domingo, 08 de diciembre del 2019 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Ciudades Inteligentes

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El futuro tecnológico    ~    Comentarios Comments (2)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 

Smart City Nansha, en Guangzhou, China.

 

Las ciudades modernas, basadas en infraestructuras eficientes y durables de agua, electricidad, telecomunicaciones, gas, transportes, servicios de urgencia y seguridad, equipamientos públicos, edificaciones inteligentes de oficinas y de residencias, etc., deben orientarse a mejorar el confort de los ciudadanos, siendo cada vez más eficaces y brindando nuevos servicios de calidad, mientras que se respetan al máximo los aspectos ambientales y el uso prudente de los recursos naturales no renovables.

                             Distrito Financiero de Singapur

Hoy día, el concepto de ciudad (más) inteligente o de espacio (más) inteligente, es muy utilizado en marketing por parte de expertos en sociedades comerciales y en aglomeraciones urbanas, aunque en muchos casos poniendo énfasis en un solo aspecto, lo que en buena medida traiciona el concepto que se intenta desarrollar, que tiene un importante componente holístico e integral. En efecto, una ciudad o un territorio que se considere inteligente se manifiesta fundamentalmente por su carácter multidimensional y multifacético, en términos de actores, en cuanto a dominios clave (transportes, energía, educación, salud, residuos, vigilancia, economía…), y en desarrollo y utilización de tecnologías. Naturalmente, los principales actores del sector privado implicados en un proyecto como el analizado de ciudad, territorio, barrio o edificio inteligente, son los industriales y empresarios de sectores clave, tales como energía, agua, transportes, y servicios… así como dirigentes de empresas públicas de telecomunicaciones e infraestructuras, editores, proveedores de logicales de apoyo a la gestión, así como a la administración y a la consultoría.

En el último Boletin recibido de la Real Sociedad Española de Física, me hablan de este tipo de ciudades que, a medida que pasa el tiempo y avanzan las tecnologías, serán el mundo cotidiano de la Humanidad. En el comentario escueto que publican, nos dicen:

“España se está convirtiendo en el Silicon Valley para las smart cities. Las compañías que construyen la ciudad inteligente ponen en marcha iniciativas y aplicaciones móviles nuevas que hacen la vida urbana más sencilla.

El objetivo de las iniciativas españolas, es utilizar las tecnologías de la información para crear un espacio urbano con infraestructuras, redes y plataformas que mejoren la vida de las personas en las ciudades. La Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) es una iniciativa basada en productos y sericios innovadores en el ámbito de las smart cities. En menos de tres años la Red ha pasado de tener 19 a 54 ciudades, convirtiéndose en la más grande del mundo. Las ciudades ponen a disposición multitud de datos que, gracias a la tecnología ofrecen oportunidades de negocio, como la prestación de servicios susceptibles de pago. Según Fundetec, el reto está en que fluya la información en los distintos servicios y que exista una conexión entre ellos.”


De todas las maneras, el ritmo al que están creciendo los conocimientos en el campo de la Física, de la Química, de la Biología, de las Matemáticas, y, en campos como los de la fotónica y la moderna nanotecnología con sus nuevos e increíbles materiales, nos llevan en volandas hasta Ciudades de ensueño que, podemos llamar “inteligentes” pero, simplemente son el fruto de aplicar los conocimientos nuevos a todos los ámbitos de la vida Humana.

Si la gente corriente (no tiene por que), no están enteradas de los muchos beneficios que, las investigaciones científicas tienen para la Sociedad. El mismo Acelerador de Hadrones, LHC que, en su momento fue tan criticado, ha aportado muchos beneficios en el ámbito cotidiano de la vida Humana, tanto en nuevas tecnologías como en medicina, etc. Además, de decirnos cómo es la materia y hablarnos del corazón de las partículas infinitesimales que allí se destruyen para poder ver sus contenidos.

En fin, que estamos en camino de un futuro inimaginable.

emilio silvera

 

  1. 1
    reneco
    el 11 de abril del 2015 a las 6:03

    Desde el punto de vista social uno podría hablar de una ciudad inteligente como una ciudad eficiente y la eficiencia implica control y el control lleva a perdida de libertad (aunque sea en pro del bien común).
    No sé cuanto valor le damos a la libertad que está en contra de una eficiencia en el vivir en comunidad en una de estas ciudades.

    Responder
  2. 2
    wmilio silvera
    el 11 de abril del 2015 a las 6:24

    Amigo Reneco, tus palabras no están faltas de cierta verdad, toda vez que, hemos cambiado las iniciativas y el valernos por nosotros mismos por un grado de libertad cedido a las comodidades que merman nuestro “libre albedrío”.
    Estoy totalmente de acuerdo en el hecho de que, nos estamos dejando “comprar” por una serie de “comodidades” que nos llevan a ese otro ámbito de tener que perder la propia iniciativa para solucionar situaciones que se nos dan hechas, y, lo cierto es que no se si realmente vale la pena esa perdida de libertad, de iniciativa propia en aras de un mayor confort que, a la larga, tendremos que pagar viendo mermada nuestra propia iniciativa y repentización para salvar situaciones que, desde siempre, hemos tenido que solucionar nosotros mismos.
    Es cierto que los adelantos y nuevos inventos, en no pocos casos pueden ser buenos y hacer la vida más fácil pero… ¡No siempre resulta ser así! Cuando veo a los jóvenes inmersos en esas batallas que se traen a todas horas con los móviles… ¡Me produce la sensación de que están perdiendo el norte! ¡Que nho ven la vida real que han cambiado por esa otra virtual!
    Saludos.

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting