martes, 19 de enero del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




La expansión del Universo, ¿Y, nuestro futuro?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El hombre en el Universo    ~    Comentarios Comments (21)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Si como parece la expansión del Universo se acelera, entonces el procesamiento de información debería desaparecer con el tiempo y cada vez sería menor y más difícil nuestro aceeso para poder saber lo que pasa en regiones tan lejanas en las que se encontrarían las galaxias mientras que los espacios vacíos se hacían más y más grandes cada vez. Algunos grupos de trabajo parecen haber comprobado que la expansion del Universo empezó a acelerarse hace sólo algunos pocos miles de millones de años. Pero, supongamos que las pruebas observacionales a favor de la aceleración resultaran ser incorrectas. ¿Qué pasaría entonces?

The Expansion of the Universe

Alguna podríamos estar tentados de preguntar: ¿En qué lugar exactamente ocurrió el Big Bang?, es decir, ¿Cuál es el centro del Universo? Y, al ser la expansión isotrópica y estar el universo expandiéndose en todas las direcciones, no parece que la pregunta pueda tener respuesta. En cualquier lugar en el que nos podamos situar veremos siempre lo mismo, ¡el Universo se expande!

Lo más probable y según los conocimientos que hoy tenemos, lo que parece es que el universo se expandirá para siempre y, en esa diatriba  cuesta arriba está inmersa la vida que no quiere desaparecer y se enfrenta, en una batalla desigual, a unos hechos que parecen irreversibles.

La vida necesita encontrar diferencias de temperatura, o de densidad, o de expansión en el Universo de las que pueda extraer energía útil haciéndolas uniformes. Si se baza en recursos minerales de energía que existen localmente -estrellas muertas, agujeros negros que se evaporan, partículas elementales que se desintegran-, entonces con el tiempo se encara al problema al que se enfrentan inevitablemente los yacimientos muy explotados: cuesta más extraer los minerales de lo que pueda ganarse con ello.

The Observable Universe

El mapa intenta mostrar el Universo visible. Las galaxias en el Universo tienden a juntarse en los llamados supercúmulos que a su vez están rodeados  por gigantescos vacíos que le dan al universo una apriciencia celular y, debido a que la luz del Universo viaja a una velocidad constante, podemos ver objetos muy lejanos en el universo profundo, cuando éste era muy joven hace ahora unos trece mil nillones de años. En el Universo que para nosotros pudiera parecer infinito, se observan en 14 mil millones de años-luz:

- 25.000 millones de grupos galácticos.

- 350.000 millones de grandes galaxias.

- 7.000.000.000.000 de pequeñas galaxias.

- 30.000 trillones de estrellasd (3 x 1022).

The Hubble Deep Field

Este es el campo profundo que nos ofrece el Telescopio Espacial Hubble. En Diciembre de 1995 el Telescopio Espacial Hubble estaba apuntando a una zona supuestamente vacia de Ursa Major por diez dias. Esto produjo una de las fotos mas famosas de la astronomia moderna -. Una pequeña parte de la foto obtenida se muestra arriba. Casi todos los objetos mostrados ahí están entre 5 y 10 mil millones de años luz alejados. Las galaxias reveladas aqui son de todas formas y colores, algunas jovenes y azules mientras que otras rojas y viejas.

Los científicos creen saber que la expansión del Universo hará que los seres del futuro lejano tengan que economizar en el uso energético: ¡economizar en vida, de hecho! Y, para reducir el consumo libre de energía pasarán largos períodos en hibernación y se despertarán para procesar información durante un tiempo antes de volver al estado inactivo. Claro que, esos procesos conllevan ciertos problemas y necesitan de un despertador infalible que no ponga en peligro la vida de los hibernados.

En la mente de todos están aquellas escenas de algunas películas en las que, los viajeros espaciales tenían que recorrer esas grandes distancias que nos separan de los mundos lejanos en estado de hibernación que…, no siempre ofrecían la seguridad requerida para la vida. Hay que preparar algunos procesos físicos que proporcionen un despertador infalible sin utilizar tanta energía que se pierda el interés general por el período de hibernación y, hasta ahora no está nada claro si puede hacerse para siempre. parece que con el tiempo los gradientes de energía extraída que pueden utilizarse para impulsar los procesamientos de información se hacen ineficaces. Entonces la vida debe empezar a desaparecer.

Por el contrario, si la vida no limita su atención a fuentes de energías locales, la predicción a largo plazo parece mucho más brillante pero, para ello, necesitaríamos contar con unas tecnologías muy avanzadas que nos permitiera salir definitivamente de nuestro pequeño mundo para encontrar en otros lugares lo que aquí hemos agotado.

                                                                            ¿Qué nos podremos encontrar en otros lugares del Universo?

Parece que el Universo no se expande exactamente al mismo ritmo en todas las direcciones. Existen pequeñas diferencias de velocidad entre unas direcciones  y otras que podráin ser atribuibles a ondas gravitatorias de longitud de onda muy larga, probablemente infinita, que atraviesan el espacio. El desafío para las formas de vida superavanzadas consiste en saber encontrar alguna manera para saber aprovechar estas fuentes energías potencialmente ilimitados. Lo extraordinario en esto es que su densidad decrece mucho más lentamente que todas las formas ordinarias de materia a medida que el Universo se expande. Explotando las diferencias de temperaturas creada por radiación que se mueve paralela a la dirección de la expansiòn a ritmos diferentes, la vida puede encontrar una manera de mantener en marcha su procesamiento de información.

                                                    La roca de Unobtanium que el jefe de la empresa tiene exhibida en su escritorio.

No sabemos lo que nos puede aguardar en el futuro y nuestra imaginación recrea mundos posibles en los que pudiéramos encontrar una salida a las crisis que se avecinan en el devenir de la Humanidad. Para ningún humano es extraño el tema de los recursos naturales. Desde los años noventa hemos estado escuchando constantemente que los recursos naturales de la tierra se van a acabar, que ya no queda agua, que estamos destruyendo la tierra y suma y sigue. La imagen de arriba nos muestra una escena de la exitosa película y, el que Avatar se desarrolle en un futuro en el que debemos viajar millones de años luz para explotar los recursos de otro planeta nos obliga a pensar en nuestro propio contexto presente.

¿Quién sabe lo que a nuestros descendientes les aguarda? En futuro lejano aún en el tiempo, podríamos viajar a otros mundos que tengan sus propias formas de energías más cercanas a la Naturaleza. Mundos que estarían en una más estrecha simbiosis con los seres que lo habitan y que éstos, respetaran su naturaleza que sentirían más cercana que nosotros sentimos la nuestra.

Que no está nada claro nuestro porvenir es un hecho. Lo que sabemos nos habla de lejanas e inevitables catástrofes que ya están en camino: Andrómeda se nos echa encima, el Sol tiene sus días contados, la espada de Damócles de la caída inesperada de un gran meteorito…

Claro que hay un último truco que seres superavanzados podrían tener escondidos en su manga en éste mundo (universo) nuestro, que parece estar condenado sin remisión, bien por la expansión o por cualquier otra causa. Acordaos de que en 1949, el lógico Kurt Gödel, amigo y colega de Einstein en Princeton, le dio una sorpresa al demostrar que el viaje en el tiempo estaba permitido por la teoría de la gravedad, la relatividad general. Incluso encontró una solución a las ecuaciones de Einstein para un universo en el que esto ocurría.

A Slice of the Universe

Sí, lo cierto es que nuestro Universo es muy grande y nosotros muy pequeños. Sin embargo siempre he dicho que el Universo es casi tan grande como nuestra imaginación y, con tiempo por delante… ¿Quién puede predecir de lo que seremos capaces? ¿Acaso no pueden existir otros universos a los que poder escapar en caso necesario? Si conseguimos seguir aquí podría llegar el día en el que el universo se nos haga pequeño.

Dar el salto, primero a otros mundos y después… ¡a otros universos! Claro que, también nos queda otra posibilidad que no es, nada despreciables. Imaginad que al fin hemos podido dar con el secreto de los viajes en el Tiempo. Simplemente bastaría con viajar una y otra vez al tiempo deseado, aquel que más nos guste o que tenga las condiciones más adecuadas y tranquilas para que la vida, no sea vea perturbada. Bastaría con viajar hacia atrás en el tiempo, a una era en la que las condiciones nos fueran más propicias y hospitalarias.

Claro que, no creo que la cosa fuese tan fácil y escapar de ese final termodinámico del Universo por esa vía… ¿No traería complicaciones en las poblaciones que verían llegar a seres del futuro? Y, ¿no sería posible que nos pudiéramos encontrar con nuestro Yo futuro que al viajar hacia atrás se encontraría con él en el pasado?

 

Los viajes en el Tiempo (hacia atrás en el tiempo, se sobreentiende) han sido siempre una cuestión fascinante, ya sea como recurso argumental en la ciencia-ficción, como rompecabezas lógico, o como tema de estudio en el ámbito de la física o de la filosofía. Uno de los elementos más interesantes de los mismos es la aparición de “paradojas”, situaciones en las que surge una contradicción causal o una incoherencia ontológica.

Un ejemplo del primer tipo es la célebre paradoja del abuelo, en la que un viajero del tiempo se traslada al pasado e impide que sus abuelos se conozcan, por lo que su propia existencia no será posible en el futuro (con lo que es imposible que viajara al pasado a impedir que sus abuelos se conocieran). En cuanto al segundo tipo,  un ejemplo canónico es aquel en el que alguien viaja al pasado con un ejemplar del Quijote y se lo da a Cervantes, que lo publica como obra suya. Y, de esa manera, podríamos describir mil y una situaciones en las que, las incongruencias estarían presentes para dibujar un mundo de locura.

Por otra parte,  y suponiendo que ya contamos con la tecnología necesaria, no sabemos de dónde obtendremos la energía necesaria para abrir un agujero de gusano que nos pudiera trasladar desde el presente. Claro que, de la misma manera que hemos alcanzado el saber de esa tecnología, también habríamos podido alcanzar los conocimientos que exigen tener fuentes inagotables de energía para proyectos que, como los de viajar en el tiempo exigen.

Tampoco tenemos que perder de vista las exigencias que dichos procesos de viajar en el Tiempo pudieran exigir de un cuerpo Humano. ¿Estaríamos preparados físicamente para soportarlo, o, por el contrario tendríamos que dejar ese privilegio de viajar en el Tiempo a seres artificiales creados por nosotros?

Lo cierto es que, si en verdad llegáramos a construir una máquina de esas características… ¿Quién se atrevería a viajar por primera vez sin ninguna garantía de regresar? Bueno, en ese sentido y conociendo como somos, os aseguro amigos que la cola de aspirantes sería…¡interminable!

Sin que me de cuenta, he pasado de la expansión del Universo a viajar en el Tiempo y es que, como siempre digo… ¡qué imaginación!

emilio silvera

 

  1. 1
    Fandila
    el 7 de noviembre del 2012 a las 19:59

    No comprendo Emilio, el por qué la Astrofísica presenta un avisión tan catatrófica de la expansión  si ni siquiera se está seguro de cual sea la constante cosmológica, omega. 
     
    Se habla de una constante ideal de 1, y por lo que yo entiendo es esa en gran aproximación la que permite la creación de galaxias. Ahora se dice que el valor 0,7 es el más ocorde con la actual aceleración.
    Pero en buena lógica tambien se piensa en una aceleración variable como consecuencia de valorea de omega arriba o abajo del valor 1. La curva de tal variación vendrá  a ser una oscilante cuyos valores son máximos y mínimos a partir de cero (Como una onda)
    Y el porqué de estos cambiante valores en la aceleración expansiva. Se supone que sea debido a la actividad aleatoria del universo. Periodos más energéticos o menos por la coincidencia en masa de muertes estelares o su contrario. No se olvide que la radiación estelar contribuye a la presión cósmica para la expansión.
     
    Todo esto será válido para que la expansión se mantenga en esa linea ondulante en torno a omega=1 en aceleración variable, pero siempre que la presión de “vacío”, es decir, su actividad, no decaiga. Que no decaiga querra decir que por mucho que crezca el volumen siempre estará lleno de esa base primera. El ritmo de creación estelar, galaxias y cúmulos no decaerá. Moriran soles planetas y galaxias pero serán repuestos por otros. En principio nada indicaría un desatre global para el universo si continúa en su tónica y sus constantes, salvo hechos impredecibles.
     
    Un panorama idílico tal vez, pero cosas peores se han visto. Ojala pudiese confirmar lo que acabo de exponer.
    Aparte el Big Bang y la gran explosión(¿?) no parece que hayan existido grandes catástrofes globales en el universo.
    ¿Por qué su pasado o progresión en el tiempo no pudo ser más pacífica? ¿Sus puntos de formación sería tan multiples como sus galaxias? O a lo mejor todo era más pequeño, pero en consonancia, un universo relativo.
     
    Un abrazo.

    Responder
  2. 2
    Fandila
    el 7 de noviembre del 2012 a las 20:13

    Una curiosidad: cómo puede seguir expandiendose el universo si al mismo tiempo su causa de expansión (Presumible) se desvanece y decae en densidad, ¿Que lo haría expandirse, y cada vez más rápido? ¿La inercia? Pero el mantenimiento del movimiento inercial (Que en sí no posee aceleración) también es procurado por la propia base que procura su expansión aunque sea exterior a él.

    Responder
    • 2.1
      emilio silvera
      el 8 de noviembre del 2012 a las 7:22

      Podría ser que, lo que sea que esté atrayendo las galaxias, al tenerla cada vez más cerca, tire de ellas con más fuerza. Así sería si, por caso, la causa fuese otro universo vecino que quiere anexionarse el nuestro. ¡Son ´tantas las razones que pudieran ser la causa de esa expansión!

      Responder
  3. 3
    kike
    el 7 de noviembre del 2012 a las 20:47

    El problema pudiera ser que en realidad lo que se expande no es la materia sino el epacio, por lo que por muchas estrellas que se fueran creando llegaría un momento en que los espacios vacios serían inmensos. De ser así llegaría la ocasión en que los telescopios no podrían detectar galaxia alguna.

     Lo que no tengo claro es lo que parece ser que ocurrirá despues, la misma segregación de las estrellas de nuestra galaxia, que supongo significaría su desaparición.

     ¿y después?, ¿Seguirá la misma tónica y perderemos a nuestro sol?    

      

    Responder
    • 3.1
      emilio silvera
      el 8 de noviembre del 2012 a las 8:35

      Amigo Kike, estás haciendo suposiciones y planteando preguntas que todos quisiéramos explicar pero…no sabemos lo suficiente para ello. Tenemos conocimientos parciales de un total desconocido y, mientras eso siga siendo así (que lo es), lo único que podemos hacer es seguir buscando esas respuestas.
      ¡Las variantes son tántas! Podríamos escenificar miles de razones por las que expande el Universo y muchas otras que podríamos también mencionar, sólo lo podremos hacer en el futuro, cuando tengamos los conocimientos necesarios para ello. Mientras tanto…a ¡imaginar lo que podría ser! que, en eso, somos los campeones.
      Un abrazo.
       

      Responder
  4. 4
    Fandila
    el 8 de noviembre del 2012 a las 0:19

    Quieres decir que no sea el “vacio” material el que se expanda sino la nada relativa, el auténtico espacio?
    Pero por qué la nada relativa, como auténtico espacio, se expandiría? Creo saber por que lo dices. Como si hubiera una absorción desde fuera del universo provocada por la expansión del infinito.
    De ser así el problema expansivo se trasladaria como una cadena hasta el supuesto infinito, nunca nunca en conclusión. Pero el motor del Todo infinito ha de estar dentro de él, pues él en su gradación  infinita lo es todo. La causa de expansión de nuestro universo habrá de estar dentro de él como cocurrirá para todos que puedan existir.
    La expansión será consecuente a la forma de ser de la materia, aunque yo pienso que ha de haber universos que funcienen en concentración, y que ambas manifestaciones se relacionan con arreglo a una ley, semejante a la expansión de las grandes estrellas o masas cósmicas y su residuo en concentración de agujeros negros. Una de las formas podría ser preeminente con respecto a la otra hasta que cumplidos ciestos “cuantos” de masaenergía se producirá la decantación parcial hacia la otra.
    Al menos para nuestro universo la expansión parece ser causada por las bases energéticas más “estables”, las del “vacío” (Cuya estabilidad en la no lo es) y así ocurrirá allá donde exista dicho “vacío” (Aunque en el todo pudiera ser variable y salvo donde él mismo se decante hacia la concentración, si ello fuera posible) (La acción inversa).
    Yo tampoco tengo claro lo de la segregación de las propias galaxias, cúmulos o lo que sea, si la misma G y la gravitación siguen existiendo. Si el total de la energía de una galaxia o un grupo, se ha de expandir hasta hasta difuminar su temparatura, solo morirían ellas, pero es de suponer que otras se formasen aun el mismo sitio si la energía de vacío permanece y sigue generando materia. O como minimo, otras surgirán más cercanas o lejanas.
    La gravedad seguirá existiendo y reuniendo las galaxias menos lejanas, al tiempo que en su otra vertiente la expansión separará las lejanas porque a tan grandes distancias la presión epansiva ha de ser logicamenete, mayor que la presión gravitacional. Pienso que ha de haber un equilibrio entre ambos procesos y la materia aumentará con la expansión porque también lo haga la cantidad o volumen de “vacio”. De ser de otra manera el universo está sentenciado de muerte. Lo extraño es que aún no haya dado muestras de vejez o de decadencia, y su estabilidad de conjunto…  a la vista está…
     
    Perderemos a nuestro sol y nos perderemos nosotros mismos si para entonces nuestro poder no nos permite otra cosa, contando que antes nos nos aboquemos a la extinción.
    Pero es distinto, las partes concretas pueden “desaparecer” absorbidas en el conjunto, y tras muchos evos, también el universo como parte que es de un todo según una transformación indefinida, pero seguramente no difuminada eternamente, si se cumple su reversión.
    Seguro la ciencia que paso a paso  llegará a descubrirlo. Nosotros ya ponemos nuestro grano de arena, que ojalá fuese autentico
    Me consta como te requiere, entre otras, la Cosmología . Un abrazo kike.
     

    Responder
  5. 5
    Zephyros
    el 8 de noviembre del 2012 a las 1:47

    Con los datos y conocimientos que manejamos (luego comento el porqué de esta frase) el Universo se expande, el espacio se expande de forma acelerada pero la materia no se expande, se agrupa por gravedad a escala local, pero a escala mayor que una galaxia se separan unas de otras de forma acelerada e indefinida. Una galaxia sin embargo se mantiene unida, ya sea por gravedad de materia ordinaria o gracias a materia oscura, pero no parece que se deshagan fácilmente.

    Después de mucho, mucho tiempo (o sucesos jeje) la distancia entre las galaxias serán tan grandes que no se podrá ver ninguna, quedarán fuera del alcance, sobre todo porque la expansión del espacio no tiene la limitación de la velocidad de la luz. Mucho más tiempo después la materia se podría ir desintegrando en radiación. Se considera que el periodo de desintegración de un neutrón es tan elevado que todavía es posible que no se hayan desintegrado los primeros que se crearon, pero si ese periodo existe llegará el momento en el que la materia se convierta en radiación y la muerte térmica del universo estará servida. No habrá gradientes de temperatura ni de presión para que la vida pueda aprovecharlos como comenta Emilio.

    Pero este triste panorama puede deberse a nuestros escasos conocimientos actuales. Hace pocos años, ni se conocían las 4 fuerzas o interacciones que se conocen hoy, el mismo Einstein carecía de conocimiento sobre las interacciones fuerte y débil. No sabemos si hay más interacciones hoy desconocidas, no sabemos si hay otros universos a los que escapar, ni si la expansión seguirá siempre o retornará, no sabemos si hay energía oscura o qué maneja el Universo a gran escala, ni siquiera sabemos si existen los agujeros de gusano o son ficción apoyada en soluciones matemáticas de unas ecuaciones de una teoría incompleta, aunque muy buena…

    Hay muchas cosas que no conocemos y que con suerte, podrán salvar la vida de un final en un Universo muerto, negro, con una radiación de fondo de baja frecuencia uniforme que lo llene todo. De todas formas todavía tenemos tiempo para pensar y charlar de estos temas :D

    Responder
  6. 6
    Fandila
    el 8 de noviembre del 2012 a las 2:50

    Entonces, la gravedad  ¿hasta qué límite podrá ejercer su acción? Si teoricamente su alcance es infinito, lo que es un decir, ¿Qué impedirá aprte de la ditancia y en sentido opuesto de la expansión, que sigan agrupándose las galaxias que queden a tiro de la gravedad, y que puedan formarse cúmulos, o agrupaciones de galaxias?
     
    Qué pasaría con el efecto expansivo para que la gravedad no funcione sino de una forma insignificantemente local. ¿Desde qué limite (En distancias) la expansión supera a la gravedad? Pues ambas que se sepa son las dos caras de una misma moneda, la presión oscura. Todas las galaxias están ya tan alejadas entre si que su reunión por la grvedad es imposible, ¿Y las que creen, solo lo haránn pasada esa distancia límite?
     
    Si es de esa forma que se dice y no como la que yo creo es obvio que mis supuestos no son los mismos, ¿Cuales son los “oficiales”?
     
    Gracias amigo Zephyros.

    Responder
  7. 7
    Zephyros
    el 8 de noviembre del 2012 a las 3:41

    Antes de conocerse que la expansión del Universo es acelerada (actualmente) se barajaban tres posibilidades, aunque con dos de ellas el final era similar. Si la masa del Universo excedía cierto valor la gravedad generada sería suficiente como para frenar la expansión y retornar concentrándose la materia y produciéndose lo que se llama un Big Crunch (colapso total) para luego posiblemente a través de otro Big Bang generar de nuevo un Universo, y así sucesivamente. Otra posibilidad es que la masa tenga un valor inferior y la gravedad no logre frenar la expansión. La tercera opción es que tenga el valor justo que hace que la expansión se frene y tienda asintóticamente a cero pero no volvería para atrás. Todo depende del parámetro Densidad de materia/energía menor, igual o mayor que uno. Según el caso tendríamos universo cerrado, plano o abierto. 

    En todos los casos la expansión es frenada puesto es producida por un impulso inicial y la gravedad de alcance infinito va frenándola, con mayor o menor éxito.

    Pero la realidad suele ser mejor que la ficción, y a veces sorprende más. De pronto encontraron que la expansión no solo no se frena sino que se acelera. Se habla incluso que podría llegarse a un desgarro del espacio-tiempo (Big-Rip).

    La dinámica de las galaxias hoy sólo se puede explicar introduciendo un elemento exótico: la materia oscura. Con lo cual la galaxia sí posee suficiente gravedad para atrapar a sus componentes pero están tan separadas unas de otras que no pueden retenerse y el espacio las arrastra. ojo, las galaxias no se mueven alejándose unas de otras dentro de un espacio, es el propio espacio el que se expande y las lleva consigo.

    Lectura recomendable (es un buen resumen): http://es.wikipedia.org/wiki/Destino_final_del_Universo

    Responder
    • 7.1
      emilio silvera
      el 8 de noviembre del 2012 a las 8:18

      Precisamente hoy, amigo mío, he cogido parte de esos datos para el tema que tratamos en portada del Blog.

      Responder
  8. 8
    emilio silvera
    el 8 de noviembre del 2012 a las 8:17

    Leo vuestros comentarios y llego a la conclusiòn de de que, efectivamente, nuestras mentes funcionan bien y cada espacio de tiempo que va transcurriendo ellas evolucionan y van almacenando información a la vez que conquistamos descubrimientos de lo que na Naturaleza es. El Universo, como nos comenta nuestro amigo Zephyros, tiene todavía muchos secretos de cuestiones desconocidas para nosotros y, de ahí, la variedad de opiniones y conjeturas que el tema que tratamos nos hace emitir. Las ideas fluyen como un torrente en nuestras mentes y, echando manos de los pocos conocimientos que tenemos, engarzamos el todo que podría ser.
    De todas las maneras, hoy mismo he tocado el tema del final del Sol y de la Tierra y, el Universo mismo estará abocado a un final que aún, y, a ciencia cierta, desconocemos. Son muchos los parámetros implicados en estas cuestiones complejas y pocos de ellos nos son conocidos, con lo cual, lo único que podemos hacer al no contar con la mayoría de los datos…es, conjeturar sobre lo que podría ser.
    Ciertamente nos quedan algunas esperanzas y, de entre todas ellas, la que más me fascina es la de que realmente existan otros Universos y de que, nosotros, seámos lo suficientmente sensatos como para no destruirnos y llegar a conquistar esos conocimientos a los que hace referencia nuestro compalero contertulio, así, algún día muy, muy, muy lejano aúin en el futuro, podríamos trasladarnos a uno de esos universos que, en fase temprana, nos permita encontrar allí un nuevo comienzo.
    Sí, el Universo se expande pero, si nos fijamos en las fases de expansión que, al parecer ha experimentado en cada momento, no todas han sido iguales ni han tenido la misma fuerza expansiva y, esa desigualdad en el movimiento de la materia que el Universo contiene, no se sabe bien a qué se puede deber. Es cierto que, ahora, cada vez que las galaxias están más lejos las unas de las otras, la aceleración parece mayor y, sin embargo, los grupos locales de galaxias tienden a agruparse. Parece que mientras la expansiòn continúa su camino las galaxias reunidas en agrupaciones más o menos grandes se acercaran las unas a las otras y formaran verdaderos pequeños universos individuales en forma de galaxias supergigantes creadas por la fusión de muchas y, esa podría ser una segunda segunda fase por la que nuestro Universo pasará. Menos galaxias pero más grandes y, mientras tantos, la expansión seguirá.
    Desde luego soy propenso a creer que pueden existir fuerzas que aún no hemos podido localizr y que son la causa de muchos de los fenómenos que observamos y a los que no podemos dar explicación alguna. Claro que, gracias a nuestra imaginación nos vamos sacando de la manga “materias oscuras” que suplan y tapen la ignorancia que, sobre nuestros hombros cargamos y, esa pesada carga, creo, sólo podrá ir aminorando a medida que encontremos las respuestas a preguntas que nadie ha sabido contestar.
    Lo cierto es que, todo esto parece “la historia interminable” a la que estamos abocados. Cada nuevo conocimiento nos lleva a poder plantear nuevas preguntas. Siempre habrá nuevas preguntas que hacer y, entonces, como nadie las contesta, seguimos buscando esa respuesta que nos lleve al iluso deseo del conocimiento pleno que nunca podremos alcanzar.
    Un abrazo amigos.

    Responder
  9. 9
    Fandila
    el 8 de noviembre del 2012 a las 9:02

    Menudo caldeo, compañeros, con los futuribles, con tantos temas reconfortantes que se nos ofrecen…
    Como decía aquel, respecto a algo tan lejano que no le veía la punta:
    “Pues si al cabo yo no he de velo, que too se jibe, me cahis en diela”

    Responder
    • 9.1
      Emilio Silvera
      el 8 de noviembre del 2012 a las 10:05

      Amigo Fandila, aunque nosotros no lo podamos ver, tenemos una obligación moral de dejar esto “lo mejor posible” a los que vengan detrás. Los pobres, tenfrámn que lidiar con todos los enturetos que le dejaremos y, si alguna cosa la entregamos bien…mucho mejor.

      El que no estemos aquí, o, que no vayamos a conocer nunca a los humanos del futuro…¿qué importancia tiene? tenemos que luchar por nuestra especie aunque, no siempre se lo merezca.

      Un saludo.

      Responder
      • 9.1.1
        Fandila
        el 8 de noviembre del 2012 a las 10:27

        Como comprenderás no lo escribo en serio.  He recordado, de un artículo que se publicó en la Codorniz, hace ya la friolera de… ni se sabe, esa frase, entre otras, que todo el artículo iba de ese talante. Ese número en particalar creo que se dedicaba al humor negro. Me pasa a menudo. El humor que leía en mis tiempo mozos me aflora a la memoria a veces, será porque por entonces era como un bálsamo para mí entre tantas dificultades.
        Pero es verdad, el ajetreo de los comentaríos me embala de tal manera según; de qué trate, que el caldeo de cabeza me requiere de un refrigerio. Nada como salir por lo más improvisado.
        No hay otra intención Emilio. Un abrazo

        Responder
        • 9.1.1.1
          emilio silvera
          el 8 de noviembre del 2012 a las 18:37

          Amigo mío, eso no hace falta ni aclararlo, todos sabemos de tu intención y del tono de broma con que estaban expresadas las palabras. Además, te has descubierto al hablar de la Codorniz…¡qué viejos somos!
          Recuerdas aquel número, estando Alvaro dela Iglesia de director de la Revista, en la que en la portada se veía un tren entrando por la negra bocas de un túnel. Se trataba de leer en las páginas interiores y todas ellas, sin excepción, estaban negras como el carbón, menos la del final en la que aparecía de nuevo el tren saliendo del túnel.
          ¡Vaya guaza que tenían aquellos periodistas que lo único que querían era hacernos reir, con la que estaba cayendo!
          Un abrazo amigo.

  10. 10
    kike
    el 8 de noviembre del 2012 a las 23:30

    Ese número que comentas amigo Emilio, creo que entra en el reino de las “Leyendas urbanas”.

     Personalmente creo recordar algo del tren entrando en el túnel, pero parece ser que esos recuerdos han sido inducidos por la misma leyenda.

     Que conste que en mis años mozos leía La Codorniz y posteriormente El Jueves, y pienso que su Director principal, Álvaro de la Iglesia, fue un ejemplo  a seguir respecto a  la poca rebeldía que en aquellos tiempos se podía permitir cualquier hijo de vecino.

    http://eltrasterodepalacio.wordpress.com/2011/04/20/la-codorniz-la-revista-mas-audaz-para-el-lector-mas-inteligente/
     

    Responder
    • 10.1
      Fandila
      el 9 de noviembre del 2012 a las 0:45

      Ya lo creo que lo recuerdo. Menudo timo, pero que en realidad solo era aparente. Si no recuerdo mal el número se resarcía con otro con todas las de la ley.
      Aquello si que eran, no solo dificultades y penurias, sino también la exigencia de ir hacia adelante sin tener claro hacia donde.
      Y para que hablar de los años postreros y los primeros hacia la nueva convivencia. Las bandadas, casi diarias corriendo por las calles, de los unos y los otros, los de amnistía y libertad y los encargados de que la decencia vigente con sus leyes se mantuviera, como si la ley misma no estuviese ya en las propias calles.
      Aquellos tiempos difíciles, aunque tampoco exageremos, sí que modelaban  personalidades sobrías por sus ajustados medios, aunque todo hay que decirlo, que no todos reaccionaban, o reaccionabamos, llevados con iguales excelencias, Que una cosa era la idea y otra distinta su realización.
      Creo que todavía conservo algunos ejemplares, algo deteriorados ya, de La Codorniz. Lo que no recuerdo es, donde, o si se habrán estraviado. Mi añoranza se pierde al considerar que los tiempos que vivimos, al menos en lo personal nos ofrece todas las posibilidades, que para el individuo son tan liberadoras como una probabilidad cuántica. Pero del dicho al hecho va un trecho. A ver si las nuevas dificultades de ahora, que tampoco son mancas, se disolbieran una vez por todas, que buena falta nos hace.
      Abrazos

      Responder
  11. 11
    andres
    el 9 de noviembre del 2012 a las 12:41

    Puede que el universo se expanda pero bien podria ser tambien que la materia que dispone se concentre cada vez mas creando el efecto de un espacio en expansion y vacio no obstante indiferente del tamaño que disponga siempre tendra la misma materia solo que de diferente forma distribuida; por otro lado pienso que lo relevante del asunto no es si el universo se expande mas y mas sino a que obedece dicha expansion, cuando esto se sepa no solo sabremos cuanto se expandira sino el porque. un saludo.

    Responder
    • 11.1
      emilio silvera
      el 9 de noviembre del 2012 a las 13:12

      Sí, lo importante es el por qué se expande y sacar las consecuencias. Las causas podrían ser muchas y, de momento, desconocemos a qué es debida dicha expansión que nos lleva a unos vacíos inmensos y también a una soledad que produce miedo.

      Responder
  12. 12
    Fandila
    el 11 de noviembre del 2012 a las 18:33

    Volviendo de nuevo con la expansión, hay un estudio muy intesante, y casi demoledor, de Alfred Bennun, científico independiente argentino: ” Velocidad de Recesión”, donde viene a demostrar, que la velocidad de recesión nunca ha sido mayor ni menor sino que el radio del universo depende de la velocidad de la luz y sus elengaciones… y la expansión, del número de fotones que se van creando (Multiplicación de los fotones CMB). No es fácil seguirle en sus razonamientos por los datos que maneja, pero las bases y sus conclusiones son claras.
    http://casanchi.com/fis/velocidadrecesion01.htm
     
    Otros títulos (En inglés):
    http://academic.research.microsoft.com/Author/5341169/alfred-bennun
     

    Responder
    • 12.1
      emilio silvera
      el 12 de noviembre del 2012 a las 7:02

      Luego leeré el trabajo de Alfred Bennun, parece interesante.
       

      Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting