jueves, 13 de mayo del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¿La Conciencia? ¡Qué complejidad!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Cerebro y Mente    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Entradas anteriores

 

Desde que tuvimos entendimiento nos hemos preguntado: ¿Quiénes somos? ¿De donde venimos? ¿Hacia donde vamos? ¿Que es la Mente y la consciencia? ¿Surgimos a partir de la “materia inerte” evolucionada?

Autoengaño y adicciones - Fundación Instituto Spiral

            “Nada es tan difícil como evitar el autoengaño” Decía Ludwig Wittgestein

Nuestra estrategia para explicar la base neuronal de la conciencia consiste en centrarse en las propiedades más generales de la experiencia consciente, es decir, aquellas que todos los estados conscientes comparten. De estas propiedades, una de las más importantes es la integración o unidad. La integración se refiere a que el sujeto de la experiencia no puede en ningún momento dividir un estado consciente en una serie de componentes independientes. Esta propiedad está relacionada con nuestra incapacidad para hacer consciente-Mente dos cosas al mismo tiempo, como por ejemplo, estar ahora escribiendo este trabajo para ustedes y al mismo tiempo mantener una conversación sobre el Universo con otros amigos.

Muchas y variadas son las opciones que tenemos a nuestro alcance. No pocas veces nos encontramos ante una encrucijada entre la razón y el corazón y nos perdemos sin saber cuál es la decisión correcta. No siempre resulta fácil elegir el camino a seguir y… ¡Es tan importante acertar!

Camino Correcto Imágenes Y Fotos - 123RF

Otra propiedad clave de la experiencia consciente, y una que aparentemente contrasta con la anterior, es su extraordinaria diferenciación o informatividad: En cada momento podemos seleccionar uno entre miles de millones de estados conscientes posibles en apenas una fracción de segundo. Nos enfrentamos, pues, a la aparente paradoja de que la unidad encierra la complejidad: el cerebro tiene que afrontar la sobreabundancia sin perder la unidad o coherencia. La tarea de la ciencia consiste en mostrar de qué manera la consigue.

ConstructivismoConstructivismo

Los últimos pensamientos sobre la mente y la conciencia están centrados en el constructivismo y nos viene a decir que cada cual, se fabrica su propia realidad, y, al hilo de ese pensamiento se me vienen a la mente algunas lecciones de neuropsicología y lo que es la integración bajo tensión, me explico:

Algunas de las indicaciones más sobresalientes de la ineludible unidad de la experiencia consciente provienen del examen de ciertos fenómenos patológicos. Muchos trastornos neuropsicológicos demuestran que la conciencia puede doblarse o encogerse y, en ocasiones, incluso dividirse, pero que nunca tolera que se rompa la coherencia. Por ejemplo, aunque un derrame cerebral en el hemisferio derecho deja a muchas personas con ese lado del cuerpo paralizado y afectado por una pérdida sensorial completa, algunas personas niegan su parálisis, un fenómeno que se conoce como anosognosia.

QUÉ ES LA ANOSOGNOSIA?

                         ”Aunque esta palabreja difícil de pronunciar os pueda sonar bastante extraña, y nunca o casi la halláis leído o escuchado, su significado es muy, pero que muy conocido entre los familiares y cuidadores de las personas que sufren demencia tipo alzhéimer.

Y es que la anosognosia es la incapacidad del enfermo para reconocer su propia enfermedad. Ellos consideran que no les pasa nada, que están sanos, que no se despistan ni se olvidan de las cosas, que lo hacen todo en casa, que cuando hay algún fallo la culpa siempre es de los demás.”

 

"</p

 


Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting