lunes, 18 de febrero del 2019 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Recuerdo de aquel hallazgo Histórico

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Noticias    ~    Comentarios Comments (1)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 «

 

Sistema solar

WASHINGTON – La NASA anunció el descubrimiento histórico de un sistema de seis planetas, el primero con un número tan elevado que orbita en torno a una estrella, de una forma similar a giran la Tierra y el resto de planetas del Sistema Solar.

El anuncio fue hecho en una rueda de prensa en la que científicos de la NASA y Astrónomos de la de Santa Cruz (UCSC) revelaron los últimos hallazgos hechos por el observatorio espacial Kepler.

Archivo:Delta II with Kepler.jpg

Lanzado en marzo de 2009, el objetivo del Kepler es recoger y pruebas de planetas que orbitan alrededor de estrellas con condiciones de temperatura medias donde pueda existir agua líquida y, por tanto, vida. “Kepler ha ayudado a convertir en realidad lo que hasta era ciencia ficción”, dijo el director de la NASA Charles Bolden en un comunicado.

“Kepler-11″

Image credit: NASA/Tim Pyle

En esta ocasión Kepler ha detectado en una estrella a 2,000 años luz, el mayor grupo de exoplanetas (cuerpos que giran en una órbita permanente alrededor de una estrella más allá del Sistema Solar) descubierto hasta ahora.

Los planetas orbitan dentro del sistema bautizado Kepler-11, que ha llamado la atención a los científicos por estar formado por un elevado de planetas de pequeñas dimensiones, en comparación con los descubiertos hasta ahora, y que orbitan muy juntos.

Además, gracias a los datos del Kepler los científicos han podido calcular el tamaño y la masa de cinco de ellos y han descubierto la dinámica orbital de sistema planetario, que les ha dado pistas sobre su formación hace “pocos millones de años”.

Pocas probabiliades de vida

Se cree que los planetas son gaseosos más que rocosos y no tienen las para que haya vida, pero el descubrimiento de un sistema tan parecido a nuestro sistema solar ha creado gran entusiasmo en la NASA.

“Este es un sistema extraordinario y una señal emocionante sobre que será lo próximo por ”, indicó Jonathan Fortney, científico del proyecto Kepler del equipo de la UCSC.

“Sólo se me ocurre una palabra que pueda describir este descubrimiento: supercalifragilísticoespiralidoso” bromeó Jack Lissauer, coinvestigador del Centro de Investigación Ames de la NASA, recordando la palabra superlativa con la que expresaban la emoción indescriptible en la película de Disney “Mary Poppins”. (Astronómos, Físicos y Astrofísicos…también tienen su coranzocito).

El Kepler vigila 156,000 estrellas para detectar si se producen sombras que puedan indicar que hay planetas a su alrededor. La NASA analiza esos posibles candidatos a planetas en busca de un lugar similar a la Tierra en el que se den las de vida.

                                                                                  En cualquiera de esas estrellas aparecerá un planeta que, la Tierra…

que fue lanzado en marzo de 2009, Kepler ha identificado 1.235 posibles planetas, de los que 68 tienen un tamaño parecido al de la Tierra, 288 son supertierras, 662 tienen un tamaño similar a Júpiter y 19 son mayores que Júpiter.

“Zona habitable” El telescopio espacial Kepler podría detectar lunas habitables alrededor de exoplanetas jovianos.

Foto

Desde que el telescopio espacial Kepler fuera lanzado con éxito hace unos meses, los astrofísicos esperan con ansiedad los que les permitan descubrir por primera posibles mundos habitables. Hasta ahora sólo se han detectado, con otros medios, planetas de tipo joviano (gigantes gaseosos como Júpiter) o supertierras mucho más pesadas que nuestro planeta. Como el único ejemplo de vida conocido lo tenemos en la Tierra, buscamos mundos similares que nos permitan soñar.

Foto

El Universo es muy grande pero, en cualquier momento, allí estará, situado en la zona exacta que permite a un planeta contar con todos los medios la presencia de vegetación, agua líquida, océanos, una atmósfera idónea y, a partir de ahí…algunas formas de vida.

además, por primera vez, ha descubierto en un pequeño fragmento del cielo en la denominada “zona habitable” cinco candidatos a planetas del tamaño de la Tierra, a una distancia de su estrella cuya temperatura permitiría la existencia de agua líquida.

“El hecho de que hayamos encontrado tantos planetas candidatos en un espacio tan pequeño del cielo, sugiere que haber numerosos planetas orbitando alrededor de una estrella en nuestra galaxia”, indicó William Borucki, del Centro de Investigación Ames de la NASA, quien comentó que las observaciones continúan.

El fotómetro sensible del telescopio capta la luminosidad cambiante de la estrella en torno a la que giran los planetas cuando pasan frente a ella, en ese momento interrumpen el brillo del astro y los científicos calculan el tamaño y la masa midiendo su radio.

Los cinco planetas interiores descubiertos en el Kepler-11 tienen una masa que oscila 2,3 y 13,5 veces la de la Tierra y su “año” dura menos de 50 días, por lo que gira dentro de una región que podría caber en la órbita de Mercurio en nuestro Sistema Solar.

El sexto planeta es más grande y está más lejos por lo que los científicos han podido determinar que tiene un período orbital de 118 días, aunque no han podido calcular su masa, pero aseguraron que seguirán analizando los proporcionados por el observatorio.

Cada día que pasa nos acercamos más al hallazgo más importante de los tiempos: ¡Otras formas de vida en el Universo! De hecho, ya dse han encontrado algunos planetas que están aptos la vida y, sólo falta profundizar en detalles como sus atmósferas y otros que nos lleven a confirmar tal presencia.

emilio silvera

 

  1. 1
    emilio silvera
    el 11 de julio del 2014 a las 8:49

    Ahora lo podemos ver con normalidad, descubrir planetas en otros sistemas planetarios se ha hecho cosa corriente. Sin embargo, si miramos hacia atrás en el tiempo, no hace tanto tiempo que tal cosa era impensable. De la misma manera, hemos podido ir descubrimiendo otros secretos del Cosmos que nos estaban vedados, muchos son los secretos descubiertos y, desde luego, muchos más serán los que nos quedan por desvelar.
    Nuestros sistemas tecnológicos van mejorando sus prestaciones con cada nuevo decubrimiento de física e ingeniería que, acompañado de la computación y de los nuevos materiales, están haciendo posible experimentos y logros que ni soñando, podríamos haber imaginado posible.
    Grandes Telescopios, nos llevan hasta los confines del Universo, microscopios de increibles prestaciones nos llegan a enseñar los átomos individuales y dentro de ellos se vislumbran “cositas” que definen la conformación de estas estructuras infinitesimales que, son las responsables de que existan las macroestructuras del mundo y del Universo mismo.
    Sabemos de las fuerzas que todo lo rigen y, seguramente, desconoceremos otros muchos parámetros que estándo presentes, no tenemos capacidad de ver y, sobre todo, aunque los podamos tener frente a nuestros propios ojos, al no tener el conocimiento necesario para ello, tampoco los podemos “ver”, los ojos del intelecto humano siguen, en muchos aspectos, opacos por la ignorancia.
    Sin embargo, nadie puede dudar de nuestro empeño por saber, por descubrir, por investigar y poder alcanzar esos conocimientos que la Huamnidad necesita para poder seguir adelante, ya que, si no conocemos nuestro entorno, ¿cómo podremos seguir? Somos los protagonistasd de una fascinante aventura que ha tenido un principio y que, como todas, también tendrá un final y, de nosotros dependerá que ese final sea glorioso o, por el contrario, vergonzoso.

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting