martes, 28 de marzo del 2017 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Cartaya, ese pueblecito blanco de Huelva

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Pueblos de Huelva    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Cartaya

Paz Rosado

Uno de los mayores atractivos de este municipio onubense es su entorno natural de playas y pinares, donde el viajero podrá realizar numerosas actividades de carácter deportivo y de ocio. Pero el término municipal de Cartaya, que está compuesto por tres núcleos de población, el que le da nombre situado en el interior, y el de El Portil y el de El Rompido, situados en la costa, también ofrece un bello patrimonio histórico y artístico digno de ser admirado con tranquilidad.

foto  genérica de historia

La cal y el barroco andaluz

Blancas y cuidadas, las calles de Cartaya ofrecen un típico paisaje urbano andaluz. Edificios nobles, como Ayuntamiento, presiden la plaza Redonda, que se abre a la renacentista iglesia parroquial de San Pedro…

Iglesia de San Pedro: Templo construido en el siglo XVI, con una portada mudéjar del XV.

Así es el pueblo de Cartaya, cabecera de un termino municipal extenso y con atractivos turísticos centrados en la oferta de playa y sólo en las 12.000 hectáreas de su inacabable bosque de pinos que llegan a besar el mar.

La procedencia fenicia de su nombre indica la antigüedad de su origen, e igual que algunos indicios arqueológicos de su entorno, avalan el hecho de que el lugar fue habitado desde tiempos remotos. No obstante, la inseguridad de la zona, constantemente asolada por piratas berberiscos y normandos, hace que no se consolide una población estable hasta los inicios del siglo XV, cuando el marqués y señor de Gibraleón establece un paseo en barca por el río Piedras que se enfrenta a los intereses del señorío de Ayamonte.

Castillo de Zuñiga

Claro que, del entorno maravilloso de Cartaya se tendría mucho que decir y, entre tierras fértiles de labranza (el principal centro de riqueza de la región) y las playas que circundan la región, estelugar es una auténtica maravilla de la Naturaleza. Playas y pinares, kilómetros de fina arena blanca y fina que dorada al Sol reciben las sonaras olas del Atlántico cuando llegan desde la otra parte del mundo al litoral.

El Rompido

Lugares para el descanco habitado por gente sencillla que sólo tratan de agradar al visitante. En el Rompido se ofrece la Paz y, desde luego, gastronomía mediterránea nada tiene que envidiar a ninguna otra que se pueda ofrecer en cualquier parte del mundo. Pedsados y mariscos y buena carne del porcino ibérico a orecios módicos, lugares dignos de ser visitados y, sobre todo… ¡tranquilidad!

El Portil

P1060255

Este rincón de la costa de Huelva, que pertenece a los Municipios de Punta Umbria y Cartaya, es una playa extensa de varios kilómetros que se acercan hacia Portugal siguiendo la Costa hacia Ayamonte. En el El Portil, viven en verano más de un millón de personas y, las construcciones han afeado algo el lugar que, de manera natural era una maravilla y, lo sigue siendo cuando quitamos la narahunda de construcciones nuevas que allí se hicieron para especular. De todas las maneras, como lugar natural y de recreo es una maravilla.

Claro que Cartaya es mucho más que bonitos edificios y bellas playas. Su gente, agricultores en su mayoría, que trabajan duramente el día a día para buscar el sustento de sus familias, y, cuidan de estar al día en las últimas innovaciones en el campo para poder obtener los mejores resultados de la Tierra. EI Centro Cultural de la Villa de Cartaya acogió la ‘I Jornada sobre la Agricultura Familiar en la Lucha contra el Hambre. Y, la Cooperativa Agricola Hortofrutícola de Cartaya, Sociedad Coop. Andaluza, está llevando a cabo una gran labor aunando a todos los agricultores del lugar para comercializar sus productos que, en algunos casos, están a la cabeza del mundo.

La Cooperativa Hortofrutícola de Cartaya crea muchos puestos de trabajo y genera riqueza para zona

Cartaya es un pueblo de la provincia de Huelva rico en agricultura junto con Lepe. La mayoría de la producción de fresas y cítricos, como naranjas y limones … Ahora también frambuesa y araándanos que inundan los mercados de Europa en la fecha más temprana gracias al benigno clina de Andalucía que adelanta los cultivos en relación a otras regiones de Europa.

La Cooperativa Hortofrutícola de Cartaya (Huelva), magistralmente regentada por Don Diego López Gómez, es hoy por hoy, uno de los centros agrícolas Hortofrutícolas más avanzados y mejor gestionados de Andalucia. Con personal especializado en todos los campos y en cada sector, desde el Administrativo y financiero hasta el Fiscal t Laboral, la Cooperativa, está batiendo todos los record de productividad y buen hacer en este campo del que, no siempre el consumidor, es consciente del sacrificio y el esfuerzo que cuesta hacer llegar estos manjares a sus mesas.
El joven Gerente de la Coopertativa Agrícola Hortofrutícola de Cartaya
Cuando las Instalaciones de la Cooperativa Agrícola Hortofrutícola de Cartaya, fue inaugurada por la Autorizades, aunque la ilusión era grande en todos los participantes, no debemos dejar de mencionar la labor callada y humilde (pero muy competente) de Don Diego López que, en realidad, desde el principio ha sido el “Alma” de dicho Centro. Todo en la Cooperativa es un ejemplo del bien hacer y, cada cosa está en su lugar colocado de manera racional para facilitar los trabajos de todos y que todos, estén en conexión haciendo más fácil la interrelación de las comunicaciones de los ditintos sectpores: Administración, Almacen, transportres, preparación de las frutas y envasados… etc.
Con el trabajo del dia a día, todo marcha viento en popa y, el futuro se le presenta esperanzador si las cosas, como todos esperan, siguen por el mismo camino emprendido de una lucha sin cuartel de sacrificio y trabajo para conseguir los objetivos propuestos.
Como no todo es trabajo, también en Cartaya celebran sus fistas, y, aquí vemos como se engalanan para salir en la procesión de San Isidro Labrador. Se celebra en el paraje natural que toma el nombre de la Ermita de San Isidro, a dos kilómetros y medio del pueblo en dirección a El Rompido. La fecha de celebración es variable, y se sitúa normalmente en el último fin de semana de mayo.
                                                 También se celebra la Feria del Caballo

Cartaya cuenta con una de las más importantes cabañas equinas de la provincia de Huelva, por lo que el caballo es protagonista indiscutible de esta romería. Dos semanas antes tiene lugar la búsqueda del santo a su ermita en la pradera y se traslada al pueblo. Durante esos días la imagen permanece en la parroquia de San Pedro celebrándose misas en su honor. El jueves anterior a la romería se celebra una ofrenda de flores en honor a San Isidro. El viernes se lleva a cabo el traslado del santo y el simpecado (que permanece en el pueblo durante todo el año) a la pradera.

La romería discurre en dicha pradera el viernes, el sábado y el domingo. El domingo se traslada de nuevo el simpecado al pueblo dejando así el santo en su ermita hasta el próximo año.

 

 

De esta forma, la alegría y la tradicional devoción hacia la Virgen de Consolación se pone de manifiesto ucadaaño  con la numerosa asistencia de fieles a una procesión que brilla con luz propia y que pune punto  final a todo un conjunto de actos religiosos que se suceden durante los últimos quince días, a partir del último domingo de agosto.
Tras una intensa jornada que abre a las once de la mañana la Solemne Función, la imagen de la Virgen recorre las plazas Redonda y Larga y la calle Santa María de Consolación que, desde el centro de la localidad conduce a la Virgen hasta su ermita, ubicada a las afueras del casco urbano de Cartaya. Es un emotivo itinerario en el que no faltan balcones engalanados, pétalos de flores al paso de la imagen, y acompañamiento musical con letras dedicadas a la Virgen. Especialmente emotivas son las sevillanas que interpreta, al paso del cortejo por la calle Santa María, el joven grupo cartayero Paso a Paso dedicadas a la Virgen y con letra de Emilio Palacios.

También en Cartaya, como antes os contaba, se celebra la Feria del Caballo. El noble animal,  tiene muchos amigos entre la población que, al ser eminentemente campera, necesita de su concurso para muchas de las labores y desplazamientos que se tienen que realizar en distintos sectores del día a día. Pero, hoy día, es ya por la mucha afición que se le tiene al caballo que, no pocos, lo tienen como entrañable compañero.

                                      Casino y Ayuntamiento de Cartaya. / Imagen Fotoespacios.

Tengo que cerrar este pequeño recorrido por el Pueblo de Cartaya y su gente. Tengo que reconocer que he podido tener el privilegio de conocer a mucha de esas nobles personas que forman la población de Cartaya, unos siguen aquí con nosotros y otros se fueron pero, todos, tienen un lugar en mi corazón. El amigo entrañable Juan Jurado y Juan Antonio Molins, El maestro de escuela y Alcalde Pedro Jurado, una señora que admirta por su bondad y su inteligencia natural, Pepita Pereles, esposa del fallecido Juan Antonio Molins, un hombre cabal donde los haya. Roberto Aleta Marañón, el incansable trabajador de la fábrica de Ladrillos, ¿qué decir de Juan Pereles, Presidente actual de la Cooperativa y que vive para “su campo”, el entrañable Diego López, Gerente de la Cooperativa y el Alma de un gran Equipo.

Así podríamos continuar contando cosas interesantes de esta gente laboriosa y de este lugar maravilloso pero, el tiempo, amigo míos, no concede ninguna tregua y, como son las 7,30 de la mañana, tengo que acudir a otro lugar.

Saludos para todos los vecinos de Cartaua.

emilio silvera