viernes, 27 de enero del 2023 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¿Cuestiones que nunca podremos saber?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en General    ~    Comentarios Comments (6)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Una cosa que debemos tener clara es que, sobre la existencia de Dios existen tantas cosas a favor como en contra. Vemos como funciona el Universo y pensamos que tal maravilla es imposible que sea posible sin que un Gran Creador lo haya hecho posible, y, por otra parte, vemos las miserias del mundo, las injusticias, los sucesos fortuitos y, podemos pensar que, de haber un Ser superior, no permitiría ciertas calamidades que aquejan a criaturas inocentes.

Mirando la Historia, una mirada al Pasado, nos muestra como, nuestros ancestros, cuando no sabían explicar alguna cuestión que se salía de sus escasos conocimientos, de manera automática, echaban mano de las divinidades para explicar el suceso. ¿Les pasará eso mismo hoy a muchos personajes?

Sobre el tema se han gastado ríos de tinta, tanto en contra como a favor, y, los más grandes filósofos han dejado constancia de sus pensamientos en este sentido, un ejemplo sobresaliente es el de Bertrand Russell en su obra ¿Por qué no soy cristiano?

                                                             ¿por que no soy cristiano?-bertrand russell-9788435034753
“En esta obra lord Bertrand Russell, uno de los pensadores más lúcidos e influyentes que ha dado el siglo XX, reúne catorce ensayos escritos entre 1899 y 1954. En ellos expone y desarrolla los motivos de su agnosticismo, rebate los argumentos tradicionales del cristianismo, identifica el miedo como uno de los fundamentos principales de la religión cuestiona las contribuciones de la religión a la felicidad del ser humano y critica muy duramente los planteamientos del cristianismo en cuestiones sexuales. Por qué no soy cristiano es una de las más conmovedoras y convincentes defensas del no creyente que se han escrito desde los días de Hume y Voltaire.”
Mi política particular (independientemente de lo que pueda creer sobre el tema), ha sido siempre respetar los pensamientos de los demás, nadie tiene en su poder el “libro de la verdad”, y, cada cual es libre de creer lo que quiera, y, en función de sus vivencias, la familia donde creció, las experiencias pasadas, lo que pudo vivir… ¡Podrá determinar sobre lo que cree respecto al tema que aquí comentamos!
Ya sabéis, la ausencia de pruebas, no es prueba de ausencia.
Hay cosas que, a veces nos resultan tan complejas que, nuestras Mentes son incapaces de discernir llegando a una respuesta convincente que pueda satisfacer a todos. Recuerdo que un día, en un debate, alguien me pregunto lo que Yo pensaba sobre la Esperanza.
Mi respuesta, más o menos fue: “La esperanza es un auto-engaño de la Mente, mientras que el Tiempo sigue transcurriendo para que las cosas empeoren”.
Claro que, dicha respuesta no quita para que, por mi parte reconozca que la esperanza alivia muchas situaciones que, de otra manera, serían insoportable. Es un mecanismo de defensa ante situaciones límites.
¿será algo parecido lo que les ocurre a los que creen en la existencia de Dios?
 

  1. 1
    gencio
    el 22 de enero del 2023 a las 18:59

    A dia de hoy todavia nos cuesta separarnos de nuestras creencias y que tipo de implicaciones conllevan poder creer en ellas y facilmente encontrar diferencias con otras personas que creen diferente. Y cuando hablo de creencias no solo hablo de religion, la ciencia tambien nos da esa sensacion de satisfacion y conformidad que siempre estamos buscando, lo cierto que para el ser humano una creencia no puede vivir sin la otra, y son tan necesarias para auto-convencernos de lo que entendemos por la realidad. ?Acaso tener fe y esperanza no es lo mismo? para tener esperanza necesitamos creer en algo y para tener fe de igual manera tambien.
    Un atleta profesional acaso no tiene la esperanza o la fe de algun dia poder saltar mas alto que su ultimo salto o el de algun otro atleta profesional, quizas el simple hecho de creerlo aunque no pueda demostrarlo sea el empujon para que ese atleta pueda lograrlo.
    A lo largo de nuestra vida tenemos diferentes creencias pero es muy importante diferenciar cuales se pueden lograr, no podemos cegarnos o nublarnos en ninguna de las creencias porque de asi fuera la propia palabra se definiria: Firme asentimiento y conformidad con algo.
    Un saludo.

    Responder
  2. 2
    Pedro
    el 22 de enero del 2023 a las 20:03

    Una cuestión relativo al efecto Doppler, o corrimiento al rojo, resulta que si tenemos un objeto que se aleja de nosotros por ejemplo una galaxia, decimos que sufre un corrimiento al rojo, osea que la longitud de onda de sus ondas luminosas cada vez es mayor y por el contrario si resulta que tenemos una galaxia que se acerca hacia nosotros sufre un corrimiento al azul, osea en sus ondas de luz su longitud de onda cada vez es menor.

    Ahora surge el quid de la cuestion tenemos dos observadores uno en posición A y otro en posición B ambos lanzan un haz de luz uno al frente del otro de forma paralela,si su distancia son 10 años luz, ¿Cuál es la longitud de onda de sus haces luminosos? Resulta, si A lanza el rayo, a medida que recorre tal distancia su longitud de onda cambia a mayor desde el punto de vista de A, sin embargo desde el punto de vista de B, tal rayo (de A) se acerca por tanto su longitud de onda se hace más pequeña.

    Ahora un tercer observador C en el vértice del ángulo que forman los tres observadores , cuya hipotenusa la distancia entre A y B . Según C ¿Cuál es la longitud de onda exacta de los rayos de A y de B?

    Para no sumergirnos en extravíos aquello que llamamos perspectiva no es más que una medida paliativa.

    Aquello que llamamos definir no es más que acotar el umbral de nuestro extravió.

    Conclusión:

    “Nos ideamos toda clase de definiciones u creencias u justificaciones para evitar toda clase de subyogacion, llamese tiránia propia de la ignorancia, tiranía propia de una indiferencia implacable, o la tiránia propia de toda clase de dogmatismo. “.

    “Aquello en lo que creas o no , sepas o no, descuides o no es irrelevante sólo te mantiene firme el menos daño que infliges”.

    Responder
  3. 3
    nelson
    el 23 de enero del 2023 a las 2:09

    Hola muchachada.
    Los tres lo verán igual, del mismo color. El efecto Doppler es un efecto aparente (relativo); la longitud de onda de la emisión es constante. La percepción de los observadores eventuales es la que varía según el MOVIMIENTO del emisor. Habría que evitar emitir juicio o hacer afirmaciones de lo que se desconoce. Hay muchos visitantes leyendo y debemos tratar de no confundirlos.
    Saludos cordiales.

    Responder
  4. 4
    Pedro
    el 23 de enero del 2023 a las 8:40

    “La percepción de los observadores eventuales es la que varía según el movimiento del emisor”. Afirmar esto es lo mismo que decir que un observador en el punto A emite un pulso y transcurridos tal distancia megaparsec la longitud de onda varía,otra cosa que no pueda asignar tal guarismo de cambio. Pero sin duda cambia .
    Y pondré lo que tenga que poner al margen de lo que opinen los demás, llámese Juanito o Perico los palotes o cuántos visiten la página.

    Responder
  5. 5
    nelson
    el 23 de enero del 2023 a las 13:17

    NO es lo mismo. Significa que si el Punto A no se MUEVE, acercándose o alejándose con respecto al observador, la longitud de onda no se cambia. Comprensión lectora. Cometí el viejo error de volverte a contestar. No se repetirá.

    Responder
  6. 6
    emilio silvera
    el 24 de enero del 2023 a las 6:45

    En cualquier sitio que queramos mirar, nos dirán algo como esto:

    “El efecto doppler, es el cambio de frecuencia aparente de una onda producido por el movimiento relativo de la fuente respecto a su observador.

    Hay ejemplos cotidianos del efecto doppler en los que la velocidad a la que se mueve el objeto que emite las ondas es comparable a la velocidad de propagación de esas ondas. La velocidad de una ambulancia (50 km/h) puede parecer insignificante respecto a la velocidad del sonido al nivel del mar (unos 1235 km/h), sin embargo, se trata de aproximadamente un 4 % de la velocidad del sonido, fracción suficientemente grande como para provocar que se aprecie claramente el cambio del sonido de la sirena desde un tono más agudo a uno más grave, justo en el momento en que el vehículo pasa al lado del observador.

    En el caso del espectro visible de la radiación electromagnética, si el objeto se aleja, su luz se desplaza a longitudes de onda más largas, produciéndose un corrimiento hacia el rojo. Si el objeto se acerca, su luz presenta una longitud de onda más corta, desplazándose hacia el azul. Esta desviación hacia el rojo o el azul es muy leve incluso para velocidades elevadas, como las velocidades relativas entre estrellas o entre galaxias, y el ojo humano no puede captarlo, solamente medirlo indirectamente utilizando instrumentos de precisión como espectrómetros. Si el objeto emisor se moviera a fracciones significativas de la velocidad de la luz, sí sería apreciable de forma directa la variación de longitud de onda.”

    Parece que la opinión de Nelson se encamina hacia el lugar exacto de la cuestión debatida.

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting