domingo, 19 de noviembre del 2017 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




La Energía del Cerebro

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en enigmas por resolver    ~    Comentarios Comments (2)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Resultado de imagen de La Naturaleza de la Mente

La Mente puede recrear cualquier cosa que esté en nuestro recuerdo, o, incluso, de lo que nunca supo

Resultado de imagen de la Mente ese prodigio inmaterial que cre aideas

                                             Surge del cerebro y crea las ideas

La Naturaleza de la mente es el misterio más profundo de la humanidad., se trata, además de un enigma de proporciones gigantescas, que se remonta a milenios atrás, y que se extiende desde el centro del cerebro hasta los confines del Universo. Es un secreto que provocó vértigo y depresión en alguna de las mentes más preclaras de algunos de los filósofos y pensadores más grandes que en el mundo han sido. Sin embargo, este amplio vacío de ignorancia está, ahora, atravesado, por varios rayos de conocimiento que nos ayudará a comprender cómo se regula la energía mental.

Ahora estamos comenzando a comprender (en parte) el desarrollo del cerebro y de sus interaciones que se producen en varias escalas de tiempo, y, conforme a las experiencias del individuo, sus serntidos que recogen datos del entorno…

Aunque puede que no sepamos que es la mente, sabemos algunas cosas sobre el cerebro. Está formado por una red, una increíble maraña de “cables” eléctricos que serpentean a través de una gran cantidad de “sustancias” neuroquímicas. Existen quizás cien mil millones de neuronas en el cerebro humano, tantas como estrellas hay en la Vía Láctea, y, cada una de ellas recibe datos eléctricos de alrededor de mil neuronas, además de estar en contacto y en comunicación con unas cien mil neuronas más.

Resultado de imagen de Cómo llegan los datos al cerebro

El cerebro adulto continúa generando neuronas durante toda la vida. El proceso se conoce como neurogénesis, y ocurre principalmente en el hipocampo, …

El suministro de datos que llega en forma de multitud de mensajes procede de los sentidos, que detectan el entorno interno y externo, y luego envía el resultado a los músculos para dirigir lo que hacemos y decimos. Así pues, el cerebro es como un enorme ordenador que realiza una serie de tareas basadas en la información que le llega de los sentidos. Pero, a diferencia de un ordenador, la cantidad de material que entra y sale parece poca cosa en comparación con la actividad interna. Seguimos pensando, sintiendo y procesando información incluso cuando cerramos los ojos y descansamos.

La unidad a partir de la cual se configuran todas las fabulosas actividades del cerebro es una célula del mismo, la neurona. Las neuronas son unas células fantásticamente ramificadas y extendidas, pero diminutas.

Resultado de imagen de La hipótesis neuronal de las células anatómicamente separadas se estableció cuando Santiago Ramón

La hipótesis neuronal de las células anatómicamente separadas se estableció cuando Santiago Ramón y Cajal (1852-1934) modificó el método cromoargéntico de Golgi y lo utilizó en una serie magistral de experimentos. Aunque Golgi y Ramón y Cajal compartieron el premio Nobel en 1906, siguieron nsiendo revales encarnizados hasta el final.

Si todas las neuronas del cerebro, los cien mil millones, están anatómicamente separadas unas de otras, ¿cómo podían los mensajes eléctricos que pasaban a través de cada una de ellas saltar de una neurona a la siguiente?. La respuesta es que no saltan sino que hacen otra cosa, y esto tiene una importancia fundamental en relación con el modo en que funciona el cerebro.

Resultado de imagen de El descubrimiento fue realizado por Otto LoewiResultado de imagen de El descubrimiento fue realizado por Otto Loewi

El descubrimiento fue realizado por Otto Loewi, cuando trabajaba en Australia durante la década de 1920. Loewi estaba trabajando con la transmisión neuronal del cerebro al corazón a través del nervio vago. Aisló el corazón de una rana con el nervio vago intacto, y demostró que la estimulación del nervio hacía que los latidos del corazón fueran más lentos. Pero él quería saber cómo se transmitía al corazón el mensaje eléctrico que transporta el nervio vago. ¿Se trataba de una conexión eléctrica o química, o de alguna otra cosa diferente? La clave estaba en una solución química que bañaba el corazón después de la estimulación del nervio vago que como consecuencia segregaba esta sustancia química que hacía de intermediaria en la transmisión del mensaje desde una célula a la siguiente.

Imagen relacionada

Por lo tanto, los impulsos eléctricos nerviosos pasan a los extremos de las neuronas, donde la llegada del impulso hace que la terminación nerviosa libere una sustancia química (un neurotransmisor), que cruza el estrecho espacio que hay entre dos neuronas (la sinapsis), y entonces la sustancia química actúa sobre la segunda neurona para modificar su capacidad de emitir , a su vez, impulsos nerviosos. Cada neurona liberará sólo un tipo de neurotransmisor (habitualmente), pero lo liberará hacia muchas neuronas diferentes.

Existen dos neurotransmisores principales en el cerebro: el glutamato y el GABA. El glutamato actúa sobre la segunda neurona para aumentar la probabilidad de que emita un impulso nervioso (por lo que es un transmisor excitante), mientras que el GABA actúa para disminuir la probabilidad de que lo emita (luego es un transmisor inhibidor).

Resultado de imagen de No obstante, una neurona no recibe una sola entrada desde una sina<a href=psis neuronal individua" width="466" height="350" />

No obstante, una neurona no recibe una sola entrada desde una sinapsis neuronal individual, sino que recibe muchos miles. Decenas de miles de sinapsis desde miles de neuronas diferentes cubren la superficie ramificada de una sola neurona. Omito explicar aquí (podría ser tedioso para del lector) todos los mecanismos de los transmisores entre sinapsis y las ramas de salida (los axones) por las que se desplazan las señales eléctricas como ondas.

Una neurona, o una red de neuronas, puede así recoger información de muchas fuentes, incluídos los sentidos, la memoria y las emociones, para controlar la señal que ella misma va a emitir y que finalmente puede ocasionar una contracción o una relajación muscular.

psicologiaymente.net/media/Z3Eb/glutamato-neurotransmisor-cerebro/default.jpg" alt="Resultado de imagen de El glutamato es el principal neurotransmisor del cerebro" width="466" height="256" />

El glutamato es el principal neurotransmisor del cerebro, pero paradójicamente es tambnién una toxina poderosa para las células del sistema nervioso. Cuando los niveles de glutamato son bajos, actúan como una señal entre neuronas, pero si son excesivos las sobreexcitan y las matan.. Esta acción “excitotóxica” del glutamato parece ser la causa de muerte neuronal durante las apoplejías y en las enfermedades neurodegenerativas, tales como la de Alzheimer, la de Parkison, y la esclerosis múltiples.

El glutamato es uno de los aditivos más frecuentes en los alimentos, presentándose en forma de sal como glutamato monosódico (GMS). Actúa reforzando el sabor y es omnipresente en la cocina china: la salsa de soja es especialmente rica en glutamato. Afortunadamente, el glutamato que está en el instestino y en la sangre apenas penetra en el cerebro, porque la barrera “sangre-cerebro” impide que glutamato cruce desde la sangre al cerebro.

Resultado de imagen de Síndrome del restaurante chino en Medicina

La mayoría de las personas no lo sabe y de hecho pocas la han padecido, pero existe una enfermedad que responde al nombre de Síndrome de restaurante chino …

c –donde nunca he comido, ni comeré- que puede aparecer por comer demasiados alimentos saturados de glutamano y que consiste en unos niveles de glutamano tan elevados en la sangre que no puede impedir que entre en el cerebro y cause la muerte neuronal. Claro que, otras fuentes nos dicen que el GABA, actúa como calmante y de alguna manera, contrarresta el mal. De hecho, los barbitúricos, el principio activo de las píldoras para dormir que toman algunos enfermos depresivos y las benzodiacepinas, como el Librium o el Valium, que reduce la ansiadad, actúan, por ejemplo, reforzando la acción del GABA en su receptor neuronal.

¡Nos queda tanto por aprender!

emilio silvera

¿Materia oscura? ¿dónde?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en enigmas por resolver    ~    Comentarios Comments (6)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Según estimaciones, resumidas en este gráfico de la NASA, alrededor del 70 % del contenido energético del universo consiste en energía oscura, cuya presencia se infiere en su efecto sobre la expansión del universo pero sobre cuya naturaleza última se desconoce casi todo.

Vean lo que dicen en el último estudio realizado:

No ver para creer

El 68% del universo no existe, según un estudio

 

 

 

 

 

 

Un equipo de investigadores afirma que la llamada energía oscura, el presunto componente mayoritario del cosmos, en realidad es sólo un error de cálculo.

Una imagen del Universo

 

 

 

 

 

Una imagen del Universo Wikipedia

Un ciudadano de la calle y un astrofísico teórico se parecen más de lo que sospecharíamos: ambos están dispuestos a creer en cosas que no pueden ver. Pero por razones diferentes; mientras que los fantasmas del primero aparecen por la fe o la intuición, los del segundo aparecen en las ecuaciones. O para ser más precisos, por la necesidad de casar las ecuaciones con la realidad.

Así es como se instaló en la teoría física un fantasma llamado energía oscura. Y esta entidad con reminiscencias de Darth Vader suma nada menos que el 68% de todo lo que existe en el universo. O al menos así ha sido hasta ahora, antes de que llegara un equipo de investigadores húngaros y estadounidenses afirmando que, en realidad, este fantasma no existe, y que ese presunto 68% de todo el universo es simplemente una ficción, un error de cálculo.

Resultado de imagen de energía oscura

La materia oscura y la energía oscura son conceptos físicos no demostrados, pero que hoy son aceptados por la corriente científica mayoritaria. La primera apareció cuando los científicos se dieron cuenta de que la masa aparente de las galaxias no era suficiente para justificar, de acuerdo a las ecuaciones, que sus partes no salieran volando por los aires. Para que se mantuvieran cohesionadas como evidentemente ocurría, debía de existir una parte de masa invisible: materia oscura.

Algo parecido ocurre con la energía oscura. Para explicar la expansión acelerada del universo tal como muestran las observaciones, había que introducir un ajuste en las ecuaciones. El resultado de todo esto es matemáticamente sólido, por muy incómodo que parezca: sólo el 4,9% del universo es materia normal de la que conocemos, la formada por átomos, como nosotros, los árboles o las estrellas. Del resto, el 26,8% es materia oscura, y la energía oscura acapara un 68,3% de todo lo que existe. Este es el modelo cosmológico estándar predominante hoy.

Un efecto secundario

 

 

Resultado de imagen de Partículas de materia  oscura

 

Debajo de la imagen decían: Tras nueve años de arduo estudio y trabajo, un equipo de científicos norteamericanos habría dado con dos posibles partículas de materia oscura, …

 

Durante años, los científicos han tratado de cazar partículas de materia oscura para demostrar su existencia, y de casar la energía oscura con algún concepto que pueda comprenderse y manejarse. Respecto a lo primero, algunos físicos han optado por proponer modelos alternativosque prescinden de la materia oscura. Sobre lo segundo, se ha tratado de arrimar el ascua de la energía oscura a una sardina que ya Einstein introdujo en sus ecuaciones de la relatividad general, y que se conoce como constante cosmológica.

Pero como sucede con la materia oscura, también en el caso de la energía oscura hay científicos que parecen haberse cansado de perseguir fantasmas. Un equipo de investigadores de la Universidad Eötvös Loránd de Budapest (Hungría) y del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawái (EEUU) ha vuelto a sentarse para echar otro vistazo más detallado a las ecuaciones de Einstein, pero a través de un nuevo modelo matemático de simulación.

La diferencia del nuevo modelo con otros previos, dicen los investigadores, es que los anteriores promediaban la distribución de la masa en todo el universo. Como es obvio, la materia no está uniformemente distribuida por el cosmos, y asumir que sí lo está sólo puede proporcionar una aproximación gruesa a la realidad.

{\displaystyle R_{\mu \nu }-{1 \over 2}Rg_{\mu \nu }+\Lambda g_{\mu \nu }={8\pi G \over c^{4}}T_{\mu \nu }}

Según ha declarado el coautor del trabajo László Dobos, “las ecuaciones de la relatividad general de Einstein que describen la expansión del universo son tan complejas matemáticamente que durante cien años no se han encontrado soluciones que tengan en cuenta el efecto de las estructuras cósmicas”. Y este defecto en la aplicación de las ecuaciones origina, prosigue Dobos, un “serio efecto secundario”: para que las ecuaciones cuadren con las observaciones hay que introducir ese fantasma llamado energía oscura.

Fantasmas bajo la alfombra

Resultado de imagen de La <a href=materia oscura alrededor de las galaxias" width="304" height="362" />

Cuando los investigadores introducen en su modelo la estructura particular del universo, con galaxias agrupadas en cúmulos en regiones concretas separadas por grandes espacios vacíos, descubren que distintas zonas del cosmos se expanden con diversas aceleraciones. El modelo no contradice los datos, ya que el promedio de esas aceleraciones distintas se corresponde con el valor manejado habitualmente por los científicos. Pero según el estudio, publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, esas aceleraciones diferentes eliminan la necesidad de introducir el factor de la energía oscura, y no sólo para la expansión actual del universo, sino también en una reconstrucción de su evolución temprana.

“Nuestro descubrimiento se basa en una conjetura matemática que permite la expansión diferencial del espacio, consistente con la relatividad general, y muestra cómo la formación de estructuras complejas de materia afecta a la expansión”, dice Dobos. “Hasta ahora estas cuestiones se habían barrido bajo la alfombra, pero tomarlas en consideración puede explicar la aceleración sin necesidad de energía oscura“.

Eso sí: el modelo creado por Dobos y sus colaboradores deja fuera la energía oscura, pero en cambio no solamente no prescinde, sino que requiere de ese otro elemento misterioso, la materia oscura. Como es habitual cuando surge una hipótesis alternativa a la corriente mayoritaria, los investigadores deberán defender su propuesta a capa y espada contra las críticas de otros científicos; pero además, en este caso deberán también tratar de entenderse con los físicos que han aportado otros modelos caracterizados precisamente por eliminar la materia oscura. Y no parece sencillo que pueda encontrarse un lugar a medio camino donde la física cosmológica deje de ver fantasmas.

reportaje