lunes, 25 de enero del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¿Qué destino final nos espera? ¡Nadie puede saberlo!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Universo y los pensamientos    ~    Comentarios Comments (1)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

http://4.bp.blogspot.com/_s5JFjyoBdD4/TS_bavGR4cI/AAAAAAAAADw/g4zHpC1k9_c/s1600/era.jpg

Esto podría llegar y, no somos conscientes, de que nosotros, estamos haciendo todo lo posible para que llegue pronto.Un estudio sobre el deshielo del Ártico como consecuencia del Calentamiento Global y su relación con la corriente del Golfo y el Clima del Atlántico Norte, podría tener efectos catastróficos y no deseados. Los efectos de tal fenómeno podrían afectar la corriente del Golfo, alterando el Clima de Europa Occidental y la Región Este del Norte de América, lo que deriva en veranos muy cálidos que tienden a extenderse hasta Otoño (no es lo que está pasando ahora mismo) e intensos inviernos que pueden prolongarse hasta la Primavera, lo que podría crear condiciones Climáticas Árticas en las regiones antes mencionadas de Europa y América.

Lo que le pueda ocurrir a nuestra Civilización, además de estar supeditado al destino de nuestro Planeta, de nuestro Sol y de nuestro Sistema Solar y de la propia la Galaxia, también está en manos de los propios individuos que forman esta Civilización y que, con sensibilidades distintas y muchas veces intereses dispares, hace impredecibles los acontecimientos que puedan provocar grupos de individuos que participan con el poder de sociedades avanzadas de libre albedrío pero con un alto índice de egoismo desmedido e insconciencia.

Siempre hemos sabido especular con lo que pudo ser si…, o con lo que podrá ser si…, lo que la mayoría de las veces, es el signo de cómo queremos ocultar nuestra ignorancia. Bien es cierto que sabemos muchas cosas pero, también es cierto que, son más numerosas las que no sabemos.


Volver a esto…, no creo pero, de seguir así…

Sabiendo que el destino final irremediable de nuestro mundo, el planeta Tierra, es de ser calcinado por una estrella gigante roja en la que se convertirá el Sol cuando agote la fusión de su combustible de hidrógeno, helio, carbono, etc, para que sus capas exteriores de materia sean eyectadas al espacio exterior para formar una Nebulosa Planetaria, mientras que, el resto de su masa se contraerá hacia su núcleo bajo su propio peso, a merced de la gravedad, convirtiéndose en una estrella enana blanca de enorme densidad y de reducido diámetro. Sabiendo eso, el hombre está poniendo los medios para que, antes de que llegue ese momento (dentro de algunos miles de millones de años), poder escapar y dar el salto hacia otros mundos lejanos que, como la Tierra ahora, reúna las condiciones físicas y químicas, la atmósfera y la temperatura adecuadas para acogernos.

 

Ese puntido blanco central es todo lo que quedaria de nuestro Sol, una enana blanca, rodeada del gas que forma la Nebulosa Planetaria que, con el paso de los años se irá diluyendo hasta desaparecer totalmente dejando desnudo y frío el cadaver estelar que un día fue nuestro Sol.

Pero el problema no es sólo para nosotros y se extiende a la totalidad del universo que, aunque mucho más tarde, también está abocado a la muerte térmica, el frío absoluto si se expande para siempre como un universo abierto y eterno, o el más horroroso de los infiernos, si estamos en un universo cerrado y finito en el que, un día, la fuerza de gravedad, detendrá la expansión de las galaxias que comenzarán a moverse de nuevo en sentido contrario, acercándose las unas a las otras de manera tal que el universo comenzará, con el paso del tiempo, a calentarse, hasta que finalmente, se junte toda la materia-energía del universo en una enorme bola de fuego de millones de grados de temperatura, se formará otra singularidad que producirá otro Big bang…Todo comenzará de nuevo pero, nunca sabremos si lo hará de la misma manera y si seres como nosotros volverán a surgir a la luz de nuevas estrellas y nuevos mundos.

http://refugioantiaereo.com/wp-content/uploads/glaciacion-tierra.jpg

¿Se verá de nuevo, el Planeta Tierra como arriba podemos verlo?

El irreversible final está entre los dos modelos que, de todas las formas que lo miremos, es negativo para la Humanidad (si es que para entonces aún existe y no ha provocado su propia extinción). En tal situación, algunos ya están buscando la manera de escapar. Stephen Hawking ha llegado a la conclusión de que estamos inmersos en un multiuniverso, esto es, que existen infinidad de universos conectados los unos a los otros. Unos tienen constantes de la naturaleza que permiten vida igual o parecida a la nuestra, otros posibilitan formas de vida muy distintas y otros muchos no permiten ninguna clase de vida.

 

Si Hawking lleva razón, ¿sabremos encontrar el camino para pasar a esos otros universos? y, ¿cómo sabremos que escogemos uno donde es posible la vida? Antes de ir y comprobar como es, no podremos saber si ese jipotético universo tiene las leyes y constantes universales adecuadas para que, seres como nosotros podamos estar allí. No, la cosa no es tan fácil.

http://4.bp.blogspot.com/-NKBK1bxNd10/ThBCpMaFAsI/AAAAAAAAAHc/SA4zoh-9DaQ/s1600/mundos+paralelos.jpeg

Siempre hemos oido hablar de mundos y universos paralelos al nuestro que, al estar en planos diferentes del espacio-tiempo, no pueden ser vistos pero, ahí están. Claro que, estas especulaciones (que podrían ser posibles, nada lo impide), son difíciles de demostrar.

Un sistema de inflación autorreproductora nos viene a decir que cuando el universo se expande (se infla) a su vez, esa burbuja crea otras burbujas que se inflan y a su vez continúan creando otras nuevas más allá de nuestro horizonte visible. Cada burbuja será un nuevo universo, o, mini-universo en los que reinarán escenarios diferentes o diferentes constantes y fuerzas.

El escenario que describen algunos diagramas que hemos visto muchas veces, han sido explorados y el resultado hallado es que en cada uno de esos mini-universos, pueden existir muchas condiciones diferentes; pueden terminar con diferentes números de dimensiones espaciales o diferentes constantes y fuerzas de la naturaleza, pudiendo unos albergar la vida y otros no.

El reto que queda para los cosmólogos es calcular las probabilidades de que emerjan diferentes mini-universos a partir de esta complejidad inflacionaria ¿Son comunes o raros los mini-universos como el nuestro? Existen, como para todos los problemas planteados, diversas conjeturas y consideraciones que influyen en la interpretación de cualquier teoría cosmológica futura cuántico-relativista. Hasta que no seamos capaces de exponer una teoría que incluya la relatividad general de Einstein (la gravedad-cosmos) y la mecánica cuántica de Planck (el cuanto-átomo), no será posible contestar a ciertas preguntas.

No siempre todo es tan complejo de como nos empeñamos que sea y, teniendo delante de nuestras narices una sencilla solución (La Navaja de Occan) nos empeñamos en buscar complejidades que no existen. Así de “complejos somos” los humanos, siempre complicándolo todo.

Todas las soluciones que buscamos parecen estar situadas en teorías más avanzadas que, al parecer, sólo son posibles en dimensiones superiores, como es el caso de la teoría de supercuerdas situada en 10 ó 26 dimensiones. Allí, si son compatibles la relatividad y la mecánica cuántica, hay espacio más que suficiente para dar cabida a las partículas elementales, las fuerzas gauge de Yang-Mill, el electromagnetismo de Maxwell y, en definitiva, al espacio-tiempo y la materia, la descripción verdadera del universo y de las fuerzas que en él actúan.

Científicamente, la teoría del hiperespacio lleva los nombres de Teoría de Kaluza-Klein y supergravedad. Pero en su formulación más avanzada se denomina Teoría de Supercuerdas, una teoría que desarrolla su potencial en nueve dimensiones espaciales y una de tiempo: diez dimensiones. Así pues, trabajando en dimensiones más altas, esta teoría del hiperespacio puede ser la culminación que conoce dos milenios de investigación científica: la unificación de todas las fuerzas físicas conocidas. Como el Santo Grial de la Física, la “teoría de todo” que esquivó a Einstein que la buscó los últimos 30 años de su vida.

20100819011045-llave-interplanar.jpg

Claro que, encontrar la llave que nos abra la puerta donde se encuentran todos los misterios del Universo, no resultará nada fácil. Siempre, a lo largo de la Historia de la Humanidad, muchos han sido los buscadores de esta llave pero, ni Einstein ni otros muchos lo pudieron lograr y, creo que, durante mucho, mucho, muchísimo tiempo asñi seguirá siendo. Bueno, si es que alguna vez la encontramos.

Durante el último medio siglo, los científicos se han sentido intrigados por la aparente diferencia entre las fuerzas básicas que mantienen unido al cosmos: la Gravedad, el electromagnetismo y las fuerzas nucleares fuerte y débil. Los intentos por parte de las mejores mentes del siglo XX para proporcionar una imagen unificadora de todas las fuerzas conocidas han fracasado. Sin embargo, la teoría del hiperespacio permite la posibilidad de explicar todas las fuerzas de la naturaleza y también la aparentemente aleatoria colección de partículas subatómicas, de una forma verdaderamente elegante. En esta teoría del hiperespacio, la “materia” puede verse también como las vibraciones que rizan el tejido del espacio y del tiempo. De ello se sigue la fascinante posibilidad de que todo lo que vemos a nuestro alrededor, desde los árboles y las montañas a las propias estrellas, no son sino vibraciones del hiperespacio.

http://cdn.cosmopolitan.taconeras.net/files/2011/04/pareja-feliz.jpg

                                    Bueno, no sólo los árboles y las montañas, también nosotros somos el fruto de vibraciones felices.

Antes mencionábamos los universos burbujas nacidos de la inflación y, normalmente, el contacto entre estos universos burbujas es imposible, pero analizando las ecuaciones de Einstein, los cosmólogos han demostrado que podría existir una madeja de agujeros de gusano, o tubos, que conectan estos universos paralelos.

Necesitaremos paciencia, mucha curiosidad que satisfacer y estar dispuesto a realizar el trabajo necesario. Cuando en 1.900, Max Planck, el físico alemán escribió un artículo sobre la radiación de cuerpo negro que él decía emitirse en paquetes discretos, no continuos, a los que llamó “cuantos”, nadie fue capaz de suponer que allí estaba la semilla de lo que más tarde se conocería como la Teoría de la Mecánica Cuántica que describía a la perfección el sistema matemático que nos descubrió el universo del átomo, de lo muy pequeño, de lo infinitesimal. Por los años de 1.925 y 1.926, Edwin Schrödinger, Werner Heisemberg y otros muchos desarrollaron esta teoría que derribó las barreras de creencias bien asentadas y firmes durante siglos. Nada es eterno, todo cambia. Lo que hoy es mañana será superado gracias a nuevos conocimientos y nuevas teorías.

De la misma manera que la mente del hombre pudo viajar hasta los cuantos que irradian la materia luminosa que conocemos y de la que está hecho todo lo conocido, de la misma manera digo, ¿por qué no podremos, en última instancia, agarrar con fuerza alguno de esos otros universos para salvar a la Humanidad?

La idea de Planck fue una auténtica revolución: Las fuerzas son creadas por el intercambio de paquetes discretos de energía denominados cuantos. En contraste con la imagen geométrica de Einstein para una “fuerza”, en la teoría cuántica la luz iba a ser dividida en fragmentos minúsculos. Estos paquetes de luz fueron llamados fotones, y se comportaban de forma muy parecida a partículas puntuales. Cuando dos electrones chocan, se repelen mutuamente, no a causa de la curvatura del espacio, sino debido a que intercambian un paquete de energía, el fotón.

La energía de estos fotones se mide en unidades del algo denominado constante de Planck (h ~ 10-27 ergios por segundo). El tamaño infinitesimal de la constante de Planck significa que la teoría cuántica da correcciones minúsculas a las leyes de Newton. Éstas se denominan correcciones cuánticas, y pueden ser despreciadas cuando describimos nuestro mundo macroscópico familiar y sus fenómenos familiares cotidiano. Sin embargo, cuando tratamos con el mundo subatómico microscópico, las correcciones cuánticas empiezan a dominar cualquier proceso físico, y nos da cuenta de las propiedades extrañas y “contraintuitivas” de las partículas subatómicas.

“Universos a la deriva como burbujas en la espuma del Río del Tiempo.” Nos decía A. C. Clarke, y, verdaderamente, somos (aunque conscientes), objetos a la deriva en el espacio-tiempo y, curiosos, tratamos de desvelar los secretos del Universo, sin ser totalmente conscientes de que, nunca podremos saberlo todo.

[20060806073346-luna.jpg]

No siempre, por mucho que miremos, podremos ver.

Sí, hay otros mundos que pudieran ser como el nuestro.

La gravedad (en su forma más perfecta) está descrita por la teoría de la relatividad general de Einstein y tiene una naturaleza esencialmente geométrica. Se entiende como la curvatura del espaciotiempo alrededor de un objeto masivo. En los gráficos, generalmente, se representa como un objeto pesado sobre una superficie fina y tensa (una pelota o bola pesada de jugar a los bolos que dejamos encima de una sábana extendida tirando de las cuatro esquinas). El peso de la bola (materia) hundirá la sábana (espaciotiempo) con mayor intensidad en la distancia más cercana a donde se encuentre su masa. El espacio tiempo se distorsiona allí donde residen objetos pesados como los planetas, las estrellas, galaxias y cualesquiera otros cuerpos masivos.

La teoría de Einstein goza de una amplia aceptación debido a los aciertos macroscópicos que han sido verificados de manera experimental. Los más recientes están referidos a los cambios de frecuencia de radiación en púlsares binarios debido a la emisión de ondas gravitacionales, que actualmente estudia Kip S. Thorne, en relación a los agujeros negros. Entre las predicciones que Einstein propugna en su teoría se encuentran, por ejemplo, la existencia de ondas gravitacionales, que el universo está en constante expansión y que, por lo tanto, tuvo un inicio: el Big Bang o los agujeros negros.

http://www.todoastros.com/wp-content/uploads/9875a53b332eb52b.jpg.jpg

Espacio tiempo curvado por la gravedad de objetos masivos

Se trata de regiones donde la gravedad es tan intensa que ni siquiera la luz puede escapar de su atracción. Estas regiones se forman por el colapso gravitatorio de estrellas masivas en la etapa final de su existencia como estrella, acabado el combustible nuclear y no pudiendo fusionar hidrógeno en helio, fusiona helio en carbono, después carbono en neón, más tarde neón en magnesio y así sucesivamente hasta llegar a elementos más complejos que no se fusionan, lo que produce la última resistencia de la estrella contra la fuerza de gravedad que trata de comprimirla, se degeneran los neutrones como último recurso hasta que, finalmente, la estrella explota en supernova lanzando al espacio las capaz exteriores de su material en un inmenso fogonazo de luz; el equilibrio queda roto, la fuerza de expansión que contrarrestaba a la fuerza de gravedad no existe, así que, sin nada que se oponga la enorme masa de la estrella supermasiva, se contrae bajo su propio peso, implosiona hacia el núcleo, se reduce más y más, su densidad aumenta hasta lo inimaginable, su fuerza gravitatoria crece y crece, hasta que se convierte en una singularidad, un lugar en el que dejan de existir el tiempo y el espacio.

Allí no queda nada, ha nacido un agujero negro y a su alrededor nace lo que se ha dado en llamar el Horizonte de Sucesos, que es una región del espacio, alrededor del agujero negro que una vez traspasada no se podrá regresar; cualquier objeto que pase esta línea mortal, será literalmente engullida por la singularidad del agujero negro. De hecho, el telescopio espacial Hubble, ha enviado imágenes captadas cerca de Sagitario X-1, en el centro de nuestra galaxia, donde reside un descomunal agujero negro que, en las fotos enviadas por el telescopio, aparece como atrapa la materia de una estrella cercana y se la engulle.

emilio silvera

 

  1. 1
    Lic. Alfonso German Arreola
    el 8 de marzo del 2012 a las 7:17

    Recomiendo leer los articulos que se han publicado acerca de “La energía de Dios” es el nombre de una particula que puede ser la Causa de todo cuanto existe, incluidas la vida y la inteligencia.
    ATENTAMENTE
    Alfonso German Arreola 

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting