martes, 10 de diciembre del 2019 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Creo…¡¡Que no estamos solos!!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Universo y la Vida    ~    Comentarios Comments (4)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Ningún lugar podría representar mejor nuestros orígenes que el que podemos admirar en la imagen de arriba. Esta nueva imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA muestra un cúmulo de estrellas azules brillantes y masivas “recien” formadas que han abierto una cavidad con la energía luminosa irradiada en el ultravioleta y que abre, por medio de los intensos vientos solares, ese enorme hueco en el centro de la nebula de donde nacieron, en la Pequeña Nube de Magallanes.

Lugares así abundan en nuestro Universo. Todas las galaxias están llenas de ellos y, todos sabemos su origen: Es el resultado de explosiones supernovas que riegan elespacio minterestelar de los materiales eyectados por la estrella moribunda. De un lugar similar, nació todo nuestro Sistema Solar, y, por supuesto nosotros. La Bioquímica necesaria para que surja la vida, sólo es posible fabricarla en las estrellas y, en ellas está nuestro origen primero. Más tarde, mucho más tarde, si un planeta está equipado y situado en el lugar adecuado, comenzarán a surgir los primeros signos de vida, una primera célula que será capas de replicarse, y, a partir de ahí…comienza otra historia.

http://web.educastur.princast.es/proyectos/grupotecne/archivos/investiga/132origen%20de%20la%20vida.jpg

En los lugares y con las temperaturas adecuadas, surgieron y se formaron células muy complejas. De toda aquella producción de células extrañas e inviables, las que no tenían posibilidades de supervivencia eran destruidas de inmediato, pero de vez en cuando surgía una combinación que tenía más posibilidades de supervivencia que sus congéneres. Estas células competían con ventaja contra sus antecesoras más simples y en pocas generaciones eran capaces de acabar con su anterior supremacía.

La reproducción de aquellas primeras células seguía siendo delicada y se producían errores con bastante frecuencia. A veces unos componentes de la célula empezaban a replicarse antes que otros, lo que llevaba a la destrucción de la misma. Otras veces la célula mezclaba los cromosomas de distintos componentes de la célula y de ello salía algo totalmente distinto, una mutación. Casi siempre las mutacioes llevaban a la destrucción de las células pero algunas mutaciones eran capaces de seguir sobreviviendo y hasta de reproducirse generando una variedad diferente de la célula original. A veces se producían mutaciones beneficiosas, y eso hizo que las células descendientes fueran más capaces de sobrevivir que sus antecesoras.

Con el tiempo se formaron células muy complejas, algunas de tamaños inusitados para nuestra experiencia, se han encontrado células fosilizadas que podían medirse ¡en centímetros!.

                                          Desde “seres” microscópicos, la evolución nos trajo hasta donde ahora nos encontramos.

 

 

 

Una célula…

es la unidad morfológica y funcional de todo ser vivo. De hecho, la célula es el elemento de menor tamaño que puede considerarse vivo. De este modo, puede clasificarse a los organismos vivos según el número de células que posean: si sólo tienen una, se les denomina unicelulares (como pueden ser los protozoos o las bacterias, organismos microscópicos); si poseen más, se les llama pluricelulares En estos últimos el número de células es variable: de unos pocos cientos, como en algunos nematodos, a cientos de billones (1014), como en el caso del ser humano.. Las células suelen poseer un tamaño de 10 μm y una masa de 1 ng, si bien existen células mucho mayores.

La aparición del primer organismo vivo sobre la Tierra suele asociarse al nacimiento de la primera célula. Si bien existen muchas hipótesis que especulan cómo ocurrió, usualmente se describe que el proceso se inició gracias a la transformación de moléculas inorgánicas en orgánicas bajo unas condiciones ambientales adecuadas; tras esto, dichas biomoléculas se asociaron dando lugar a entes complejos capaces de autorreplicarse. Existen posibles evidencias fósiles de estructuras celulares en rocas datadas en torno a 4 o 3,5 miles de millones de años (giga-años o Ga.). Se ha encontrado evidencias muy fuertes de formas de vida unicelulares fosilizadas en microestructuras en rocas de la formación Strelley Pool, en Australia occidental, con una antiguedad de 3,4 Ga. Se trataría de los fósiles de células más antiguos encontrados hasta la fecha. Evidencias adicionales muestran que su metabolismo sería anaeróbico y basado en el sulfuro.

Hoy, sabemos que sólo existe el uno por ciento de todas las especies que han existido en la Tierra, y, estas son, como no puede ser de otra manera, aquellas formas de vida que supieron adaptarse a los cambios. Claro que, hace algún tiempo que no se produce un cambio sustancial en el planeta, si exceptuamos el que nosotros mismos estamos tratando de hacer con nuestra insconciencia.

Mucho tiempo ha tenido que pasar para llegar hasta nosotros. ¿Qué vendrá después? Seguiran cambios naturales, o, por el contrario serán sólo los artificiales que nosotros mismos podamos construir. ¿Habremos llegado al nivel máximo de evolución humana? La verdad, no parece que nuestras conciencias avancen de manera visible para que puedan comprender que todos somos unos, que no deben existir diferencias entre los seres humanos, que todos tienen derecho a la dignidad en el transcurrir de sus vidas.

Pocas historias atraen más a los humanos que la de sus orígenes, la de cuál fue el camino que llevó a ser lo que somos, incluyendo, claro, con quiénes estamos emparentados, y cómo y cuándo nos separamos de tales ancestros. De todo eso hemos estado tratando en estás mismas páginas en las que hemos realizado algunos viajes a través de las brumas del tiempo para explorar acontecimientos pasados relacionados con nuestra evolución.

¿Qué es lo que nos apartó tan decisivamente de todas las otras especies con las que compartimos el planeta? ¿En qué momento de nuestra historia evolutiva aparecieron las diferencias que nos separaron de los demás criaturas? ¿La denominada “mente” (o mundo mental) es algo específico de los humanos o se trata de un rasgo general de la psicología animal? ¿Por qué surgió el lenguaje? ¿Qué es eso que llamamos cultura, y que muchos consideran el sello de la Humanidad? ¿Somos la única especie que puede presumir de ella? Y quizás la pregunta más crucial de todas: ¿por qué estas diferencias nos escogieron a nosotros y no a otras especies?

Son preguntas que, a veces, no sabemos contestar y, sin embargo, sabemos que alma-mente y cuerpo, conforman un conjunto armonioso que hacen de nosotros seres únicos en el Universo.

Tenemos unos sensores que nos permiten sentir emociones como la tristeza, la ternura, el amor o la alegría. Nos elevamos y somos mejores a través de la música o la lectura de unos versos. Igualmente podemos llegar al misticismo de pensamiento divino, o incluso profundizar en los conceptos filosóficos de las cosas hasta rozar la metafísica.

La música es el lenguaje de las emociones, pero ¿qué es el amor? ¿Quién no ha sentido alguna vez ese nudo en el estómago y perdido las ganas de comer? ¿Quién no ha sentido alguna vez ese sufrimiento profundo de estar alejado del ser amado y el inmenso gozo de estar junto a ella?

http://2.bp.blogspot.com/_shgQ3bxGi08/TRKlCu__viI/AAAAAAAAAQs/hN-fU7xNnK8/s1600/images.jpg

Felicidad y tristeza. Sentimientos del ser humano.

Al igual que todo lo grande está hecho de cosas pequeñas, lo que entendemos por felicidad esta compuesto de efímeros momentos en los que ocurren cosas sencillas que, la mayoría de las veces, ni sabemos apreciar. Esas lágrimas corriendo por las mejillas de la niña mojando su carita inocente…¡Es todo un Mundo!

Lo que llamamos inteligencia está dentro de todos nosotros, unos tienen más cantidad de ese ingrediente y otros tenemos menos. Aparece con el lenguaje, pero ya desde la cuna el niño muestra una actividad sensorial y motriz extraordinaria que, a partir del primer año, presenta todos los caracteres de comprensión inteligente. Con la ayuda de su entorno, el niño va realizando las adaptaciones sensoriales elementales construidas por reflejos.

¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA?

Mas tarde, aparecerán los numerosos estadios de las adaptaciones intencionales de libre inclinación que acabaran conduciendo al individuo a desarrollar una personalidad única, con el poder de inventar mediante la deducción o combinación mental de los hechos que ve y conoce por el mundo real y que puede dar lugar a crear situaciones y mundos de fantasía, es la creación de la mente. Con las vivencias del entorno, lo que se enseña y lo que aprende por el estudio, se forma una personalidad más o menos elevada según factores de índole diversa que nunca es la misma para todos.

Todos quedamos marcados para el resto de nuestras vidas en relación a lo que de niño nos han enseñado, nos han querido y el entorno familiar en el que nos tocó vivir, son cosas que se gravan a fuego en la mente limpia del niño que de esta manera, comienza su andadura en la vida condicionado por una u otra situación que le hace ser alegre y abierto o taciturno, solitario y esquivo con una fuerte vida interior en la que, para suplir las carencias y afectos, se crea su propio mundo mental y privado.

La mente Humana es (iba a decir un bien divino pero…no estamos tratando con la fe, aquí hablamos de ciencia), es un algo sublime, la obra más compleja que pueda existir en nuestro Universo (al menos de lo conocido), no se trata de una cosa más, es algo muy especial y tan complejo y poderoso que, ni nosotros mismos, sus poseedores, tenemos una idea clara de dónde puede estar el límite. Bueno,si es que lo hay.

http://img.robotikka.com/wp-content/uploads/2011/04/inteligencia-artificial.jpg

La mente guarda nuestra capacidad intelectual, tiene los pensamientos dormidos que afloran cuando los necesitamos, es la que guía nuestras actitudes y comportamientos, la voluntad y todos los procesos psíquicos conscientes o inconscientes, es la fuente creadora o destructora y, en definitiva, es lo que conocemos por ALMA y que, en realidad, es la inteligencia. Aunque empiezo a sospechar que, el Universo, se vale de nsootros para poder contemplarse así mismo.

Todas las cosas son, pero no de la misma manera, hay esencia y sustancia que conviven para conformar al sujeto que ES. “Somos” parte del Universo y estamos en el tiempo/espacio para desarrollar una misión que ni nosotros mismos conocemos, vamos imparables hacia ella y actuamos por instinto. Nos dieron las armas necesarias para ello: Inteligencia y curiosidad. Estos dos elementos nos transportan de manera imparable hacía el futuro inexorable que nos está reservado.

Claro que, podríamos ser la primera etapa de lo que vendrá

El conjunto de nuestras mentes tiene un poder infinito que, de momento, está disperso, las ideas se pierden y cuando nacen no se desarrollan por falta de medios y de apoyos, es una energía inútil que, invisible, está vagando por el espacio sin ser aprovechada. El día que podemos aunar nuestros pensamientos…¿Qué podría pasar?

Estoy totalmente seguro de que nuestros cerebros ven el mundo que les rodea bajo su propia perspectiva, es decir, lo filtra y en buena medida lo crea, el cerebro no es pasivo, sino que, todo lo que percibe lo transmite “a su manera”, desde su propia percepción, desde su propia realidad, desde su propio mundo físico de todos los eventos y experiencias que tiene registrados para conformar un entorno y un mundo de las propias ideas.

Si pudiéramos “ver” lo que ve un perro, nos quedaríamos asombrados del mundo tan diferente al nuestro que percibe su cerebro con sus propias ideas y percepciones físicas y psíquicas. Una cosa está clara, quieren ser nuestros amigos.

http://4.bp.blogspot.com/_NJiwBWJaD_k/TMZOnz9hFyI/AAAAAAAAABE/p9Yen8Xm0PE/s1600/nina-jugando-perros.jpg

Nosotros, los humanos, somos (al menos lo parece) algo especial y nuestros cerebros no están en proporción con el peso de nuestros cuerpos si nos comparamos con el resto de los animales. Tanto es así que, si el cuerpo del ser humano siguiera las proporciones, con respecto al cerebro, que se dan como media en los mamíferos, nuestros cuerpos deberían pesar casi diez toneladas (aproximadamente lo que pesa un rinoceronte).

Nuestro cerebro es potente y tiene capacidades para “crear” su propio mundo, así pensamos que el mundo que vemos, oímos y tocamos es el mundo “real”, sin embargo, estaría mejor decir que es un mundo real humano, otros lo ven, lo oyen y lo perciben de manera diferente a la nuestra, así que, en nuestro propio mundo, para ellos, la realidad y el mundo es diferente, la que conforme sus cerebros.

No podemos ni comunicarnos con seres que comparten con nosotros el mismo planeta. Estos seres, de diversas morfologías y diferentes entornos en sus formas de vida, tienen un desarrollo cerebral distinto y, a veces, ni sabemos que es lo que tienen (caso de las plantas y vegetales en general).

Claro que, a veces, hay excepciones. Mi mujer le habla a las plantas mientras les da de beber y les pone música clásica. No puedo saber si el contacto se produce verdaderamente pero, una cosa sí que es cierta: Están esultantes de belleza y salud.

Pensemos que si eso es así en nuestro propio mundo, ¿cómo podríamos contactar con seres pertenecientes a mundos situados en Galaxias alejadas miles de millones de kilómetros de la nuestra?

Ni siquiera podríamos comunicarnos con ellos cuyos pensamientos abstractos y matemáticas ¿quién sabe? cómo estarían conformadas, seguramente, de manera muy diferente mediante una organización distinta de sus cerebros que, haría imposible un entendimiento, ya que, ellos y nosotros tendríamos percepciones muy diferentes del Universo, cada uno lo vería en función de las reglas de los respectivos cerebros que, por lógica, serían diametralmente opuestos. Claro que, también existiran civilizaciones y especies basadas en el Carbono como la nuestra y que tengan afinidades más cercanas. La verdad es que creo más en la existencia de estos últimos.

 

Dicen que los números y las matemáticas es el lenguaje universal, seguramente será así…, sin embargo, nosotros tenemos 1,2,3,4,5,….etc., y, ellos podrían tener para los números otros símbolos, además, su formas operativas y sus reglas podrían llegar a las mismas conclusiones que nuestra geometría, funciones modulares, algebras, etc. ¿Cuánto tiempo nos llevaría aprender los unos de los otros? ¿y, el lenguaje? La verdad es que cerebros tan dispares en su construcción física, verían y estarían en Universos diferentes, no imaginables en su construcción física, química, organizativa y funcional. ¡ Qué complicado es todo ! Claro que, pensandolo bien 1 + 1 = 2.

¿Qué extraños mundos podrán existir?

Así las cosas, el sueño de comunicarnos con otros seres vivos e inteligentes situados en otro lugar de nuestra galaxia o en otras Galaxias lejanas, será difícil de plasmar en realidad. Sin embargo, necesitamos tiempo. Se deduce que, como el niño pequeño que nos hace gestos y al que miramos sin entender, nuestra civilización es muy joven, está en el tiempo del balbuceo, tiene que aprender aún muchas cosas y, a nivel cósmico eso lleva mucho tiempo.

Pero el tiempo está ahí, siempre ha estado ahí, no se irá y, contando con ello, podemos tener la esperanza de que creceremos, nos haremos mayores, nuestros cerebros evolucionaran y aprenderán un lenguaje cósmico y universal que, dentro de muchos eones, nos permitirá esa comunicación que hoy, a muchos (también a mí) les parece, sino imposible, si muy difícil. Pero se impone tener visión de futuro, no ser cortos de entendederas y, sobre todo, conservar la ilusión y la fantasía. Eso sí, sin perder de vista la realidad que podría ser…

SITGES 2011

Esta podría ser…nuestra realidad futura. Seres de Inteligencia Artificial que, sin duda alguna, tendrán más capacidades y menos carencias que nosotros los humanos. Si somos capaces de conseguir que tengan sentimientos…Habrá alguna esperanza, en caso contrario, la especie humana tiene los días contados. Ella misma, habrá procurado su propia extinción.

Los hay que, cortos de mira, son incapaces de visualizar nuestro destino. No tienen una idea clara de lo que es nuestra mente, de lo que puede llegar a conseguir cuando evolucione lo necesario. En la escala del tiempo cósmico, en realidad, somos unos bebés. ¿ Qué seremos capaces de hacer cuando seamos mayores ?

[asi_sera_la_red_del_futuro_articulo_landscape.jpg]

Pues eso, fabricaremos “seres” que estarán conectados directamente con las máquinas, ya que, ellos mismos, serán máquinas perfeccionadas a niveles inconcebibles, y, podrán tener la información de manera dirtecta, sin intermediarios. Podrán visitar las estrellas sin que la radiación del espaciom les afecte. Podrán colonicar mundos que nosotros no podemos ni soñar. Podrán…Podrán…Podrán…

He dicho muchas veces que nuestro origen está en las estrellas, el único sitio donde se podía fabricar el material del que estamos hechos, y, también me he cansado de decir que nuestro destino está en las estrellas, algún día, tendremos que dejar nuestro querido planeta Tierra para buscar acomodo en otros mundos más o menos lejanos. Pero, ¿seremos nosotros esos viajeros o serán…

http://losojosdehipatia.com.es/wp-content/uploads/EVA.jpg

Estos otros.

En 1.957, el astrónomo alemán Wilhelm Gliese publicó un catálogo de estrellas cercanas al Sol. La número 581 de su lista era un astro insignificante situado a unos 20 años-luz, con sólo un tercio de la masa solar y la centésima parte de su luminosidad. Una enana roja más, probablemente el tipo de estrella más común en el Universo.

http://doctorsito.files.wordpress.com/2010/08/gliese581c.jpg

Un buen candidato pàra albergar alguna clase de vida es el planeta Gliese 581 c. Los estudios indican que podría poseer hidrógeno y oxígeno en su atmósfera, denotando la existencia de agua. Es, además, el primero que se descubre que posee temperaturas entre y 40º, que permitan mantener agua líquida en su superficie.

Medio siglo después, Gliese 581 ha saltado a la fama. Allá por el año 2.005, un equipó capitaneado por los veteranos cazadores del planetas: Michel Mayor y Didier Queloz, descubrió, casi pegado a la estrella, un planeta (Gliese 581 b de unas 15 masas terrestres.

Más recientemente, el mismo grupo, ha refinado sus observaciones, que han revelado la presencia de dos compañeros del anterior: a 10 millones de kilómetros de la estrella orbita Gliese 581c, de sólo unas 5 veces la masa terrestre; y, a 37MKilómetros, Gliesed, que pesa como 8 Tierras. Ambos son netamente mayores que nuestro planeta y menores que los gigantes de hielo (Urano y Neptuno, 14 y 17 masas terrestres). En los últimos años, este tipo de planetas, inexistentes en el Sistema Solar, se han venido denominando supertierras.

Nuestro planeta, como sabéis, circula a la respetable distancia de 150 millones de kilómetros del Sol, 1 Unidad Astronómica, lo que permite apreciar lo cerca que están los nuevos planetas de la estrella madre. Los tres serían bolas de fuego si orbitasen en torno a una estrella como la nuestra, pero las enanas rojas son hogueras suaves: sus descubridores han aventurado que Gliese 581c podría mantener agradables temperaturas, entre -3 y + °40° C. Y la ecuación: Posibilidad de agua líquida en un planeta=a vida.

http://aulageek.files.wordpress.com/2009/12/concepto-de-atmosfera.jpg

La atmósfera es esencial para la vida

¿Existe atmósfera? Los cazadores son, naturalmente, más cautos. La temperatura dependerá del tipo (o tipos) de superficie del planeta y de la abundancia y composición de sus nubes. Los oscuros bosques y mares de la Tierra absorben hasta el 90% de la radiación solar, mientras que el hielo refleja el 80‰ Pero sobre todo es la composición de la atmósfera de un planeta, su riqueza en gases de invernadero, la que rige, mucho más que la estrella, su clima. Así que, a falta de estos datos, este rango de temperatura es solo una especulación razonable. En lo referente al agua y a la atmósfera, dadas las dimensiones de esos planetas parece un cálculo razonable y razonado.

Todo esto, el comentario, sólo es una muestra pequeña de la inquietud que tenemos en buscar sustitutos a la Tierra, en nuestro subsconciente, sabemos que, algún día, necesitaremos nueva casa.

Sin embargo, en este punto crucial de la exploración planetaria, el descubrimiento de supertierras en sistemas planetarios sin jovianos nos lleva a un panorama nuevo y vertiginoso: quizá los joviamos sean los elefantes del zoo planetario, que podría estar poblado sobre todo por animales más pequeños en números enormes. Podrían existir incontables planetas-insectos.

Los cazaplanetas quieren acelerar el proceso y tratan de responder la eterna gran pregunta: ¿Estamos solos? Para ello consideran necesario desarrollar nuevos y más avanzados medios de observación. Ni los telescopios espaciales Hubble y Spitzer pueden cubrir la tarea, sólo hallar planetas jupiterianos. El flamante satélite Kepler, lanzado por la NASA en marzo, dará mucha información a partir de enero de 2010, “conoceremos muchos nuevos planetas extrasolares”, afirma con ilusión Dimitar Sasselov, de la Universidad de Harvard. ¿Alguno habitable? Seguro que antes de 20 años, dice.

 

Si el planeta es gaseoso como Júpiter la vida como la nuestra no será posible. Si está muy cerca de su “Sol”, tampoco. Pero si…

Esos enormes planetas, tienen una inmensa fuerza gravitatoria y, seres como nosotros,seríamos literalmene aplastados contra la superficie, allí solo pueden existir seres de peso ínfimo a los que la gravedad no les afecte apenas. ¿Habrá enormes planetas llenos de insectos?

Quiero recordar que, hasta la fecha, son más de 500 planetas contabilizados fuera del Sistema Solar. No tenemos amplios datos sobre ellos, pero sí podemos decir que, ahí fuera, existen cientos de miles de planetas que al ser de distintas características, unos tendrán agua y atmósfera y las dimensiones idóneas para albergar la vida. ¿Inteligente? Esa es otra historia que requeriría muchos trabajos como este y en más profundidad para poder explicar las complejidades requeridas para que la vida…, esté presente.

http://www.cielosur.com/imagenes/i_notas/hay-alguien-alli.jpg

                                                                                                                      Sin embargo, pensemos:

Sólo en nuestra Galaxia existen más de 100.000 millones de estrellas. El Universo está poblado por cientos de miles de millones de Galaxias cuyo promedio es también de 100 mil millones de estrellas cada una.

En cada galaxia existen miles de miles de millones de soles con sus planetas, lo que supone una cantidad enorme de mundos.

¿Podemos pensar que de entre cientos y cientos de miles de millones de planetas, solo la Tierra alberga la vida inteligente? Parece algo pretencioso, ¿no te parece?

El Universo nos depara muchas sorpresas.

emilio silvera

 

  1. 1
    Iparco de Alejandría
    el 3 de octubre del 2011 a las 4:59

    Buen artículo pero creo que redunda mucho en el existencialismo humano, como casi laúnica forma de vida que pueda generarse en el universo. Claro está que quizas los seres vivos que conocemos son solo los existentes en nestro planeta, esto no nos da la certeza como para habar de que está se formó en las estrellas y si fuese así, entonces será casi una regla universal.
    Es verdad que estamos aquí y que solo conocemos este como el único mundo con seres vivos y de esta forma, de carbono o como quiera llamarle, pero, nuestra ignorancia y desconocimiento, no nos puede llevar a consagrar como una especie de exclusividad la vida ligada a nuestra forma.

    Si miramos allá arria y nos preguntaramos que hay mas allá de las fronteras del universo, ta vez podriams deducir que si en el universo hay energía y materia, fuera de las fonteras debería haber no materia y no energía…tal vez sería un razonamiento lógico, pero muy humano, parecido a los pensamientos islamicos en desmedro de la mujer.

    Vale amigo, que por menos podrías añadir en tus participaciones, que la vida como la conocemos puede ser solo una de muchas que se pueden dar y existir y quien te dice que este tipo como la nuestra sea un tipo de vida no muy bién valorada al compararla con otras. No lo sabemos, solo me avala nuestra propia ignorancia.

    De mi parecer, creo valida la existencia de mas tipos de vida y por tanto de un universo con muchos seres vivos
    , de lo contrario y de nuestra exclusividad, tendriamos que comenzar a aceptar un casi origen divino.

    saludos

    Responder
    • 1.1
      emilio silvera
      el 3 de octubre del 2011 a las 5:45

      Empezaremos por el final: “De origen divino…Nada de Nada”.
      Está claro y hoy en día nadie lo duda que, el material del que estamos hechos, sólo se pudo “fabricar” en las estrellas, único lugar con temperaturas capaces de convertir por fusión unos elementos en otros distintos, más complejos y pesados. No existe en el universo otro lugar donde el hidrógeno se convierta en Helio, el Helio en Berilio, en Litio, en Carbono, Oxígeno…etc.
      Por otra parte, nadie puede negar que, en el inmenso Universo, existan formas de vida basadas en otros materiales distintos al Carbono, ¡claro que sí! y, lo que se dice es que, lo más probable es que existan formas de vida que, al igual que nosotros estén sostenidas por este elemento que, por sus características parece el mejor para ello, lo que no impide otras maneras.
      En cuanto a la idea de que más allá, “fuera de las fronteras” pueda existir “No materia” y “No energía”, es posible pero poco probable, toda vez que, cuando nuestro Universo quedó estabilizado lo hizo gracias a que, la antimateria que había quedó eliminada con una cantidad igual de materia y, simplemete quedó la materia bariónica que conocemos y de la que están formada las estrellas, los mundos y también nosotros. La única antimateria que pueda existir (al menos que sepamos) es la artificial conseguida en los aceleradores de partículas y que, cuesta mucho mantener aislada para que no interaccione con la materia y se destruyan ambas.
       
      No estoy, en absoluto de acuerdo con “el pensamiento islámico en desmedro de la mujer” que, es muy importante en nuestras vidas para que, esté tan mal valorada. El Islam, justo es reconocerlo, tiene una gran hiostoria en las ciencias astronómicas, matemáticas, etc. Sin embargo, en otras cosas…deja bastante que desear.
      Finalmente, parece que, en casi lo único que estamos de acuerdo es, en el hecho de que puedan existir otras formas de vida distintas a la nuestra y, sobre todo, en el hecho de que nuestra ignorancia es grande.
      Un saludo Señor Iparco de Alejandría (que por cierto, fonéticamente su nombre es igual que Hiparco de Nicea, que fue un grqan astrónomo y sucedio a Eratóstenes como director de la Biblioteca de Alejandría). 
       
       
       

      Responder
      • 1.1.1
        Fandila
        el 3 de octubre del 2011 a las 9:05

        Cada cual tiene en su mente una idea de Dios. Desde luego que no suele coincidir con el Dios que se nos ha inculcado. Qué sería Dios¿ la dimensión más etérea? ¿Dios podría ser bueno o malo? ¿justo o injusto?. La bondad maldad justicici injusticia es algo de seres como nosotros imperfectos y perecederos. Y dijo el hombre, hagamos a Dios a nuestra imagen y semejanza.
        ¿Qué podría ser Dios? ¿Todo lo existente? La dimensión última, la infinita. Pues que inalcanzable sería
        El existir tiene unas reglas, si no nada sería. La nada sería la perfección. O un todo finalmente feliz. Demasiado largo ese camino. Salvo sorpresas.
        Saludos.

        Responder
  2. 2
    Adolfo
    el 8 de febrero del 2012 a las 18:54

    ¡Hola Emilio!

    La primera ilustración de éste hilo recuerda una chimenea hidrotermal, uno de los tantos que hay a lo largo de la Dorsal del Atlántico, y, esta vista me retrae a las preguntas (que alguna vez me formulé):

    1 – ¿Se capturaron especímenes, para, posteriormente, ser estudiados en condiciones de laboratorio?
    2 – ¿Qué estructura presentan? ¿Son organismos multicelulares? ¿Se alimentan de los componentes químicos disueltos en su entorno?
    3 – ¿Qué estilo de reproducción tienen?
    4 – ¿Qué es lo que dirige su desarrollo? ¿El patrón rector está codificado en un símil alternativo al ADN de los organismos presentes en la superficie de la Tierra, ó en ADN propiamente dicho?
    5 – ¿Estos organismos se desarrollaron allí, ó migraron desde zonas más hospitalarias adaptándose a las inmensas presiones y temperaturas allí presentes?
    Atentamente…

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting