jueves, 06 de agosto del 2020 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Creo…¡¡Que no estamos solos!!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Universo y la Vida    ~    Comentarios Comments (4)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Ningún lugar podría representar mejor nuestros orígenes que el que podemos admirar en la imagen de arriba. Esta nueva imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA muestra un cúmulo de estrellas azules brillantes y masivas “recien” formadas que han abierto una cavidad con la energía luminosa irradiada en el ultravioleta y que abre, por medio de los intensos vientos solares, ese enorme hueco en el centro de la nebula de donde nacieron, en la Pequeña Nube de Magallanes.

Lugares así abundan en nuestro Universo. Todas las galaxias están llenas de ellos y, todos sabemos su origen: Es el resultado de explosiones supernovas que riegan elespacio minterestelar de los materiales eyectados por la estrella moribunda. De un lugar similar, nació todo nuestro Sistema Solar, y, por supuesto nosotros. La Bioquímica necesaria para que surja la vida, sólo es posible fabricarla en las estrellas y, en ellas está nuestro origen primero. Más tarde, mucho más tarde, si un planeta está equipado y situado en el lugar adecuado, comenzarán a surgir los primeros signos de vida, una primera célula que será capas de replicarse, y, a partir de ahí…comienza otra historia.

http://web.educastur.princast.es/proyectos/grupotecne/archivos/investiga/132origen%20de%20la%20vida.jpg

En los lugares y con las temperaturas adecuadas, surgieron y se formaron células muy complejas. De toda aquella producción de células extrañas e inviables, las que no tenían posibilidades de supervivencia eran destruidas de inmediato, pero de vez en cuando surgía una combinación que tenía más posibilidades de supervivencia que sus congéneres. Estas células competían con ventaja contra sus antecesoras más simples y en pocas generaciones eran capaces de acabar con su anterior supremacía.

La reproducción de aquellas primeras células seguía siendo delicada y se producían errores con bastante frecuencia. A veces unos componentes de la célula empezaban a replicarse antes que otros, lo que llevaba a la destrucción de la misma. Otras veces la célula mezclaba los cromosomas de distintos componentes de la célula y de ello salía algo totalmente distinto, una mutación. Casi siempre las mutacioes llevaban a la destrucción de las células pero algunas mutaciones eran capaces de seguir sobreviviendo y hasta de reproducirse generando una variedad diferente de la célula original. A veces se producían mutaciones beneficiosas, y eso hizo que las células descendientes fueran más capaces de sobrevivir que sus antecesoras.

Leer más