viernes, 28 de enero del 2022 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




VENUS: El Planeta Imposible

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Astronomía y Astrofísica    ~    Comentarios Comments (21)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 

Vista hemisférica de Venus. (Cortesía de NASA)

 

El segundo planeta desde el Sol. Tiene la órbita más circular de todos los planetas. Su albedo geométrico medio, 0,65, es el mayor de todos los planetas, como resultado de su cubierta de nubes blancas sin fracturas. En su máximo alcanza magnitud -4,7, mucho más brillante que cualquier otro planeta. Su eje de rotación está inclinado casi 180º con respecto a la vertical, de manera que su rotación es retrógrada. Rota alrededor de su eje cada 243 días, y, por tanto, muestra siempre la misma cara hacia la Tierra cuando los dos planetas se encuentran en su máxima aproximación.

Esta imagen es una composición de la coleccion completa de imágenes obtenida por la misión Magallanes. Muestra cráteres de aproximadamente 300 a 500 millones de años de edad en la superficie. Cortesía de NASA/JPL.

Venus tiene una densa atmósfera compuesta (en volumen) de un 96,5% de dióxido de carbono y un 3,5% de nitrógeno, con trazas de dióxido de azufre, vapor de agua, argón y monóxido de carbono. La presión de la atmósfera en la superficie es de unos 92 bares (es decir, 92 veces la presión al nivel del mar en la Tierra). La temperatura superficial promedio es de 460 ºC debido al efecto invernadero en la atmósfera del planeta. Los rayos son muy frecuentes. Existe una espesa capa de nubes a una altura de 45-65 Km, compuesta de ácido sulfúrico y gotas de agua, que oscurecen permanentemente la superficie.

A través de un telescopio óptico, Venus aparece prácticamente sin rasgos distintivos, aunque en longitudes de onda ultravioletas pueden observarse corrientes de nubes  extendiéndose directamente desde el ecuador hacia los polos. Como resultado, los polos son sólo unos 10º más fríos  que el ecuador. La totalidad de la atmósfera en el ecuador rota en sólo 4 días terrestres en dirección retrógrada, fenómeno conocido como super-rotación. Esto ocurre sólo en la alta atmósfera, donde las velocidades del viento son superiores a los 100 m/s; en la superficie, las velocidades del viento son de sólo aproximadamente 1 m/s.

  Vista hemisférica de Venus, color-codificada para representar elevaciones. (Cortesía de NASA/JPL)
(343K GIF)

Han sido confeccionados mapas de superficie por radar, tanto desde la Tierra como desde sondas espaciales, que indican la presencia de regiones montañas y de extensas llanuras onduladas. A principio de los noventa la sonda Magellan reveló que la mayor parte de Venus estaba intensamente fracturada, existiendo vastos complejos de graven y crestas, sugiriendo expansiones y contracciones de la corteza.

              Esta es una imagen de 3-D de tres de los cráteres de Venus. (Cortesía de NASA/JPL)
(298K GIF)

El vulcanismo es un importante proceso en la superficie, pudiendo existir erupciones en la actualidad. Existen muchas estructuras circulares de cientos de kilómetros de longitud, denominadas coronae, que parecen ser supervolcanes que han sufrido fases de elevación, fractura y degradación. También pueden encontrarse accidentes volcánicos más similares a los existentes sobre la Tierra, como domos volcánicos circulares con paredes abruptas, conos volcánicos, grandes volcanes en escudo, calderas y flujos de lava. También existen accidentes volcánicos más similares a los de la Luna, incluyendo vastas llanuras formadas por lavas de baja viscosidad, y muchos canales sinuosos, siendo uno de ellos, Baltis Vallis, de 6 000 Km de longitud, el canal de lava más largo del Sistema Solar.

                                                                                 Imagen de topografía filtrada de Venus desde la nave espacial Pioneer Venus.
(266K GIF)

La densa atmósfera protege a la superficie de todos excepto de los grandes meteoritos, de manera que los cráteres de impacto son escasos en comparación a Mercurio o Marte, aunque más frecuentes que en la Tierra. Han sido identificados hasta el momento alrededor de mil cráteres de impacto, con diámetros de 1-300 Km. Muchos parecen marcadamente jóvenes, con picos centrales o anillos interiores, aunque la mayoría están inundados o parcialmente cubiertos por lavas posteriores.

Los cráteres mejor conservados tienen flujos de proyecciones algo similares a los asociados a los cráteres de terraplén de Marte, aunque los flujos son más largos, extendiéndose en ocasiones a cientos de kilómetros del cráter.

Esta es una imagen de un cráter en Venus con multiples aros que se elevan sobre el suelo del cráter.
NASA

Internamente, Venus es probablemente similar a la Tierra, con una gruesa litosfera de quizás 50 Km de grosor, una astenosfera rocosa y un núcleo metálico de alrededor de la mitad del siámetro del planeta. Venus no tiene campo magnético significativo ni satélites naturales.

El diámetro ecuatorial de Venus es de 12 104 Km, tiene una densidad de 5,24 g/cm3, la masa de Venus si consideramos la mde la Tierra como = 1, tendría 0,82 y, el volumen de 0,86 siendo la Tierra 1. Su velocidad de escape es de 10,36 Km/s, la distancia que le separa del Sol es de 0,723 UA.

                           Esta es una imagen cercana en 3-D de la superficie de Venus.

Muchas veces hemos hablado aquí del Planeta Marte, de las posibilidades que puede tener para ser explorado y de la curiosidad que en nosotros ha inculcado siempre en cuanto a si allí habría alguna clase de vida o no.  También, aquel planeta y otros lugares del Sistema solar han sido objetos del deseo para visitarlos e incluso instalar allí colonias. Sin embargo, nada de eso nos ha suscitado Venus, y, el motivo, a la vista está. En un planeta como Venus difícilmente podríamos hacer planes de futuro a no ser, lo que ya hemos hecho, su estudio e investigación para conocerlo mejor.

emilio silvera

 

  1. 1
    emilio silvera
    el 3 de marzo del 2011 a las 11:16

    Algunas veces, sin pararnos a pensar y sin el conocimiento de causa necesario para ello, emitimos opiniones que van más allá de nuestro conocimiento, y, una de esas ocasiones está en ésta página que hoy he publicado con respeto al planeta Venus. El título que le he puesto, en sí mismo, descalifica la posibilidad de que, en el planeta, se pueda encontrar alguna clase de vida, y, sin embargo, miro en Internet y, una de las cosas que he podido leer es la siguiente:
     
    “Las investigaciones sobre la atmósfera venusiana han encontrado que ésta se encuentra suficientemente fuera de un equilibrio químico natural como para requerir de investigación adicional. En el análisis de datos de las misiones Venera, Pioneer Venus y Magallanes, se ha encontrado sulfuro de hidrógeno (H2S) y dióxido de sulfuro (SO2) juntos en la atmósfera superior, así como sulfuro de carbono (OCS). Los primeros dos son gases que reaccionan entre sí, implicando que algo debe estar presente para producirlos. Además, el sulfuro de carbono es significativo por ser excepcionalmente difícil de producir con medios inorgánicos. En la Tierra, este compuesto sería considerado un “indicador inequívoco de vida”. Además, es un hecho a menudo pasado por alto que una de las primeras sondas Venera detectó grandes cantidades de clorina apenas debajo de la cubierta venusiana de nubes.[4]
    Se ha propuesto que los microbios, caso de existir, podrían emplear la luz ultravioleta del sol como fuente de energía, lo que podría ser una explicación para los trazos oscuros observados en las fotografías de UV tomadas del planeta.[5] Las partículas grandes, no-esféricas de las nubes también se han detectado en las cubiertas de las nubes. Su composición sigue siendo desconocida.
    A pesar de la unanimidad referente a la hostilidad del clima actual venusiano para el surgimiento o el mantenimiento de la vida, en años recientes dos hipótesis han sugerido opciones referentes a la existencia de vida en Venus.”
    Está claro que, debemos contar, al menos hasta 2.000, antes de afirmar o negar alguna cosa.
    El Universo contiene misterios y secretos que, ni nuestra inmensa imaginación, podría pensar que están ahí, y, aunque es natural que pensemos que en Venus no puede haber vida de la variedad que cotidiamente podemos ver a nuestro alrededor, la verdad es que, negar de manera rotunda que pueda existir alguna clase de vida, es, al menos, inadecuado.
    Tendremos que pensar en ese “universo microbiano de bacterias y arqueas” que, al igual que aquí en la Tierra sabemos de algunos que pueden vivir en condiciones increíbles, ¿por qué en Venus, en algunos habitats o sistemas ecológicos especiales, no podría pasar lo mismo?
    Me retracto y reniego del título que le puso a ésta página, y, lo cambio por éste otro:
    VENUS: ¿Albergará alguna clase de vida?

    Responder
  2. 2
    emilio silvera
    el 3 de marzo del 2011 a las 11:23

    Sigo leyendo y mi asombro sigue en aumento.
     
     
    “Existencia de vida en las capas de nubes altas


    Efecto invernadero en Venus.

    En 2002, dos científicos, Dirk Schulze-Makuch y Louis Irwin, sugirieron en la Conferencia Europea de Astrobiología en Graz que las nubes en la atmósfera de Venus contienen los componentes químicos que pueden iniciar formas de actividad biológica.[6] A partir de varios de los datos recogidos por misiones de exploración a Venus, uno de los cuales es la presencia de H2SO4 y de SO2; se encontraron pues 2 gases que reaccionan uno con el otro de forma reactiva destruyéndose mutuamente. Es imposible que estos 2 gases se puedan encontrar de forma natural juntos, a menos que haya algo que los produzca. También se observó que la atmósfera apenas contiene CO, a pesar de la intensidad de la impactante radiación lumínica solar y de la violencia del efecto invernadero. Así que algo debe haber allí para que ese CO se convierta en CO2.
    Una posibilidad es que en las nubes existan formas de vida microbianas (arqueobacterias de estructuras extremófilas) con un metabolismo completamente distinto a todo lo que conozcamos en la Tierra, basadas en el CO y SO2.[7] [8] ¿Cómo podría haber llegado a existir esta forma de vida? Una conjetura que vendría a permitir el desarrollo de esta especulación es que en el pasado, en épocas muy anteriores, la temperatura en Venus era mucho más benigna y fresca. A partir de los modelos de evolución estelar se puede calcular con relativa precisión la variación del brillo solar a largo plazo, por lo cual se sabe que, en los primeros momentos de la existencia de la Tierra, el Sol emitía el 70% de la energía actual y la temperatura de equilibrio en la Tierra era de -41 °C. El sol se habría ido convirtiendo, como sucede, en un cuerpo cada vez más caliente, pero en este pasado hipotético la luz del Sol era por lo tanto mucho menos violenta. Siendo así, se presenta como factible, teniendo en cuenta lo que conocemos actualmente sobre la química atmosférica y la geología de Venus, la presencia durante un largo período de grandes océanos, en los cuales la vida podría haber surgido.[9] [10] Cuando la progresivamente creciente actividad del Sol comenzó a hacer llegar más calor a la atmósfera venusiana, desprotegida de campo magnético, el impacto del invernadero habría sido muy violento, pero quizá lo suficientemente lento como para permitir adaptarse a las proto-formas de vida originales a los nuevos entornos que la rápida transformación del planeta estaban haciendo aparecer y por ejemplo en las nubes, donde las temperaturas todavía ahora son moderadas, podrían ser un nicho biológico a tener en cuenta, donde sería posible que tales hipotéticas formas de vida hubieran sobrevivido.
    Otro problema es que en Venus no existe nada similar a una capa de ozono, que pare el peligroso torrente de rayos ultravioleta provenientes del Sol. Para protegerse contra esto, la posible vida en Venus también debería haberse adaptado. Schulze-Makuch e Irwin han examinado la posibilidad de una “cubierta química natural”, basada en el sulfuro.
    Claramente esta teoría sigue siendo hoy por hoy completamente especulativa. Las misiones futuras a Venus es posible que ofrezcan respuestas sobre hasta qué punto son posibles estas ideas.”

    Responder
  3. 3
    emilio silvera
    el 3 de marzo del 2011 a las 11:26

    Claro que, algunos no se paran ahí y, por especular que no quede.
     
    “¿La vida terrestre se originó en Venus?
    En 1997, el científico de planetas David Grinspoon publicó un libro titulado “Venus Revealed” (Venus Revelado) en el que sugería que Venus, en la época inicial del Sistema Solar tenía un clima mucho más agradable y propicio para la vida que el existente por entonces en la Tierra y Marte. Si bien no concluyó de eso que se hubiera originado la vida terrestre en Venus, dejó abierta la posibilidad de que de aquella época perviva aún ahora en Venus formas de vida no basadas en el carbono. En cualquier caso, es posible que las misiones terrestres a Venus de esta manera, completen irónicamente un ciclo, al retornar al origen.
    En los primeros tiempos del Sistema Solar, tanto en Venus, como en la Tierra y Marte, podrían en las sopas primigenias encontrarse los elementos orgánicos vivos para la vida, tal como la que sabemos puede presentarse en la Tierra hoy. Sus teorías no excluyen como posible que la materia orgánica presente en un planeta, por la acción de impactos de meteoritos (tal y como se especuló en su día que podría haber hecho el meteoro ALH84001), pueda viajar de un planeta al otro. Así es posible que si no se presentó espontáneamente la vida en la Tierra, Venus la “contaminara”.
    ¿Qué planeta ofrecía entonces a los demás planetas las mejores condiciones para la vida? Parece que la respuesta es Venus. En los 4,500 millones de años que existe nuestro Sol, su calor se ha ido incrementando progresivamente. Cuando el Sol y los planetas eran jóvenes por completo, la luz del sol era aproximadamente un 40% menos intensa que la actual. Es decir, en la Tierra y en Marte probablemente las temperaturas eran demasiado bajas, un clima demasiado frío para la vida como la conocemos ahora. Pero en Venus habría podido haber, en determinadas circunstancias e intervalos de tiempo, temperaturas moderadas. Si la vida se formó originalmente en Venus, después debe la Tierra haberse “contaminado”, porque el eslabón perdido de la investigación sobre la vida en la Tierra apareció hace 3.800 millones de años. En tanto el Sol comenzó más y más a entregar calor, el impacto del efecto invernadero en Venus llegó a ser considerablemente más fuerte, como resultado del cual la vida, caso de desarrollarse, tendría que haberse adaptado. La teoría ha sido mínimamente basada en hechos científicos. La respuesta definitiva la traerán las misiones futuras a Venus.”

    Responder
  4. 4
    emilio silvera
    el 3 de marzo del 2011 a las 11:39

    “La pregunta de si la vida existe o no en alguna parte del Universo además de la Tierra es una hipótesis verificable y, por lo tanto, es una línea viable para la investigación científica. La astrobiología no pretende ser una disciplina científica pura, como lo son la física o la biología, sino que representa un esfuerzo multidisciplinario por parte de investigadores de distintas áreas para intentar responder preguntas sobre la vida basándose en el conocimiento de distintos campos científicos. Es una disciplina científica que intenta abarcar todas las perspectivas posibles. Como sólo se tiene un ejemplo de vida, el conocido en la Tierra, la mayor parte del trabajo se basa en simulaciones y predicciones de las leyes fundamentales de la física y bioquímica o el conocimiento actual de la biología.
    Un caso concreto de investigación astrobiológica actual es la búsqueda de vida en Marte. Existe una creciente cantidad de pruebas que sugieren que Marte tuvo antiguamente una importante cantidad de agua líquida en su superficie,siendo esta considerada un precursor esencial para desarrollo de vida.”
    En fin amigos, de lo único que estamos seguros es de que, de momento, la única vida que conocemos está aquí, en nuestro planeta. Sin embargo, tenemos que considerar que, la Tierra, en relación al total del inmenso Universo, es menos que una mota de polvo, y, decir que en esa mínima fracción de materia residen las únicas formas de vida que en el Universo existen, es, más que arriesgado, una simpleza.

    Responder
  5. 5
    Gèminis
    el 4 de marzo del 2011 a las 2:36

    Gracias Emilio, por las fotos, las ilustraciones y las explicaciones que nos proporcionas (muy a tu estilo personal), cada dìa me vuelvo mas “adicto” a tu pàgina.
    Te comento que en mis pròximas participaciones, aparecerà mi nombre Ricardo Cruz, con el mismo correo electrònico con el que entro y el cual no es publicado.
    Creo que despuès de 3 años aproximadamente que nos conocemos virtualmente es necesario me “desenmascare” aqui en tu pàgina.
    Mi nombre completo es Ricardo Cruz Montes de Oca y estoy a tus òrdenes en lo que pueda.
    Saludos desde el estado de Mèxico (en el centro de la Repùblica Mexicana)

    Responder
    • 5.1
      emilio silvera
      el 4 de marzo del 2011 a las 7:29

      Amigo Ricardo, será agradable tenerte por aquí, y, en cuanto a los demás, de la misma manera podrás contar conmigo si en alguna cuestión te puedo ayudar.
      Saludos.

      Responder
    • 5.2
      kike
      el 4 de marzo del 2011 a las 23:19

      Gracias Géminis por “poner las cartas boca arriba”; como dice Nelson más abajo no es necesario; pero seguro que has sido consciente de alguna manipulación habida hace poco y has querido dejar las cosas claras.

       No hacía falta porque además te recordamos de tus intervenciones en Observatorio, donde siempre has demostrado tu seriedad; de todas formas siempre se agradece el gesto.

       Saludos.

      Responder
      • 5.2.1
        emilio silvera
        el 5 de marzo del 2011 a las 9:05

        Por cierto, amigo Kike, ¿qué ha pasado en Observatorio? Aquello parece un maremasnun de desajustes e incongruencias. Está ausente la racionalidad, ahora si llegas allí te parece un lugar extraño y de difícil acceso y, tal medida no parece nada buena, el principal objetivo es facilitar el acceso a las personas que quieran pasar por el sitio y, si para ello, tienen primero que hacer un cursillo de ordenador…la cosa no va nada bien.
        Tod aparece cambiado y, el lugar familiar, desapareció.
        Tendrá algo que ver aquella iniciativa de solicitar “donativos” que, dicho sea de paso, no me pareció una buena idea. Un lugar como Observatorio dedicado de manera gratuita a divulgar la Astronomía, no tiene ninguna justificación para pedir dinero a nadie, y, menos, si tenemos en cuenta que, el gasto es mínimo al año, que se cuenta con multitud de voluntarios traductories y, sobre todo, que lo único en que consiste el trabajo es en traducir (ya casi dan el trabajo hecho) unas líneas sobre un objeto o imagen del cielo.
        En fin, me resulta todo un poco extraño y, sobre todo, es desagradable el ver como se desmejora cada día un sitio que llegó a tener una entidad y un entorno de agradable debate social dentro de unos límites tolerables de educación (salvo el truhan de siempre).
        ¡Es una lástima! Esperémos que se arregle todo.

        Responder
        • 5.2.1.1
          kike
          el 5 de marzo del 2011 a las 13:59

          Pues amigo Emilio, Observatorio está que no lo conoce ni “su padre”, como asevera el dicho; de repente cambió el formato tras un día en el que, tras unas amenazas del administrador Sr. Dantart respecto a la posible disolución de la página, varios pusimos las cartas boca arriba, en especial Isod, a quien sabes con mucho peso en la página, que incluso se ofreció para arreglar los problemas y hacer lo que hiciera falta para que continuase una página tan querida, hasta el extremo de hacerse cargo de ella.

           Eso pasó el día 22 de Febrero (Aún con formato antiguo), y al día siguiente ya apareció un nuevo formato sin explicación de ningún tipo; y lo que considero más grave, con el borrado de todas las opiniones que múltiples comentaristas habían expuesto el día anterior (más de 60 intervenciones).

           Ante una, al menos aparente, forma de censura y falta de respeto a los lectores/comentaristas, desde ese día decidí no volver a comentar si no se daba algún tipo de explicación, lo que hasta ahora no ha sucedido que sepa.

           Es una verdadera pena, pues los actuales comentaristas de Observatorio no tienen nada que envidiar a la mayoría de los más antiguos (Con algunas claras salvedades como pueda ser tu ausencia, que es echada de menos contínuamente).

           Total, que no entiendo lo que ha podido ocurrir, pero Observatorio ha pasado de ser un lugar de encuentro familiar de muchas personas enamoradas de la ciencia a otra con personas igual de enamoradas de la ciencia, pero sin control ni guía alguno, lo que me temo que llevará a no tardar mucho a su languidecimiento; y de verdad desearía estar equivocado.

           De todas formas te he de decir que tus comentarios serían muy agradecidos en Observatorio como siempre, pese a uno o dos anónimos que siempre intentan aguar la fiesta; pero a esos ya sabemos que lo mejor es mostrarles nuestra indiferencia.

  6. 6
    Mariana
    el 4 de marzo del 2011 a las 11:05

    Quisiera brindar mi opinión sobre desenmascararse a uno mismo, en realidad pienso yo, que lo que interesa es lo que se dice, no quien lo dice.

    Un saludo, interesante blog.

    Responder
  7. 7
    nelson
    el 4 de marzo del 2011 a las 13:56

    Hola muchachos.
     
    Hola Mariana.
     
    Sin duda es como dices, lo que más importa es lo que se dice, pero no se puede dejar de valorar que en un medio como Internet, donde el anonimato permite a algunos inescrupulosos hacerse los vivos, denostar a las personas, o divertirse provocando conflictos, personas como el amigo Géminis, sin que nadie se lo pida, se identifique con nombre y apellido.
    Desde mi punto de vista es una actitud responsable que corresponde destacar.
     
    Saludos cordiales para tí y para tod@s, desde Montevideo.

    Responder
    • 7.1
      kike
      el 4 de marzo del 2011 a las 23:15

      Cada día demuestras más tu madurez  y equilibrio mental. Un caluroso saludo.

      Responder
    • 7.2
      Mariana
      el 5 de marzo del 2011 a las 10:56

      Sr. Nelson, el hablar en términos filosóficos, puede provocar que en personas que no estén familiarizadas con está manera de comunicar verdades, no puedan captar lo que se quiere decir, el lenguaje filosófico pretende trasmitir al receptor en pocas palabras, no una verdad, sino varias, sucede que si no se tiene un pensamiento filosófico para poder comprender esas verdades, se puede malinterpretar las palabras.
      El debatir sobre algunos temas candentes, es inevitable que se armen conflictos, ya que de un lado y de otro habrá diferentes posturas, el problema reside principalmente en quien es el que realmente arma y tiene la intención real de armar el conflicto en el debate, al tomar la postura contraria para desestimarla lo máximo posible, cuándo dije lo que importa es lo que se dice, más que nada es para dejar en claro que hay que saber ver cuál es la intención verdadera que hay en eso que se quiere decir; el conflicto o bien se puede armar por sí solo, o por manipulación de alguna persona.

      No suelo hacer comentarios en blogs, pero me pareció que podía aportar algo desde mis conocimientos en filosofía, Saludo.

      Responder
      • 7.2.1
        nelson
        el 9 de marzo del 2011 a las 0:12

        Hola muchachada.
         
        Hola, estimada Mariana.
         
        De todos modos un lenguaje sencillo, acorde a los eventuales interlocutores con los que se pretenda entablar una comunicación interactiva, asegura la comprensión cabal del mensaje emitido, lo que redundará seguramente en un ágil y fecundo intercambio.
         
        Cabe también la posibilidad de que el destinatario sea un “élite” selecta, iniciada, familiarizada con la jerga especializada de la disciplina del caso. Pero entonces no sería un blog como éste, encuentro de personas con una afición común, con orígenes y niveles de instrucción dispares, el más adecuado para contactar a ese “público”.
         
        Es permanente aquí, lugar donde nos solazamos en la contemplación del Universo, desde el microcosmos cuántico hasta las dimensiones cosmológicas, pasando por las imponentes estructuras moleculares de las cadenas del Carbono en Biología, que nos adentremos sin darnos cuenta, en el campo propio de la Filosofía, con preguntas y especulaciones sobre el Ser, la Existencia, la búsqueda de la Verdad, el futuro del Hombre y del Universo.
         
        En lo personal creo que serán bienvenidos y apreciados tus aportes, más calificados y centrados desde tus conocimientos específicos.
         
        Un gusto charlar contigo.
         
        Saludos cordiales para tí y para tod@s.

        Responder
  8. 8
    nelson
    el 5 de marzo del 2011 a las 5:13

    Gracias por el concepto, tal vez algo excesivo (sobre todo lo del “equilibrio mental”).
    Creo que la palabra “desenmascare”, pese a que Géminis la pone entre comillas, confunde a  Mariana, e induce su respuesta. Fíjate que ella misma se presenta desde su “nick”, y nos informa con detalle en su interesante página, de sus antecedentes y actividades. Lo que pasa es que no sabe que los habituales de acá conocemos sobradamente de la proverbial corrección de nuestro amigo mexicano.
     
    Saludos cordiales.

    Responder
    • 8.1
      Mariana
      el 5 de marzo del 2011 a las 11:21

      Aclaro que no soy la autora de la web que puse en mi nick, simplemente soy una aficionada a la filosofía, y me dedico y estudio todo lo referido a ello. Saludos cordiales.

      Responder
  9. 9
    Roberto Conde
    el 30 de abril del 2012 a las 12:34

    Si alguna vez fuéramos a terraformar algún planeta, por lo que he leído, que no recuerdo dónde, la mejor elección sería montar globos en una zona de la atmófera de Venus que por lo visto tiene condiciones de temperatura y presión parecidas a las de la tierra, y desde allí, sembrar microorganismos que modificaran la atmósfera para hacerla respirable.
    Claro que a pesar de tener la tecnología para ello estamos todavía lejos de comprender la dinámica de las atmósferas planetarias. Todavía no sabemos ni cómo funciona la nuestra, y en gran parte (mierda, no lo puedo puedo evitar) por despreciar la enorme importancia del circuito eléctrico al que los planetas se encuentran conectados.

    Responder
  10. 10
    Roberto Conde
    el 1 de agosto del 2012 a las 22:22

    Según los proponentes del Universo Eléctrico, Venus es un planeta joven, quizás expulsado de uno de nuestros gigantes gaseosos o quizás del mismo Sol. Esto explicaría muchas peculiaridades del planeta vecino, como su densa atmósfera y su gran actividad.
    Otro cuerpo joven del sistema solar, por ejemplo, sería Titán, con el que comparte además, un recientemente descubierto vórtice polar activo

    Responder
    • 10.1
      emilio silvera
      el 2 de agosto del 2012 a las 6:56

      Amigo Roberto, nunca dejaremos de asombrarnos de los maravillas que el Universo esconde en su vasta inmensidad donde reside todo lo que imaginarnos podamos: La energía-materia, las fuerzas de la Naturaleza, el espacio y el tiempo y…¡La vida. Todo está y forma parte del Universo y, dentro de esa rica gama de elementos materiales y de pura energía, se producen los fenómenos que llevan hacia los cambios que nosotros, asombrados, podemos contemplar por medio de nuestros ingenios tecnológicos.
      Fijate lo que copmentas de Venus y la sorpresa que nos ha dado Titán y, cosas así, proliferan no ya por todo el Sistema solar, sino que son el pan de cada día del Universo entero que es dinámico y cambiante, creador de cosas nuevas a partir del Caos y la destrucción de las cosas viejas.
      Un saludo cordial amigo.

      Responder
  11. 11
    Abdel majluf
    el 15 de diciembre del 2012 a las 17:01

    Amigo Emilio, primeramente, dejame felicitarte por esta, tu guarida científica, en donde cada día logras ensalsar de manera exquisita, cada rincón, con esos conocimientos tan bién articulados, que logran cautivar a todos y cada uno de los pasajeros que pasamos por este lugar en busca de una cobija. La lluvia esta allí afuera y nosotros todos, aquí cobijados, bajo el alero de tu siempre acertada pluma.

    Pero al hilo de lo anterior, me viene a la memoria, quizas otro parangón, y este va ligado a nuestra propia infancia, en dond cada día acudimos a acurrucarnos al lado de nuestra madre pare escuchar con su voz suave y delicada, las aventuras de aquel cuento de turno, ese que nos comenzaba a tumbar hasta quedarnos dormidos, hoy, ya mas grandecitos, pareciera que muchos se han hecho adictos a tus palabras bien articuladas que al irlas leyendo, se comvierten en un verdadero susurro para nuestros oidos.

    …Pero bueno, parece que me extendí mucho en lo anterior, disculpa, a veces las palabras y los pensamientos fluyen muy veloz y mis dedos con ellos, tecleando para dejar la impresión en la pantalla.

    Retomo:
    “Venus el planeta imposible”

    He leido no solo tu artículo, sino también tus comentarios  y por cierto los de los amigos aca presentes, ciertamente a primera vista, Venus, se nos muestra un lugar bastante hinóspito, con una atmosfera arrolladora, una temperatura capaz de achicharrarnos con solo rozarla. Pero que sabemos de este planeta, la gran mayoría de información proviene de la antigua Unión Soviética, pues fueron ellos los que realizaron la mayoría de los viajes hacia este planeta, aunque muchos no tuvieron exito, me parece que el proyecto eran las sondas “Venera”, luego fueron los norteamericanos, que con mayor tecnología han podido enviar nuevas sondas y bueno, hoy ya están llegando nuevos resultados, que como bién argumentas en tus comentarios, están entregando nueos indicios, que antes parecian imposibles, como la posibilidad de que exista algún tipo de vida, aunque muy pequeña, en algunas de sus zonas.

    Pero todo lo anterior, me lleva a replantearme, el poco entendimiento que tenemos de todo lo que está allí afuera, pareciera ser, que estamos tan empecinados en que la única forma de que pueda fluir la vida, debe ser con las carcterísticas exactas que existen aca, en nuestro planeta, ¿?, pero esto, se contrapone completamente con la realidad, pues solo consideramos una parte del sistema biosférico, recordemos que dentro de la biosfera, también también se encuentran los picos mas altos, las profundidades de los oceanos y por cierto las laderas volcánicas, y es exactamente en esos lugares, en donde no existe un reboso de oxígeno, en donde se han encontrado una enormidad de especies, que vivn y proliferan felices, respierando azufre, metano y cuantos otros poco oxigenados aires, en los cuales, nosotros no podriamos vivir.

    Si miramos las superficies de los otros planetas y lunas, sean frios o calientes y realizamos un parangón con nuestro propio planeta, veremos que todos esos ambientes, están acá mismo, en nuestro propio planeta y dentro de la zona biosférica, en donde se puede dar la vida, hoy, según palabras de biólogos y químicos, nuestro planeta es un verdadero laboratorio, en el cual se encuentran presente todos los ambientes que allí arriba podemos observar.

    Venus, creo debe ser un planeta hinospito como para nosotros, pero hay cuantos seres que viven y se han desarrollado en nuestro planeta que podrían sobrevivir , quizas mucho mejor que aca mismo, y digo esto, pues, en nuestro planeta solo cuentan con un pequeño espacio ( lugar) que podriamos llamarlo espacio extremo y por tanto limitado, si salen de allí, no sobreviven, en un planeta completo con una atmosfera adecuada para ellos, seguramente conllevaría a tópicos inimaginables para nosotros.

    Quizas, a como van las cosas, llegaremos a la conclusión, que los bloques fundamentales para la vida se encuentran en casi todos los rincones de todos los planetas y lunas, en algunos estos se desarrollarán formando un tipo de vida basada en el oxígeno y en otras metanógena. Las moléculas orgánicas simples o compuestas, cada día se nos irán haciendo mas y mas comunes de encontrar allía fuera.

    Hoy, el gran problema es nuestra tecnología y mas que esto, las voluntades para que se destinen recursos económicos que puedan seguir en forma exponencial, desarrollando o evolucionando nuestras herramientas con las cuales podamos llegar mucho mas pronto a cada rincón fuera de nuestro planeta.

    Basado en las últimas expediciones a Marte, en busca de vida, cuando será el día que se envie un analizador de ADN, que pueda analizar el suelo marciano, hoy solo se analiza químicamente pero no biológicamente y esto no es lo mismo. En nuestro planeta existen en la actualidad las herramientas como para realizar estos estudios e incluso enviarlos a Marte. te imaginas, un analizador de ADN, enviado a Europa, Titán, Marte, Encelado y por que no pensarlo, a Gliesse d y gliesse g, seguramente, las conclusiones serían que en nuestro Universo, la vida se encuentra presente en casi todos sus ricones.

    Bueno, como tu sabes, poco tiempo tengo aún para poder escribir, aunque ya estoy desocupandome y pronto me tendrán a tiempo completo en esto que tanto amamos.

    Un abrazo a ladistancia para todos.

    Responder
    • 11.1
      emilio silvera
      el 16 de diciembre del 2012 a las 8:42

      Estimado amigo Abdel:
      Después de tus tiernos recuerdos de aquellos inovidables momentos que todos, sin ecepción, hemos podido vivir en el acogedor seno de nuestras madres, mientras amorosas, nos arrullaban para el sueño reparador con alguna cancioncilla o con algún relato que nos transportaban hacia ese otro “universo” de la fantasía que tanto gusta y fascina cuando la edad es corta y, las cosas asombrosas nos hacen abrir los ojos como platos ante los fantásticos mundos que, en nuestras mentes jóvenes, eran una tentación de aventuras sin fin. Cuando lo asimilas a lo que se ofrece en este lugar, estás valorando mi quehacer diario en alto grado que, aunque inmerecido, te agradezco.
      Retomas el pulso de tus ideas y vuelves al principal objetivo que te trajo aquí, comentar sobre el trabajo presentado y, a decir verdad, no creo que se pueda hacer mejor. Todo lo que apuntas tiene el justo juicio de lo que es. Esa que expones es, la realidad sobre la vida en nuestro mundo y, ¿por qué no? en los que nos rodean y en esos otros más alejados que aún no podemos visitar. La vida, como bien dices, se abre paso en los lugares más insospechados y, su naturaleza (tal como hemos podido constatar), es diversa y también fascinante. Minúsculos seres que comén minerales, metano e incluso venenos letales para nosotros y, esas verdades comprobadas, nos llevan a la certeza de una vida múltiple que adopta mil formas y maneras para poder estar presente, en este y en cualquier otro mundo por muy enrarecido que físicamente,  pueda ser.
      Ahora simplemente estamos en la linea de salida de esa carrera espacial que nos aguarda en el futuro, y, lo que hoy presentimos, será realidad mañana. ¿Por qué la vida sólo estaría en la Tierra? No creo que nuestro planeta tenga nada muy especial, es un planeta más de los miles de millones de mundos que son, y, como el nuestro, los habrá a millones. También en otros, sin ser como éste, estará la vida presente, ya que, como bien dices, la vida se abre paso y se adapta a lugares que ni podríamos sospechar. Incluso es posible que existan formas de vida que, ni teniéndolas delante de nuestros ojos, la podamos ver.
      Creo que, los humanos, nos creemos que sabemos mucho más de lo que, en realidad, sabemos.
      Un abrazo amigo mío.
       

      Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting