miércoles, 08 de julio del 2020 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




El Universo, su destino y la Vida

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Universo y la Vida    ~    Comentarios Comments (4)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

No podemos saber cuándo, pero sí tenemos una idea aproximada de cómo será el final. El universo es todo lo que existe, incluyendo el espacio, el tiempo y la materia. El estudio del universo es la cosmología, que distingue entre el Universo con “U” mayúscula, significando el cosmos y su contenido, y el universo con “u” minúscula, que es normalmente un modelo matemático deducido de alguna teoría. El universo real está constituido en su mayoría por espacios aparentemente vacios, existiendo materia concentrada en galaxias formadas por estrellas y gas.

Por qué la velocidad con la que se expande el universo causa ...Las provocadoras teorías alternativas al Big Bang que plantean que ...

Un telescopio espacial completó el mapa más detallado del universo ...Llega la luz de las estrellas hasta la Tierra o la vemos en la ...

El universo se está expandiendo, de manera que el espacio entre las galaxias está aumentando gradualmente, provocando un desplazamiento al rojo cosmológico en la luz procedente de los objetos distantes – Los objetos que se alejan, desplazan su luz hacia el rojo. Si se acercan, su luz se desplaza hacia el azul.-(Efecto Doppler).

efecto_doppler

 

 

 

 

 

Con la imagen de arriba, tienes un buen ejemplo del comportamiento del Efecto Doppler con cuerpos en el espacio.

Existe una evidencia creciente de que el espacio está o puede estar lleno de una materia invisible, “materia oscura”, que puede constituir muchas veces la masa total de las galaxias visibles (materia bariónica). Sabemos que el origen más probable del universo está en la teoría conocida como del Big Bang que, a partir de una singularidad de una densidad y energía infinita, hace ahora unos 13.700 millones de años, surgió una inmensa bola de fuego que desde entonces no ha dejado de expandirse y enfriarse.

 

El Telégrafo - Noticias del Ecuador y del mundo - El Universo se ...El universo puede estar expandiéndose más rápido de lo que se ...

En el proceso, nació el tiempo y el espacio, surgieron las primeros quarks que pudieron unirse para formar protones y electrones que formaron los primeros núcleos y, cuando estos núcleos fueron rodeados por los electrones, nacieron los átomos que evolucionando y juntándose hicieron posible la materia; todo ello, interaccionado por cuatro fuerzas fundamentales que, desde entonces, por la rotura de la simetría original divididas en cuatro parcelas distintas, rigen el universo. La fuerza nuclear fuerte responsable de mantener unidos los nucleones, la fuerza nuclear débil, responsable de la radiactividad natural desintegrando elementos como el uranio, el electromagnetismo que es el responsable de todos los fenómenos eléctricos y magnéticos, y la fuerza de gravedad que mantiene unidos los planetas y las galaxias.

Imagen

Pero hemos llegado a saber que el universo podrá ser plano, abierto o cerrado. Un universo que siempre se expande y tiene una vida infinita es abierto. Esto es un universo de Friedmann que postuló que el nuestro tenía una densidad menor que la densidad crítica.

El universo cerrado es el que es finito en tamaño, tiene una vida finita y en el que el espacio está curvado positivamente. Un universo de Friedman con la densidad mayor que la densidad crítica.

El universo en expansión es el que el espacio entre los objetos está aumentando continuamente. En el universo real, los objetos vecinos como los pares de galaxias próximas entre sí no se separan debido a que su atracción gravitatoria mutua supera los efectos de la expansión cosmológica (el caso de la Vía Láctea y Andrómeda). No obstante, la distancia entre dos galaxias muy separadas, o entre dos cúmulos de galaxias, aumenta con el paso del tiempo y la expansión imparable del universo.

http://1.bp.blogspot.com/-bxbdSqjqWf8/Th3ZXbfdTPI/AAAAAAAA0GA/DTf34tPvd_Y/s1600/abell-hubble-566x580.jpg

El universo real está en función de la densidad crítica que es la densidad media de materia requerida para que la gravedad detenga la expansión del universo. Un universo con una densidad muy baja se expandirá para siempre, mientras que uno con densidad muy alta colapsara finalmente. Un universo con exactamente la densidad crítica, alrededor de 10-29g/cm3, es descrito por el modelo de universo de Einstein-de Sitter, que se encuentra en la línea divisoria de estos dos extremos. Pero la densidad media de materia que puede ser observada directamente en nuestro universo no representa la cantidad necesaria para generar la fuerza de gravedad que se observa en la velocidad de alejamiento de las galaxias, que necesita mucha más materia que la observada para generar esta fuerza gravitatoria, lo que nos da una prueba irrefutable de que ahí fuera, en el espacio entre galaxias, está oculta esa otra materia invisible, la “materia oscura”, que nadie sabe lo que es, cómo se genera o de qué esta hecha.

La Expansión Métrica Del Espacio. La Ilustración Muestra Del ...El Universo se expande? - Brainly.lat

Así que, cuando seamos capaces de abrir esa puerta cerrada ante nuestras narices, podremos por fin saber la clase de universo que vivimos; si es plano, si es abierto e infinito, o si es un universo que, por su contenido enorme de materia es curvo y cerrado.

Pero la respuesta a la pregunta, aún sin saber exactamente cuál es la densidad crítica del universo, sí podemos contestarla en dos vertientes, en la seguridad de que al menos una de las dos es la verdadera.

http://1.bp.blogspot.com/_H5ZaOhZvc3Y/TOx8cGr5sWI/AAAAAAAAHh8/XFqvJXUS4xE/s1600/Final+Destination+5+-+2.jpg

 Claro que, cuando hablamos de destino final…, a nadie le gusta sin importar cual pueda ser éste

El destino final será:

Mapa conceptual de la relación de entropía con la segunda ley de la termodinámica y la energía libre de Gibbs. La muerte Térmica del Universo

a) Si el universo es abierto y se expande para siempre, cada vez se hará más frio, las galaxias se alejarán las unas de las otras, la entropía hará desaparecer la energía y el frío será tal que la temperatura alcanzará el cero absoluto, -273ºK. La vida no podrá estar presente.

Big Crunch - LA EVOLUCION DEL UNIVERSO

b) Si el universo es cerrado por contener una mayor cantidad de materia, llegará un momento en que la fuerza de gravedad detendrá la expansión de las galaxias, que poco a poco se quedarán quietas y muy lentamente, comenzaran a moverse en el sentido inverso; correrán ahora las unas hacia las otras hasta que un día, a miles de millones de años en el futuro, todo la materia del universo se unirá en una enorme bola de fuego, el Big Crunch. Se formará una enorme concentración de materia de energía y densidad infinitas. Habrá dejado de existir el espacio y el tiempo. Nacerá una singularidad que, seguramente, dará lugar a otro Big Bang. Todo empezará de nuevo, otro universo, otro ciclo ¿pero aparecerámos también nosotros en ese nuevo universo?

Esta pregunta sí que no sé contestarla.

Pero, podrían ser ellos los que vinieran a rescatarnos

Así las cosas, no parece que el futuro de la Humanidad sea muy alentador. Claro que los optimistas nos hablan de hiperespacio y universos paralelos a los que, para ese tiempo, ya habremos podido desplazarnos garantizando la continuidad de la especie Humana. Bien pensado, si no fuera así ¿para qué tantas dificultades vencidas y tantas calamidades pasadas? ¿Para terminar congelados o consumidos por un fuego abrasador?

http://4.bp.blogspot.com/_eqb8qL2GKZc/SwWkkDDALgI/AAAAAAAACSs/LKgpCnAvOcc/s1600/hyperspace.jpg

Si descubrimos como burlar la velocidad de la luz a través del hiperespacio, es posible que podamos visitar otras galaxias y, ¿por qué no? incluso Universos paralelos que, llegado el momento no podría evitar el mal trago de ese final previsto para nuestro Universo. Sin embargo, dudo mucho que podamos llegar tan lejos (no en lo del hiperespacio -que también- sino en ese final presentido que…¡nos queda tan lejos!

Google Maps te lleva al hiperespacio cambiando entre planetasCientíficos presentan un nuevo método para descubrir agujeros de ...

Una cosa está muy clara, se puede comentar sobre el tema pero, contestar a esas preguntas…¡Quién pudiera contestar a eso! Sin embargo, está bien pensar en lo que será el futuro pero, sin perder de vista lo que fue el pasado. En nuestro sistema solar la vida se desarrolló por primera vez sorprendentemente pronto tras la formación de un entorno terrestre hospitalario. Muchos fueron los parámetros y las circunstancias que tuvieron que concurrir para hacerlo posible.

El secreto reside en el tiempo biológico necesario para desarrollar la vida y el tiempo necesario para desarrollar estrellas de segunda generación y siguientes que en novas y supernovas cristalicen los materiales complejos necesarios para la vida. Partir del Hidrógeno y el Helio se formaron el Litio, Berilio, Carbono, Oxigeno y una larga lista de elementos de los que una parte, están en nosotros.

Escenas como esta son posibles gracias a que, en las estrellas se formaron los materiales que, miles de años más tarde, conformaron un planeta como la Tierra que, situado a la distancia adecuada de su estrella madre, y con una atmósfera adecuada y abundante agua líquida, posibilitó el surgir de la vida que evolucionó hasta lo que arriba contemplamos. Un alto grado de Humanidad y sentimientos.

Parece que la similitud en los “tiempos” no es una simple coincidencia. El argumento, en su forma más simple, lo introdujo Brandon Carter y lo desarrolló John D. Barrow por un lado y por Frank Tipler por otro. Al menos, en el primer sistema solar habitado observado, ¡el nuestro!, parece que sí hay alguna relación entre el tiempo de evolución de las estrellasd y el tiempo de evolución de la vida que fue la consecuencia de aquella primera fase, sin los materiales estelares, la vida no podría haber aparecido tal como la conocemos.

La Tierra y su energía : Blog de Emilio Silvera V.Blog de CMC: Origen del universo y nuestro planeta (4)

Nueva evidencia de que antiguo asteroide causó una tormenta de ...

La evolución de una atmósfera planetaria que sustente la vida requiere una fase inicial durante la cual el oxígeno es liberado por la fotodisociación de vapor de agua. En la Tierra esto necesitó 2.400 millones de años y llevó el oxígeno atmosférico a aproximadamente una milésima de su valor actual. Cabría esperar que la longitud de esta fase fuera inversamente proporcional a la intensidad de la radiación en el intervalo de longitudes de onda del orden de 1000-2000 ángstroms, donde están los niveles moleculares clave para la absorción de agua.

El experimento de Miller y el origen de la vida – A cuento de las ...

Fijémonos en Venus y Marte, ninguno de los dos tiene una atmósfera como la de la Tierra. La atmósfera es un sistema caótico y complejo, y la tarea científica de comprenderlo en su globalidad, y en los tres planetas hermanos, promete ser larga, aunque eso sí, apasionante. Y necesaria. Parece que Marte pudo tenerla en el pasado y, albergamos la esperanza de que en su interior, pueda albergar alguna clase de vida.

En el párrafo arriba de la imagen exponemos un simple modelo que indica indica la ruta que vincula las escalas del tiempo bioquímico de evolución de la vida y la del tiempo astrofísico que determina el tiempo requerido para crear un ambiente sustentado por una estrella estable que consume hidrógeno en la secuencia principal y envía luz y calor a los planetas del Sistema Solar que ella misma forma como objeto principal.

Es la vida «inevitable» en el Universo? - Ciencia y Tecnología

A muchos les cuesta trabajo admitir la presencia de vida en el universo como algo natural y corriente, ellos abogan por la inevitabilidad de un universo grande y frío en el que es difícil la aparición de la vida, y en el supuesto de que ésta aparezca, será muy parecida a la nuestra, o, al menos eso creo (al decir parecida me refiero a que en lo básico posiblemente seámos parecidos biológicamente hablando, en las formas, ¿quién sabe? Como aquí mismo en la Tierra, en otros mundos puede existir una gran diversidad de formas de vida.

Cómo sería el fin del universo? (FOTOS) | Radio Capital

Los biólogos, sin embargo, parecen admitir sin problemas la posibilidad de otras formas de vida, pero no están tan seguros de que sea probable que se desarrollen espontáneamente, sin un empujón de formas de vida basadas en el carbono. La mayoría de las estimaciones de la probabilidad de que haya inteligencias extraterrestres en el universo se centran en formas de vida similares a nosotros que habiten en planetas parecidos a la Tierra y que necesiten agua y oxígeno o similar con una atmósfera gaseosa y las demás condiciones de la distancia entre el planeta y su estrella, la radiación recibida, etc. En este punto, parece lógico recordar que antes de 1.957 se descubrió la coincidencia entre los valores de las constantes de la Naturaleza que tienen importantes consecuencias para la posible existencia de carbono y oxígeno, y con ello para la vida en el universo.

 

La Vida, en el inmenso Universo, que tiene cientos de miles de millones de mundos repartidos por las galaxias, debe ser cosa cotidiana

 

Hay una coincidencia o curiosidad adicional que existe entre el tiempo de evolución biológico y la astronomía. Puesto que no es sorprendente que las edades de las estrellas típicas sean similares a la edad actual del universo, hay también una aparente coincidencia entre la edad del universo y el tiempo que ha necesitado para desarrollar formas de vida como nosotros.

Tema 10 El PaleolíTico Nuestros Antepasados MáS Remotos+

Si miramos retrospectivamente cuánto tiempo han estado en escena nuestros ancestros inteligentes (Homo Sapiens y Homo Sapiens) vemos que han sido sólo unos doscientos mil años, mucho menos que la edad del universo, trece mil millones de años, o sea, menos de dos centésimos de la Historia del Universo. Pero si nuestros descendientes se prolongan en el futuro indefinidamente, la situación dará la vuelta y cuando se precise el tiempo que llevamos en el universo, se hablará de miles de millones de años. ¿dejaremos que sea así? o, por el contrario, pondremos todos los medios para evitarlo?

emilio silvera


  1. El Universo, su destino y la Vida : Blog de Emilio Silvera V., el 18 de julio del 2012 a las 8:21

    [...] el proceso, nació el tiempo y el espacio, surgieron las primeros quarks que pudieron unirse para formar protones y electrones que formaron los primeros núcleos y, cuando [...]

 

  1. 1
    Abdel Majluf
    el 17 de octubre del 2011 a las 4:49

    Amigo mio, como siempre, tremendo artículo que nos entregas, felicitaciones. Bueno yo quiero también dar mi humilde opinión a lo que nos dices y para esto lo haré en dos partes, primero sobre como serán y en segundo lugar sobre el destino del universo.

    Un capitulo aún no escrito: ” La muerte del Universo.

    Al igual que tuvo un minuto cero, el universo pareciera estar destinado a desaparecer.

    El solo hecho de pensar en si el universo continuará hasta el infinito o terminará sus tiempos en algún momento, es algo que hasta nuestros días, excede por mucho nuestros conocimientos y por cierto nuestra comprensión. Sin embargo, la cosmología ha conjeturado al respecto, creando muchas hipótesis, cual escritor de un best seller, buscando un final apropiado para su obra. Hasta hace un tiempo atrás, el destino parecía relativamente claro, el Big Crunch o la gran implosión, la que nos indicaba que la taza de crecimiento del universo iría menguando, o dicho de otra forma, la expansión se iría frenando, en ese entonces, la gravedad comenzaría a dominarlo todo y cual globo perdiendo aire en miles de millones de años, todas las galaxias y los cúmulos de estas comenzarían a acercarse cada vez mas, comprimiéndose y calentándose, descomponiéndose todo en una sopa de partículas hasta llegar a una singularidad como el mismo Big Bang, es decir, volveríamos al inicio de todo. Y quizás, dando pie al nacimiento de otro universo.

    Por otro lado, se podría dar que la expansión fuera demasiado potente, venciendo a la gravedad para siempre, en este caso, el universo se expandiría para siempre, dando lugar a un Big Chill o gran enfriamiento, donde a medida que la materia se dispersa y escasea para la formación de estrellas, la luz del universo se debilita hasta apagarse, quedando solo en una frialdad eterna.

    Pero un estudio en los años 90 nos cambio nuestra percepción, estudiando las supernovas 1a, se concluyo que la expansión del universo se estaba acelerando, la explicación; una fuerza desconocida a la que llamaron energía oscura, según esto, el destino del universo, sería una expansión eterna y una muerte lenta y fría.

    Pero basado en la misma hipótesis anterior, se añade otra posibilidad, pues pareciera que la energía oscura aumenta con el paso del tiempo, de acuerdo a estudios y mediciones realizadas, la gravedad logró ralentizar la expansión cósmica hasta hace unos 6.000 millones de años, pero fue entonces cuando la energía oscura se incremento lo suficiente para superarla y pareciera ser que cada día incrementara mas su magnitud, llegando a un ritmo exponencial, lo que podría significar en un futuro, que venciera las fuerzas gravitatorias locales e incluso las que dominan los núcleos atómicos, llegando al resultado del llamado Big Rip o gran rompimiento, lo que significaría virtualmente que toda la materia del cosmos se rompería, estrellas, planetas y posteriormente los propios átomos, nada sería capaz de resistir esta fuerza expansiva.

    Para mi parecer, un universo que se expande de forma infinita no tiene ningún sentido, sencillamente porque las leyes de la física no funcionan en un cosmos infinito Para que funcionen de verdad, el Universo debe tener un fin, quizás, ese último round entre la materia oscura y la energía oscura.

    Pero ¿Habrá vida en otros mundos?

    Quizás, desde siempre el ser humano ha soñado con conocer seres extraterrestres o a lo menos saber sobre su existencia.
    Lamentablemente indagando en nuestro sistema solar, pareciera ser que la vida como la nuestra, es un sueño frustrado, al menos al nivel de cuerpos como los que componen el reino animal y mucho menos factible, encontrar algún tipo de humanoide.
    Las investigaciones en nuestros planetas vecinos y sus lunas, nos indican que no reúnen las condiciones requeridas para ello. Pero eso no impide que pueda haber otras formas de vida en forma de bacterias u otras similares.

    Las atmósferas de los planetas vecinos y las temperaturas que en ellos reinan, no son precisamente las más idóneas para que la vida germine en ellos. Sin embargo, en algún que otro satélite, como es el caso de la luna de Júpiter, Europa, que constituye un mundo completamente helado aunque debajo de la superficie, al menos, es una posibilidad que se maneja, podría existir un océano de agua no tan fría y calentada gracias a la influencia de las mareas de Júpiter, ¿quién podría asegurar que allí, en presencia de agua líquida, no podría haber alguna forma de vida?
    Titán, con una atmósfera de metano y nitrógeno y en cuya superficie podría haber nitrógeno líquido y compuestos orgánicos sólidos. Lo que también se puede decir de Tritón, el satélite de Neptuno. Así que, son tres satélites que podrían (es concebible) tener alguna forma de vida.

    Buscando Mas Allá.

    Pero quizás, para buscar vida, haya que ir más lejos, fuera de esta pequeña vecindad que es nuestro sistema solar, en nuestra galaxia existen más de 250 mil millones de estrellas y cada una de estas es un sol, donde podrían estar orbitando planetas similares al nuestro y si ampliamos aún más nuestros horizontes, en el universo visible, existen más de 400 mil millones de galaxias, a estas escalas, cuantas posibilidades existen, la verdad es que la probabilidad es inmensa.
    Hay estudios que favorecen la creencia de que los sistemas solares son tan comunes como las estrellas. Pero aún, suponiendo que la mayoría e incluso todas las estrellas posean sistemas planetarios, y que muchos de esos planetas sean similares a la Tierra en tamaño, debemos saber qué criterios han de satisfacer o qué requisitos deben tener o cumplir para que sean habitables, al menos para encontrar vida como la conocemos.

    Se cree que una estrella debe tener cierto tamaño para poder poseer un planeta habitable. Cuanto más grande es la estrella tanto menor es su tiempo de vida, y si excede de ciertas dimensiones, no vivirá lo suficiente como para permitir que un planeta recorra las prolongadas etapas de su evolución química, antes de que se puedan formar y desarrollar en él formas de vida complejas.

    Es probable que estos planetas portadores de la vida puedan estar distribuidos por el universo de manera uniforme; la dificultad es que el universo es demasiado grande. Si cada 100.000 años-luz cúbicos existiera un planeta como la Tierra, serían muchísimos los planetas con vida, lo que nos llevaría a tener que explorar a una distancia mínima de unos 30 años-luz para encontrar uno de esos planetas hermanos del nuestro.

    Si todas las leyes del universo son las mismas que rigen aquí en la Tierra y en el Sistema Solar y en nuestra galaxia, entonces las posibilidades se nos abren de par en par. Ahora que otra cosa será el coincidir, tanto en el espacio como en el tiempo, con otras civilizaciones inteligentes, esto no será fácil, podría darse el caso de civilizaciones que existieron y desaparecieron antes de que apareciéramos nosotros, o que existan en este mismo momento y que estén tan atrasadas que no podamos detectar sus señales electromagnéticas inexistentes, o que estén tan adelantados que no quieran saber nada de nosotros y estén esperando el momento idóneo de nuestra evolución para contactar.

    Con la sonda Kepler, buscando exoplanetas, nuestra miopía cósmica está desapareciendo,no por menos, ya ha encontrado mas de 1.000 planetas y cerca de 54 candidatos, en una zona llamada ricitos de oro, aunque, por la cercania a sus estrellas es poco probable que exista vida tal y como la conocemos,Kepler esta recien en operaciones y su busqueda continuará. Pero la tecnología acá en la tierra con las nuevas tecnologías de telescopios, como los gigantescos ojos y allí arriba los telescopios espaciales, están dando un gran paso y este es, el lograr percibir planetas del tamaño del nuestro y dentro poco ayudados con más tecnología lograremos ese sueño, el encontrar nuestros gemelos espaciales, orbitando otros soles, en zonas habitables y a los que les podremos estudiar hasta sus atmosferas.

    ¿Sabremos la verdad?, ¿encontraremos esos mundos?….El tiempo lo dirá, pero quizás, debamos tener una pequeña consideración; no podemos ser tan ególatras y pensar que estamos solos, el espacio es muy grande para que seamos tan pocos.

    ¿ Como serán los seres vivos en otros Mundos?

     

    martes 19 de julio de 2011


    ¿ Como serán los seres vivos en otros Mundos?
     

    ¿ Que buscamos seres vivos o hmanoides?
    En los últimos años, los avances experimentados en el campo de la astronomía, han sido comparables a los alcanzados en el campo de la física en el siglo 20. Y esto nos ha generado una gran expectación, esperando ese gran momento en que alguna agencia espacial, emita un comunicado de prensa, indicando que han encontrado un planeta donde existe vida.
    Para esto, se está buscando esas exotierras tanto dentro como fuera de nuestro sistema solar, acá, en nuestra vecindad, las mayores expectativas están enfocadas a las lunas de los planetas jovianos, Titán, Europa, Ío, Ganimedes por nombrar algunas y por supuesto nuestro vecino marte, que claramente algo nos tendrá que develar.

    Pero con la mayor tecnología alcanzada, hoy nuestros gigantescos ojos, están puestos en los exoplanetas, aquellos que se encuentran en los sistemas solares más allá de la heliosfera. Allí hemos estado buscando algunos candidatos, que cumplan con características similares a nuestro planeta, entre estos podemos destacar, que se encuentren en la zona habitable, es decir donde el agua se presente en estado líquida, pero también que sea rocoso, y es allí donde yo subrayaría una cierta consecuencia a tener en cuenta.


    Hace muchos años, más exactamente en 1961, el astrónomo estadounidense Frank Drake, creo una ecuación, una formula una fórmula matemática para realizar estimaciones acerca del número de civilizaciones tecnológicamente avanzadas existentes en la Galaxia, basándose en varios datos.
    La fórmula propuesta fue la siguiente:
    N= R* x Fp x ne x F1 x Fi x Fc x L
    ¿Pero, en qué consiste?
    N: Representa el resultado de la ecuación, lo que queremos conseguir expresado en el total de civilizaciones.
    R: El número total de estrellas en la Vía Láctea o cualquier otra Galaxia que tomemos para estudio
    Fp: Es la fracción de esas estrellas que tienen sistemas planetarios.
    ne: corresponde al número de planetas apropiados para la vida, por cada sistema planetario.
    F1: es la fracción de esos planetas donde se desarrolla la vida.
    Fi: es la fracción de esos planetas donde se desarrolló la inteligencia.
    Fc: la fracción de los planetas capaces de comunicarse a través de señales de radio.
    L: la fracción de tiempo de vida del planeta durante la cual vive la civilización.

    Pero si analizamos esta fórmula, llegaremos a la conclusión, que lo que se busca es una vida humanoide similar a la nuestra, cual clon cósmico habitando en otra tierra. Distante de nosotros.

    Pero, creo necesario recordar, que un planeta como el nuestro, necesariamente debe ser tectónico y por cierto, con ciclos como los que se han ido sucediendo en nuestro planeta. Y al tocar este punto, me quiero referir a los periodos de glaciaciones, de calentamiento global, a colisiones como los asteroides, meteoritos y en general a todo lo que ha hecho que durante la vida de esta tierra, haya habido ya cinco extinciones masivas, y solamente después de la última aparecimos nosotros, los seres humanos.

    Por consiguiente, encontrar un planeta azul, con atmosfera, oxígeno, agua, vegetación, no necesariamente nos indicará que existan humanoides, si las leyes de la naturaleza son universales y la casualidad se diera, lo que podríamos encontrar, podrían ser, seres vivos como los que reinaron en los periodos pasados, recordemos aquellos antecedentes que no se tomaron en consideración:

    - Primera extinción: 435 millones de años (paleozoico-era primaria). Una larga glaciación casi acaba con la vida marina, algunos peces sobreviven y los invertebrados pagan un duro tributo.
    - Segunda extinción: 367 millones de años (devónico). Desaparecen un gran número de especies de peces y el 70 % de los invertebrados marinos.
    - Tercera extinción: 245 millones de años (en la frontera de la era primaria y secundaria). La más dramática de todas ya que perecieron el 90 % de todas las especies marinas y terrestres, en ellos, el 98 % de los crinoideos, 78 % de los braquiopodos, 76 % de los briozoos, 71 % de cefalopodos, 21 familias de reptiles y 6 de anfibios, además de un gran número de insectos
    - Cuarta extinción: 210 millones de años (triásico). Desaparecen el 75 % de los invertebrados marinos. Y se extinguen los reptiles mamiferianos, dando paso a los dinosaurios.
    - Quinta extinción: 65 millones de años (cretácico). Desaparecen los dinosaurios y los amonites además de otro buen número de especies. Los mamíferos se extienden por los espacios terrestres y los peces se adueñan de los mares.
    Los trilobites, los dinosaurios, los tigres de dientes de sable están extinguidos y sólo se les conoce por los fósiles. Los paleontólogos estiman que por lo menos el 99.9 % de todas las especies de organismos que han existido están ahora extinguidas.

    Hoy día, los geólogos están comenzando a aceptar que las grandes extinciones, son procesos normales en la historia geológica de nuestra tierra.

    Hoy estamos presenciando el comienzo de la sexta extinción masiva, de la que quizás, no sobreviviremos y claramente, se hace improbable que posterior a la recuperación del planeta, el hombre vuelva a reaparecer, la prueba, es que en más de 500 millones de años en los que se han sucedido las extinciones o aún más, en casi 3.000 millones de años desde que se inició la vida en la tierra, recién según las dataciones, Toumai, el que pudo ser el primer homínido o por lo menos uno de los primeros antecesores del homo sapiens, solo tiene entre seis y siete millones de años.

    ¿Cuantas extinciones masivas aún quedan por sucederse en nuestro planeta, aun en su periodo azul, y con nuestra estrella en su etapa normal, osea en secuencia principal?, ¿Cuantas especies, se desarrollarán y quizás lleguen a etapas mucho más avanzadas que nosotros?.

    La vida para mi debe ser omnipresente en nuestro universo, pero claramente, al mirar allá arriba, habrá que pensar quizás, como en la guerra de las galaxias, en que los seres vivos inteligentes o no, no necesariamente deben parecerse a nosotros. Quizas debamos de dejar de ser tan egolatras y pensar que la belleza no necesariamente debe ser como nosotros la vemos.
    Quizas, las exotierras sean exóticas, pero las formas de vida allí, lo sean aún más. Hoy estamos decubriendo que hay muchos planetas candidatos girando al rededor de estrellas distintas a la nuestra, soles rojos naranjas, incluso algunoscandidatosgirandoen medio de sistemas binarios.

    Y por último,no podemos descartar que existan otros tipos de vida diferentes a los que nosotros conocemos aca en la tierra habitando otros tipos de mundos, con oceanos de metano líquido, quizas, lo cierto es que, aun estamos aca, observando y divagando, mirando hacia el pasado en busca de aquellos, los candidatos.

    Pero….
    ¿Y si nos estuvieran observando?
     
    Ya han pasado mas de 400 años desde que el gran Galileo nos legó ese aparato llamado telescopio y por el cual comenzamos nuestra carrera investigativa hacia el cosmos, con el objeto de mirar que ahí allí arriba, quizás buscando respuesta a nuestra mayor interrogante, ¿ Habrá vida en otro planeta?, eso que hoy llamamos investigación exoplanetaria y que se ha transformado en un tema realmente candente,- tiene un gran objetivo-, descubrir planetas habitables similares al nuestro, ésta se basa en tres pasos: los observadores deben decir que hay allí afuera, luego los teóricos deben conjeturar que podríamos encontrar y, por último, los tecnólogos deben decir que instrumentos necesitamos para encontrar esos elementos.

    ¿Pero y si allá arriba se diera la misma situación? ¿y si nos estuvieran observando, desde algún planeta fuera de nuestro sistema solar?, al igual que lo hacemos nosotros hoy en día, ¿que es lo que verían? ¿Cuales son los rasgos que podrían llamar la atención a esos observadores?

    Las primeras apreciaciones.-Quizás, dirían que es un planeta rocoso, que orbita una estrella pequeña, de tipo enana amarilla y que orbita a su alrededor cada 365 días, se encuentra en el sector habitable de la heliosfera, y esta cubierto su superficie por casi un 71% de agua,, los sectores oscuros divisados corresponden a la zonas de plantas, ya que estas zonas verdes absorben la luz y no la reflejan como el agua.

    De la composición interna.-
    Sobre ese ardiente líquido, verían que flota roca solidificada o la llamada corteza terrestre, sobre la cual se observan los océanos líquidos, que ocupan cerca del 71% y el resto compuesto por tierra firme. A su lado divisarían nuestra Luna, el único satélite natural que tenemos y que quizás se formó de un impacto de un asteroide con la Tierra, lo que expulsó al espacio el material más liviano que la formaría, de la atracción gravitatoria entre ambos cuerpos podrían deducir que existe generación de mareas en nuestros océanos.

    ¿Pero cuales rasgos podrían llamarles mucho mas la atención?, tal vez de un análisis espectroscópico más agudo -Los mares luminescentes o también llamados mares de Ardora, aquellas más de 200 zonas oceánicas que se ven iluminadas desde el espacio y que representan zonas donde habitan peces, bacterias y otros que emiten luz, no hay que olvidar que en las profundidades del mar la gran mayoría de las especies se comunican por medio de la emisión de luz y no por el sonido como estamos acostumbrados a hacerlo en la superficie, quizás uno de los mayores rasgos sería el hecho de que la gran mayoría de las especies vive bajo la superficie marina y solo unos cuantos sobreviven sobre su superficie. De una u otra forma, esto podría dar la impresión de que el ser humano solo es una especie que vive alejada de la zona de biodiversidad más grande del planeta.

    Si por casualidad lograran observar que la especie dominante es el ser humano, un punto de estudio fundamental sería el poder apreciar el sobrepoblamiento de nuestra especie y la casi segura debacle que se nos viene, en unos cuantos años mas llegaremos a 9 mil millones, en un planeta donde los estudios apuntan a que para ser sustentable, nuestra población no debería rebasar los 3 mil millones, hoy, ya vamos empinándonos a los 7 mil millones.

    Pero al observar nuestra atmósfera, de seguro les llamaría la atención las dos grietas que presenta nuestra magnetosfera y por las cuales ingresa la marea solar haciendo sucumbir nuestro planeta y con estas partículas nocivas modificando nuestra atmósfera.

    Un punto que de seguro considerarían, es el hecho de que nuestro sistema solar está ingresando en una zona galáctica de calentamiento global, por lo que este fenómeno estaría afectando a todos los planetas, produciendo grandes cambios climáticos en todos ellos.

    Al filo de esto último, tal vez podrían concluir nuestro ciclo de calentamiento y hielo que se produce cada 300 años y tal vez comparándolo con otros datos podrían observar alguna característica que les muestre que en nuestro planeta ya ha habido 5 extinciones masivas. Algo que de seguro, les llevaría a abortar una misión a nuestro planeta, ya que calculando un viaje, por la lejanía, al llegar a nuestro planeta, sería casi improbable la existencia de vida.

    Estudiando nuestra atmósfera, concluirían que está compuesta por varios gases que formarían el aire, un 78% de nitrógeno, 21% de oxigeno y trazas de otros como vapor de agua, con una densidad aceptable para que puedan volar algunos animales (nuestras aves) y, quizás agudizando el lente, encontrarían las grietas que presenta nuestra magnetosfera y por donde ingresan las partículas nocivas de la marea solar. Ese es nuestro planeta, filosóficamente, nuestra nave planetaria, donde viajamos a más de 1 millón de kilómetros por hora en un suburbio de uno de los brazos espirales de nuestra galaxia.

    En definitiva creo que todo les llevaría a abortar cualquier empresa de conquista y de seguro seguirían camino mas allá.

    Bueno, saludos cordiales para ti y todos los seguidores de tu blob

    Abdel Majluf

    Responder
  2. 2
    emilio silvera
    el 17 de octubre del 2011 a las 11:16

    Amigo mío, se agradecen los saludos que, al ser sinceros, siempre son bienvenidos.

    Bonito trabajo el tuyo y, sobre todo, muy completo. 

    Responder
  3. 3
    emilio silvera
    el 27 de junio del 2020 a las 9:04

    Hasta donde podemos saber, el Universo es “todo lo que existe” y en él, tras miles de millones de años de evolución de la materia, en un pequeño planeta que llamamos Tierra, aparecieron, florecieron o evolucionaron a partir de simples células vivas, una serie de especies de las que muchas, se quedaron por el camino y fueron extinguidas por no saber adaptarse, por causas de fenómenos naturales cataclísmicos, por pandemias que no sabían esquivar, y, por muchos motivos más, incluso objetos venidos del Espacio que causaron grandes males.

    De entre todas esas especies repartidas por todos los ecosistemas del planeta, una de ellas, una especie de homínidos muy evolucionados, se apartaron de sus hermanos los chimpancés que,mientras los primeros desarrollaron la Mecánica Cuántica y la Relatividad, ellos siguen en las copas de árboles.

    Lo curioso del caso es que ambas especies, el Hombre y el Chimpancé, tuvieron un ancestro común que no era ni Homo ni Pan, y, ambas ramos divergieron , una para avanzar y la otra para quedar anclada en el 
    Tiempo.

    Pero todo aquello, con el paso del Tiempo, nos llevó, a los humanos, a tener consciencia de muchas cuestiones que antes, nos pasaron desapercibidas: Supimos que habitábamos un planeta de tierra y agua, que ese planeta pertenecía a un sistema solar , un conjunto formado por una estrella y muchos mundos con sus lunas acompañantes, y, que el sistema, simplemente era una fracción pequeña de algo mucho mayor, una gran Galaxia con más de cien mil millones de estrellas.

    Más tarde supimos que dicha Galaxia, era una de un Grupo mucho mayor que formaban un pequeño cúmulo de galaxias a las que llamamos Locales, ya que, mucho más allá, fueron descubiertos grandes cúmulos con cientos y miles de galaxias.

    Todos los indicios que tenemos nos podrían llevar a pensar que, el Universo, sabía que íbamos a venir y, para ello, hizo todo lo necesario para la existencia de un mundo con las condiciones precisas para soportar la vida.

    Tenemos un gran conocimiento del Universo, de cómo se pudo formar, de cual será su destino, y sabemos sobre los mecanismos que rigen sus leyes que lo hace como lo podemos observar. Las cuatro fuerzas fundamentales  y las constantes universales hacen posible éste Universo y la Vida.

    Pocas dudas nos pueden caber sobre el hecho cierto de que, nuestros conocimientos son limitados, son muchas más las preguntas que las respuestas. No podemos saber si existen otros Universos, y, aunque lo intuimos, tampoco sabemos de otros seres inteligentes en otros mundos, en otras galaxias.

    Nuestra Galaxia, la Vía Láctea, tiene más de doscientos mil millones de estrellas, y, por lo general, cada cinco estrellas suele tener su propio sistema planetario, y, la probabilidad de que en esos sistemas planetarios, al uno de los planetas se encuentre situado en la Zona habitable, es grande.

    Se ha realizado un estudio que finaliza asegurando que, sólo en la Vía Láctea existen unos 40.000 millones de planetas como la  Tierra, con atmósfera y agua líquida, océanos, volcanes, bosques y praderas, lo que nos lleva a una gran probabilidad de que la vida inteligentes esté presente en muchos de ellos.

    No sabemos si existen otros Universo y, como sabemos que el nuestro, algún día lejano en el futuro, tendrá su fin, tendremos que buscar la manera de escapar de ese final, y, las distancias a las que se puedan encontrar esos otros universos no lo hace imposible…. ¿Serán finalmente los viajes en el Tiempo, nuestra salvación?

    ¡Sabemos tan poco!

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting