sábado, 04 de febrero del 2023 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




De nuevo el ciclo se cumple y, el Verano está llegando

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Rememorando el pasado    ~    Comentarios Comments (6)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 Quedan muchos misterios por desvelar

Resultado de imagen de vencejos y golondrinas

 

Cuando el Verano se acerca, todo cambia. En los salientes de las fachadas se pueden ver los nidos de golondrinas  y, en cuanto el día despunta, es una aténtica algarabía de sonidos que no precisamente trinos. A España las primeras golondrinas llegan desde África a mediados de febrero, atravesando el Estrecho de Gibraltar. En marzo ya pueden verse muchas golondrinas y en los primeros quince días de abril es cuando pasan el mayor número de golondrinas.  Durante todo el verano están por otdas partes y son el despertador de muchos pueblos y ciudades. En otoño la migración la hacen en sentido inverso, volviendo a África en los meses de septiembre y octubre.

Hace ahora un año, para contaros algo de por aquí, de mi tierra, os dejaba esta entrada en la que os enseñaba algunas de las playas de Huelva. Para recordarlo, aquí os lo dejo de nuevo, aunque algún comentario se quedara viejo.

“Ayer por la tarde, como suelo hacer casi todos los días menos los sabados y domingos que las playas están saturadas, con mi esposa, nos sentamos en la Terraza de un Chiringuito a orillas de la Playa, las olas finalizan su recorrido en la orilla dejando oir su rumor al romperse contra la fina arena blanca de Punta Umbria, a orillas del Atlántico.”

Si decides dar un paseo por el litoral, andando sobre la fina arena, éstos son los paisajes que vas dejando atrás a medida que avanzas. En la parte terrestre abundantes retamas en las que, con cierta facilidad puedes ver (si prestar antención, a los camaleones protegidos) y, en la parte del mar, las olas, si vas cerca de la playa, mojarán tus pies con sus idas y venidas. Es una sensación inigualable, el aire límpio y puro, exento de contaminaciones químicas, la Naturaleza en estado puro.

Nunca podría estar en ese lugar que arriba podemos contemplar, el gentío me agobia y, aunque me encuentro bien conmigo mismo, una buena compañía nunca está nada mal. Alguien con quien poder conversar, intercambiar ideas y pareceres, poder expresar tus pensamientos y escuchar los ajenos de los que siempre, podremos aprender alguna cosa.

http://www.playasconencanto.net/wp-content/uploads/misericordia-atardecer.jpg

Aquí, seguramente, si me podréis encontrar en cualquier momento, tranquilamente sentado mirando al horizonte y pensando en la grandiosidad de la que formamos parte y en las muchas implicaciones que todo eso conlleva, nuestra complejidad que junto con la que nos rodea es ese conjunto de cosas que no hemos podido llegar a comprender y que, en conjunto, conforma la estructura de un vasto Universo lleno de secretos que tendremos que desvelar, más tarde o más temprano, de ello, dependerá lo que pueda ser de nuestra especie.

http://www.playasconencanto.net/wp-content/uploads/Punta-Umbria-vista.jpg

Esta vista de Punta Umbría, la Playa de Huelva, nos muestra desde el aire, un pueblecito de pescadores que se ha llenado de Hoteles y apartamentos, aquello parece una invasión de las masas que acuden en tropell y, sus vehículos, no dejan un hueco libre en plazas y calles. Parte del encanto que allí se podía disfrutar se fue, y, ahora, en contadas horas, puedes disfrutar de lugares tranquilos y de la belleza natural que la zona ofrece.

http://www.playasconencanto.net/wp-content/uploads/Punta-Umbria-vista-cerca.jpg

Aunque tenemos un Apartamento con garaje y trastero, al estar los dos chicos mayores en sus obligaciones: Uno en Madrid en una multinacional como Abogado Administrador de Empresas, encargado de la Tesorería de la central y filiales en Perú y México, y, la chica, en Sevilla de Sub-directora en una Escuela de Música, a la vez que da algún que otro concierto y participa en el Coro de la Ciudad, y, por último, los dos pequeños estudian en casa y no son muy playeros. Por nuestra parte, mi mujer prefiere un ratito de playa y volver a casa. Mientras tanto ella toma su baño mixto de agua y Sol, yo me sitúo cómodamente sentado en una silla con una mesa sobre la que coloco la libreta de turno o el libro (si ha tocado leer). Allí, en la tranquilidad y con el fondo del murmullo de las olas, escribo cada día durante algo más de una hora.

Así, desde mi privilegiada atalaya cercana al océano, puedo ver como mi esposa toma el Sol y se da un baño, mientras escribo mis pensamientos de cada día en estas libretas que llevo siempre a cuestas en el coche, en cuqluqier rincón de la casa, en la oficina, en cualquier lugar en el que, de pronto, se me puedan ocurrir ideas que merezcan la pena llevar al papel en blanco de sus hojas.

Los politicos embusteros, prometen para recoger y, nunca dan lo prometido

Aunque los políticos lo prometieron, el Ave aún no llegó a Huelva, y, como siempre ha pasado, tenemos que desplazarnos hasta Sevilla para poder cogerlo hasta Madrid. Lugar al que, de vez en cuando, tengo que desplazarme por razones de reuniones y seminarios relacionados con la Fisica o la Astronomía. Ser miembro de los Grupos Especializados de Astrofísica y Física Teórica de la RSEF, conlleva algunas obligaciones. Por estas fechas, se celebra la Bienal de Física en Valencia y se dará cuenta de las últimas elecciones a la Presidencia. Espero poder estar allí y que salga elegido mi amigo y compañero el Catedrático de Física de la Universidad de Valencia, Señor Azcárraga.

Así que, dejando a un lado el Avión que, a la larga es más engorroso que el Tren, los viajes y desplazamientos largos los hago mediante este medio más seguro y, aunque pueda tardar algo más, su comodidad compensa. En los viajes más cortos de menos de 300 kilómetros, prefiero mi propio coche que me da (nos da) la oportunidad de parar en cualquier sitio que nos guste para tomar alguna cosa o decansar.

Es cierto, no sólo de Pan vive el Hombre y, necesita tener otras cosas, disfrutar de otras cuestiones para poder llegar a ser feliz, sentir que su Alma está llena de gozo a través de admirar la Naturaleza, una conversación, una mirada o una caricia, un paisaje o una buena lectura. También los pensamientos pueden, en ocasiones, transportarnos hacia esos lugares soñados, a esos mundos idílicos que nos puedan proporcional la felicidad que aquí no encontramos, toda vez que, cuando miramos a nuestro alrededor, no todo es bello ni admisible para nuestros sentidos.

En mis libretas he podido escribir estos títulos mientras me arrullaban las olas del oceáno

Mientras tanto, yo continuaré escribiendo en mis libretas y en ellas, volcaré todos aquellos pensamientos que a mi mente acudan. Unas veces serán de Física y otras de Astronomía. No pocas veces me visita la filosófía y, cuando ésta no puede dilucidar mis preguntas, sigo adelante y llego hasta la metafísica en la que siempre me pierdo pero, en ella, puedo imaginar mundos que podrían ser, seres que posiblemente serán, y cuestiones que, sin ser de este mundo, en este mundo pueden ser pensadas.

¡La Imaginación! ¿Habrá algo más grande que eso en nuestro Universo?

emilio silvera

 

  1. 1
    Carlos Ravest
    el 27 de junio del 2018 a las 14:13

    Lo felicito por su amor al conocimiento, a Huelva a su familia más cercana y ese envidiable despejo intelectual debido seguramente a su apego al trabajo y al pensar. Carlos. 

    Responder
    • 1.1
      emiliosilvera
      el 28 de junio del 2018 a las 8:16

      ¡Hola, Carlos Ravest!
      Lo cierto es que, quien no quiera saber, pasa por esta vida sin pena ni gloria. Tenemos la obligación de tratar de desvelar el por qué de las cosas, los secretyos de la Naturaleza y, si es posible, acercarnos lo más posible a la presencia de la Vida en éste Mundo y, seguramente en muchos otros. Uno de los dones que la Naturalezxa nos ha dado ha sido el de pensar, y, gracias a ese poder de generar ideras y pensamientos, pudimos llegar hasta el nivel de conocimiento que ahora ocupamos, y, aunque insuficiente todavía para lo que en el futuro podemos necesitar… ¡Cada vez estamos más cerca! No debemos olvidar que hemos dado un salto muy grande desde las ramas de los árboles hasta la Mecánica Cuántica y las galaxias… ¿Quién sabe, hasta dónde podremos llegar?
      Un cordial saludo.

      Responder
  2. 2
    marc victor
    el 27 de junio del 2018 a las 18:03

    Te deseo Emilio de pasar un feliz verano.
    Gracias como siempre digo por tus aportaciónes.

    Responder
    • 2.1
      emiliosilvera
      el 28 de junio del 2018 a las 8:19

      ¡Hola, amigo Marc Victor!
      Ya conoces, desde hace muchos años, mi pasión por la Ciencia y el poder divulgarla. Te aseguro que es una labor muy enriquecedora y, cada día se aprende alguna cosa.
      Espero que, sobre todo, el verano lo pasemos con mucha salud, ya que, lo demás, es secundario.
      Un abrazo.

      Responder
  3. 3
    kike
    el 29 de junio del 2018 a las 23:31

    Amigo Emilio:

     Aunque solo fuera por las veces que nos has explicado las maravillas de la tierra que te vio nacer, ya sería suficiente aliciente para desear visitarla,   Pero si a ello le añadimos que soy paisano tuyo, y aún así no he tenido la suerte de pasar y visitar esos bellos lugares, ya me parece demasiado evidente la necesidad de conocerlos.

     Ahora mismo, y respecto a mi persona, ya puedo disponer del suficiente tiempo para ello; pero me falta que mi mujer también pueda. Y en ello estamos; nos encontramos tramitando papeles y más papeles para pasar a nuestras hijas el negocio de mi mujer para que pueda retirarse. Si todo va bien, quizás en unos meses podamos al fin conocer esa parte de Andalucía que aún no he visitado, tanto Cádiz como tu tierra.

     Si todo transcurre con normalidad, hasta quizás pueda acercarme a verte en persona, pues, pese a que somos amigos (aunque siempre se debe tener en cuenta una circunstancia: tu maestro y yo discípulo); y creyendo que aunque nunca nos hayamos visto en persona, ya nos conocemos al menos  en un poco:al menos en algo coincidimos; en algo estamos de acuerdo, y por fin en algo discutimos, me encantaría conocerte personalmente;  y aunque el tiempo no pasa en balde(lo digo por mí), y quizás ya no tenga esa ansia de sabiduría de la astronomía y astrofísica  que antes me impelía a devorar todo lo que me salía al paso, y por lo que te llegué a conocer, muy posiblemente podríamos pasar un buen rato disertando sobre muchos temas(por supuesto tu hablando y yo escuchando y preguntando)

     A ver si tengo suerte y pueda hacerte una visita; siempre que puedas estar de acuerdo (No soy de los que se presentan sin más.

     PD.

     Quizás pensarás que esto te lo podría haber dicho particularmente, pero pienso que a estar alturas, con casi cuarenta millones de visitas en tu página, ya eres lo suficientemente público como para poder pasar por alto esos pequeños detalles de cortesía.

     Un abrazo Maese.

    Responder
    • 3.1
      emilio silvera
      el 30 de junio del 2018 a las 6:32

      Estimado amigo Kike:

      Todos, después de una larga vida de trabajo, tenemos el derecho al descanso del ·guerrero”, y, tu mujer, la primera, ya que, durante muchos años ha llevado adelante una familia y también un negocio, lo que la hace merecedora de ese descanso, y, desde luego, como tu destino está unido al de ella, has tenido que ser el apoyo de todo ese ingente trabajo que, con la descendencia adulta y sus propias vidas en marcha, os podéis tomar ciertas licencias, y, además, llega el momento en el que hay que parar y que sigan los que vienen detrás. Así que, traspasar el negocio a las niñas es lo natural.

      ¡Quién pudiera hacer lo mismo!

      Si apareces por aquí estaré encantado de estar con ustedes unas horas juntos, conocerte al fín después de tantos años de amistad virtual. Iremos a comer juntos y te enseñaré algunos parajes del lugar.

      No estoy jubilado ni tengo mucho tiempo peor, se hará un hueco y, ese momento, será inolvidable para nosotros. 

      Ya me dirás.

      Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting