martes, 15 de enero del 2019 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¿La Realidad? ¡Dónde estará!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Rumores del Saber    ~    Comentarios Comments (7)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Resultado de imagen de El milagro griego, la grecia clásica

No una sino mil veces podemos haber podido hablar del “milagro griego”. La hipótesis es la siguiente: La Ciencia nació en la antigua Grecia alrededor del año 600 a. C. y floreció durante unos pocos cientos de años, aproximadamente hasta 146 a. C., cuando los griegos cedieron su primacía a los romanos y la ciencia se frenó en seco, permaneció en letargo hasta que resucitó en Europa durante el Renacimiento alrededor de 1500. Y, no pocos creen a pie juntillas que eso fue así y que, las personas que habitaron la India, Egipto, Mesopotamia, el África Subsahariana, China, el Continente americano y algún otro lugar con anterioridad al año 600 a. C. no dirigieron el desarrollo de la Ciencia. Cuando descubrieron el fuego, se quedaron esperando tranquilamente a que Tales de Mileto, Pitágoras, Demócrito y Aristóteles inventaran la Ciencia en el Egeo.

Claro que, tal pensamiento es una auténtica barbaridad, pensar eso es un sin sentido. ¿Cómo durante más de mil quinientos años, desde el final del período griego hasta la época de Copérnico, no se produjo avance alguna en la Ciencia? Esto quiere decir que ninguna persona, en ninguna parte, demostró la capacidad o el interés necesario para proseguir insistiendo en las obras de Arquímedes, Euclides o Apolonio.

Resultado de imagen de Tales de Mileto

Aquellos  ”científicos” se reunieron en Mileto. Tales, Anaximandro y Anaxímenes hicieron observaciones astronómicas con el gnomon, diseñaron cartas naúticas, plantearon hipótesis más o menos relacionadas con los hechos observados referidas a la estructura de la Tierra, la naturaleza de los planetas y las estrellas, las leyes seguidas por los astros en sus movimientos. En Mileto, la ciencia, entendida como interpretación racional de las observaciones, ¿dio los primeros pasos?

Resultado de imagen de El milagro griego, la grecia clásica

Claro que, las cosas nunca suelen ser tan sencillas. La hipótesis según la cual la ciencia surgió por generación espontánea en suelo griego y desaparecido después hasta el Renacimiento parece ridícula cuando se expresa de forma sucinta, sin más explicaciones. Es una idea que se formuló por primera vez en Alemania hace unos 150 años y que, poco a poco, ha ido calando, sutilmente en nuestras consciencias a través de la educación que, la única concesión que se hace a las culturas no europeas es la que se refiere al Islam. Esta teoría dice que los árabes conservaron viva la cultura griega, incluida la ciencia, durante toda la Edad Media. Ejercieron de escribas, traductores y guardianes, sin pensar, aparentemente, en crear su propia ciencia.

Averroes

Al Sur de la puerta de Almodóvar de Córdoba, se levanta la estátua de Averroes. Jurista, médico, filósofo. El gran Averroes fue la máxima autoridad judicial de la época,(siglo XII). Fue acusado por los fundamentalistas de poner la razón humana por encima de la ley divina. La mirada del viejo filósofo se pierde entre las callejas mientras escucha el murmullo del agua del estanque junto al que reposa.

Resultado de imagen de Los eruditos árabes, avicena

Avicena es uno de los cientos de intelectuales iraníes cuyas contribuciones a la ciencia y a la literatura lo han convertido en un nombre inolvidable en la Historia de la Humanidad

Nada de eso es cierto. De hecho, los eruditos islámicos admiraron y preservaron las matemáticas y la ciencia griega y actuaron como el hilo conductor de la ciencia de muchas culturas no occidentales, además de construir un edifcio propio impresionante en el campo de las ciencias. Lo cierto es que, la ciencia occidental es lo que es porque se construyó acertadamente sobre las mejores ideas de los distintos pueblos, los mejores datos e incluso, los mejores aparatos procedentes de otras culturas. Por ejmplo, los babilonios desarrollaron el teorema de Pitágoras (la suma de los cuadrados de los dos lados perpendiculares de un triángulo rectángulo es igual al cuadrado de la hipotenusa) al menos mil quinientos años antes de que Pitágoras naciera.

Liu Hui (matemático chino

Las primeras nociones matemáticas datan de muy antiguo. Desde el siglo XIII a. de C., los chinos poseían un sistema de numeración decimal muy parecido al nuestro actual, pero aún no conocían el cero.

En el año 200 d. C., el matemático chino Liu Hui calculó para el número π un valor (3,1416) que se mantuvo como la  estimación más precisa de dicho número durante unos mil años. Nuestras cifras del 0 al 9, se inventaron en la antigua India, siendo las cifras de Gwalior del año 500 d. C. casi indistinguibles de las cifras occidentales modernas. Álgebra es una palabra árabe que significa “obligación”, como cuando se obliga a que la incógnita x tome un valor numérico.

Antigua Arabia

Arabia es una región de Oriente Medio del desierto comprendido entre el mar Rojo y el océano Índico. Desde el punto de vista histórico, esta región era conocida también como la cuna de una de las principales religiones del mundo, el Islam. Nacida en el siglo VII, esta religión había establecido importantes cambios en la configuración de mandato, los derechos económicos y principios culturales del mundo árabe. Sin embargo, pocos saben de su cultura y de la importante contribución que hicieron a la Ciencia (Astronomía, Medicina, Matemáticas…)

Resultado de imagen de El Califa árabe al-Mamun hizo construir la casa de la Sabiduría

                                            Al Mamún y la Escuela de la Sabiduría de Bagdad

China, Babilonia y también el Islam. El Califa árabe al-Mamun hizo construir la casa de la Sabiduría y un Observatorio para que los astrónomos pudieron abservar las variantes de los parámetros astronómicos (obtenidos de los griegos) y las estrellas del cielo. Aportaron así la mayor contribución y uno de los valores más exactos de de la precesión de los equinoccios, la inclinación de la eclíptica y otros datos de este tipo. En el año 829 sus cuadrantes y sextantes eran mayores que los que construyó Tycho Brahe en Europa más de siete siglos después.

Como antes decía, en el siglo IX, el gran mecenas de la ciencia el califa abasí al-Mamun, reunió a varios astrónomos en Bagdad para crear la casa de la Sabiduría (Bait al-Hikmah). Allí los astrónomos llevaron a cabo observaciones del Sol y de la Luna, con el fin de determina la latitud y la longitud locales para fijar la gibla. Recopilaron algunos de los mejores resultados de un zij titulado “Lo Comprobado” (al-Mumtahan).

Biruni 1.jpg

 Al-Biruni en un sello iraní de 1973

Al-Biruni desarrolló técnicas para medir la Tierra y las distancias sobre ella utilizando la triangulación. Descubrió que el radio de la Tierra era 6.339,6 Kilómetros, un valor que no se obtuvo en Occidente hasta el siglo XVI. Uno de sus zijs contiene una tabla que da las coordenadas de seiscientos lugares, casi todos conocidos por él directamente.

Resultado de imagen de En el año 499, Aryabhata escribió un pequeño volumen de 123 versos

En el año 499, Aryabhata escribió un pequeño volumen, Aryabhatuya, de 123 versos métricos, que se ocupaban de astronomía y (una tercera parte) de ganitapada o matemáticas.  En la segunda mitad de esta obra, en la que habla del tiempo y la trigonometría esférica, Aryabhata utiliza una frase, en la que se refiere a los números empleados en el cálculo, “cada lugar es diez veces el lugar precedente”.  El  valor posicional había sido un componente esencial de la numeración babilónica, pero los babilonios no empleaban un sistema decimal.

http://apod.nasa.gov/apod/image/1108/NGC7331_crawford900c.jpg

La fuerza de gravedad mantiene unidas las estrellas, estas a las galaxias, las galaxias entre sí, y, los mundos a las estrellas que orbitan, mientras nosotros, nos sentidos atraidos por la gravedad que genera el mundo que habitamos que mantiene nuestros pies unidos a la superficie impidiendo que flotemos sin control. (Tengo la suerte de que, Ken Crawford (Rancho Del Sol Obs.), me envíe imágenes como la de arriba).

Ejemplar del Rigveda escrito en idioma sánscrito en letra devanágari

Veinticinco siglos antes de Isaac Newton, el Rog-Veda hindú afirmaba que la gravitación hace que el universo se mantenga unido, aunque esta hipótesis era mucho menos rigurosa que la de Newton, en esencia, quería decir lo mismo que él dijo. Los arios de lengua sánscrita suscribieron la idea de que la Tierra era redonda en una época en que los griegos creían que era plana. Los hindúes del siglo V d. C. calcularon de algún modo la edad de la Tierra, cifrándola en 4.300 millones de años; los científicos ingleses del siglo XIX estaban convencidos de que la Tierra tenía 100 millones de años. Algunos expertos chinos del siglo IV d. C. -como los árabes del s. XIII y los papúes de Nueva Guinea posteriormente- adoptaron la rutina de utilizr fósiles para estudiar la historia del planeta, sin embargo, en el siglo XVII algunos miembros de la Universidad de Oxford seguían enseñando que los fósiles eram “pistas falsas sembradas por el diablo” para engañar a los hombres.

¡Que cosas!

Con todo esto, os quiero decir amigos míos que, cuando oímos hablar de la primacía europea con respecto a las Ciencias…, debemos dejar el comentario en cuarentena y, dedicar un tiempo a profundizar más en cómo fueron las cosas en la realidad. No siempre las cosas son como parecen, o, como nos las quieren presentar.

emilio silvera

PD. Los datos provienen de fuentes variadas.

 

  1. 1
    emilio silvera
    el 4 de diciembre del 2018 a las 8:19

    Sin la existencia de aquellos pueblos y toda aquella gente… ¿Nunca habríamos alcanzado el nivel científico que hoy tenemos! Ellos pusieron las primeras piedras del gran edificio científico del presente, así, cuando se dice que el presente está cargado del pasado, es lo mismo que decir que el futuro estará hecho del presente. Todo es causa de lo que antes pasó, es lo que los físicos llaman causalidad.

    Cuando me retrotraigo en el Tiempo y mentalmente me transporto al Egipto antiguo, la India de los grandes pensadores, Aquella China inventora de la pólvora en la que los astrónomos chinos hicieron mapas de las estrellas del cielo, y, también, le debemos gratitud al pueblo árabe que, en la Edad oscura llamada Edad Media, fueron ellos los que conservaron aquellos conocimientos que la Iglesia trató de destruir.

    Es admirable que confinados en este pequeño mundo hayamos podido llegar a lo más profundo, al corazón de la materia en un “universo” infinitesimal, y, al mismo tiempo, en la otra punta de los extremos, inventando grandes telescopios de increíbles prestaciones, hemos sido capaces de llegar a los confines del Universo para captar estrellas y galaxias que, posiblemente (algunas de ellas) dejaran de existir hace mucho tiempo ya.

    También y al mismo tiempo, se avanzó en las distintas disciplinas científicas que nos hicieron conocer de manera más profunda muchos de los secretos que la Naturaleza escondía celosamente. Ahora podríamos decir que estamos, justo, en la línea de salida para comenzar la aventura Espacial que apenas hemos iniciado.

    En las próximas décadas se harán descubrimientos asombrosos y se encontrará la manera de utilizar otras clases de energías que, menos voluminosas, concentradas en pequeños cuerpos sólidos, le den a las modernas naves el impulso necesario para llegar a otros mundos, es algo que, antes de lo que no podamos imaginar, la Humanidad necesitará, ya que, aunque no lo parezca el Tiempo corre veloz e inexorable y el final de las cosas llegan, y, ni la Tierra estará en la zona habitable para siempre ni el Sol vivirá eternamente.

    Responder
  2. 2
    Pedro
    el 4 de diciembre del 2018 a las 18:02

    Acerca del titulo, ¿Donde esta la realudad? Ocurrencias al respecto del tiempo o sus sandeces:

    “El pasado es un indicador perfecto de un hecho acontecido y no un tiempo transcurrido.” “El tiempo solo es un fondo de pantalla en blanco o  negro y sin cerco ni precerco”. Y ahora cambiamos de ritmo:

    “Acumulamos tiempo, pero perdemos ritmo.” Ida Vitale
    Resulta que en función de la masa de los objetos, el ritmo transcurre de forma diferente de unos a otros. Osea los fenómenos físicos se ven afectados por este ritmo de tiempo intrinseco a dichos objetos masivos o menos masivos.
    En proximidad de un A.N. estelar el ritmo de tiempo es muy distinto del de un planeta como mercurio, tierra,etc. Bien
    Pregunta:
    ¿Hay tantos ritmos de tiempo como objetos masivos hay en el universo? 
    ¿Diríamos que está afirmación es falsa?
    ¿Hay tantas clases de ritmos de tiempo como criterios hay en su concepción de supuestos aparatos de medida?
    ¿Diríamos que está afirmación es falsa?
    Bien ahora tenemos una competición: entre distintos atletas en uno de dichos objetos. (Tierra) Los mismos metros y misma hora de inicio de la competición, mismos aparato de medida, finalizada la misma, sus cronometrajes muy dispares.
    Podríamos pensar que cada uno de los atletas tiene un ritmo de tiempo muy distinto al resto de atletas y podríamos añadir e incluso distinto ritmo de tiempo de la misma tierra.
    ¿Diríamos que está afirmación es falsa?
    ¿Osea no se diferencia en nada de las afirmaciones previas?, aunque todos sabemos que el ritmo de tiempo en tierra de estos supuestos atletas es el mismo, lo único que cambia es su rendimiento energético de dichos atletas.
    Respecto al movimiento:
    En definitiva podríamos afirmar que hay tantos ritmos de tiempo como velocidades posibles. ¿Esta afirmación diríamos que es positiva o bien negativa /falsa? ¿O bien es una afirmación gratuita sin más? Las ecuaciones nos dicen que es una afirmación cierta.
    Y para más inrri:
    Igual que afirmamos que en un verso cabe todo un universo, (por ejemplo “Solo la plenitud lleva a la claridad …./…../….”, “Es tu mirada el resplandor del día …../……/…..”.) podríamos pensar que en un instante transcurren infinidad de universos. (Al igual que en un mismo instante concurren miles de sucesos paralelos.)
    ¿Está afirmación previa es cierta? ¿Que impide que lo sea?
    Si resulta que al final todo se reduce a palabrería, un galimatias o bien toda una sarta de mentiras, ¿Hay algúna ecuacion que lo desdiga? 

    Conclusión: si resulta que el tiempo es un fenómeno real ¿ porque su mesuarabilidad pone en tela de juicio su obviedad?. ¿Que miden los relojes? Una obviedad sin más o bien una enegmatica duda sin explicar, por su falta de mesuarabilidad.
     (Es decir ¿tiene un principio/final, este supuesto tiempo?)
    O bien tiene que haber alguien que mida su tiempo biografico con su ingenio para dar cuenta de todo ello y del mismísimo tiempo.)
    O bien, el tiempo como los cuentos, tiene que haber alguien allí que lo inventé para después nos lo cuente.
     

       
    Concluyo:
       ”El enigma no es el tiempo, sino el galimatias de nuestro cerebro, y este no es un cuento.”

    Responder
    • 2.1
      Pedro
      el 4 de diciembre del 2018 a las 18:34

       
           Realidad y pensamiento:
       La realidad la puedes cuantificar, es mesurable y su hostilidad muy indicativo de  que al pensamiento su unico  cometido doblegarse, salvo que con ingenio nos salvemos de ello.”

      Responder
    • 2.2
      emilio silvera
      el 5 de diciembre del 2018 a las 7:10

      Los ritmos de tiempo que puedan estar presentes en cada lugar dependerán de manera directa lo que en ese lugar esté presente, y también a qué distancia del objeto masivo podamos estar, y, desde luego, en la mayoría de los casos, las incidencias son tan nimias que ni merece la pena especular con ello. Sin embargo, cerca de un objeto muy masivo… Las cosas funcionan de manera diferente a como estamos habituados en la vida cotidiana. Hemos visto mil imágenes de objetos muy masivos que atraen hacia sí la materia de otros cuerpos vecinos y llegan a desmembralas. ¿Por qué ocurre eso?

      No podemos dudar de los efectos que producen en las cosas y en los seres las fuerzas del Universo y, la Gravedad, es una de ellas, la que mantiene unidas a las estrellas en la galaxia y a los planetas en el sistema solar, también nosotros estamos siendo obligados al apoyo del suelo terrestre, ay que, sin que nos demos cuenta, la Gravedad del planeta tira de nosotros, y, en una caída vemos las consecuencias.

      Claro que, teniendo “tiempo” para ello, se puede “sacar punta de todo” pero, será difícil poder mantenerlo ante la realidad.

      Responder
  3. 3
    Pedro
    el 5 de diciembre del 2018 a las 1:14

    Acerca del principio de indeterminación Heinserberg: Ocurrencias al respecto
    “El principio de incertidumbre un claro exponente de que el tiempo no existe, ya que no podemos determinar ¿cómo acontece?  y menos aún, ¿Como enmudece? “.
    “Muy indicativo, de que no hay verdades absolutas, sino mentiras piadosas.”
    “De la realidad de las cosas, solo percibimos la sombra que proyectan”.
    “Todo aquello que nos explican, la mitad, o todo es solo ficción, siendo está nuestra única afirmacion”.
    “No hay verdades absolutas u relativas, sino ficcionalidad  plausible.”
    “Las leyes de la naturaleza: solo son un espejismo, muy indicativo de que no hay  asidero posible.”
    “La excepcionalidad nuestra radica en :que el principio de incertidumbre nos toma como sus titeres.”

    Responder
    • 3.1
      emilio silvera
      el 5 de diciembre del 2018 a las 5:40

      La incertidumbre y el desconocimiento viajan con nosotros durante toda la vida y…. ¡El Tiempo también! Sin el Tiempo todo sería como una escena de una película que se para y nada allí se mueve, es el Tiempo el que hace que los objetos y los seres vivos sean dinámicos y, desde que nacen hasta que mueren se están moviendo, ya que, cuando se quedan quietos… Ya no están. Sólo las cosas inertes y sin vida se mueven después de muertos.

      Eso del que el Tiempo no existe y de que sólo es una abstracción de nuestras mentes, resulta un pensamiento curioso pero, muy alejado de la realidad. Nosotros, por ejemplo, hemos cuantizado el Tiempo y lo hemos convertido en unidades que nos valen para poder medirlo y vamos desde segundos hasta eones, y, desde luego, aunque nunca hemos sabido explicar lo que el Tiempo es, aunque nunca lo hemos podido ver ni tocar, aunque nunca lo hemos podido vender o ceder a otros, ya que, cada cosa o cada ser vivo tiene asignado un Tiempo predeterminado que, de no ocurrir algún percance inesperado… ¡Se cumplirá!

      Del Tiempo lo único que podemos ver son los efectos que su transcurrir produce en las cosas y en los seres vivos, si el Tiempo estuviera estático, todo estaría siempre igual pero, la compañera inseparable del Tiempo, la Entropía, mientras el Tiempo pasa ella hace su trabajo y lleva el caos allá por donde pasa.

      ¡El Tiempo! Un buen dolor de cabeza.

      Responder
      • 3.1.1
        Pedro
        el 5 de diciembre del 2018 a las 20:20

        Cuando digo que el principio de incertidumbre  es exponente de que el tiempo no existe quiero significar que: es el movimiento el verdadero exponente de todo aquello que acontece, energía impetuosa y este movimiento, sus contituyentes son los propios objetos, cuantificables y mesurables, a diferencia del tiempo que no sabemos en qué se sustenta y menos aún que lo gobierna. Un objeto puedo asignarle propiedades masa, spin, distintos componentes, vida media,etc, provocar interacciones,diferenciar unas de otras, direccionalidad,etc a diferencia del tiempo ninguna interacción posible (nos hablan de direccionalidad, nos hablan de ritmo ,de su ixesorabilidad ¿Cual es su durabilidad? ¿Que lo constituye?Pasado, Presente, Futuro, sandeces).

             La noción de  tiempo solo es  un indicador perfecto de que en nuestras mentes no sabemos muy bien quiénes las gobiernan, si la sensatez, la insulsez, o la estupidez, por no hablar la falta de continencia verbal o bien falta de lucidez mental.

        ¿Podemos asignar una ley que gobierne el supuesto tiempo? NO, a diferencia de todo lo demás, con sus respectivas leyes (gravitatoria, nuclear débil y fuerte, electromagnética) , la entropia su ecuación esclarecedora (Todo sistema tiende al mínimo de energía posible), etc.
        El tiempo una milonga en mayúsculas.

            
        Y para más inrri:
            “Dame una palanca y movere el mundo.”  Arquímedes  Fantastico
        Y ahora preguntamos al tiempo:
        ¿Es capaz el tiempo de crear un ímpetu nuevo?
        Respuesta:ninguna sutileza. Insulso hasta el extremo.
        A diferencia de la naturaleza, que se caracteriza por su incesante belleza, en interacciones impetuosas, cuando no burlescas.(entrelazamiento, ect.)
        Los relojes no miden tiempo, sino distintos cambios energéticos.
        Un objeto girando sobe si mismo hasta el extremo:es un indicador perfecto, de que lo que estamos mirando es su impetuosidad (empeño colerico). 
        ¿Que diferencia hay entre la noción “cuento” y la noción “tiempo”?.
        Pues el cuento tiene un argumento (mejor o peor) a diferencia del tiempo que carece por completo.
        Los seres vivos no tienen un tiempo preestablecido, ya que: ¿Que ocurre cuando cambias su metaboilismo? 

        Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting