miércoles, 20 de octubre del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¡TODOS SOMOS UNO! ¿Cuándo será eso?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Agujeros negros, Un desahogo    ~    Comentarios Comments (11)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Ni soy Político ni nunca me he metido en política, es algo que nunca me llamó la atención como medio de vida. Soy uno de los muchos “Juan Nadie” que, a millones, pueblan los Países del mundo y que, con su esfuerzo lo llevan al adelante y, con nuestro esfuerzo y sacrificio, muchos son los desaprensivos, sin moral y con la conciencia y moral acomodada a sus propios intereses, hacen que las esperanzas de muchos se truequen en una inmensa tristeza al ver como, la ambición y falta de escrúpulos de algunos seres humanos que representan en “papel” y se ponen una “máscara” para ocultar al mundo sus verdaderas intenciones-

Cuando dejan la política han amasado una inmensa fortuna, y, lo más triste, es que, su proceder, no les acarrea consecuencia, ya que, los que tienen que castigarlo (al parecer) también tienen mucho que callar.

Alfombras rojas, la cara muy dura, Inmensas fortunas mal conseguidas y, falta de moral, ética y Humanidad. Son unos auténticos canallas que pasaron la vida pregonando que trabajaban para los demásy, en realidad, sólo era en beneficio propio.

Así es Pablo Iglesias, vicepresidente del Gobierno | RTVEMarlaska provoca el enfado de trabajadores de Interior por el reparto  discrecional de complementos por productividad | EspañaEl ministro Illa se hace la prueba de coronavirus tras dar positivo la  ministra Irene MonteroLas 5 pifias de Irene Montero que avergüenzan a las feministas

Personajes que pasaran a la Historia con la nefasta etiqueta de “inútiles” y la carga en sus espaldas de una trayectoria y unos hechos que deberían avergonzarlos para siempre. Sin embargo, ellos tan felices.

Venezuela termina 2015 con cierre de 28 mil empresas | ConfirmadoCoronavirus: La falta de apoyos y el cierre de miles de negocios  descarrilan la reapertura de la economía mexicana | EL PAÍS MéxicoMás de 10 mil Pymes cierran por la pandemia - TendenciasMarbella: "Nos vamos igual que hemos abierto"

Miles de negocios cerrados y sin ayuda alguna del Gobierno que prefiere atender a visitantes ilegales a los que no les falta de nada mientras las familias se ponen en las colas del hambre.

Las colas del hambre en Barcelona: «Familias que no se conocían se vieron  obligadas a confinarse juntas»Coronavirus: Anatomía de una cola del hambre: “Soy mendigo a mucha honra” |  Madrid | EL PAÍSMadrid, las colas del hambre y el apoyo vecinal | Madrid SindicalUn recorrido por las colas del hambre en los barrios de Madrid - YouTube

                          Mientras tanto, los “señores” del Gobierno están encantados de haberse conocido

Hoy sacaré los pies del plato y, podré desahogarme un poco. El ambiente que tenemos en España es irrespirable y, salvo algún político muy aislado que cumple su mandato como debe, el resto…deja mucho que desear. ¿Y, los Sindicatos? ¿Y, la Prensa? ¿Dónde están los que tienen la obligación de defender a la gente y decir la verdad de lo que está pasando? Si reciben buenas subvenciones… ¡Todos calladitos! ¿No se les cae la cara de vergüenza?

El relato oficial del coronavirus oculta una crisis sistémica | ctxt.esPor qué los medios españoles son los peores de Europa y qué se está  haciendo para mejorarlos | ctxt.es

La 'prensa seria': Los 'Pulitzer fachas': las aberraciones que la caverna  convierte en titulares a diario

España está al borde del precipicio económico, se gasta más de lo que se genera, y, los ministros y altos cargos se suben el sueldo, se contratan Asesores sin límite (todos amigos del partido del ministro de Turno), se forma un Gobierno con más cargos de los necesarios y, lo peor del caso es que, no están preparados para desempeñar sus cometidos.

Dolores Delgado fiscal general del Estado l RTVE.es

¿Cómo se puede entender que una Ministra del Gobierno pase a ocupar la Presidencia de la Fiscalía? ¿Dónde queda la imparcialidad y la Democracia? Es un acto tan osado que deja al descubierto las verdaderas intenciones del Gobierno en éste y otros ámbitos en los que ha hecho lo mismo.

¡Qué está pasando?

El coronavirus deja el Congreso vacío

                                Una Cámara de los Diputados medio vacía, ahora se legisla por Decreto

Lo que está pasando en España desde que entraron en el Gobierno Sánchez-Iglesias y compañía… ¡Es de película de terror! Todo está cambiando para peor a una velocidad inusitada. Abusos de autoridad, desposeer a los ciudadanos de sus derechos constitucionales, arruinar a la clase media, dejar que unos delincuentes entren en casas ajenas (ganadas con muchos años de sacrificio) y dejar al dueño desamparado… ¿Qué locura ha llegado a España?

Abogado allanamiento de morada - Abogados penalistas expertos - Castell  Abogados

Bueno, al parecer, ahora se pueden hacer cosas que antes, estaban prohibidas por la Ley: Un matrimonio de cierta edad sale de compra y no saben que una serie de personas lo están vigilando. Cuando la casa queda vacía, los delincuentes entran y se aposentan en ella (ya tienen preparado un falso contrato), cambian la cerradura.

El allanamiento de morada conlleva la inhabilitación absoluta para un  policía | Estado de alarma

        No pueden desalojar a los usurpadores

Cuando el matrimonio regresa no puede entrar y ven asombrados que su casa está ocupada por extraños- Llaman a la policía y les explican los hechos. Los usurpadores enseñan el contrato de fecha de varios meses y, entonces, la policía dice que es cosa del Juzgado, hay que denunciar, y, mientras tanto, los dueños, deben seguir pagando la luz, al agua, la comunidad… ¿Estamos Locos?

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA - Phiteca

                     Todos iguales ante la Ley

La Frase del art. 14 C.E., ¿será verdad algún día? o, por el contrario, ¿Simplemente se trata de un sueño que querríamos (algunos) ver realizado. La igualdad entre los seres humanos debería ser la máxima aspiración de todos. Sin embargo, de momento y viendo el panorama actual del mundo…la Cosa es bastante dudosa. Los políticos, esos que dicen tener vocación de servicio para hacer posible el bien general, no pocas veces nos decepcionan cuando se descubren hechos que, no sólo degrada a los afectados, degrada a toda la clase política que, para evitar tales desmanes, debería legislar para prevenir dichas tropelías, el que la haga que la pague (aquí tampoco somos todos iguales). Sin embargo, algunos por dinero y otros por influencias, se van de rositas y con los bolsillos llenos. ¡Qué vergüenza!

Le falta el pañuelo tapándole los ojos para que no vea la ausencia de injusticia… ¡que quisiera impartir!

Leer más

¡La desigualdad! ¿Cambiaremos alguna vez?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Un desahogo    ~    Comentarios Comments (1)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Turba III. serie La masa (2005)

Sí, es posible que la peor enfermedad del ignorante sea el no saber que lo es. Tal como van las cosas, parece que una parte de los habitantes del planeta están procurando que el resto de sus congéneres, estén situados en una zona nebulosa, inmersa en la vorágine que han creado para ellos de hipotecas, trabajos precarios o de muchas horas y mal remunerados, con pocas posibilidades de acceder al conocimiento. Esa parte situada en la región privilegiada, necesita que todos los demás -esa mayoría silenciosa-, trabajen para que ellos puedan vivir en “otro mundo” y, como decía aquel, “la buena vida es cara.  Hay otra más barata pero…, ¡esa no es vida!”. Así que, a costa de lo que sea, esa casta de privilegios (no siempre merecidos), mantiene esa desigualdad que, para ellos, es lo conveniente. ¿La moral y la Conciencia? Bueno, para toda esa gente, esos son conceptos que pueden acomodar en sus mentes según les convenga en cada momento. Lo penoso de esta realidad es que, si miramos con atención, podemos ver que la gente, en general, no es feliz.

Siempre hemos oído decir que en el mundo,  para que sea mundo, tiene que haber de todo. Está claro que ni todos podemos ser Einstein ni tampoco todos podemos ser millonarios. Sin embargo, sería deseable que todos pudieran tener un mínimo que asegure su dignidad como personas, ¿cuántos científicos podemos perder por el simple hecho de que, sus padres, no pueden darle una educación adecuada? Son muchas, las personas inteligentes que no pueden desarrollar sus capacidades por falta de medios y, desde muy jóvenes, se ven obligados a trabajar en lo que sea para poder llevar la vida adelante, y, de esa manera, no solo son ellos los que pierden, sino que, la Sociedad en su conjunto, se ve privada de lo que esas mentes pudieran ofrecer.

Escenas como la de arriba me reconfortan. Tenemos la obligación de procurar a los jóvenes ese espacio que les permita desarrollarse como personas y que, cada cual, pueda elegir libremente lo que quiere hacer el día de mañana, que puedan estudiar y prepararse para hacer frente a la vida con todas las garantías de una buena preparación. Que cada uno sea libre de escoger hasta dónde quiere sacrificarse para construir su futuro.Sin embargo, para que eso sea posible, desde niños debemos enseñarle el camino a seguir y, para que eso sea posible, tiene que estar presente la posibilidad de poder hacerlo sin muros económicos que lo puedan impedir.

“Es preferible enseñar a los jovenes de hoy, para no tener que castigar a los adultos delincuentes del mañana”

        Es corriente contemplar cada día escenas que deprimen, que nos encogen el Alma

¿Eliminar las desigualdades? ¿Desde cuando vengo oyendo esa cantinela? En ese sentido,  la Humanidad tiene una gran asignatura pendiente. Bueno, mejor sería decir que una parte de la Humanidad tiene una deuda pendiente que no acaba de pagar. Lo bueno sería que, como hacen los recaudadores de Hacienda, ¡los pudiéramos embargas! Toda esa “gentuza” que, envueltos en tapicerías de cuero, confortablemente instalados en casas inmensas, con fortunas que no siempre son el fruto de un buen hacer, no mueven ni un dedo por remediar este mal del mundo que ellos, han ayudado a crear. No es suficiente para acallar sus conciencias con que, de vez en cuando, hagan alguna donación y presuman de ayudar al necesitado, cuando la realidad, es que les importa un bledo que esa gran parte del mundo mal viva en condiciones tan precarias que, no pocas veces, es la muerte por hambre su destino.

Las desigualdades en nuestro mundo son muy profundas y, no todos son conscientes de ello

Mucho es lo que se habla de “Derechos Humanos” y, en cualquier parte podemos leer bonitas palabras que están muy lejos de la realidad: “Los derechos humanos son aquellas “condiciones instrumentales que le permiten a la persona su realización“. En consecuencia subsume aquellas libertades, facultades, instituciones o reivindicaciones relativas a bienes primarios o básicos2 que incluyen a toda persona, por el simple hecho de su condición humana, para la garantía de una vida digna, «sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.”

Todos estos tratados internacionales que han sido suscritos por las naciones del mundo, al final del camino, se han quedado en rimbombantes declaraciones sin sentido práctico alguno, su eficacia en el “mundo real” nunca llegó a plasmarse y, podemos ver, sin embargo, como priman los hechos que están encaminados a conseguir más poder y dinero a costa de lo que sea. Ese “lo que sea”, nos lleva, en no pocos casos, a escenarios de dolor y muerte como, en estos momentos podemos ver en Chechenia, Siria y otras regiones del mundo en las que, la lucha por el poder y el dinero no puede ser frenada por nada ni por nadie.

    Está claro que esto no es convencer por medio de la palabra

Nuestro planeta, la Tierra, es de todos los que en él habitamos (también las criaturas no humanas tienen derecho a tener su propio espacio que debemos respetar) y, desde luego, a estas alturas es inadmisible que unos pocos quieran controlar grandes regiones y hacerlas exclusivas, apropiandose de sus riquezas a costa de que otros muchos lo pasen mal y no tengan, ese mínimo que a nadie debiera faltar.

No importa en que lugar del mundo podamos estar. Todos formamos parte de un mismo ecosistema que nos da cobijo y, permitir desigualdades es un signo de ignorancia no exenta uan brutalidad en la que no tiene cabida la conciencia, la moral, ni la ley. Debemos construir un Estado de Derecho en el que todos seámos uno, en el que la Justicia impere y en el que, en lugar de bellas palabras que se conviertan en humo, sean los hechos los que prevalezcan para el bien común, sea el estado natural de las cosas.

Dicen que la Justicia es ciega y, yo me pregunto: ¿No es ya el momento de que se quite la venda de los ojos? Seguramente se quedaría paralizada por el terror, al contemplar,  la fealdad del mundo. La pobre Justicia, ajena a la realidad, está supeditada a las leyes de los hombres que, desgraciadamente,  no siempre es justa.

emilio silvera