viernes, 17 de enero del 2020 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¡¡Concierto en la Catedral de Huelva!!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Noticias    ~    Comentarios Comments (4)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 

Irene Gómez y María Silvera

Que darán un bonito concierto de Músuca Antigüa en la Catedral de Huelva, el próximo día 20 a las 20 horas. Si puedes, no te lo pierdad, ya que, para que la vena sus paisanos, María viajará desde Londres para el evento y, junto con la otra profesora y amiga, Irene gómez (gaditana), regalarán a los asistentes su arte.

¡¡Acudan al magno suceso!!

Allí os espero.

 

Como es gratis total

El Universo y la Vida

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Física-química    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 

Algunas veces, cuando pienso en lo que podría ser el árbol de la vida, me quedo con la convicción de que existen poderosas y excelentes razones para creer en un ancestro universal. Para empezar, todos los organismos vivos conocidos comparten un sistema físico y químico común. Los procesos metabólicos de la célula -cómo crece, qué moléculas hacen qué cosa y cuando, cómo se almacena y libera la energía, dónde se fabrican las proteínas y qué hacen- son siempre básicamente los mismos. El modo en que una célula registra la información genética y la reproduce es también común a toda la vida.

Quizás la evidencia más convincente de un ortigen común es que las instrucciones genéticas se ponen en práctica utilizando un código universal. Todo esto es, demasiado, para creer que estos rasgos complejos y altamente específicos surgieron muchas veces y de forma independiente. Más probable es que reflejen propiedades ya presentes en la célula ancestral universal y que fueron heredada por sus descendientes. ¿Vendrá de ahí las propiedades de la células madre?

Las células madre son células que tienen el potencial de convertirse en diferentes tipos de células . Las células madre pueden considerarse como células primitivas “no especializadas” que son capaces de dividirse y convertirse en células especializadas del cuerpo, como por ejemplo las células del hígado, las células musculares, células sanguíneas y otras células con funciones específicas

 

¿Por qué son importantes las células madre?

 

Las células madre representan una interesante área de la medicina debido a su potencial para regenerar y reparar el tejido dañado. Algunas de las terapias actuales, como el trasplante de médula ósea con el uso de células madre , por su potencial para la regeneración de tejidos dañados. Otras terapias están bajo investigación que consiste en trasplantar células madre en una parte del cuerpo dañada y dirigirlas a crecer y diferenciarse en tejido sano.

         Molécula de ADN

Si elevamos el aumento cien mil veces, el núcleo de un átomo de carbono se hinchará hasta llenar el campo de visión. Tales núcleos átomos se formaron dentro de una estrella que estalló mucho antes de que naciera el Sol. Si podemos aumentar aún más, veremos los tríos de quarks que constituyen protones y neutrones.

Otra evidencia a favor de un ancestro común procede de la curiosa cuestión del sentido de giro molecular, o quiralidad, como se conoce técnicamente. La mayoría de las moléculas orgánicas no son simétricas: sus imágenes especulares parecen diferentes, de la misma forma que una mano izquierda difiere de una mano derecha: : tienen “quiralidad opuesta”. Por ejemplo, el ADN está enrollado en una hélice a derechas, o destrógira; su imagen especular es una hélice a izquierdas, o levógira. Sin embargo,  las fuerzas que mantienen unidas las moléculas no hacen ninguna distinción entre izquierda y derecha. Ninguna ley de la Naturaleza prohíbe que las moléculas  de ADN sean levógiras, pero nadie ha encontrado una tofavía. Una misma quiralidad, ya sea izquierda o derecha, es común a todos mis seres vivos. Esto sugiere que toda la vida descendió de una única célula ancestral que contenía moléculas con las quiralidades concretas que hoy encontramos.

En 1953, Watson (izquierda) y Francis Crick (derecha). En 1962 ambos recibieron el Premio Nobel de Medicina por su trabajo.

Crick y Watson descubrieron que el ADN o ácido desoxirribonucleico, la base de nuestra herencia genética conocida como “la molécula de la vida”, está formada por una doble ´helice, como una escalera e caracol, compuesta de azúcares y fosfatos en sus dos lados, con “escalones” formados por parejas de bases nitrogenadas: adenina y timina, guanina y citosina, cada una de ellas, unida a una espiral.

El orden en que se encuentran estos pares a lo largo de la hélice, determina el mensaje genético que controla las características de cada individuo: sea éste un pino o un lirio, o, que en un ser humano,   su pelo sea rizado o tenga los ojos azules.
El ADN compone segmentos codificados o genes, que llevan las instrucciones hereditarias para elaborar las proteínas que gobiernan todos los procesos biológicos. Según algunos científicos, la espiral podría ser la forma más eficaz de agrupar material sin que se desordene por el espacio y, tal vez por eso, la molécula de ADN se envuelve sobre sí misma, guardando toda la información necesaria para la vida.

                                Mecánica Molecular

Los objetos vivientes tienden a estar en estructuras tensionadas. Esto implica una fuerte dependencia de las fibras para resistir, sostener, transmitir o generar fuerzas longitudinales, en la práctica estas son de forma de cables fibrosos formados por poroteinas y polisacaridos. En el mundo natural, tal como en el sintético, muchos materiales estructurales son compuestos de fibras reforzadas diseñados para resistir movimientos bruscos y usualmente combinan proteínas con polisacaridos. Un ejemplo es la combinación de chitin y  resilin de la cutícula de artropódos y otro el colágeno reforzado glicosaminoglicano geles de cartílago.
Pero comentemos un poco sobre el inicio de todo, es decir, sobre la fuente en la que se fundieron los materiales necesarios para la Vida.

 

 

 

 

La explosión de supernova provoca la expulsión de las capas externas de la estrella por medio de poderosas ondas de choque, enriqueciendo el espacio que la rodea con elementos pesados. Los restos eventualmente componen nubes de polvo y gas. Cuando el frente de onda de la explosión alcanza otras nubes de gas y polvo cercanas, las comprime y puede desencadenar la formación de nuevas nebulosas que originan, después de cierto tiempo, nuevos sistemas estelares (quizá con planetas, al estar las nebulosas enriquecidas con los elementos procedentes de la explosión).

En una supernova, en orden decreciente tenemos la secuencia de núcleos H, He, O, C, N, Fe, que coincide bastante bien con una ordenación en la tabla periódica que es: H, He, (Li, Be, B) C, N, O… Fe

¿Apreciáis la maravilla? Las estrellas brillan en el cielo para hacer posible que nosotros estemos aquí descubriendo los enigmas del universo y… de la vida inteligente.

. ¿Qué hace que se den la consciencia y la inteligencia?

Qué hace que existan a la conciencia y la inteligencia, porque aunque sepamos multitud de cosas de los lugares más recónditos del universo, aún sabemos muy poco de lo que hay dentro de nuestra cabeza, y esas dos cosas son las que nos hacen ser lo que somos. Claro que, la primera incógnita científica que necesitamos resolver es la de apariencia más simple y la que más quebraderos de cabeza ha dado a la Física. ¿Qué es la gravedad? ¿Cómo se combina la teoría de la relatividad general y la teoría cuántica? ¿Existe el gravitón? incognitas como estas existen muchas para que podamos llegar a entender el Universo. Si continuamos avanzando el saber del mundo, el día llegará que podamos entender muchas cosas ahora en las sombras de nuestra ignorancia.

La vida sin carbono

En algún momento de las próximas décadas descubriremos el primer planeta albergando vida. Pero seguramente será “parecida” a la nuestra; basada en enlaces de C y agua como medio. Pero; ¿podría existir un tipo de vida completamente diferente? ¿la reconoceremos cuando la veamos? ¿podría evolucionar hasta desarrollar inteligencia? Es posible, nada podemos negar sin tener el conocimiento de causa suficiente para ello pero…, mi impresión es que, toda la vida del Universo está basada en el Carbono. Muchos son los miles de millones de especies que han poblado la Tierra y, que sepamos, las que se fueron y las que aún están, todas ellas, sin excepción, en el Carbono estaban y están basadas. Si el Universo es igual en todas partes (¿cómo sería de otra maner?, esperémos que lo que pasó aquí, también habrá pasado allí, y allí y en aquel otro lugar.

http://2.bp.blogspot.com/_OK-aWBtJJYM/S8CgC2cENzI/AAAAAAAAAwQ/s9icXZCuY80/s1600/dibujo20090916_seti_cook_recreation.jpg

Pero está claro que todo el proceso estelar evolutivo inorgánico nos condujo desde el simple gas y polvo cósmico a la formación de estrellas y nebulosas solares hasta los planetas, la Tierra en particular, en cuyo medio ígneo describimos la formación de las estructuras de los silicatos, desplegándose con ello una enorme diversidad de composiciones, formas y colores, asistiéndose, por primera vez en la historia de la materia, a unas manifestaciones que contrastan con las que hemos mencionado en relación al proceso de las estrellas. Desde el punto de vista del orden es la primera vez que nos encontramos con objetos de tamaño comparables al nuestro, en los que la ordenación de sus constituyentes es el rasgo más característico.

Redes cristalinas del diamante que dan lugar a múltiples y variadas transformaciones a partir de un mismo elemento maravilloso: El Carbono.

Al mismo tiempo nos ha parecido reconocer que esos objetos, es decir, sus redes cristalinas “reales”, almacenan información (memoria) que se nos muestra muy diversa y que puede cobrar interés en ciertos casos, como el de los microcristales de arcilla, en los que, según Cairns-Smith, puede incluso llegar a transmitirse.

Porque, ¿qué sabemos en realidad de lo que llamamos materia inerte? Lo único que sabemos de ella son los datos referidos a sus condiciones físicas de dureza, composición, etc.; en otros aspectos ni sabemos si pueden existir otras propiedades distintas a las meramente físicas.

¿No os hace pensar que nosotros estemos hechos, precisamente, de lo que llamamos materia inerte? Que en condiciones especiales llegó a evolucionar hasta nosotros. Es decir, hemos hecho un largo viaje desde los Quarks hasta los pensamientos.

Foto

Pero el mundo inorgánico es sólo una parte del inmenso mundo molecular. El resto lo constituye el mundo orgánico, que es el de las moléculas que contienen carbono y otros átomos y del que quedan excluidos, por convenio y características especiales, los carbonatos, bicarbonatos y carburos metálicos, los cuales se incluyen en el mundo inorgánico.

Según decía en otras ocasiones, los quarks u y d se hallan en el seno de los nucleones (protones y neutrones) y, por tanto, en los núcleos atómicos. Hoy día, éstos se consideran como una subclase de los hadrones.

                          La Mano mágica de la Naturaleza puede convertir, lo inanimado, en lo que entendemos que es…¡La Vida!

La composición de los núcleos (lo que en química se llama análisis cualitativo) es extraordinariamente sencilla, ya que como es sabido, constan de neutrones y protones que se pueden considerar como unidades que dentro del núcleo mantienen su identidad. Tal simplicidad cualitativa recuerda, por ejemplo, el caso de las series orgánicas, siendo la de los hidrocarburos saturados la más conocida. Recordad que su fórmula general es , lo que significa que una molécula de hidrocarburo contiene n átomos de carbono (símbolo C) y (2n+2) átomos de hidrógeno (símbolo H).

El número de protones y neutrones determina al elemento, desde el hidrógeno (el más simple), al uranio (el más complejo), siempre referido a elementos naturales que son 92; el resto son artificiales, los conocidos transuránicos en cuyo grupo están el einstenio o el plutonio, artificiales todos ellos.

                                                               Mineral Uranio

Los núcleos, como sistemas dinámicos de nucleones, pertenecen obviamente a la microfísica y, por consiguiente, para su descripción es necesario acudir a la mecánica cuántica. La materia, en general, aunque presumimos de conocerla, en realidad, nos queda mucho por aprender de ella.

Hablemos un poco de moléculas.

El número de especímenes atómicos es finito, existiendo ciertas razones para suponer que hacia el número atómico 173 los correspondientes núcleos serían inestables, no por razones intrínsecas de inestabilidad “radiactiva” nuclear, sino por razones relativistas. Ya antes me referiría a las especies atómicas, naturales y artificiales que son de unos pocos millares; en cambio, el número de moléculas conocidas hasta ahora comprende varios millones de especímenes, aumentando continuamente el número de ellas gracias a las síntesis que se llevan a cabo en numerosos laboratorios repartidos por todo el mundo.

Una molécula es una estructura con individualidad propia, constituida por núcleos y electrones. Obviamente, en una molécula las interacciones deben tener lugar entre núcleos y electrones, núcleos y núcleos y electrones y electrones, siendo del tipo electromagnético.

                                                                          Moléculas Alfa

Debido al confinamiento de los núcleos, el papel que desempeñan, aparte del de proporcionar la casi totalidad de la masa de la molécula, es poco relevante, a no ser que se trate de moléculas livianas, como la del hidrógeno. De una manera gráfica podríamos decir que los núcleos en una molécula constituyen el armazón de la misma, el esqueleto, cuya misión sería proporcionar el soporte del edificio. El papel más relevante lo proporcionan los electrones y en particular los llamados de valencia, que son los que de modo mayoritario intervienen en los enlaces, debido a que su energía es comparativamente inferior a la de los demás, lo que desempeña un importante papel en la evolución.

Desde las moléculas más sencillas, como la del hidrógeno con un total de 2 electrones, hasta las más complejas, como las de las proteínas con muchos miles de ellos, existe toda una gama, según decía, de varios millones. Esta extraordinaria variedad de especies moleculares contrasta con la de las especies nucleares e incluso atómicas.

Sin entrar en las posibles diferencias interpretativas de estas notables divergencias, señalaré que desde el punto de vista de la información, las especies moleculares la poseen en mucho mayor grado que las nucleares y atómicas.

Es-Orbital s.png

Dejando aparte los núcleos, la información que soportan los átomos se podría atribuir a la distribución de su carga eléctrica, y en particular a la de los electrones más débilmente ligados. Concretando un poco se podría admitir que la citada información la soportan los orbitales atómicos, pues son precisamente estos orbitales las que introducen diferencias “geométricas” entre los diferentes electrones corticales.

Justamente esa información es la que va a determinar las capacidades de unión de unos átomos con otros, previo el “reconocimiento” entre los orbitales correspondientes. De acuerdo con la mecánica cuántica, el número de orbitales se reduce a unos pocos. Se individualizan por unas letras, hablándose de orbitales s, p, d, f, g, h. Este pequeño número nos proporciona una gran diversidad.

La llamada hibridación (una especie de mezcla) de orbitales es un modo de aumentar el número de mensajes, esto es, la información, bien entendido que esta hibridación ocurre en tanto y en cuanto dos átomos se preparan para enlazarse y formar una molécula. En las moléculas, la información, obviamente, debe abarcar todo el edificio, por lo que en principio parece que debería ser más rica que en los átomos. La ganancia de información equivale a una disminución de entropía; por esta razón, a la información se la llama también negantropía.

Hibridación

Metano CH4

metano CH4

Etano CH3CH3
etano CH3-CH3

Hibridación sp2

En la hibridación trigonal se hibridan los orbitales 2s, 2px y 2 py, resultando tres orbitales idénticos sp2 y un electrón en un orbital puro 2pz .

Un átomo de carbono hibridizado sp2

Un átomo de carbono hibridizado sp2

 El carbono hibridado sp2 da lugar a la serie de los alquenos.

La molécula de eteno o etileno presenta un doble enlace:

  1. un enlace de tipo σ por solapamiento de los orbitales hibridos sp2
  2. un enlace de tipo π por solapamiento del orbital 2 pz

El enlace π es más débil que el enlace σ lo cual explica la mayor reactividad de los alquenos, debido al grado de insaturación que presentan los dobles enlaces.

El doble enlace impide la libre rotación de la molécula.

orbitales moleculares del etileno

Modelo de enlaces de orbitales moleculares del etileno formado a partir de dos átomos de carbono hibridizados sp2 y cuatro átomos de hidrógeno.

Hibridación sp

 

Los átomos que se hibridan ponen en juego un orbital s y uno p, para dar dos orbitales híbridos sp, colineales formando un ángulo de 180º. Los otros dos orbitales p no experimentan ningún tipo de perturbación en su configuración.

Hibridación sp

Un átomo de carbono hibridizado sp

El ejemplo más sencillo de hibridación sp lo presenta el etino. La molécula de acetileno presenta un triple enlace:

a. un enlace de tipo σ por solapamiento de los orbitales hibridos sp
b. dos enlaces de tipo π por solapamiento de los orbitales 2 p.

etino

Formación de orbitales de enlaces moleculares del etino a partir de dos átomos de carbono hibridizados sp y dos átomos de hidrógeno.

Todo esto nos puede llevar a pensar que la Naturaleza se vale de diveros caminos para construir, de una manera que a nosotros nos puede parecer mágica, primero, a partir de los elementos más simples, otros más complejos y, para ello, se vale de las estrellas, único lugar en el que es posible llevar a cabo esa transisición de fase de la materia. Más tarde, entran en juego otras fuerzas y otras leyes para que, desde la materia inerte, se confromen las condiciones precisas para que pueda surgir las primeras condiciones que den lugar, con el paso del tiempo y la evolución, a lo que conocemos como vida, sea esta inteligente o no.

Y, aunque el Carbono no es el único material idóneo para conformar la vida (otros son similares y podrían tener condiciones y alguna posibilidad), lo cierto es que, por sus específicas características, si parece que es el más adecuado para que sea la base biológica de la vida. Y, por todo lo que al principio hemos dicho, no sería absurdo pensar que, la Vida en el Universo tenga lazos comunes que vienen dados por la memoria gravada en la materia que la conforma. Lo cierto es que, estamos inmersos en grandes misterios que, no siempre podemos comprender.

¡Nos esperan muchas sorpresas!

Salvo mejor parecer.

Mirando hacia otras teorías I

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Física    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 

 

Hoy, por entender que tiene un cierto valor en su contenido, expongo aquí algo encontrado en el inmenso universo de Internet, y, que estando referido al resumen de la Obra de Oscar Roberto Ernst, Teoria del Tiempo y el espacio, la paso aquí tal cual la encontré, esperando que, a los visitantes de esta página les guste y saquen sus propias conclusiones, yo he sacado las mías que, en verdad, son de bastante interés.

SOLUCIÓN REVOLUCIONARIA DE LA CONSTITUCIÓN BÁSICA DE LA MATERIA PARA EL SIGLO XXI. CONSTRUCCIÓN LÓGICA Y FUNDAMENTADA DE LA FÍSICA TEÓRICA, ECHANDO POR TIERRA CONCEPTOS DE FINALES DEL SIGLO XX (LAS PARTÍCULAS, LOS CAMPOS Y EL BIG BANG). DEFINIENDO EL CONCEPTO DE “UNIFICACIÓN DE LAS FUERZAS”.

El universo está comprendido por cuatro dimensiones; la cuarta, es perpendicular a la tridimensión, su magnitud es la energía; a los valores positivos llamamos masa (futuro), negativos gravedad (pasado). Se mueve a la velocidad de la luz, en la dirección futuro. Todo se mueve a la velocidad de la luz (no existe otra velocidad). Ni más rápido ni más lento. Esta dimensión tiene capas con valores determinados, cada capa tiene su tridimensión.

Las fuerzas, no existen, son el resultado del cambio de la dirección de la tridimensión en la cuarta dimensión, todas las fuerzas sin excepción. El valor de energía, es la magnitud de las partículas, masa. De lo cual surge la antienergía, gravedad (ley de opuestos y equivalencia). Torciendo la tridimensión, cambiando la dirección en la cuarta dimensión.

Stphen Hawking dice: “Al aumentar la densidad, aumenta la gravedad (energía negativa), para que el total de enertgía se mantenga en cero y aumenta la energía positiva para crear partículas”. La Naturaleza tiene sus propios métodos para que todo sea como tiene que ser y veámos el mundo tal como lo vemos.

El engaño del tiempo es cotidiano, toda la información, está siempre en el pasado. Otro valor del tiempo. El espacio es vacío o materia. La materia es compresión o rarificación (descompresión) del espacio; llámese partículas, fotones, magnetismo, masa, gravedad, etc. A esto le llamo distorsión del espacio. El sistema binario es la base del universo. El big bang es un error, el universo se curva al pasado, por la sumatoria de las gravedades, llegando al universo negro; como un agujero negro, dando esa sensación de dispersión (ley de Hubble).

El big bang, las fuerzas fundamentales, el tamaño de las partículas y los campos (todos); son conceptos tan científicos como el geocentrismo de Tolomeo (observación engañosa). (Aunque el lector esté totalmente en contra de lo que diré, y me exponga al ridículo, esto no cambiará la realidad.)

I. – Origen de la teoría de la relatividad

                      Hay que tener en cuenta las constantes de la Naturaleza

A comienzos del siglo XX, surge la teoría de la relatividad, como consecuencia de un problema de la física, la velocidad de la luz. En ese momento se creía en una teoría muy “lógica”, “la teoría del éter”; el “éter” era una especie de campo (o materia), por el cual se desplazaban las ondas electromagnéticas.

El problema comenzó, al querer medir el movimiento absoluto de la tierra y del sistema solar. Si podíamos medir con precisión la velocidad de la luz en diferentes direcciones, nos daría el sentido y la velocidad absoluta a la que nos movíamos (la tierra). Aquí estuvo el problema, sin importar la dirección, la luz, tiene la misma velocidad.

Durante veinte años, los físicos, desconcertados, buscaron la solución al absurdo. En 1905 aparece el sismo de la física; la física “newtoniana” da paso a la física “relativa” (nueva etapa). Aunque en realidad no descarta la primera, sino que le agrega nuevos conceptos: La velocidad absoluta de la luz la variable espacial del tiempo y propiedades físicas al continuo espacio tiempo.

Ediddton confirmo la teoría de Einstein en el Eclipse de Puerto Princinpe, la luz se curva ante objetos masivos com el Sol

La forma más sencilla de explicar la paradoja del tiempo, sería con la siguiente ilustración: Pensemos en un objeto “A”, y a cierta distancia un objeto “B”; un fotón (luz) tarda determinado tiempo en recorrer el espacio AB. Pero supongamos que ambos se desplazan a gran velocidad en forma paralela; el tiempo que tarda en llegar el fotón hasta “B”, “B” se desplazó hasta “C”; esto quiere decir que el observador “B”, verá el fotón no en el punto B, sino más adelante (C); recordemos que la luz no puede viajar más rápido que 300.000 Km./s. Como “AC” es mayor que “AB” demorará más tiempo.

Si seguimos aumentando la velocidad, verá que el tiempo de “A” pasa más lento, y cuando se llegue próximo a la velocidad de la luz, los fotones nunca llegarán, porque al salir del punto “A” el fotón viajaría en forma paralela al punto “B” (a la misma velocidad), es decir el tiempo se detendrá. Así vistas las cosas, significa que el tiempo disminuiría su transcurrir directamente proporcional a la velocidad de los objetos.

La conclusión al la que llegamos, es que si no varía la velocidad de la luz, variando el espacio, lo que varió es el tiempo. Aparece el tiempo, ya no como una variable absoluta, sino relativa al observador y a su velocidad. Aunque a Einstein le interesa más la relación de la luz con la gravedad.

Entre otros, de los conceptos, que nos competen en este momento, de la teoría de la relatividad de Einstein, son el principio de equivalencia y la geometría del espacio tiempo(más adelante los explicaremos).

Los Astronautas en la Estación Espacial, aparentemente están ingrávidos, pero en realidad la aceleración de su caída compensa a la gravedad de la Tierra, entonces las cosas flotan a bordo.

Poco después de completar su teoría especial, Einstein tuvo el “pensamiento más feliz de su vida” (1907). Sucedió mientras estaba sentado en su silla en la Oficina de patentes de Berna y preguntandose lo que sería, como tratar de dejar caer una pelota mientras caen del lado de un edificio. Einstein se dio cuenta de que una persona que acelera hacia abajo junto con la pelota no será capaz de detectar los efectos de la gravedad sobre la misma. Un observador puede “transformar lejos” la gravedad (al menos en el vecindario inmediato) simplemente moviendo a este marco de referencia acelerado — no importa qué tipo de objeto se cae. Gravitación (localmente) equivale a la aceleración. Este es el principio de equivalencia.

A finales del siglo XIX la comunidad científica sabia que había mucho por crear e inventar, aplicando los diversos principios físicos descubiertos, tales como la electricidad, magnetismo y mecánica, pero estaban convencidos de que ya casi no quedaba nada nuevo por explicar, la naturaleza había sido descubierta en su totalidad y ahora solo tenia que comenzar a aplicarse esos conocimientos a las actividades del ser humano para su propio beneficio y bienestar.

Hasta ese momento los cimientos de la física eran dos grandes columnas construidas por dos de los científicos más grandiosos de la ciencia. Una la teoría de la mecánica, donde todos los conocimientos de cinemática y dinámica desde Aristóteles hasta Galileo, fueron condensados en una sola teoría, conocida hoy como la Mecánica Clásica, o Mecánica Newtoniana. La otra columna sustentaba la otra mitad de la física, referente a los efectos magnéticos y eléctricos conocidos desde los griegos hasta los últimos avances de Oersted, Faraday y Lenz. Toda esta información técnica fue unificada en la Teoría del Electromagnetismo del genial científico ingles James Maxwell.

Pero en realidad algo andaba mal, pues fueron apareciendo algunos nuevos cuestionamientos o efectos fisicos desconocidos, y se pensó que “puliendo” un poco los conceptos del momento podrían explicarlos fácilmente, así que casi, fueron subestimados por gran parte de los investigadores de esa época.

¿Cómo podían aumentar la masa de los cuerpos que surquen el espacio a velocidades relativista? ¿Cómo podía ser la masa una fuente de energía congelada? ¿Cómo se podía ralentizar el Tiempo para el ciajero que marchara en su nave a velocidad de la luz? Cosas a´si que desquiciaron muchas mentes de físicos anclador en las ideas del pasado.

La teoría de la relatividad fue resistida en sus comienzos. Los prejuicios personales, las ideas “científicas” del momento o personajes prominentes del mundo de las ideas (paradigmas culturales); han eclipsado desde tiempos remotos, verdades muy adelantadas para su época. El pensar en conceptos como: “Que la tierra gira alrededor del sol”; que éste es un “concepto moderno”, sólo afirma la ignorancia de algunos “intelectuales”. Antes que existiera el imperio romano como tal (Guerras Púnicas), ya existía gente con conceptos claros al respecto. Aristarco de Samos 310-230 AC. Concibió a la tierra y la luna girando alrededor del sol. Eratóstenes de Cirene 284-192 AC. Midió con precisión la circunferencia de la tierra, la distancia al sol, etc. El geocentrismo no fue un concepto universal; ni que la tierra gira, un invento de Galileo.

Basado en la “lógica” (Aristóteles IV AC), (la Iglesia medieval), y por gente prominente de la época, eclipsaron a quienes opinaban diferente. Así como la pérdida irreparable de años de investigación por una nueva cultura, ha sido el mayor legado de la humanidad; culturas como la babilónica, china, egipcio-alejandrina, etc., eclipsadas por el platonismo. O la española (moro-judía) y amerindia (maya, etc.), por la inquisición romano cristiana. Aún Einstein, no fue aceptado inicialmente.

Hoy encontramos teorías muy actualizadas, pero no necesariamente son verdades absolutas; a veces con errores, que debemos desechar. No significa que debemos desecharlas, sino corregirlas; así como la mecánica de Newton fue corregida por la teoría de la relatividad. Así como la teoría de la evolución, “el big bang” y alguna “teoría quántica” e inclusive la “teoría de los campos” (También deben ser corregidas).

Ej. Subestimar la capacidad de personas que vivieron hace dos, tres o cuatro mil años atrás, porque eran menos “evolucionados” es un error. Sí menos informados.

Hoy pareciera florecer la información y la pluralidad, aunque el ser humano resurge una y otra vez, queriendo imponerse sobre sus congeneres. Basta remitirnos a la historia resiente del siglo XX, para ver la intransigencia.

Nuestra era informática nos permite acopiar conocimiento que podría parecer contradictorio; pero debemos recordar que en el pasado, lo nuevo y contradictorio, llegó a ser complementario; como la teoría de la relatividad y la mecánica newtoniana[18]o la teoría ondulatoria de la luz y la teoría corpuscular de Planck.

La teoría de la relatividad surge como una respuesta a la solución de un problema físico práctico resuelto por un físico teórico. Por lo tanto, no espero obtener la aprobación de muchos eruditos; como en antaño, cegados por los prejuicios, desecharon ideas correctas.

II- Distorsiones del espacio

a) Introducciones paradójicas

A continuación enumeramos puntos de los que debemos partir (premisas o hipótesis). Opinión axiomática (no axioma).

Primeramente en la física teórica, muchas veces hay que acudir a la macro-física o física cósmica (astro física) para describir fenómenos de la física atómica y viceversa. (Paradoja: Observar lo inmenso, para entender lo minúsculo).

En segundo lugar, la materia, nuestro mundo, parece estar determinado por, la interacción de cuatro fuerzas o campos: La fuerza gravitacional, la fuerza electromagnética, la fuerza nuclear débil y la fuerza nuclear fuerte.

Hasta ahora decíamos que las partículas eran afectadas por estas fuerzas, haciendo que la materia sea lo que es (teoría estándar); pero para Einstein, la gravedad curva el espacio tridimensional y en consecuencia las fuerzas serían como un “pozo o embudo” (geometría del espacio tiempo) donde el espacio se deforma, en donde las partículas “caen” (tuercen su trayectoria). De esta forma describimos las fuerzas, sustituimos los conceptos de fuerza y/o campo, por el de geometría del espacio. (Paradoja: Son cuatro o es una, “pozo”).

Tercero: ¿Qué son las partículas? y ¿Qué del espectro electromagnético?  Por Ej. La luz es atraída por la gravedad como las partículas. (Paradoja: La luz como onda o como partícula). Se ha descubierto que las ondas se comportan como partículas y las partículas como ondas. Así como la creación de pares (electrón-positrón), a partir de un rayo X duro o rayo gama (C. D. Anderson).

También es conocido, que las partículas a grandes velocidades se comportan como ondas y que las ondas electromagnéticas al pasar cerca de un campo gravitacional fuerte, son desviadas como si fuesen un cuerpo o partículas (teoría corpuscular de la luz). (Paradoja: Las ondas son partículas o las partículas son ondas).

Cuarto: Otro aspecto a tener en cuanta es el tiempo, es decir, cuando observamos una estrella, no la observamos en tiempo real, sino como era, cuando salió la luz desde ese cuerpo hacia nosotros. Resulta entonces que; toda la información presente es pasado (generalmente remoto) (Paradoja: Las cosas las veo como son o como eran).

Quinto: En la observación, encontramos lo que Einstein llamó principio de equivalencia, es decir (un ejemplo), no podemos diferenciar entre la aceleración y la fuerza de gravedad esto significaría que la gravedad es lo mismo que estar acelerándose en el espacio. El concepto de Gravedad, encierra un enigma en sí mismo.

Como tampoco podemos hacer diferencia entre dos cuerpos, cual está en movimiento cuando se mueven; es una cuestión arbitraria (punto de referencia) (¿Podemos saber cual se mueve o no podemos?).

Y sexto: El tiempo como variable “relativa” es una dimensión “espacial” (cuarta dimensión, geometría del espacio tiempo), que es perpendicular a las tres de nuestro mundo tridimensional. (¿El tiempo es algo etéreo, o es una dimensión espacial?). .

Durante tres décadas Einstein trabajó, sin éxito, en lo que conocemos por “teoría de la unificación de las fuerzas”[35]; hoy es aceptada la relación íntima entre la fuerza nuclear débil y la electromagnética. Trataremos de; por medio del razonamiento y la observación de la macro y microfísica, mostrar la “teoría ondulatoria de la materia” y la “unificación de las fuerzas” a través de la “distorsión del espacio”.

b) Macro física

En este momento nos dedicaremos al estudio del comportamiento de los cuerpos celestes. El primer aspecto es que todos los cuerpos están aparentemente atraídos entre sí (digo aparentemente, porque resulta difícil de demostrar, cuando las distancias intergalácticas son muy grandes, parece no existir cohesión sino dispersión, se alejan de nosotros y unos de otros). A este fenómeno de atracción, llamamos “gravedad”. A causa de la gravedad, todos los cuerpos se atraen, aún las partículas más pequeñas (átomos).

Aunque, ésta fuerza atómica es casi despreciable (la menor de las cuatro fundamentales); los átomos al aglutinarse, suman sus fuerzas gravitacionales, siendo la fuerza resultante, la sumatoria de cada átomo; como la fuerza gravitacional es inversa al cuadrado de la distancia, cuanto más estrecho sea el aglutinamiento de las partículas (densidad) , mayor será su fuerza (gravedad).

Si seguimos el razonamiento de la gravedad, sin importar de donde proviene le materia, lo que comienza con una nube cósmica, termina siendo un cuerpo, el aglutinamiento, da mayor gravedad, que da mayor aglutinamiento, terminando con una presión interna capaz de generar energía y cambios atómicos (fusión). Desde un punto de vista teórico, este podría ser el origen de un cuerpo celeste, donde los elementos más pesados estarían en el centro; aunque esto, como en la tierra, no siempre sucede (las explicaciones suelen ser demasiado simplistas).

Cuando ese aglutinamiento (cuerpo celeste) es capaz de emitir luz, lo llamamos estrella. Cuando su gravedad no es capaz de contener la energía cinética de sus átomos, se produce una explosión, y la llamamos “nova” o “supernova”, cuando esta explosión no llega a ser caótica y en forma rítmica, lo llamamos “variables cefeidas”. En los casos en que parece mantenerse el equilibrio lo llamamos estrellas medianas (el sol); en otras, cuya densidad es mayor, se llaman “enanas”, etc.

En teoría; por la captación de masa, podría cambiar su densidad; y de acuerdo a la masa y la densidad, será la característica de la estrella (aunque intervienen muchas variables, lo simplificamos así).

Ahora bien, hasta que punto una estrella puede acopiar masa; dependiendo de las características de la estrella, puede explotar o no; si la gravedad es superior a la velocidad cinética de las partículas, liberadas por las reacciones nucleares (energía), la estrella no explota y sigue acumulando masa (a excepción de la energía liberada, luz, etc.). Pero cuando en algún punto la gravedad supera la velocidad de la luz[40](G=v/t, donde v>c), a esa estrella la llamamos agujero negro, al ser el componente velocidad de la aceleración “v”, (también se conoce como velocidad de escape) igual o mayor que la velocidad de la luz, ésta no puede salir, quedando atrapada donde la luz perdería toda su energía (caso extremo del efecto Doppler). A este borde se lo conoce como “singularidad” u “horizonte de suceso”; donde en la observación, se ve una excitación de la materia, con velocidades próximas a la de la luz.

Esta estrella por el acopio de masa y densidad, se ha “transformado” en un “agujero negro”.No significa que es un agujero sin fondo. Si pensamos en un cuerpo en el espacio, la gravedad sería como un “embudo o pozo” en torno al cuerpo, pero una partícula que caiga no llegará a su centro, sino que chocará con una muralla, que es su cuerpo; tiene que vencer primero una fuerza de interacción molecular (presión), luego una fuerza de cohesión molecular y después una fuerza nuclear, etc. (Para llegar al centro).Cada una de estas (fuerzas), necesita mayor energía, lo cual, si pensamos en la gravedad, como un “pozo” (dándonos energía[43]podríamos ilustrar al cuerpo como una “montaña” (quitándonos energía). Si lo llevamos al agujero negro, es lógico pensar que si la depresión (gravedad), nos lleva al pasado (deteniendo el tiempo)[, la “montaña” nos lleva al futuro (visto en Teoría de la relatividad).

Ahora bien, qué es la gravedad. Einstein habló de la gravedad como una deformación del espacio tridimensional, como si fuera un “pozo” en el espacio tiempo (como si se torciera el espacio tridimensional en la cuarta dimensión).

Para ilustrarlo (quito una dimensión de las 4): Pensemos en una gran gelatina de superficie infinita, si tomamos un punto y lo estiramos hacia arriba, alrededor se forma una depresión (el volumen que está sobre el nivel, es igual al volumen de la depresión alrededor), que se normaliza a la distancia. Si imaginamos la superficie de la gelatina, como el presente (tridimensión, en la ilustración dos dimensiones, con una dimensión menos), en la dimensión espacio tiempo, la parte superior sería el futuro, y la inferior el pasado.

En la ilustración, el estiramiento, sería la masa (energía (el cuerpo), y la depresión, la gravedad (antienergía o energía en sentido negativo). Cuanto mayor el pico de gelatina (masa), mayor la depresión (gravedad), ya que el volumen de ambos es igual; el plano de la gelatina, sería nuestro espacio tridimensional (que llamaremos, “plano de referencia”). Que se movería a la velocidad de la luz (en la “dirección del espacio tiempo”), en forma perpendicular a la superficie de la gelatina (plano, en la ilustración). Digo a la velocidad de la luz, porque cuando el espacio se curva 90°, el tiempo se detiene (agujero negro). Según la teoría de la relatividad, entenderíamos que ambos viajamos a la velocidad de la luz (lo explicamos al principio). De donde, si se detiene el tiempo, la luz que viene de la singularidad tiene la velocidad que nosotros tenemos, la velocidad de la luz, viajamos en forma paralela a la velocidad de la luz.

El vacío absoluto, sería una superficie plana en la ilustración (aunque el vacío absoluto no existe), cuando este plano se curva (en la cuarta dimensión, por la energía). La dirección o sentido de los puntos (ya que la dirección del espacio tiempo es perpendicular), cambian, alejándose o acercándose de los puntos que siguen en la misma dirección (llamamos “fuerza”). Es decir, la perpendicular al “plano de referencia”, es la dirección del espacio tiempo; si el plano de referencia se curva, el espacio tiempo cambia la dirección (acercando o alejando). El espacio tiempo es una dimensión, tiene un sentido y velocidad.

Retomemos la explicación. Si vamos desde el principio. Una dimensión es una recta “x”, dos dimensiones es un plano, donde la recta es un solo valor de la segunda dimensión “y”. Tres dimensiones es el espacio, donde el plano es un valor en la tercera dimensión “z”.

Por esta causa, el tiempo presente es, un valor de la cuarta dimensión (espacio tiempo, “?” o “t”). La gravedad, curva este espacio tridimensional, haciendo que el espacio tiempo que era perpendicular (al espacio tridimensional); en el agujero negro llega a ser paralelo (90°, lo explicaremos al hablar de fuerza y gravedad); y el tiempo se detiene, cuando se viaja a la velocidad de la luz, en un mismo sentido (ya lo explicamos al comienzo, teoría de la relatividad).

En conclusión; en la ilustración, diríamos, que todo cuerpo (partícula o átomo) es como una montaña, y la gravedad, como una depresión alrededor, en el sentido de la “z” (cartesiana o euclideas) negativo, que tiende al cero, hacia el infinito del plano “x-y”. Es lógico pensar que, la depresión es directamente proporcional a la montaña, en valores integrales “z” (todo el volumen de la montaña, será igual al volumen de la depresión) (ley de los opuestos y de equivalencia).

Y siguiendo con la ilustración, la montaña es abrupta (tanto como sea la densidad del cuerpo) y escarpada (tanto como sea su característica molecular), en tanto la depresión es suave (en la dimensión espacio tiempo), disminuyendo al cuadrado de la distancia. La dimensión tridimensional del cuerpo es pequeña, en tanto la gravedad tiende hasta el infinito (se piensa). En la ilustración, un cuerpo sería como una cadena montañosa, en los cuales hay; montañas, pequeños valles y desfiladeros; comparables con; átomos y moléculas, y espacios intermoleculares.

El centro de nuestra galaxia es un agujero negro, en otras galaxias, podemos ver ese “horizonte de suceso”; los efectos. Aunque un agujero negro por definición no se puede ver, desde fines del siglo XX, sabemos de su existencia por el comportamiento de cuerpos, partículas o gases que lo circundan. Por eso, decimos que existen[47]Si observamos una galaxia perpendicular, no es un plano, es un “pozo”, por esto ese movimiento de “plato”.

De donde un cuerpo en el espacio, es una distorsión del espacio, hacia el futuro, que por la ley de los opuestos, provoca una depresión que llamamos gravedad, que tiende al pasado de nuestro presente). A esto llamamos distorsión del espacio, por la energía (masa) y en consecuencia la anti-energía (gravedad).

Al acercarse al agujero negro, decimos que el tiempo se va deteniendo, significa que la diferencia entre un agujero negro y el presente es el componente velocidad de la aceleración. Es decir, mayor o igual a la velocidad de la luz que el presente (nosotros) (G=v/t). Recordemos, que el punto de referencia es arbitrario, cuando decimos que un cuerpo se va deteniendo en el pasado, también puede significar que nosotros nos movemos al futuro.

En este punto llegamos a uno de los pilares de la teoría de la relatividad. El espacio tridimensional se tuerce, y proporcionalmente nos integramos a la dimensión espacio tiempo (de acuerdo a la curvatura), que nos era perpendicular, pero al curvarse, llega a quedar paralela; el tiempo se va deteniendo, (cuando la curva llega a los 90°). Ya hablamos de viajar en forma paralela a la velocidad de la luz. .

Cuando decimos que el tiempo se detiene en un agujero negro, no es en realidad, sino que al curvarse el espacio queda paralelo, si una perpendicular, se desvía 90 grados, queda paralela; el espacio tiempo que nos era perpendicular, queda ahora paralela para observador, apareciendo el espacio tiempo como una de las tres dimensiones.

Esto significa que, en las proximidades de un agujero negro podemos ver, literalmente, una estrella en el tiempo (pasado, presente y futuro), esta es la razón de sus particularidades, su velocidad y brillo. Aunque nos resulta difícil comprender, regularmente no vemos el presente, le creemos al engaño del tiempo, la dimensión espacio tiempo es cotidiana (siempre hay retraso). Cuando observamos algo, lo veo en el pasado; es decir, el tiempo que demoró en llegar la luz, es otro valor en la dimensión espacio tiempo (es despreciable en lo cotidiano, pero no significa que no existe). Como sabemos, la luz que viene de un cuerpo lejano, se va atrasando (el tiempo que tardó en llegar); como nosotros no estamos estático, en la figura sería como un cono (en los valores del espacio tiempo), en una constante de acuerdo al retardo de la distancia (a 10 años luz, veo como era hace 10 años, a 20 años luz, como era la estrella hace 20 años, etc.).

Pero también sabemos que la luz viaja a distintas velocidades en distintos medios (recorre distintas distancias, lo explicaremos más adelante). Y el espacio interestelar no es vacío (en el más puro sentido de la palabra, la gravedad). Es lógico pensar que, en las tres dimensiones espaciales la luz viaje un poquito más “lento”, que en la cuarta dimensión. La luz se torcería una y otra vez, por la gravedad de los distintos cuerpos celestes (recorrería mayor distancia que en la cuarta dimensión), y tardaría millonésimas de millonésimas de segundo más en la tridimensión, que en la cuarta dimensión. Como esta es una variable, a mayor distancia mayor diferencia, más se detiene la imagen de la estrella (ley de Hubble), formando una curva, no un cono, sino una campana o semiesfera (la figura del ejemplo).

Al igual a lo producido por la gravedad, en un agujero negro (ya explicamos); en el caso de los agujeros negros, la gravedad, tuerce el espacio. En el caso de la distancia de las estrellas, es la suma de las gravedades o diferencia de velocidades de la luz entre la tridimensión y la cuarta dimensión (o variación del recorrido de la luz, por la suma de las gravedades), el espacio se tuerce, curvándose 90°. Dando como resultado finalmente, que las dimensiones del espacio, que eran perpendiculares al espacio tiempo, llegan a ser paralelas, a medida que nos alejamos (o tienda a serlo). Como ya explicamos en la teoría de la relatividad, el tiempo se detiene cuando nos movemos en forma paralela a la velocidad de la luz (teoría de la relatividad).

Por lo tanto, cuando las distancias superan cierto límite, la dimensión espacio tiempo, llega a verse. Quiero decir que: A distancias superiores a 1500 millones de años luz, recibiríamos luz de más de un valor tiempo. Estaríamos viendo en un mismo momento, su presente, algo de su pasado y algo de su futuro, explicando así la magnitud de su brillo (quásares); ya vimos que se aplica esto, también a los agujeros negros.

Bishop entre las manos de Kitty

 

La luz nos tiene reservadas muchas sorpresas y, gracias a ella, podremos saber del pasado y del futuro

Hablemos de los llamados “quásares”. Estos están a enormes distancias (más de 1500 millones de años luz) parecen ser el centro de galaxias en espiral, son de gran energía (hasta 60.000 veces más luminosos que la vía Láctea) pero de tamaño reducido[51]Se ha creído que son particularidades del comienzo del universo, sin embargo, lo extraño es que se pueden ver con una extensión histórica de más de 10.000 millones de años, cosa que no parece muy lógico, en un universo de 13 o 14000 millones de años.

Una ilustración práctica del engaño del tiempo: Cuando tomamos una fotografía con larga exposición, un objeto que no podíamos ver por falta de luz, lo hacemos visible esperando que lleguen más fotones, lo hicimos más luminoso agregándole el factor tiempo. Algo así sucede en el universo, en los quásares podemos ver el espacio tiempo.

Hasta ahora se ha pensado que el alejamiento de las estrellas, de nosotros y unas de otras, obedece al “big bang”, pero no es así. Como vimos, lo que sucede es que: La luz tiene que recorrer más distancia en el espacio tridimensional (por la gravedad) que en la cuarta dimensión; dando esta sensación de dispersión. No es notorio a cortas distancias, pero, no significa que no exista. Repito el big-bang no existe. .

Importante. Cuando dije que la gravedad era como un “pozo”, es sólo una figura (sería ridículo hablar de caer), ya que lo que en realidad sucede es que el espacio tridimensional se curva (en la cuarta dimensión). Es decir, vamos en la dirección del espacio tiempo a la velocidad de la luz (que es perpendicular al espacio tridimensional), cuando se tuerce el espacio tridimensional, cambiamos la dirección en el espacio tiempo, ya que es perpendicular (si giro un sistema, su perpendicular, también gira). De donde, la gravedad es, el cambio de dirección en el espacio tiempo. La gravedad no es una atracción, es el cambio de dirección o sentido del espacio tridimensional en el espacio tiempo. La gravedad no es una atracción.

Es decir, si yo viajo a la velocidad de la luz, en una dirección, y cambio la dirección, comienzo a alejarme del punto de referencia (que sigue recto), por un lado; y acercarme al otro que produjo la curvatura; no es atracción, es acercamiento o alejamiento; causado por la dirección en el espacio tiempo. Repetimos, los campos no existen. Las “fuerzas” son el resultado de la dirección en el espacio tiempo.

Cuanto mayor sea la masa (energía), mayor la gravedad (antienergía), es decir, la desviación (ángulo) del espacio tridimensional, en el espacio tiempo. Lo que deforma el espacio tiempo es la energía.

De esta forma vemos que debemos replantearnos todos los conceptos (energía, aceleración, inercia, etc.). Es decir, el “plano de referencia” (espacio tridimensional), se desplaza en la dimensión espacio tiempo, a la velocidad de la luz; si variamos la dirección (ángulo), nos alejamos o nos acercamos de aquellos que siguen igual. Es pues la “fuerza”, el valor del ángulo en la dirección del espacio tiempo de una masa, respecto a la dirección del (o los) punto/s de referencia (así todas las fuerzas, sin excepción).

Aceleración es, cuando el valor del ángulo es variable.

Inercia es, cuando el valor del ángulo no varía.

Potencial, es cuando la masa se encuentra en el “valle” o la “cima” de dos desviaciones opuestas en el espacio tiempo.

Es pues la “fuerza”, el acercamiento o alejamiento de dos o más puntos en el espacio, por la diferencia (ángulo) en la dirección en el espacio tiempo. También lo llamamos curvatura del espacio (“plano de referencia”), por tratarse de su perpendicular.

Todas las fuerzas, obedecen exclusivamente a esto; le ponemos distintos nombres: Fuerzas fundamentales, cinética, electromagnética, nuclear, gravitacional, etc. Sin importar si muevo un vaso, tiro una bomba atómica o se trata de un agujero negro. Todas las fuerzas obedecen al mismo principio; desviación en la dirección del espacio tiempo, que es perpendicular al espacio tridimensional.

Como dije, nuestra galaxia, probablemente tenga en su centro un agujero negro. La radiación debería estar, pero no afecta, es decir es nula. Recién es perceptible en valores próximos al ángulo “90″, de la perpendicular, espacio tiempo, ahora paralela (Mayor a 1500 años luz de distancia), o que el espacio nos engañe, deformándose, como en el caso de los agujeros negros. Igualmente podemos decir que el espacio se ha torcido próximo a los 90°. Es decir, lo importante no es la distancia, sino que se haya curvado.

Con lo dicho, llegamos a la conclusión que; los cuerpos celestes y nosotros incluidos, estamos comprendidos en tres dimensiones, que viajamos a la velocidad de la luz en una cuarta dimensión, que es el espacio tiempo, como si fuese una “membrana” (ilustración), que llamamos tiempo presente. El tiempo como una coordenada espacial.

Nuestro tiempo presente (universo), es un espacio tridimensional curvado al pasado, como una campana (semiesfera), en la dimensión espacio tiempo. Cuando llegamos a la distancia, donde nuestro espacio se curva hasta la perpendicular (quizá 13700 millones de años luz, dependiendo de cuanto se retrase la luz, en llegar hasta nosotros), llegamos a un “horizonte de suceso”; como en un agujero negro. El cual llamaremos “Universo Negro“. No es que termine, sino que no lo podemos ver (termina nuestra posibilidad de ver).

La curvatura del espacio tridimensional es por la diferencia de velocidades de la luz (mayor recorrido) entre; nuestro espacio tridimensional y el espacio tiempo. Esa curvatura hace que los cuerpos a mayor distancia tengan un ángulo de dispersión (ley de Hubble), y parezcan alejarse; no es el “big bang“, es la aplicación directa de la teoría de la relatividad, ángulo de dispersión en el espacio tiempo.

                               Arrugas en el esapciotiempo creadas por la Gravedad

La curvatura del espacio tridimensional, es como, una campana en la cuarta dimensión, claro está que, esta campana no es uniforme, es un poco “amorfa”; ya que la gravedad, la deforma más o menos, en distintos puntos; e incluso tiene “cráteres” o “pozos” (agujeros negros).

En realidad, el borde de esta campana no es parejo en todas direcciones, sino que variará de acuerdo con las diferencias de retrazo de la luz; cuanto más tenga que recorrer la luz o más se curva el espacio; más cerca estará el límite de la “campana”. Es decir, la gravedad es responsable de los agujeros negros, y la sumatoria de las pequeñas gravedades, es la responsable del “universo negro”. Es el mismo suceso; diríamos que, la gravedad torció el espacio, en las proximidades de una gran masa, como a través de la distancia.

Sería como decir que incorporamos una “nueva fuerza”. Sólo desde el punto de vista didáctico, ya que no existe la fuerza, ni los campos, ni la gravedad, etc. Todo se reduce a la distorsión del espacio (energía) y en consecuencia, la dirección del espacio tiempo. Cuando se desvía la dirección del espacio tiempo, a este fenómeno, le llamamos “fuerza” (didácticamente).

Con total convicción, echamos por tierra los conceptos de: Fuerzas, Campos, Gravedad y Big-Bang. No existen como conceptos físicos-matemáticos. Solamente en forma didáctica, siempre y cuando no confundan. Estos conceptos son comparables al pensamiento de Tolomeo, que el sol giraba alrededor de la tierra.

Quien siga insistiendo en el big bang, las fuerzas fundamentales, los campos, etc. No estarán más cerca que Tolomeo de la realidad. Observación engañosa.

  • c) Micro física

 

 

 

Consiguen llevar un entrelazamiento cuántico al nivel macroscópico

 

Primeramente comenzaremos con las hipótesis que más adelante explicaremos.

1- En el micro físico parecería (se cree) que las “fuerzas” importantes o fundamentales serían la nuclear fuerte, débil y la electromagnética. Y que la gravedad, son para la macro física, ya que serían insignificante para el micro físico. Falso, las fuerzas nucleares son tan importantes en un agujero negro, como la gravedad en el micro físico (dando mayor densidad), siendo parte integrante en la formación de materia más compleja.

2- Las cargas (positiva o negativa) parecieran estar siempre asociadas a la masa (aunque es discutible); si es pequeña, llamamos electrón o positrón (principio de opuesto y equivalencia, antimateria); si tiene más masa, protón (o antiprotón); etc.

3- Las cargas desde el punto de vista estático, las opuestas se atraen, y se repelen las del mismo signo. Pero en movimiento distinguimos: Dirección, campo magnético y fuerza (Lorentz). Es decir, cuando una carga está en movimiento; tiene una dirección, forma un campo magnético perpendicular a la dirección, y una fuerza a su vez perpendicular a las dos anteriores (“ley de la mano derecha”). Siempre se aplica el principio de los opuestos y equivalencia; si invertimos el sentido, se invertirán el campo y la fuerza. Así como si cambiamos de signo, etc. Coincidentemente, podemos encontrar en la cargas en movimiento, el sistema cartesiano tridimensional (dimensiones euclideas) (cada una es perpendicular a la otra), o dicho de otra manera, todo el universo en que vivimos son las cargas en movimiento. Universo tridimensional.

4- La masa y la energía están íntimamente relacionadas (E=mc2), o podría decirse que la masa es un “paquete de energía”. Estamos en condiciones de afirmar que; viendo como funciona la astro física, en cuanto al la gravedad y lo anteriormente dicho; que la variación de los valores (magnitudes) de la masa (energía), es en la cuarta dimensión (espacio tiempo).

5- Anteriormente ilustramos a la gravedad, como un “pozo”. Opuestamente, la masa, sería como una protuberancia (“montaña”), en esta dimensión; de donde la diferencia entre un positrón y un protón, sería la cantidad de masa (energía, cuán en el futuro está, no el tamaño de la partícula, intrínsecamente del mismo tamaño), que funciona en paquetes, para que sean estables. Así los paquetes más estables son: Electrones, protones, neutrones (aunque estos últimos, aislados, su vida no es mucha, 887 s.). Esto quiere decir que nos quedan electrones y protones, como estos últimos son positrones con más energía, nos queda que, lo verdaderamente estable (básicos), son electrones y positrones, coincidentemente con la creación de pares (Anderson); y las combinaciones de estos que, sean más estables en sus configuraciones (masa y cargas) (partículas y/o núcleos atómicos). Lo veremos más adelante.

6- Si pensamos en un positrón (electrón positivo), en la ilustración (de la gelatina), sería como un pequeño punto, que monta apenas sobre la superficie, igualmente, la depresión alrededor es casi despreciable (gravedad). Si de acuerdo con la ilustración, le hacemos un poco más de fuerza (masa, energía), sería como pasar de, un positrón a un protón (mayor la protuberancia y mayor la depresión). Esto se cumple para las partículas subatómicas, como para los átomos, moléculas, polvo interestelar o estrella (como ya vimos).

7- Llegamos a que: Una carga (rarificación-compresión) con más o menos energía (masa), es una partícula; energía que distorsiona más o menos el espacio en la dimensión espacio tiempo (gravedad). El signo (positivo-negativo) tendría que ver con el espacio, su deformación como onda (compresión o rarificación). En tanto la carga (como fuerza), sería la incidencia en la tridimensión (“plano de referencia”. Todo esto lo desarrollaremos más adelante). .

Tomado de dread.demon.nl/2005.html

              Aunque todo es lo mismo…, cada cosa en su lugar

8- Además por la observación de los átomos, que cambian su número atómico con desprendimiento de partículas, podemos llegar a la conclusión que; los neutrones son portadores de ambas cargas (no, de ninguna). La pregunta es por qué no se autodestruyen. Recordemos que, cuanto mayor es la gravedad, más atrás estamos en tiempo, y la masa (energía) más en el futuro.

9- La contestación es que: La carga está en el mismo punto tridimensional; pero por la masa (energía), no, del mismo punto, en el espacio-tiempo. Son teóricamente un protón y un electrón, pero no se destruyen, porque quedan separados en el espacio-tiempo (neutrón). Y en el caso del hidrógeno, el espacio tiempo y el espacio tridimensional los separa (energía, masa y la órbita del electrón), tampoco se destruyen.

Pero entre el electrón y el positrón, si se destruyen; porque son opuestos, se atraen, y pueden llegar a estar en el mismo punto tridimensional y del espacio tiempo. Y así las antipartículas.

Si tenemos un neutrón aislado, se degrada, y al desprender un electrón libera un cuanto energético, transformándose en un protón y desprendiendo un electrón[57]siendo la masa del protón, más la masa del electrón, más la masa de la energía liberada (N=P+e+E.) (Aunque es, un poco más complejo)[58]. Esto significa que una partícula es una o más cargas (y espín) en un mismo espacio tridimensional, pero cuando se trata de más de una carga, están separadas en el espacio tiempo (energía) (ambas, o múltiplos).

En el caso del hidrógeno, tenemos una carga positiva y una negativa en el mismo átomo (espín + ½ y -1/2), pero no se destruyen porque hay una separación; en el espacio tridimensional y en el espacio-tiempo. En el caso del neutrón tenemos una carga positiva y una negativa como en el hidrógeno, pero están juntas en el espacio tridimensional, pero separadas en el espacio tiempo..

10- Pareciera que entre el hidrógeno y un neutrón tenemos una serie de estadios energéticos; es decir, que un protón con un electrón, con muy poca energía, es un hidrógeno (este a su vez puede tener distintos niveles de energía), pero si le damos más energía al electrón (más cerca en el espacio tiempo), la combinación puede llegar a ser un neutrón (proceso inverso en la desintegración del neutrón). Si la energía del electrón, es tanta como para que sea un antiprotón, estarán en el mismo espacio tiempo, se autodestruirán.

11- La masa es una magnitud de energía (dónde se ubica geométricamente en el espacio tiempo); la carga es compresión o enrarecimiento del espacio (+ -); el espín es el sentido del momento de una onda, no la magnitud, ni el sentido de enrarecimiento del espacio; aunque de acuerdo al sentido del enrarecimiento, será el sentido del momento (lo veremos más adelante). La carga como fuerza tiene que ver con el “plano de referencia” (dirección del espacio tiempo), en una partícula subatómica; cuando llega de un “cuanto futuro” al “presente”, llega perpendicular al espacio tridimensional; de esta forma, la fuerza próxima a una carga es inmensa (tiende al infinito). .

Recordemos que, fuerza es la desviación de la dirección de la tridimensión (o su “plano de referencia”) en el espacio tiempo (una u otra cosa, son perpendiculares). Aunque esta fuerza es inmensa, su influencia a cierta distancia es mínima, por su pequeñez (dimensión en el espacio, del “plano de referencia”). Comparar la fuerza, entre las cargas y la gravedad; sería como comparar, un largo cuesta abajo de una carretera, con la depresión de un bache (casi directo al centro de la tierra, pero pequeño; es como un precipicio pequeño).

12- Concluimos que en un neutrón, están ambas cargas (y espin), materia y antimateria, separadas en el espacio tiempo, al igual que en las ondas electromagnéticas (el fotón es materia y antimateria en sí mismo)[59]; son positivo y negativo, tienen distinto tiempo, aunque entre ellas son estáticas, ya que van en una misma dirección, a la velocidad de la luz. Esta es también, la razón por la cual, las ondas de la luz no se dispersan y se manifiestan como cuantos (es razonable que, en la luz, una y otra parte de la onda, no ocupan el mismo espacio).

13- Ahora bien, si tenemos ondas electromagnéticas en todo el espectro, porqué las partículas son tan definidas. En realidad, las partículas pueden existir, pero, su vida es muy inestable; en la mayoría de los casos, es como que no existen, para nosotros. En tanto en la luz el tiempo es diferente, así como la onda no se dispersa, tampoco se degrada, excepto los casos en que es absorbida o formación de pares. .

Es demasiado simplista decir que; con más energía cinética, conseguimos tal cosa, porque sólo fuerza cinética (aceleradores), podemos provocar ruptura por impacto, que no se transforman en acumulación de energía (de dos partículas).Hay otras variables, que no podemos explayarnos en este momento, como la presión, etc. Por esta causa no entraremos en la explicación de otras partículas subatómicas, que por sus características, cuántica de energía, son extremadamente inestables. Recordemos que simplificar la cuarta dimensión, nos limita, cada “cuanto”, en la cuarta dimensión, tiene toda una tridimensión (geometría fractal).

Las partículas alfas son de vital importancia en el proceso Triple Alfa que en las estrellas crea el Carnbono

14 – Hemos llegado a las partículas. ¿Y que de las partículas alfa? (núcleos de helio). Si pensamos en ellas como lo es un neutrón, podríamos entenderlas como cargas en un mismo espacio tridimensional, separadas en el espacio tiempo (tren de ondas), recordemos que una partícula alfa, es el núcleo de helio, esto significa que los núcleos de los átomos se organizan así. De esta manera podemos ver a los átomos ya no como “sistemas solares”, sino como “columnas” (en la ilustración), tren de ondas en el espacio tiempo, y los electrones en distintos niveles de energía (espacios en la dimensión espacio tiempo).

Esto vale, para los primeros dos elementos de la tabla periódica (como si fuese el espesor máximo del espacio tiempo), después es más complicado, aunque está relacionado con las orbitas de los electrones, con el espesor del primer espacio tiempo y la influencia del segundo espacio tiempo; es lo que llamamos presente. Esta columna se torna más tridimensional (estamos arañando la realidad), y tienen que ver con el principio de exclusión de Pauli (las orbitas de los electrones)[60].

De esta forma podemos ver que el tamaño de la tridimensión (espesor, por así decirlo), en la dimensión espacio tiempo, sería de 2 cargas o 4 masas (núcleo de Helio), en el siguiente espacio tiempo (segunda órbita), se repite la historia, 2 cargas por dimensión (4 dimensiones por 2 cargas, es decir 8) y así en la siguiente órbita; 3 dimensiones, por 3 dimensiones por 2 cargas, 18; por cuestión geométrica, como que falta una dimensión, geometría fractal, (fracción de dimensión) Pareciera que recién en la cuarta orbita, se establece el tercer espacio de la dimensión espacio tiempo (hablamos del núcleo). .

Aunque las que intervienen en las dimensiones de nuestro espacio, siempre son 8 o menos (lo que conocemos, como última capa de electrones), siempre hablamos del núcleo. Aunque también el concepto de órbita de electrones es arcaico (veremos más adelante).

Cisplatino, PtCl2(NH3)2
Un complejo formado por un átomo de platino coordinado con dos cloruros (en verde) y dos grupos amonio. Este complejo basado en el platino reacciona in vivo, uniéndose al ADN celular y causando apoptosis, por lo que se utiliza como agente quimioterápico en el tratamiento de muchos tipos de cáncer.

Catalizador de Grubb de primera generación ([bencilideno - bis(triciclohexilfosfina) diclororutenio]), un complejo que contiene rutenio coordinado con dos ligandos cloruro ecuatoriales (en verde) dos grupos triciclohexilfosfina axiales (arriba y abajo) y un grupo benicilideno también ecuatorial (hacia la derecha). Este complejo utilizado como catalizador tiene muy variadas aplicaciones en síntesis orgánica industrial.

La explicación de átomos más complejos y de las moléculas, son verdaderamente complejas; también encontramos que cuando los núcleos son más pesados, encontramos mayor peso atómico en relación a su número atómico (relación protones-neutrones), esto puede ser porque las cargas son cada vez más pesadas (lugar en el espacio tiempo), entendiendo erróneamente que hay más neutrones, donde el mismo tren de ondas es más pesado; o porque entre una carga, de una dimensión y otra dimensión, de un mismo espacio tiempo, puede existir una partícula neutra, como entre dos cargas, en una dimensión; aumentando la cantidad de neutrones en un átomo complejo. Personalmente me inclino por la primera postura. Decimos que, su complejidad aumenta exponencialmente. No es este, el momento de tratar el tema..

15- Resulta apasionante otra coincidencia, podemos ver el sistema binario en el universo: El espacio puede ser distorsionado o no, el magnetismo norte o sur, las cargas negativas o positivas, la ley de opuestos, etc. De donde aparentemente una partícula alfa es en sistema binario: “101″ (tren de onda electromagnética) en el plano de su dimensión. “101 x 101″ (E=mc2). “Traducido”: Cuatro unidades positivas y dos negativas, resultante, dos positivas. Núcleo de helio, siendo el máximo posible por dimensión.

16- Hasta ahora pensábamos que las partículas subatómicas eran como bolitas con un peso definido, esto ha sido una mentira desde siempre. Estudiamos en el secundario que los electrones tenían una masa 1/1836 del protón como si siempre tuvieran la misma masa, hoy entendemos que la masa del electrón dependerá de si está libre (en reposo o acelerado) o en un átomo, y en este último de acuerdo con su nivel energético. Es hora de abandonar los prejuicios, y olvidarnos de “fuerzas”, “campos” y cosas compactas o concretas.

d) La luz

En la medida en que entendamos las ondas electromagnéticas, será nuestra comprensión de la física atómica.

Si no tenemos muy claro como es la luz, y lo dejamos en una incertidumbre, diciendo que a veces se comporta como onda y a veces como partícula; y seguimos “patinado” sin entender. Y si le añadimos que, se transporta como onda y luego llega como partícula, no mejoramos nada. O como algún físico lo comparó a, los cuadros de imágenes de doble interpretación, que al final, en el cuadro, no hay ni una cosa, ni la otra, sino tinta y papel. Esto significa que, si nos limitamos a una simple observación, nos quedaremos en la era de Tolomeo, construyendo una matemática que parece más o menos explicarlo aunque no coincide. O si por otro lado dejamos todo en la nebulosa, no llegamos más allá que Descartes. Dudando si existe algo. Estoy convencido que en la medida que entendamos la luz, entenderemos la materia. Personalmente me niego a que, la naturaleza no tenga interpretación.

Descripción. Las ondas electromagnéticas (la luz, etc.), se propagan por el espacio, no necesitan de un medio (viajan por el vacío); son semejantes, variando su frecuencia y/o su intensidad. Por su frecuencia las clasificamos en: Ondas de radio (largas y cortas), microondas, infrarrojas, luz visible, ultravioleta, rayos X, rayos gama. En cada caso, portan un “paquete” de energía, que llamamos “cuanto” (Planck) o fotón. La intensidad es la cantidad de fotones que llegan, de una o más fuentes, por unidad de tiempo.

A la luz, la entendemos como una onda y como un paquete de energía, fotón. Es una combinación de ondas perpendiculares, eléctricas y magnéticas, que se conocen como ondas longitudinales y transversales. Longitudinal, es cuando la vibración tiene la dirección de la onda (compresión-enrarecimiento), y transversal es cuando la vibración es perpendicular a la dirección (consecuencia de la anterior). Si pensamos en un fotón, tiene su negativo y su positivo en sí mismo (materia-antimateria). Y como veremos más adelante, son portadores de un espín +1/2 y-1/2 (o momento).

Significa; que los fotones son esto: Positivo y negativo, Carl David Anderson, 1932, comprobó que un rayo gama de alta energía procedente de la radiación cósmica podía desaparecer en las proximidades de un núcleo pesado y crear un par electrón-positrón exclusivamente a partir de su energía. (Creación de materia)

Por otro lado, el electrón como onda y su refracción, y la evolución del microscopio electrónico. Louis Víctor de Broglie, Clinton Joseph Davisson, George Paget Thomson, Lester Halbert, Gerd Kart Binnig, Heinrich Rohrer, Ernst August Friedrich Ruska, Erwin Schrödinger

Si seguimos el razonamiento, llegamos a que: Un neutrón, sería semejante a un cuanto de luz (fotón), en la dimensión espacio tempo; y que si viajásemos a la velocidad de la luz, veríamos a un fotón, como si fuera un “neutrón”. Ya que hoy entendemos a la luz, como discretas cantidades de energía, no una “onda continua”.

La comparación entre la luz y las partículas elementales, es coincidente, al punto que podemos considerarlas semejantes; es decir, la luz es una “partícula” en la tridimensión y las partículas son una onda electromagnética (“partícula”) acelerada en la dimensión espacio tiempo. (Una dimensión más)

  Otras dimensiones sólo están en nuestra Mente

En la cuarta dimensión, la recta (tridimensional) es un plano (así como una recta del espacio, es un punto en el plano, entendiendo que una recta es una sucesión de puntos. De donde, un fotón es su lugar geométrico en el espacio tiempo (un punto, “m”) por la velocidad de la luz (tridimensional, “recta”, E = “m”c), en tanto, en la masa es el mismo lugar por la velocidad de la luz al cuadrado (E=mc2, “plano”). De aquí también sale que, los cuerpos transparentes son aquellos en los cuales; la luz pasa por el lugar geométrico del espacio tiempo, donde no hay partículas (“m”) en esa franja del espacio tiempo (veremos más adelante)..

Como dije, la luz (ondas electromagnéticas), es una combinación de ondas transversales y longitudinales, perpendiculares entre sí. Según la teoría cuántica (Planck)[66], la energía se da y se absorbe en cantidades discretas de energía (cuantos, fotones, “m”c), esto quiere decir que un determinado fotón, tiene una o más ondas (tren de ondas), pero en forma determinada y única. (“0″, “1″, “01″ o “101″.

Supongamos un fotón, color azul, en el vació absoluto será azul siempre (frecuencia) sin importar cuanto tiempo pase, y tendrá la misma energía sin importar cuanto haya recorrido, significa que tendrá todas y las mismas características de cuando surgió (sin tiempo). Y será, aparentemente igual a otro fotón azul. Claro ya explicamos que el tiempo no existe para él (teoría de la relatividad). Es decir, es una onda que no se dispersa, no tiene distinta intensidad, ni más o menos ondas. Un fotón azul determinado, tendrá siempre la misma frecuencia, intensidad en el vacío. Pero dicho fotón puede cambiar, cuando se le quita o agrega energía. Ej. Un fotón afectado por la gravedad, cambiará su frecuencia[67](lugar en el espacio tiempo) (efecto Doppler).

Debemos recordar algunas cosas. Primeramente que; hay que aplicar las características de la geometría del espacio tiempo, por ejemplo, las ondas no se agrandan sino se achican con energía (para el observador), y se manifiestan extrañas para nuestros sentidos. Llamo “perspectiva”, si lo ilustramos con una dimensión menos; sería como un cubo, cuando miramos a una de sus caras, es un cuadrado, supongamos que es transparente, y vemos por dentro las otras caras, etc. Veremos que la cara opuesta, la vemos más pequeña, pero en realidad, es de igual tamaño a la anterior; algo así es lo que sucede.

Aquí, pareciera haber una similitud más entre el fotón y las partículas. En el caso de la luz la energía es directamente proporcional a la frecuencia, que es inversamente proporcional al tiempo, y en el caso de las partículas pareciera que la energía (masa), estaba más lejos en el tiempo (futuro); pero desde el punto de vista de nuestro espacio tridimensional (el observador), en el núcleo, las partículas se van achicando, las partículas también con más energía son más chicas. Así como en la luz, las ondas parecen achicarse con más energía. Esto establecería una similitud más..

Siguiendo con la luz. La llamamos electromagnética, porque además de ser producidas bajo este efecto, lo mantiene. Ya que son una combinación de ondas, eléctricas y magnéticas, que son perpendiculares entre sí y también perpendiculares a la dirección[68]Característica que ya vimos en el caso de las cargas en movimiento. Ahora bien, todo esto significaría que las ondas electromagnéticas (fotones), debieran obedecer a los “campos” eléctricos y magnéticos, así como obedecen al gravitatorio.

FIBRA OPTICA TRASMITE DATOS CASI A LA VELOCIDAD DE LA LUZ
La velocidad de la luz en el vacío es de 299.792.458 metros por segundo. En la fibra óptica convencional (de cristal de silicio) la luz viaja a una velocidad un 31% inferior al aumentar la latencia, es decir, la suma de retrasos temporales dentro de una red.Sí, la luz esconde muchos misterios que jo hemos sabido resolver.

Los efectos de esta característica, la observamos en la diferencia de velocidad la luz en los distintos medios. Es decir, dentro de los cristales, el fotón no choca contra los electrones, porque están en distinto lugar del espacio tiempo, pero al aproximarse a las distintas cargas, tuerce su dirección (ver óptica física). Como el recorrido fue mayor dentro del cristal; en la observación, viaja relativamente más lento. La luz no viaja a distintas velocidades, en distintos medios, sino que recorre mayores distancias[69](simplificando), así en determinados medios será “comparativamente” más lento. Como en la gravedad. También se lo puede entender como ganar y perder energía. Así como también en el efecto Zeeman[70]podemos ver la relación electromagnética de la luz.

Así como no hay una velocidad mayor que la luz, tampoco hay una menor a la de la luz. Todo se mueve a la velocidad de la luz en el universo. Las velocidades de los objetos, son velocidades relativas, que se mueven a la velocidad de la luz con direcciones distintas. Repito, toda materia (Fotón o partícula), se mueve a la velocidad de la luz, ni más ni menos. En los agujeros negros, o a nuestro lado.

La similitud entre la luz (ondas electromagnéticas) y las partículas subatómicas, es extraordinaria. La luz, como una onda, tiene su espín y carga (- y +, aunque aparezca como neutro) (materia y antimateria), al igual que un neutrón; y una magnitud de energía determinada, por lo tanto “masa”. También pueden degradarse; en el caso de los neutrones, en un protón y un electrón, más energía; el caso de algunas ondas electromagnéticas (con suficiente energía), en un par (electrón-positrón). Así como también, pueden tener más o menos energía, que aparentemente, en ambos casos dependen del tiempo, e inverso al tamaño (para el observador).

Si creemos que la materia es una onda en el espacio tiempo; la energía conocida como masa está en el futuro, y la gravedad en el pasado. Todas las partículas participan de esta característica (el observador). Por lo tanto digo que la materia, es una “onda de onda electromagnética” (en la cuarta dimensión). Aún nosotros.

Lo explicaré parcialmente de la siguiente manera: Cuando un rayo gama con suficiente energía, se aproxima aun núcleo pesado[71](plomo), el fotón cambia su dirección (añade otra dimensión); no su velocidad y energía; se produce una onda en la dirección espacio tiempo (sin perder la anterior), que llamamos masa. ¿Por qué esta onda no sigue viajando?, porque está viajando al la velocidad de la luz en la dimensión espacio tiempo, y para un observador que viaje a esta velocidad, en la misma dimensión en forma paralela (al observador), el tiempo se detuvo; como vimos anteriormente (teoría de la relatividad).

Es decir, la onda está, pero no viaja; participa de todas las características generales, pero no el tiempo; para quienes participan de esta velocidad (en esta dimensión), es decir todas las partículas (y el observador). En el caso de la materia, para nosotros que viajamos a la misma velocidad, queda estática. En el caso de la luz, para nosotros, viaja, pero es estática en sí misma; es decir, no se dispersa como lo haría una onda en un líquido.

Cuando hablé de fotón, no sólo se refiere a la luz visible, cualquier onda electromagnética es un fotón (unidad básica, en distinto lugar del espacio tiempo). Esto significa que tenemos un espectro infinito de fotones, de ondas largas de radio con muy poca energía; hasta las más cortas, gama, de enorme energía. ¿Cuál es la diferencia? Decimos que es la frecuencia, pero en realidad es la energía; o mejor dicho, su ubicación geométrica en el espacio tiempo.

Ilustración (el campo), imaginemos que hay vacas, si tenemos una regla de 20 cm. en la mano, a unos 10 metros, cabrá sólo una vaca en el espacio de la regla que tenemos, pero si las vacas están a 100 metros, entrarán 20 vacas en el espacio de 20 cm. de nuestra regla. Aunque las vacas tienen el mismo tamaño. De donde, el tamaño está dado por la distancia, ilusión óptica (perspectiva).

Desde este punto de vista, la amplitud (intensidad) en una frecuencia, no existe, ya que todas las ondas de una frecuencia, tendrían la misma amplitud (energía), entonces la amplitud (intensidad) es la concentración de un determinado tipo de fotones.

Esto pareciera decirnos que las ondas y las partículas tienen todas el mismo tamaño y características, (así como las “vacas”), pero tanto las ondas como las partículas, su energía, dependen de cuan en el futuro del espacio tiempo estén (lugar geométrico); que será su tamaño relativo al observador, inversamente proporcional a su energía. .

Quiero decir que, una misma partícula, con más masa se ve más pequeña, exactamente lo mismo sucede con la luz, concluyendo que las ondas electromagnéticas de distintas frecuencias, están en distintos puntos, estadios o niveles (lugar geométrico) del espacio tiempo. Esto significa que, un fotón y/o una partícula, es una y única perturbación (compresión y/o rarificación, simple o combinada) en el espacio, que dependiendo de cuanta energía tenga, será su lugar en el espacio tiempo. Si se trata de ondas electromagnéticas será luz visible o no, si se trata de una partícula será un protón o un positrón, etc.

De donde llego también a que el tamaño relativo de una partícula, y un fotón, que incida en ella, es el mismo; pero su energía no, ya que el fotón será su lugar en el espacio tempo, por la velocidad de la luz (E=mc); en tanto la partícula, será por el cuadrado de la velocidad de la luz (E=mc2).

Sigamos con las ondas, especialmente las ondas de baja frecuencia, las podemos fabricar y estudiar (recordemos la relación entre: Magnetismo y electricidad). Si hacemos pasar electrones por un conductor, y hacemos un bucle, formamos un campo magnético (depresión-compresión, distorsión del espacio, llamamos, norte-sur).

Aunque inicialmente tenemos sólo un polo en el conductor, al hacer al conductor un bucle, se corre el espacio en medio del bucle hacia un lado, perpendicular al conductor (plano del bucle); haciendo que se comprima el espacio de un lado del plano del bucle, y provocando en consecuencia una depresión en el espacio del otro lado del plano; creando el otro polo (le llamo creación de polo).

Si a los electrones los oscilamos, formamos una onda (fotón, negativo-positivo, en sí mismo). Podemos afirmar que se trata de una depresión-compresión del espacio (negativo-positivo, o norte-sur). Es decir cuando una carga eléctrica o pulso eléctrico, recorre un conductor y llega a su extremo, vuelve a la velocidad de la luz. Ese ir y volver, es lo que llamamos: Oscilación. (Estamos hablando de las ondas electromagnéticas en la creación de fotones. No de la emisión de luz del fenómeno fotoeléctrico, que hablaremos más adelante)

Según este razonamiento, llegaríamos a que un electrón al ser acelerado y desacelerado, a la velocidad de la luz, produce un fotón, que es una unidad de energía (constante de Planck). La energía del fotón, será igual a la necesaria para hacer el trabajo (acelerar-desacelerar el electrón); dependerá del “cuanto” energético del electrón (masa, o lugar en el espacio tiempo). Si ese electrón tiene determinada masa, será determinada energía para hacer el trabajo, que será la energía del fotón. O dicho de otro modo, dependiendo del lugar geométrico de la partícula acelerada y desacelerada, será el lugar geométrico de la “partícula” luz (onda electromagnética). ..

Como dije: La perturbación es una y única (+ o -, o combinaciones), es la misma para partículas o fotones, así como su tamaño, se forma al acelerar-desacelerar una “partícula” a la velocidad de la luz, la energía requerida e impuesta, dependerá del lugar en el espacio tiempo de la partícula que produce la onda, y tendrá determinada energía, porque para mover esa partícula (masa) será necesaria esa cantidad de energía, igual a la producida. Dado que luego de acelerar-desacelerar, toda la energía estará en el fotón.

De esta manera podemos ver que, entre un campo magnético, una onda electromagnética y una partícula, hay un mismo fenómeno (distorsión del espacio), en diferentes dimensiones. De donde decimos que: Un campo magnético, está en relativo reposo; es semejante a la onda electromagnética, pero esta es a la velocidad de la luz; y las partículas es un fenómeno semejante (a la luz), en la dimensión espacio tiempo. .

De esta forma vemos que; una distorsión del espacio, en el espacio tiempo, con determinadas características; es una carga (electrón o positrón), que si le damos una determinada energía (fuerza) (aceleración-desaceleración), forma una deformación en el espacio tridimensional; que llamamos onda electromagnética (fotón), que si cumple con ciertas condiciones mínimas (Rayo X duro), es capaz de crear materia (un par, electrón-positrón, Anderson).

Cumpliendo así con un ciclo, a partir de un electrón con una carga (partícula), se termina con un par de cargas opuestas (+ y -) (creación de materia); lo hicimos, añadiendo energía, la cual está, ligada únicamente, a la dirección en el espacio tiempo (“fuerza”).

Esto nos lleva a que la creación y/o destrucción de la materia, es algo cotidiano en el universo, y que la materia indestructible es un concepto arcaico y físicamente equivocado. .

En la materia, a la energía llamamos materia, y la antienergía, llamamos gravedad. Esto es sólo para la energía impresa en ese sentido o dimensión, espacio tiempo. Es decir, cuando la energía es encausada en las tres dimensiones espaciales, vemos la velocidad; pero en la masa, la velocidad está (es igual), pero como en la velocidad, interviene el tiempo (v=e/t), queda estática (para nosotros, teoría de la relatividad. Ej. En la formación de pares).

d.1) Momento (espín)

Toda onda implica en sí misma, un medio (mitad) momento (espín) intrínseco. Ej. Pensemos en un líquido, cuando una onda se propaga, si la cortamos transversalmente (la ola), en la superficie, es como si tuviese un medio remolino retrógrado, a la dirección de la ola; y si miramos la parte baja de la ola, vemos lo contrario (tomando como referencia, la onda, no el líquido, porque el líquido está quieto). Desde la ola, el líquido sube, se mueve hacia tras y luego baja, moviéndose contra el sentido de la ola (y, baja y luego sube, en la otra parte; la parte baja de la ola). Toda onda tiene intrínsecamente en sí un movimiento retrógrado a la dirección de la onda, en su parte positiva; y lo contrario en su parte negativa.

Cuando decimos momento de momento; pensemos en la ilustración anterior; si al corte de la ola, la hacemos moverse hacia nosotros; un costado sube y el otro costado baja. Esto hace que al trasladarse, en forma perpendicular, giren. Igualmente un conductor de electrones, presenta esa característica de giro en su campo magnético.

Decimos que la partícula (carga), es una onda con su momento correspondiente, en la dimensión espacio tiempo, al trasladarse perpendicular, y siempre será perpendicular, ya que el conductor está en el espacio tridimensional (perpendicular al espacio tiempo), producirá ese efecto de “giro”. De esta manera podemos entender el porqué, del giro del campo magnético en un conductor, las líneas de fuerza, van desde el conductor hacia fuera (unipolar) y con un efecto de giro retrógrado a la dirección de los electrones.

La ola de un líquido es sólo una ilustración, porque en el caso de un líquido, en la dispersión (alejamiento del punto de partida), la ola es cada vez más pequeña (onda continua), en tanto, en el caso de las ondas electromagnéticas, son menos cantidad de fotones, no ondas más pequeñas. Como si los fotones, fuesen una onda, que no se dispersa. Esto está demostrado cuando se produce el fenómeno fotoeléctrico, la “constante de Planck”. La razón es la velocidad de la luz (teoría de la relatividad).

Si usamos la ilustración del líquido, la formación de la partícula, es como una burbuja, al salir a la superficie, si el tiempo continuase, se verían círculos concéntricos (en el líquido), pero como el tiempo se detiene, sólo queda un “globito” (media onda); en este caso, no tiene ” + y –”, sino sólo un sentido y por ende un momento (espín) (el líquido no sube y baja, sino sólo baja), por lo tanto es solo norte o sólo sur, materia o antimateria (los ejemplos no son la realidad).

La “onda electromagnética” (masa), está en la dimensión espacio tiempo, por eso se comporta en forma tan extraña. La deformación llega en forma “vertical” (perpendicular) a la tridimensión, si pensamos en la burbuja, el borde de la burbuja, llega al plano del líquido, en forma casi vertical, o tiende a serlo. Si recordamos la definición de fuerza, vemos por qué, hay tanta fuerza de atracción o repulsión en las cargas (el plano de referencia es abrupto); pero, por su pequeño tamaño, la influencia, a cierta distancia, es casi nula.

De esta manera podemos entender, lo que sucede en una oscilación o en la corriente eléctrica, cuando un electrón, quiere ocupar el lugar del otro, el segundo es desplazado a la velocidad de la luz y así vuelve en sentido contrario, produciendo el efecto opuesto, una onda electromagnética.

En la ilustración (Ej. Imperfecto) diríamos que; la burbuja es como la magnitud (masa) y el plano de la burbuja, en el encuentro con el plano del agua, es la fuerza (“plano de referencia”). La carga es norte o sur únicamente (pero en la cuarta dimensión), perpendicular a las tres dimensiones espaciales; pero entre sí, interactúan como tales.

Pero cuando las ponemos en movimiento (las cargas), forma una deformación en el espacio, perpendicular a la dirección (para todos lados), es decir, en un conductor cuando pasa una corriente, forma un campo (unidireccional) desde el centro del conductor hacia fuera, pero además, esta “burbuja” no es estática sobre sí misma (momento de momento), y en el conductor, produce un giro retrógrado (el campo), a la dirección de los electrones.

En el conductor, no existe norte y sur, sino norte o sur, que al hacerlo una espira (o bucle del conductor), el otro polo, aparece como consecuencia, al desplazarse el espacio en el plano de la espira. Cuando “comprimo” el espacio hacia un lado, la otra parte queda en “descompresión” (rarificada). A esto llamo creación de polo.

Aunque la carga y el espin no son la misma cosa, es como si lo fueran, ya que están tan íntimamente relacionadas, ya que dependiendo de cómo es la carga (positiva o negativa), será el sentido del momento (espín). A su vez, eso que llamamos momento, en movimiento (conductor), producen una distorsión perpendicular, que llamamos “campo magnético”, produciendo una depresión o estiramiento del espacio, o corrimiento del espacio hacia un lado; llamamos “norte” o “sur”, y que en la espira, como consecuencia del momento de momento, vemos el otro polo.

d.2) Óptica física

Cuando una onda electromagnética (fotón) pasa por las proximidades del espacio tiempo de un electrón, tienen el mismo tamaño, y hay tres posibilidades; absorberlo, reflejarlo o refractarlo.

Cuando es absorbido; el fotón pasa muy próximo al electrón, cambiando el electrón su estado cuántico (lugar en el espacio tiempo del electrón), cuando capta la energía del fotón, se dice que el electrón queda excitado. En consecuencia el electrón puede ser despedido del material (fenómeno fotoeléctrico), quedar en un nivel superior (excitado), o bajar su nivel energético, a donde estaba o a otro, entregando un fotón (dependiendo de las características del material).

El fenómeno físico es como la formación de pares, pero en este caso se produce la aniquilación. Como en la producción de pares, la dirección es en espacio tiempo. El fotón al pasar próximo al electrón, es descompuesto (+, -), su inestabilidad produce aniquilación, y capturará (el electrón) esa energía, total o parcial (simplificando).

Cuando es reflejado; El electrón se interpone; el fotón es rechazado; en forma organizada (superficies lisas) o desorganizadas (colores de cuerpos). Es más complejo, como el efecto Compton, etc. Lo simplificamos así, porque lo que interesa en este momento, es que se interpone.

Cuando es refractado, el electrón no se interpone al fotón (cuerpo transparente), pero afecta su recorrido (velocidad de la luz en distintos medios), ley de Snell. Aunque el fenómeno físico se parece al de absorción, podríamos decir que la absorción es el caso extremo de la refracción. De la misma manera como las cargas parecieran no ser afectadas por la gravedad, pero sí en las proximidades de otra carga, a cortas distancias; la luz, en la proximidad de un electrón, tuerce su recorrido, no es tan caótico como la absorción. Claro está, que es más complejo. Pero lo que importa en este momento es que, los fenómenos ópticos físicos, tienen que ver con el paso de los fotones (luz visible) en la proximidad de los electrones (partículas con poca energía).

Además esto es comprobable, porque cuanto mayor es el índice de refracción, menor será la velocidad de la luz en ese medio; si mayor es la desviación, mayor será el recorrido de la luz.

De acuerdo con la característica de la materia (ubicación de los electrones de su última capa, en el espacio tiempo), y la característica de la onda electromagnética (frecuencia, estadio energético); rebotará, será absorbido (torcerá su curso) o pasará (pequeña desviación), en ese orden de acuerdo a la proximidad, incluso si pasa más o menos cerca, será mayor o menor la desviación (si es rojo o violeta, velocidad de la luz de acuerdo con el arco iris). Así como el efecto Zeeman.

modelo Bohr

El efecto Zeeman, descubierto por el físico holandés Pieter Zeeman, es descrito como la división de una línea espectral en varios componentes cuando el elemento se coloca en la presencia de un campo magnético. Es análogo al efecto Stark, que ocurre cuando hay una división de una línea espectral en varios componentes de la presencia de un campo eléctrico. El efecto Zeeman es muy importante en aplicaciones tales como espectroscopia de resonancia magnética nuclear (RMN), la espectroscopia de resonancia electrónica de spin y espectroscopia Mössbauer. También puede ser utilizado para mejorar la precisión en la espectroscopia de absorción atómica.

Esto no sólo prueba que, la luz posee, magnetismo carga y masa, sino que todas estas características, son manifestación de una misma cosa, distorsión del espacio por la energía (compresión o rarificación).

Además, en la creación de pares, encontramos la mejor forma de descomponer las ondas electromagnéticas, y podemos llegar a entender la naturaleza de la misma.

De donde podemos entender que, en un rayo gama, hay en cierta forma un electrón y un positrón a la velocidad de la luz. Que así como en un cristal, curva su dirección (la luz), a causa de los electrones; cuando llega a las proximidades de un núcleo masivo, por las características de la onda (estadio en el espacio tiempo, rayo gama), la atracción repulsión es tan abrupta, que se tuerce perpendicularmente, hacia el espacio tiempo (y “bajando” en el espacio tiempo). Donde continúa a la velocidad de la luz (aunque para nosotros no), “transformándose en partícula”.

Es decir, un rayo gama con suficiente energía, está más allá en el espacio tiempo de los electrones, acercándose al nivel energético de las partículas nucleares, produciendo éstas, una atracción y repulsión, capaces de acelerarlo en dirección del espacio tiempo.

No significa que se detiene, el rayo sigue a la velocidad de la luz, pero por la dimensión espacio tiempo (ahora no unidireccional sino un plano). El fenómeno de absorción y la creación de pares; físicamente es semejante, la diferencia está dada por la estabilidad de las partículas.

A medida que avanzamos en el análisis, vemos más la relación inseparable de las ondas electromagnéticas y las partículas. Esto significa que las partículas también son ondas o tren de ondas (partículas simples o complejas de cargas), que viajan a la velocidad de la luz, en una dimensión que nos trasciende y en la cual el observador también viaja a la misma velocidad, cumpliendo con la teoría de la relatividad.

e) Geometría del espacio tiempo

La geometría del espacio tiempo es una esfera invertida, concepto abstracto que significa, que aunque parece achicase, en verdad el tamaño puede ser el mismo. Desde la relatividad general la geometría del espacio está dada por la presencia de masas que curvan el espacio y distorsionan el Tiempo.

Como no podemos hacer transplante de cerebro para comprender lo incomprensible, intentaremos explicar lo incomprensible, mediante la simplificación (quitando una dimensión), entendiendo que el ejemplo siempre es imperfecto.

Primeramente diremos que, cuando una partícula tiene más energía (masa), digo que está más lejos en el espacio tiempo (futuro), aunque para el observador no se aleja, porque no podemos ver la profundidad del espacio tiempo, geométricamente hablando, se vería más chica, perspectiva de la partícula, como sucede en una representación de tres dimensiones, en dos dimensiones; por lo tanto, un positrón, sería relativamente mas grande que un protón, así como la luna, es tan grande como el sol para quien la mira (ilusión óptica).

De donde el tamaño de una partícula simple, no dependería de la cantidad de masa, o mejor dicho, un positrón o un protón tendrían el mismo tamaño, pero estaría en distinto lugar del espacio tiempo (profundidad). Hasta afirmo que las cargas y fotones, tienen un tamaño único y definido. La diferencia sería su “estadio” (lugar) en el espacio tiempo (energía o masa) y si está en la tridimensión o en la cuarta dimensión. .

Además entendemos, que si en un conductor, hay aceleración-desaceleración de un electrón a la velocidad de la luz, se produce una onda electromagnética de baja frecuencia (debajo de las microondas). Su efecto será a nivel de los electrones de baja energía de las moléculas. Si se produce infrarrojo, luz visible o ultra violeta, serán electrones con mayor energía, probablemente de la última capa de los átomos Y si tiene que ver con las partículas del núcleo de los átomos (más energía), serán rayos X o gama. (Simplificando)

Se podría ilustrar con la perspectiva de una ruta (camino), recta y plana, y una referencia muy próxima, una regla de 20 cm. en nuestra mano. A cierta distancia veríamos los 10 m, de ancho de la ruta, como los 20 cm. Y muy lejos sería de 1 mm. o menos. Aunque la ruta sigue de 10 m. de ancho (Lo explicaremos en: “La energía y el espacio”). .

    Buscando la cuarta dimensión que, si es el Tiempo… ¿Dónde estarán las otras?

Esto significa que desde nuestro universo tridimensional, la dimensión espacio tiempo se extiende desde el pasado remoto, cuando miramos las distancias interestelares (lo inmenso, universo negro); hacia el futuro, lo minúsculo, pasando infinitas líneas por cada punto del espacio tridimensional, como si el presente en nuestro universo fuera una pequeña capa en la superficie de los átomos (probablemente del espesor de dos neutrones, dos protones y la última capa de electrones). “Presente” es una palabra difícil de usar (no existe)..

Dependiendo del lugar geométrico del espacio tiempo, donde es producida la onda electromagnética (movimiento abrupto de la carga, partícula), será su “tamaño” (inverso) y su energía. Los fotones se mueven en distintos “estadios” del espacio tiempo, de acuerdo a su energía, y son capaces de afectar solamente a las partículas comprendidas en ese espacio tiempo, así como penetrar la materia, cuando no existen partículas en ese espacio tiempo, según su frecuencia (energía). La penetración de un fotón en una materia depende del camino que tenga (en el espacio tiempo), si tiene obstáculos o no por ese camino.

Objetos transparentes interesantes: En estos, los electrones de las moléculas no harían obstáculo a los fotones de luz visible, tienen un nivel de energía que no entorpece el paso de los fotones. Es el caso del carbono, cuando su nivel de energía es poco, como en el grafito, no es transparente y es negro, en tanto que si lo sometemos a enorme presión y calor, lo transformamos en diamante, haciéndolo transparente, porque el recorrido de la luz visible, no es entorpecido en el espacio tiempo de los electrones, teniendo estos, un estado energético mayor. Dejando libre el paso de los fotones de luz visible.

Sigue en la segunda parte