domingo, 20 de octubre del 2019 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Sueños, ilusiones, pensamientos de futuro

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Futuro incierto    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Imagen relacionada

 

Tardará en que el suceso se produzca, unos 3.000 millones de años. Andrómeda, la Galaxia más grande del Grupo Local de galaxias, se acerca a la Vía Láctea a considerable velocidad, y, finalmente, sin que lo podamos remediar (si aún andamos por aquí), ambas se unirán un abrazo que las fundirá para siempre en una galaxia elíptica de considerables proporcional.

La debacle que tal fusión producirá en estrellas y planetas y en todos los objetos que en ambas galaxias están presentes, son considerables e impredecibles, cualquier cosa que podamos imaginará podrá pasar.

 

 

Galaxia NGC 7250, 'eclipsada' por una potente corriente de radiación de la estrella TYC 3203-450-1

 

Las colisiones entre galaxias, especialmente las ricas en gases moleculares, pueden desencadenar ráfagas de formación estelar que calientan el polvo y dan como resultado su brillo intenso en el universo infrarrojo.

Las colisiones entre galaxias, especialmente aquellas ricas en gas molecular, pueden expulsar ráfagas mientras se forman en su interior nuevas estrellas y son solo visibles mediante luz infrarroja. Un grupo de astrónomos del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard ha utilizado el ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) para estudiar cómo se comporta el gas presente en estas explosiones en las regiones más profundas de las galaxias Antena, las dos galaxias más cercanas a la Tierra (a unos 72 millones de años luz) que se encuentran en proceso de colisión actualmente.

Resultado de imagen de Planeta fuera de la zona habitable

Otro de los sucesos que dicen que se producirá dentro de 1.700 millones de años, según un estudio reciente, es el de que la Tierra, podrá salir de la zona habitable del Sol. Si eso finalmente sucede, parecece que la Vida en nuestro planeta desaparecerá por completo.

Imagen relacionada

Con seguridad sabemos que nuestro Sol, la estrella que alumbra nuestro planeta Tierra, tiene sus días contados, sabemos que cada segundo fusiona 4.654.600 toneladas de Hidrógeno en 4.650.000 toneladas de Helio, y, así lleva unos cinco mil millones de años. Le quedan otros 5.000 millones de años antes de que agote su combustible nuclear de fusión y se convierta en gigante roja, para engullir a Mercurio y Venus y posiblemente la Tierra.

Cuando eso se vaya a producir, las temperaturas en el planeta aumentaran hasta tal punto que, el agua de los mares y océanos se evaporarán y, la vida, tal como la conocemos, no será viable en nuestro planeta que habrá llegado al final de su “tiempo”, toda vez que, está irremediablemente unido al Sol desde que se formó el sistema solar, juntos nacieron y juntos morirán.

Resultado de imagen de Nebulosa planetaria y enana blanca

Cuando eso suceda, allí sólo quedará una bonita nebulosa planetaria con una estrella enana blanca en su centro que, radiando rabiosamente en el ultravioleta, ionizará el material de la Nebulosa sacando los colores de los elementos que la componen.

Del proceso mediante el que se llega a todo esto, se habló aquí muchas veces y no quiero repetir ahora sobre el Principio de exclusión de Pauli y la degeneración de los electrones que frena la fuerza de Gravedad para hacer posible la estabilidad de la estrella enana blanca.

Resultado de imagen de Daremos el salto a las estrellas

Cuando hablan de viajar a las es trtellas no puedo evitar la sensación de que estamos muy atrás en la posibilidad que lo pueda permitir. A pesar del viajae a la Luna y del envío de Rovers a Marter y Saturno, lo cierto es que, parece como si sólo tuviéramos parapentes que nos elevan unos metros del suelo (exagerando) la camparación de lo que decimos y la realidad.

Mucho antes de que todo eso pueda suceder, nuestra especie, debe estar preparada para dar el salto a otros mundos, y, como queda mucho tiempo (esperemos que no suceda nada inesperado de proporciones inevitable), iremos aprendiendo la manera de escapar a todos esos acontecimientos inevitable que acabaría con nuestra especie.

Una cosa es decirlo y otra muy distinta, conseguirlo. Sabemos el lugar que ocupamos dentro de la Galaxia y también, las estrellas que nos rodean, las más cercanas y los posibles planetas habitables que las pueden orbitar, y, nos encontramos con el hecho cierto de que, la estrella más cercana, Próxima Centauri, se encuentra a 2,3 años luz del Sol.

Artist's impression of the planet orbiting Proxima Centauri.jpg

Supongamos que la estrella tiene un planeta habitable al que podamos ir para refugiarnos de los acontecimientos que a nuestro planeta se avecina. En realidad, el planeta se llama Próxima Centauri b que recibe la luz y el calor de Próxima Centauri a más baja temperatura y luminosidad que lo recibe la Tierra del Sol.

“Gráfico comparativo del tamaño de varios objetos astronómicos dentro de la escala de un año luz. De izquierda a derecha, las nebulosasOjo de Gato y Stingray y la nube molecularBarnard 68.”

Como todos sabemos, un año luz es una unidad de distancia. Equivale aproximadamente a 9.46 × 1012km (9 460 730 472 580.8 km). Es decir, la distancia recorrida por un fotón en el vacío  a la velocidad de la luz (299 792 458 m/s.

Resultado de imagen de Velocidad actual de nuestras naves espaciales

La nueva misión al Sol proyectada por la NASA con la sonda Solar Probe Plus, nos dará nuevos conocimientos del Astro rey, y, en su viaje hacia el Sol, con la ayuda de la Gravedad de la estrella, alcanzará la velocidad mayor alcanzada por ningún ingenio humano hasta el momento.

Si pensamos en la distancia que nos separa de las estrellas, tendremos que convenir en la dificultad con la que nos encontramos para dejar la Tierra y viajar a otros mundos que, aunque estén situados en órbita de las estrellas más cercana, para nosotros actualmente, se convierte en una misión imposible.

Resultado de imagen de Agujero de Gusano

Con nuestro ingenio (ya demostrado), y, con mucho Tiempo por delante, ¿qué se nos puede resistir? Sabremos encontrar la manera de “burlar” la velocidad de la luz, ya que, superarla no está permitido por nuestro Universo, esa velocidad, es la que nos marca el límite de viajar y enviar mensajes por medios convencionales, así que, tendremos que buscar otros caminos para poder llegar a las estrellas más o menos lejanas y, cuando llegue el momento, poder salvar a nuestra especie.

Resultado de imagen de El final del Sol y la extinción de nuestra especie

Nuestro Sol, como todo en el Universo, ha tenido un principio y tendrá un final. La Vida en la Tierra depende de su luz y su calor. Cuando llegue el momento de convertirse en Gigante roja primero y enana blanca después… ¿Dónde estaremos nosotros?

Resultado de imagen de Bellos mundos habitables fuera del sistema solar

Esperemos que para cuando alguna de esas catástrofes sucedan, nuestra especie más evolucionada y con los conocimientos necesarios para ello, habrá encontrado la manera de situarse en otros mundos habitables que, como ahora la Tierra, le de cobijo durante muchos millones de años.

Certeza nunca tendremos del destino que el Universo nos tenga deparado. Sin embargo, la esperanza que es lo último que se pierde, es el asidero al que nos agarramos con fuerza, no podemos permitir que el paso del Tiempo transcurra en vano, y, aprovechemos ese regalo para mientras todo eso llega, buscar los caminos adecuados para preservar la especie.

Si no lo hacemos ¿De qué habrá servido tanto trabajo, dolor y sufrimiento?

emilio silvera

Otros mundos

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en General    ~    Comentarios Comentarios desactivados

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Recreación artística del sistema planetario descubierto alrededor de la estrella GJ 357.

Recreación artística del sistema planetario descubierto alrededor de la estrella GJ 357. TESS Media Office

INVESTIGACIÓN

Científicos españoles descubren tres nuevos planetas, uno de ellos potencialmente habitable- Un equipo de astrónomos liderado por el Instituto Astrofísico de Canarias ha hallado tres nuevos exoplanetas a 31 años luz de la Tierra

 

 

Resultado de imagen de telescopio espacial TESS de la NASA

 

 

En 1995 la comunidad científica celebraba el descubrimiento del primer exoplaneta. Hoy, casi 25 años después, la cifra de exoplanetas descubiertos asciende a más de 4.000. En ellos ha tenido una especial contribución el telescopio espacial TESS de la NASA, cuyos datos han proporcionado el descubrimiento de tres nuevos exoplanetas que orbitan una estrella a 73 años luz de la Tierra, que ha sido anunciado esta semana.

Hoy la revista Astronomy & Astrophysics publica otro nuevo hallazgo con la ayuda de TESS. Se trata también de tres exoplanetas, uno de ellos potencialmente habitable. El estudio ha sido liderado por el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC) y el Instituto Max Planck de Astronomía de Heidelberg (Alemania).

¿La sustancia cósmica? ¡La semilla de la materia!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Universo misterioso    ~    Comentarios Comments (2)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

  

Large_cosmos20130404-2-vgdwr3

 

Debajo de ésta imagen se puede leer:

“Hallan indicios de materia oscura unida al Cosmos. La evidencia muestra nuevos fenómenos físicos que podrían ser la extraña y desconocida materia oscura o la energía que se origina de los pulsares. Un detector de rayos cósmicos de dos mil millones de dólares en la Estación Espacial Internacional halló la huella de algo que pudiera ser la materia oscura, la misteriosa sustancia que se cree mantiene unido al cosmos.”

“Pero los primeros resultados del Espectrómetro Magnético Alfa (AMS, por sus siglas en inglés) son casi tan enigmáticos como la materia oscura en sí, la cual nunca ha sido observada directamente. Muestran evidencia de nuevos fenómenos físicos que podrían ser la extraña y desconocida materia oscura o la energía que se origina de los pulsares, anunciaron un miércoles científicos en el laboratorio europeo de física de partículas cerca de Ginebra.”

 

Como no me canso de repetir, cualquiera de estas noticias nos vienen a decir que, de la “materia oscura”, nada sabemos. Sería conveniente, para que las cuentas cuadren, que exista esa dichosa clase de materia o lo que pueda ser, toda vez que, sin ella, no resulta fácil llegar a una conclusión lógica de cómo se pudieron formar las galaxias, o, de por qué se mueven las estrellas de la manera que lo hacen.

http://misteriosaldescubierto.files.wordpress.com/2012/07/detectan-el-primer-filamento-de-materia-oscura-entre-dos-clusteres-de-galaxias.jpg

hace treinta años, los astrofísicos se enfrentan a este dilema: o bien las galaxias tienen mucha materia que no vemos, pero que causa una fuerte atracción gravitatoria sobre las estrellas externas (que por ello orbitarían tan rápido) o bien ni la ley de la gravedad de Newton ni la de Einstein serían válidas esas regiones externas de las galaxias. Las dos opciones son revolucionarias para la física: la primera implica la existencia de materia oscura en el universo (materia que no vemos pero que sí afecta al movimiento de las estrellas y galaxias), y la segunda implica que una ley básica (la de Newton/Einstein de la gravitación) es incorrecta.

Foto: M. Zemp

En el momento actual, no sabemos cual de esas dos opciones es la buena (podrían incluso ser buenas las dos, es decir, que existiera materia oscura y además que la teoría de Newton/Einstein estuviera mal. No creo que sea ese el problema, debe haber una tercera opción desconocida que debemos encontrar). La gran mayoría de los astrofísicos prefieren explicarlo con la materia oscura (un camino cómodo y fácil) antes que dudar de las leyes de la gravitación de Newton/Einstein. Esto no es sólo cuestión de gustos, es que las leyes de la gravitación funcionan con una increíble exactitud en todos los demás casos donde las hemos puesto a prueba (en los laboratorios, en las naves espaciales y los interplanetarios, en la dinámica del Sistema Solar, etc.).

El problema de la materia oscura (si es que realmente existe y no es que las leyes de Newton/Einstein sean incompletas) es uno de los más importantes con los que se enfrenta la astrofísica hoy en día.

Cuando pienso en la existencia ineludible de esa “materia cósmica” primigenia, la primera y más sencilla clase de materia que se formó en las primeras fracciones del primer segundo del big bang, en la mente se me aparece una imagen llena de belleza creadora a partir de la cual, todo lo que ahora podemos contemplar es posible. La belleza de la idea es que toma dos problemas -la ventana del tiempo inadecuada para la formación de las galaxias y la existencia de la “materia oscura”- y los une para conformar una solución al dilema central de la estructura del universo.

La “materia oscura”, por hipótesis, tiene una ventana de tiempo mucho más larga que la materia ordinaria, porque se desapareja más pronto en el Big Bang. Tiene mucho tiempo para acumularse antes de que la materia ordinaria sea libre para hacerlo y formar los átomos. La “materia oscura o sustancia cósmica primera, es de porte más sencillo y no tiene ni requiere la complejidad de la materia bariónica para formarse, es totalmente translúcida y se sitúa por todas partes, es decir, permea todo el universo invadiendo todas sus regiones a medida que este se expande más y más. Y fue esa “invisible” sustancia cósmica, la que realmente hizo posible que las galaxias se pudieran formar a pesar de la expansión de Hubble.

El hecho de que la materia ordinaria caiga entonces en el agujero gravitatorio creado de este modo sirve para explicar por qué encontramos galaxias rodeadas por un halo de algo que hemos dado en llamar “materia oscura”. Tal hipótesis mata dos pájaros de un sólo tiro.

Pero debemos recordar que en este punto sólo tenemos una idea que puede funcionar, no una teoría bien construida. Para pasar de la idea a la teoría, tenemos que responder dos preguntas importantes y difíciles:

1. ¿Cómo explicamos la estructura de la materia oscura?

2. ¿Que es la materia oscura?

3. ¿Qué partículas son las que conforman ésta materia fantasmal?

Se habla de materia oscura caliente y fría. También, algunas veces me veo sorprendido por las ocurrencias que tienen algunos científicos de hoy que, como los antiguos, imaginan respuestas para acomodar las cuestiones que realmente desconocen y, buscan así, una salida airosa sin que se note la inmensa ignorancia que llevan consigo.

http://quantitos.files.wordpress.com/2010/12/materia-oscura-3-big.jpg

Podríamos comenzar a examinar estas cuestiones pensando en el modo en que la “materia oscura” pudo separarse de la nube caliente en expansión, de materiales que constituía el universo en sus comienzos. Por analogía de la discusión del desaparejamiento de la materia ordinaria después de la formación de los átomos, llamaremos también desaparejamiento a la separación de la “materia oscura” de aquella fuente “infinita” de energía primera. Una transformación como la que condujo a la formación de los átomos es necesaria para que ocurra el desaparejamiento. Todo lo que tiene que suceder es que la fuerza de la interacción de las partículas que forman la “materia oscura” caigan por debajo del punto en que el resto del universo puede ejercer una presión razonable sobre él. Después de esto, la “materia oscura” continuará a su aire, indiferente a todo lo que la rodee.

Resulta que desde el punto de vista de la creación de la estructura observada del universo, la característica más importante del proceso de desaparejamiento para la “materia oscura” es la velocidad de las partículas cuando son libres. Si el desaparejamiento tiene lugar muy pronto en el Big Bang, la “materia oscura” puede salir con sus partículas moviéndose muy rápidamente, casi a la velocidad de la luz. Si es así, decimos que la “materia oscura” está caliente. Si el desaparejamiento tiene lugar cuando las partículas están moviéndose poco a poco -velocidad significativamente menor que la de la luz- decimos que la materia está fría.

Foto

De los tipos de “materia oscura” que los cosmólogos toman en consideración, los neutrinos serán el mejor ejemplo de “materia oscura” caliente. Los neutrinos han llamado la atención de los científicos en relación a la “materia oscura” durante mucho tiempo. Para tener una idea aproximada del número de neutrinos del universo, podríamos decir que existe actualmente un neutrino por cada reacción nuclear que tuvo lugar desde siempre. Los cálculos indican que hubo aproximadamente mil millones de neutrinos producidos durante el Big Bang por cada protónneutrón o electrón. Cada volumen del espacio del tamaño de nuestro cuerpo contiene unos diez millones de estos neutrinos-reliquias y en ellos no se encuentran los que se produjeron más tarde en las estrellas. Está claro que toda partícula tan corriente como ésta podría tener en principio un efecto muy grande sobre la estructura del Cosmos, si tuviera una masa.

 Resultado de imagen de La materia oscura

Pero resulta que la “materia oscura” caliente, actuando sola, casi con toda seguridad no podría explicar lo que observamos en el universo y que el escenario de “materia oscura-fría” debe modificarse por completo si queremos mantenerla como candidata a esa teoría última de la materia que “debe” existir en el universo pero, que no sabemos lo que es y la llamamos, precisamente por eso materia oscura”.

El tema de la materia desconocida, invisible, oculta y misteriosa que hace que nuestro universo se comporte como la hace… ¿sigue siendo una gran incógnita! Nadie sabe el por qué las galaxias se alejan las unas de las otras, el motivo de que las estrellas en la periferia de las galaxias se muevan a mayor velocidad de lo que deberían y otros extraños sucesos que, al desconocer los motivos, son achacados a la “materia oscura”, una forma de evadirse y cerrar los ojos ante la inmensa ignorancia que tenemos que soportar en relación a muchos secretos del Universo a los que no podemos dar explicación.

 Resultado de imagen de Han vislumbrado otros universos

              Claro que otros, han imaginado cuestiones y motivos diferente para explicar las cosas. Rastreando las microondas que llegan hasta la Tierra desde la periferia del espacio visible, el doctor Ranga-Ram Chary, del Instituto de Tecnología de California, ha vislumbrado el contorno de lo que podría ser un universo paralelo al nuestro. Conforme a la conjetura de Chary, los dos universos se rozan y son diferentes y opuestos.

Espacial Europea, han sido la fuente de estudio del Dr. Ranga-Ram, que excluyendo las ondas electromagnéticas de las galaxias, los cuásares y las nubes de gas conocidos, ha centrado la atención de estudio en el brillo que se suele atribuir a los primeros instantes tras el Big Bang.
La investigación demuestra la existencia de zonas donde la microondas presentan un brillo mucho mas intenso de lo que cabría esperar, con manchas lúcidas y otras oscuras que sugieren a los expertos, que junto a nuestra galaxia podría haber una realidad comparable con él en tamaño y energía. Algo parecido a unas burbujas que se rozan.

Resultado de imagen de Supersimetrías

Aunque no todas si son muchas las GUT y teorías de supersimetría las que predicen la de cuerdas en la congelación del segundo 10-35 después del comienzo del tiempo, cuando la fuerza fuerte se congeló y el universo se infló. Las cuerdas se deben considerar un subproducto del proceso mismo de congelación. Es cierto que aunque las diversas teorías no predicen cuerdas idénticas, sí predicen cuerdas con las mismas propiedades generales. En primer lugar las cuerdas son extremadamente masivas y también extremadamente delgadas; la anchura de una cuerda es mucho menor que la anchura de un protón. Las cuerdas no llevan carga eléctrica, así que no interaccionan con la radiación como las partículas ordinarias. Aparecen en todas las formas; largas lineas ondulantes, lazos vibrantes, espirales tridimensionales, etc. Sí, con esas propiedades podrían ser un candidato perfecto para la “materia oscura”. Ejercen una atracción gravitatoria y no pueden ser rotas por la presión de la radiación en los inicios del Universo.

 El espesor estimado de una cuerda es de 10-30 centímetros, comparados con los 10-13 de un protón. Además de ser la más larga, y posiblemente la más vieja estructura del universo conocido, una cuerda cósmica sería la más delgada: su diámetro sería 100.000.000.000.000.000 veces más pequeño que el de un protón.. Y la cuerda sería terriblemente inquieta, algo así como un látigo agitándose por el espacio casi a la velocidad de la luz. Las curvas vibrarían como enloquecidas bandas de goma, emitiendo una corriente continua de ondas gravitacionales: rizos en la misma tela del espacio-tiempo. ¿Qué pasaría si una cuerda cósmica tropezara con un planeta? Al ser tan delgada, podría traspasarlo sin tropezar con un solo núcleo atómico. Pero de todos modos, su intenso campo gravitatorio causaría el caos.

 Resultado de imagen de Cuerdas cósmicas

Las cuerdas cósmicas fueron predichas por las teorías físicas de alta energía, incluyendo la Teoría de Supercuerdas, que se basa en la idea de que las …

Lo cierto es que todavía no se ha encontrado ninguna cuerda de este tipo. Si bien en los últimos años han surgido muchas candidatas a estar formadas por un efecto de lente de este tipo, la mayoría han resultado ser dos cuerpos distintos pero muy similares entre sí. Pese a ello, los astrofísicos y los teóricos de cuerdas no pierden la esperanza de encontrar en los próximos años, y gracias a telescopios cada vez más potentes, como el GTC y aceleradores como el LHC las evidencias directas de la existencia de este tipo de cuerdas; evidencias que no sólo nos indicarían que las teorías de cuerdas van por buen camino, sino que el modelo del Big Bang es un modelo acertado.

 Gracias a la presencia de “lentes naturales” en el espacio, científicos de la Universidad de Chicago, trabajando con el Telescopio Espacial Hubble, han obtenido un único acercamiento…

Imagen relacionada

Por tanto, cuando observásemos un objeto con una cuerda cósmica en la trayectoria de nuestra mirada, deberíamos ver este objeto dos veces, con una separación entre ambas del orden del defecto de ángulo del cono generado por la curvatura del espaciotiempo. Esta doble imagen sería característica de la presencia de una cuerda cósmica, pues otros cuerpos, como estrellas o agujeros negros,  curvan el espaciotiempo de manera distinta. Por tanto, una observación de este fenómeno no podría dar lugar a un falso positivo.

En este sentido, el nombre de cuerda cósmica está justificado debido a que son impresionantemente pesadas, pasando a ser objetos macroscópicos aun cuando su efecto es pequeño. Una cuerda de seis kilómetros de longitud cuya separación entre ambas geodésicas es de apenas 4 segundos de arco tendría ¡la masa de la Tierra!. Evidentemente, cuerdas de este calibre no se espera que existan en la naturaleza, por lo que los defectos de ángulo esperados son aún menores y, por tanto, muy difíciles de medir.

Una de las virtudes de la teoría es que puede detectarse por la observación. Aunque las cuerdas en sí son invisibles, sus efectos no tienen por qué serlo. La idea de las supercuerdas nació de la física de partículas, más que en el de la cosmología (a pesar de que, la cuerdas cósmicas, no tienen nada que ver con la teoría de las “supercuerdas”, que mantiene que las partículas elementales tienen forma de cuerda). Surgió en la década de los sesenta cuando los físicos comenzaron a entrelazar las tres fuerzas no gravitacionales – electromagnetismo y fuerzas nucleares fuertes y débiles – en una teoría unificada.

En 1976, el concepto de las cuerdas se había hecho un poco más tangible, gracias a Tom Kibble. Kibble estudiaba las consecuencias cosmológicas de las grande teorías unificadas. Estaba particularmente interesado en las del 10^-35 segundo después del Big Bang.

                      Podrían estar por todas partes

Aunque no todas si son muchas las Grandes Teorías Unificadas y teorías de supersimetría las que predicen la formación de cuerdas en la congelación del segundo 10-35 despues del comienzo del tiempo, cuando la fuerza fuerte se congeló y el universo se infló. Las cuerdas se deben considerar un subproducto del proceso mismo de congelación. Es cierto que aunque las diversas teorías no predicen cuerdas idénticas, sí predicen cuerdas con las mismas propiedades generales. En primer lugar las cuerdas son extremadamente masivas y también extremadamente delgadas; la anchura de una cuerda es mucho menor que la anchura de un protón. Las cuerdas no llevan carga eléctrica, así que no interaccionan con la radiación como las partículas ordinarias. Aparecen en todas las formas; largas lineas ondulantes, lazos vibrantes, espirales tridimensionales, etc. Sí, con esas propiedades podrían un candidato perfecto la “materia oscura”. Ejercen una atracción gravitatoria, no pueden ser rotas por la presión de la radiación en los inicios del Universo.

Como habéis podido comprender, todas estas teorías están por demostrar y sólo son conjeturas derivadas de profundos pensamientos de lo que puso ser y de lo que podría ser. Nada relacionado con la materia oscura, las supercuerdas o las cuerdas cósmicas ha sido demostrado ni se han observado por medio alguno en nuestro Universo. Sin embargo, no descartar nada y hacer lo posible por demostrarlas, es la obligación de los científicos que tratan de buscar una explicación irrefutable de cómo es el Universo y por qué es así.

                     El misterioso “universo” de los campos cuánticos que nadie sabe lo que esconde

A los cosmólogos les gusta visualizar esta revolucionaria transición como una especie de “cristalización”: el espacio, en un principio saturado de energía, cambió a la más vacía y más fría que rodea actualmente nuestro planeta. Pero la cristalización fue, probablemente, imperfecta. En el cosmos recién nacido podría haberse estropeado con defectos y grietas, a medida que se enfriaba rápidamente y se hinchaba. En fin, muchas elucubraciones y conjeturas que surgen siempre que no sabemos explicar esa verdad que la Naturaleza esconde y, mientras tanto nosotros, simples mortales de la especie Homo, seguimos dejando volar nuestra imaginación que trata, cargada siempre de curiosidad, de desvelar esos misterios insondables del Universo.

Finalmente sabremos sobre esa sustancia cósmica que impregna todo el universo pero, no será la materia oscura” de la que todos hablan, será otra cosa muy diferente e inimaginable en estos momentos en los que, nuestra ignorancia, echa mano de cualquier cosa para poder ocultarla… ¡materia oscura! ¿qué es eso?

emilio silvera