martes, 07 de abril del 2020 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Entrevista en El Español

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Entrevista científica    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Física Teórica

Viatcheslav Mukhanov: “Solo hay un dios para un físico y es el experimento”

Es uno de los físicos teóricos más fundamentales del último siglo, ha recibido los galardones más prestigiosos y ha hecho tanto por la comprensión del universo como Stephen Hawking. Por eso, probablemente, usted nunca antes haya leído su nombre.

El físico ruso, tras la entrevista con EL ESPAÑOL.

El físico ruso, tras la entrevista con EL ESPAÑOL. Fundación BBVA

¿Qué ha hecho Viatcheslav Mukhanov por todos nosotros? Principalmente, predecir cómo se formó toda la materia del universo tras el Big Bang. Su teoría de la fluctuación cuántica como origen de todas las galaxias es ahora parte de los libros de física y sin embargo, su notoriedad está a millones de años luz de la de Stephen Hawking, con quien compartió hace unos meses el premio Fronteras del Conocimiento en Física.

Por otro lado, la historia de Mukhanov es la de uno de tantos científicos rusos que huyeron del país tras la perestroika para poder seguir haciendo avanzar a sus disciplinas. Empleado desde hace unos años en la universidad Ludwig Maximilian de Munich, este físico ha obtenido todos los reconocimientos posibles salvo el Nobel de Física. Es decir, ha ganado todos los premios que un físico teórico puede llegar a ganar.


Mukhanov recibe a EL ESPAÑOL en una visita a Madrid para impartir una conferencia en la Fundación BBVA. Departir con él es como plantarse en mitad de un río de montaña con un escurridor de espaguetis. Hay que enfrentarse a una personalidad huracanada, que verbaliza en un inglés torrencial con arranques de mal genio, borbotones en ruso, carcajadas a destiempo y pinceladas de alemán, con la esperanza de que al final acabaremos hallando en el cedazo varias pepitas de oro.

Cuando usted hizo su gran contribución a la comprensión del universo, ¿fue bien recibida en aquella época?

A nadie le importó mucho.[Risas] No éramos una comunidad muy grande, podías contar a los cosmólogos: uno, dos, tres, cinco. En la URSS había varios porque es donde Zel’dovich creó escuela y allí comenzaron a darse varias hipótesis interesantes. Por supuesto, una cosa son hipótesis y otra son hechos probados. La cosmología era un campo interesante en aquella época, pero al principio no había prácticamente hechos. Para mí fueron suficientes para defender mi tesis doctoral. Por supuesto, en las fluctuaciones siempre hay contradicciones pero los astrofísicos no saben mucho de las series cuánticas así que a nadie le importó.

Todo eran hipótesis plausibles pero que pueden ser solamente blablabla. Cuando François Englert y Robert Brout escribieron su famoso paper cuatro años antes de que lo hicieran los americanos nadie prestó atención. La cosmología sólo empezó a tener un poco de éxito en los años noventa, no sólo por la radiación de fondo de microondas sino porque en aquellos años se empezaron a construir telescopios grandes, uno detrás de otro, algo que diez años antes era inimaginable. Recuerdo que en los ochenta pasé un único mes en el llamado “mayor telescopio ruso”.

Resultado de imagen de El mayor telescopio ruso en el Caucaso (Chechenia)

¿Dónde estaba ese telescopio?

Antes era territorio de la Federación Rusa pero hoy sería Kirguistán o algo así, Chechenia, el Cáucaso. Pregunté entonces por qué lo habían puesto en un lugar tan malo para la observación, ¿por qué no en Armenia? Me dijeron que era una decisión condicionada políticamente e hice una broma diciendo que preveía que en diez años la URSS caería y que lo siguiente sería elegir Kazajistán para lanzar los cohetes.[Risas]

Los años 90 fueron fantásticos para la cosmología y la astrofísica porque comenzaron a construirse instrumentos. No era aún física tal y como yo la entiendo. Cuando era joven no solía pensar así porque cuando eres joven básicamente piensas lo que tu jefe te dice que pienses, porque respetas a tu jefe y lo que hace. Pero cuando vas creciendo aprendes que básicamente solo hay un dios en física, y es el experimento. Aparte de eso no hay autoridad que deba ser aceptada. Por ejemplo, Lemaître hablaba de la creación del universo a partir de fluctuaciones cuánticas o lo que sea, pero era sobre todo blablabla porque una de las cosas importantes de la física es que debe haber fórmulas nuevas, que nadie ha visto antes, y que te permiten medir un par de números. Pero Lemaître hablaba con Einstein de la creación del universo criticando las técnicas humanas, eso es una basura completa, algo que solo puede salir de la boca de un sacerdote, porque Lemaître era un sacerdote. ¿Cómo mides la autoridad? Por supuesto Einstein tenía más autoridad pero quizá estaba equivocado, hubo muchos casos en los que Einstein lo estuvo, no nos preocupemos, la gente es gente, no son dioses. La gente no puede vivir sin autoridad, por eso buscan la autoridad máxima, pero la autoridad más alta es la naturaleza, el experimento.

Usted no había cumplido los 30 cuando hizo su gran descubrimiento. ¿Qué atributos debe tener un científico joven? Ha mencionado antes el respeto a los jefes.

No, no debes seguir a tus jefes, es lo que intentaba decir. Resulta útil de alguna forma, pero un científico no debe seguir a nadie más allá de su propia curiosidad. Por ejemplo, Ginzburg fue un guía muy bueno en este sentido, porque cuando fui a buscarle para empezar mi doctorado con él, porque mi anterior director emigró por motivos políticos, me dio libertad total, porque… ¿cuál es la mejor manera de enseñar a nadar a un niño? Tirarlo en mitad de un lago, si sale adelante es bueno, si no… lo siento.

[Más risas]

Quizá con un niño no sea muy justo, pero en física, y especialmente en física teórica, sí lo es.

¿Cuál es el equivalente en física a tirar a un niño en mitad de un lago?

Significa poner a un estudiante en un campo, le das unas instrucciones particulares, le dices el problema y lo que esperas de él y el resto debe hacerlo todo él solito. He conocido a varios físicos que hicieron el doctorado con Julian Schwinger, por ejemplo Walter Kohn, Sheldon Glashow o Bryce DeWitt, y los tres me dijeron lo mismo sobre su director: que habían visto a Schwinger dos veces durante todo el doctorado. La primera vez durante 20 minutos en los que Schwinger formuló el problema y la segunda tres años más tarde. Guiar a los estudiantes de una forma muy detallada destruye su originalidad y destruye su personalidad, se vuelven como unos técnicos en física, y los físicos teóricos no son técnicos, deben tener originalidad. Y de hecho, enseñar a ser original no es nada trivial: puedes enseñar a jugar al ajedrez o cómo ensamblar cosas, pero esto es diferente. En física fundamental tienes que venir con ideas nuevas, y si hay un campo donde miles de personas están buscando ideas nuevas, la única forma es salir de esta masa de gente, no trabajar en el mainstream.

Resultado de imagen de El Físico Mukhanov

¿Cree que lo del genio solitario sigue vigente en una época donde prima la colaboración?

No puedes decir eso de que alguien es un genio. Ser un genio ahora equivale a tener unos atributos técnicos excepcionales, como esos niños que multiplican números más rápido que un ordenador, pero normalmente esto es un producto del entrenamiento. Imagínese un sitio lleno de oro, todo el mundo llega, se lleva el oro, el resto llega al sitio pero ya no hay oro. Esto es lo que pasa en física, un campo se vuelve popular cuando no hay prácticamente nada que hacer. Uno tiene que encontrar su propio campo, y esto, claro, tiene sus dificultades.

¿Cómo están las cosas ahora para los científicos en Rusia? Porque buena parte de su generación emigró, ¿hay una nueva generación ahora tirando del carro?

No, por desgracia no puedo decir que en Rusia la situación de la ciencia sea brillante. Por supuesto, no estoy allí por lo que no puedo hablar desde dentro, pero desde fuera, no veo tanta gente buena en física teórica que aparezca, que viaje… desde mi punto de vista lo que el gobierno ruso está haciendo con la ciencia es completamente erróneo, por no decir nada peor. Creo que la gente no comprende que destruir este tipo de cosas es muy fácil, la ciencia es extremadamente delicada, y construirla de nuevo lleva mucho tiempo. La física en Rusia fue construida gracias a las investigaciones militares y las grandes escuelas matemáticas de los años veinte, tras la Revolución, pero ya no queda nada de aquello.

Leí algunas quejas de los académicos rusos el año pasado, cuando el ministro de ciencia fue sustituido por una historiadora experta en Stalin, pero no he seguido mucho el tema. ¿Ha empeorado la situación?

Mucho peor. En general, poner a distribuir el dinero para investigación a algún Putin de la vida, que quizá ni siquiera sabe bien las tablas de multiplicar, es una estupidez. Acabará financiando sólo ciencias aplicadas y no básicas porque busque resultados inmediatos, con lo que acabará siendo como tener un cuerpo pero sin sangre dentro.

Ahora la gente está tratando de formalizar la ciencia de una forma ridícula. ¡Número de citaciones! ¡Índice de impacto! Todo estos criterios formales me parecen basura, porque la gente se concentra en satisfacer estos criterios en lugar de hacer ciencia. Y todo el dinero que recibes depende de este sinsentido formal. La única evaluación de un trabajo científico debe ser la que hagan los colegas, no hay otra manera que la opinión de los expertos.

¿Y cómo motiva a sus jóvenes investigadores? Porque al final les van a exigir publicaciones.

No quiero obligar a nadie a la fuerza a venir a mi campo. Normalmente les digo que no hace falta que se dediquen a esto, salvo en el caso de que, si no lo hacen, el resto de su vida serán más infelices. Si pueden sobrevivir sin hacer física teórica les animo a dedicarse a otra cosa, su vida será más sencilla y ganarán más dinero y más fácilmente.

Insisto. Hay físicos jóvenes que quieren serlo pese a todo, pero aún así, lo que les piden es publicar y publicar.

Absolutamente. Todo el mundo comprende esto, hasta los niños. Nadie, de hecho, quiere decir no a esta dinámica, ¿entiende? Es un movimiento político. Por ejemplo, algo que odio, y obviamente no porque esté en contra de las mujeres, es cuando dicen que debe haber igualdad en el número de hombres y mujeres en física teórica. ¿Por qué no aplican la misma situación a la lingüística, donde el número de mujeres es superior? En astronomía ya estamos más o menos en un 50-50, ¿pero por qué los políticos no empiezan con ellos mismos? Creo que eso mejoraría muchísimo la calidad de la política si el Gobierno fuera en un 50% mujeres, pero cuando nos obligan a tener paridad en nuestros laboratorios están llevando la democracia al absurdo, ¿entiende? Porque hay esta tendencia a compensar a aquellas personas que fueron discriminadas en el pasado, pero la memoria de la gente nunca llega tan lejos. ¡Cien años! Lo que habría que hacer es olvidarse de ello y empezar con una base justa, sin redistribuir artificialmente los derechos como compensación, de esa forma la gente sería más razonable. También, fíjese que la mejor política actual es una mujer, Frau Merkel, ¡quien además fue física y de la Alemania Democrática! La mejor canciller que ha habido en Alemania, el único país donde los científicos no se quejan de no tener suficiente dinero para investigar. En Italia o en España la situación es catastrófica, porque sus políticos no entienden que la inversión en ciencia es ridícula, unos cuantos cientos de millones, ¡eso no es nada!

Resultado de imagen de El físico ruso Mukhanov

                                            Mukhanov

 

Se está hablando mucho del futuro de la astronomía a raíz de la detección de las ondas gravitacionales. Ahora, el éxito de la misión de prueba LISA Pathfinder de la ESA parece indicar que el boom de esta nueva disciplina puede llegar antes de lo que pensábamos.

Verá, esta es la situación de las ondas gravitacionales. En primer lugar, uno no debería decir que el experimento LIGO detectó ondas gravitacionales, porque fueron detectadas mucho antes, en un sistema binario y con mucha más evidencia disponible. En este momento, sólo hay un evento que haya, digamos, superado el nivel de ruido. Cuando el evento es uno, no podemos hablar aún ni de estadística, ¿entiende? Por ejemplo, un acto de reencarnación es algo que no puede probarse ni desmentir que haya ocurrido. Cuando hablamos de física, algo debería convertirse en estadísticamente relevante.

Totalmente. Y volviendo a la pregunta…

La detección de ondas gravitacionales es una de las cosas más importantes actualmente en física fundamental. El experimento LIGO empezará pronto a trabajar con el detector italiano Virgo, lo que permitirá identificar con más exactitud de dónde proceden los eventos. Por otro lado, el proyecto LISA, previsto para 2034, está funcionando a la perfección por lo que espero que la ESA reconsidere sus planes y los adelante un poco. No hay muchas cosas por hacer en física fundamental, pero las ondas gravitacionales y la astronomía son los dos campos con un futuro más brillante.

¿Y a qué se van a dedicar estos investigadores de aquí a 2034?

Principalmente, a observar el llamado “universo local”, el que hay a nuestro alrededor. No es como las observaciones con radiación de fondo de microondas, en las que observas la radiación de cuando el universo sólo tenía 300.000 años, esto tiene más que ver con aprender cosas sobre detalles y procesos que están ocurriendo ahora en las galaxias. Ya sabemos mucho sobre lo que ocurre por aquí cerca, así que en 20 años sabremos mucho más.

¿Y cree que seremos capaces de detectar eventos más pequeños? Porque ahora necesitamos que dos agujeros negros enormes se fusionen para enterarnos.

Déjeme ser correcto, porque la mayoría de los periodistas toman estas cosas como un hecho probado, pero todavía debería estar más probado. ¿Por qué? Lo que vemos ahora mismo es una fusión de dos agujeros negros de 30 masas solares… eso no parece muy natural, ¿comprende? Porque desde el punto de vista de la astrofísica supone un gran dolor de cabeza explicar la existencia de este tipo de cosas, y sólo es un evento, ¿vale? Un poco por encima del nivel de ruido. Por tanto, ahora, que fueran dos agujeros negros parece, para la mayoría, la explicación más plausible. Pero antes de llegar a esta conclusión única deberíamos, en mi opinión, ver más eventos como este, para estar seguros que no la estamos jodiendo.

Es decir, seguir el método científico.

Sí, seguir el método científico, porque ahora, en el llamado “periodismo científico” parece haber una tendencia que yo llamo Tendencia Americana del McDonald’s en la que se trata de vender mierda a un precio muy alto, como usted ya sabe. En este sentido, el New York Times es espectacular. Escribí una vez a este Overbye

¿Dennis Overbye, el corresponsal de astronomía y cosmología del Times?

Creo que ya no publica. Le escribí diciéndole: ‘Pensaba que el New York Times era más serio que periódicos soviéticos como Pravda, pero ahora no lo parece’. Fue porque armaron un escándalo con lo del BICEP, que ellos llamaban “el colapso del BICEP”, que fue dañino no sólo para los miembros del experimento sino para toda la comunidad de experimentalistas que llevaban 15 años trabajando muy duro.

[En 2014, el experimento BICEP2 del Centro de Astrofísica de Harvard lanzó un comunicado diciendo que habían detectado ondas gravitacionales primordiales, procedentes del Big Bang. Un análisis posterior del Instituto Max Planck de Alemania demostró que era una señal errónea causada por una nube de polvo galáctico].

Cuando salieron los resultados del Planck, todo lo que la gente quería saber es si el BICEP llevaba razón o no, omitiendo la detección más espectacular de una polarización, hecha por el Planck con un nivel de precisión increíble, pero a nadie le importó.

Entiendo.

Usted entiende lo que digo. Por tanto, uno tiene que ser cuidadoso al formular ese tipo de cosas. Por supuesto, un científico tiene que trabajar para el público pero no todo lo que interesa al público es interesante para la ciencia. Me gusta hablar con escolares, ese es mi culmen. Es bueno inspirar a las nuevas generaciones para que se dediquen a la ciencia, pero el resto de la sociedad no debe olvidar que cualquier cosa que tienen, todos esos dispositivos, es gracias a la ciencia.

 


Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting