jueves, 13 de junio del 2024 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Autobiografía del Universo -Primera Parte

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en General    ~    Comentarios Comments (1)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 

                       En la UNAM con el Dr. José Edelstein el 23 de noviembre de 2018

Cuando mencionamos la palabra autobiografía, a decir verdad, normalmente la relacionamos con personas que han hecho o quieren describir, lo más completo posible, la real historia de su vida, si es posible, desde sus principios. Pero…, cómo puede, el Universo, ¿establecer los datos de su propia autobiografía? Simple, sencillamente porque todos somos parte del Universo. Tan importantes, que gracias a nuestros cinco sentidos podemos decir y escribir lo que alcanzamos a saber de su estructura física, y de lo que en su
interior existe, moviéndose en una dinámica de evolución y desarrollo sin fin.

Aquí quiero mencionar, que originalmente intenté hacer algo que pareciera una biografía del Universo, pero caí en la cuenta de que más bien estarían implícitas dos autobiografías, la del propio Universo y la mía, pues los datos históricos que las estarían conformando, surgen de lo que he descubierto de mis investigaciones sobre el Universo cósmico, del cual soy parte, y no tan solo a partir de mis recuerdos personales en general, algunos de los cuales, más ampliamente se describen en mi trabajo Física del Todo

http://www.emiliosilveravazquez.com/blog/wp- content/uploads/F%C3%ADsica%20del%20Todo.pdf

En este tenor, y, para abrir boca, quiero empezar diciendo que uno de los fenómenos que se califican como misterios del Universo, lo es la materia de que estamos hechos, siendo misteriosa porque nadie en este planeta ha logrado dar una explicación, ni a su esencia ni a la mecánica que permite su construcción. Sin embargo, les adelanto que mis investigaciones me llevaron de manera inevitable a desvelar
este añejo problema.

Como verán a continuación, para entender este fenómeno físico y otros relacionados, estaré considerando un fragmento teórico que expreso en Física del Todo. Este se propone como un indicio teórico crucial, que permitirá que todo ser humano pueda, por primera vez en este planeta, asomarse hacia las áreas de explicación de la mayoría de los hasta ahora llamados incomprensibles misterios físicos del Universo,
entre ellos, los siguientes:

Origen de las partículas elementales electrón, protón y neutrón; el hidrógeno; las radiaciones electromagnéticas – fotones- y su intrínseca velocidad c; el espacio-tiempo relativista y su estructura gravitacional; explicación de la energía y la materia oscuras; el Big Bang.
Veamos este fragmento:
Física del Todo. Página 98. Capítulo 15. Apéndice.

15. Apéndice

En este apéndice, se pretende reforzar la tesis “Electrón, Protón, Origen Descubierto”. La disyuntiva principal pendiente de dilucidar en este trabajo radica en tratar de explicar cómo fue posible establecer las
primeras ideas a partir de las cuales arrancaría el proceso argumentativo correspondiente. Responder el siguiente interrogante, podría explicarlo: ¿Qué indujo a pensar cómo sería el desarrollo de las
hipótesis iniciales?

El interrogante tiene su fondo relacionado con la posible ley universal que estaría implicada en la base axiomática del trabajo en cuestión, la cual, para entenderla en un contexto explicativo, debe ser enunciada:

“Toda partícula y cuerpo material existente, debió originarse desarrollando crecimiento a partir de energía externa”

Esta es una ley natural que a ojos de todos parece inmutable. Nos invita a pensar cómo cualquier partícula o cuerpo pudo o puede desarrollarse en cualquier momento dado, a partir de energía externa, hasta constituirse plenamente.

La ciencia humana ha podido describir con lujo de detalles la construcción natural y artificial de gran parte de los diversos materiales existentes en su mundo. Nuestra tesis, pretende dar cuenta del desarrollo del material cuyo origen aún no ha podido ser desentrañado por la ciencia: el Hidrógeno. “La ley de la conservación de la energía afirma que la cantidad total de energía en cualquier sistema físico aislado (sin interacción con ningún otro sistema) permanece invariable con el tiempo, aunque dicha energía puede transformarse en otra forma de energía. En resumen, la ley de la conservación de la energía afirma que la energía no puede crearse ni destruirse, sólo se puede cambiar de una forma a otra…” (32)

Llevando estas ideas a su mínima expresión energética (una máxima expresión energética conocida la constituye la creación del ser humano y su inteligencia en el universo a nivel local), en época pasada pude imaginar como una partícula subatómica podría iniciar crecimiento. Previamente encontré que, mediante el proceso de acrecimiento gradual de energía proveniente del exterior, ninguna de las partículas subatómicas electrón y protón o inclusive neutrón, podrían alcanzar desarrollo final si no existía algún mecanismo exterior que les obligara a detener su crecimiento, hasta quedar estabilizadas en algún tamaño particular.

Considerando un mecanismo exterior, propiciador de un crecimiento esférico uniforme (equilibrado) para cualquiera de estas tres partículas, se supone que nunca se podría detener tal proceso uniforme de evolución y desarrollo. Por lo tanto, se concluyó que debe existir un mecanismo físico externo no uniforme que obliga a las partículas subatómicas a obtener un tamaño final.

Según Pablo Cazau en La Teoría del Caos: “El equilibrio es por definición no evolutivo. En cambio, la evolución requiere inestabilidad, irreversibilidad y la posibilidad de dar sentido a los pequeños acontecimientos para que se produzca un cambio de estructuras.”

https://antroposmoderno.com/antro-articulo.php?id_articulo=152

Paralelo a esta Teoría del Caos, en nuestra tesis se encontró que un mecanismo que por interacción propicie crecimiento no uniforme al protón, obligaría a este a mostrar en su superficie esférica una pequeña protuberancia durante su evolución y desarrollo. Dicha protuberancia debió presentarse llegando finalmente a desprenderse, su masa sería la correspondiente a la de un electrón. (Ver figura 4)

 

 

 

 Plano de corte transversal del universo global esférico (UG) que exhibe mecanismo magneto interactivo que propicia formación de hidrógeno. Las líneas ortogonales internas representan el campo de gravedad primario (CGP), cuyo equivalente es el espacio-tiempo relativista.

Con estas ideas a la mano, asociándolas al conocimiento actual que se tiene sobre las partículas subatómicas, sea en condiciones aisladas como el magnetismo y/o la electricidad, o como las radiaciones electromagnéticas mismas, que manifiesta a ambas, no fue difícil establecer que el mecanismo que obliga a la energía electromagnética a convertirse en protones y electrones es un sistema físico de naturaleza
magnética.

El siguiente paso, sería encontrar formas geométricas posibles para un ente físico de naturaleza magnética que externamente estaría actuando como mecanismo a distancia, para interactuar con partículas de naturaleza eléctrica, pudiendo derivarles carga eléctrica, masa, forma y tamaño estable. Consideramos que una esfera hueca de naturaleza magnética compactada (sólida) con un agujero en su estructura, que derivara
campos de interacción asociados, sería el mecanismo magnético que a distancia propiciaría formación de protones y electrones. La energía para la formación de estas partículas subatómicas, en el pasado sería parte
constituyente de tal esfera.

Al parecer, un desprendimiento de energía magnética de la esfera habría dejado un agujero en ella. Esta energía de naturaleza magnética compactada, una vez desprendida (el GP) entraría en movimiento acelerado propiciado por la existencia de fuerza de gravedad central ,(magnética) ubicada en el centro geométrico de la misma, transformándose toda ella en energía electromagnética al llegar a ese punto. Una vez que este GP entró en caída libre durante algún tiempo preciso hasta alcanzar velocidad c, se convertiría en hidrógeno, el cual debió ser el detonante para producir el Big Bang, según así se ha explicado a lo largo del ensayo titulado Electrón, Protón, Origen Descubierto.

En esta autobiografía, quiero subrayar, que los conocimientos básicos y especializados que sobre este tema he adquirido, fueron hechos en calidad autodidacta y no académica. Bien hubiera querido estudiar medicina y convertirme en un profesional médico, pero, al no ser esto posible debido a situaciones circunstanciales fuera de mi esfera de control, me enfoqué en realizar estudios relacionados con la electrónica, hasta llegar a especializarme en esa rama de la física. Se puede decir que, trabajar con electrones durante mucho tiempo en todo tipo de circuitos electrónicos, me abrió el camino para preguntarme: ¿Qué es un electrón? ¿Cómo se formó? Estas preguntas quedaron incrustadas en mi mente para siempre, pero, de momento, ninguna idea me llegaba para entender las respuestas correctas.

José Germán Vidal Palencia
México, enero de 2023


  1. Http://Nfomedia.Com/Profile?Uid=RKlVgbD, el 18 de febrero del 2023 a las 17:35

    http://Nfomedia.Com/Profile?Uid=RKlVgbD

    General : Blog de Emilio Silvera V.

 


Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting