sábado, 08 de agosto del 2020 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Sí, a pesar de todo, algunas cosas no cambian

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Física Cuántica    ~    Comentarios Comments (33)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Lo que sucede primero, no es necesariamente el principio. Antes de ese “Principio”, suceden algunas cosas que nosotros no hemos podido o sabido percibir. Sin embargo, hay cosas que no cambian nunca.

Hace tiempo, los sucesos que constituían historias eran las irregularidades de la experiencia. Sabemos que lo que no cambia son las Constantes de la Naturaleza pero, tampoco cambia el Amor de una madre por un hijo, la salida y la puesta del Sol, nuestra curiosidad, y otras muchas cosas que conviven con nosotros en lo cotidiano.

Poco a poco, los científicos llegaron a apreciar el misterio de la regularidad y lo predecible del mundo. Pese a la concatenación de movimientos caóticos e impredecibles de átomos y moléculas, nuestra experiencia cotidiana es la de un mundo que posee una profunda consistencia y continuidad. Nuestra búsqueda de la fuente de dicha consistencia atendía primero a las leyes de la Naturaleza que son las que gobiernan como cambian las cosas. Sin embargo, y al mismo tiempo, hemos llegado a identificar una colección de números misteriosos arraigados en la regularidad de la apariencia. Son las Constantes de la Naturaleza que, como la carga y la masa del electrón o la velocidad de la luz, le dan al Universo un carácter distintivo y lo singulariza de otros que podríamos imaginar. Todo esto, unifica de una vez nuestro máximo conocimiento y también, nuestra infinita ignorancia.

Leer más

¡Los mitos de la Física! ¿serán realidad algún día?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Física Cuántica    ~    Comentarios Comments (23)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Mirando, como es mi costumbre, los comentarios a los trabajos expuestos para poder contestarlos, me encuentro en el que denominé “De lo pequeño a lo grande”, una entrada de Ton Wood que, por “falta de tiempo” (según sus propias palabras), nos remite con un enlace a una página de Ciencia Kanija en la que, se comentaba sobre un Artículo publicado por Matt Crenson el 23 de abril de 2011 en Science News.

Gráficos textura. Equipo prestados fondo. 3D fractal. La velocidad de la luz verde borroso. Foto de archivo - 3851179


Lo cierto es que, sobre la Teoría de Supergravedad, Supersimetría, de Cuerdas y Supercuerdas, la Cuerda Heterótica y la Teoría M, sin olvidar aquella pionera Teoría de Kaluza-Kleim, se vienen desarrollando un sin fin de “teorías” que podrían ser excesivas si tenemos en cuenta la verdadera validez de algunas. Toda esta proliferación de “teorías” nos puede llevar a una especie de crisis de ideas que nos llevarían a una física degradada, sin sentido, que más que una Teoría del Todo se podría denominar Teoría del Vacío, de la Nada, ya que nada podríamos esperar de ella. Así que, lo recomendable es, dar aquellos pasos que estén fiermemente asentados en realidades o aquellos otros que, sin estarlo (aun), puedan tener auténticos visos de que son (al menos) la sombra de esa realidad soñada y que son merecedores de ser perseguidos. De otra manera, perderemos el rumbo.

El artículo que publica Ciencia Kanija,  comenzaba con una pregunta: ¿Existe una teoría del todo?

El autor reconoce que la Física, en realidad son dos ciencias divididas entre la Cúantica y la Gravedad. Sigue desarrollando su tesis para hablarnos de que, ambas ramas de la física han sido objeto de múltiples intentos que han llevado a cabo una pléyade de físicos de todo el mundo para tratar de unir, ambas versiones, Gravedad y Cuántica, en una sólo Teoría del Todo.

A partir de ahí, el autor, desarrolla una serie de hipótesis y recordatorios de autores que han ido postulando esta o aquella teoría, y, se aferra al LHC para que nos lleve en volandas hacia ese futuro solado en el que, una única y gran teoría (la Teoría del Todo) nos dará la respuesta a todo aquello que quereamos preguntarle.

Nuestro contertulio Tom Wood (), al respecto de todo esto, hizo un comentario que, por su destacado valor al realizarlo y el profundo pensamiento que lleva implícito, me parece digno de ser reproducido aquí, para que, todos nosotros – los amigos de este lugar-, podamos ver que no es oro todo lo que reluce y que, algunas veces hay que ceñirse a la realidad y dejar a un lado los sueños que, por muy bonitos que puedan ser, podrían confundir al lector no versado que tendría una imagen equivocada de esa realidad que no siempre sabemos transmitir.

[DSC02200.JPG]

“Tom Wooddice:

04/01/2012 a las 4:14 pm

“cada uno de menos de una milmillonésima de milmillonésima de milmillonésima de centímetro de largo”

Esto asusta y confunde al lector recién iniciado, para divulgación es mejor usar la notación científica, la dada por los científicos en sus publicaciones. Que no es tan confusa como puede creerse; como diez elevado a la menos 33cm. (10E-33cm) (1/1000…hasta llegar a 33 ceros). Incluso si los economistas la usaran para cuantificar el PIB de los países; los periodistas, (que escriben para lectores de todos los niveles) no confundirían al lector con el billón o trillón de dolares hispano o norteamericano. Por eso llevan décadas aclarando lo mismo; sin resultados, un trabajo que se ahorrarían o seria fácil de eliminar con solo usar la notación científica.

Por lo demás el articulo es mas de lo mismo, puro marketing. Están asustados porque los mitos y los embrujos se están derribando. Además, con la crisis los recursos ya no les fluyen como antes a los cuerditas anglosajones.”

Alguien, en respuesta a sus palabras le responde…

“el fleadice:

Puedes explicar que mitos y embrujos Tom Woods?”

Tom Wooddice:

Rapidito: 10E-33cm, es una longitud inalcanzable para la física, por unos cuantos siglos. Toma una regla escolar, mira la distancia entre dos milímetros (1mm), he imagina que comienzas a dividirla en 10 partes, después en 100, después en 1 000 y así hasta llegar a dividir ese 1mm por 100 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000. Por ahí tendrías una “cuerda”, después agrégale energía, modos de vibración, y cualquier cosa con lógica física que se te ocurra. Como medir uno solo de esos parámetros, ningún ser humano sobre la faz de la tierra puede saberlo.

    Como nos dice Tom, hay parámetros no medibles por el hombre que, no dispone de los medios que, de momoento al menos, son inalcanzables y, las cuerdas, si están ahí, son uno de esos inalcanzables objetos que tantas respuestas nos podrían ofrecer.

http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_de_cuerdas

Los neutrinos que los “tocamos” todos los días, posiblemente acabemos este siglo y no los habremos caracterizados físicamente, no sabremos que son. Ni siquiera se sabe como medir su masa en reposo, lo que en una buena física implica, que tiene la misma certidumbre decir que son partículas, electromagnéticos o alguna nueva forma de materia.

Los electrones (descubiertos en 1897, unos 10E+130 en el universo observable), los leptones, sabemos que tienen adentro, NO. Algo que manipulamos diariamente, todos los equipos que nos rodean trabajan con corriente eléctrica, corrientes de electrones. ¡Pero no que no sabemos que tienen adentro!, sino que no hay sobre la faz de la tierra un humano que se imagine o tenga un esquema burdo de lo que tienen adentro un leptón (mi campo de estudio). Pero el radio clásico del electrón es “conocido” (2,8x10E-17cm) y su longitud de onda Compton (2,4x10E-14cm, otra posible medida de su radio) también. Pero el asunto es más complejo cuando lo vemos como ondas o como partículas, pero dejémoslo ahí, para no entrar en contiendas o discusiones estériles. http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%93rdenes_de_magnitud_(longitud)

Los protones, los quarks, que los “tocamos” todos los días, sabemos que son, podemos medir sus propiedades. Supongamos que ellos están confinados por debajo de una esfera de 10E-17cm de radio, pero no podemos medir directamente lo poco que conocemos de ellos, casi todo son simulaciones físico-matemáticas hechas en superordenadores. Así, que las cosas no son tan fáciles para los físicos como pudiera decirse.

Las simulaciones por ordenador son no pocas veces el único camino que encuentran los físicos para poder acercarse a lo que podría ser “esa” realidad buscada de objetos infinitesimales que, no siempre podemos ver y, la solcuión, es simular con modelos que, más o menos certeros nos llevarán (con suerte)m a esa realidad buscada.

http://francisthemulenews.wordpress.com/2010/07/08/la-medida-mas-precisa-del-radio-de-un-proton-en-un-hidrogeno-muonico-arroja-un-valor-un-5-mas-pequeno-de-lo-obtenido-con-hidrogeno-electronico/

Entonces cuando comienzas ha hacer mediciones de algo a través de mediciones indirectas, que a la vez son mediciones de otras indirecta, entonces la certidumbre de que lo que mides es cierto; es casi cero. Entonces tienes que suponer teorías físico-matemáticas, que al menos predigan la existencia de algo mas medible y ese algo mas medible (supongamos una nueva partícula) se encuentre; eso te da cierta certidumbre de que lo que supones podría ser cierto y si esto se repite, aumentas la certidumbre de tu suposición (teoría). El asunto es que en la medida que mides cosas más chiquitas, puedes medir menos parámetros físicos de lo que mides. Y en los niveles que estamos, ya casi nada de lo que se mide, tiene ni siquiera un parámetro medible directamente, así que nadie puede decir que va a pasar cuando sigamos profundizando. Ni siquiera puede decir nadie, si los métodos actuales servirán para seguir profundizando, porque al nivel que se esta, el instrumento de medición ya es un ruido insoportables en las mediciones. De ahí los análisis estadísticos de “millones de millones de millones…” de colisiones (entiéndase, búsqueda del higgs) para dentro de esto encontrar, por discriminación algunas buenas señales. Actualmente en las mediciones, se infiere y se aproxima mucho, esto hace que incluso el valor experimental de un parámetro del micromundo o el macromundo cósmico, calculado por un método, no sea igual al calculado por otro. Por lo que con tantas aproximaciones de mediciones indirectas, que ya han sido aproximadas de otras indirectas aproximadas, no podamos saber cual de los dos es el valor más correcto, si los valores obtenidos están muy próximos, algo que antes no era un problema discernir. Hay tantos equipos ultrasensibles implicados en las mediciones, en lo que se quiere medir, que esos mismos equipos son verdaderas hazañas científicas, por lo que cada uno de ellos necesita un cuerpo de especialistas para mantenerlos a punto. Incluso al nivel actual, importa hasta el método de calculo que usa las cadenas de computadoras que monitorean y calculan todo esto, por lo que ya a este nivel puedes haber puesto, 5,4568603 por 5,4578603 (5,45”6”8603 por 5,45”7”8603) en un programa de miles de códigos y eso estando el valor mas probable de la medición.

http://www.eurimaco.es/images/2012/07/04/aparece-bosn_250.jpg

                              Buscar en Higgs en marañas como esta de arriba, no resultará nada fácil

Lo que pasa es que los físicos tenemos simpatías por ciertas corrientes, debido a como te formaste o te formaron, debido a lo que investigas o te gusta investigar y entonces sobredimensionamos nuestras perspectivas, además de ignorancia y oportunismo. Lo malo no es que se divulguen estas cosas, lo malo es que se habla y se habla, y no se aclaran los límites físicos de las teorías o ideas físicas. Se divulga y se divulgan ideas, como si toda la sociedad fuera especialista, y la física actual no es un jueguito al alcance de la mano del PIB de cualquier país. Incluso países como España, entre los más desarrollados del mundo, no pueden tener ni un mínimo programa espacial autónomo. Son cosas muy serias, muy complejas, cosas que están más allá de los límites humanos, y es maravilloso que los humanos estemos en esos límites, pero hay que divulgar con responsabilidad. Ya llame la atención sobre eso en el blog de Emilio y de Francis y veo como ellos, se toman todas las licencias científicas que requiere la divulgación, pero ponen cuidado en aclarar los limites y la veracidad de la existencia de lo que tratan, no lo ven como un tiempo perdido, sino como algo muy importante para el lector. Por eso un divulgador científico, no puede ser un periodista, no puede ser un científico, la divulgación científica; es el patito feo a lo largo de la historia, del periodismo. Un periodista puede decirte los errores gramaticales, o sintácticos…, incluso puede lograr buenas entrevistas científicas (no muchas), pero jugar con las ciencias, con las físicas-matemáticas, con los numerología experimental, desentrañar misterios que parecen de Dios y que medianamente se entiendan, eso necesita un talento divino, que Dios le negó hasta los científicos mas iluminados. Si no se tiene esto en cuenta, si no se tiene en cuenta los límites, llega el momento que estos se convierten en un error, por lo que los objetivos que se perseguían con la divulgación, acaban perdiéndose en la confusión que adquiere el lector. Ya te encuentras personas discutiendo sobre cosas que no existen, que no se han encontrado, que no se han demostrado, dando fe de ellas como si fueran el pan nuestro de cada día. Pueden llegar hasta matar por lo que defienden, no hay quien los saque de su error, ¿de donde viene la confusión? Son personas inteligentes, de fe científica, personas que creen en la ciencia porque les gusta, porque la ven a su alrededor, o han sentido sus beneficios en un hospital, y están en el deber, por la fuerza de su propia realidad, de creer y defender lo que leen sobre la ciencia. De tener fe en todos los científicos con titulo, pero un científico no necesariamente puede explicarle la ciencia a cualquiera, no eso es un disparate muy común. Yo ni me arriesgo, se mis limites y que hay muchos mejores. Pero lo que habla un especialista, puede ser un poco para especialista. No por ser premio Nobel, se sabe explicar ciencia. Muchos de mis profesores mas premiados, no fueron de los que mas aprendí o entendíamos; recuerdo los comentarios y había consenso en esto. Recuerdo uno muy talentoso (muy tímido), fuera de serie, de análisis funcional, que se pegaba a la pizarra, habla tan bajito con el (un susurro), con la pizarra y sus ecuaciones, además de no moverse (una momia, increíble) de ese lugar, ni mirarnos durante toda la clase. Al punto de que nadie ni se movía para poder escucharlo, podías sentir hasta el aleteo de una mosca del silencio que había entre los estudiantes. ¿Crees que unas explicaciones divulgativas de un genio así no es codiciada por todo periodista?; pero no funcionaria, estoy seguro. Al final la polea informativa iría llena de cosas confusas.

¿Será el LHC el que nos traiga esas partículas exóticas, el que nos deje vislumbrar la sombra de las cuerdas, el que nos lleve hasta la puerta de esas dimensiones compactadas en el “universo” infinitesimal, el que pueda tener la llave para abrir puertas hasta ahora cerradas que no nos dejan pasar hacia el futuro de la Física?

NO existe el Higgs hasta que no se encuentre, no existen las superarticulas por lo mismo, no existe la energía oscura o la materia oscura, no hay 100% de certeza de la existencia de agujeros negros, no se sabe si el universo es finito o infinito en espacio y tiempo; por lo que no sabemos si existió un Big Bang, no sabemos que son las cuerdas, ni siquiera que son las matemáticas de cuerda físicamente…, no podemos ir al pasado a comprarnos tickets de lotería. Ahora, la ciencia, y su cortita historia, esta hecha de sueños y aspiraciones, de un conjunto de ideas y creencias; pero estas ideas tienen que buscar los “vericuetos” de la materialización, la realidad, y después pasar a la ciencia o la ingeniería aplicada… Incluso hay cosas, que los contemporáneos de muchos científicos creían imposibles de realizarse o encontrarse, y después se encontró la forma; pero esto no nos puede llevar a limites fanáticos, hay que saber moverse sobre esa cuerda floja, sin caer al abismo, ese es el arte del físico, emparedarse correctamente entre la matemática, la física, la mente, la sicología de su lógica humana y la naturaleza; una relación de compromiso casi imposible, pero fascinante. Algo difícil, para el que además, quiere divulgar la física; porque puede desmotivar al que no es muy dado a la ciencia, pero la realidad siempre es más fuerte que uno y hay que tenerla en cuenta también, para no caer en babeos. Lo mejor es ir iniciándose poco a poco, comparando artículos, comprender que la naturaleza no le regala muchas cosas a los hombres de ciencia. Ver que para llegar a las rosas, los científicos se pinchan con sus espinas cortantemente, muchos científicos, los físicos sobre todo, les niegan esto a los lectores porque los toman como intelectualmente inferiores, la clásica soberbia académica. Por ellos saben, que también hubo que desterrar muchas fantasías de la cabeza de los científicos, para crear las comodidades que hoy nos rodean y que no existen en la naturaleza.

tomwoodgonzalez@hotmail.com
Miami.”

De Tom Wood sabemos, según él mismo nos dice:

Fisico.
Ubicación Florida, Miami, Estados Unidos
Introducción Nací el 21 de junio de 1967. El día de más luz del año; sin embargo, se fue la luz durante el parto y como usaban oxigeno, no podían encender los faroles chinos de emergencia, solo la luz de un camión a través de una ventana lo permitió. Por la hora en que nací; unas veces soy Gemini(2) y otras Cáncer(1). Mi vida ha sido tan intensa, que una hora de mi vida, equivale a una semana de cualquier otra persona.

¡Ahí queda eso!  Si alguien tiene algo que añadir…