martes, 19 de marzo del 2019 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Cosas de Física

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Física    ~    Comentarios Comments (2)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Uno de los lectores nos enlaza con la Revista online de ciencia, tecnología, historia, salud y medio ambiente que arriba reseño como título y en la que se ha publicado un interesante artículo que demuestra que, cada día, los físicos modernos profundizan más y más y en los secretos de la mecánica cuántica que, como podemos ver al leer el trabajo aquí expuesto, cada día van siendo desvelados más y más y, si la técnica continúa avanzando, la observación y el experimento avanzan como lo están haciendo y, vamos ganando en la capacidad de efectuar mediciones cada vez más precisas, es posible, sólo posible, que algún día en el futuro podamos saber algo más sobre ese minsterioso “universo” cuántico que rige las leyes de lo muy pequeño. Aquí os dejo el artículo que, de seguro, será interesante para muchos.

Ciencia

Tenemos que cambiar la desigualdad de Heisenberg

By Octavio Ortega ⋅ enero 25, 2012

                      Ahí estaban casi todos. ¡Qué personajes!

En general se acepta que con ocasión del Congreso Solvay de 1927 se estableció una interpretación coherente de las ecuaciones y los principios de la mecánica cuántica. Sin embargo, un cuidadoso estudio de las comunicaciones de este congreso muestra que hubo muchos desacuerdos y diferencias entre los físicos de la época sobre el contenido físico de la teoría cuántica.

Disponemos en este momento de la interpretación probabilística de la función de onda de un sistema físico, dada por Max Born, y las famosas desigualdades de Heisenberg. Pero en retrospectiva, ahora parece que incluso para el joven Werner Heisenberg, el significado de estas desigualdades no era bien entendido. En términos más generales, se puede incluso decir que la vaguedad que aún prevalecía en la mente de la época persiste en muchas presentaciones elementales de la física cuántica que se hacen a los estudiantes universitarios de primer año. Esto se traduce en general por generar contrasentidos de dificultad suplementaria al aprendizaje de la física cuántica.

Las desigualdades de Heisenberg son un buen ejemplo. A menudo el estudiante que comienza a estudiar Física, engañado por el nombre de “relaciones de incertidumbre” que a veces se utiliza para referirse a estas desigualdades, piensa que existe de hecho una posición y una velocidad de una partícula cuántica, pero las leyes de la física nos permiten conocer, con una precisión infinita, estas dos variables al mismo tiempo.

Pero no se trata de…

Estas desigualdades reflejan dos cosas.

Un sustrato físico fuera del espacio y el tiempo

 

La primera es que si todavía piensas en los fenómenos cuánticos con imágenes de las partículas y las ondas clásicas de espacio y tiempo (algo a lo que estamos obligados a utilizar instrumentos de medida macroscópicos que obedezcan a las leyes de la física clásica), entonces hay límites más allá de que estas imágenes ya no son pertinentes para la descripción de un objeto cuántico. En otras palabras, los electrones y los fotones no son bolas de billar, no hay tal cosa en el mundo cuántico. La mayoría de los casos,observamos sucesos físicos cuyas relaciones tienen características que, según los experimentos, son una reminiscencia de los objetos con posición y velocidad, pero en el fondo están más allá del espacio y el tiempo.

Sólo tiene sentido un formalismo matemático que describe los resultados de las mediciones y las múltiples relaciones entre los diversos aspectos de nuestra experiencia. En realidad, es una sutil interpretación de la física, de alguna manera platónica, puesto que las matemáticas son la materia fundamental, fuera del espacio y el tiempo, fuera de las leyes de la física. También es debido al énfasis positivista en el procedimiento experimental y necesariamente el significado y la definición de los conceptos físicos.

Una dispersión estadística de las medidas intrínsecas

La segunda cosa es que estas desigualdades reflejan que los resultados de las mediciones tienen una dispersión estadística. Por lo tanto, no es un defecto en el conocimiento de los valores de los parámetros físicos de las partículas, como es el caso de la teoría clásica de los gases, lo que requiere la participación de las probabilidades y las incertidumbres de las mediciones.

Desafortunadamente, en los primeros intentos de explicar la desigualdad matemáticamente, el joven Heisenberg dejó más o menos entendido, y tal vez pensó realmente que las razones para el surgimiento de la probabilidad de la mecánica cuántica no eran en el fondo tan diferentes de sus actividades en la física clásica. El cuanto de acción descubierto por Planck significaba también que jamás podrá medir arbitrariamente la perturbación de un instrumento de medición sobre el sistema físico observado.

 Werner Heisenberg en 1936.

Werner Heisenberg en 1936. © AIP Emilio Segre Visual Archives

 Si la posición y velocidad de un electrón no son características que existen de forma simultánea, los resultados de sus acciones serían al azar por el hecho de que la incertidumbre sobre el estado de una de estas cantidades para un observador macroscópico, combinado con el efecto perturbación incontrolable de la medida, y que no puede ser anulada, implica el desarrollo de la incertidumbre acerca de la otra cantidad.

Matemáticamente, estamos ante el célebre producto de la incertidumbre en la posición x de una partícula con la incertidumbre sobre la cantidad de movimiento Px de esta partícula que no puede ser menor que una fracción bien definida de la constante de Planck.

Como pronto descubrimos, en la mecánica cuántica, el resultado matemático de la incertidumbre de las mediciones se encuadra en lo que se llama la dispersión o la desviación estándar asociada con los resultados de la medición, era en realidad una validez de varios pares de magnitudes físicas que se conjugan.

Tenemos aquí la desigualdad de Heisenberg para la energía y un término relacionado con un sistema físico (por ejemplo, la masa y la duración de una partícula inestable) o los componentes del momento angular de una partícula, por ejemplo.

Bastante rápido también, los partidarios de la llamada interpretación de Copenhague de la teoría cuántica, que Heisenberg, se dio cuenta de que el aspecto probabilístico de la mecánica cuántica de medición era intrínseco y que no era una cuestión de incertidumbre sobre el valor de una medida tal como se encuentra ya en la física clásica.

La idea de una alteración del instrumento de medición, sin embargo, sigue siendo un buen recurso para introducir la enseñanza conceptual sutil, que más propiamente se llama la desigualdad de Heisenberg.

Yuji Hasegawa y Masanao Ozawa

De izquierda a derecha Yuji Hasegawa y Masanao Ozawa. © Universidad Tecnológica de Viena

Sin embargo, desde hace algún tiempo, sin cuestionar la interpretación ortodoxa de la mecánica cuántica totalmente verificado desde hace por lo menos 30 años por el trabajo sobre el efecto EPR, la experiencia de elección retardada de John Wheeler o los obtenidos en la decoherencia por Serge Haroche y sus colegas, un físico japonés dijo que había algo de verdad en las primeras reflexiones de Heisenberg.

La mecánica cuántica sigue siendo válida

Para Masanao Ozawa, las desigualdades de Heisenberg deberían ampliarse para incluir, además de los valores inherentes a la dispersión de las variables físicas de la mecánica cuántica, el efecto de la alteración del instrumento de medición en línea con las ideas iniciales Heisenberg. En 2003, había obtenido diversas desigualdades.

En algunas situaciones experimentales, se deberían permitir las medidas para separar las dos formulaciones es precisamente lo que anuncia que un grupo de físicos en un artículo publicado en la revista Nature.

Un expermientador japonés, Yuji Hasegawa, ha unido fuerzas con sus colegas austriacos que utilizan haces de neutrones polarizados en la Universidad Tecnológica de Viena. Según la mecánica cuántica, los valores del spin de un neutrón que se miden en dos direcciones ortogonales son precisamente las cantidades combinadas, como son la posición y el ímpetu de una partícula en una sola dirección. Se pueden realizar mediciones precisas de los valores de los giros, aunque empañados con los errores y una perturbación inevitable.

Los investigadores encontraron que las desigualdades efectivas clásicas de Heisenberg son violadas, pero las de Ozawa verificadas. Si bien no pone en tela de juicio la interpretación ortodoxa de la mecánica cuántica, no hay duda de que cuando se explora con más precisión el mundo cuántico, ya sea con nanotecnología o preguntas relacionadas con la informática ligada a los ordenadores cuánticos, el resultado constituye un desarrollo interesante.

Werner Heisenberg (izquierda) y Niels Bohr (derecha)

Dos de los padres fundadores de la teoría cuántica y su interpretación física, Werner Heisenberg (izquierda) y Niels Bohr (derecha). © AIP Niels Bohr Library

De vez en cuando me gusta dejar aquí algún que otro trabajo que leo por ahí y que, tratándose de física o astronomía, nos trae noticias o nos deja una impresión sobre algunos puntos determinados desde una perspectiva que nos enriquece y nos hacer ver las cosas desde otro ángulo diferente.

Que os guste el reportaje.

 

  1. 1
    Rafael
    el 24 de abril del 2013 a las 9:06

    Buenos dias emilio:
    Solo recomendar un libro que lei hace unos meses y que amplia todo lo que acontecio en los inicios de la mecanica cuantica… Quantum de Manjit Kumar edit Kairos… es una deliciosa obra que mezcla ciencia e historia y refleja los entresijos generadores de la teoria cuantica, pone acento sobre las interacciones de los grandes cientificos que con sus visiones de debates y elementos de competencia dieron un empujon hacia el futuro al mundo…
    Otra cosa …despues de leer a  G.hooft ( particulas elementales), y casi terminar con Lederman ( por ciero ambos libros interesantisimos), ahora ando con S Weinberg “el sueño de una teoria final”, y con Tesla “yo y la energia”… y tras reflexionar llego a la conclusion de que todos tienen mentes brillantes y sus aportaciones a nivel cientifico estan fuera de toda duda ( p .Noble) pero noto que a tesla estando al nivel de todo estos grandes de la historia no se le ha reconocido internacionalmente su aportacion… tiene esto algun sentido ( dejando fuera teorias conspiranoicas)… es justo que el padre de la electricidad alterna, de los motores polifasicos y otras tantas cosas sea un cajon de satre para la pseudociencia y no un referente en los manuales cientificos… cual es tu opinion Emilio?
    Un abrazo.Rafael

    Responder
    • 1.1
      emilio silvera
      el 24 de abril del 2013 a las 12:01

      MI opinión amigo Rafael, es que, como en todas partes, también en esto de la ciencia han habido y siguen habiendo injusticias y no es oro todo lo que reluce. Intereses creados y el Establimen establecido, los que están en los grandes puestos ocupandos los cargos más importantes, a veces, no quieren que nada se mueva para que su sillón siga estable. Y, lo mismo que siempre también, intereses de mucho peso ha postergado a algunos que, siendo de ideas punteras que tenían la semilla seminal de algo grande… la dejaron correr e incluso trataron de taparla, de meterla en el baul del olvido porque, en ese momento, por lo que fuera, no interesaba que todas aquellas ideas salieran a la luz.
      Los humanos somos así. Si miras la historia está llena de historias en las que, personas que tuvieron la idea luminosa de un descubrimiento, quedaron postergadas y otros, se llevaron los laureles.
      Hablaremos algún día de eso en este lugar. dejando algunos ejemplos.
      SAludos.

      Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting