viernes, 17 de enero del 2020 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Estrellas masivas

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Astronomía y Astrofísica    ~    Comentarios Comments (6)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Como hoy nos visita la Imagen de la hiperestrella, Eta Carinae, no parece descabellado que hagamos un amplio comentario con relación a este tipo de estrellas supermasivas.

“Comprender las estrellas masivas es clave para nuestro conocimiento del Universo, ya que dominan la luz que recibimos de las galaxias lejanas. Sus propiedades vienen determinadas por su gran masa, pero hay todavía muchos aspectos centrales que no comprendemos bien. Observarlas en galaxias cercanas nos permite estudiarlas en una variedad de condiciones, mientras que en nuestra Galaxia el infrarrojo nos está abriendo nuevas perspectivas.”

Así comienza, un artículo escrito por D. Artemio Herrero, Mirian Gracia y Sergio Simón Días en la Revista Española de Física, Volumen 23, número 3, 2009 que trata de Astronomía y Astrofísica, y, siguen diciendo lo siguiente:

Introducción

La masa es el parámetro principal que determina el destino de una estrella, desde su nacimiento hasta su desaparición. Otros factores tales como su composición química, el momento angular con que nace, manifestado en su velocidad de rotación, o la presencia de compañeras con las que poder interactuar, pueden afectar también su evolución, aunque de modo secundario.

La masa de la estrella afecta tanto a su estr4uctura interna como a su apariencia externa. Internamente, el enorme potencial gravitatorio eleva las temperaturas centrales, haciendo que las reacciones nucleares generen una cantidad de energía tal que el núcleo, siendo incapaz de transportarla por radiación, se vuelve completamente convectivo. Externamente, la luminosidad y temperatura de la superficie son tan altas, que la presión de la radiación es capaz de impulsar las capas de la atmósfera hacia el espacio a velocidades que pueden llegar a los 3000 Km/s, una velocidad comparable a la que adquiere la materia expulsada por una explosión Supernova (que llegan a los 10000 Km/s). La diferencia es que la explosión de Supernova dura apenas una fracción de segundo, mientras que el viento estelar es una constante durante millones de años.

Leer más

¡Eta Carinae! Esa inmensa estrella.

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Astronomía y Astrofísica    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Eta Carinae es una estrella variable irregular “hipergigante”, que llegó a ser la segunda estrella más brillante del cielo (magnitud -0,8) en 1843. Su magnitud actual está en torno a 6,5, aunque presente fluctuaciones con períodos de décadas. Es una variable azul luminosa con magnitud absoluta -10, y es clasificada ofialmente como una estrella S Doradus. Se encuentra dentro de un círculo de estrellas masivas. Eta Carinae es una intensa fuente de radiación y tiene asociadas energías próximas a la de algunas supernovas. Su distancia estimada se cifra en 8 000 años-luz.

Su masa estimada es de 100 masas solares, y, posiblemente sea la estrella más masiva de nuestra Galaxia. El único espectro visible es el de la Nebulosa del Homúnculo que la rodea y Eta Carinae irradia el 99% de su luminosidad en la parte infrarroja del espectro, lo que la convierte en el objeto más brillante del cielo en el intervalo de longitudes de onda entre 10 y 20 µm.

Eta Carinae es una estrella muy joven, con una edad entre los 2 y los 3 millones de años, y se encuentra situada en NGC 3372, también llamada la Gran Nebulosa de Carina o simplemente Nebulosa de Carina. Dicha nebulosa contiene varias estrellas supermasivas, incluyendo además de a Eta Carinae a la estrella HD 93129A. La Nebulosa se encuentra divida en dos partes por una banda oscura que forma una V. En su corazón se encuentra la estrella variable Eta Carinae que está oculta por la Nebulosa que ella misma creó eyectando su propio material al espacio interestelar. La Nebulosa del Homúnculo contiene a otra Nebulosa, Ojo de Cerradura, una nebulosa oscura y más pequeña cuya silueta se perfila frente al fondo más brillante cerca de Eta Carinae.

Como decimos, la estrella está rodeada por una nebulosa conocida como la Nebulosa del Homúnculo. Dada su gran masa, Eta Carinae es altamente inestable y propensa a violentas eyecciones de materia. Según las teorías actuales de la estructura y de la evolución estelares, esta inestabilidad es causada por luminosidad extrema y una temperatura superficial no excesivamente caliente, lo que la sitúa dentro del diagrama Hertzsprung-Russell en una región afectada por el límite de Eddington. En dichas circunstancias, la elevadísima presión de la radiación en la “superficie” de la estrella hace que ésta expulse grandes cantidades de materia de sus capas exteriores al espacio. En la imagen se puede apreciar la nebulosa Homúnculo, formada por estas eyecciones de materia.

Mucho más es lo que se puede decir de Eta Carinae, una de las estrellas (por muchas razones) más fascinantes del cielo, y, a lo largo del día, si las circunstancias son propicias, haremos algunos comentarios más relativos a esta magnifica estrellas que, un día, brillará deslumbrante en los cielos, cuando se convierte en supernova y nos deje en aquel lugar un Agujero Negro supermasivo que, seguramente, acabará con todo el material circundante cercano, recuperándo así, parte de  la masa que un día expulsó.

En fin amigos, como en tantas otras ocasiones, estamos ante un objeto de los muchos que pueblan el Universo y que, para su estudio y llegar al fondo de sus secretos, tendríamos que disponer de mejores herramientas que nos acercaran a esa certeza que deseamos obtener para estar en posesión de los mecanismos que se generan en las estrellas masivas antes de finalizar sus vidas en la secuencia principal.

emilio silvera