lunes, 09 de diciembre del 2019 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




La materia no existe. Todo es energía.

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Universo: Todo Energía    ~    Comentarios Comments (15)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Nuestro común amigo Nelson, nos envió un Correo en el que incluye un interesante trabajo que, habiéndome gustado mucho, quiero compartir con todos ustedes (por segunda vez). En él, su autor el Sr. Boff, expone ideas sencillas pero muy profundas que nos llevan a dar un interesante paseo por los misterios del Universo que, contados con sus amenas palabras, parecen menos complejos y más cercanos. Así que, aquí lo tenéis.

Leonardo Boff, interesante personaje. Teólogo cristiano con las ideas claras y los pies bien asentados en el suelo. Sus palabras se basan en la lógica, tiene una concepción del mundo que nos rodea que, nos sitúa en la más sencilla de las realidades que, no por sencilla queremos significar simple, ya que, por otra parte, es una sencillez de profundas ideas.

Archivo:CL0024+17.jpg

La Energía del Universo que, está dada por E = mc2, con lo cual, el articulista lleva razón

El título de este artículo resulta una obviedad para quien entienda mínimamente la teoría de la relatividad de Einstein, que afirma que materia y energía son equivalentes. La materia es energía altamente condensada que puede ser liberada, como lo mostró lamentablemente la bomba atómica. El camino de la ciencia ha hecho más o menos el siguiente recorrido: de la materia llegó al átomo, del átomo a las partículas subatómicas, de las partículas subatómicas a los «paquetes de onda» energética, de los paquetes de onda a las supercuerdas vibratorias en once dimensiones o más, representadas como música y color. Así un electrón vibra más o menos quinientos billones de veces por segundo. La vibración produce sonido y color. El universo sería, pues, una sinfonía de sonidos y colores. De las supercuerdas se llegó, finalmente, a la energía de fondo, al vacío cuántico.

http://api.ning.com/files/JfGwQqxjv56mK-YACkyzysUZReQlGSNFwlSUehB4jaupLu8ul0g5FzfeH9M38xE5cWVyx8hN2P5tF9th0txQlczMAV1B9UXY/playamujer.jpg

Tenemos que convenir que el Sr. Boff lleva toda la razón. Todo es energía a nuestro alrededor y, nosotros, no somos la excepción.

En este contexto, recuerdo siempre una frase dicha por W.Heisenberg, uno de los padres de la mecánica cuántica, en un semestre que dio en la Universidad de Munich en 1968 en el que pude participar, y que todavía suena en mis oídos: «El universo no está hecho de cosas sino de redes de energía vibratoria, emergiendo de algo todavía más profundo y sutil». Por lo tanto, la materia perdió su foco central en favor de la energía que se organiza en campos y redes.

Campos y Redes de Energía, controlan todo el Universo y marcan el ritmo de su devenir futuro

¿Qué es ese «algo más profundo y sutil» de donde emerge todo? Los físicos cuánticos y astrofísicos lo llaman «energía de fondo» o «vacío cuántico», expresión inadecuada porque dice lo contrario de lo que la palabra vacío significa. El vacío cuántico representa la plenitud de todas las posibles energías y sus eventuales densificaciones en los seres. De ahí que hoy se prefiera la expresión pregnant void «vacío preñado» o la «fuente originaria de todo ser». No es algo que pueda ser representado en las categorías convencionales de espacio-tiempo, pues es algo anterior a todo lo que existe, anterior al espacio-tiempo y a las cuatro energías fundamentales, la gravitatoria, la electromagnética, la nuclear fuerte y la débil.

http://3.bp.blogspot.com/-wKfCWMIJaZs/TWkX-i8J6PI/AAAAAAAAAhI/5YVnQE5PYA4/s1600/punto-cero.jpg

Uno de los enigmas más grandes para la física actual es el vacío. Puede parecer que el vacío es simplemente la nada, pero la nada como tal es imposible de imaginar para el ser humano al igual que el infinito. Además, en ese supuesto vacío, se han detectado inmensas corrientes de energías.

Algunos astrofísicos lo imaginan como una especie de vasto océano, sin márgenes, ilimitado, inefable, indescriptible y misterioso en el cual, como en un útero infinito, están hospedadas todas las posibilidades y virtualidades de ser. De allí emergió, sin que podamos saber cómo ni por qué, aquel puntito extremadamente lleno de energía, inimaginablemente caliente que después explotó (big bang) dando origen a nuestro universo. Nada impide que de aquella energía de fondo hayan surgido otros puntos, gestando también otras singularidades y otros universos paralelos o en otra dimensión.

No, para nosotros no será fácil poder “ver” otras dimensiones, y, sin embargo, sí que podrían existir

Con la aparición del universo, irrumpió simultáneamente el espacio-tiempo. El tiempo es el movimiento de la fluctuación de las energías y de la expansión de la materia. El espacio no es el vacío estático dentro del cual todo sucede, sino aquel proceso continuamente abierto que permite que las redes de energía y los seres se manifiesten. La estabilidad de la materia presupone la presencia de una poderosísima energía subyacente que la mantiene en este estado. En realidad, nosotros percibimos la materia como algo sólido porque las vibraciones de la energía son tan rápidas que no alcanzamos a percibirlas con los sentidos corporales. Pero para eso nos ayuda la física cuántica, justamente porque se ocupa de las partículas y de las redes de energía, que nos abren esta visión diferente de la realidad. La energía es y está en todo. Sin energía nada podría subsistir. Como seres conscientes y espirituales, somos una realización complejísima, sutil y extremadamente interactiva de energía.

http://4.bp.blogspot.com/-VdY7CFtVV9A/Ti4Lb4AbsXI/AAAAAAAABzc/MQEHuJefZvE/s1600/tumblr_lhvi46H8Z41qfhdmlo1_500.jpg

Sí, de una u otra manera, todo es energía

¿Qué es esa de energía de fondo que se manifiesta bajo tantas formas? No hay ninguna teoría científica que la defina. Además necesitamos de la energía para definir la energía. No hay como escapar de esta redundancia, observada ya por Max Planck.

Esta Energía tal vez sea la mejor metáfora de lo que significa Dios, cuyos nombres pueden variar, pero señalan siempre la misma Energía subyacente. Ya el Tao Te Ching (§ 4) decía lo mismo del Tao: «El Tao es vacío, imposible de colmar, y por eso, inagotable en su acción. En su profundidad reside el origen de todas las cosas y unifica el mundo».

La singularidad del ser humano es poder entrar en contacto consciente con esta Energía. Él puede invocarla, acogerla y percibirla en forma de vida, de irradiación y de entusiasmo.

Leonardo Boff

Nota: Adradezcamos al compañero Nelson su colaboración.

 

  1. 1
    Ramon Marquès
    el 10 de septiembre del 2011 a las 23:57

    Gracias amigo Nelson, ¡vaya profundidad! y qué interesante es este artículo de Leonardo Boff. Tal como dice Emilio la confluencia de la sencillez con la profundidad.
    Nelson y Emilio, un abrazo. Ramon Marquès 

    Responder
  2. 2
    emilio silvera
    el 11 de septiembre del 2011 a las 6:52

    Hola amigo Ramón, ya sabes que Nelson es hombre de mucha calidad, y, sus preferencias así lo atestiguan. Siempre nos envía regalos de cuestiones que, en uno u otro ámbito, nos regocija y hace disfrutar por su excelencia que, siempre conlleva una enseñanza que agradecemos todos.
    Lo que nos decía el amigo Crusellas aquí en cierta ocasión: Durante toda la vida…”todos somos aprendices”. ¡Qué verdad más grande! Y, precisamente porque eso es así, se agradece que, de vez en cuando, podamos tener el privilegio de poder acceder a pensamientos originales de personas que, como el Señor Boff, ven las cosas con una claridad meridiana y, después las transmite para que los demás también la puedan contemplar.
    Lo dicho, es privilegio y una gozada.
    Saludos amigo

    Responder
  3. 3
    ATANASIO CAMACHO
    el 12 de septiembre del 2011 a las 0:10

    ing, atanasio camacho c
    12/09/11

    interesante el comentario del teologo,,,,,,,que el universo todo es energia que tienen dimension en el tiempo de heisemberg,,,,,,,,
    o sea simplemente es energia………….que lloo rige todo es energia……………que se mueve en el tiempo de max planck, einsteins, bohor, dirac, y stephen hankins, y todos los grandes atomista del siglo 20……………….cual es el final en esta cuerda cuantica¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡????????????????????????????

    Responder
    • 3.1
      emilio silvera
      el 12 de septiembre del 2011 a las 6:46

      Amigo mío, ¿quién puede responder a eso?
      El “misterio” persiste, el Universo se “guarda” y “esconde” a nuestra comprensión, respuestas como la que requiere la preguntas que formula y, nosotros, estamos obligados a continuar buscando…
      De todas las maneras, si supiéramos todas las respuestas…nuestro declive habría comenzado, ¿qué interés tendríamos por nada? Sin curiosidad ni secretos por desvelar, nuestras mentes quedarían adormecidas y la falta de actividad las llevaría a un limbo que, de ninguna manera sería lo mejor para nosotros.
      Estamos conformados de una cierta manera y, nuestras mentes son máquinas poderosas que nunca dejan de trabajar, los pensamientos fluyen como consecuencia de que estamos en interacción con un universo complejo que tratamos de comprender, y, ese “trabajo” detectivesco, nos mantiene y permite que podamos evolucionar hacia ese “saber” que deseamos conquistar y que, está conformado por un cúmulo tan grande de complejidades que, difícilmente podremos completar. Sin embargo, sí que vamos conquistando parcelas pequeñas de ese “mundo complejo” que transformamos en la luz cegadora del saber.
      Al ser el Universo tan grande y nosotros tan pequeños, el camino por recorrer es enorme, casi infinito para nosotros, y, gracias a que eso es así, podremos continuar creciendo.
      Ideas como las del Señor Boff, nos hacen pensar y llegar más lejos, produce el efecto de sacarnos de lo mediocre y transportarnos hacia espacios de más complejidad que nos abren la mente, nos iluminan, y, no pocas veces, ideas como esta que aquí hemnos leído, son las causantes de grandes teorías que hacen cambiar el mundo…Acordémonos de Einstein.
      Un cordial saludo.

      Responder
  4. 4
    floren
    el 9 de enero del 2012 a las 10:19

    ¡ que interesante el articulo,!
    Si todo lo supieramos, produciriamos un paron evololutivo, en el aspecto de la búsqyueda de conocimientos, ya que esa necesidad de saber, es la chispa que manteniene viva la investigación.
    Si todo es energía, ¿cual es la enerrgía que manteniene unida nuestras celulas, para formar un cuerpo, y donde radica en el adn, la fórmula exacta para que se desarrolle durante su vida?¿de donde proviene esta programación?
    y si hemos sido dotados del conocimiento y la consciencia de Ser, será por algo, ¿cual es nuestro fin en este tramo de tiempo de vida en la tierra?
    Si Todos somos Uno, conformados por el mismo material y la misma energía, debemos llevarlo a una realidad, pero para ello debemos de vivir en otra extructura social que lo hago posible, tomar una única consciencia.
    Si todo es energia, somos eternos.

    Responder
  5. 5
    emilio silvera
    el 9 de enero del 2012 a las 12:25

    Amigo Floren:
    Nunca en tan reducidas palabras se pudo decir tanto: “Si todo lo supieramos, produciriamos un paron evololutivo, en el aspecto de la búsqyueda de conocimientos, ya que esa necesidad de saber, es la chispa que manteniene viva la investigación.”
    Así es amigo mío. La decadencia y la apatía se apoderaría de nosotros si lo supiéramos todo. ¡Que aburrimiento!, y, se perdería el gozo y la maravilla de “descubrir” y “desvelar” los misterios de la Naturaleza que nos enseña cómo es el mundo en el que vivímos y el Universo que nos acoge.
    Esas preguntas que formulas son de tal complejidad que, al menos, necesitarían algunos buenos tomos para ser explicadas de manera correcta y en la extensión que su importancia tienen. Piensa en el electromagnetismo y en la fuerza nuclear fuerte que, al hacer posible la existencia de átomos estables, posibilita que estos se unan para formar moléculas que se unen para formar cuerpos y, así, existen árboles, montañas, estrellas, galaxias y…nosotros que, curiosos, siempre estaremos persiguiendo esa verdad que nunca será alcanzada “del todo”.
    ¡Universo! Energía, Materia, Gravedad, Mente…Todo es lo mismo y, cada cosa, se mantiene en su estado evolutivo para hacer posible que lo otro sea. Y, si todas las cosas son, la estamos elevando a la categoría de SER: Un árbol tiene tanta importancia como uno de nosotros y, una estrella y una galaxia. Al fin y al cabo, todos estamos hechos de Quarks y Leptones. ¿Habrá mejor prueba de que todos somos uno? Y, sin embargo, algunos se creen diferentes, elegidos y…(para los que observamos a distancia) ¡equivocados!
    Un cordial saludo.
     

    Responder
  6. 6
    Fandila
    el 10 de junio del 2012 a las 7:16

    Todo es energía. Y mejor que se diga, todo es acción, todo está en movimiento. Si la energía se define como algo en movimiento,  ese algo también es energía. ¿Que nos queda? ¿La nada en movimiento? Un absurdo.
    Entre nada y ser, y a ver quien distingue tal dicotomía, habrá una diferencia, lo manifestado, lo que es, y lo que no es.
    Sólo existen esas dos posibilidades. Pero la primera no es más que una entelequia: la nada como tal no existe, pues no es.
    ¿De que se compone la energía-materia, la que puede manifestarse? Se compondría de lo que es, sin más vuelta de hoja.
    Si la infinitud y la eternidad son lo probable, dónde está el inicio, o dónde el fin. ¿Puede definirse un algo como base de todo?. No tendría sentido.
    Si alguna definición es posible, sería,la de que el ser sea el movimiento entre dos infinitos. No habrá base primera, si no hay principio, ni resultado último si no hay final. El ser es lo que es, porque de alguna forma habría de ser. Su esencia se nos escapa porque se diluye en la eternidad y los infinitos.
    ¿Porqué la energía del vacio es inagotable? Porque vendría desde atrás eternamente y “abarca” el infinito (Teoría de la Fragmentación).
    Pienso que cada elemento es un infinito hacia lo pequeño, igual que el infinito “mayor” lo es hacia lo grande. Y lo mejor de todo es, que coexisten y se relacionan en el presente. Pero los presentes son infinitos en tiempo y espacio.
    Me hace gracia cuando oigo a algunos científicos hablar de la energía oscura como el que habla de lentejas. Como si la energía fuese algo tangible algo que puede llevar  traer, comprimir, trasladar…. Cuando sabemos que la energía sólo es un concepto, una relación entre masa y velocidad o equivalente. No quiero referirme a nadie en particular, pero hay quien creé haber encontrado la panacea en la llamada energía oscura. La maneja a su antojo como una divisa o el material de construcción de la física. Nos  olvidamos que, como todo, la nergía oscura es un concepto relativo que surge y se cuantifica allá donde fuere, que es en todas partes.
    Esta parrafada no pretende ser vinculante.
    Saludos

    Responder
  7. 7
    kike
    el 10 de junio del 2012 a las 10:36

    En los límites de la física se encuentra siempre la filosofía; nuevos descubrimientos fisicos no la derrotan, simplemente la empujan hacia el nuevo límite, pero sin conseguir que pierda ni un ápice  su fuerza.

     ¿Significará eso que la realidad tan tangible para nuestros sentidos sea en último término una especie de grandiosa ilusión?; no sé porqué pero eso me recuerda lo del universo holográfico. 

    Responder
  8. 8
    emilio silvera
    el 10 de junio del 2012 a las 11:26

    Bueno, en realidad,nosotros vivímos en nuestra propia realidad y, la Filosofía nos sirve de escape para tratar de alcanzar lo que no vemos. Siempre ha sido así. Es la Filosofía la que ha ido abriendo caminos a la Física a base de especular de manera muy imaginativa y trascendental, pensando en lo que puede haber “más allá” de lo que, en realidad alcanzamos a comprender.
    ¡El Universo Holográfico! El dia que leí esta hipótesis de Gerard ´t Hofft (un gran físico y premio Nobel), dejo atónita mi mente, ya que, nos venia a decir que el Universo entero era un holograma o, por lo menos, que debe ser tratado como tal.
    La idea detrás de la hipótesis del Universo Holográfico es que todo la información que constituye el Universo esta almacenada en su periferia, que es una superficie de dos dimensiones. Esta información bidimensional reaparece dentro del Universo en tres dimensiones. Vemos el Universo en tres dimensiones incluso aunque lo que hace que sea así es una figura de dos dimensiones. ¿Por qué esta idea tan extravagante ha sido objeto de tantos análisis e investigación?
    El problema que el concepto de Universo Holográfico intenta resolver proviene de la Termodinámica. De acuerdo con su sólida establecida segunda ley, el desorden nunca puede disminuir en un sistema cerrado. Esto significa que el desorden no puede disminuir en el universo como un todo ya que cuándo tomamos el cosmos como un todo es sistema cerrado: no hay nada “fuera” y, por tanto, nada a lo que se pueda abrir. Si el desorden no puede disminuir, el orden, que puede representarse como información, no puede aumentar… De acuerdo a la teoría Cuantica, la información que crea o mantiene el orden debe ser constante no puede aumentar, sino que tampoco puede disminuir o desaparecer.
    Pero ¿Qué le pasa a la información cuando la materia se colapsa dentro de un agujero negro? Parecería que los Agujeros Negros acabarían con la información contenida en la materia. En respuesta a este enigma Stephen Hawking y Jacob Bekenstein, anunciaron que el desorden en un agujero negro es proporcional a su área superficial. Dentro del agujero negro hay mucho mas espacio para el orden de información que en su superficie. En un centímetro cubico, por ejemplo, hay espacio para 1099 volúmenes de Planck, pero solo hay espacio para 1066 bits de información en su superficie (un volumen de Planck es un espacio rodeado de lados que miden 10-35 metros, algo inconcebiblemente pequeño).Es decir, que cuando la materia implosiona en un agujero negro, una enorme cantidad de información dentro del agujero negro parece que se pierde. Hawking estaba listo para afirmar que esto era así, pero esto iría en contra de la afirmación de la teoría cuantica de que la información del Universo nunca se pierde.
    La solución a este dilema apareció en 1993, cuando trabajando independientemente, Leonard Susskind, de la Universidad de Stanford y Gerard ´´t Hofft, de la Universidad de Ultrecht, defendieron la idea de que la información dentro de un agujero negro no se perdería si estuviera almacenada holográfica mente en su superficie.
    Las matemáticas relacionadas con los hologramas encontraron una solución estupenda en 1998, cuando Juan Maldacena, intento considerar una teoría de cuerdas, bajo condiciones de Gravedad Cuantica. Maldacena descubrió que era mas sencillo tratar con cuerdas en espacios de cinco dimensiones que en los de cuatro dimensiones (Nosotros percibimos el espacio en tres dimensiones, dos para determinar el plano y una tercera hacia arriba o hacia abajo. Una cuarta dimensión estaría en una dirección perpendicular a estas, pero esta dimensión no puede percibirse. Los matemáticos pueden añadir cualquier número de dimensiones, aunque estas no existan, utilizando el Tensor métrico de Riemann).
    La solución parecía evidente: supongamos que el espacio de cinco dimensiones dentro del agujero negro es realmente un holograma de una figura de cuatro dimensiones en su superficie. Entonces ya podemos hacer cálculos en el espacio más manejable de cinco dimensiones mientras consideramos un espacio de cuatro dimensiones.
    ¿Funcionaria una reducción de dimensiones para el Universo como un todo? Los teóricos de las cuerdas están luchando con muchas dimensiones extra, habiendo descubierto que el espacio tridimensional no es suficiente para su búsqueda de una ecuación que relacione las vibraciones de las distintas cuerdas del Universo. Ni siquiera valdría el continuo espacio-tiempo tetradimensional.
    Al principio,  las TOE necesitaban hasta 26 dimensiones para relacionar todas las vibraciones en una armonía cósmica consistente. Hoy dia, los científicos han descubierto que serian suficiente diez u once dimensiones, siempre que las vibraciones tuvieran lugar en un “hiperespacio” de más dimensiones.
    El Principio Holográfico, como ha pasado a ser conocida la hipótesis del Universo holográfico, ayudaría: se podría suponer que el universo completo es un holograma de muchas dimensiones, que conserva un número menor de dimensiones en su periferia.
    En fijn, el cuento de nunca acabar.

    Responder
  9. 9
    Fandila
    el 10 de junio del 2012 a las 11:32

    Es cierto. Pero que sea así no quita para que nosotros seamos. Eso me recuerda lo del libre albedrio. Sea más libre o menos  somos conscientes de nuestro existir y de aquello que nos gusta o no nos gusta. No seremos maquinas biológicas perfectas y sólo podemos conocer por los sentidos, pero así y todo avanzamos en el tiempo,  vivimos !Estamos vivos!
    Un afectuoso saludo.

    Responder
  10. 10
    Fandila
    el 10 de junio del 2012 a las 11:51

    Lo de los hologramas viene a decir que la información de todo está impresa en sus antecedentes. Primero elpunto luego lalñinea, luego el volumen…  Algo que choca con aleatoriedad cuántica, o la pretendida aleatoriedad cuántica. Acaso el universo entero no sería un holograma del punto de inicio del Big Bang. Toda la información estaba alli.O mejor dicho en una infinidad de pequeños o grandes bigbanes de cuyos parámetros extendidos se dibujaría todo. Pero tal holograma no puede ser ficticio o los origenes tambien serían el holograma de algo antecedente. El holograma, una forma de explicar las dimensiones y la progresión de lo que existe.
    Saludos

    Responder
  11. 11
    nelson
    el 11 de junio del 2012 a las 3:21

    Hola muchachada.
    Escribo poco, pues no tengo aportes propios que ofrecer, ante el alto nivel de los comentarios, a tono con las profundas y completas entradas que nos ofrece el buen Amigo Emilio. Pero leo diariamente con enorme avidez vuestras calificadas opiniones, y me regocijo aprendiendo con ustedes. Así que, amigos, el agradecido profundamente soy yo.
    Saludos cordiales para tod@s. 

    Responder
    • 11.1
      emilio silvera
      el 11 de junio del 2012 a las 5:50

      Hola, Nelsom, amigo:
      Tan modesto como siempre. Aquí como bein sabes, somos curiosos y amantes de la Ciencia como tú mismo, ni más ni menos. Está bien que, de vez en cuando, te dejes “ver”, al menos para saber que todo marcha bien.
      Por lo demás, como dice el amigo Fandila, lo cierto es que “Somos” y, además, la consciencia de serlo está con nosotros, Todo lo demás, son metáforas para explicar la información que está presente en todo y en todos a medida que los sucesos ocurren, las estrellas, nacen y, la Vida, emerge por doquier.
      Nos podemos sentir satisfechos de poder llegar a esa “realidad” que, aunque sea la nuestra, nos vale para saber del mundo, de la Galaxia y del Universo que nos acoge. Todo lo demás, es, evolución para adaptarnos al medio que nos tocó en suerte y que, como todo, es canbiante con el paso del Tiempo.
      Un abrazo amigo mío.

      Responder
  12. 12
    Diego García
    el 14 de octubre del 2013 a las 17:26

    Totalmente de acuerdo con lo expuesto.

    Da a entender que la materia no es más que una manifestación de la energía, más tangible y compacta pero que a su vez no deja de ser energía.

    No soy físico, solo algo aficionado a estos temas. Acabo de hacer una entrada a mi blog, algo vaga he de decir, sobre la materia y la energía más allá de la vida (del cuerpo humano). http://umundopordelante.blogspot.com.es/2013/10/materia-y-energia-mas-alla-de-la-vida.html
    No en el sentido metafísico ni espiritual, sino desde el más puro sentido físico de la materia y la energía.
    En ese sentido, hablar del fin de la vida sería una paradoja, como explico, porque el fin de la vida sería el fin de la energía, y la energía siempre es la misma.

    Gracias por tu blog, he pasado un tiempo agradable leyendo.        

    Responder
    • 12.1
      emilio silvera
      el 15 de octubre del 2013 a las 4:02

      ¡Hola, Diego!
      Está bien que no perdamos de vista la Naturaleza. En ella encontraremos todo lo que deseamos conocer y ella nos dará también, todas las respuestas de las cosas que deseamos saber. Es la física una de esas disciplinas científicas que lo hacen y, cuando los teóricos y experimentadores consiguen comprobar cómo es el mundo, nosotros, la gente de la calle, nos asombramos y sentimos una especie de maravilla al darnos cuenta de la sutileza que la Naturaleza tiene y la habilidad con la que hace las cosas.
      Poco a poco nos hemos podido ir enterando de esa verdad que la Naturaleza encierra, muy poco a poco, con el paso de los años, la curiosidad de muchos y el trabajo incansable de sabios pensadores, hemos podido, a lo largo de la historia, conquistar conocimientos que hoy, nos ponen en la linea de salida de una carrera mayor, de más largo recorrido.
      El Espacio nos espera y el Futuro se abre ante nosotros… ¿Qué nos deparará?
      Me gustaría poder y saber contestar a muchas preguntas pero, lo cierto es que, son más las cosas que no se que las que puedo conocer y, de esa manera, sigo (como tantos otros), a la búsqueda del saber del mundo, es decir, de esos conocimientos que la Naturaleza encierra y, lo paradógico del caso es que todo está en el Universo y que nosotros, siendo también universo, no lo podamos conocer.
      Como decía el sabio: “El problema está en que nosotros, somos parte del secreto que intentamos desvelar”.
      Un saludo amigo.
       

      Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting