viernes, 15 de diciembre del 2017 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¿Los Derechos Humanos?¿Qué es eso?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en malos tiempos    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 

Lo que hace entretenida la existencia es que todos los seres humanos somos diferentes. Cada uno es un producto único en el Universo. Sin embargo, hay algo que no acaba de tranquilizarme y tampoco, puedo vivir con ello: El peso que supone el saber que, siendo todos humanos, respirando todos el mismo oxígeno de la atmósfera terrestre, naciendo y muriendo de la misma manera… ¿Por qué esas diferencias? Cuando a un ser humano se le priva de la posibilidad  de poder desarrollar un trabajo con el que mantenerse y mantener a su familia… ¡Lo estamos humillando y le quitamos su dignidad!

La marginación debe ser prohibida y, desde niños, todos deben tener esa posibilidad de ser educados en una enseñanza que le haga conocer el mundo en el que vive, el Universo que le acoge y, sobre todo, prepararse para el futuro escogiendo la profesión que mejor le venga a sus capacidades.

¡Abolida la marginación!

En la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su preámbulo, podemos leer:

Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana;

Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias;

Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión;

Considerando también esencial promover el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones;

Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad;

Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y

Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso;

La Declaración Universal de los Derechos Humanos fue aprobada y proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948.

La Asamblea General proclama la presente Declaración Universal de Derechos Humanos como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.

Los pueblos indígenas deMichoacán: Olvidados por la leyes, relegados por los Gobiernos y la Sociedad.

Las altas tasas de analfabetismo que sufren los pueblos indígenas de Michoacán significan una barrera para que estos se integren al resto de la sociedad, y los condena al desempleo, al rechazo y a la falta de oportunidades en todos los sentidos. Son incapaces de crear proyectos comunitarios que desarrollen su modo actual de vida y son ignorados desde los gobiernos.

Entre las localidades escondidas de la sierra de Michoacán se encuentran seres humanos que piensan y sienten, así como tú y como yo, sin embargo la modernidad y los cambios culturales ni respetan sus costumbres ni atienden sus necesidades y ponen el remedio necesario para que, de manera autónoma puedan desarrollar sus culturas y vivir de manera digna.

Artículo Primero de los Derechos Humanos:

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Sin embargo, esos bonitos deseos se quedan en papel mojado, no se cumplen los buenos deseos que ahí se pregonan y, desde luego, estamos muy lejos de sentir el dolor ajeno como propio. No hemos sido capaces de llegar a ser conscientes de que todos… ¡Somos uno! Y, mientras eso no suceda, no habremos ganado el derecho de llamarnos HUMANOS.

No podemos escudarnos tras la falsa muralla de… ¡Es que son así, sus costumbres… No quieren integrarse! Cuando lo cierto es que, son marginmados del mundo que, olvidados de las regiones más ricas, pasan la vida de manera miserable, con tantas carencias que relacionarlas aquí sería un arduo trabajo. La insensibilidad que mostramos hacia ciertos escenarios… ¡Nos debería avergonzar!

La pobreza y la desprotección social, en elagunas regiones del mundo, llegan a ser verdaderamente insoportables para la mayor parte de la población que, sin recurso, van pasando la vida a base de la mísera limosna que le quieran conceder los Gobiernos de turno, mientras sus dirigentes, amasan grandes fortunas en el extranjero para su retiro, sin sentir el menor remordimiento por el gran daño causado a tantas personas.

Con que pensas brindar o comer en las fiestas  : ( ??

Escenas como esta me parten el corazón, y siento mucha verguenza, ninguna explñicación se puede encontrar para permitir tales escenas en Pleno Siglo XXI. Si todos los Gobiernos del mundo dejaran sólo un 5% de sus presupuestos para paliar la miseria en el mundo… ¡Otra cosa muy distinta sería! Sin embargo, esos tantos por cientos se aprueban para fabricas de armas y otros menesteres que, bien poco contribuyen a la Paz Social.

En este mundo que nada tiene que ver con el que hemos reflejado antes, los grandes Bancos pregonan, a biombo y platillo, sus grandes ganancias de miles de millones, mientras  que, los usuarios se ven bombardeados a cargos inexplicables, tienen hipotecas con cláusulas suelo que rozan la linea roja que marca la Ley, o hacen negocios de miles de millones en una compra-venta para poder repartir beneficios a los que ya tienen mucho, y, todo eso, a costa de los que nada tienen. Y, me pregunto Yo, ¿no podrían destinar una parte de esos beneficios a paliar el hambre y la enfermedad en algunas partes del mundo?

La “Santa” Iglesia de Roma, tiene buenas palabras para todos pero, lo que se dice hacer… ¡Hace más bien poco por los pobres del mundo! Los Obispos están bastante rechonchos y, desde sus seguros y cómodos sillones, reparten bendiciones que, de ninguna manera, pueden paliar el hambre ni quitan la enfermedad, mientras que sus cuantiosos tesoros están bien a resguardo por todo el mundo.

No podemos negar la gran labor que hacen los verdaderos creyentes cristianos que, no pocas veces, han dado y siguen dando sus vidas por atender al desvalido. También algunas Organizaciones cristianas, hacen una gran labor por el desamparado. Claro que, la cabeza visible de la Iglesia, lo que ofrece son palabras y pocas obras.

Unos tienen mucho (demasiado), mientras que otros, nada tienen. ¿Dónde está la Justicia en eso?

Artículo 2 de los Derechos Humanpos:

  1. Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.
    .
  2. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.

¡Si todo eso pudiera ser verdad!

 

 

 

En España, en 1812 se aprobó una Constitución, y, años más tarde, con la llegada de la Democracia, se aprobó la de 1978. Aquello fue una alegría y todo era jolgorio y buenas caras en el Pueblo llano, por fín, las cosas serían de otra manera. Todos tendríamos una parte en el reparto general y todos, sin excepción, serían excluidos de situaciones indignas y humillantes.

Prometía la Constitución, que todos seríamos iguales ante la Ley, que teníamos derecho a un trabajo y una vivienda digna, nos hablaba de Seguridad Jurídica y también, de que todos contribuirían a los gastos generales del Estado en razón de su poder. Esto sería una Nación sin regiones separatistas, los Jueces tendrían autonomía, y, los políticos, se dedicarían a dar al Pueblo un Servicio honrado y exento de corrupción.

¿En qué quedó todo aquello?

Lo peor del caso es que, al rebujo de todos estos acontecimientos, han aparecido unos nuevos personajes que vienen a aprovecharse del disgusto general y prometen (con palabras vacías de contenido) todo aquello que los necesitados y desesperados quieren oir. Seguramente, conseguirán parte de lo que andan buscando y, la ignorancia y la desesperación, les encumbraran para que ellos también, puedan, como los demás, recibir privilegios que, de ninguna manera merecen. A estas alturas, y no han hecho más que llegar, han llenado de mierda (perdonen la expresión), la vida pública que, sin ellos, ya estaba muy bien servida.

Habría que disolver las cortes y nombrar una gran Asamblea del Pueblo para que, nombren a los políticos que dirijan nuestros destinos pero, la única condición sería que éstos, sólo tuvieran un sueldo que les permitiera vivir de manera digna. Los gastos serían de cuenta del Estado pero, no tendrían ninguna prebenda más y, desde luego, —¡De aforados nada! ¿Qué puñetas es eso del aforamiento para librarlos de la cárcel?

Siento verguenza al ver lo que está pasando y como algunos se sienten al margen de la Ley e inmunes por muchos delitos que nhayan podido realizar y siguen haciendo. Con Menteiras que nadie se cree, inventando fortunas heredadas que nunca existieron y con una cara dura imponente, siguen teniendo miles de millones de euros repartidos por todos los bancos del mundo tras haber estado recibiendo dinero ilícito de una generalizada corrupción a cambiuo de favores políticos. ¿Cómo puede ser posible una cosa así?

Otros muchos ejemplos, tanto aquí en España con en otros paises, nos hablan de lo que no puede ser pero que, sin embargo, es el crudo presente. Mientras tanto, los que tendrían que poner coto a todos estos desmanes, miran para otro lado y silban, sin querer enterarse de nada, mientras aque a otros verdaderos trabajadores empresarios, lo acechan y acorralan para sacarle hasta el último céntimo y, en algunos casos, arruinarlos.

Si no despertamos… ¡Todo esto se irá al garete!

emilio silvera