miércoles, 11 de diciembre del 2019 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¿Es único nuestro Universo?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en ¿Otros Universos?    ~    Comentarios Comments (7)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Quinteto de Stephan

 

Como nunca nadie pudo estar en otro Universo, tenemos que imaginarlos y basados en la realidad del nuestro, ralizamos conjeturas y comparaciones con otros que podrìan ser. ¿Quién puede asegurar que nuestro Universo es único? Realmente nadie puede afirmar tal cosa e incluso, estando limitados a un mundo de cuatro dimendiones espacio-temporales, no contamos con las condiciones físicas necesarias para poder captar (si es que lo hay), ese otro universo paralelo o simbiótico que presentimos junto al nuestro y que sospechamos que está situado en ese “vacío” que no hemnos llegado a comprender. Sin embnargo, podríamos conjeturar que, ambos universos, se necesitan mutuamente, el uno sin el otro no podría existir y, de esa manera, estaríamos en un universo dual dentro de la paradoja de no poder conocernos mutuamente, al menos de momento, al carecer de los conocimientos necesarios para ello.

¡Oh mundo de muchos mundos!

¡Oh vida de vidas!

¿Cuál es tu centro?

¿Dónde estamos nosotros?

¿Habrá algo más de lo que vemos?

¿Debemos prestar atención a las voces que oímos en nuestras mentes?

El Universo (al menos el nuestro), nos ofrece algo más, mucho más que grandes espacios vacíos, oscuros y fríos. En él podemos ver muchos lugares luminosos llenos de estrellas, de mundos y… muy probablemente de vida. Sin embargo, tenemos la sospecha de que, aparte del nuestro, otros universos podrían rondar por ahí y conformar un todo de múltiples Universos de caracterísiticas diversas y no en todos, serían posible la formación de estrellas y como consecuencia de la Vida.

En nuestras ánsias de querer saber sobre “esa verdad” que incansables perseguimos, hemos realizados innumerables excursiones por todos los senderos conocidos y otros nuevos que hemos dejado abiertos intentanto llegar a entender y explicar si, las fuerzas fundamentales de la Naturaleza y, las Constantes Universales pudieran estar presentes, en otros Universos de la misma manera que en el nuestro. La conclusión ha sido que no. Otros Universos (si existen) podrían ser iguales al nuestro y también, muy diferentes y todo dependería de su momento inicial que es el que determina la clase de Universo quen será cualquier Universo que pudiera llegar a existir.

Hemos visto como los cosmólogos contemplan activamente la naturaleza de “otros mundos” en los que las constantes harían la vida imposible. Esto nos plantea la cuestión más profunda de si estos otros mundos “existen” en algún sentido y, si es así, qué los hace diferentes del mundo que vemos nosotros. También ofrece una alternatica al vijeo argumento de que el aparente buen ajuste del mundo para que posea todas aquellas propiedades requeridas para la vida es prueba de alguna forma de un diseño especial. Pues si existen todas las alternativas posibles, debemos encontrarnos necesariamente habitando en una de las que permiten que exista la vida. Y podríamos ir aún más lejos y aventurar la conjetura de que podríamos esperar encontrarnos en el tipo más probable de Universo que sustenta la vida.

“Si pudiéramos saber que nuestro propio Universo era sólo uno entre un número indefinido con propiedades cambiantes quizá podríamos invocar una solución análoga al principio de la selección natural; que sólo en ciertos universos, entre los que se incluye el nuestro, se dan las condiciones apropiadas para el surgir de la vida, y a menos que se satisfaga esta condición en otros universos no podría existir observadores para advertir tal hecho.”

 

¡No saben lo que se pierden! ¡Pobres universos!

 

Una de las dificultades de concebir siquiera semejantes multiversos de todos los universos posibles es que hay muchas cosas que podrían ser diferentes. De nuestro estudio de las matemáticas sabemos que existen lógicas diferentes a la que utilizamos en la práctica, en la que los enunciados son o verdaderos o falsos. Análogamente, hay diferentes estructuras matemáticas; diferentes leyes de la Naturaleza posible ; diferentes valores para las constantes de la Naturaleza; diferentes números de dimensiones de espacio y de tiempo; diferentes condiciones de partida para el Universo; y diferentes resultados aleatorios para secuencias complejas de sucesos. Frente a ello, la colección de todos los mundos posibles tendría que incluir, como mínimo, todas las permutaciones y combinaciones posibles de estas diferentes cosas. Obtener una comprensión de todo este maremagnum sería pedirnos demasiado (al menos por el momento).

 

 

Claro que, concebir Universos con más dimensiones que el nuestro…se nos hace muy cuesta arriba. Nuestras mentes son tridimensionales y, hemos llegado al añadido de esa cuarta dimensión temporal que nos trajo la relatividad especial pero, cuando tratamos de ir más allá, no asimilamos bien y la visión de ese “mundo” de domensiones extra, no caben en nuestra cabeza. Sin embargo, los números sí lo permiten y pueden configurar mundos de 10, 11 y hasta 26 dimendiones y, en ese mundo teórico-matemático, sí pueden convivir todas las fuerzas de nuestro Universo y allí podemos encontrar respuestas que, en nuestro Universo cotidiano cuatridimensional, no podemos hallar.

Lo cierto es que, ya hemos visto lo que puede suceder si se realizaran algunos de esos otros mundos posibles, mundos con más dimensiones u otros valores de las constantes cruciales. Sin embargo, no sabemos si estos diferentes mundos son realmente posibles. Está muy bien contemplar cambios en las constantes de la Naturaleza y las cantidades que definen la forma y el tamaño del Universo. Pero ¿hay realmente universos alternativos permitidos o son tan posibles como los círculos cuadrados? Podría ser que la “Teoría de Todo” sea muy restrictiva cuando se trate de dar permiso de planificación para otros universos.

El hecho de que podamos concebir muchos universos alternativos, definidos por otros valores de las constantes de la Naturaleza, quizá sea simplemente un reflejo de nuestra ignorancia acerca de “la prisión” en la quen está confinada la consistencia lógica que exige una Teoría de Todo. Cuando se trata de comntemplar otros universos tenemos dos formas de abordar el problema. Existe la aproximación conservadora que produce mundos alternativos haciendo pequeños cambios en las propiedades de nuestro mundo; pequeños cambios en los valores de algunas de las constantes de la Naturaleza, propiedades ligeramente diferentes del Universo astronómico, quizá, pero no cambios en las propias leyes de la Naturaleza.Normalmente estos estudios muestran que si “los pequeños cambios” son demasiado grandes hay consecuencias adversas para la existencia de la vida tal como la conocemos. Nuestro tipo de vida puede seguir existiendo si hubiera un cambio de una parte en cien mil millones en el valor de la constante de estructura fina, pensamos nosotros, pero no si hubiera un cambio de una parte entre diez.

¿Quién sabe? Con unas constantes diferentes podríamos tener cualquir clase de Universo incluso ¿Alguno en la sombra? Claro que grandes cambios pueden alterar otras cosas como las leyes, la lógica matemática subyacente o el número de dimensiones del espacio tiempo. Tiene que concebir tipos de “vida” que ni podemos imaginar, serían completamente nuevos y que podrían existir en ambientes tan diferentes al nuestro que, incluso, teniendolos a nuestro lado, no lo podríamos ver y, claro, al llegar a este punto nos suscita tener que hacer un examen más detallado de qué entendemos por vida, dado que esa vida de ese otro universo, sería tan vida como la del nuestro.

Ante todas estas ideas… al contemplar escenas de nuestro mundo como la que arriba contemplamos, no puedo dejar de imaginar lo que pensarían seres de otros mundos que nos pudieran estar contemplando. Fabricamos “colmenas” que nos sirven de habitad y que están adecuadas a lasd condiciones de nuestro mundo. En otros mundos mucho mayores, de tener presente la vida, dada su enorme gravedad, ésta tendría que ser pequeña ¿De insectos quizá?

No sería nada agradable visitar otro Universo en cuyos mundos sólo vivieran insectos de dos metros, o, aquellos otros que, poblados de sofisticados robots tuvieran una Sociedad constituida sobre una continuada replicación y su único objetico sería el de poblar mundos y más mundos en los que, como sería lógico pensar, no cabrían otros seres que, como nosotros, venimos de un origen natural que serían, seguramente los seres promigenios del planeta que construyeron a los que hoy dominan esos mundos.

cluster-galaxias

Negarlo no lo podemos negar y, hasta es posible que sí puedan existir esos otros Universos. Sin embargo, yo me quedo con el nuestro que, poco a poco se va dejando descorrer el velo que esconde sus secretos y estamos llegando a un nivel aceptable de comprensión de lo que su Naturaleza pudiera ser. Ningún Universo como el nuestro para vivir y tratar de llevar a cabo nuestros proyectos de futuro. Y, si finalmente nos vemos abocados a tener que “mudarnos” a uno de esos otros Universos, lo esencial será comprobar antes que, las condiciones son exactas o muy parecidas a las del nuestro,

Este escenario evolutivo de nuestro Universo tiene la característica clave de que las condiciones físicas en el pasado no eran las mismas que las actuales o las futuras. Hubo épocas en que la vida no podía existir porque había demasiado calor para los átomos; hubo épocas previas a las estrellas y habrá un tiempo en el que todas las estrellas hayan muerto. En este escenario hay un intervalo preferido de la historia cósmica durante el que es más probable que los observadores evolucionen por primera vez y hagan sus observaciones del Universo y, si hemos hecho nuestra tarea, también sabremos de esos otros universos que nos pudieran acoger en ese momento final del nuestro.

¡Es todo tan complicado! ¡Sabemos tan poco!

emilio silvera

 

  1. 1
    andres
    el 11 de noviembre del 2012 a las 10:45

    Una vez me parecio escuchar que un electron no se encuentra en una posicion fija de tiempo ni de espacio y que era mas parecido a una nube de posibilidades que abarca un espacio determinado y que solo tras observarse su posicion esta se definia , con esto se decia que ya que el universo era una suma de atomos nuestro universo no solo existe en esta realidad sino que hay una nube de posibilidades de este mismo universo que lo recubriria por asi decirlo dotandolo de un tamaño infinitamente mayor.¿que hay de cierto?. …

    Responder
    • 1.1
      Fandila
      el 11 de noviembre del 2012 a las 12:21

      En un Todo ilimitado, sin ristricción alguna, cualquier forma y situación es posible. Pero nosotros y nuestra dimensión, aun perdidos en nuestra restricciones, qué seremos. Cual es nuestro lugar. Ni el mejor ni el peor sin duda, solo una de las manifestaciones en toda su grandeza. Decir que universo o dimensión fuera mejor que otros sería como decir “Pero que mal vuela ese pájaro” Pero el pájaro no vuela ni bien ni mal solo vuela.
      Tal vez el pensamiento budista esté en lo cierto y las gradaciones de ser vayan evolucionando. Que desde lo inerte vayamos conquistando las dimensiones. Pero ¿cuantas veces habría que morir? O habría un salto definitivo.
      La verdad, que pese a todo “vivimos en el mejor de los mundos” Pues ¿cual lo superaría, y por qué motivo? ¿Nos es dado saberlo?

      Responder
    • 1.2
      kike
      el 11 de noviembre del 2012 a las 16:31

      En mi opinión (de simple aficionado), no debemos pensar que la física cuántica sea análoga a la física del macrocosmos, ya que demuestran poseer leyes bastante diferentes.

       El mundo de lo muy pequeño, la cuántica, es en gran parte probabilístico, pero el mundo de lo muy grande es bastante determinista y con leyes que se cumplen en todas las ocasiones (Aunque también posea ciertos órdenes ajenos a nuestra completa comprensión como pueda ser la distorsión del espacio/tiempo ante la presencia de grandes masas); no obstante sus leyes son tan conocidas que de hecho se puede determinar fiablemente cuando llegará a pasar cerca de nuestro planeta un meteorito que en estos momentos se encuentra a miles de millones de kilómetros de distancia, o la situación exacta en cualquier momento de todos los planetas y satélites del sistema solar. Para que esa mediciones resulten tan exactas no puede existir probabilidad alguna, eso queda reservado al mundo cuántico, y evidencian una gran diferencia.

       De todas formas, que existan miles de millones de galaxias sirve de bien poco si nadie es consciente de ello, pero eso entra más en el terreno filosófico que en la física.

       Saludos. 

      Responder
  2. 2
    emilio silvera
    el 12 de noviembre del 2012 a las 6:20

    Lo cierto es, amigos míos, que por muchas vueltas que le demos a los ámbitos de lo muy pequeño y de lo muy grande, siempre nos quedarán cosas por saber y, para nosotros, ¿qué duda nos puede caber? es mucho más accequible el “universo” de lo grande, en el cual estamos más cómodos y en igualdad de condiciones con otros objetos pero, cuando entramos en ese misterioso mundo cuántico…¡las cosas cambian!
    Es cierto que hemos podido llegar a un nivel bastante aceptable en la comprensión de ambos “mundos” pero, el terreno cuántico, por muchísimas razones se nos resiste y no llegamos a dominar el conocimiento preciso para poder hablar, de algunas cuestiones con cierta propiedad y, entonces, como es habitual, pasamos al terreno de la conjetura y la teoría y de esa manera vamos avanzando.
    Y, ciertamente, como nos dice Kike, ¿de qué sirve que existán o sucedan cosas si nosotros no sabemos que están ahí y tampoco lo que está pasando? Incluso hay veces en lñas que, aún sabiendo lo que pasa, no sabemos el por qué (es el caso del comportamiento de las galaxias que se alejan de nosotros).
    Claro que, lo último que se pierde es la esperanza y, con el tiempo, esperémos que algún día podamos saber de todas esas cuestiones que ahora, se nos resisten. Mientras tanto, pasémoslo bien comentando sobre estas cuestiones que siempre nos resultaran fascinantes y, sobre todo, mantiene bien despierta nuestra curiosidad.

    Responder
  3. 3
    emilio silvera
    el 3 de junio del 2013 a las 9:31

    NO creo que nuestro Universo sea el único universo que exista. Sin embargo, lo que ya no podemos decir es que, si en realidad existen otros universos, éstos, como el nuestro, también contenga la Vida. Habrá de todo, unos nacerían muertos y otros, como ha pasado aquí, habrá “elegido” el camino que lleva a la vida. ¿Quién sabe?
    Intuimos, vislumbramos, imaginamos, conjeturamos y teorízamos sobre universos paralelos y multiversos. Algo nos dice que hay más, mucho más de lo que podemos ver. Cómo pasó entonces, cuando se creía que sólo había una Galaxia que lo abarcaba todo, “Un Universo Isla” le llamaban y, llegaron los telescopios para decirnos que, existía todo un inmenso Universo lleno de galaxias.
    ¿Quién podría asegurar, que de la misma manera, no habrá todo un conjunto de interminables universos?
    Me gustaría saberlo alguna vez pero… No se si me dará tiempo.
    ¡Es todo tan asombroso! ¡Sabemos tan poco de las maravillas que nos rodean!
    Saludos amigos.

    Responder
  4. 4
    Zephyros
    el 4 de junio del 2013 a las 2:20

    Analicemos fríamente:

    Posibilidades

    1- Sólo existe nuestro Universo y es compatible con la vida. Puede ser:

        1.1 Se ha hecho a medida
        1.2 El Universo pasa por infinitas etapas y en cada periodo de tiempo toma unos valores de las Ctes universales y Leyes. Nos ha tocado un periodo compatible con la vida (evidente). Por tiempo será…

    2- Existen otros universos, muchos, incluso infinitos
        2.1 Cada universo toma su configuración y los habrá compatibles con la vida y otros estériles
        2.2 No parece lógica la existencia de un número reducido de universos, o existe 1 o hay muchísimos incluso infinito
     
    La verdad es que da desasosiego pensar tanto en la finitud como en la infinitud del Cosmos.

    Podríamos tener una tercera alternativa:

    3. El Universo es mucho más grande de lo que pensamos, y en distintas zonas se dan distintos parámetros.

    En particular, pienso que tanto las Ctes universales como las Leyes de la Naturaleza no son así por capricho ni por estadística. Creo que existe una Teoría muy lejos de nuestro alcance todavía que explica el porqué de las cosas y las relaciona. probablemente en un espacio de más dimensiones. y si alguna vez se llega a esa teoría se podrá ver que esas Ctes realmente acaban siendo variables dependientes y no podrían tomar otro valor que el marcado por una propiedad que probablemente hoy ni imaginemos, y quién sabe si algún día se podrá entender cuál es la causa original y común que hace que todo sea como es. El que no la entendamos hoy no quiere decir que no exista ni se pueda algún día a comprender, y me remito única y exclusivamente al ámbito científico.

    Algunas veces pienso en el cubo de Rubik, si observamos una cara con las celdas de colores mezcladas no encontraremos orden ni sentido. Pero basta mirar las otras 5 caras para que estableciendo las referencias o movimientos adecuados todo cuadre, y que una celda en una esquina sea de un color no es por azar, está determinado por la distribución de los colores en todo el cubo, eso sí, un cubo multidimensional que no podemos ni imaginar si somos de planilandia y sólo vemos una cara.

    @Skivo725

    Saludos! 

    Responder
  5. 5
    emilio silvera
    el 4 de junio del 2013 a las 3:09

    Sí, muchos han sido los que han visto sobrepasado su entendimiento al pensar en estas cuestiones que, en los dos sentidos te hace sentir la frustración de npo poder determinar si estamos ante algo limitado o ilimitado dispuesto en etapas ciclicas o en un número indeterminado de universos que, en su variedad, ni podemos imaginar.
    Simplemente repasando nuestro mundo, que en realidad es una gota de agua en un inmenso océano en el contexto de un vasto universo, podemos ver las etapas y cambios que se han sucedido en el tiempo, la cantidad de especies que por aquí han pasado. Si todo eso ha ocurrido en un espacio tan reducido como nuestro mundo… ¿Qué no habrá pasado en todo el Universo? y, apurando un poco las cosas… ¡En todos los Universos! Sería muy pretencioso por nuestra parte pensar, que estamos sólos en nuestro mundo, en nuestra Galaxia, en el Universo y, de la misma manera, en todos los universos que podrían ser, dado que, lo mismo que son muchas las estrellas y los mundos y las galaxias… ¿por qué no otros universos? Y, aunque algunos puedan nacer muertos y la vida esté ausente en ellos, otros, como pasa con el nuestro, podrá tener condiciones que permitan, alguna clase de inteligencia.
    ¿Las leyes de la >naturaleza? ¿Las constantes universales? Bueno, en cuanto a eso, ya lo dices tu más arriba, en cada universo podrían ser distintas en unos casos y parecidas en otros, y, hasta iguales en algunos.
    Al final de todo esto tendremos que convenir en el hecho cierto de que todo lo que existe, incluido el multiverso, está dentro de nuestras mentes y, a medida que lo vamos imaginando comenzamos su búsqueda que, como bien sabes… ¡Es interminable!
    Me he dado una vuelta por @Skivo725 y, ciertamente es, ¡un lugar interesante! Otra manera de enfocar las cosas con originalidad y al mismo tiempo de una rica diversidad que resulta amena y pasear por allí produce el efecto engañoso de que el tiempo no existe.
    Un abrazo amigo mío.
     
     

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting