jueves, 12 de diciembre del 2019 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¿Lo más importante? ¡Siempre será el Amor!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Amor    ~    Comentarios Comments (3)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Procuremos que el mundo mejore y que los comportamientos humanos lleguen a un nivel se consciencia que sea común para todos. Es decir, que podamos sentir el dolor ajeno como el propio dolor, que todos tengamos los mismos derechos, que nadie quede nunca marginado, que sea el Amor el verdadero motor que mueva el mundo y, cuando eso se consiga, entonces y sólo entonces, nos podremos llamar… ¡¡Humanos!!

Momentos inolvidables junto al ser Amado

¿Qué se puede comparar con esos monentos vivídos junto al Ser Amado? Nada causa más placer, nada tiene un efecto tan relajante, nada puede ser (aunque parezca contradictorio) tan excitante. Una simpla mirada, una caricia, una sonrisa un mensaje en silencio. Todo eso y mucho más es el Amor que, sin limitación alguna perdura para siempre cuando hace honor a ese y es verdadero.

Después de esos primeros momentos mágicos de la juventud enamorada, cuando el tiempo pasa, cuando la pareja se estabiliza y concluyen su primer recorrido creando un para vivir juntos toda la vida. Cuando llegan esos hijos frutos de ese Amor sin fín, entonces, y sólo entonces, se verá qué clase de Amor es del que estamos hablando. En el Amor no todo se limita a las cosas bonitas y placenteras, está ese otro camino que tienen que recorroer los enamorados que es duro, muy duro y, mientras ese tioempo transcurre, comprenden mejor lo que sus padres les decían.

Una vez unidos, esos dos componentes desiguales del Amor (Hombre y Mujer) que forman la Unidad la desigualdad, comienzan el camino de la familia, y, tal recorrido, les lleva a sentir las mejores y más duras experiencias: Luchar por conseguirle a los hijos lo que ellos no tuvieron.

Claro que no todo es fiesta y jolgorio. Los momentos difíciles están ahí y, cuando el Amor hace honor a ese , todo se puede sobrellevar y, al final, prevalece y resplandece la esencia que en él estaba encerrada, pasando todos los momentos malos y recuperando esa paz y ese sosiego que los enamorados necesitan para amarse. El enamorado piensa que sufrir, por algo que valga la pena, es una alegría. No, no es masoquista, es que se encuentra en un estado especial que le hace ver las cosas como realmente son y sabe dónde hay que sacrificarse.

No todos lo pueden lograr y, hacer el recorrido juntos hasta el final… ¡Ese es, el Amor verdadero!

Después de muchos años juntos, de sobrellevarse el uno al otro, de conocerse hasta el punto de poder hablar sin palanbras, una simple mirada se expresa de tal manera que, los sonidos de la voz, han dejado de ser necesarios. Ese punto del Amor, en este mundo de hoy, ¿cuántods lo pueden conquistar? Lo cierto es que, para conseguirlo, el secreto está en el respeto mutuo, en hacer de cada día ese “dia de san valentin”, que no sea un sólo día al año, sino que, durante los 365, le estémos regalando a la persona amada, toda clase de preciosos presentes en de un buen comportamiento, ayudándole en todo aquello que pueda necesitar y, sobre todo. Que nunca, en ninguna situación, la persona amada se sienta sola, siempre tiene que sentir que estamos junto a ella en todas las circunstancias para amarla y defender sus derechos como persona.

Esta escena es la prueba concluyente de que el ser humano se mejor, cuando esta situación llega

La fuerza del Mundo, la energía del Universo, la misma que está en las estrellas del cielo, también, presente en nosotros, sale a la luz del mundo en la manera que la Naturaleza ha elegido para ello: La descendencia que nos muestra el fruto del Amor. Por ello luchamos y son ellos los que nos seguir adelante en los momentos en los que, el desaliento pretende apoderarse de nosotros. Mirámos lo que nos rodea y dándole un ppapirotazo a la desazón y al desaliento, volvemos atomar energías renovadas que, no sabemos de dónde podrán venir pero… ¡Ahí están! El Amor es mucho Amor.

Hablar del Amor y pretender aquí, en unas pocas palabras adornadas con imágenes, explicar lo que es el Amor, sería muy pretencioso, toda vez que, el Amor es más, mucho más que lo que yo os pueda decir en unas líneas surgidas de mis pensamientos de un  momento. Sentirlo primero profundamente y explicarlos después, ha traído de cabeza a los mejores poetas y, desde luego yo, no soy uno de ellos.

¡El Consejo! Ser comprensible en todo y, sobre todo, ser generosos, dar más de lo que se espera recibir.

emilio silvera

 

  1. 1
    Emilio Silvera
    el 5 de noviembre del 2014 a las 8:32

    Es increíble el poder constatar que, cuando se hace algo por el Ser Amado, aunque sea a costa de un gran sacrificio, se puede sentir una gran satisfacción. Esas son las reglas: ¡Dar todo a cambio de nada! Si el Amor es verdadero, si sentimos por la persona (o personas amadas) lo que se debe sentir, así debe ser.

    No es que seámos masoquistas, es que la Naturaleza así lo quiere para que la especie perdure y, tenemos que convenir en el hecho de que, la química del Amor, es algo tan grande que, sin temor a equivocarnos la podemos situar entre los grandes “misterios” del Universo, de la Naturaleza que, utilizándo la química hace que dos personas se vuelvan un poco “locas” y vean (no pocas veces), lo que no hay pero que, para ellos, sí que está presente.

    El poeta decía:

    “Sufrir por algo que vale la pena… ¡Es una alegría!”

    Claro que se refería al Amor. ¿Quién alguna vez no ha sentido la dicha de sufrir por el ser amado?

    ¡Qué cosas! No siempre podemos explicar los sentimientos pero, ¡Ahí están!

    Responder
  2. 2
    Craisi Sí
    el 10 de noviembre del 2014 a las 23:36

    Hola Emilio.
    Grande el artículo, me deja sin palabras y lleno de pensamientos en personas que quiero mucho. Y recuerdo de momentos imborrables, que sí son la mayoría más agradables cuando he sentido ese regusto de haber sido de ayuda o haberme dado sin pensar en esperar nada a cambio, la sola recompensa de haber solventado, solucionado o ayudado en cosas sencillas o sacrificadas para mi y de gran apoyo a la persona querida, al amigo.
    Casi he sentido algo de egoísmo al recibir esa recompensa de satisfación íntima a través de la satisfacción o felicidad ajena.
    Grande Emilio por sacar de la mente de los demás el pensamiento y las sensaciones a través de tus pensamientos y sensaciones convertidos en palabras.
    Lo tuyo sí que es darse a los demás. Envidio un poquito toda esa bella recompensa que debes sentir llegarte. Seguro que es parte de tu motivación.
    Un abrazo Emilio, Grande!

    Responder
    • 2.1
      Emilio Silvera
      el 11 de noviembre del 2014 a las 5:22

      Estimado amigo:

      El sentimiento del Amor es algo que no podemos explicar por su inmensa grandeza, lo que nos hace sentir, y hasta donde podemos llegar por la persona amada. Nada se puede comparar a esa fuerza que nos empuja y nos hace más fuerte, más temerario, más grande en fin. Y, además y sobre todo, nos hace mejores como seres humanos.

      Es cierto que cuando haces algo por los demás te sientes mejor y las sensaciones son impagables, el ver que has podido producir un poco de felicidad en los otros, es, sensacional. No digamos de los sentimientos que nos llevan a darlo todo por las personas que son lo más importante de nuestras vidas: Los padres, la esposa, los hijos, familiares y amigos. Somos animales sociales y, sin los demás, no somos nada.

      Ya sabes lo que decía el sabio: “Un hombre solo está en mala compañía”. Se referia al Ser Humano en General que, hombre o mujer, necesita estar en compañía de otros seres para poder socializar con ellos y, en casos muy particulares amarlos sin límites.

      En ese sentido, nada puedo pedir, creo que lo tengo todo y, como es mi costumbre, en este caso también acudo a la Física:

      ¡Si Amas te amarán!

      Es la causalidad que desencadena el resultado de todo lo que viene después, es decir, lo que pasó ayer determina lo que pasa hoy y el suceso presente lo que pasará mañana. Tus actos desencadenan una respuesta en los demás. Si sabes querer de verdad, sin exigir nada a cambio, la persona querida lo percibe y, sin que le pidas nada, ella también te lo da todo. Esa es, amigo mío, la regla no escrita que se convierte en Ley entre los humanos.

      Un saludo cordial.

      Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting