lunes, 22 de julio del 2024 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Somos fruto de la evolución del Universo

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Evolución    ~    Comentarios Comments (4)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 

 

           Imagenes para el amor de tu vida (Recientes)2

 

La Naturaleza es sabia. De otra manera no se podría comprender cómo ha podido poner dentro de nosotros todos esos “ingredientes” que nos hace ser como somos y sentir como sentimos. ¿Cómo explicar el Amor?

                            
Para qué la fotosíntesis? | Garden Center Fuerteventura
                                                   Contempla a la bella galaxia espiral en esta foto del telescopio Hubble

Una Galaxia es simplemente una parte pequeña del Universo, nuestro planeta es, una mínima fracción infinitesimal de esa Galaxia, y, nosotros mismos, podríamos ser comparados (en relación a la inmensidad del cosmos) con una colonia de bacterias pensantes e inteligentes. Sin embargo, todo forma parte de lo mismo y, aunque pueda dar la sensación engañosa de una cierta autonomía, en realidad todo está interconectado y el funcionamiento de una cosa incide directamente en el comportamiento de las otras. La Luna y la Tierra, nosotros con el planeta, el planeta y el resto del Sistema solar, las galaxias del Grupo Local… ¡Todo incide en todo! De alguna manera.

                      ISÓTOPOS Y RADIOACTIVIDAD

    Sí, en nuestro universo cuando algo cambia, muchas otras cosas serán distintas. Un ejemplo simple sería imaginar que la masa del protón o la carga del electrón variara aunque solo fuese una diezmillonésima. En ese caso, los átomos no se podrían formar y, la vida no existiría en nuestro Universo. Precisamente por eso, ambas, la masa del protón y la carga del electrón… ¡Son constantes universales que no varían con el paso del tiempo!

                                  Conciencia: ¿Qué es? ¿Cómo se desarrolla?

                                                     La conciencia se ha ido desarrollando poco a poco

Pocas dudas pueden caber a estas alturas del hecho de que poder estar hablando de estas cuestiones, es un milagro en sí mismo. Después de millones y millones de años de evolución, se formaron las conciencias primarias que surgieron en los animales con ciertas estructuras cerebrales de alta complejidad que, podían ser capaces de construir una escena mental, pero con capacidad semántica o simbólica muy limitada y careciendo de un verdadero lenguaje.

         189 EL ALMA OCULTA EN LA ALTERACIÓN DEL CUERPO. 190 “El hombre desnudo se  ha desnudado más que la mujer, y el hombre maduro más que el joven, […] el  joven. - ppt descargar189 EL ALMA OCULTA EN LA ALTERACIÓN DEL CUERPO. 190 “El hombre desnudo se  ha desnudado más que la mujer, y el hombre maduro más que el joven, […] el  joven. - ppt descargar

La conciencia de orden superior (que floreció en los humanos y presupone la coexistencia de una conciencia primaria) viene acompañada de un sentido de la propia identidad y de la capacidad explícita de construir en los estados de vigilia escenas pasadas y futuras. Como mínimo, requiere una capacidad semántica y, en su forma más desarrollada, una capacidad lingüística.

Redes de neuronas, misterio para los estudiosos del cerebro - Ciencia UNAMDiseñan prótesis neuronales que reemplazan partes del cerebro dañadas

Los procesos neuronales que subyacen en nuestro cerebro son en realidad desconocidos y, aunque son muchos los estudios y experimentos que se están realizando, su complejidad es tal que, de momento, los avances son muy limitados. Estamos tratando de conocer la máquina más compleja y perfecta que existe en el Universo.

Si eso es así, resultará que después de todo, no somos tan insignificantes como en un principio podría parecer, y solo se trata de tiempo. En su momento y evolucionadas, nuestras mentes tendrán un nivel de conciencia que estará más allá de las percepciones físicas tan limitadas. Para entonces, sí estaremos totalmente integrados y formando parte, como un todo, del Universo que ahora presentimos.

El carácter especial de la conciencia me hace adoptar una posición que me lleva a decidir que no es un objeto, sino un proceso y que, desde este punto de vista, puede considerarse un ente digno del estudio científico perfectamente legítimo.

           Sistema de Neuronas Espejo: función, disfunción y propuestas de  rehabilitaciónDesvelan modelo matemático que subyace a la formación de recuerdos

“Para que su información sea relevante las neuronas deben conectarse entre sí formando circuitos que conforman el sistema nervioso. Se calcula que un cerebro adulto tiene unos 86.000 millones de neuronas, cada una procesa su propia información que luego envía a otras de las que también recibe noticias. Cada neurona se conecta hasta con otras cincuenta mil.”

                                             Procesos Básicos - Lessons - Blendspace

                             Se genera dentro de nosotros pero… ¡Permanece fuera! Es inmaterial

La conciencia plantea un problema especial que no se encuentra en otros dominios de la ciencia. En la Física y en la Química se suele explicar unas entidades determinadas en función de otras entidades y leyes. Podemos describir el agua con el lenguaje ordinario, pero podemos igualmente describir el agua, al menos en principio, en términos de átomos y de leyes de la mecánica cuántica. Lo que hacemos es conectar dos niveles de descripción de la misma entidad externa (uno común y otro científico de extraordinario poder explicativo y predictivo. Ambos niveles de descripción) el agua líquida, o una disposición particular de átomos que se comportan de acuerdo con las leyes de la mecánica cuántica (se refiere a una entidad que está fuera de nosotros y que supuestamente existe independientemente de la existencia de un observador consciente.)

Colegio de Psicología CPPEJAC | neuropsicologia

Conexiones sin fin

En el caso de la conciencia, sin embargo, nos encontramos con una simetría. Lo que intentamos no es simplemente comprender de qué manera se puede explicar las conductas o las operaciones cognitivas de otro ser humano en términos del funcionamiento de su cerebro, por difícil que esto parezca. No queremos simplemente conectar una descripción de algo externo a nosotros con una descripción científica más sofisticada. Lo que realmente queremos hacer es conectar una descripción de algo externo a nosotros (el cerebro), con algo de nuestro interior: una experiencia, nuestra propia experiencia individual, que nos acontece en tanto que observadores conscientes. Intentamos meternos en el interior o, en la atinada ocurrencia del filósofo Thomas Nagel, saber qué se siente al ser un murciélago. Ya sabemos qué se siente al ser nosotros mismos, qué significa ser nosotros mismos, pero queremos explicar por qué somos conscientes, saber qué es ese “algo” que nos hace ser como somos, explicar, en fin, cómo se generan las cualidades subjetivas experienciales. En suma, deseamos explicar ese “Pienso, luego existo” que Descartes postuló como evidencia primera e indiscutible sobre la cual edificar toda la filosofía.

                                   Pienso, luego existo" by Cindy Potanski

Ninguna descripción, por prolija que sea, logrará nunca explicar cabalmente la experiencia subjetiva. Muchos filósofos han utilizado el ejemplo del color para explicar este punto. Ninguna explicación científica de los mecanismos neuronales de la discriminación del color, aunque sea enteramente satisfactorio, bastaría para comprender cómo se siente el proceso de percepción de un color. Ninguna descripción, ninguna teoría, científica o de otro tipo, bastará nunca para que una persona daltónica consiga experimentar un color.

     El paisaje del 'out-view' - IluminaciónPaisaje: Las miradas”, un camino de luz y color por el impresionismo  abstracto | Radio Nacional

En un experimento mental filosófico, Mary, una neurocientífica del futuro daltónica, lo sabe todo acerca del sistema visual y el cerebro, y en particular, la fisiología de la discriminación del color. Sin embargo, cuando por fin logra recuperar la visión del color, todo aquel conocimiento se revela totalmente insuficiente comparado con la auténtica experiencia del color, comparado con la sensación de percibir el color. John Locke vio claramente este problema hace mucho tiempo.

Los lugares nevados más espectaculares del mundo - Gatos del Pirineo -  Nevasport.com

Pensemos por un momento que tenemos un amigo ciego al que contamos lo que estamos viendo un día soleado del mes de abril: El cielo despejado, limpio y celeste, el Sol allí arriba esplendoroso y cegador que nos envía su luz y su calor, los árboles y los arbustos llenos de flores de mil colores que son asediados por las abejas, el aroma y el rumor del río, cuyas aguas cantarinas no cesan de correr transparentes, los pajarillos de distintos plumajes que lanzan alegres trinos en sus vuelos por el ramaje que se mece movido por…

            3d mural colorido paisaje flores ramas multicolores con árboles y cascada  de agua del lago | Foto Premiumárbol en flor, sol, cenario, bonito, multicolor, guión, Flores, belleza,  bosques, Fondo de pantalla HD | Peakpx

… una brisa suave, todo esto lo contamos a nuestro amigo ciego que, si de pronto pudiera ver, comprobaría que la experiencia directa de sus sentidos ante tales maravillas, nada tiene que ver con la pobreza de aquello que le contamos, por muy hermosas palabras que para hacer la descripción empleáramos.

La mente humana es tan compleja que, no todos ante la misma cosa, vemos lo mismo. Nos enseñan figuras y dibujos y nos piden que digamos (sin pensarlo) la primera cosa que nos sugiere. De entre diez personas solo coinciden tres, los otro siete divergen en la apreciación de lo que el dibujo o la figura les sugiere.

                                                      Moral XXV. El libre albedrío I

Lo cierto es que aquí, el libre albedrio es limitado, y, dependiendo de nuestras circunstancias personales, podremos escoger o no el camino a seguir y otras decisiones que siempre estarán supeditas a… ¡Tántas cosas!

Esto nos viene a demostrar la individualidad de pensamiento, el libre albedrío para decidir. Sin embargo, la misma prueba, realizada en grupos de conocimientos científicos similares y específicos: Físicos, matemáticos, químicos, etc., hace que el número de coincidencias sea más elevada, más personas ven la misma respuesta al problema planteado. Esto nos sugiere que, la mente está en un estado virgen que cuenta con todos los elementos necesarios para dar respuestas pero que necesita experiencias y aprendizaje para desarrollarse.

                                                 Ha llegado el ser humano al límite del conocimiento?

                                Para algunos, la conciencia es acomodaticia, otros no podemos esquivarla

¿Debemos concluir entonces que una explicación científica satisfactoria de la conciencia queda para siempre fuera de nuestro alcance?

¿O es de alguna manera posible, romper esa barrera, tanto teórica como experimental, para resolver las paradojas de la conciencia?

La respuesta a estas y otras preguntas, en mi opinión, radica en reconocer nuestras limitaciones actuales en este campo del conocimiento complejo de la mente, y, como en la Física cuántica, existe un principio de incertidumbre que, al menos de momento (y creo que en muchos cientos de años), nos impide saberlo todo sobre los mecanismos de la conciencia y, aunque podremos ir contestando a preguntas parciales, alcanzar la plenitud del conocimiento total de la mente no será nada sencillo, entre otras razones está el serio inconveniente que suponemos nosotros mismos, ya que, con nuestro que hacer podemos, en cualquier momento, provocar la propia destrucción.

                                                                           Somos Universo - Todo lo que habita en nosotros, nuestro cuerpo, nuestra  mente, nuestra conciencia y el espacio exterior, son un sólo ser. Todos  formamos este enorme, infinito, cuántico, fractálico y poderoso            El Universo y la Mente : Blog de Emilio Silvera V.

Dentro de nuestros cerebros están todos los objetos del Universo y, también, todas las respuestas a las preguntas que planteamos y no han tenido respuestas. Sin embargo, es sólo cosa de tiempo, a medida que la evolución avance, las respuestas llegaran con el conocimiento de cómo funciona la Naturaleza, la madre de todo lo que pasa a nuestro alrededor y también, de lo que, de momento, no podemos ver.

Un gran amor - Película (1989) - Dcine.orgCómo olvidar un gran amor y vivir para contarlo en el 2021

Una cosa si está clara: ninguna explicación científica de la mente podrá nunca sustituir al fenómeno real de lo que la propia mente pueda sentir. ¿Cómo se podría comparar la descripción de un gran amor con sentirlo, vivirlo física y sensorialmente hablando?

Hay cosas que no pueden ser sustituidas, por mucho que los analistas y especialistas de publicidad y marketing se empeñen, lo auténtico siempre será único. Si acaso, el que más se puede aproximar, a esa verdad,  es el poeta.

emilio silvera

 

  1. 1
    emilio silvera
    el 24 de julio del 2015 a las 6:47

    Si nuestro Universo fuera diferente, si el electrón tuviera una carga distinta y el protón otra masa, si los núcleos de los átomos no estuvieran equilibrados con la carga negativa de los electrones,,, Si algunas de esas cuestiones fuesen diferentes, seguramente, no estaríamos aquí.
    Estamos por el simple hecho de que nuestro Universo es como es. Aunque parezca una perogrullada, así son las cosas, y, hemos venido a este mundo porque las estrellas pudieron fabricar, en sus hornos nucleares, mediante la fusión nuclaer, los materiales complejos necesarios para que se constituyeran, primero en átomos, más tarde en moléculas y células, sustancias y cuerpos, en estructuras complejas que, en algunos casos (como es el nuestro), alcanzaron los pensamientos, es decir, la consciencia de Ser.
    El Universo es uniforme y, en general, las leyes que lo rigen son las mismas en todas partes. Todo lo que ocurre está dinamizado por los parámetros que rigen en él y las leyes que imponen las reglas de las fuerzas fundamentales y las constantes universales de la naturaleza que está en todo lo que ha ocurrido, lo que pocurre y lo que ocurrirá. Todo es fruto de las condiciones iniciales que marcaron el futuro que tendría que ser a partir de lo que en ese primer momento pasó, es lo que los físicos llaman Causalidad, nada pasa por que sí, todo tiene un por qué, y, nosotros, los seres humanos, también tenemos una explicación que, aunque no sepamos explicarla de momento, en su búsqueda enfrascados estamos.
     

    Responder
  2. 2
    emilio silvera
    el 9 de marzo del 2022 a las 22:18

    Estamos en un Universo dinámico donde el Espacio se expande y las Mentes también. Nada permanece y todo cambia con el transcurrir del Tiempo. Existe una evolución que tiene una línea de salida (el comienzo) y otra de llegada (el final), y mientras se realiza el recorrido entre principio y fin (nada es eterno), la entropía se encarga de hacer su trabajo llevando el caos a todos los sistemas cerrados, y, el Universo es un sistema cerrado como lo sería la Tierra y el Sol o cualquiera de nosotros.

    Lo que resulta fascinante es la gestación de elementos en las estrellas y el proceso entre el nacimiento y muerte estelar que finalizan sus “vidas” dejando regado grandes espacios con los materiales que formarán nuevas estrellas, nuevos mundos y… ¿Nueva formas de Vida?

    Hay cuestiones complejas que hemos estudiado segregando sus partes que son más sencillas de comprender por separado: Los átomos se juntan para formar moléculas y éstas lo hacen para formar células que, cuando se juntan, conforman cuerpos, unas veces inertes y otras vivos.

    Todavía nos preguntamos: ¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Hacia donde vamos?

    Con mayor o menor éxito los grandes pensadores y filósofos trataron de contestarlas y, lo único que consiguieron fue exponer conjeturas y teorías de lo que podría haber sido la presencia de la Vida en el Universo. Sin embargo, cuando miramos detenidamente todo lo que pasa en esa inmensa burbuja llena de galaxias, nos asombra el comportamiento de la Naturaleza que trabaja de la manera adecuada para conseguir sus fines; Sin estrellas no existiría la vida, ya que, en ellas se forman los elementos de los que estamos hechos los seres vivos.

    Otra de las muchas curiosidades que podemos constatar es que, si la masa del protón o la carga del electrón cambiara aunque solo fuese una diezmilésima parte, no podrían haber formado los átomos y la vida, tal como la conocemos nunca podría haber surgido.

    Sabiendo éstas cuestiones, uno a veces se podría preguntar: ¿Sabía el Universo que íbamos a venir?

    Responder
  3. 3
    nelson
    el 11 de marzo del 2022 a las 0:44

    Hola muchachada.
    Hola Amigo Emilio.
    Algo de filosofía:
    … “¿Quién soy yo? ¿Qué somos los humanos? ¿Qué posición ocupamos en el universo? ¿De qué estamos hechos, con quién estamos emparentados, qué posibilidades y limitaciones tenemos? Sólo un humanismo amplio y profundo puede responder a estas preguntas. Los humanistas del Renacimiento no eran tan ambiciosos. Los ecos del big bang retumban todavía en las partículas de que estamos hechos. Nuestra composición química es más afín a la cósmica que a la terrestre. Por el hidrógeno que llevamos dentro (formado junto al fogonazo de la radiación cósmica de fondo) somos hijos de la luz. Por el carbono, el nitrógeno y el oxígeno (forjados en los hornos estelares y dispersados en explosiones agónicas de supernovas) somos polvo de estrellas. El microcosmos de nuestro cuerpo es el compendio de la historia del macrocosmos, como los clásicos no se cansaron de subrayar. Con frecuencia se ha usado esta metáfora del microcosmos (el humán) como recapitulación del macrocosmos (el universo). Aunque exagerada, la metáfora encierra algo de verdad. Una mirada a nosotros mismos revela muchas huellas de la historia del universo y de la vida. Y nuestras múltiples semejanzas bioquímicas y genéticas con el resto de los seres vivos terrestres documentan las diversas etapas de la historia de la vida.
    Somos sistemas físicos, partes del universo, pero no partes cualesquiera: somos (o podemos llegar a ser) partes concientes del universo y, por tanto, partes de la conciencia cósmica. La conciencia cósmica es la conciencia distribuida del universo (la conciencia divina, si se quiere). Cuando nuestro cerebro piensa, decimos que nosotros pensamos. Nuestro cerebro es parte nuestra, pero nosotros somos partes del universo y, por tanto, nuestro cerebro es parte del universo. Cuando pensamos en el universo con nuestro cerebro, el universo se piensa a sí mismo en nuestro cerebro. Nuestros pensamientos son chispas divinas, chispas de la conciencia cósmica. Es posible que otras criaturas piensen también en el universo en algún otro lugar en la vasta inmensidad del espaciotiempo, pero no lo sabemos. Si existen, ellas son también partes de la conciencia cósmica distribuida, participantes, como nosotros, en la autoconciencia del universo.“…
    “El espejo roto del conocimientoy el ideal de una visión coherente del mundo”Jesús Mosterín (1941- 2017)Instituto de Filosofía (CSIC), España

    Un abrazo.

    Responder
  4. 4
    emilio silvera
    el 11 de marzo del 2022 a las 4:39

    ¡Hola, amigo Nelson!

    Ni una coma se puede quitar de lo que has reflejado más arriba. A estas alturas pocas dudas pueden caber de que somos parte del Universo (una parte que piensa y tiene consciencia de Ser). Nuestros átomos, los que forman nuestros cuerpos se forjaron en las estrellas y, a partir de la físico, surgió ese otro Ente que todos llevamos dentro (más o menos cultivado), y que produce esa chispar de luz en forma de ideas, pensamientos y sentimientos.

    La ciencia ha podido confirmar que nuestros cuerpos están forjados de polvo de estrellas. Más del 95% de nosotros es (confirmado por la ciencia), polvo cósmico. Tal pensamiento no es nada nuevo y hace mucho tiempo ya que nuestros ancestros, pensadores de todas las regiones del mundo, dejaron muestra de ello:

    “Sé humilde pues estás hecho de tierra. “Sé noble pues estás hecho de estrellas.”, decía un antiguo proverbio chino. Un tal Crowley, allá por los principios del siglo XX decía: “cada hombre y cada mujer es una estrella”. El conocido Carl Sagan decía que el Cosmos estaba dentro de nosotros, que estábamos hecho de sustancia de estrellas.

    Como sabemos, toda la materia orgánica que contiene Carbono, originalmente, se produjo en las estrellas mediante el “Efecto Triple Alfa”, ese Carbono ha viajado a través del Espacio y del Tiempo transportado por los mundos surgidos del material remanente de Supernovas y, pasado miles de millones de años, los mundos situados en las zonas habitables de sus estrellas, pudieron hacer realidad la finalidad que “tenía” el Universo, es decir, que surgiera la Vida teniendo como base ese elemento esencial.

    Sí, amigo Nelson, somos seres de luz y, algunos de nosotros, brillan más que los otros. Ellos son los que han ido trazándonos el camino a seguir que, de vez en cuando, con personajes siniestros que todos conocemos a lo largo de la Historia, se empeñan en torcer ese camino para llevarnos al Caos.

    Espero que la sensatez y la racionalidad se imponga al fin antes de que sea demasiado tarde.

    Un abrazo, amigo.

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting