miércoles, 16 de junio del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Estamos señalados por muchos dones pero…¡El habla!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Biologia    ~    Comentarios Comments (27)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

No solo pintaban en las paredes rocosas de sus grutas, sino que también, de manera rústica emitían sonidos guturales que, más tarde dueron palabras que les llevó a entenderse entre ellos de manera natural para expresar sus pensamientos y hacer la convivencia más natural.

En tiempos, circuló una tesis por ahí que, en la actualidad es casi creacionista porque niega el proceso evolutivo. Dice que el lenguaje, en este caso concreto la palabra hablada, apareció de pronto entre los humanos hace entre 35.000 y 50.000 años, más o menos como un big bang de la especiación. según algunos, la capacidad de expresar la palabra y de utilizar sintaxis se implantó genéticamente en nuestros cerebros en fecha relativamente reciente, en una especie de órgano del lenguaje. Esta concepción del lenguaje está relacionada con la antigua idea de que el pensamiento lógico o racional depende en cierto modo de las palabras. La idea procede de Platón y estuco muy en boga en el siglo XIX entre algunos autores, como Jacob Grimm (“Los animales no hablan porque no piensan”) y Max Muller (“El lenguaje es nuestro Rubicón y ningún animal se atreverá cruzarlo”) y “Sin lenguaje no hay razón y sin razón no hay lenguaje”).

NO, no fue ninguna especie de big bang de la especiación. El habla, amigos míos, nos llegó en algún momento de nuestra evolución, no de repente ni por arte de magia, sino que, tras un largo período de entrenamiento se fueron modulando las palabras que finalmente conformaría un lenguaje entendible que dio lugar a la necesaria comunicación entre los seres humanos. Ninguna luz luminosa nos llegó desde los cielos para dotarnos de ese preciado don que es el habla.

La idea creacionista del gran salto adelante en la calidad del pensamiento humano se refleja muy bien en una interpretación habitual del arte europeo del Paleolítico Superior…

http://rokeraemopija15.files.wordpress.com/2010/02/1760107_288da1c2a8_m1.jpg

Según este punto de vista, pinturas rupestres europeas y figurillas talladas con más de 30.000 años de antigüedad son barruntos del pensamiento simbólico y abstracto y también del lenguaje. Sin embargo, la madura perfección de las pinturas más antiguas de la cueva de Chauvet, en el sur de Francia, parece desmentior esta  teoría. En cualuqier caso, esta interpretación eurocéntrica pasa por alto el hecho de que los australianos, en la otra punta del planeta, conocían la pintura rupestre en la misma época que los primeros europeos. Hay muchas pruebas y razones, para suponer, que un común antepasado africano dominaba ya las técnicas del habla, la pintura y la representación simbólica mucho antes de que salieran de África, hace 80.000 años.

Homo heidelbergensis | Wiki Prehistórico | FandomHomo Heidelbergensis - humanevolution

Otro problema de la teoría creacionista, o del “big bang”, sobre la unicidad de las facultades humanas modernas es que hay indicios de que los neandertales tenían ya la misma anatomía vocal especializada que nosotros y, es más, según todos los datos y estudios, el antepasado común de los neandertales y nuestro, el Homo heidelbergensis, hablaba ya hace medio millón de años. Así lo revelan las configuraciones anatómicas en fósiles profundamente estudiados.

La especulación anatómica nos devuelve qa los primeros humanos y a la espectacular aceleración del crecimiento encefálico experimentada por los géneros Homo y Paranthropus. Si alguna vez existió un “big bang” en la especiación de los homínidos inteligentes se debió producir entonces.

Tim Crow, profesor de psiquiatría en Oxford, ha aducido que se pueden identificar dos importantes acontecimientos especiadores con dos mutaciones estrechamente relacionadas del cromosoma. , producidas después de separarnos de los chimpancés. Hay motivos para suponer que una de estas mutaciones, o las dos, están relacionadas con la asimetría cerebral y posiblemente con el lenguaje. Si es así, podríamos imaginar que la primera mutación se produjo en el antepasado común a Homo y a Paranthropus, y la segunda en Homo eructus, dado que éste acusa los primeros indicios de asimetría cerebral.

La investigación neurofisiológica moderna, sirviéndose de un abanico de técnicas de imágenes activas de la actividad cerebral, ha contribuido a erosionar la concepción biológica y determinista del pensamiento y de la evolución y adquisición del lenguaje. Sabemos ya que la sintasis de cada idioma se procesa en diferentes zonas cerebrales. La sintasis no se implanta: la infieren los niños, que en copmparación con los adultos que aprenden un nuevo idioma, tienen más capacidad y versatilidad para descodificar asociaciones simbólicas y adivinar la verdadera inferencia sintáctica.

Claro que, los humanos no somos los únicos que tenemos un período crítico en el desarrollo en el que se adquieren las técnicas lingüisticas. Se ha podido observar el mismo fenómeno en “cantores” no primates, como los pájaros y las ballenas. Las complejas canciones, a menudo únicas, que cantan estos animales cuando son adultos se han aprendido, modificado y grabado en una etapa temprana. Además, las investigaciones demuestran que el habla no está forzosamente limitada a una zona o zonas concretas del cerebro.

Mucho nos queda por aprender de algunas especies que conviven con nosotros aquí en la Tierra y de las que, no sabemos nada o muy poco. Nadie sabe traducir los significados de esos cantos y sonidos que, entre ellos, se entrecruzan y, desde luego…¿Quién podría negar que en “sus idiomas” entablan conversaciones?

En resumen, podríamos decir que, entre todas las facultades mentales y prácticas que los filósofos han aducido para señalar las diferencias cualitativas entre los humanos modernos y y los chimpancés, la única que sigue en pie es el lenguaje humano. Es evidente, hay una gran diferencia cuantitativa en lo que se refiere a la capacidad intelectual, pero el intelecto humano no brotó de pronto hace 35.000 años, en el Paleolítico Superior europeo: Ya venía evolucionando desde hace cuatro millones de años. Durante los dos últimos millones los humanos han mejorado el modelo del simio andante sirviéndose del cerebro, pero es posible que en este empeño les ayudara la coevolución del tamaño encefálico, impulsada por el lenguaje.

La llegada de los humanos a América no pudo ser como cuentan los librosNuestra especie, al ritmo de la evolución | Noticias de Investigación en  Heraldo.es

No toméis a pie juntillas esa imagen de arriba que es indicadora de un equívoco muy común, partimos del mono y llegamos por evolución mutativa a Ser humanos. Nada más incierto: Ambos, el Chimpancé y el humano, tuvieron un antepasado común del que divergieron un día, y, ese antepasado, no era ni Homo ni Pan.

emilio silvera

Fuente: Los Senderos del Eden de Stephen Oppenheimer


  1. Somos lo que nuestros genes quieren que seámos : Blog de Emilio Silvera V., el 14 de mayo del 2012 a las 17:54

    [...] Estamos señalados por muchos dones pero…¡El habla! [...]

  2. ¡Los Genes! Nos dicen quiénes somos : Blog de Emilio Silvera V., el 30 de marzo del 2013 a las 12:33

    [...] tanto este artículo, o, pasaje (de una parte de nosotros) como el del día anterior que llamé: Estamos señalados por muchos dones pero…¡El habla!, nos viene a confirmar que, la vida, no es sólo “la materia evolucionada”. ¡La Vida! [...]

  3. ¡La Materia! ¿Hasta dónde podrá evolucionar? : Blog de Emilio Silvera V., el 20 de julio del 2013 a las 9:41

    [...] tanto este artículo, o, pasaje (de una parte de nosotros) como otro que llamé: Estamos señalados por muchos dones pero…¡El habla!, nos viene a confirmar que, la vida, no es sólo “la materia evolucionada”. ¡La Vida! es mucho [...]

  4. Los Genes marcan lo que somos : Blog de Emilio Silvera V., el 28 de septiembre del 2013 a las 6:58

    [...] tanto este artículo, o, pasaje (de una parte de nosotros) como el del día anterior que llamé: Estamos señalados por muchos dones pero…¡El habla!, nos viene a confirmar que, la vida, no es sólo “la materia evolucionada”. ¡La Vida! [...]

 

  1. 1
    emilio silvera
    el 13 de mayo del 2012 a las 11:26

    ¡El lenguaje! ¡La facultad de hablar para poder comunicarnos! La adquisición del lenguaje es, seguramente, uno de los aspectos más interesantes y, al mismo tiempo polémico de la vida intelectual del hombre primitivo. Junto a la cognición mimética, la adquisición del lenguaje es, hasta donde sabemos, la característica más importante que separa al Homo Sapiens de los demás animales.
    Bueno, al menosm eso es, lo que creemos al ser unos auténticos ignorantes en referencia al posible “lenguaje” de otras especies que, entre ellos, se puedan comunicar y de lo que, intuimos que podría ser pero que, seguro, nada sabemos. Es un mundo totalmente ajeno a nosotros que, sin embargo, en nuestras relaciones sociales con algunas de esas especies, incluso parece que existe un nexo de comunicación, no hablada, que se parecen mucho a la amistad y, en algunos casos especiales, a los sentimientos.
    La pintura, la música, y, también la rústica arquitectura para entender la invenciòn y evolución del lenguaje conlleva todo eso y más. Si miramos hacia atrás en el tiempo, podemos ver como, el Homo habilis, por ejemplo, podía construir rústicas herramientas hecha con materiales que se encontraban en canteras situadas a unos diez kilómetros de su habitad natural, Eso, nos da una idea clara de que, ya por aquel entonces, podían “crear mapas mentales”, de planear y anticiparse, de predecir el lugar donde encontrarían a sus presas y transportar hasta allí sus útiles de caza. Aquello, sin duda, era ya un comportamiento intelectivo que, más tarde, les llevó a la necesaria comunicación para desarrollar ideas comunicándose con otros para trabajar en equipo.
    La aparición de seres humanos primitivos en entornos difíciles, en particular en aquellas parters del globo cuyas temperaturas eran extremas, como las de Siberia, nos permite conjeturar más interferencias sobre los posibles orígenes del lenguaje. Aquello les obligó a la conquista del frío (un inmenso logro de la humanidad antes de la invención de la agricultura). Nos podríamos preguntar: ¿podría todo aquello haber ocurrido sin el lenguaje? Muchos de aquellos asentamientos tienen más de 20.000 años de antigüedad y su misma existencia nos obliga a interrogarnos sobre la aparición del fuego (una vez más) y del vestido. En condiciones climáticas tan severas sin prendas ni fuego…¿quién podría haber conseguido sobrevivir? Así que, conocían la aguja en aquella edad temprana. Y, ¿podrían haber hecho todas esas cosas sin conocer un lenguaje con el que comunicarse?
    Para conquistar Siberia y Australia, los humanos necesitaron algo más que agujas para coser rústicos ropajes. Se necesitaron embarcaciones de algún tipo y, ¿que duida cabe? algún tipo de estructura social, toma de decisiones grupales, necesidad de comunicarse para exponer ideas y llevarlas a buen término al ser aceptadas por la comunidad, y, claro, al pensar en comunicarse, sin querer y de inmediato, pensamos en el lenguaje que, en aquellos tiempos, carecerían de tantos tiempos verbales como de cláusulas subordinadas y que, sin embargo, debieron ser muy efectivas a la vista de lo que de aquellos antepasados, hemos podido averiguar.
    El origen del lenguaje, como podeis comprender, a sido objeto de intensas polémicas a lo largo de los tiempos y, todavía mucho más polémico ha sido el intento de recrear los lenguajes primitivos (¿cómo pueden las palabras sobrevivir al registro arqueológico antes antes de la escritura?
    El tema además de polémico por lo complejo, se debate entre las brumas del tiempo y, no pocas veces nos lleva a especular, a plantear cuestiones que no son más que simples conjeturas y, en otras, se emiten informes de estudios realizados a la luz de los datos recopilados con mucho esfuerzo y paciendia y, de entre toda esa marasma, podemos entresacar algunas conclusiones que nos llevan a tener (más o menos) una idea cabal de cómo pudo surgir el lenguaje, esa armna tan valiosa de los humanos que, si no fuera por su escasa racionalidad, serviría para entendernos.
     

    Responder
  2. 2
    emilio silvera
    el 13 de mayo del 2012 a las 11:40

    Claro que, hablar del Lenguaje y no mencionar la aparición de la Conciencia…No parece tener mucho sentido. Yo, particvularmente creo que, el lenguaje aparecióm cuando ya la Conciencia estaba presente, sólo así se pudo pergueñar una manera de comunicación “racional” que llevara a nuestros antepasados a ese entendimiento que dio lugar a (teniendo en cuenta los medios) muchas grandes empresas que dieron inmensos frutos a toda la Humanidad.
    La aparición de la inteligencia en el hombre primitivo les llevó, a separar el trabajo entre hombres y mujeres. Aquello condujo al surgimiento de la familia nuclerar. Algunos paleontólogos consideran que este hecho por sí solo pudo haber propiciado que nuestros antepasados advirtieran las diferencias humanas entre el hombre y la mujer y entre el yo y el no yo, lo que habría estimulado una rudimentaria forma de conciencia. Más tarde, la formación de grupos más grandes, cooperar entre sí y la competición con otros grupos, les aclaró más el panorama de que, en realidad, las cosas requerían una estrategía, y, para preservar “lo suyo” había que planificar y tomar medidas de seguridad de los “nuestro” que, en ausencia de la Ley, era del más fuerte, o, del más inteligente.
    Todo ello, ¿qué duda nos puede caber ahora? tuvo que ser posible gracias a una conciencia del yo, de los otros, del entorno y, de las circunstancias que rodeaban aquellas formas de vida que, exigía de ellos, el esfuerzo de tener “pensamientos” e “ideas” encaminados a preservar y garantizar la supervivencia.
    Es imposible dejar constancia aquí, en un simple trabajo o comentario, todo lo que aquello fue. Sin embargo, el dejar unas pinceladas que sirvan como pistas para poder llegar a ese origen que buscamos y deseamos conocer…, nos puede poner en el punto de partida para llegar a conseguirlo.

    Responder
  3. 3
    kike
    el 13 de mayo del 2012 a las 18:28

    Es cierto que el “homo sapiens sapiens”(lo digo sin regodeo), se ha distinguido enormemente del resto de los animales; pero ¿porqué precisamente esa especie de las miles que poblaban el planeta?.

     Seguramente el motivo no será uno, sino bastantes, y muchos de ellos debidos al azar; empezando por el meteorito que destruyó a los grandes dinosaurios y favoreció a los pequeños mamíferos.

     Hoy en día parece que esta básicamente aceptada la teoría que dice que las especies evolucionan principalmente por mutaciones favorables (Está claro que las perjudiciales que también hay no ayudan), y no por lo establecido por Darwin en su Origen de las Especies, que aunque algo influya parece que en mucha menor medida.

     Por ello, quizás tuvimos la suerte de que una mutación consiguió que tuviéramos un cerebro más grande y perfeccionado, pudiendo de esa forma colocarnos por encima del reino animal.

     Pero, ¿Esa mutación no podría haberse dado en cualquier otra especie, al menos en las superiores?; posiblemente si; quizás debamos al azar casi todo lo que somos; entonces nos estaríamos comportando como el que recibe una cuantiosa herencia y presume de su poder sin tener mérito alguno.

     Seamos pues conscientes de nuestra suerte y administremos bien aquello que se nos otrogó, pues podría ser que en alguna ocasión se cambien las tornas y nos quedemos “sin un duro”, cosa que suele suceder con las cosas influidas por el azar.

     Saludos a la parroquia.

      

     

    Responder
  4. 4
    Astron 1
    el 13 de mayo del 2012 a las 20:35

    Dado el último comentario , yo tengo mi propio pensamiento al respecto:

    Que la evolución existe y ha estado presente desde siempre entre las especies, no tengo duda, pero quizas hay algo en los seres vivos que viene desde siempre y cuando me refiero a esto, lo hago pensando en que la vida ha de haber llegado desde afuera y esos bloques deben venir ya programados, así, diria que nosotros no somos una casualidad, los seres humanos, el desarrollo de nuestra conciencia, deben ser así, si la vida existe en muchos otros lugares, quizas miles o millones, no me cabe duda alguna que se van a repetir muchas de las especies aquí presentes, de esto diría que la posibilidad de encontrar alguna otra tierra poblada, no ha de ser dificil, pero que otra tenga una especie inteligente, dependerá tal vez, de la existencia de que alla evolucionado una especie como nosotros los humanos, quizas con alguna diferencia genética, pero claramente con un gran aspecto humanoide.

    No por nada, en nuestro propio planeta, son miles de miles de especies que han evolucionado en este inmenso tiempo, pero solo una especie, hasta hoy, ha logrado llegar al sitial nuestro, esos somos nonostros mismos. El ser humano, el homo habilis, el sapiens o como queramos llamarlo.

    Si revisamos la historia y la evolución del Universo, siempre nos encontraremos con algo clave, ” las leyes de la naturaleza siempre estan presentes para regirlo todo, de estrellas nacen estrellasm en fin todo se repite y se vuelve a repetir y se manteiene estable y eso, desde hace miles de millones de años, gracias a esto, podemos proyectar lo que será el futuro de todo, la explosión de una supernova, el futuro de nuestro sol y mas aún, podemos hechar marcha atras, y ver como pudo ser el comienzo de los tiempos, del sistema solar, de nuestro planeta e incluso de la vida y nuestra especie, siempre basados en las leyes que lo rigen todo.

    Amigos, desde mi perspectiva, las especies también deben ser parte de esas leyes que estan regidas, incorporadas en la memoria de este Universo.

    saludos a todos.          

    Responder
    • 4.1
      kike
      el 13 de mayo del 2012 a las 22:54

      Tu teoría me parece bien en términos generales; hay mucho científico que está a favor de la panspermia; pero eso, aunque fuera cierto, en mi opinión no garantiza para nada que la vida llegada de otros lugares del cosmos deba ser humanoide ni mucho menos.

       Si la teoría de la panspermia fuera en último término el camino usado en el cosmos para poblar distintos mundos, habría que tener en cuentra diversas consideraciones:

       En primer lugar, esa teoría nos dice que la vida nos llegó de otros lugares al igual que en buena parte del universo, a través de cometas y/o meteoritos portadores de esa vida. Pero entonces habría que convenir que esa vida forzosamente debería ser en su formato más primario, a nivel de seres microscópicos posiblemente, ya que esos bichitos, tales como bacterias y virus, e incluso menores, se supone que son los únicos capaces de aguantar en un estado latente (entre vida y no vida) incluso millones de años, condición sine qua non necesaria para poder aguantar viajes tan hostiles como puedan ser el de un cometa o meteorito que cruce el cosmos durante un larguísimo plazo de tiempo.

       Aun suponiendo que todos esos bichitos fueran iguales (Cosa bastante complicada de comprobar), su evolución una vez llegados a un planeta donde existieran posibilidades para su supervivencia y desarrollo, podría ser completamente diferentes de un mundo a otro; y las sucesivas transformaciones y perfeccionamientos de las diferentes especies, teniendoi siempre en cuenta el medio en donde se desarrollarían, darían muy posiblemente resultados completamente distintos en unos mundos respecto a otros muchos; la prueba de ello es que aún en un solo planeta, se han desarrollado millones de especies tan diferentes como puedan ser el gusano y el gorrión que se lo come.

       Al respecto, creo que, si se habla de leyes universales, se debe tener en cuenta que una de las más importantes, que se cumple siempre  a rajatabla, es la diversidad, la gran diversidad que existe en todo, hasta el punto que no existen dos cosas iguales en todo el universo; ni dos gotas de agua, ni dos granos de arena, ni dos copos de nieve, ni dos animales de cualquier especie, ni dos montañas, ni dos mundos, etc.etc.

       Bajo esa perspectiva, que creo real, no deberíamos pensar nunca que la vida en otros mundos sea análoga a la nuestra; claro que ello sin contar que cualquier ser vivo (De los seres vivos que conocemos), necesita una morfología para poder medrar en el medio, como puedan ser las extremidades, los ojos, etc.; pero..¡Cuidado!; la naturaleza tiene solución para todo, y no sería de extrañar la existencia de seres completamente diferentes a lo conocido; tan diferentes incluso que posiblemente no los reconoceríamos como verdadera vida.

       Saludos.

      Responder
      • 4.1.1
        emilio silvera
        el 14 de mayo del 2012 a las 7:49

        Hola, amigos:
        Leo lo que cada uno de ustedes piensa sobre el complejo tema de la ¡vida en el universo! y, me doy cuenta de la complejidad que el tema conlleva y que ambos llevais una parte de razón en lo que al respecto exponeis. Por una parte, esas leyes que todo lo rigen y que a lo largo y a lo ancho de todo el Cosmos están presentes para que se cumpla su voluntad. Por la otra, como apunta Kike, está el medio en el que la vida pueda surgir y que, por necesidad de esa “naturaleza”, será una vida adaptada a ella. Siempre ha sido así, la vida tiene los atributos que el medio en el que habita le exige, así es de sabia la naturaleza: Los pájaros que vuelan en las alturas, los peces que nadan en los mares y océanos, los animales de diversas especies que, con nosotros, los humanos, ocupamos las parcelas de la Tierra y, sin olvidarnos de los “seres” más numerosos que, conforman dos reinos y tres dominios en los que, aunque no lo veámos, inciden de una manera muy cierta en todos los demás e incluso, en el propio planeta, hablo de las bacterias que predominan en ese rico conjunto, la vida siempre está adaptada al medio en el que habita y desarrolla, con la ayuda del tiempo, su evolución y sus mutaciones que la van mejorando en cada etapa o ciclo. Y, no olvidemos el reino de las plantas.
        Algunos clasificaron la Vida en sólo dos apartados: Los animales y las plantas aconsejado por el hecho cierto de que unos, como nosotros se miovían y otros, siempre residían en el mismo lugar desde su nacimiento.
        De la diversidad, ¿qué podemos decir? simplemente hay que pensar en que existen seres tan dispares como jilgueros o pulpos, humanos y mariposas, hongos y elefantes…Si miramos las diferencias, la única cosa que podemos hacer aparte de asombrarnos, es maravillarnos de lo sabia que la Naturaleza es al dar a cada ser, la conformación que ralmente necesita para habitar en el medio que le dieron y, sobre todo, para poder desarrollar “su destino” pues, no tenemos que olvidar que cada uno de los seres vivos del planeta, desde que nace hasta que muere, desarrolla “una misión” diferente de las que otros desarrollan.
        Y, como habeis mencionado, la evolución y las mutaciones han jugado un papel muy esencial para que todas las especies alcanzaran el lugar y el nivel actual que ocupan. Claro que, para que ello fuera posible, tuvieron que pasar muchos millones de años durante los que se fueron deslizando las Eras (Cenozoico, Mesozoico, Oaleozoico y Precámbrico) que recogían los Períodos (Cuaternario, Neógeno, Paleógeno, Cretácico, Jurásico, Triásico, Pérmico, Carbonífero, Devónico, Silúrico Ordovícico y Cámbrico) con las Épocas (Holoceno, Pleistoceno, Plioceno, Mioceno, Oligoceno, Eoceno, y Paleoceno) cada una de ellas ha tenido su tiempo, es decir que desde el comienzo en 0,01 hasta la actualidad en 4.600 millones de años, han pasado todas esas etapas mediantes las que la vida, surgió y desapareció, volvió a surgir y pervivió, se mutó y alcanzó la estabilidad aceptable que hoy podemos ver a nuestro alrededor.
        No se debe perder de vista el hecho cierto de que, desde poco tiempo después de que el planeta comenzara a enfriarse, la vida está con él en la única manera que podía estar, es decir, en la forma más rudimentaria surgida de esa especie de plasma o mejor, protoplasma vivo que la pudo traer, o, también existe esa posibilidad que apuntais de que, ya estuviera aquí venida de fuera y floreciera al ritmo que l planeta le permitió. De todas las maneras, en nuestro planeta han estado ¡tantísimas criaturas! que hoy, sólo el 1% de todas ellas, están presentes y, ya sabeis ese uno por ciento cuantas especies son:
        Empezando por las Bacterias y Arqueas, ese dominio de los procariotas y no olvidando el feudo del núcleo o dominio de Eucarya (los eucariotas), junto a nosotros están los mohos, setas y líquenes y también las anémonas, corales, medusas y p`lumas de mar, almejas y berberechos, caracoles y babosas, pulpos y calamares. También langostas y cangrejos, o, gambas y percebes…No digamos del mundo de los insectos: arañas, escorpiones, ácaros, euriptéridos, cangrejos de las Molucas y arañas de mar pero, también estrellas de mar y ofiuras, erizos de mar y lirios de mar, o, margaritas de mar y cohombros de mar. A todo esto, no olvidemos a los tiburones y a las rayas, ni tampoco a las quimeras, los peces de aletas con radio y los de aletas lobuladas y tetrápodos. El ámbito de los reptiles y de los mamíferos tampoco se queda corto: Lémures, loríes, tarseros, monos y simios, también los seres Humanos. Las aves tienen una lista interminable y, no digamos las plantas comunes y las que tienen flor y fruto…De otras muchas, ni tenemos idea que puedan existir.
        Claro que toda esa larga lista, es simplemente un folleto de sencillas dimensiones si lo comparamos con todasm las especies que existieron antes y que, por uno u otro motivo, ya no están aquí. Las especies de todos los tipos que han podido estar aquí en la Tierra en los últimos 3.500 millones de años, teniendo en cuenta que la mayoría habría sido de pequeño tamaño, con tiempos de generación que podrían medirse en horas, podrían superar el inventario actual al menos en 10.000, es decir, el número de especies que han vivido en la Tierra desde el origen de la vida puede situarse alrededor de unas 400 millones de veces 10.000 que es 4 millones de millones: Unas 1.000 especies por cada año que ha existido vida en la Tierra y, todo esto es, demasiado vasto para la comprensión de una mente humana.
        Y, si todo eso es así (que lo es), ¿Cuántas formas de vida y especies no estarán proliferando por esos mundos que pueblan el ingente “universo” de las galaxias en el contexto total del Universo? Y, ¿De dónde partío la Vida, cual es su verdadero origen?
        Ante todo esto, uno no tiene más remedio que pensar que, la Vida, está impiicita en el Universo y en su dinámica evolutiva que hace posible que la materia se transmute y llegue al estado bioquímico que posibilita el surgir de esa maravilla que llamamos Vida y que, hasta el momento, nadie ha sabido explicar, toda vez que, la complejidad que subyace nos es desconocida y sobrepasa nuestro intelecto.
        Un abrazo amigo.
         

        Responder
      • 4.1.2
        Astron 1
        el 14 de mayo del 2012 a las 20:37

        Amigos, revisando los comentarios de Kike, logro apreciar algunos errores; primero diría a kike que lo que expongo es solo un parecer un aplicar un poco de filosofía, para nada debe ser considerada una Teoría. Por otro lado cuando indico mi parecer, lo hago y vuelvo a repetir filosofando un poco. pero claramente cuando veo tu comentario, puedo desprender tu completo allego a ciertos principios un poco tergiversados de tu parte, las leyes de la naturaleza para nada tienen que ver con la diversificación completa y global de todo, de ser así, no sería LEY, o dicho de otro modo ” si nada se repite y todo es distinto, nada lo rige—- por tanto no existe ley” .

        Por otro lado, veo que te basas mucho en algunas hipotesis, quizas la evolución te marque mucho, pero no olvides que hasta el día de hoy, aún no se encuentran indicios ni vestigios de antecesores al ser humano, pero sí se han descubierto seres mucho mas antiguos, es decir, existe un vacio en la cadena de la evolución antes de los humanos, esto nos está cada vez mas llevando y acercando a pensar que los seres humanos no somos una casualidad, tal vez el humanoide sea una especie propia, una raza inteligente.  

        Bueno no quiero alargarme ni entrar en otros caminos, pero me gustaría decirte al respecto de tu último parrafo que de acuerdoa lo que hoy sabemos, la única vida posible es la que existe en nuestro planeta, por lo tanto lo que pones allí carece de argumento. Seres de carbono o amantes del fósforo, en definitiva parecidos a nosotros, esa es la alternativa mas creible lo demas es solo fantasia.

        Y claro, recordarte que las estrellas son siempre estrellas, nacen crecen, mueren y luego sus elementos se transforman para dar nacimiento a nuevas estrellas. y eso por miles de millones de años, todo se repite.
           

        Saludos 

        Responder
  5. 5
    Maolito
    el 14 de mayo del 2012 a las 9:20

    Creo que el habla no es en sí el elementos más diferenciador con otros animales que nos pueden dar lecciones de sociabilidad (insectos, aves….). De hecho desde los años 60, la NASA está intentando la comunicación hombre-delfín, en base a establecer algúna forma de entendeimiento con unos animales que de hecho se comunican entre sí como ha quedado demostrado. La NASA lo hace como base a intento de encontar una forma de  comunicación con alguna posible civilización de otros lugares del Universo y que adaptados a su medio natural no tienen porqué parecerse en absoluto al nuestro. Sobre esto, Carl Sagan, ha escrito bastante. Yo que quiero hacer recalcar es que el dedo pulgar oponible es lo que al ser humano lo hace diefrente, en cuanto le permite usar la mano para fabricar herramientas y así ha ido evolucionando desde las puntas de flehas, lanzas, alfareía, rueda,….. Los delfines tienen también 5 dedos, pero unidos por una membrana por su adaptación al medio marino, pero y si lo tuviesen como el nuestro, ¿serían capaces de fabricar instrumentos?. De hech entre ellos está demostrado que se comunican.

    Responder
  6. 6
    Astron 1
    el 14 de mayo del 2012 a las 20:52

    Para Emilio, leo tu comentario, bastante largo y lleno de antecedentes, al hojearlo rapidamente pareciera bastante cuerdo y razonable, muchos datos, y todo tratando de mostrar la evolución, arqueas, bacterias y muchas mas, pero te pregunto, ¿ Acaso hoy, desspues de miles de millones de años, las arqueas, las metanógenas y muchas otras, acaso no siguen vivas? ¿ que les ha asado a esas que no han evolucionado?
    Lo real es que hoy aún podemos ver, las arqueas, los estromatolitos y cuantos otros, que de acuerdo a la teoría evolucionista, ya no deberían existir, pues claramente forman parte de las primeras etapas de la vida. pero no es así, se siguen replicando y siguen existiendo. No dudo que la evolución sea verdad, es cosa de vernos a nosotros mismos, nuestros abuelos, nuestros padres, nosotros y nuestros hijos, allí se puede aprediar un cambio, pero pensar en que decendemos de un gusano y somos primos de los árboles, eso me parece un poco apresurado por decir lo menos. Hoy cada día estamos alejandonos un poco mas de esa teoría auqnue no completamente pero si, mostrando nuevos argumentos que indican que no todos decendimos de lo mismo.

    A modo de ejemplo, cuando estudianmos los primero seres humanos, vemos que los primeros se dieron en el mismo tiempo tanto en africa como en america, y eso nos indica que la vida humana se dio en varias partes al mismo tiempo.

    saludos        

    Responder
    • 6.1
      emilio silvera
      el 15 de mayo del 2012 a las 8:28

      Amigo mío:
      Leo lo que, según tú mismo denominas pensamientos filosóficos (o algo así) sobre el tema que aquí tratamos y, desde luego, todo el mundo es libre de exponer sus ideas y pensamientos y, lo bueno del caso es, que no tenemos, necesariamente que estar de acuerdo con los criterios vertidos por otros. Sin embargo, hay algo que se llama Ciencia y que, en este caso, la Biología, nos muestra algunos caminos y nos señala algunos antecedentes y huellas del pasado que nos llevan a pensar de una cierta manera que está avalada por datos y estudios de alguna profundidad. Todo ello, ¿qué duda nos puede caber?, no es suficiente para que, en algunos aspectos, estemos seguros al cien por ciento en todo pero, sí es una buena guía para seguir trabajando y perseguir esa verdad que nuestra curiosidad exige.
      Ya sabes que la Ciencia en su rama de Biología ha estado estudiando sistemáticamente todos los organismos conocidos, grupo por grupo: Anélidos, Artrópodos, Equinodermos, Vertebrados como nosotros mismos; la confusa multud de organismos, de las amebas a las diatomeas que en tiempos se agruparon en los protistas; las algas marinas; los hongos; los mohos; las plantas que en tiempos pasados como ahora comprenden algunos grupos de algas pero otros no; ademñás de los musgos, los helechos, las coníferas y las platas con flor; y los organismos que laxamente llamamos bacterias y que, en tiempos pasados, nadie parecía capaz de relacionar satisfactoriamente con el resto de los organismos y algunas veces, de forma un tanto grotesca, se llegó a incluir entre las plantas.
      El árbol filogenético se erigía como una suerte de rsumen gráfico de la historia evolutiva. Una vez comprendido este principio, uno podía ver como los gusanos de tierra y las abejas debían haber compartido un antepasado común que sin duda habría habitado en los mares de hace al menos 600 millones de años. En definitiva, con una cabal comprensión de sus principios. Debemos recordar que nada en este planeta es tan cercano y familiar como parece: a espaldas de todo lo que respira y se mueve se acumulan carios miles de millones de años de drama evolutivo.
      La biología molecular se ocupa fundamentalmente del ADN -la materia de la que están hechos los genes: y los genes determinan la morfología y funcionamiento de todos los seres vivos-. Aunque existen grandes diferencias entre el funcionamiento del ADN bacteriano y el ADN de los “eucariotas” (los organismos como nosotros mismos formados por células nucleadas), en términos generales el ADN opera de forma notablemente semejante en todos los seres vivos. En otras palabras, la biología molecular ha puesto cada vez más de manifiesto la unidad que subyace a todos los irganismos vivos. En realidad la variedad de organismos que percibimos es algo superficial -todos somos simplemente variaciones de un mismo tema de ADN- Los biólogos los clasifican de acuerdo a sus características visibles para poder inferir el grado de parentesco atendiendo a los organismos vivos y a los fósiles de especies ya extinguidas.
      Tanto la naturaleza como la cantidad de datos disponibles han aumentado tremendamente durante las últimas décadas. En particular, los Paleontólogos parece que no acaben nunca de descubrir los más increíbles escondrijos de fósiles en auténticas Cuevas de Aladino de antiguas criaturas de cuya existencia nunca podríamos haber imaginado. Hemos llegado a descubrir Yacimientos de fósiles del Precámbrico en varios continentes del mundo (hace 545 millones de años).
      Lows fósiles humanos, tan confusos y esquivos en el pasado, conforman hoy una secuencia más satisfactoria, aunque más diversa, hasta nuestros antepasados de las llanuras de África de hace 4,5 millones de años; sólo uno de los diversos linajes desembocó en la especie Homo sapiens. En suma, los descubriomientos recientes de fósiles han sido maravillosos…
      De otra fuente ha manado otro caudal de información: el estudio de la Química de los organismos y, en oparticular, del ADN. Porque la misma materia que desvela la unidad subyacente a todos los seres vivos de la Tierra revela también la auténtica dimensión de su diversidad, y nos proporciona nuevas ideas sobre las relaciones sistemáticas.
      La biología molecular ha confirmado que, por ejemplo, los humanos y chimpancés han compertido un antepasado común en tiempos relativamente recientes (hace probablemente unos 5 millones de años) y, ese antepasado común, no era ni Homo ni Pan, así, partiendo de él, se divergieron las dos ramas por mutación que, con el paso de miles de generaciones se llegan a producir (en el art´ciulo se habló de ello).

      Una cosa está clara amigo Astron 1, la especie Humana no apareció aquí en la Tierra por arte de magia o generación expontánea tal cual somos hoy, y, tuvieron que pasar muchos millones de años para que, ahora, podamos ser como somos a través de evoluciones  y mutaciones.
      En cuanto a lo que comentas de las bacterias y sus reinos que, según dices, siguen siendo las mismas que lo fueron entonces, si lees un poco y te documentas, llegarás a comprender que, también ellas, en su ámbito, se van adaptando al medio y evolucionan aunque sus infinitesimales medidas nos hagan creer que son inmutables y munca cambian y, amigo mío, en el Universo, eso es imposible, su dinámica nos lleva a ese ritmo cambiante de la eviolución mutante que a ning`´un ser vivo deja fuera del proceso.
      Claro que, ni los animales, las plantas, los hongos o las bacterias llevan consigo el certificado de su identidad a lo largo de los miles de años y, tampoco el expediente que nos hable de su recorrido pormenorizado, sino que, nosotros, somos los que estamos obligados a buscar respuestas a tantas preguntas plateadas y que, hasta el momento no podemos responder…al completo.
      Si estudiamos a todos los seres vivos que existen sobre la Tierra, podemos llegar a la conclusión de que, dentro de la diversidad observada, subyace un principio dem igualdad que nos lleva hacia atrás en el tiempo, hasta aquella primera célula replicante que lo comenzó todo y, a partir de ella, pudieron surgir todos los seres vivos que han sido y que son, de otra manera ¿cómo podríamos explicar todo lo que vemos a nuestro alrededor?
      “Todas las cosas son, pero no de la misma manera” Todos los organismos vivos de la Tierra están sumidos en un mismo principio, y, sin embargo, cada cual tiene su propia morfología.
      Mucho nos queda por aprender, sabemos que no sabemos y, precisamente ser conscientes de ello, es lo que nos posibilita para seguir profundizando en el saber del mundo y…de nosotros.
      Un saludo cordial

      Responder
  7. 7
    Guillermo Cano
    el 15 de mayo del 2012 a las 15:26

    Para Astron 1, leo tu comentario, y quiero replicarte de manera muy respetuosa lo siguiente: Dices en el comentario 6: “pero pensar que decendemos de un gusano y somos primos de los arboles, eso me parece un poco apresurado por decir lo menos.”
     
    Estoy, y creo que muchos de los que leemos el blog de nuestro amigo Emilio, estamos totalmente de acuerdo con tu apreciación. Se nota que eres una persona, con una buena capacidad de raciocinio. Quizás, la información que has obtenido en relación con la evolución este algo sacada de contexto. En ningún libro científico que toque el tema de la evolución, habla de que descendemos de un gusano. Por lo tanto te recomiendo que te leas los libros apropiados.
    Para no ir muy puedes leer el  libro “El cerebro y el mito del yo”, del doctor Rodolfo Llinás, profesor de Neurociencia en la universidad de Nueva York, director del departamento de Physiology & Neurocience y miembro de la academia de ciencia francesa.
    Te dejo un aparte de su libro que nos dice en las páginas  68 y 69 lo siguiente y que puede esclarecer un poco tus dudas:
    … Un ejemplo preliminar adecuado: ¿Cómo evolucionó el corazón? Aunque no resulta obvia en un principio, la respuesta en realidad es muy sencilla. Evolucionó según el proceso de organización de la motricidad individual de cada célula, de la cual resultó la motricidad macroscópica. En términos mecánicos, ello implicó adicionar las propiedades de excitación/contracción individuales de cada célula, generando así un “sistema”. La motricidad de cada célula se deriva de la activación de su maquinaria contráctil, que con frecuencia se modula  rítmicamente mediante oscilaciones intrínsecas del voltaje de membrana de las células debidas a las diferencias en contracción iónica entre la superficie interior y exterior de tal membrana. En experimentos de cultivos de células cardíacas individuales en cajas de Petri, se observa que cada célula tiene un latido propio (para revisiones, ver DeHaan y Sacks, 1972; Mitcheson et al., 1998). Al entrar en contacto unas con otras, estas células cardíacas se acoplan electrotónicamente y así comienzan a latir al unisono. En esta fase, se observan ondas de contracción impelidas y determinadas por la impedancia transcelular relacionada con el acoplamiento electrotónico. A medida que la superficie externa de este tejido celular se pliega sobre sí mismo y conforma compartimentos o cámaras cardíacas, la contractibilidad se distribuye diferencialmente en el espacio (isotrópica). Más que ondas de contracción simples, la geometría agregada en forma de bolsa o cámara transforma estas contracciones celulares en una bomba. Es así como la reorganización topológica preestablecida genéticamente permite que la motricidad celular individual y sus propiedades intrínsecas generen un evento macroscópico a través de la conectividad. Esta es la base de todo movimiento y será el hilo conductor de la discusión: la organización y la función de nuestros cerebros se basa en la integración de la motricidad durante la evolución (Ver Linás, 1986)….
     

    Responder
    • 7.1
      Astron 1
      el 15 de mayo del 2012 a las 20:01

      Guillermo, leo tu comentario, pero quiero aclararte algunas cosas qu claramente veo que no comprendes bien, cuando hablo de desender de un gusano, no me refiero a nuestro antepasado anteior, sino a un pensamiento mas amplio, es decir va referido al antepasado común de todos los seres vivos, a la evolución biológica que dice que es el conjunto de transformaciones o cambios a través del tiempo que ha originado la diversidad de formas de vida que existen sobre la
      tierra a partir de un antepasado común.
       Y si anallizamos esta teoría que es aceptada ya no tanto como antes, nos encontramos con que  La razón biológica por la que todos los organismos vivos en la tierra deberian compartir un único y último antepasado común universal, es porque sería prácticamente imposible que dos o más linajes separados pudieran haber desarrollado de manera independiente los muchos complejos mecanismos bioquímicos comunes a todos los organismos vivos.

      Pero amigos, la problematica se basa en que  las especies que han vivido en épocas remotas han dejado registros de su historia evolutiva y la podemos comparar con la anatomía de los organismos actuales,esto es una evidencia, sin embargo, la aproximación paleontológicaevolutiva tiene muchas limitaciones o mejor dicho imperfecciones, de hecho, es particularmente útil solo en aquellos organismos que presentan partes del cuerpo duras, tales como dientes o huesos, las procariotas, bacterias y arqueas, presentan una cantidad limitada de características comunes, por lo que sus fósiles no proveen ninguna información sobre sus ancestros.

      Por otro lado y de acuerdo a el último comentario de Emilio, me gustaria agregar que , cuando hablamos de la evolución, no se considera un par de procesos muy importantes y estos son ” Las glaciaciones, lass mini glaciaciones y por cierto los periodos de calentamiento del planeta” Si consideramos estos periodos, claramente lograremos apreciar que en tales períodos se deben haber interrumpido los procesos evolutivos, la vida debe haber desaparecido por completo en muchas partes y eso significaría el volver a empezar y por ello los procesos evolutivos deberían haberse roto por completo una y otra vez y si ha eso agregamos que los mismos seres precursores para la vida aún se encuentran presentes y que claramente las especies animales en la actualidad no presentan de acuerdo a simuladores computacionales la tendencia a mutarse , claramente nos da una perspectiva un tanto distinta

      Yo diría evolución si pero con ciertas restricciones, una de ellas, la vida debe haberse sembrado en varias partes a la vez y me refiero a  dentro de nuestro planeta y por último, no olviden la ” Conciencia ” eso que no podemos explicar en ninguna teoría evolutiva.       

      Responder
      • 7.1.1
        kike
        el 15 de mayo del 2012 a las 23:02

        Con todo el respeto al que me veo obligado, te quería contestar negándote la mayor en bastantes de tus apreciaciones, de las que me temo que acabarían en la afirmación del creacionismo; que pese a los manifiestos errores en los que incurres, como por ejemplo uno de los últimos cuando afirmas que tras cada glaciación desapareció la totalidad del mundo animal; todavía pensaba que actuabas de buena fé, movido por interesantes ideas aunque fueran polémicas; pero al final ha salido la palabra clave para saber (creo con poco márgen de error), quien eres en realidad; y esa palabra ha sido la famosa “Conciencia”.

         A partir de ahí, pienso que ya se quien eres, y por lo tanto no intentaré rebatirte nada, pues en más de una ocasión ha sido una pérdida total de tiempo.

         Si no eres el de siempre (si, ese que cambia de nick como de camiseta), te ruego me perdones, pero no creo que sea el caso.(Además mi persona no tiene tanta paciencia y comprensión como nuestro admirado Emilio).

         Aurevoire, que dijo Voltaire.

        Responder
      • 7.1.2
        Guillermo Cano
        el 16 de mayo del 2012 a las 2:30

         Solo un comentario. !perdona mi ignorancia!
         

        Responder
  8. 8
    Ignacio C. Ignoscere
    el 16 de mayo del 2012 a las 2:29

    Amigo Kike, creo que acabas de confundir al tal Astron conmigo, o puede ser que el confundido sea yo, pero debo reconocer que me sentí tocado por tu comentario que al parecer ha sido dirigido a mi persona, ya que debo reconocer que en más de una ocasión he cambiado de nick, en más de una oportunidad lo he admitido, es cierto, pero también debo de decirte que hace mucho que no lo hago y solo vengo al blog del amigo Emilio simplemente a leer sus artículos y muy de vez en cuándo dejo caer algún que otro corto comentario, la última vez que cambiado mi camiseta para que lo tengas en cuenta por si lo quieres saber ha sido bajo el seudónimo de Marios Santos y también como Gilberto Gillipeppers, y obviamente con el que en estos momentos hago acto de presencia.
    Pero habiendo aclarado la confusión que, admito soy culpable por caer en la tentación de cambiar mi nick para indicar algún que otro pensamiento o idea respecto al tema que se trata; por lo tanto he de pedirte disculpas si es que mis dichos alguna vez te ha puesto de malas, aunque sinceramente creí que eso había quedado en el pasado, yo por mi parte te digo que no te guardo ningún rencor, y espero que veas en mi, más allá de las diferencias que hubo en algún momento, un amigo con el que puedas relacionarte fraternalmente.
    Por otro lado, aprovecho para dejar aquí una pequeña opinión al respecto de lo que se viene hablando, decir que nosotros evolucionamos del gusano honestamente me parece un tanto(por no decir bastante) absurdo y, además, decirte a ti querido Kike que si una persona saca la “conciencia” como tema a discutir, no necesariamente deba ser yo, aunque reconozco que me haces sentir un tanto querido al saber que aún piensas en mi.
    Si en cambio me he equivocado y no te referias a mi persona, te pido disculpas y has de cuenta que no he dicho nada, si en cambio estoy en lo correcto y quizá quieras saber que pienso yo de tal o cual tema porque pueda ser que me extrañes un poquito, no tienes más que pedírmelo y será un honor para mi.

    Un saludo para ti y para todos los contertulios. :)  

    Responder
    • 8.1
      kike
      el 16 de mayo del 2012 a las 14:33

       Ningún problema Ignacio; lo único que, a ser posible, procuraras emplear siempre el mismo nick; más que nada para evitar malentendidos.

       Y respecto a las posibles críticas, debes saber que nadie puede estar libre de ellas; por el solo hecho de efectuar un comentario ya tienes que aceptar de antemano que alguien pueda no estar de acuerdo; pero no por ello se tendrían que crear enemistades de ningún tipo.

       Saludos.

      Responder
      • 8.1.1
        Ignacio C. Ignoscere
        el 16 de mayo del 2012 a las 23:10

        Bueno mi apreciado amigo, lamento decirte que no puedo te prometer que a futuro no cambie mi nick, pero como he dicho en el pasado bajo otro nombre seguramente, que lo importante es lo que se dice y no tanto quien lo diga, no entiendo demasiado cuál es el sentido de buscar el origen de quien ha dicho tal cosa si lo que se dice es algo que tiene sentido y se pueda aprovechar al menos un minima parte, no debería haber malentendido alguno en lo bienintencionado, y doy fe de que todo lo que he dicho ha sido siempre con buenas intenciones, aunque haya despertado el enojo en más de una persona, pero como bien has dicho las críticas son siempre bienvenidas más allá de que no guste demasiado cierta posición en una discusión o debate controvertido, hay que respetar y ser respetado y, de este modo entiendo yo que jamás se crearán enemistades.
        Saludos…

        Responder
        • 8.1.1.1
          Filósofo Contemporáneo
          el 16 de mayo del 2012 a las 23:29

          Hablando se entiende la gente, y así de sencillo es como creo que el don del habla se ha producido.

  9. 9
    Guillermo Cano
    el 16 de mayo del 2012 a las 2:33

    Mi comenrio anterior va dirijido a Astron 1

    Saludos a todos. 

    Responder
  10. 10
    emilio silvera
    el 16 de mayo del 2012 a las 5:28

    ¡Hola, amigos!
    El ambiente está que arde pero, como de costumbre, la sangre no llegará al río. Estos temas siempre traen polémica tal es la complejidad que en ellos subyace. Nada menos que ¡La Vida! y ¡La Evolución! Está claro que hablamos y hablamos sin tener en cuenta algunos aspectos muy, pero que muy importantes. El primero de llos es la diversidad metabólica de los microorganismos procariotas, un aspecto clave para explorar la historia de la vida primigenia. Y, a partir de ahí, llegó todo lo demás comprendiendo por nuestra parte que todo eso fue posible, gracias al paso del tiempo. La Vida evolucionó en nuestro planeta durante miles de millones de años y, ahora venimos nosotros aquí a querer saber “todo lo que pasó”. ¡Ilusos
    Claro que del debate y la discución sale (algunas veces) la luz.
    Un abrazo a todos.

    Responder
  11. 11
    Astron 1
    el 16 de mayo del 2012 a las 23:59

    Bueno, creo que tirare la raya para la suma, primero decir que no es bueno andar confundiendo a unos con otros solo por el hecho de mencionar una palabra “Conciencia”, por otro lado dicho de paso, esa misma palabra  ” Conciencia” Emilio la repite  4 veces en su segundo comentario y no por eso lo vamos a confundir con otra persona.

    Por otro lado, si bien es cierto que las hipotesis y teorias nos entregan los parametros clarificadores de lo que durante mucho tiempo se ha estudiado y por cierto deberia representar en gran parte la conclusión mas acertada de las cosas, no es menos cierto que cada cierto tiempo unas y otras se caen ( hipoteis y teorías), pues al no haber estudios científicos concluyentes, estas solo se mantienen mas por convicción que por conclusión. Al respecto de la temática abordada en este artículo, claramenete la “conciencia” va intrinseca dentro del argumento, no en vano, el autor ( emilio) la repite varias veces  el mismo título se refiere al habla, es decir al lenguaje que por cierto nace posterior a cuando el humano desarrolla la conciencia. 

    Para finalizar debo decir que quise participar de este artículo con mi comentario sin mala intención alguna, y claramente es en estos sitios en donde uno puede entregar ciertos pensamientos basados en el razonamiento y no tan encuadrados en en antiguas teorias que cada día menos personas comparten, pero el recibir ataques de uno y otro lado, deuestra solo que aquellos, son incapaces de escuchar y abrirse a nuevas ideas, a nuevos pensamientos y por cierto a ellos mismos a atreverse a vertir sus propias conclusiones, invitados sean todos a atreverse a pensar un poquito y a decir lo que piensan y no solo quedarse esperando a que en un tiempo mas aparesca pubicado en una revista científica un nuevo estudio que cambie la teoria y que por cierto despues se den cuenta que era lo que ellos mismos pensaban y nunca se atrevieron a expresar, quizas por el miedo a ser burlados o marginados. Mientras todo esto se realice con respeto y basado dentro de los canones ciertamente científicos o naturales, siempre sera bienvenido.

    Saludos   

    Responder
    • 11.1
      emilio silvera
      el 17 de mayo del 2012 a las 5:46

      Amigo mío:
      Veo en tu último comentario un signo de protesta que está dando a entender que, de alguna manera, has sido maltratado y, desde luego, tomarte las cosas así no parece que sea emplear la lógica y menos, atenerse a la realidad. El que alguien no esté de acuerdo con tus pensamientos o discrepe de lo que dices, de ninguna manera quiere decir otra cosa excepto que piensa de manera distinta a la tuya y, esa es la diversidad de pensamiento que enriquece la polémica y, finalmente, nos acerca a la verdad.
      Los pensamientos que traen nuevas ideas siempre deben ser bien acogidos y son dignos de que se les preste atención, ya que, como bien dices, las teorías de hoy serán sólo un recuerdo mañana y otras vendrán que las superen y perfeccionen. Así ha sido siempre y así seguirá siendo. ¿Qué sería de nuestro futuro de no ser así?
      Le hecho una mirada a los comentarios y, por ninguna parte veo nada que pueda ser motivo para ofenderse, y, desde luego, en lugares como este en el que muchísima gente entra y lee lo que decimos, tenemos que estar dispuestos a soportar cualquier crítica de los otros y, no por ello, si la llevamos, dejaremos de tener razón.
      Tus buenas intenciones los he dado por supuestas desde el primer momento y, de esa manera has sido acogido en el lugar que, está abierto a tus próximas visitas para que, con tus ideas enriquezcas el cómputo final de lo que, en el tema tratado se pueda decir. Tus comentarios son tan valiosos como el de los demás.
      Un saludo cordial.

      Responder
  12. 12
    Emilio Silvera
    el 5 de enero del 2014 a las 10:21

    Resulta llamativo que, al repasar el trabajo aquí expuesto, me encuentro con el siguiente letrero:

     

     

    Cuando la realidad es que, es Arquehistoria.com quien, en todo caso,  lo ha plagiado, toda vez que, al final del trabajo se cita la Fuente original: La Obra Senderos del Eden de Stephen Oppenheimer.

    ¡Vivir para ver!

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting