miércoles, 03 de marzo del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¿El origen del Universo? ¡Cómo puedo saberlo yo!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Universo misterioso    ~    Comentarios Comments (18)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 « 

 »

 

Resultado de imagen de El comienzo de todo, el surgir del Universo

 

Este es el Modelo adoptado para el surgir del Universo que nos acoge y, aunque algunos cabos quedan sueltos, es lo que más se asemeja a las observaciones y pruebas realizadas que coinciden con éste suceso creador del Universo al que pertenecemos.

 

 

Puede que todo surgiera a partir de esa densidad infinita. Allí comenzó el Tiempo y el nuevo universo se expandió, se crearon las partículas de materia, que se juntaron para formar los núcleos que al verse arropados por los electrones con sus cargas negativas, venían a equilibrar lsas positivas de los protones y, de esa manera, se pudieron univer para formar moléculas y materia. Sustancia cósmica primero, estrellas y galaxias después, y, dentro de todo eso, los mundos y la vida. Pensando en todo esto, a uno se le viene a la cabeza pensamientos del pasado, enseñanzas escolares y preguntas que no tienen respuestas.

 

 

 

“¿Dónde estabas tú cuando yo puse los cimientos de la Tierra? Dilo si tienes entendimiento.” Claro que a esta pregunta, lo único que podríamos contestar sería:

¿Quién sabe realmente? La especulación sobre el origen del universo es una vieja actividad humana que está sin resolver, ya que, pretendemos saber algo que no sabemos si llegó a ocurrir, toda vez que incluso, podría ser, que el universo esté aquí  siempre. Y, si llegó como algo nuevo, tampoco sabemos, a ciencia cierta, cómo y de dónde lo hizo. Pero, nosotros, los humanos, no dejamos de especular con esta cuestión de compleja resolución y dejamos volar nuestra imaginación en forma de conjeturas y teorías que, no siempre son el fiel reflejo de lo que pudo pasar que, de momento, permanece en el más profundo anonimato.

La Humanidad forma parte indisoluble, indistinguible del cosmos. Todo lo que somos surgió con el mismo universo y en el corazón de las estrellas. En palabras de Sagan, somos polvo de estrellas.

Claro que, la Humanidad y el Universo están tan juntos, tan conectados que, sería imposible que no hablaran de él, y, sobre todo, que no trataran de saber su comienzo (si es que lo hubo) y, hurgar en su dinámica  poder entender nuestra presencia aquí junto con las estrellas de las que procedemos y de las galaxias que son las villas del Universo que alojan a cientos de millones de mundos habitados que, como la Tierra, tienen otras criaturas que también, ellas se preguntan por el principio y el final para poder conocer sus destinos.

Resultado de imagen de el Universo surgió de la nada

                  Está claro que de la nada… Nada pudo surgir, y, si surgió… ¡Es porque había!

Algunos nos dicen que el Universo surgió de la “Nada” y, está claro que la Nada no  existir y, si surgió es porque había, con lo cual, la Nada queda invalidada. Pero, si hubo un suceso de creación, ¿que duda nos puede caber de que tuvo que haber una causa? Lo cierto es que, en las distintas teorías de la “creación” del universo, existen muchas reservas.

No obstante tales reservas, unos pocos científicos trataron de investigar la cuestion de cómo pudo haberse originado el universo, aunque admitiendo que sus esfuerzos quizás eran “prematuros”, como dijo Weinberg con suavidad. En el mejor de los casos, contemplado con una mirada alentadora, el realizado hasta el momento, parece haber encendido una lámpara en la antesala de la génesis. Lo que allí quedó iluminado era muy extraño, pero era, en todo caso, estimulante. No cabía descubir algo familiar en las mismas fuentes de la creación.

Hemos podido contemplar como en la Nebulosa del Águila nacen nuevas estrellas masivas. Sin embargo, no hemos llegado a poder saber, con certeza como surgió el Universo entero y de dónde y porqué lo hizo para conformar un vasto espacio-tiempo lleno de materia que evolucionaría hasta poder conformar las estrellas y los mundos en enormes galaxias, y, en esos mundos, pudieron surgir criaturas que, conscientes de SER, llegaron  un nivel animal rudimentario, hasta los más sofisticados pensamientos que les hicieron preguntarse: ¿Quiénes somos, de dónde venimos, hacia dónde vamos? Y, esas preguntas, realizadas 14.000 millones de años después del comienzo del tiempo, y  junto a la pregunta del origen del Universo, todavía, no han podido ser contestadas. Nuestro intelecto evoluciona pero, sus límites son patentes.

Imagen relacionada

Las estrellas nacen en densas nubes de gas molecular y polvo. Cuando la densidad local es lo suficientemente alta, gracias a la gravedad…

Una estrella que se  en la Nebulosa comienza siendo protoestrellas y, cuando entra en la secuencia principal, brilla durante miles de millones de años durante los cuales crea nuevos elementos a partir del más sencillo, el Hidrógeno. Los cambios de fase que se producen por fusión en el horno nuclear de las estrellas, son los que han permitido que existieran los materiales necesarios para la química de la vida que, al menos hasta donde sabemos, no apareció en nuestro planeta Tierra, hasta hace unos 4.o0o millones de años, y, desde entonces, ha  evolucionando para que ahora, nosotros, podamos preguntas, por el origen del universo.

Los científicos han imaginado y han puesto sobre la mesa  su estudio, dos hipótesis, la llamada génesis del vacío, y la otra, génesis cuántica y ambas, parecían indicar mejor lo que el futuro cercano podía deparar al conocimiento humano sobre el origen del Universo.

Resultado de imagen de El UNiverso surgió de una fluctuación de vacío

La Génesis de vacío: El problema central de la cosmología es explicar como algo surge de la nada. Por “algo” entendemos la totalidad de la materia y la energía, el espacio y el tiempo: el universo que habitamos. Pero la cuestión de lo que significa NADA es más sitíl. En la ciencia clásica, “nada” era un vacío, el espacio vacío que hay entre dos partículas de materia. Pero  concepción siempre planteaba problemas, como lo atestigua la prolongada indagación sobre si el espacio estaba lleno de éter, y en todo caso no sobrevivió al advenimiento de la física cuántica.

El vacío cuántico nunca es realmente vacío, sino que resoba de partículas “virtuales”. Las partículas virtuales pueden ser concebidas como la posibilidad esbozada por el principio de indeterminación de Heisenberg de que una partícula “real” llegue en un tiempo determinado a un lugar determinado. Como las siluetas que salen de pronto en un campo de tiro policial, representan no sólo lo que es sino también lo que podría ser.  el punto de vista de la física cuántica, toda partícula “real” está rodeada por una corona de partículas y antipartículas virtuales que borbotean del vacío, interaccionan unas con otras y luego desaparecen.

http://francisthemulenews.files.wordpress.com/2008/02/dibujo26ene2008a.jpg

Las ondas fluctúan de  aleatoria e impredecible, con energía positiva momentáneamente aquí, energía negativa momentáneamente allí, y energía cero en promedio. El aspecto de partícula está incorporado en el concepto de partículas virtuales, es decir, partículas que pueden nacer en pares (dos partículas a un tiempo), viviendo temporalmente de la energía fluctuacional tomada prestada de regiones “vecinas” del espacio, y que luego se aniquilan y desaparecen, devolviendo la energía a esas regiones “vecinas”. Si hablamos de fluctuaciones electromagnéticas del vacío, las partículas virtuales son fotonesvirtuales; en el caso de fluctuaciones de la gravedad en el vacío, son gravitones virtuales.

Resultado de imagen de Partículas virtuales que surgen del vacío -Imagenes Gips

Claro que, en realidad, sabemos poco de esas regiones vecinas de las que tales fluctuaciones toman la energía. ¿Qué es lo que hay allí? ¿Está en esa región la tan buscada partícula de Higgs? Sabemos que las fluctuaciones de vacío son,  las ondas electromagnéticas y gravitatorias, lo que los movimientos de degeneración claustrofóbicos son para los electrones. Si confinamos un electrón a una pequeña región del espacio, entonces, por mucho que uno trate de frenarlo y detenerlo, el electrón está obligado por las leyes de la mecánica cuántica a  moviéndose aleatoriamente, de forma impredecible. Este movimiento de degeneración claustrofóbico que produce la presión mediante la que una estrella enana blanca se mantiene contra su propia compresión gravitatoria o, en el mismo caso, la degeneración de neutrones mantiene estable a la estrella de neutrones, que obligada por la fuerza que se genera de la degeneración de los neutrones, es posible frenar la enorme fuerza de gravedad que está comprimiendo la estrella.

Resultado de imagen de Principio de incertidumbreResultado de imagen de Principio de incertidumbre

Una cosa sí sabemos, las reglas que gobiernan la existencia de las partículas virtuales se hallan establecidas por el principio de incertidumbre y la ley de conservación de la materia y de la energía.

http://farm5.static.flickr.com/4025/4516869871_1cd24e4f97.jpg

En un nuevo estudio, un grupo de físicos ha propuesto que la gravedad podría disparar un efecto desbocado en las fluctuaciones cuánticas, provocando que crezcan tanto que la densidad de energía del vacío del campo cuántico podría predominar sobre la densidad de energía clásica. Este efecto de predominancia del vacío, el cual surge bajo ciertas  específicas pero razonables, contrasta con la ampliamente sostenida creencia de que la influencia de la gravedad sobre los fenómenos cuánticos debería ser pequeña y subdominante.

Claro que, hablar aquí del vacío en relación al surgir del universo, está directamente asentado en la creencia de algunos postulados que dicen ser posible que, el universo, surgiera de una Fluctuación de vacío producida en otro universo paralelo y,  entonces, funciona de manera autónoma como un nuevo universo de los muchos que son en el más complejo Metaverso.

Inmediatamente después de que la llamada espuma cuántica del espacio-tiempo permitiera la creación de nuestro Universo, apareció una inmensa fuerza de repulsión gravitatoria que fue la responsable de la explosiva expansión del Universo primigenio (inflación(*)).Las fluctuaciones cuánticas del vacío, que normalmente se manifiestan sólo a escalas microscópicas, en el Universo inflacionario en expansión exponencial aumentaron rápidamente su longitud y amplitud  convertirse en fluctuaciones significativas a nivel cosmológico.

Resultado de imagen de El UNiverso surgió de una singularidad

                 Lo de la singularidad es difícil de digerir

En el Modelo corriente del big bang que actualmente prevalece y que, de momento, todos hemos aceptado al ser el que más se acerca a las observaciones realizadas, el universo surgió a partir de una singularidad, es decir, un punto de infinita densidad y de inmensa energía que, explosionó y se expansionó  crear la materia, el espacio y el tiempo que, estarían gobernados por las cuatro leyes fundamentales de la naturaleza:

Fuerzas nucleares débil y fuerte, el electromagnetismo y la Gravedad. Todas ellas, estarían apoyadas por una serie de números que llamamos las constantes universales y que hacen posible que nuestro universo, sea tal  lo podemos contemplar. Sin embargo, existen algunas dudas de que, realmente, fuera esa la causa del nacimiento del Universo y, algunos postulan otras causas como transiciones de fase en un universo anterior y otras, que siendo más peregrinas, no podemos descartar.

La Tierra con la luna

Nosotros, estamos confinados en el planeta Tierra que es un mundo suficientemente preparado para acoger nuestras necesidades físicas, pero, de ninguna manera podrá nunca satisfacer nuestras otras necesidades de la Mente y del intelecto que produce imaginación y pensamientos y que, sin que nada la pueda frenar, cual rayo de luz eyectado  una estrella masiva refulgente, nuestros pensamientos vuelan también, hacia el espacio infinito y con ellos, damos rienda suelta a nuestra más firme creencia de que, nuestros orígenes están en las estrellas y hacia las estrellas queremos ir, allí, amigos míos, está nuestro destino.

El Universo es grande, inmenso, casi infinito pero, ¿y nosotros? Bueno, al ser una parte de él, al ser una creación de la Naturaleza, estamos formando parte de  inmensidad y, precisamente, nos ha tocado desempeñar el papel de la parte que piensa, ¿tendrá eso algún significado?

Yo, no lo sé… Pero… ¿¡Quién sabe realmente!?

emilio silvera

 

  1. 1
    emilio silvera
    el 29 de marzo del 2019 a las 11:22

    “Puede que todo surgiera a partir de esa densidad infinita. Allí comenzó el Tiempo y el nuevo universo se expandió, se crearon las partículas de materia, que se juntaron para formar los núcleos que al verse arropados por los electrones con sus cargas negativas, venían a equilibrar lsas positivas de los protones y, de esa manera, se pudieron univer para formar moléculas y materia. Sustancia cósmica primero, estrellas y galaxias después, y, dentro de todo eso, los mundos y la vida. Pensando en todo esto, a uno se le viene a la cabeza pensamientos del pasado, enseñanzas escolares y preguntas que no tienen respuestas.”
     

    Claro que siempre nos hemos resistidos a tener que admitir el punto de densidad y energía infinitas del que pudo surgir todo esto que llamamos Universo y que conforma tantas y tantas cosas. Tiene que haber algo más, y, ese algo más nos lleva a plantear la pregunta: ¿Qué estaba allí presente antes del comienzo? Como no hemos sido capaces de sobrepasar el límite de Planck, no hemos podido “ver” ese más allá que nos daría las respuestas que buscamos.
     
    Como hemos dicho muchas veces, si el Universo surgió es porque había, ya que, de la Nada, nada puede surgir, y, en esa fluctuación de vacío que hizo emerger todo aquello que provocó el “nacimiento” de un Universo nuevo que evolucionó, se expandió a medida que se enfriaba y “nacían” las partículas que más tarde conformaron los átomos y los demás objetos hechos de materia que, interaccionando con las fuerzas fundamentales nos dejaron los escenarios que podemos contemplar, y, que nos dicen como es, este Universo nuestro.
     
    En todos esos acontecimientos asombrosos que estuvieron sucediendo durante más de diez mil millones de años, el Universo se llenó de estrellas, de galaxias, de mundos y… de Vida que, en algunos casos, alcanzó la consciencia de Ser para poder observar todo lo pasado, lo que estaba pasando y lo que, probablemente podría pasar.
     
    Creo que la Humanidad tiene la obligación de no dejar, que como otras especies, la nuestra perezca como parece decirnos el destino que, gracias a nuestros conocimientos, podríamos cambiar si ponemos el empeño y los medios para ello. Son muchos los mundos que nos esperan y, cuando la Tierra deje de ser el lugar adecuado como habitats de las especies que lo ocupan… ¡Habrá que emigrar a otros que, teniendo las necesarias condiciones, permitan seguir el ciclo de la Vida para ver hasta donde podemos llegar!

     
     

    Responder
  2. 2
    nelson
    el 30 de marzo del 2019 a las 13:59

    Hola muchachada.

    Encontré este interesante artículo: 

    A finales de la década de los 60 un joven profesor ayudante de la Universidad de Columbia llamado Edward Tyron asistía a un seminario impartido por uno de los cosmólogos más importantes de entonces, el británico Dennis Sciama. En una pausa durante la conferencia Tryon comentó en voz alta que quizá el universo fuera una fluctuación del vacío. La sugerencia del joven físico iba en serio pero Sciama se la tomó como un chiste y rompió a reír.
    No era un chiste. Lo que todo el mundo en aquella sala de la Universidad de Columbia escuchó fue el nacimiento de la primera idea científica que pretendía responder a la pregunta de dónde viene el universo.
    ¿Qué es una fluctuación del vacío? Tryon, con ese nombre tan extraño como rimbombante, quería describir lo que significa el vacío en una de las ramas más abstrusas de la física: la mecánica cuántica relativista.
    La idea central de la mecánica cuántica es la naturaleza probabilística del mundo atómico. En definitiva, que es imposible predecir el comportamiento de un átomo aunque se pueden predecir las propiedades, en promedio, de una gran cantidad de átomos. Lo que a nosotros nos interesa es que el propio vacío también está sujeto a estas incertidumbres cuánticas. O sea, y dicho de forma bastante burda, en el vacío puede suceder cualquier cosa, como por ejemplo, materializarse de la nada un diamante pulido del tamaño de una sandía para desaparecer acto seguido (bien es cierto que la probabilidad de que esto ocurra es infinitamente pequeña). Lo que el cosmólogo estaba intentado decir aquél día y nadie le entendió es que el universo entero surgió de este modo. Él mismo resumió perfectamente su planteamiento: el universo es una de esas cosas que sucede de vez en cuando.
    Por desgracia, la carcajada de Sciama hizo que se olvidara de su idea hasta que en 1973 Tryon publicó un artículo en la revista Nature titulado ¿Es el universo una fluctuación del vacío?. El punto crucial de su razonamiento era que toda la energía del universo, incluyendo la masa de todos los objetos que contiene, se compensa exactamente con la energía gravitatoria que hay en él y que es, por definición, negativa. O sea, que la suma de toda la energía que hay en el universo es cero y eso permitió al universo surgir, literalmente, de la nada. Y lo más importante de todo: esta aparición no viola ninguna ley de la física.

    Saludos cordiales.

    Responder
  3. 3
    Fandila Soria
    el 31 de marzo del 2019 a las 0:55

    La inexistente nada y el ser (Los algos) como contrapunto, plenos de movimiento.

    Responder
  4. 4
    nelson
    el 31 de marzo del 2019 a las 2:27

    Hola muchachada.

    La idea del comienzo del tiempo es muy difícil de comprender pues se da de narices con nuestra experiencia y nuestra intuición, no solo adquirida sino también heredada que nos dice que antes de un instante hay otro.
    Si decimos que antes del primer instante “había algo” entonces hablamos de un pasado relativo a ese instante inicial… o sea que el tiempo ya existía. El propio verbo  (“había”) está congugado en “tiempo pasado”.
    En un artículo que ahora no encuentro, leí que hace muchos siglos le preguntaron a San Agustín “¿Qué hacía Dios antes de crear el cielo y la Tierra? y Agustín respondía con humor: “Preparaba el infierno para los que hacen estas preguntas”. Ya más serio, explicaba que carece de sentido preguntar en qué empleaba su tiempo Dios antes de crear el tiempo…

    Podemos caminar al sur en línea recta pero llegará un momento en que alcanzaremos el polo sur. Allí no podremos avanzar más; cualquiera sea el sentido en que reanudemos la marcha lo haremos hacia el norte. Esto perece sencillo de entender, pero imaginemos por un momento la escena: estamos parados en un paisaje que más allá de ser helado no se diferencia mucho de cualquier otro. Sin embargo, allí la brújula enloquece y hacia cualquier punto donde miremos, miraremos al norte.
    Miremos ahora al suelo y calculemos con los instrumentos el lugar exacto del polo sur y hagamos un punto, digamos con una birome… bueno, no es muy preciso, pues mirando con un instrumento óptico veremos que no es un punto; es un círculo, pero sólo su centro es el polo sur, todo el resto del círculo se desarrolla hacia el norte (también podemos decir que todo el círculo gira en el sentido de las agujas del reloj en torno a ese centro)… bueno, si utilizamos equipos más sofisticados podremos apreciar que el centro de ese pequeño círculo es también otro círculo y volveremos a repetir este proceso una y otra vez, sin solución de continuidad, sin alcanzar jamás el punto exacto 
    Es que ese punto, el polo sur “puro”, la intersección del eje sobre el que gira la Tierra con su superficie, no tiene medida, es infinitamente pequeño… (¿Se puede decir que es una singularidad?) Sin embargo existe, lo conocemos y nadie duda de su existencia.

    Yo considero que si bien reconozco que es muy difícil de digerir el Big Bang como principio del Tiempo y del Espacio (de hecho, a mí también me cuesta), también digo que me resulta más difícil el concepto de que siempre “hubo algo antes” concepto que lleva implícita la idea de un Universo eterno.

    Saludos cordiales.

    Responder
    • 4.1
      emilio silvera
      el 31 de marzo del 2019 a las 5:46

      Sí, amigo Nelson, ahí está la encrucijada ante la que nos encontramos y no sabemos que camino tomar. ¿Había un Tiempo antes del Big Bang, o, el Tiempo nació precisamente en ese momento? No tenemos ni el medio ni la capacidad intelectual para dilucidar tal pregunta. Sin embargo, admitir la Eternidad… ¡No parece una opción! Hasta donde sabemos, nuestra experiencia, todos los datos que sobre el tema hemos podido acumular, nos dice que todo, sin excepción, tiene un principio y tendrá un final. No obstante… ¿Qué sabemos nosotros?

      El amigo Fandila nos deja ante esa otra encrucijada de la inexistente nada y el Ser (los algos le llama) como contrapunto, llenos de movimiento, y, muy listo él, soslaya el tema del Tiempo, ese algo inexplicable en su verdadero origen y, también, en su verdadera “edad” que podría (¿quién sabe?) estar más allá del big bang, o, por otra parte, ser un Tiempo cíclico que muere y, como el Ave fenix, resurge de nuevo para que todo comience.

      Claro que, todas esas elucubraciones nos sobrepasan y sólo son eso… Elucubraciones.

      Responder
      • 4.1.1
        Fandila Soria
        el 31 de marzo del 2019 a las 11:49

        Qué es el tiempo, en qué basamos su medida, tal vez en el movimiento. De qué en un agujero negro no habría movimiento (Big-Bang). Por qué no la evolución continua (¿Infinito?)
         Pienso, luego existo, que en el todo, que como su nombre indica, Todo (Caminante infinito) engloba todo lo existente. y si la nada es inexistente eso, todo eso (Del tamaño que sea) habría de ser de alguna forma, puesto que aún no hemos descubierto, que se sepa, esas posibles dimensiones ocultas. Es eso en que los físicos nos ocupamos, y sin elucubraciones no hay progreso.
        ¿Es el Big-Bang un mito, una solución tan sencilla que parece buena?
        Desde luego el estudio de todo lo que hasta ahora nos aporta la física se da de bruces más allá de lo cuántico. Sus formulas se vuelven imprecisas.
        La listeza amigo, es una forma de evadirse de esas manidas “fórmulas” que hacen adocenadas a las gentes porque a algunos interesan.
        Y ahora me vuelvo a mi novela, que seguramente pueda interesar a muchos. La Física en que yo milito tal vez sea  más avanzada. Trata del gran sabio en su futuro.

        A propósito vuelvo a tener ciertas restricciones para el bloc. Por eso hago mutis por el foro.

        Dios o los dioses lo dirán. Un saludo

        Responder
        • 4.1.1.1
          emilio silvera
          el 1 de abril del 2019 a las 6:54

          Esa es, amigo Fandila, una buena manera de no perder el Tiempo: Escribir todo aquello que se te ocurra y, si vas hilando una historia… ¡Mucho mejor!  Esa costumbre la hice mía, y, a lo tonto, tengo como unas 98 libretas de 200 páginas escritas con las ideas que se me van ocurriendo, y, si algún día tengo “Tiempo”… las haré libros.

          En cuanto al tema de los comentarios (parece que últimamente los duendes andan sueltos), le pasaré una nota a Schalafi.

          ¡Que la inspiración esté contigo!

        • 4.1.1.2
          Shalafi
          el 1 de abril del 2019 a las 19:54

          Buenas.
          ¿Qué tipo de problemas está experimentando para comentar?
          Un saludo

  5. 5
    Fandila Soria
    el 2 de abril del 2019 a las 23:21

    Cuando comenté “hago mutis por el foro” no me refiero a no comentar que eso depende como es lógico.

    Si observaba, sin embargo, a la hora de entrar al bloc mediante web y no mediante el correo, que aparecía como “no seguro” en seguridad Windows.  Particularmente utilizo el Malguarebytes -Anti-Malware

    Y es que a veces prefiero este camino porque la información y los temas son variados. La verificación de Windows requiere de un tiempo y no siempre se realiza eficientemente.
     Sin embargo, hoy observo que el “bloc en web” aparece todo con el signo verde de verificado. En el correo en sí no se observa ningún problema de cuidado.

    Saludos. Y gracias

    Responder
    • 5.1
      Shalafi
      el 3 de abril del 2019 a las 17:40

      Cualquier sitio dependiente del dominio emiliosilveravazquez.com (como la web o el foro) aparecerán con cualquier sistema operativo y navegador como “No seguro”, ya que ese control se realiza verificando el certificado digital del sitio.
      Nosotros no tenemos certificado digital del sitio ya que es un elemento caro y cuya única función es asegurar al visitante que el sitio que visita es el que dice ser. Se utiliza típicamente para asegurar que la web de un banco (por ejemplo) es efectivamente de dicho banco y que no es un intento de suplantación de identidad para extraer información del visitante sin su consentimiento.
      Por ello no se usa certificado digital en este sitio, ni se tiene intención de ser contratado; no deben tener dudas si ven el aviso “No es seguro”
      Un saludo

      Responder
  6. 6
    Fandila Soria
    el 2 de abril del 2019 a las 23:30

    A lo mejor ahora tenga activada la “búsqueda segura”.

    Responder
  7. 7
    emilio silvera
    el 3 de abril del 2019 a las 3:44

    Todo correcto entonces

    Responder
  8. 8
    Fandila Soria
    el 3 de abril del 2019 a las 9:20

    Para mí siempre fue correcto. O por decirlo según el refrán: “No es bueno que a quién te da la vaca entera no des una parte de ella”
    La perfección no existe. Y cuando se trata de vuestra generosidad solo cabe el agradecimiento.
     En fin, que para eso estamos.

    Como suele decir Nelson. ¡Saludos muchachada!, que la juventud es algo más que una falta de “achaques”.

    Muy agradecido.

    Responder
  9. 9
    Fandila Soria
    el 3 de abril del 2019 a las 9:57

    El Big-Bang o su singularidad no podría  ser más infinito o menos que lo preexistente del cual procede.
    Ese agujero negro que mediante los mecanismo externos del preexistente llega a difuminarse y expandirse, varía con el agujero remanente del estallido de una estrella… o tal vez no, que solo sea parecido.

    Siempre sale a relucir el Principio de Indeterminación, pero como siempre éste no deja de ser una indeterminación a base de la llamada mínima energía h. Y eso está muy bien mientras no bajemos más allá en la cuántica.
    Como si se dijese, “en principio era el fotón” y todo era él, y todo estaba en él. pero más allá de unos límites las cosas no concuerdan. Queda tanto… por descubrir, que nunca llegaremos a un principio.
    “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”

    Saludos

    Responder
  10. 10
    emilio silvera
    el 3 de abril del 2019 a las 21:45

    Lo que sí debemos tener claro es que, lo que nosotros tenemos por el principio no tiene que ser, necesariamente, el comienzo. Esa certeza no la tenemos, ya que, si alguien pregunta: ¿Qué había antes del Big Bang? Nadie podría contestar esa pregunta con propiedad científica, Ese Tiempo de Planck que marca el límite al que hemos podido llegar es, al menos por el momento, el “comienzo” para nosotros que, a pesare de los intentos, nunca pudimos ir más allá.

    Claro que, el pensar que de esa “singularidad” surgió todo lo que existe en nuestro Universo… ¡No es nada fácil de asimilar! ¿Cómo tendría que ser esa singularidad para que tuviera retenida toda esa cantidad de sustancias y energías que hicieron florecer todo un universo?

    Claro que, hablar de lo pequeño y de lo muy grande nos hace meternos en los terrenos de la relatividad, porque, todo es grande o pequeño según el contexto con el que lo podamos medir. Para una hormiga, un balón podrá parecer un universo, para nosotros, la Tierra es un mundo en el que viven miles de millones de criaturas y, sin embargo, cuando lo vemos y lo comparamos con otros mundos y estrellas del Universo, en ese contexto, nuestro mundo “inmenso” se convierte en un “grano de arena”. Así que, lo grande o lo pequeño dependen de quién lo mida y en comparación con qué.

    No podemos negar que los avances de la Humanidad desde los sumerios, con aquellas primeras ciudades como: Erifu, Uruk, Ur, Lagash o Nipur, y más tarde las del Valle del Indo, sin olvidar las civilizaciones de la India, China y Egipto (entre otras) que desembocó en la grandeza de la Antigua Grecia y aquellos grandes pensadores que nos señalaron el camino a seguir con la intuición de Empédocles de Agrigento con sus cuatro elementos, de Demócrito de Abdera con el átomo invisible e indivisible, Tales de Mileto que fue el primero en señalar la importancia del agua para la vida….

    Desde entonces, la ciencia en todas sus disciplinas ha dado un salto enorme, lo que no debe cegar nuestro sentido común y dejar de comprender que, a pesar de todos esos avances, es mucho más lo que no sabemos que lo que podemos saber.

    Lo único que podemos hacer es seguir aprendiendo con los medios que, a medida que el Tiempo transcurre, son más y mejores y, no debemos perder de vista que, en el futuro lejano (que llegará), nos tendremos que enfrentar a retos muy difíciles en los que estará en juego nuestra especie.

    Tenemos que saber… Y sabremos!

    Responder
  11. 11
    nelson
    el 4 de abril del 2019 a las 0:46

    Hola muchachada.

    Creo que es una tentación en la que caemos fácilmente el pensar que en esa “singularidad” estaría comprimida toda la materia de Universo. La materia se comenzó a crear junto al Espacio-Tiempo a partir del Big Bang.

    Sabemos que no podemos ir “más atrás” del Tiempo de Planck, pero sabemos que la materia es energía y que la relación de equivalencia es de 1 gramo de materia = 9×10^13 Julios, la misma cantidad de energía que libera la explosión de 20 000 toneladas de TNT.

    Esto quiere decir que se simplificaría (en algo) la pregunta fundamental: el instante inicial sería la expresión de un desequilibrio fundamental, la súbita conversión en parte de una ingente cantidad de energía en materia (durante el Tiempo de Planck y después) en búsqueda de un equilibrio que aún continúa y que le da al Universo la dinámica que tiene. 

    Sin duda que es una especulación más porque nos lleva (otra vez) a otra pregunta parecida: ¿como surgió esa energía y porqué en ese momento? (hace 13800 millones de años y no hace 15000 o 20000 Mlll. de a.)
    En definitiva que no hacemos otra cosa que ejercitar las neuronas (lo que no es malo).

    Saludos cordiales.

    Responder
    • 11.1
      emilio silvera
      el 4 de abril del 2019 a las 4:43

      Siempre ha sido de esa manera, es decir, cuando no sabçiamos responder alguna pregunta, cogíamos la especulación y comenzábamos a teorizar sobre lo que pudo ser. De todas las maneras, y, viniera de donde viniera toda aquella inmensa energía que dio lugar a la formación del Universo, como bien dices, sería difícil discutir el hecho de que la materia se formó a partir de toda aquella ingente energía de cuyo origen real estamos en la más absoluta oscuridad.

      Pero, eso sí, viniera de donde viniera lo que sí sabemos es que no fue de la “nada”, ese lugar que no existe y que junto con la “eternidad” y lo “infinito” nos sirva para escenificar escenarios que nos sitúan en el más alto nivel de lo que queremos expresar.

      “La masa y la energía son dos aspectos de la misma cosa”. Esa verdad que ha sido demostrada millones de veces, nos da la respuesta a la pregunta de dónde vino la materia del Universo. Sin embargo, para no sentirnos frustrados, insistimos en querer saber algo que está situado mucho más allá de nuestra comprensión, y, para ello, nos inventamos los ciclos del universo, es decir que nace, vive y muere para volver a nacer.

      ¿Dónde está la verdad? ¡Ya nos gustaría saberlo!

      Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting