sábado, 08 de agosto del 2020 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¿Qué destino final nos espera? ¡Nadie puede saberlo!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Universo y los pensamientos    ~    Comentarios Comments (1)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

http://4.bp.blogspot.com/_s5JFjyoBdD4/TS_bavGR4cI/AAAAAAAAADw/g4zHpC1k9_c/s1600/era.jpg

Esto podría llegar y, no somos conscientes, de que nosotros, estamos haciendo todo lo posible para que llegue pronto.Un estudio sobre el deshielo del Ártico como consecuencia del Calentamiento Global y su relación con la corriente del Golfo y el Clima del Atlántico Norte, podría tener efectos catastróficos y no deseados. Los efectos de tal fenómeno podrían afectar la corriente del Golfo, alterando el Clima de Europa Occidental y la Región Este del Norte de América, lo que deriva en veranos muy cálidos que tienden a extenderse hasta Otoño (no es lo que está pasando ahora mismo) e intensos inviernos que pueden prolongarse hasta la Primavera, lo que podría crear condiciones Climáticas Árticas en las regiones antes mencionadas de Europa y América.

Lo que le pueda ocurrir a nuestra Civilización, además de estar supeditado al destino de nuestro Planeta, de nuestro Sol y de nuestro Sistema Solar y de la propia la Galaxia, también está en manos de los propios individuos que forman esta Civilización y que, con sensibilidades distintas y muchas veces intereses dispares, hace impredecibles los acontecimientos que puedan provocar grupos de individuos que participan con el poder de sociedades avanzadas de libre albedrío pero con un alto índice de egoismo desmedido e insconciencia.

Siempre hemos sabido especular con lo que pudo ser si…, o con lo que podrá ser si…, lo que la mayoría de las veces, es el signo de cómo queremos ocultar nuestra ignorancia. Bien es cierto que sabemos muchas cosas pero, también es cierto que, son más numerosas las que no sabemos.

Leer más

Cosas que debemos saber

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Bioquímica    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

A partir de la materia inerte…surgió la vida

La enorme variedad de formas, colores, comportamientos, etc que acompaña a los objetos, incluidos los vivientes, sería una consecuencia de la riqueza en la información que soportan las moléculas (y sus agregados) que forman parte de dichos objetos. Ello explicaría que las moléculas de la vida sean en general de grandes dimensiones (macromoléculas). La inmensa mayoría de ellas contiene carbono. Debido a su tetravalencia y a la gran capacidad que posee dicho átomo para unirse consigo mismo, dichas moléculas pueden considerarse como un esqueleto formado por cadenas de esos átomos.

El carbono no es el único átomo con capacidad para formar los citados esqueletos. Próximos al carbono en la tabla periódica, el silicio, fósforo y boro comparten con dicho átomo esa característica, si bien en un grado mucho menor.

Persiguiendo evidencias que muestren que la vida surgió en la Tierra más de una vez, los científicos buscan microbios radicalmente distintos a todos los organismos conocidos. Si como muchos científicos creen, la vida surge fácilmente bajo las condiciones medioambientales adecuadas, es posible que esta apareciese sobre la Tierra más de una vez. Ahora los investigadores persiguen evidencias de un segundo génesis en busca de microbios exóticos que sean bioquímicamente distintos al resto de organismos conocidos. En la imagen de la derecha (clic para agrandar), el artista Adam Questell ha imaginado una célula alienígena que transporta su material genético en núcleos gemelos.

Refiriéndonos al silicio, señalaremos que las “moléculas” que dicho átomo forma con el oxígeno y otros átomos, generalmente metálicos poseyendo gran nivel de información, difieren en varios aspectos de las moléculas orgánicas, es decir, de las que poseen un esqueleto de átomos de carbono.

Leer más