jueves, 27 de julio del 2017 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




El llamado Séptimo arte

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Algo de Cine    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

                   Judie Dench, anoche en la sesión de gala de ‘Philomena’. / tiziana fabi (afp)

Stephen Frears demostró en su obra maestra Las amistades peligrosas que podía realizar con brillantez cine de época y de gran presupuesto, utilizar con criterio a estrellas de Hollywood, crear personajes sofisticados en posesión de un cerebro poderoso, amoral, maquiavélico y perverso, pero su prolífica carrera evidencia que lo que más le gusta es hablar de gente cotidiana en circunstancias complicadas, utilizando la comedia o el drama, introduciendo su sentido del humor en situaciones que no son precisamente alegres. Esas características son transparentes desde el comienzo de Philomena, su última y conmovedora película. Desde el arranque tienes la sensación de que hay un director que sabe contar historias, que los personajes te van a resultar reconocibles y profundamente humanos, que lo que les ocurre va a mantener tu interés.

Trailer-de-Philomena-con-Judi-Dench-3.jpg

Stephen Frears

Y como casi siempre, Frears no te decepciona, el tono que imprime al relato transmite verdad y encanto. Lo que cuenta en esta ocasión no es ficción, desgraciadamente es real. Una señora mayor mira con gesto más tierno que desolado la vieja fotografía de un niño. Ese día cumple 50 años, pero no ha vuelto a verlo desde que era un bebé. Esta película está basada en el libro The Lost Child Of Philomena Lee, una historia real que inspiró a toda una generación de mujeres que pasaron por la misma situación de buscar a sus hijos perdidos.

Historias y paisajes

 

El tráiler nos cuenta muy bien esta historia, además de que nos permite ver la imponente performance de Dench, una actriz tan brillante que definitivamente oscurece a quienes se encuentren en escena con ella. Otro gran componente que parece cubrir este film de Pathé y 20th Century Fox son los paisajes, algo que podrán notar fácilmente con cada escena.

La anciana, en compañía de un periodista político caído en desgracia que intenta buscarse la vida haciendo investigaciones y reportajes para un tabloide de gran tirada, viajará a Estados Unidos en busca de ese hijo que le arrancaron y del que no sabe nada. Allí ocurrirán cosas tan sorprendentes como emotivas.

Judi Dench, esa actriz capaz de todos los registros y siempre magistral, ofrece un recital de sentimientos y humanidad. Si podéis, cuando la repongan en vuestro barrio  podéis ir a verla y evadiros un rato de los problemas cotidianos.

No podemos negar que, el llamado Séptimo Arte, ha sido una de las invenciones que más han arraigado en nuestras vidas. Por medio de ese invento, no pocas veces, de una u otra manera nos hemos visto reflejado en esos personajes de ficción que han vivido momentos parecidos a los nuestros, o, que han sido lo que nosotros hubiéramos querido ser y nunca pudimos. Sin embargo, con esas historias bien contadas, tuvimos la posibilidad de evadirnos un rato de la cruda realidad que, no siempre ha sido un camino de rosas.

emilio silvera

No sólo de Pan vive el Hombre

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Algo de Cine    ~    Comentarios Comments (2)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Judie Dench, anoche en la sesión de gala de ‘Philomena’. / tiziana fabi (afp)

Stephen Frears demostró en su obra maestra Las amistades peligrosas que podía realizar con brillantez cine de época y de gran presupuesto, utilizar con criterio a estrellas de Hollywood, crear personajes sofisticados en posesión de un cerebro poderoso, amoral, maquiavélico y perverso, pero su prolífica carrera evidencia que lo que más le gusta es hablar de gente cotidiana en circunstancias complicadas, utilizando la comedia o el drama, introduciendo su sentido del humor en situaciones que no son precisamente alegres. Esas características son transparentes desde el comienzo de Philomena, su última y conmovedora película. Desde el arranque tienes la sensación de que hay un director que sabe contar historias, que los personajes te van a resultar reconocibles y profundamente humanos, que lo que les ocurre va a mantener tu interés.

 

Trailer-de-Philomena-con-Judi-Dench-3.jpg

 

Stephen Frears

 

Y como casi siempre, Frears no te decepciona, el tono que imprime al relato transmite verdad y encanto. Lo que cuenta en esta ocasión no es ficción, desgraciadamente es real. Una señora mayor mira con gesto más tierno que desolado la vieja fotografía de un niño. Ese día cumple 50 años, pero no ha vuelto a verlo desde que era un bebé. Esta película está basada en el libro The Lost Child Of Philomena Lee, una historia real que inspiró a toda una generación de mujeres que pasaron por la misma situación de buscar a sus hijos perdidos.

Historias y paisajes

El tráiler nos cuenta muy bien esta historia, además de que nos permite ver la imponente performance de Dench, una actriz tan brillante que definitivamente opaca a quienes se encuentren en escena con ella. Otro gran componente que parece cubrir este film de Pathé y 20th Century Fox son los paisajes, algo que podrán notar fácilmente con cada escena.

La anciana, en compañía de un periodista político caído en desgracia que intenta buscarse la vida haciendo investigaciones y reportajes para un tabloide de gran tirada, viajará a Estados Unidos en busca de ese hijo que le arrancaron y del que no sabe nada. Allí ocurrirán cosas tan sorprendentes como emotivas.

Judi Dench, esa actriz capaz de todos los registros y siempre magistral, ofrece un recital de sentimientos y humanidad. Si podéis, cuando la estrenen en vuesto barrio podéis ir a verla y evadiros un rato de los problemas cotidianos.

Buen domingo.

emilio silvera