lunes, 01 de marzo del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Otros mundos y otras formas de Vida

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Otros mundos    ~    Comentarios Comments (1)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

ASTROFÍSICA

Mundos fuera del Sistema Solar: ¿Planetas con vida más exuberante que en la Tierra? La clave está en los océanos.

 

Resultado de imagen de Océanos en otros mundos

Ciertos exoplanetas podrían tener vida más abundante y/o variada que la de nuestro planeta, según un estudio. La clave está en la circulación oceánica que transporta nutrientes desde el fondo

 

 

Recreación artística del exoplaneta Kepler-421b NASA
Temas relacionados:
Resultado de imagen de Buscando vida fuera de la Tierra

En la búsqueda de vida fuera de la Tierra, los científicos tienen como única referencia la que hay que en nuestro planeta y por tanto, las condiciones que aquí se dan para albergarla. Pero, ¿y si otros mundos tuvieran un ambiente más propicio para que se desarrollen seres vivos? Es la hipótesis que lanza la científica de la Universidad de Chicago Stephanie Olson, que sostiene que otros planetas fuera del Sistema Solar (exoplanetas) podrían albergar vida más exuberante y variada que la de la Tierra.

Su estudio, presentado durante la Conferencia de Geoquímica Goldschmidt celebrada hace unos días en Barcelona, se basa en una serie de simulaciones realizadas con el objetivo de determinar qué tipo de exoplanetas son los más propicios para albergar vida y poder centrar ahí los esfuerzos para descubrirla, ya que hasta ahora se han localizado alrededor de 4.000 exoplanetas. En concreto, el equipo de Olson usó un software desarrollado por el Instituto Goddard de la NASA llamado ROCKE-3D que permite simular los climas y hábitats oceánicos de diferentes tipos de exoplanetas.

Sus conclusiones muestran que los patrones de circulación oceánica en otros mundos fuera del Sistema Solar podrían ser más adecuados para permitir que haya vida más abundante o más activa que en la Tierra.

Flujo de nutrientes

 

Resultado de imagen de Buscando vida fuera de la Tierra

 

 

Tal y como explica la investigadora, la búsqueda de vida en el Universo que realiza la NASA se centra en la llamada zona habitable (es decir, que los planetas se encuentren a una distancia de su estrella que les permita tener agua líquida y que, por tanto, no sean ni demasiado fríos ni demasiado calurosos). Esos planetas serían los que potencialmente podrían tener océanos de agua líquida. Pero como dice Olson, no todos los océanos son igualmente adecuados para que haya vida y los hay más propicios que otros.

En la Tierra, la vida en los océanos depende del flujo ascendente de nutrientes desde las profundidades del océano hasta la zona más superficial (un fenómeno llamado surgencias de aguas marinas o afloramiento). Cuanto mayor sea el flujo de nutrientes, más actividad biológica. Y eso es lo que han mirado en los exoocéanos.

Resultado de imagen de Buscando vida fuera de la Tierra

Con esos modelos identificaron el tipo de planetas que tienen la circulación oceánica más eficiente, concluyendo que desde el punto de vista de la habitabilidad, la Tierra no es un lugar óptimo.

“La vida oceánica y la vida terrestre tienen un origen común en la Tierra e interactúan mutuamente de muchas formas. Es difícil decir cómo funciona esa relación en otros planetas pero es posible que lo que sea favorable para la vida oceánica lo sea para la terrestre. Nuestro trabajo sugiere que la presencia de superficie terrestre, ya tenga vida o no, favorece ese ascenso de masas profundas de agua, mientras que los ríos suponen una fuente adicional de nutrientes para el océano“, explica a este diario Olson.

Resultado de imagen de Buscando vida fuera de la Tierra

De momento, no ha seleccionado planetas para probar su teoría: “Desafortunadamente no tenemos grandes candidatos todavía pero los tendremos pronto, cuando se desarrolle y lance la próxima generación de telescopios espaciales. Es importante saber de antemano qué vamos a buscar para asegurarnos que los instrumentos tienen la capacidad de reconocer la vida”, apunta a través de un correo electrónico.

Encontrar vida fuera de nuestro sistema solar es un reto muy grande. Lo es incluso identificarla en un planeta que se parezca a la Tierra primitiva”, admite la científica. Por ello, añade, “es esencial localizar a los objetivos más prometedores”.

 

 

 

  1. 1
    Emilio Silvera
    el 6 de septiembre del 2019 a las 8:53

    En nuestra imaginación, desde que comenzamos a comprender cómo era el Universo, no ha dejado de rondar por nuestras Mentes, la idea de posibles formas de vida situadas en otros mundos que, como la propia Tierra, reúna las condiciones adecuadas para ello. Teniendo en cuenta que el Universo es igual en todas sus regiones, por muy alejadas que puedan estar, y, que en todas ellas rigen las mismas leyes y constantes, tenemos que aplicar la lógica de que, la vida, es inevitable en nuestro Universo y deben existir infinidad de mundos que la contenga aunque pueda ser diferente a la que conocemos dependiendo de las condiciones naturales del mundo que las acoge.

    Creo que sólo en nuestra Galaxia pueden existir cientos de miles de planetas aptos para la Vida, situados en la zona habitable, que tengan sus oceános y sus atmósferas que sean idóneas para que la vida pueda haber florecido.

    La única cosa que nos ha separado hasta el momento de encontrar “esas” posibles formas de vida, ha sido que no hemos sabido encontrar la manera de vencer las inmensas distancias que separan a las estrellas y los mundos, y, esas distancias que sólo podemos contar con años luz, Unidades Astronómicas, Parsec y Megaparsecs, son inalcanzables para una tecnología incapaz de superarlas.

    Por otra parte, no pueda dejar de pensar que, como la “Naturaleza es sabia”, lo dispuso así precisamente para que, no pudiéramos contactar demasiado pronto, y, para que ese soñado encuentro se produzca cuando “esos mundos y esas formas de vida estén preparados mentalmente para ello, es decir, que tengan el conocimiento necesario para entablar una relación amable y de intercambio de conocimientos”, nunca de dominio el uno sobre el otro que es, precisamente, lo que pasaría en estos momentos.

    ¡La Humanidad! Cómo somos, tendremos que seguir con nuestro proceso de humanización que irá paralelo al alcance tecnologíco para que, al fín, lo que tenga que pasar… Suceda.

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting