Huelva hacia 1860

Muelle de Huelva hacia 1860. El edificio de la izquierda es el cuartel de carabineros (Imagen: Huelva Información). Aquella era una Huelva más primitiva y marinera, fiel a sus comienzos. En esta época la ciudad tenía como mayor actividad la pesaca y, todavía ni en Lepe, Cartaya, Palos de la Frontera, Rociana, o, Lucena del Puerto, no se explotaban las fresas que ahora, son una potencia en el mundo.

También en Huelva (como andaluces que somos), celebran la Semana Santa que cuenta con muchos debotos

Como no queremos carecer de nada, también cuando llega el Carnaval, los onubenses salen a la calles de la ciudad y se disfrazan y forman jolgorios que, cada vez son más tristes por la erosión económica en la que estamos inmersos.

Una actuación de jóvenes onubenses en el teatro que, como en Cádiz, también hacen sus pinitos de cancioncillas carnavaleras en estas fechas señaladas que, en realidad, traen recuerdos del pasado.

El Alcalde, con los brazos abiertos y, como buen político, repartiendo abrazos a todo el mundo mientras pasan las carretas del Carnaval. ¡Cómo son estos políticos! No se cómo se las aregla Perico Rodri para tener siempre, la sonrisa en la boca.  Yo no sabría hacerlo, los estados de ánimo no siempre lo permiten.

 

 

Todo, como nosotros mismos, va cambiando y lo que fue ya no es. La evolución es imparable

 

 

 

Esta es la Casa Colón

 

 

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/a2/Fuente_de_los_tritones_Casa_Col%C3%B3n.JPG

Esta es la fuente que tiene la Casa Col´çon en sus Jardines interiores y cuyas imágenes de bronce, fueron hechas por mi abuelo, maestro fundidor de Riotinto una Empresa minera con mucha historia en Huelva.

Mucho más os podría contar sobre mi ciudad pero, como muestrario creo que está bien para que todos los amigos del Blog, sepan, por los lugares que me he movido desde niño hasta la hora presente (viajes aparte), este ha sido mi ámbito local junto con los pueblos limítrofes y portugal. De todas las maneras, no importa lo grande o lo pequeño del lugar del mundo donde puedas haber habitado, siempre será lo mismo y ocurrirán las mismas cosas alrededor de nuestras vidas: La enseñanza escolar, el trabajo, la familia… Es una sucesión de hechos que se repiten mientras la vida rueda.

emilio silvera

PD.

Agradecer a mi amigo Antonio José Martinez Navarro las imágenes y algunos trozos de la historia.