domingo, 23 de febrero del 2020 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¡El futuro! ¿Que nos deparará?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en ¡El futuro es imparable!    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

La Ciencia no descansa en ninguno de los campos del saber Humano, y, todos los días, se dan pasos hacia ese futuro impàrable que… ¿Quién sabe hasta dónde nos podrá llevar?

bitacoras.com / madrid
Día 27/08/2013

Los avances tecnológicos de los últimos años han convertido en realidad algunos artilugios propios del cine más futurista

 

Diez inventos reales que parecen sacados de una película de ciencia ficción

En nuestro habitual recorrido por los temas más curiosos de la blogosfera, queremos destacar un artículo del blog «Gizmodo». Esta popular publicación nos muestra diez inventos que parecen sacados de una película de ciencia ficción, pero que podemos encontrar en el mundo real. Una prueba de lo rápido que avanza la tecnología hasta el punto de llegar a superar a la imaginación.

Aunque el desarrollo de este avión «invisible» para los radares comenzó hace más de treinta años, su silueta en forma triangular sigue pareciendo más propia de una nave espacial extraterrestre que de un bombardero diseñado durante los años 80. Esta aeronave se ha convertido en la base de muchos aviones militares de última generación, como el X-47B, el primer «drone» capaz de despegar y aterrizar desde un portaaviones.

Diseñado para afrontar una prueba tan exigente como la Copa América y con un coste de diez millones de dólares, el AC72 está revolucionando la navegación deportiva a vela. Sus dos estilizadas quillas miden más de 20 metros y su vela fija se eleva el equivalente a un edificio de trece pisos sobre la superficie del agua. Gracias a ello, es capaz de duplicar la velocidad del viento que recibe, lo que lo convierte en uno de los barcos más rápidos y peligrosos de su tipo. De hecho, el medallista olímpico Andrew Simpson falleció en un accidente mientras lo pilotaba.

3El motor de iones de Xenón

 

Diez inventos reales que parecen sacados de una película de ciencia ficción

Ideado para propulsar todo tipo de cohetes y aeronaves en el espacio, el Evolutionary Xenon Thruster desarrollado por la NASA ha batido todos los récords de eficiencia sin despegar del suelo. Utilizando campos eléctricos para generar el impulso, un prototipo de este motor lleva funcionando más de cinco años ininterrumpidos. En un futuro cercano, este motor que apenas gasta combustible podría ser usado para capturar asteroides o impulsar sondas espaciales más allá del sistema solar a velocidades de hasta 40.000 metros por segundo en el vacío.

El robot PETMAN

Desarrollado por la empresa Boston Dynamics a petición del departamento de Defensa estadounidense, este robot humanoide de aspecto inquietantemente real tenía como objetivo probar la resistencia del equipamiento de protección empleado por los militares.

Las granjas de servidores de Google

Muy poco puede decirse de las enormes e impresionantes instalaciones en las que Google gestiona el tráfico de datos generado por todos sus servicios. Repartidos por varias ciudades del mundo, la compañía emplea más de dos millones de servidores para dar servicio continuo a cientos de millones de internautas desde sus centros de datos.

El robot hexápodo PhantomX

 

Diez inventos reales que parecen sacados de una película de ciencia ficción

Este robot de seis patas desarrollado por la comunidad de robótica Trossenfue el primero de una larga lista de robots capaces de emular los movimientos de los arácnidos. Tras él han surgido otros aparatos similares e incluso un vehículo de seis patas pilotado que parecen directamente salidos de la mente de un científico chiflado. Sin embargo, la complejidad de lograr que un sistema artificial tenga ese nivel de equilibrio y coordinación es enormemente elevada.

La cabina de pasajeros del Airbus A320

 

Iluminada en tonos violáceos y con una pantalla interactiva de entretenimiento a bordo a disposición de todos y cada uno de los pasajeros, la lujosa cabina los Airbus A320 de Virgin América parece haber sido sacada del interior de una nave espacial.

La cabina de pasajeros del Airbus A320

 

Iluminada en tonos violáceos y con una pantalla interactiva de entretenimiento a bordo a disposición de todos y cada uno de los pasajeros, la lujosa cabina los Airbus A320 de Virgin América parece haber sido sacada del interior de una nave espacial.

El Levitron

Diez inventos reales que parecen sacados de una película de ciencia ficción

Un juego de potentes imanes son los que permiten flotar de forma aparentemente mágica este artilugio que puede comprarse en muchas jugueterías. Sin embargo, su funcionamiento se basa en el mismo principio físico que los conocidos trenes bala.

¡Hasta dónde llegaremos?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Biologia    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Crean minicerebros de Laboratorio a partir de células madres

El desarrollo del cerebro humano es uno de los grandes misterios de la biología, pero un grupo de investigadores austriacos y británicos presentan esta semana en Nature una técnica para generar tejido cerebral que ayudará a avanzar en su estudio.

El equipo, liderado desde el Instituto de Biotecnología Molecular (IMBA) de la Academia Austriaca de Ciencias, ha conseguido crear ‘organoides cerebrales’ partiendo de un cultivo de células madre pluripotentes. Estas se pueden obtener de embriones humanos o reprogramarse a partir de células adultas.

“Hemos generado un ‘neuroectodermo’, una capa de células de la que se deriva el sistema nervioso”, destaca el autor principal, Jürgen Knoblich, del IMBA. “Luego, los fragmentos de este tejido se mantienen en un cultivo tridimensional y se embeben en gotas de un gel que actúa de andamiaje para que pueda crecer”.

“Para favorecer la absorción de los nutrientes –continúa–, transferimos después las gotas de gel a un biorreactor giratorio, y en unas tres o cuatro semanas ya están formadas y definidas las regiones cerebrales”.

En los ‘organoides cerebrales’ resultantes se pueden diferenciar regiones como corteza cerebral, retina, meninges o el plexo coroideo (porción del encéfalo que forma el líquido cefalorraquídeo).

[Img #15310]
Sección de un ‘organoide cerebral’ con regiones diferenciadas. En rojo se observan células madre neuronales y en verde, neuronas. (Foto: Madeline A. Lancaster )
¿Queremos jugar a ser dioses? Creo que simplemente, se trata de que la Ciencia, es imparable y lo que tiene que ser será. El futuro depende de ella y, los avances se irán produciendo a medida que el tiempo nos permita experimentar, investigar y descubrir, esos misterios o secretos tan bien guardados que la Naturaleza esconde.
Publica: emilio silvera

¡Titán! ¿Que sorpresa nos tiene guardada?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Astronomía y Astrofísica    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Titán, envuelta por una gruesa capa de atmósfera naranja
                  Titán, envuelta por una gruesa capa de atmósfera naranja / NASA

Crece el misterio alrededor de Titán

josé manuel nieves / madrid. Los científicos están desconcertados ante los datos que la sonda Cassini ha enviado de la luna más grande de Saturno. Investigadores creen que la capa helada de la mayor luna de Saturno puede tener al menos 40 km de espesor.

a nave espacial Cassini de la NASA ha revelado unas características inesperadas en la topografía de la luna más grande de Saturno, Titán. Los científicos de la Universidad de California Santa Cruz que han estudiado los datos creen que esta luna está cubierta de una capa de hielo rígida que puede tener al menos 40 km de espesor. Algunos montículos que se aprecian sobre su superficie parecen ser en realidad una especie de icebergs de grandes raíces que se extienden hacia el océano subyacente. La investigación aparece publicada en la revista Nature.

Los investigadores se sorprendieron al encontrar una correlación negativa entre la gravedad y las señales de la topografía de Titán. «Normalmente, si usted vuela sobre una montaña, espera encontrarse con un aumento en la gravedad debido a la masa extra de la montaña. En Titán, sin embargo, cuando vuela sobre una montaña la gravedad es más pequeña. Esa es una observación muy extraña», explica Francis Nimmo, uno de los autores de la investigación.

Titán, cubierta por un grueso escudo de hielo

Los investigadores creen que esto es debido a que las protuberancias sobre la superficie de Saturno son la cabeza de un iceberg con una raíz muy profunda que se extiende por debajo de la capa de hielo en el océano que existe debajo. «Debido a que el hielo es de menor densidad que el agua, la gravedad en esas zonas es menor», apunta Nimmo.

La manera en que estos enormes icebergs se mantienen sumergidos es que exista una capa de hielo fuerte, rígida y muy gruesa. Los investigadores creen que esa capa puede tener al menos 40 km de espesor. Estos hallazgos tienen varias implicaciones. Por ejemplo, una capa de hielo gruesa y rígida hace que los volcanes de hielo sean muy difíciles de producir, algo que algunos científicos han propuesto para explicar ciertas características que se ven en la superficie de Titán. A diferencia de la corteza terrestre geológicamente activa, en Titán no existe tectónica de placas.

Publica: emilio silvera

Fuente ABC.es

¡Desvelando secretos de la Naturaleza!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Astronomía y Astrofísica    ~    Comentarios Comments (1)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

                                                                                                No, el Universo no es infinito pero… ¡Nos lo parece!

Hay que prestar atención a las coincidencias. Uno de los aspectos más sorprendentes en el estudio del Universo astronómico durante el siglo xx ha sido el papel desempeñado por la coincidencia: que existiera, que fuera despreciada y que fuera reconocida. Cuando los físicos empezaron a apreciar el papel de los constantes en el dominio cuántico y a explorar y explotar la nueva teoría de la Gravedad de Einstein para describir el Universo en conjunto, las circunstancias eran las adecuadas para que alguien tratara de unirlas.

Entró en escena Arthur Eddington: un extraordinario científico que había sido el primero en descubrir cómo se alimentaban las estrellas a partir de reacciones nucleares. También hizo importantes contribuciones a nuestra comprensión de la galaxia, escribió la primera exposición sistemática de la teoría de la relatividad general de Einstein y fue el responsable de revificar, en una prueba decisiva, durante un eclipse de Sol, la veracidad de la teoría de Einstein en cuanto a que el campo gravitatorio del Sol debería desviar la luz estelar que venía hacia la Tierra en aproximadamente 1,75 segundos de arco cuando pasaba cerca de la superficie solar, y así resulto.

                    Einstein y Eddintong en el jardin de la casa de éste último

Albert Einstein y Arthur Stanley Eddington, se conocieron y se hicieron amigos. Se conservan fotos de los dos juntos conversando sentados en un banco del jardín de Eddington en el año 1.939, don se fueron fotografiados por la hermana del dueño de la casa.

Aunque Eddington era un hombre tímido con pocas dotes para hablar en público, sabía escribir de forma muy bella, y sus metáforas y analogías aún las utilizan los astrónomos que buscan explicaciones gráficas a ideas complicadas.

Eddington creía que a partir del pensamiento puro sería posible deducir leyes y constantes de la Naturaleza y predecir la existencia en el Universo de cosas como estrellas y Galaxias. ¡Se está saliendo con la suya! Entre los números de Eddington que él consideraba importante y que se denomino “numero de Eddington”, que es igual al número de protones del Universo visible. Eddington calculó (amano) este número enorme y de enorme precisión en un crucero trasatlántico (ya lo he contado otras veces), concluyendo con esta memorable afirmación:

“Creo que en el Universo hay

15.747.724.136.275.002.577.605.653.968.181.555.468.044.717.914.527.116.709.366.231.425.076.185.631.031.296

protones y el mismo número de electrones.”

 

 

Este número enorme, normalmente escrito NEdd, es aproximadamente igual a 1080. Lo que atrajo la atención de Eddington hacia él era el hecho de que debe ser un número entero, y por eso en principio puede ser calculado exactamente. En el Universo existen grandes números que lo definen y la Ciencia ha sabido dar con ellos para poder comprender mejor.

Durante la década de 1.920, cuándo Eddington empezó su búsqueda para explicar las constantes de la Naturaleza, no se conocían bien las fuerzas débil y fuerte de la Naturaleza, y las únicas constantes dimensionales de la física que sí se conocían e interpretaban con confianza eran las que definían la Gravedad y las fuerzas electromagnéticas.

“El Número adimensional es un número que no tiene unidades físicas que lo definan y por lo tanto es un número puro. Los números adimensionales se definen como productos o cocientes de cantidades que sí tienen unidades de tal forma que todas éstas se simplifican. Dependiendo de su valor estos números tiene un significado físico que caracteriza unas determinadas propiedades para algunos sistemas.”

Eddington las dispuso en tres grupos o tres puros números adimensionales. Utilizando los valores experimentales de la época, tomó la razón entre las masas del protón y electrón:

mpr/me 1840

la inversa de la constante de estructura fina:

2phc/e2≈ 137

Y la razón entre la fuerza gravitatoria y la fuerza electromagnética entre un electrón y un protón;

22/Gmpr me 1040

A estas añadió su número cosmológico:

 N Edd ≈ 1080

 

A estos cuatro números los llamó “las constantes últimas”, y la explicación de sus valores era el mayor desafió de la ciencia teórica: ¿Son estas cuatro constantes irreducibles, o una unificación posterior de la Física demostrará que alguna o todas ellas pueden ser prescindibles ? ¿Podrían haber sido diferentes de lo que realmente son?

De momento con certeza, nadie ha podido contestar a estas dos preguntas que, como tantas otras, están a la espera de esa Gran teoría Unificada del Todo que, por fín, nos brinde las respuestas tan esperadas y buscadas por todos los grandes físicos del mundo.

Según parece, el Tiempo que afecta a la vida de los seres vivos y de las cosas compuestas de materia -nada permanece y todo cambia-, están situadas en un plano distinto al que ocupan esas otras “cosas” que llamamos ¡constantes universales! y que son, las responsables de que nuestro mundo, nuestro universo,  sea como es. Son aquellos parámetros que no cambian a lo largo del universo: La carga del electrón, la masa del protón, la velocidad de la luz en el vacío, la constante de Planck, la constante gravitacional y también la magnética, o, la constante de estructura fina. Se piensa que son todas ellas ejemplos de constantes fundamentales de la Naturaleza.

Poco a poco, los científicos llegaron a apreciar el misterio de la regularidad y lo predecible del mundo. Pese a la concatenación de movimientos caóticos e impredecibles de átomos y moléculas, nuestra experiencia cotidiana es la de un mundo que posee una profunda consistencia y continuidad. Nuestra búsqueda de la fuente de dicha consistencia atendía primero a las leyes de la Naturaleza que son las que gobiernan como cambian las cosas. Sin embargo, y al mismo tiempo, hemos llegado a identificar una colección de números misteriosos arraigados en la regularidad de la apariencia. Son las Constantes de la Naturaleza que, como las que antes hemos relacionado dan al Universo un carácter distintivo y lo singulariza de otros que podríamos imaginar. Todo esto, unifica de una vez nuestro máximo conocimiento y también, nuestra infinita ignorancia.

            La fuerza de la Gravedad es una constante que se deja notar

¡Es todo tan complejo!

 ¿Acaso es sencillo y no sabemos verlo? Seguramente, un poco de ambas cosas. Pudiera ser que, ni todo sea tan complejo y que, nuestras mentes, aún no están preparadas para ver la simple belleza que subyace en todas las cosas del Universo, de la Naturaleza que, cuando al fin las podemos comprender, a veces, incluso nos sorprendemos de la sencillez con la que el “mundo” se expresa. Una cosa es segura, la verdad está ahí, esperándonos.

Por ejemplo: Los campos magnéticos están presentes por todo el Universo. Hasta un diminuto (no por ello menos importante) electrón crea, con su oscilación, su propio campo magnético, y,  aunque pequeño,  se le supone un tamaño no nulo con un radio ro, llamado el radio clásico del electrón, dado por r0 = e2/(mc2) = 2,82 x 10-13 cm, donde e y m son la carga y la masa, respectivamente del electrón y c es la velocidad de la luz. Pudimos llegar a discernir eso y mucho más haciendo que la comprensión se abriera paso en nuestras mentes que, no por ello, dejaron de teorizar y de imaginar como sería el Universo y las reglas que lo rigen.

“La creciente distancia entre la imaginación del mundo físico y el mundo de los sentidos no significa otra cosa que una aproximación progresiva al mundo real.”

 

El mundo que nosotros percibimos es “nuestro mundo”, el verdero es diferente, y,  como nos dice Planck en la oración entrecomillada arriba, cada vez estamos más cerca de la realidad, a la que, aunque no nos pueden llevar nuestros sentidos, si no llevarán la intuición, la imaginación y el intelecto.

Está claro que la existencia de unas constantes de la Naturaleza nos dice que sí, que existe una realidad física completamente diferente a las realidades que la Mente Humana pueda imaginar. La existencia de esas constantes inmutables dejan en mal lugar a los filósofos positivistas que nos presentan la ciencia como una construcción enteramente humana: puntos precisos organizados de una forma conveniente por una teoría que con el tiempo será reemplazada por otra mejor, más precisa. Claro que, tales pensamientosm quedan fuera de lugar cuando sabemos por haberlo descubierto que las constantes de la naturaleza han surgido sin que nosotros las hallamos invitado y ellas se muestran como entidades naturales que no han sido escogidas por conveniencia humana.

 unsw_white_dwarf

Físicos de la University of New Wales (UNSW) tienen una teoría cuando menos controvertida, y es la de que la constante de estructura fina, α (alpha), en realidad no es constante. Y estudian los alrededores de una enana blanca lejana, con una gravedad más de 30.000 veces mayor que la de la tierra, para comprobar su hipótesis.

En 1999 un equipo de físicos anunció la detección de variaciones en el valor de α. Ahora, otro grupo de la misma universidad están usando el Telescopio Espacial Hubble para observar una enana blanca con el objeto de medir α con gran precisión. El argumento es que se cree que los exóticos campos de energía escalar podrían alterar el valor de α en lugares donde existe un intenso campo gravitatorio. Estos campos de energía escalar son campos que aparecen en teorías que combinan el Modelo Estándar de la Fisica de Partículas, con la Teoría de la Relatividad General de Einstein.

Todos los procesos de la Naturaleza, requieren su tiempo. Todo pasa cuando tiene que pasar. Esta escala temporal está controlada por el hecho de que las constantes fundamentales de la naturaleza sean:

t(estrellas) ≈ (Gmp2 / hc)-1 h/mpc2 ≈ 1040 ×10-23 segundos ≈

≈ 10.000 millones de años

No esperaríamos estar observando el universo en tiempos significativamente mayores que t(estrellas), puesto que todas las estrellas estables se habrían expandido, enfriado y muerto. Tampoco seríamos capaces de ver el universo en tiempos mucho menores que t(estrellas) porque no podríamos existir; no había estrellas ni elementos pesados como el carbono. Parece que estamos amarrados por los hechos de la vida biológica para mirar el universo y desarrollar teorías cosmológicas una vez que haya transcurrido un tiempo t(estrellas) desde el Big Bang.

Porque eso es así es por lo que tenemos que pensar que posibles civilizaciones extraterrestres presentes en otros mundos, habrán llegado aquí (al universo), casi al mismo tiempo que nosotros y, seguramente, sus recorridos serán los mismos o muy parecidos a los nuestros desde que pudieron surgir a partir de la “materia inerte” y evolucionar para generar pensamientos adquiriendo la consciencia de Ser.

En la imagen de arriba de una Nebulosa planetaria, contemplamos la escena de una estrella moribunda que fue necesaria para que, los materiales biológicos que nos conformaron a los seres vivos, pudieran estar presentes en el Universo. Sin ese tiempo de t(estrellas) = a 10.000 millones de años, difícilmente podríamos estar ahora aquí tratando de estos temas.

emilio silvera

El micromundo de los átomos

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Naturaleza misteriosa    ~    Comentarios Comments (1)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Cuando por primera vez se puso este trabajo, dio lugar a comentarios que nos llevan hasta la realidad de hasta donde, resulta para nosotros incomprensible ese micro mundo de la cuántica, ese “universo” infinitesimal donde ocurren cosas que, no llegamos a comprender.

La mecánica cuántica domina en el micromundo de los átomos y de las partículas “elementales”. Nos enseña que en la naturaleza cualquier masa, por sólida o puntual que pueda parecer, tiene un aspecto ondulatorio. Esta onda no es como una onda de agua.  Es una onda de información. Nos indica la probabilidad de detectar una partícula. La longitud de onda de una partícula, la longitud cuántica, se hace menor cuanto mayor es la masa de esa partícula.

http://4.bp.blogspot.com/_pRK4ixsP3MQ/TKdeWTa1XGI/AAAAAAAAAHQ/Z15mYGB8kRM/s1600/atomo.jpg

Por el contrario, la relatividad general era siempre necesaria cuando se trataba con situaciones donde algo viaja a la velocidad de la luz, o está muy cerca o donde la gravedad es muy intensa. Se utiliza para describir la expansión del universo o el comportamiento en situaciones extremas, como la formación de agujeros negros. Sin embargo, la gravedad es muy débil comparada con las fuerzas que unen átomos y moléculas y demasiado débil para tener cualquier efecto sobre la estructura del átomo o de partículas subatómicas, se trata con masas tan insignificantes que la incidencia gravitatoria es despreciable. Todo lo contrario que ocurre en presencia de masas considerables como planetas, estrellas y galaxias, donde la presencia de la gravitación curva el espacio y distorsiona el tiempo.

Leer más