martes, 25 de junio del 2024 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Dejando volar la imaginación

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Física    ~    Comentarios Comments (9)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

rayo-luz

¡La Física! Esa rama del saber que estudia las leyes que determinan la estructura del Universo con referencia a la materia y la energía de la que está constituido. La Física  se ocupa de las fuerzas que existen entre los objetos y las interrelaciones entre la materia y la energía. Tradicionalmente, el estudio se dividía en campos separados: calor, luz, sonido, electricidad, magnetismo y mecánica. Desde el siglo pasado, sin embargo, la mecánica cuántica y la física relativista han sido cada vez más importantes: física atómica, nuclear, y, física de partículas.

  • La física de los cuerpos astronómicos y sus interacciones recibe el nombre de astrofísica; la de la Tierra es conocida como geofísica, y el aspecto físico dedicado a estudiar la vida, es la biofísica.
  • La física moderna está marcada por el año  1.900 con el cuanto de Planck, origen de la mecánica cuántica, y, el año 1.905, donde Einstein comenzó su ciclo de la relatividad especial que finalizó en 1.915, con la relatividad general.

 

http://lamemoriacelular.com/blog/wp-content/uploads/2010/04/celula.png

 

Moléculas, átomos y conexiones para formar pensamientos

 

Hemos llegado a poder discernir la relación directa que vincula el tamaño, la energía de unión y la edad de las estructuras fundamentales de la Naturaleza. Una molécula es mayor y más fácil de desmembrar que un átomo; lo mismo podemos decir de un átomo respecto al núcleo atómico, y de un núcleo con respecto a los quarks que contiene.

La cosmología  sugiere que esta relación resulta del curso de la historia cósmica, que los quarks se unieron primero, en la energía extrema del big bang original, y que a medida que el Universo se expandió, los protones y neutrones compuestos de quarks se unieron para formar núcleos de átomos, los cuales, cargados positivamente, atrajeron a los electrones cargados con electricidad negativa estableciéndose así como átomos completos, que al unirse formaron moléculas.

Si es así, cuanto más íntimamente examinemos la Naturaleza, tanto más lejos hacia atrás vamos en el tiempo.   Alguna vez he puesto el ejemplo de mirar algo que no es familiar, el dorso de la mano, por ejemplo, e imaginemos que podemos observarlo con cualquier aumento deseado.

Con un aumento relativamente pequeño, podemos ver las células de la piel, cada una con un aspecto tan grande y  complejo como una ciudad, y con sus límites delineados por la pared celular.  Si elevamos el aumento, veremos dentro de la célula una maraña de ribosomas serpenteando y mitocondrias ondulantes, lisosomas esféricos y centríolos, cuyos alrededores están llenos de complejos órganos dedicados a las funciones respiratorias, sanitarias y de producción de energía que mantienen a la célula.

http://4.bp.blogspot.com/_zJGxbID-VlY/TVJLRlTAlpI/AAAAAAAAACI/E2cgkpOSML8/s1600/celulas-madre-embrionarias-300x300.jpg

Ya ahí tenemos pruebas de historia.  Aunque esta célula particular solo tiene unos pocos años de antigüedad, su arquitectura se remonta a más de mil millones de años, a la época en que aparecieron en la Tierra las células eucariota o eucarióticas como la que hemos examinado.

Para determinar dónde obtuvo la célula el esquema que le indicó como formarse, pasemos al núcleo y contemplemos los delgados contornos de las macromoléculas de ADN segregadas dentro de sus genes.  Cada una contiene una rica información genética acumulada en el curso de unos cuatro mil millones de años de evolución.

Almacenado en un alfabeto de nucleótidos de  cuatro “letras”- hecho de moléculas de azúcar y fosfatos, y llenos de signos de puntuación, reiteraciones para precaver contra el error, y cosas superfluas acumuladas en los callejones sin salida de la historia evolutiva-, su mensaje dice exactamente cómo hacer un ser humano, desde la piel y los huesos hasta las células cerebrales.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/1/16/DNA_orbit_animated.gif

Si elevamos más el aumento veremos que la molécula de ADN está compuesta de muchos átomos, con sus capas electrónicas externas entrelazadas y festoneadas en una milagrosa variedad de formas, desde relojes de arena hasta espirales ascendentes como largos muelles y elipses grandes como escudos y fibras delgadas como puros.  Algunos de esos electrones son recién llegados, recientemente arrancados a átomos vecinos; otros se incorporaron junto a sus núcleos atómicos hace más de cinco mil millones de años, en la nebulosa de la cual se formó la Tierra.

¿Qué no podremos hacer cuando conozcamos la naturaleza real del átomo y de la luz? El fotón,  ese cuánto de luz que parece tan insignificante, nos tiene que dar muchas satisfacciones y, en él, están escondidos secretos que, cuando sean revelados, cambiará el mundo. Esa imagen de arriba que está inmersa en nosotros en en todo el Universo, es la sencilles de la complejidad. A partir de ella, se forma todo: la muy pequeño y lo muy grande.

Hibridación

Metano CH4

Etano CH3CH3

Hibridación sp2

En la hibridación trigonal se hibridan los orbitales 2s, 2px y 2 py, resultando tres orbitales idénticos sp2 y un electrón en un orbital puro 2pz .

 

 

Un átomo de carbono hibridizado sp2
Un átomo de carbono hibridizado sp2

Si elevamos el aumento cien mil veces, el núcleo de un átomo de carbono se hinchará hasta llenar el campo de visión.   Tales núcleos y átomos se formaron dentro de una estrella que estalló mucho antes de que naciera el Sol.  Si podemos aumentar aún más, veremos los tríos de quarks que constituyen protones y neutrones.

Los quarks han estado unidos desde que el Universo sólo tenía unos pocos segundos de edad.

Al llegar a escalas cada vez menores, también hemos entrado en ámbitos de energías de unión cada vez mayores.  Un átomo puede ser desposeído de su electrón aplicando sólo unos miles de electrón-voltios de energía.  Sin embargo, para dispersar los nucleones que forman el núcleo atómico se requieren varios millones de electrón-voltios, y para liberar los quarks que constituyen cada nucleón se necesitaría cientos de veces más energía aún.

 

 

Uno de los misterios de la naturaza, están dentro de los protones y netrones que, confromados por Quarks, resulta que, si estos fueran liberados, tendrían independientemente, más energía que el protón que conformaban. ?cómo es posible eso?

Introduciendo el eje de la historia, esta relación da testimonio del pasado de las partículas: las estructuras más pequeñas, más fundamentales están ligadas por niveles de energía mayores porque las estructuras mismas fueron forjadas en el calor del big bang.

Esto implica que los aceleradores de partículas, como los telescopios, funcionen como máquinas del tiempo.  Un telescopio penetra en el pasado en virtud del tiempo que tarda la luz en desplazarse entre las estrellas; un acelerador recrea, aunque sea fugazmente, las condiciones que prevalecían en el Universo primitivo.

foto

 

Aquel acelerador nada tenía que ver con el LHC de ahora, casi un siglo los separa

 

El acelerador de 200 Kev diseñado en los años veinte por Cockroft y Walton reproducía algunos de los sucesos que ocurrieron alrededor de un día después del comienzo del big bang.

Los aceleradores construidos en los años cuarenta y cincuenta llegaron hasta la marca de un segundo.  El Tevatrón del Fermilab llevó el límite a menos de una milmillonésima de segundo después del comienzo del Tiempo.  El nuevo LHC proporcionara un atisbo del medio cósmico cuando el Universo tenía menos de una billonésima de segundo de edad.

 

Esta es una edad bastante temprana: una diez billonésima de segundo es menos que un pestañeo con los párpados en toda la historia humana registrada.  A pesar de ello, extrañamente, la investigación de la evolución del Universo recién nacido indica que ocurrieron muchas cosas aún antes,  durante la primera ínfima fracción de un segundo.

Todos los teóricos han tratado de elaborar una explicación coherente de los primeros momentos de la historia cósmica.  Por supuesto, sus ideas fueron esquemáticas e incompletas, muchas de sus conjeturas, sin duda, se juzgaran deformadas o sencillamente erróneas, pero constituyeron una crónica mucho más esclarecedora del Universo primitivo que la que teníamos antes.

A los cien millones de años desde el comienzo del tiempo, aún no se habían formado las estrellas, si acaso, algunas más precoces.  Aparte de sus escasas y humeantes almenaras, el Universo era una sopa oscura de gas hidrógeno y helio, arremolinándose aquí y allá para formar protogalaxias.

Anti-hidrógeno

 

 

He aquí la primera imagen jamás obtenida de antimateria, específicamente un “anti-átomo” de anti-hidrógeno. Este experimento se realizó en el Aparato ALPHA de CERN, en donde los anti-átomos fueron retenidos por un récord de 170 milisegundos (se atraparon el 0.005% de los anti-átomos generados).

A la edad de mil millones de años, el Universo tiene un aspecto muy diferente.  El núcleo de la joven Vía Láctea arde brillantemente, arrojando las sobras de cumulonimbos galácticos a través del oscuro disco; en su centro brilla un quasar blanco-azulado.  El disco, aún en proceso de formación, es confuso y está lleno de polvo y gas; divide en dos partes un halo esférico que será oscuro en nuestros días, pero a la sazón corona la galaxia con un brillante conjunto de estrellas calientes de primera generación.

Nuestras galaxias vecinas del supercúmulo de Virgo están relativamente cerca; la expansión del Universo aún no ha tenido tiempo de alejarlas a las distancias-unas decenas de millones de años-luz a las que las encontraremos ahora.   El Universo es aún altamente radiactivo.  Torrentes de rayos cósmicos llueven a través de nosotros en cada milisegundo, y si hay vida en ese tiempo, probablemente está en rápida mutación.

Hay algo que es conocido por el término técnico de desacoplamiento de fotones, en ese momento, la oscuridad es reemplazada por una deslumbrante luz blanca, ocurrió cuando el Universo tenía un millón de años.   El ubicuo gas cósmico en aquel momento se había enrarecido los suficientes como para permitir que partículas ligeras – los fotones – atraviesen distancias grandes sin chocar con partículas de materia y ser reabsorbidas.

(Hay gran cantidad de fotones en reserva, porque el Universo es rico en partículas cargadas eléctricamente, que generan energía electromagnética, cuyo cuanto es el fotón.

Es esa gran efusión de luz, muy corrida al rojo y enrarecida por  la expansión del Universo, la que los seres humanos, miles de millones de años después, detectarán con radiotelescopios y la llamaran la radiación cósmica de fondo de microondas. Esta época de “sea la luz” tiene un importante efecto sobre la estructura de la materia.  Los electrones, aliviados del constante acoso de los fotones, son ahora libres de establecerse en órbita alrededor de los núcleos, formando átomos de hidrógeno y de helio. Disponiendo de átomos, la química puede avanzar, para conducir, mucho tiempo después, a la formación de alcohol y formaldehído en las nubes interestelares y la construcción de moléculas bióticas en los océanos de la Tierra primitiva. La temperatura ambiente del Universo se eleva rápidamente cuanto más marchamos hacia atrás en el tiempo, a los cinco minutos del big bang es de 1.000 millones K.

Por elevada que sea esta energía, a la edad de cinco minutos el Universo ya se ha enfriado lo suficiente para que los nucleones permanezcan unidos y formen núcleos atómicos.  Vemos a protones y neutrones unirse para formar núcleos de deuterio (una forma de hidrógeno), y a los núcleos de deuterio aparearse para formar núcleos de helio (dos protones y  dos neutrones).

De esta manera, un cuarto de toda la materia del Universo se combina en núcleos de helio, junto con rastros de deuterio, helio-3 (dos protones y un neutrón) y litio.   Todo el  proceso termina en tres minutos y veinte  segundos. Por encima de este punto -antes de alrededor de un minuto y cuarenta segundos desde el comienzo del tiempo- no hay núcleos atómicos estables.  El nivel de energía en el ambiente es mayor que la energía de unión nuclear. Por consiguiente, todos los núcleos que se forman, se destruyen de nuevo rápidamente.

http://francisthemulenews.files.wordpress.com/2012/05/dibujo20120501-fermilab-batavia-chicago-eeuu.jpg?w=580&h=331

                                                                                 Esto es el CERN

Alrededor de un segundo desde el comienzo del tiempo, llegamos a la época de desacoplamiento de los neutrinos.  Aunque en esa época el Universo es muy denso (y tan caliente como la explosión de una bomba de hidrógeno), ya ha empezado a parecer vacío a los neutrinos.  Puesto que los neutrinos sólo reaccionan a la fuerza débil, que tiene un alcance extremadamente corto, ahora pueden escapar de sus garras y volar indefinidamente sin experimentar ninguna otra interacción.

Así, emancipados, en lo sucesivo son libres de vagar por el Universo a su manera indiferente, volando a través de la mayor parte  de la materia como si no existiese. (Diez trillones de neutrinos atravesarán sin causar daños el cerebro y el cuerpo del lector en el tiempo que le lleve leer esta frase.  Y en el tiempo en que usted haya leído esta frase estarán más lejos que la Luna).

De esa manera, oleadas de neutrinos liberados en un segundo después del big bang persiste aún después, formando una radiación cósmica de fondo de neutrinos semejante a la radiación de fondo de microondas producida por el desacoplamiento de los fotones.

Si estos neutrinos “cósmicos” (como se los llama para diferenciarlos de los neutrinos liberados más tarde por las supernovas) pudiesen ser observador por un telescopio de neutrinos de alguna clase, proporcionarían una visión directa del Universo cuando sólo tenía un segundo.

A medida que retrocedemos en el tiempo, el Universo se vuelve más denso y más caliente, y el nivel de  estructura que puede existir se hace cada vez más rudimentario.

 

 

 

Eso sí, imágenes de todo tipo mediante las cuáles se nos quiere hacer ver que, la materia oscura  está ahí presente, sin embargo, nada de lo que estamos viendo es materia  son filamentos de plasma, polvo y gas interestelar, y otros objetos y sustancias que en el Universo se producen mediante la química de la energía de las estrellas presente en esos lugares pero, “materia oscura” me parece que no. Claro que, una caso no se puede discutir, alguna clase de “materia” (o lo quen sea) estaba allí presente para hacer posible que surgieran las primeras estrellas y galaxias.

Por supuesto, en ese tiempo, no hay moléculas, ni átomos, ni núcleos atómicos, y, a 10-6 (0.000001) de segundo después del comienzo del tiempo, tampoco hay neutrones ni protones.  El Universo es un océano de quarks libres y otras partículas elementales.

Si nos tomamos el trabajo de contarlos, hallaremos que por cada mil millones de antiquarks existen mil millones y un quark.  Esta asimetría es importante.  Los pocos quarks en exceso destinados a sobrevivir a la aniquilación general quark-antiquark formaran todos los átomos de materia del Universo del último día.  Se desconoce el origen de la desigualdad; presumiblemente obedezca a la ruptura de una simetría materia antimateria en alguna etapa anterior.

Nos aproximamos a un tiempo en que las estructuras básicas de las leyes naturales, y no sólo las de las partículas y campos cuya conducta dictaban, cambiaron a medida que evolucionó el Universo.

La primera transición semejante se produjo en los 10-11 de segundo después del comienzo del tiempo, cuando las funciones de las fuerzas débiles y electromagnéticas se regían por una sola fuerza, la electrodébil.  Ahora hay bastante energía ambiente para permitir la creación y el mantenimiento de gran número de bosones W y Z.

bild LHC Cern

Estas partículas – las mismas cuya aparición en el acelerador del CERN verificó la teoría electrodébil – son las mediadoras intercambiables en las interacciones de fuerzas electromagnéticas y débiles, lo que las hace indistinguibles.  En ese tiempo, el Universo está gobernando sólo por tres fuerzas: la gravedad, la interacción nuclear fuerte y la electrodébil.

Más atrás de ese tiempo nos quedamos en el misterio y envueltos en una gran nebulosa de ignorancia.  Cada uno se despacha a su gusto para lanzar conjeturas y teorizar sobre lo que pudo haber sido.   Seguramente, en el futuro, será la teoría M (de supercuerdas) la que contestará esas preguntas sin respuestas ahora.

En los 10-35 de segundo desde el comienzo del tiempo, entramos en un ámbito en el que las condiciones cósmicas son aún menos conocidas.  Si las grandes teorías unificadas son correctas, se produjo una ruptura de la simetría por la que la fuerza electronuclear unificada se escindió en las fuerzas electrodébil y las fuertes.  Si es correcta la teoría de la supersimetría, la transición puede haberse producido antes, había involucrado a la gravitación.

Elaborar una teoría totalmente unificada es tratar de comprender lo que ocurrió en ese tiempo remoto que, según los últimos estudios está situado entre 15.000 y 18.000 millones de años, cuando la perfecta simetría que, se pensaba, caracterizó el Universo, se hizo añicos para dar lugar a los simetrías rotas que hallamos a nuestro alrededor y que nos trajo las fuerzas y constantes Universales que, paradójicamente, hicieron posible nuestra aparición para que ahora, sea posible que, alguien como yo esté contando lo que pasó.

Pero hasta que no tengamos tal teoría no podemos esperar comprender lo que realmente ocurrió en ese Universo primitivo.  Los límites de nuestras conjeturas actuales cuando la edad del Universo sólo es de 10-43 de segundo, nos da la única respuesta de encontrarnos ante una puerta cerrada.

 

Del otro lado de esa puerta está la época de Plank, un tiempo en que la atracción gravitatoria ejercida por cada partícula era comparable en intensidad a la fuerza nuclear fuerte. Así que, llegados a este punto podemos decir que la clave teórica que podría abrir esa puerta sería una teoría unificada que incluyese la gravitación. La persona que llegue a esa teoría llegará a la mayor profundidad en la contemplación del alba del tiempo.

            Cuando podamos abrir las puertas cerradas que nos dejen entrar en el saber del mundo ¿Qué veremos?

Creo, en mi ignorancia, que verá más puertas cerradas. En las que, en lo anto de sus dinteles habrá carteles que digan: Materia Oscura, Singularidad, Agujeros Negros, Multiversos, Fluctuacuines de vacío, Energía de punto cerrto…y muchas más puertas que nos exigen encontrar las llaves que la puedan abrir para mirar dentro de sus recintos guardados para saber….y, al entrar y saber sobre todo aquello, con sorporesa veremos que, otras puertas con otros letreros nuevos…están esperando allí, para que comencemos de nuevo a buscar las llaves que las abran para mostrarnos sus secretos…Esos puertas cerradas, amigos miós, siempre estarán ahí esperándonos. O, lo que es lo mismo, siempre detrás de un nuevo conocimiento, encontraremos otras buevas preguntas, otras puertas cerradas que esconderan más saber de cosas que ignoramos.

Tendremos que esperar un poco para que alguien pueda describirnos el Universo como era con menos de 10-43 de segundo, ya que,  el nivel de energía ambiente era mayor de 1019 GeV, y recrear tales condiciones exigiría un acelerador un trillón de veces más poderoso que el más moderno proyectado hasta el momento.  No digo que la verificación de tal teoría unificada pudiera estar eternamente fuera del alcance del hombre, pero casi, ya que, de ser posible algún día, ese día estaría situado lejos, muy lejos en el futuro.

Claro que, ¡somos tan curiosos! ¿Quién o qué nos podrá parar?

emilio silvera


  1. ¿Es viejo el Universo? ¿Cómo puede ser tan grande? : Blog de Emilio Silvera V., el 10 de diciembre del 2012 a las 5:16

    […] mismo podemos decir de un átomo respecto al núcleo atómico, y de un núcleo con respecto a los quarks que contiene. Y, creemos saber […]

 

  1. 1
    Ramon Marquès
    el 7 de febrero del 2009 a las 20:52

    Hola amigo Emilio Silvera:
    ¡Qué bien has explicado los primeros tiempos del Universo!. El desacoplamiento de los neutrinos, el desacoplamiento de los fotones, la rotura de la simetría, etc, etc.
    Si me permites, para no perder la costumbre, voy a expresar una hipótesis, también de hipótesis está compuesto el hombre. Yo creo que el principio de nuestro Universo bien pudo tratarse de la desestabilización del espacio vibratorio en expansión y la colisión de dos Universos previos al nuestro, uno de materia y otro de antimateria. Calor no faltaría y explicaría porque hay más materia que antimateria. Nuestro Universo sería la diferencia entre ambos, y los pares de partículas- antipartículas que navegan por el espacio vibratorio en expansión, el resto.
    ¡Lástima que sea sólo una hipótesis!
    Un fuerte abrazo. Ramon Marquès

    Responder
  2. 2
    emilio silvera
    el 8 de febrero del 2009 a las 11:59

    Amigo Ramón, creo que es algo más que una hipótesis, en realidad, es prácticamente lo que pasó (creo).

    Un abrazo amigo.

    Responder
  3. 3
    Javier
    el 9 de agosto del 2010 a las 23:57

    Déjeme ver si le comprendo bien, estimado Marqués. ¿Podríamos tambien suponer, bajo su concepción, que el futuro de nuestro universo pueda ser chocar contra otro universo de antimateria que de origen a un nuevo universo de materia o antimateria según sea la diferencia resultante de dicha colisión?
    O incluso, ¿puede pensarse que existan universos de antimateria y de materia en dimensiones espacio temporales paralelas a la nuestra?

    Responder
  4. 4
    Zephyros
    el 10 de agosto del 2010 a las 2:03

    Un pequeño apunte, sabemos lo que pasa cuando se junta materia con antimateria, pero proporcionalmente el Universo posee muchísimo más espacio y la materia es más bien residual. Esto me recuerda a lo que pasa si dos galaxias se cruzan, los choques entre estrellas serían escasos pues casi todo es espacio “vacío”

    Lo que quiero decir es que para que un universo sea producto del choque entre dos universos, más bien deberíamos pensar que existe alguna interacción entre los espacios, o lo que llaman brana, menbranas que no están formadas de materia, no son densas en materia. Diríamos que podría existir una especie de “espacio” y “antiespacio” para que haya un verdadero choque?

    Porque, si los espacios son inertes, qué probabilidad hay que la materia de un universo choque con antimateria de otro si sus “espacios” se cruzan (y digo cruzan pues no veo claro que sea choque)

    Desde luego misterios no nos faltan 🙂

    Responder
  5. 5
    emilio silvera
    el 10 de agosto del 2010 a las 12:00

    Algunas veces se tocan temas que se salen de nuestro alcance, y, desdee luego, es nuetra imaginacion la que se desboca y configura imagenes de otros universos que podrian ser y que incluso, en un momento dado en el tiempo y en el espacio, confluyera con el nuestro y se entrecruzaran el uno con el otro para continuar, cada cual, su camino.

    Pero, como digo, son cuestiones que, con los conocimientos que actualmente tenemos, se nos espacapan y solo podemos teorizar y especular sobre los muchos misterios y secretos que el Universo nos esconde.

    La riqueza que podemos encontrar en la Naturaleza es grande. Nuestros conocimientos de ellas muy parciales, y, el camino que nos queda por recorrer muy largo pero, no sabemos, siquiera, si tendremos tiempo de recorrerlo, ya que, ademas del medio ambiente, hay otros muchos temas que se nos pueden ir de las manos y otros que no estan en nuestras manos el poderlos dominar y que tienen una influencia insospechada en nuestro futuro.

    Recordad, por ejemplo, cuando en 1992, los medios de todo el mundo difundieron excitados las predicciones de que, despues dee fallar por poco en su ultima vuelta, el cometa Swift Tuttle regresaria el 14 de Agosto de 2126 y podria impactar con la Tierra. Este simple suceso podria poner el punto y final a todo lo que somos o creemos ser, a lo conseguido con tanto trsabajo a lo largo de la Historia de la Humanidad. Acordaos de las extinciones que a la largo de nuestra Historia han sucedido en nuestro planeta.

    En fin, me desvio del tema y, simplemente queria hacer ver que, no somos tan importantes y que estamos, como decia el otro dia Zephyros, a merced de los elementos del Universo del que formamos parte, asi que, no estaria demas aprovechar el tiempo que nos pueda quedar para tratar de solucionar los verdaderos problemas que aquejan a la Humanidad. Y, desde luego, si tratamos de saber sobre ella (al tratarse de que somos parte integrante de la misma) no solo nos conoceremos mejor, sino que, ademas, podriamos tener una vision mas amplia de futuro para comprender de manera mas profunda lo que la Naturaleza es que, en definitiva, es conocer al Universo, alli donde radican todas las respuestas a las preguntas que podamos hacer.

    En cuanto a lo que comentais, no me aparto de que puedan existir universos de antimateria, ni niego, tampoco, cualquier otra idea por extravagante que esta os pueda parecer. ¡Mirad la teoria cuantica y, el extraño mundo del cuanto! o la ¡Teoria M! de “mas altas dimensiones”. Incluso no me aparto de que seamos un pequeño Universo que forma parte de un Multiverso mayor que nos expulso a traves de una fluctuacion del vacio.

    La misma biologia surgida en nuestro planeta y que, posiblemente, este repartida por todo el Universo, es un anigma de increibles consecuencias futuras. Y, ¿donde dejamos a nuestra conciencia? ¿como pudo el universo crear una cosa asi?

    Creo que muchas cosas nos trascienden y tenemos la obligacion de buscar la memoria del universo y los mensajes que, escritos, sin letras, estan impresos en la materia que nos habla. Hay un enorme campo de informacion en la Naturaleza que no sabemos entender. ¡El vacio cuantico! ¿Que es eso? ¿Como genera, conserva y nos envia informacion ese vacio?

    ¡Son tantas las cosas que no sabemos!

    Responder
  6. 6
    Ramon Marquès
    el 11 de agosto del 2010 a las 21:37

    Amigo Javier:
    Creo que todas tus suposiciones son acertadas, la posibildad de un choque de nuestro universo de materia con otro de antimateria, y la posibilidad de universos paralelos o que se continúan con éste. Con la suficiente separación entre ellos, claro, si unos son de materia y otros de antimateria.  También es posible que no hubiera más que dos universos, y ahora uno.
    Amigo Javier, un abrazo. Ramon Marquès

    Responder
  7. 7
    kike
    el 2 de julio del 2011 a las 15:12

    No es extraño que el B.B. sea catalogado como la “singularidad” por excelencia; se dice que apenas en la primera fracción de segundo que siguió al B.B., se dieron multitud de transformaciones físicas que posteriormente ocasionaron el modo y la forma de nuestro universo; y eso es a mi juicio bastante “singular”, ya que al menos para nuestra mente lógica, para que ocurran la mayoría de los eventos físicos se necesita una pequeño detalle, que es el tiempo; y eso parece que no hizo falta con la singularidad del B.B.

     De ahí creo que viene buena parte de esa singularidad, ya que si efectivamente el tiempo estuviera cuantizado, tendría una unidad mínima, tras de la cual no se sabría diferenciar sucesivos hechos; por lo tanto quizás ahí resida tanto el problema como la solución, ya que si la materia tuvo la facultad de transformarse en periodos de tiempo inferiores a la cuantización temporal, no hubiera importado el tiempo necesario para ello, ya que en esas circunstancias quizás el tiempo no existiera….(Luego lo leo para entenderlo si es posible).

     Pero en realidad de lo que quería hablar es del detalle de que si pronto algún “iluminado” no lo remedia, dentro de apenas cuatro años se cumplirá un siglo desde la formulación de la Teoría General de la Relatividad de Einstein; y si como sabemos esa ley ayudó muchísimo al avance cualitativo y cuantitativo de la física y ciencia en general, también significó la apertura de nuevas interrogantes (es como lo dicho por Emilio varias veces, de que al abrirse una puerta del conocimiento podemos ver varias más bien cerradas).

     Esas nuevas interrogantes (ya no tan nuevas), que para los profanos serían principalmente la posible unión y casamiento de las cuatro fuerzas, el hallazgo del gravitón, del bosón de Higgs y de la materia y energía oscuras, pese a los casi cien años transcurridos desde la T.G.R. que dió lugar a la posibilidad de formular esas preguntas, nadie ha podido demostrar nada, pese a existir cientos de teoría e hipótesis, tantas casi como científicos las estudian.

     ¿Cuando llegaran esos científicos que nos saquen del actual atolladero?; el que lo consiga podrá vanagloriarse de que su nombre se codee con el de los más insignes científicos de todos los tiempos.

     Pero me temo que, como en otras varias ocasiones, para que surgan importantes hallazgos científicos, se necesitará primero contar con una más avanzada tecnología que la que poseemos en la actualidad; si bien es cierto que bastantes descubrimientos no han necesitado apenas de tecnología (Hallazgos de algo buscando otra cosa diferente, casualidades, inexplicables intuiciones y hasta sueños reveladores, normales y hasta inducidos por drogas).

     Bona sera, que dicen los italianos.

    Responder
    • 7.1
      emilio silvera
      el 3 de julio del 2011 a las 8:37

      Amigo Kike, en relación a lo que dices, acuerdate de que “En 1927 el astrónomo belga Georges Lemaître formuló la hipótesis de que el actual alto grado de diferenciación de la materia en el espacio y la complejidad de las formas mostradas por los objetos astronómicos distintos debe ser el resultado de una violenta explosión y la dispersión posterior de un material altamente comprimido originalmente homogénea, una especie de “átomo primitivo”, que contiene …”
      Muchas veces (en casos de individuos especiales) la intuición, puede llegar a ser más poderosa que la tecnología. Nuestras mentes pueden llegar a “ver” aquello que todavía nuestros ingenios no encontraron, y, esa intuición es la que abre el camino para fabricar (posteriormente a la idea) las máquinas que verifiquen si la idea era cabal.
      Como bien apuntas, los 100 años de la RG están ya muy cercanos y, cuando llegue el aniversario centenario, no pocas pompas y festejos serán dedicados a tal acontecimiento que revolucionó la Ciencia del Cosmos pero, como bien dices, después de tanto tiempop, todo sigue…casi igual.
      ¿Para cuando una nueva revolución? ¿Quién la traerá? ¿Vendrá de la mano del Azar?
      ¡Ya veremos! La complejidad del Universo es grande y, la Puerta que nos abrió Einstein con la RG, nos llevó a un enorme salón (el Cosmos) que estaba tan lleno de cosas que, de momento, ni las hemos podido analizar todas.
      Tengamos paciencia amigo que, según la ley temporal…todo llegará.

      Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting