martes, 22 de junio del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Si el Sol desaparece… la Vida se iría con él

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en General    ~    Comentarios Comments (1)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

¿Y si el Sol desapareciera de repente?

Esta es la cascada de consecuencias para nuestro planeta y cómo se sucederían en el tiempo

¿Y si el Sol desapareciera de repente?

 

 Reportaje de prensa

No hace falta ser un astrónomo experimentado para saber que dependemos completamente del Sol. Nuestra estrella particular, en efecto, ocupa el centro de nuestro sistema planetario, mantiene los mundos en su sitio e irradia la energía necesaria para que aquí, en la Tierra, sea posible la vida. Gracias al Sol tenemos luz, calor, atmósfera, fotosíntesis, océanos… Sabemos también, sin embargo, que nada, ni siquiera el Sol, dura eternamente. Durará mucho tiempo, sí, aunque no para siempre. ¿Pero qué sucedería si un buen día el Sol desapareciera de repente? ¿Cuáles serían las consecuencias para nosotros y cómo se sucederían en el tiempo?

Un gráfico recién publicado por la web Solar Centre ha recopilado mucha de la información disponible para resolver la cuestión. Y el panorama, como era de suponer, no resulta nada esperanzador…

Se acabó la gravedad

                       El mundo sería muy distinto si de pronto desapareciera la fuerza de Gravedad que genera el Sol

En una secuencia cronológica, lo primero que desaparecería con el Sol es su atracción gravitatoria. Todos los planetas están “ligados” gravitatoriamente al Sol, y su súbita desaparición los dejaría sin un centro alrededor del que orbitar. De modo que empezarían a viajar, más o menos, en línea recta, hasta que se toparan con otro cuerpo lo suficientemente grande como para atraerlos. La estrella más cercana, Alpha Centauri, está a 4,2 años luz de distancia, así que esta situación de “vagabundeo espacial”, suponiendo que algún mundo se dirigiera hacia allí, duraría muchos miles de años.

Lunas de Júpiter - Información, descubrimiento, nombres, distancias

Por supuesto, al perder su orden establecido es muy probable que algunos planetas chocaran entre sí, o que muchas lunas acabaran precipitándose sobre los mundos a los que orbitan. Júpiter y Saturno, los dos gigantes del Sistema Solar, lograrían quizá atraer a algunos de los planetas que nos rodean, para devorarlos sin contemplaciones.

Oscuridad eterna si el Sol desapareciera

ANUNCIO DE LA NASA: El mundo vivirá tres días de oscuridad en diciembre -  DiarioRepublica.comNASA | Un equipo de científicos descifró el misterio sobre la oscuridad en  el espacio | La 100

 Bueno, no sólo oscuridad eterna…. ¡Sería mucho más!

Aquí, en la Tierra, tardaríamos 8 minutos en darnos cuenta de que el Sol ya no está en su sitio. Ese es, en efecto, el tiempo que un rayo de sol tarda en recorrer, a la velocidad de la luz, los 150 millones de km. que nos separan del astro rey. Pasado ese tiempo, nos veríamos sumidos de repente en una total oscuridad. Y sería para siempre. Ni siquiera seríamos capaces de volver a contemplar la Luna, ya que su brillo no es más que un reflejo de la luz que recibe del Sol. Sí que veríamos las estrellas, que disponen de sus propias fuentes de luz, pero nuestras vidas se convertirían en una larga e interminable noche. Sin luz, además, las plantas ya no podrían seguir haciendo la fotosíntesis, con lo que la aportación de oxígeno a la atmósfera se interrumpiría casi por completo. Las reservas planetarias del gas que nos permite respirar apenas si durarían un par de semanas.

Se acabó el calor

Resultado de imagen de Desaparece el Sol y la Tierra se congelaLa Luna se formó por impacto que casi pulveriza la Tierra - RegeneraciónMX

Pero la oscuridad no sería lo más grave. De hecho, la temperatura media de la Tierra, que actualmente es de 29,6 grados, descendería rápidamente hasta los -123 grados en apenas dos meses. Cuatro meses después de la desaparición del Sol, la temperatura media de nuestro planeta sería de -198 grados, casi doscientas veces más fría que el interior de una nevera doméstica. En estas condiciones, la inmensa mayoría de la vida desaparecería de nuestro mundo. Solo quedarían algunos micro-organsmos extremófilos que viven en medio de las rocas de la corteza terrestre, a varios km. de profundidad, y que no dependen de la luz solar. Los animales subterráneos y los carroñeros lograrían sobrevivir, quizá, durante un breve tiempo adicional, alimentándose de los cadáveres del resto. Pero terminarían desapareciendo en pocas semanas, junto a los demás. Sorprendentemente, los árboles más grandes lograrían, quizá, sobrevivir más tiempo, incluso durante algunas décadas, a pesar del frío y sin fotosíntesis.

Resultado de imagen de Inmensos submarinos nucleares

                                    No creo que la idea de los submarinos sea ningún remedio a la catástrofe

Para los humanos, la única opción sería embarcar en submarinos y sumergirse con ellos hasta lo más profundo de los océanos, para aprovechar el calor interno del planeta a medida que surge a través de las fuentes hidrotermales. Con los océanos congelados, ese sería, probablemente, uno de los últimos reductos para la vida terrestre. Otra solución temporal sería la de construir módulos habitables totalmente aislados de las condiciones externas, aunque habría muy poco tiempo para hacerlo (menos de un mes desde el “apagón”) y, de conseguirlo, solo se salvarían unos pocos y durante un tiempo limitado.

Resultado de imagen de 9 Imágenes asombrosas de lagos, océanos y estanques congelados

Imagen relacionada

Al final, unos pocos cientos de años tras la desaparición del Sol, incluso las profundidades oceánicas se congelarían. La atmósfera se colapsará y la gélida superficie de lo que fue un mundo lleno de vida quedaría indefensa del bombardeo radiactivo de los rayos cósmicos.

Un panorama, pues totalmente desolador. Por fortuna, el Sol es una estrella de mediana edad, que lleva brillando unos 5.000 millones de años y todo parece indicar que lo seguirá haciendo durante otros 5.000 millones de años más. Aunque ningún ser humano llegará a verlo. Dentro de “solo” unos 1.000 millones de años, en efecto, el Sol se habrá vuelto tan caliente que hará hervir los océanos, que se evaporarán y harán de la Tierra un mundo inhabitable. Ojalá que para entonces ya estemos instalados en otros lugares, muy lejos de aquí…

 

 

  1. 1
    emilio silvera
    el 5 de junio del 2021 a las 10:23

    El suceso podría estar más cercano de lo que algunos puedan pensar. Dentro de unos l.000 millones de años, el Sol, empezará el proceso de convertirse en una estrella Gigante Roja, tardará mucho Tiempo en que llegue al fénix, cuando engullirá a Mercurio y a Venus, quedando cerca de nuestro planeta. Las temperaturas aumentaran hasta el punto de que, los océanos se evaporarán, y, entonces, la vida tal como la conocemos dejará de existir en la Tierra.
    s
    Ahí, en ese escenario, se encuentra la desaparición de nuestro Sol tal como lo conocemos, en esa transición de Fase dejará la Secuencia Principal, ya no tendrá elementos para fusionar y, la gravedad, se hará dueña de la situación. En ese momento, el Sol (ya gigante roja), arrojará sus capas exteriores al Espacio Interestelar y se formará una bonita Nebulosa Planetaria, del resto de la masa del Sol, liberada de la fusión que la hacía palpitar en una expansión frenada por la Fuerza Gravitatoria que la hacía contraerse sobre sí misma (ahí estaba la estabilidad entre las dos fuerzas contrapuestas que, al igualarse la una a la otra, encontraban la estabilidad del Sol), esa contracción llevaría a tan ingente masa (ayudada por el Principio de exclusión de Pauli), a convertirse en una estrella enana blanca que emitirá radiación en un ultravioleta muy alto, hasta el punto de ionizar todo el material de la Nebulosa.

    Para cuando eso llegue, ha nuestra especie habrá encontrado la manera de escapar del planeta y estaremos situados en otros que serán adaptados a nuestras necesidades y, con lo que hemos aprendido en la Tierra, espero que serán mejor tratados que ésta.

    ¡Qué bonita es la Historia que vendrá! 

    Si pudiéramos contemplar todos esos acontecimientos y otros muchos que sucederán cuando ya no estemos aquí… Sin embargo, así es nuestro destino, estamos condenados a vivir en un Eterno Presente, y, podemos rememorar el Pasado e imaginar el Futuro…

    ‘La Frustración está servida!

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting