jueves, 25 de mayo del 2017 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¿Qué pasa con el Metano de Marte?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Metano Marciano    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Methane-CRC-MW-dimensions-2D.png

Estructura Química

                      El metano es el Hidrocarburo alcano más sencillo, cuya fórmula química es CH4.

Cada uno de los átomos de Hidrógeno está unido al Carbono por medio de un enlace covalente. Es una sustancia no polar que se presenta en forma de gas  a temperaturas y presiones ordinarias. Es incoloro, inodoro e insoluble em agua. En la naturaleza se produce como producto final de la putrefacción anaeróbica de las plantas.

Constituye hasta el 97 % del gas natural. En las minas de carbón se le llama grisú y es muy peligroso ya que es fácilmente inflamable y explosivo. No obstante en las últimas décadas ha cobrado importancia la explotación comercial del gas metano de carbón,  como fuente de energía.

El metano es un gas de efecto invernadero relativamente potente que contribuye al calentamiento global del planeta Tierra ya que tiene un potencial de calnetamiento global de 23.3 Esto significa que en una medida de tiempo de 100 años cada kg de CH

4 calienta la Tierra 23 veces más que la misma masa de CO2, sin embargo hay aproximadamente 220 veces más dióxido de carbono en la atmósfera de la Tierra que metano por lo que el metano contribuye de manera menos importante al efecto invernadero.

Metano-3D.png

 

Estructura del modelo tridimensional de la molécula de metano

 

El metano no es tóxico. Su principal peligro para la salud son las quemaduras que puede provocar si entra en ignición. Es altamente inflamable y puede formar mezclas explosivas con el aire. El metano reacciona violentamente con oxidantes, halógenos y algunos compuestos halogenados. El metano también es asfixiante y puede desplazar al oxígeno en un espacio cerrado. La asfixia puede sobrevenir si la concentración de oxígeno se reduce por debajo del 19,5 % por desplazamiento. Las concentraciones a las cuales se forman las barreras explosivas o inflamables son mucho más pequeñas que las concentraciones en las que el riesgo de asfixia es significativo. Si hay estructuras construidas sobre o cerca de vertederos, el metano desprendido puede penetrar en el interior de los edificios y exponer a los ocupantes a niveles significativos de metano. Algunos edificios tienen sistemas por debajo de sus cimientos para capturar este gas y expulsarlo del edificio. Un ejemplo de este tipo de sistema se encuentra en el Edificio Dakinn, en Brisbane, California

Fórmula estructural del metano, un alcano y el compuesto orgánico más simple.

El enlace covalente Carbono-Hidrógeno se encuentra entre los más fuertes de todos los hidrocarburos, y por tanto su uso como materia prima es limitado. A pesar de la alta energía de activación necesaria para romper el enlace CH, el metano es todavía el principal material de partida para fabricar Hidrógeno mediante reformación con vapor. La búsqueda de catalizadores que puedan facilitar la activación del enlace CH en el metano y otros alcanos ligeros es un área de investigación de gran importancia industrial.

metano en marte ¿Vida en Marte? Investigadores encuentran metano en meteoritos marcianos

                                         A todo esto ¿qué pasó con aquella fuente de metano marciano?

¿Crees que hay vida en Marte? Cada vez estamos más cerca de saberlo, ya que un grupo de investigadores de la Universidad de Yale (situada en los Estados Unidos) ha encontrado metano en meteoritos marcianos, haciendo que la posibilidad de que la respuesta a la tan formulada pregunta sea afirmativa… o una mera ilusión.

Investigando algunos meteoritos…

Descubrieron que contenían la misma proporción de gases y con la misma composición isotópica que la atmósfera de Marte. Además, también hallaron metano al aplastar las rocas y haciendo pasar el gas saliente a través de un espectrómetro de masas. Este es un hallazgo, como decíamos, más que interesante, pues podría significar que en nuestro planeta vecino existe vida; quizás rudimentarias, pero vida al fin y al cabo.

¿Quién «fabrica» el metano de Marte?

Hay que tener en cuenta que aquí en la Tierra hay regiones donde se concentra una gran cantidad de metano, del cual se alimentan diversos microbios. Sin embargo, todavía no se sabe si en la actualidad se puede encontrar algún tipo de vida en la superficie del Marte. A este respecto, Sean MacMahon explicó que es probable que los resultados de este estudio se utilicen por astrobiólogos en diferentes modelos para comprender si ello podría suceder.

La primera vez que los científicos detectaron metano en Marte fue en 2003, cuando telescopios terrestres y un orbitador europeo vieron su firma en la atmósfera. Desde entonces, han buscado insistentemente el origen de este gas. Su importancia radica en que podría estar provocado por procesos geológicos, pero, y esto es lo emocionante, también por procesos biológicos. Si así fuera, estaríamos ante la primera señal evidente de la existencia de vida en el Planeta rojo, que podría perfectamente ser microbiana.

Sustancias orgánicas detectadas por SAM (NASA).

 

 

 

 

pia19090_summons3

Comparación de muestras de Curiosity. La roca Cumberland ha dado positivo en sustancias orgánicas como el clorobenceno (NASA).

 

 

De paso, Curiosity también ha medido la proporción de deuterio con respecto al hidrógeno en Cumberland, un paso necesario para saber cuánta cantidad de agua ha desaparecido a lo largo de la historia del planeta. De acuerdo con los resultados de Curiosity, la proporción de deuterio presente en la roca Cumberland es la mitad de la que podemos medir actualmente en las moléculas de vapor de agua de la atmósfera. Este valor confirma que Marte ha perdido la mayor parte de su agua desde que se formó Cumberland (hace entre 3900 y 4600 millones de años). No obstante, el valor obtenido es tres veces mayor de lo esperado, lo que indica que para cuando Cumberland se formó Marte ya había perdido la mayoría de su agua.

Por este motivo, el rover Curiosity de la NASA tiene como una de sus misiones olfatear su presencia en el cráter Gale, por donde rueda desde más de dos años. Después de intentos pasados más frustrantes y contradictorios, esta vez el vehículo explorador ha encontrado señales claras. Y no solo eso, sino que ha detectado que proviene de una misteriosa fuente fluctuante que lo expulsa periódicamente a la atmósfera. No hay demasiado, pero cuando se dispara se multiplica por diez.

Picos disparados

 

Estos resultados se han obtenido después de casi dos meses de análisis de la química de la atmósfera marciana a bordo del rover, obtenidos con el instrumento SAM, tiempo durante el que se observaron impresionantes picos en las concentraciones de metano. En su nivel más alto, las ráfagas contenían cerca de 10 veces más metano que el fondo de la atmósfera.

Con toda seguridad, no vamos a encontrarnos a un rebaño de vacas pastando placidamente en Marte, pero el metano también es un producto conocido de la vida microbiana, que podría subsistir en las entrañas del planeta. Claro que solo es una posibilidad no confirmada, ya que el metano también puede surgir cuando el agua altera los minerales debajo de la superficie o por otros procesos puramente geológicos, que no implican la existencia de vida.

Lo cierto amigos, es que no sabemos ni lo que pueda haber en nuestro propia barrio, ya que, Marte, es un planeta muy cercano a la Tierra, situado en nuestro propio entorno, y, no tenemos ningún pudoir cuando hablamos de visitar otros mundos y otras estrellas cuando, ni podemos salir de este mundo nuestro en el que estamos confinados, mientras que, en ese futuro lejano que presentimos, la Huamnidad haya podido conquistar esos conocimientos necesarios para salir al Espacio Exterior… ¡De verdad!

Y, mientras tanto, seguigueremos teorizando sobre los que podría o no podría ser.

emilio silvera