jueves, 12 de diciembre del 2019 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Para nuestra verguenza

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Humanidad    ~    Comentarios Comments (11)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 

La guerra es un acto monstruoso contra la humanidad en interés de los financieros de Wall Street.
— Charles Schenck, 1919 -
Parece mentira que a estas alturas, podamos permitir que una parte de las criaturas del Mundo estén pasando tanto dolor y tanta miseria, acosados por el hambre, sin un techo bajo el que cobijarse, niños y mujeres desamparados hasta tal punto que, al resto de las seres que habitan neste mundo, les impide el poder llamarse “Humanos”.
¿Cómo podemos ver sin intervenir y poner algún remedio, lo que está pasando?
Mientras muchos gozan de grandes fortunas y tienen mucho más de lo que pudieran necesitar, otros en cambio, están desamparados, no tienen ni ese mínimo necesario para mantener la dignidad intacta y poder mantener a sus familias, poder llevar a sus hijos a la Universidad, poder en fin, tener ausencia de dolor en su Alma al ver, con impotencia, como se pasa la vida sin que nada remedie el inmenso dolor que les aqueja.
No podremos llamarnos Humanos con todo el derecho mientras que estas cosas sigan pasando, mientras que no sintamos el dolor ajeno como el propio dolor, ya que, los seres que habitan este mundo, los que respitan su aire, los que llegan a él y se van por el mismo camino que todos, forman parte de esa gran familia que llamamos Humanidad.
Debemos considerar que todos somos uno.
emilio silvera
 

  1. 1
    emilio silvera
    el 12 de septiembre del 2016 a las 8:50

    Es cierto que, tal como van las cosas, no creo que lleguemos a ningún buen puerto, el mundo está desquiciado y, no sólo en los temas de los conflictos bélicos (que también), sino en los del ámbito Político donde se ha llegado a niveles insoportables de desverguenza y cara dura.
    Ni se puede consentir los comportamientos de esa pléyade de individuos que, estando al Servicio de Todos (es un decir), aprovechan sus puestos para la propia conveniencia y la de sus afines. A pesar de lo malo que están los trabajos (los cjicos que terminan sus carreras con mil sacrificios de sus padres, difícilmente encuentran en un trabajo decente. Tienen que trabajar 14 horas al día, no les pagan extras y el sueldo es de auténtica miseria). Sin embargo, los hijos de los políticos, terminan sus carreras (algunos ni eso siquiera) y, sobre la marcha, ocupan puestos de auténtico privilegio con pagas anuales de escándolo (últimamente, hay un Juez que está investigando una duplicidad de puestos de trabajo que se les daba a los hijos de los Alcaldes Socialistas).
    Aquí se ha llegado a ¡salvese quien pueda! Hay que aprovechar la oportunidad que mañana no se sabe que pasará. Ese es el lema de los que nos mandan y, nosotros, la gente corriente y por naturaleza buena, estamos pagando las consecuencias de tanta corrupción y bandidaje.
    De lo que está pasando en el Mundo en cuento a las diferencias de Regiones, o, por motivos de guerras internas y locales que tienen a millones de perswonas en la más absoluta de las miserias… ¡Es demencial! Hablamos de lo que hicieron los Nazis en aquellos lugares de Horror y, ahora, en plkeno siglo XXI, lo estamos repitiendo.
    ¡Derpertémonos!

    Responder
  2. 2
    José Luis
    el 12 de septiembre del 2016 a las 17:46

    Estimado Emilio, tienes toda la razón en tus comentarios,permiteme decirte que la estupidez humana no tiene limites, la ambición de poder y dinero de los políticos cada ves es mayor, al parecer están en competencia a ver quien roba mas, lo que escribo es porque la semana pasada aquí en México,específicamente en el estado de Sinaloa, cuna del narcotrafico, murió de inanición una niña de diez años de edad con un peso de solamente diez kilos, imaginarte la indignación y vergüenza ante el mundo sobre este acontecimiento.

    Responder
    • 2.1
      emilio silvera
      el 13 de septiembre del 2016 a las 4:24

      Que a estas alturas de nuestra “Civilización” puedan pasar cosas así, nos debe avergonzar a todos. No tenemos excusa alguna para que los niños estén muriendo de hanbre en algunas partes del mundo y siendo conocido por todos (sobre todo por los que podrían remediarlo), no hacemos nada para solucionar ese problema que estará escrito en la Historia para que no podamos irnos tranquilos del deber bien hecho.
      Un cordial saludo amigo.

      Responder
  3. 3
    Juan Antonio Andrés Santos
    el 12 de septiembre del 2016 a las 22:55

    Totalmente de acuerdo. De las guerras se benefician económicamente una serie de gentes sin tener ningún reparo por el sufrimiento de sus semejantes. Luego están las relaciones de poder entre países y grupos.
    En cuanto a la corrupción, que es otra de las aristas de esta total injusticia en que vivimos creo que tiene mucho que ver con el abandono de los valores morales cada vez en mayor medida. Y aquí interviene mucho también la educación. Bueno, habría mucho que hablar.
    ¿ Nos podemos llamar civilizados ? 

    Responder
    • 3.1
      emilio silvera
      el 13 de septiembre del 2016 a las 4:27

      La verdad es que no, civilizados es un calificativo que aún, no hemos sido capaces de ganarnos, y, es como digo siempre, el proceso de Humanización, en nuestra especie, está aún en proceso y, hay mucho todavía en nosotros de aquella parte animal que nos preservó del peligro en otros tiempos.
      Saludos amigo.

      Responder
  4. 4
    kike
    el 13 de septiembre del 2016 a las 7:05

     Me temo que por mucho que nos “civilicemos” no conseguiremos nunca justicia, bienestar social y ética conforme a nuestros deseos, pues el hombre será siempre un lobo, hasta para si mismo.

     Y ello en parte pudiera ser porque desde nuestros albores hemos elegido la comodidad, riqueza y todo lo que puede proporcionar una civilización materialista, cuya flecha de dirección se mantiene siempre alejada de la justicia social y todo lo que superponga derechos y dignidades al dinero (verdadera bandera de nuestra civilización).

     Incluso dudo que pudiera ser posible una civilización justa, ética y dirigida a los principios morales más importantes, pues quizás no fuéramos capaces simplemente por nuestra clase de especie, por nuestra conformación mental, ante todo depredadora. 

     Quizás en un futuro lejano, cuando todas las necesidades se encuentren cubiertas sin necesidad de luchas para obtenerlas, podamos comenzar a formar un verdadera sociedad justa, pacífica y moral.

     Es triste, pero creo que así son las cosas. 

    Responder
    • 4.1
      Emilio Silvera
      el 14 de septiembre del 2016 a las 5:14

      Cierto, por mucho que yo me pueda empeñar en otra cosa, resulta que las cosas son tal como la has “dibujado”, esos somos los humanos, lo llevamos en nuestros genes y, para que podamos cambiar, tendrían que pasar muchos eones, el tiempo suficiente para que, finalmente, podamos mutar hacia otras personas que, con otras perspectivas más amplias de la vida y un sentido más amplio en relación a la Humanidad entera, podamos al fin, gozar de una Justicia Social que, al menos, garantice a todas las criaturas ese mínimo de dignidad social que todos debieran tener.

      ¡No lo veremos!

      Un abrazo amigo mío.

      Responder
  5. 5
    Giordano Valeriani
    el 14 de septiembre del 2016 a las 8:30

    la capacidad de empatía no parece aflorar  a través de creencia ….idearios ..que hemos construido..sobre como deberían ser las cosas. 
    Parece cada vez más evidente que la única salida a este estado de cosas es una transformación radical de la conciencia en cada uno de nosotros…

    Responder
    • 5.1
      Emilio Silvera
      el 14 de septiembre del 2016 a las 11:34

      Lo cual, dicho sea de paso, no será nada fácil de conseguir. ¿Qué tendría quue pasar para que esa transformación se produjera en todos al mismo Tiempo? Una gran catástrofe en nuestro mundo, la venida de gente de fuera del Sistema solar que nos juntará más y uniera nuestros pensamientos en esa dirección de igualdad… ¡Quién puede saberlo! Lo cierto es que estamos muy fastidiados y esto no marcha.

      Responder
  6. 6
    nelson
    el 16 de septiembre del 2016 a las 23:48

    Hola muchachada.

    La situación es crítica, pero no soy tan pesimista. Justamente la característica principal del hombre es su capacidad de modificar conscientemente la naturaleza y el entorno en su beneficio. Las personas que sueña nuestro Amigo Emilo como fruto de una mutación futura, existen desde siempre. Sin ir más lejos, él es una “prueba viviente” de lo que digo. Muchas personas han entregado sus vidas generosamente con “un sentido más amplio hacia la Vida y la Humanidad”. Existe mucha gente que lucha contra este estado de cosas aunque por ahora está perdiendo y esté invisibilizada por los medios masivos de desinformación. Son ciclos históricos y ahora estamos llegando (o ya llegamos) al “valle” del actual. Nuestro pasar personal es efímero pero la Historia continúa y, como el Universo, pondrá las cosas en su lugar.

    Saludos cordiales.

         

    Responder
    • 6.1
      emilio silvera
      el 17 de septiembre del 2016 a las 17:36

      Espero que sea como dices y, siendo cierto que, desde siempre, han existido hombres buenos y mujeres bondadosas, es lo cierto también, que no han sido suficientes para equilibrar la balanza, y, los egoistas se quedan con la mayor parte que, ni necesitan, mientras otros, como vemos por todas partes, pasan calamidades y hambre, y, sobre todo, el dolor de ver a sus hijos sin lo más esencial desde una impotencia que les causa un gran dolor.
      Esperemos que ese tiempo de nivelación al que se refiere nuestro querido amigo Nelson… ¡Venga pronto!

      Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting