jueves, 08 de diciembre del 2022 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




La Gravedad, esa fuerza misteriosa

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Astronomía y Astrofísica    ~    Comentarios Comments (39)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Dos nuevos estudios realizados por investigadores de Australia, Austria y Alemania han puesto en entredicho la forma en la que entendemos la física de la gravedad. Los descubrimientos, publicados en las revistas Astrophysical Journal y Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, se basan en observaciones de galaxias enanas satélite o galaxias más pequeñas que se encuentran en el extrarradio de la gran galaxia espiral que es la Vía Láctea.

 

 

   Las dos se atraen, ¿será alguna forma de gravedad? Bueno, más bien, en este caso, será el magnetismo.

La Ley de la gravitación universal de Newton, publicada en 1687, sirve para explicar cómo actúa la gravedad en la Tierra, por ejemplo por qué cae una manzana de un árbol. El profesor Pavel Kroupa del Instituto de Astronomía Argelander de la Universidad de Bonn (Alemania) explicó que «a pesar de que su ley describe los efectos cotidianos de la gravedad en la Tierra, las cosas que podemos ver y medir, cabe la posibilidad de que no hayamos sido capaces de comprender en absoluto las leyes físicas que rigen realmente la fuerza de la gravedad».

La ley de Newton ha sido puesta en entredicho por distintos cosmólogos modernos, los cuales han redactado teorías contradictorias sobre la gravitación que intentan explicar la gran cantidad de discrepancias que se dan entre las mediciones reales de los sucesos astronómicos y las predicciones basadas en los modelos teóricos. La idea de que la «materia oscura» pueda ser la responsable de estas discrepancias ha ganado muchos adeptos durante los últimos años. No obstante, no existen pruebas concluyentes de su existencia.

En esta investigación, el profesor Kroupa y varios colegas examinaron «galaxias enanas satélite», cientos de las cuales deberían existir en la cercanía de las principales galaxias, incluida la Vía Láctea, según indican los modelos teóricos. Se cree que algunas de estas galaxias menores contienen tan sólounos pocos millares de estrellas (se estima que la Vía Láctea, por ejemplo, contiene más de 200.000 millones de estrellas).

               Galaxia enana sextants
Unos Astrónomos de la Universidad de Michigan, midieron la velocidad de 6804 estrellas en siete galaxias enanas satélites de la Vía Láctea: Carina, Draco, Fornax, Leo I, Leo II, Scupltor y Sextans. Encontraron que, contrariamente a lo que predice la ley de la gravitación de Newton, las estrellas en estas galaxias no se mueven más lento cuanto más lejos estén del núcleo galáctico.

Al día de hoy sólo se ha logrado detectar treinta de estas galaxias alrededor de la Vía Láctea. Esta situación se atribuye al hecho de que, al contener tan pocas estrellas, su luz es demasiado débil como para que podamos observarlas desde una distancia tan lejana. Lo cierto es que este estudio tan detallado ha deparado resultados sorprendentes.

«En primer lugar, hay algo extraño en su distribución», indicó el profesor Kroupa. «Estas galaxias satélite deberían estar distribuidas uniformemente alrededor de su galaxia madre, pero no es el caso.» Nadie puede dar una explicación de tan atípica distribución que no concuerda con lo que, según la Ley de Newton, debería ser. Claro que, como era de esperar, uno de los científicos de la investigación se dejó caer con aquello de: “Nuestra investigación muestra que las galaxias enanas están dominadas por materia oscura” , es decir, buscan una explicación basándose en algo que aún, no está explicado y no se dan cuenta de que, la Ciencia, no es cosa de fe.

Las galaxias enanas esferoidales son pequeñas y muy débiles, conteniendo pocas estrellas en relación con su masa total. Los astrónomos encontraron difícil explicar el origen de este tipo de galaxias. Teorías previas proponían que estas galaxias orbitan cerca de galaxias mayores como la Vía Láctea, pero esto no explica cómo se formaron estas galaxias enanas que han sido observadas en las afueras del llamado “Grupo Local” de galaxias.

Los investigadores descubrieron que la totalidad de los satélites clásicos de la Vía Láctea (las once galaxias enanas más brillantes) están situados prácticamente en un mismo plano que dibuja una especie de disco. También observaron que la mayoría de estas once galaxias rotan en la misma dirección en su movimiento circular alrededor de la Vía Láctea, de forma muy similar a como lo hacen los planetas alrededor del Sol.

La explicación de los físicos a estos fenómenos es que los satélites debieron surgir de una colisión entre galaxias más jóvenes. «Los fragmentos resultantes de un acontecimiento así pueden formar galaxias enanas en rotación», explicó el Dr. Manuel Metz, también del Instituto de Astronomía Argelander. Éste añadió que «los cálculos teóricos nos indican la imposibilidad de que los satélites creados contengan materia oscura».

 

 

Las grandes galaxias como nuestra Vía Láctea, siempre han tenido galaxias enanas satélites a su alredor.

Estos cálculos contradicen otras observaciones del equipo. «Las estrellas contenidas en los satélites que hemos observado se mueven a mucha más velocidad que la predicha por la Ley de la gravitación universal. Si se aplica la física clásica, esto sólo puede atribuirse a la presencia de materia oscura», aseveró el Dr. Metz.

Este enigma nos indica que quizás se hayan interpretado de forma incorrecta algunos de los principios fundamentales de la física. «La única solución posible sería desechar la Ley de la gravitación de Newton», indicó el profesor Kroupa. «Probablemente habitemos un universo no Newtoniano. De ser cierto, nuestras observaciones podrían tener explicación sin necesidad de recurrir a la materia oscura

Hasta ahora, la Ley de la gravitación de Newton sólo ha sido modificada en tres ocasiones: para incluir los efectos de las grandes velocidades (la teoría especial de la relatividad), la proximidad de grandes masas (la teoría general de la relatividad) y las escalas subatómicas (la mecánica cuántica). Ahora, las graves inconsistencias reveladas por los datos obtenidos sobre las galaxias satélite respaldan la idea de que hay que adoptar una «dinámica newtoniana modificada» (MOND) para el espacio. Se ha llegado a publicar:

Foto: NASA

 

 

Datos recientes de galaxias ricas en gas coinciden exactamente con las predicciones de una teoría de la gravedad modificada conocida como MOND, según un nuevo análisis realizado por el profesor de Astronomía de la Universidad de Maryland, Stacy McGaugh. Ésta -la última de varias predicciones MOND exitosas- plantea nuevas preguntas sobre la exactitud del modelo cosmológico actual del Universo, escribe McGaugh en un artículo que será publicado en marzo en la revista Physical Review Letters.

La cosmología moderna dice que para que el universo se comporte como lo hace, la masa-energía del Universo debe ser dominada por materia oscura y energía oscura. Sin embargo, la evidencia directa de la existencia de estos componentes invisibles sigue siendo insuficiente. Una alternativa, aunque impopular, posibilidad es que la actual teoría de la gravedad no es suficiente para describir la dinámica de los sistemas cósmicos.

La teoría MOND, propuesta en 1981, modifica la segunda ley de la dinámica de Newton para que con ella se pueda explicar la rotación a velocidad uniforme de las galaxias, que contradice las predicciones newtonianas que afirman que la velocidad de los objetos separados del centro será menor.

Los nuevos descubrimientos poseen implicaciones de gran calado para la física fundamental y para las teorías sobre el Universo. Según el astrofísico Bob Sanders de la Universidad de Groningen (Países Bajos), «los autores de este artículo aportan argumentos contundentes. Sus resultados coinciden plenamente con lo predicho por la dinámica newtoniana modificada, pero completamente contrarios a la hipótesis de la materia oscura. No es normal encontrarse con observaciones tan concluyentes.»

Como se puede ver, la falta de conocimiento de la Gravedad es palpable y cada Investigación realizada exponen unos resultados dispares, unos a favor y otros en contra de la Ley de Newton y, los que están en contra de ella se agarran a la “materia oscura” como si de un clavo ardiendo se tratara para el que se ahoga.

Una de las predicciones de MOND especifica la relación relativa entre la masa de una galaxia y su velocidad de rotación plana. Sin embargo, las incertidumbres en las estimaciones de las masas de las estrellas en las galaxias espirales dominadas por estrellas (como nuestra propia Vía Láctea), habían impedido una prueba definitiva.

La galaxia espiral NGC 3310 en ultravioleta

Para evitar este problema, McGaugh examinó galaxias ricas en gas, que tienen relativamente pocas estrellas y una preponderancia de la masa en forma de gas interestelar. “Nosotros entendemos la física de la absorción y liberación de energía por los átomos en el gas interestelar, de modo que contar fotones es como contar átomos. Esto nos da una estimación precisa de la masa de estas galaxias”, dijo McGaugh.

Utilizando el trabajo recientemente publicado que él y otros científicos habían hecho para determinar tanto la masa y la velocidad de rotación de las galaxias planas ricas en gas, McGaugh recopiló una muestra de 47 y comparó la masa de cada galaxia y la velocidad de rotación con la relación esperada por MOND. Las 47 galaxias coincidieron sobre o muy cerca de la predicción MOND. No hay un modelo de materia oscura realizado tan bien.

“Me parece sorprendente que la predicción hecha por Milgrom hace más de un cuarto de siglo funcione tan bien en la adecuación de estos hallazgos para las galaxias ricas en gas”, dijo McGaugh.

Casi todos coinciden en que en las escalas de cúmulos de galaxias grandes y superiores, el Universo está bien descrito por la materia oscura, la teoría de la energía oscura. Sin embargo, según McGaugh esta cosmología no tiene en cuenta lo que sucede en las escalas de galaxias y entes más pequeños.

“MOND es todo lo contrario”, dijo. “Representa la pequeña “escala de las galaxias individuales, pero MOND no te dice mucho sobre el universo más grande”.

 

 

 

Eso sí, imágenes de todo tipo mediante las cuáles se nos quiere hacer ver que, la materia oscura (dicen) está ahí presente, sin embargo, nada de lo que estamos viendo es materia oscura son filamentos de plasma, polvo y gas interestelar, y otros objetos y sustancias que en el Universo se producen mediante la química de la energía de las estrellas presente en esos lugares pero, “materia oscura” me parece que no.

¡Qué Locura! Después de tantos años, aún andamos a vueltas con la Gravedad que…no se entiende con la plenitud que cabría esperar y, lo cierto es que, por muchas leyes (como por ejemplo MOND) que quieran sacar al escenario de la Astronomía, Newton y Einstein siguen vigentes -cada cual en su plano- y, lo que falta por explicar, aún no ha sido explicado simplemente porque nadie sabe lo que es.

Algunas veces oímos a “reputados” Astrónomos y Astrofísicos hablar de la gravedad y se refieren a ella como si, los mundos, tuvieran agujeros y estuvieran vacíos, no saben explicar algunas anomalías que se encuentran en sus investigaciones y al no encontrar la causa, acuden a la socorrida materia oscura, esa alfombra debajo de la que barremos nuestra ignorancia.

¡Habrá que esperar!

emilio silvera

 

  1. 1
    Maolito
    el 23 de julio del 2012 a las 11:26

         Quisiera exponer una idea que me bulle en la cenza hace mucho tiempo y que en cierta fforma está relacionada con el tema que nos ocupa. 
         Continuamente estamos hablando y escuchando sobre las energía renovables. El petroleo contaminante, el carbón, la energía nuclear, eólica…… per4o porqué nunca se ha, intentado al menos, buscar soluciones con la energía magnética. No creo que resulte IMPOSIBLE y sin residuos contaminantes de ningún tipo. ¿Que opinas al respecto?
     

    Responder
    • 1.1
      emilio silvera
      el 24 de julio del 2012 a las 7:05

      ¡Hola, Maolito!
      Lo mismo que sabemos que la masa y la energía son dos aspectos de la misma cosa, también sabemos que la electricidad y el magnetismo son dos aspectos del mismo fenómeno. Así que, de alguna manera, ya estamos explotando esa energía magnética en muchos casos, tales como:
      En muchos casos se utiliza el magnetismo puro como en el CERN donde tienen imánes inmensos en el LHC para que todo funciones debidamente, en los grandes deshuases de vehículos y maquinaria pesada y en otros muchos. También… Los astronáutas y otros profesionales los utilizan en sus calzados paras mantenerse firmes en la superficie…
      “Los imanes grandes y potentes son cruciales en muchas tecnologías modernas. Los trenes de levitación magnética utilizan poderosos imanes para elevarse por encima de los rieles y evitar el rozamiento. En la aplicación de resonancia magnética nuclear, un examen de diagnóstico empleado en medicina, detecta tumores en cualquier parte del cuerpo, se utilizan campos magnéticos de gran intensidad”.
      El magnetismo constituye uno de los fenómenos más atractivos y misteriosos conocido desde la antigüedad, en un principio se manifestó por medio de la atracción que ejercían ciertas piedras llamadas imanes sobre algunos materiales específicos como el hierro, el níquel y el cobalto. Hoy día se sabe que toda la materia presenta propiedades magnéticas en determinadas condiciones y existen diferentes tipos de magnetismo y variables magnéticas que lo caracterizan.
      Seguro que en el futuro, su aprovechamiento será más amplio a medida que la Física avance y nuestros conocimientos sean más completos.
      Un saludo.

      Responder
  2. 2
    fandila
    el 25 de julio del 2012 a las 1:14

    Yo como adepto a la teoría oscura me pregunto, qué habría en el Big Bang antes de que las primeras partículas decentes aparecieron. En cualquier caso, ¿todas se consumieron? De no ser así dónde está el resto. Cuáles serían sus formas.
    Y en su evolución, a qué derivaron. 
    Saludos

    Responder
  3. 3
    emilio silvera
    el 25 de julio del 2012 a las 6:16

    Amigo mío, ante de eso, sin lugar a ninguna duda, algo tenía que estar allú presente para que las galaxias se pudieran formar, algo que generaba fuerza de gravedad para que la materia bariónica (que llegó más tarde), no se dispersara sin ton ni son por el universo. Así, ese “algo” pudo retener a la materia que nocemos y se pudieron formar las primeras estrellas y galaxias pero, que era aquello que estaba allí…
    Misterios nos quedan mucho por resolver.
     

    Responder
  4. 4
    rafael
    el 23 de octubre del 2012 a las 11:21

    Buenos dias emilio:
    Ante todo felicitarte por el pragmatismo cientifico con el que defiendes tu blog.
    He tenido la oportunidad de conocerlo recientemente y he de reconocer que me ha sorprendido muy gratamente.
    Dando vueltas sobre algunos temas de fisica relacionados con mi campo profesional (energias renovables), y nuevos modelos hipoteticos de produccion electrica, he viajado intelectualmente este ultimo año a traves de la teoria cuantica y la relatividad… hace unos dias preguntandome la relacion entre gravedad, densidad de los cuerpos y su velocidad angular , asi como la posibilidad de que a ciertas condiciones de giro y densidad una esfera pueda contrarestar la fuerza de atraccion gravitatoria ( levitacion), que es lo que hace nuestro planeta a otra escala en relacion al sol, encontre una autora de libros digitales algo misteriosa… defiende una teoria que denomina mecanica global.. al principio de la lectura no estaba muy convencido, quizas por el formato de su publicacion.. pero es cierto que conforme avanzaba me daba cuenta de que propone alternativas que pueden ser interesantes ( quizas sea una interpretacion metafisica de la teoria de cuerdas)…te adjunto el enlace: http://www.molwick.com/es/libros/z153-libros-mecanica-global.pdf
    Espero le pueda resultar interesante.
     

    Responder
    • 4.1
      emilio silvera
      el 24 de octubre del 2012 a las 4:39

      ¡Hola, Rafael!
      Tu agradable presencia es bien llegada a ésta tu casa. Aquí podrás viajar por esos mundos del macrocosmos y como no podía ser de otra manera para completar la visión del mundo, también lo harás por ese otro infinitesimal de la mecánica cuántica, dónde los objetos más pequeños del Universo, se juntan para formar la materia de la que está hecho todo lo que podemos ver…nosotros incluídos.
      En el viaje (largo viaje por cierto), podrás admirar y asombrarte de lo que la Naturaleza es, y, a medida que la vayamos comprendiendo, podremos juzgar las cosas desde otras nuevas perspectivas que, la falta de esos conocimientos no dejan que lleguen a nosotros.
      Todas las respuestas están en nosotros mismos, en nuestras mentes que se forjan en el Universo del que forman parte pero, tienen que volucionar, ser educadas en las distintas disciplinas del saber y, cuando separa comprender las conexiones que unen a todas las cosas, entonces, y sólo entonces, habremos entrado a formar parte de ese todo que llamamos Naturaleza a la que no siempre prestamos la atención debida a pesar de los muchos avisos y mensajes que nos manda y que no sabemos captar.
      Lo dicho, vivímos encerrados en “nuestro mundo” que es un mundo aparte del mundo real que debemos descubrir. Según me cuentas, tienes el privilegio de trabajr en un área de mucho futuro. Las energías serán las que nos permitan poder realizar nuestros sueños y, sin ellas, volveríamos hacia atrás en el tiempo. Si tienes la suerte de trabajar en aquello que te gusta (como parece), tiene una gran parte de la felciidad ganada.
      Un cordial saludo amigo.
      PD.
      Se agradece el enlace que presto he bajado y, el comienzo es prometedor por lo extraño del personaje, ya veré lo que da de sí y si lo que plantea puede ser atrayante.

      Responder
  5. 5
    Ramon Marquès
    el 2 de noviembre del 2012 a las 20:46

    Hola Emilio: Un saludo cordial y una felicitación por el excelente artículo. Y de veras que la gravedad todavía reserva sorpresas Una de ellas, ya sabes, yo supongo que será el efecto frenado.
    Un fuerte abrazo. Ramon Marquès 

    Responder
    • 5.1
      emilio silvera
      el 3 de noviembre del 2012 a las 5:46

      ¡Hola, anigo Ramón!
      Es bueno tenerte por aquí. Tu presencia me dice muchas cosas buenas…entre otras que, tienes la curiosidad intacta. Mientras nuestras mentes se muevan y persigan los sueños…estaremos bien.
      Un abrazo.

      Responder
  6. 6
    Fandila
    el 3 de noviembre del 2012 a las 1:42

    Estimado amigo Ramón:
    Vuelvo a leer tus artículos y esa original idea aun la veo como imcompleta. Hay algunos partados que no se entienden muy bien. Para mí que habrías de extenderte más, pues surgen algunas dudas.
     
    Entiendo lo del colapso de onda en la formación de nuevas entidades “materiales” cuya distribución sea porcentualmente más pequeña hasta la materia normal propiamente dicha
    No entiendo muy bien la necesidad del frenado para la inercia, cuando una onda normal, sin colapso, puede impulsar una vela fotónica, por ejemplo. O si se considera que una onda adquiere masa con la velocidad. No me explico la gravedad por el efecto frenado aunque sí las masas. Qué ocurre en el universo cuántico para que la gravedad acelere un objeto. Habría de explicarse por qué g se incrementa hacia las masas. Cual podría ser la distribución “material” para el campo gravitatorio.
     
    Pienso que el colapso de las funciones de ondas nunca es total en la espuma cuántica, sino que su aleatoria da unos resultados en porcentajes decrecientes hacia lo macro.
    Me explico que la propia expansión sea el resultado del colapso de onda, por el aumento de volumen que representa, mientras que las ondas en si mismas, sin colapso, podrían girar y contorsionarse unas con otras sin aumento de volumen (¿?). Solo en su interacción se produciría el aumento de volumen al enrocarse en torno a un ámbito propio (Partículas).
    Sería interesante una definición de los campos bajo esa teoría.
    Un cordial saludo
     

    Responder
    • 6.1
      emilio silvera
      el 3 de noviembre del 2012 a las 5:48

      Amigo Fandila, cuando leo algunos de tus comentarios no tengo más remedio que sonreir…a mí me pasa lo mismo y le doy vueltas y más vueltas a las coas tratando de localizar dónde pueda encontrarse esa verdad que buscamos.
      Saludos amigo.

      Responder
  7. 7
    Fandila
    el 3 de noviembre del 2012 a las 12:28

    Si el modelo de plasma es aplicable al caos de la espuma cuántica (Que otros llaman masa-energía oscura), los fenómenos estudiados sobre el plasma nos indican su neutralidad global, pues actúa como un todo.
    Así se habla de pares materia y antimateria que se aniquilan nuevamente para volver a surgir (Se consideran virtuales). Solo un porcentaje relativamente pequeño ve la luz, como real. Ni más ni menos que un resultado probabilistico de la acción.
    En el plasma, donde los fenómenos interactivos son aleatorios también se dan, respetando la neutralidad de conjunto, las cargas libres que originan corrientes y consecuentemente campos magnéticos sobre ellas, que llevan al llamado fenómeno del estrujamiento y los giros o vórtices dentro de los propios campos, lo mismo que las ondas. La formación de “rosarios” o el alabeo oscilante.
    El caos solo ha podido estudiarse en laboratorio y los resultados antes dichos son reales, nada atribuible directamente a la virtualidad cuantico-oscura. Sin embargo el estado plasmático es el que se adecúa con el “vacío”, y por las escasas referfencias que se obtienen de la espuma cuántica, parece que ésta se comporte de la misma manera, otra cosa no se vislumbra.
    El plasma macro puede ser transplantable a la medida de lo oscuro. Tanto es posible el estado Bose-Einstein como su transformación global, colapsos de onda y la globalidad neutra de cargas que dan lugar a los campos electromagnéticos y consiguiente radiación, por no hablar de la generación de partículas. El campo gravitacional es otra cosa, y aun partiendo de la misma base se adecúa mejor a la interacción material en sí como consecuencia de la expansión “hacia adentro”. Un fluir “virtual” en todas direcciones. El campo gravitacional es máximo hacia las masas porque su densidad es mayor hacía ellas como corresponde a su “densidad curva” del espacio que las rodea. Las masas se rodean progresivamente con la distancia de un halo inseparable (Sus desechos de formación y los que acumula la expansión hacia ellas y otros centros de radiación), que solo puede modificar otra masa o campo afín.
    Otra cosa es poner orden matemático en el galimatías y que con Newton parece tan claro.
    Cordiales saludos.

    Responder
    • 7.1
      emilio silvera
      el 4 de noviembre del 2012 a las 6:09

      Ahí queda dicho.

      Responder
  8. 9
    Ramon Marquès
    el 4 de noviembre del 2012 a las 21:06

    Estimado amigo Fandila: Haber si logro explicarme en algunos conceptos que mencionas.
    Como ya dijo Einstein, la gravedad, la masa y la inercia son equivalentes. Y esto se trasluce en la Cosmología que expongo, que todas se deben al efecto frenado.
    La gravedad se debe al efecto frenado. Así todo cuadra: atrae con un movimiento uniformemente acelerado propio de una fuerza continua, deforma el espacio vibratorio en expansión, es el negativo de una aceleración, se ve su relación con el resto de las fuerzas interactivas…
    La inercia la podemos ver como:El Universo material es una trama inercial-gravitatoria en movimiento movido por el espacio vibratorio en expansión, y para hacer variar de este movimiento a un objeto se necesita la fuerza de su gravedad. Así la inercia, igual que el movimiento de las partículas, no es porque sí.
    Amigo Fandila, gracias por interesarte por mis trabajos y un fuerte abrazo. Ramon Marquès
    http://www.asociacionideatica.com/nueva_cosmologia.pdf 
     

    Responder
  9. 10
    Fandila
    el 4 de noviembre del 2012 a las 21:39

    Hola Ramón:
    Lo que expresas es una forma general de expresarlo.
    Es cierto que gravedad e inercia son equivalentes pero sus causas y sus formas varían. La inercia no necesita de la gravedad para que se manifieste, aunque en último termino ambas proceden de lo que se llama presión del medio.
    La masa no es equivalente con la gravedad o la inercia sino que éstas son proporcionales a a la masa, y la masa es variable.
    Pienso que la presión gravitatoria es independiente del colapso de onda, que no siempre ocurre sino ciertos porcentajes, la presión base es energética.
    Son mis puntos de vista, y con arreglo a como yo interpreto las teorías. A lo peor incido demasiado en algunos puntos.
    Aún no poseo tu libro completo. Ojala yo recibiera las críticas sobre mis trabajos, que no son definitivos y con errores sin duda. El tiempo lo determinará, esperemos.
    Un fuerte abrazo amigo.

    Responder
  10. 11
    Ramon Marquès
    el 5 de noviembre del 2012 a las 20:47

    Hola Fandila:
    En primer lugar gracias por tus comentarios.
    En cuanto a la equivalencia de masa y gravedad desde luego que no son iguales. Pero lo de equivalentes lo extraigo de Einstein. Y entiendo que en algún aspecto fundamental son equivalentes. Y también entiendo la proporcionalidad que marca la ecuación de Newton.
    En cuanto a la inercia, si se refiere a la masa, creo que siempre ha de vencer la gravedad de dicha masa para hacer variar su movimiento en el espacio.
    Yo he formulado una Cosmovisión muy completa pero dentro de unas líneas, digamos maestras, muy generales. O sea que no es extraño que tu digas que generalizo porque reconozco bien que es cierto. Seguro que tú tienes una formación especializada superior a la mía y por esto acusas la generalidad. Pero la Cosmovisión considero que tiene valor aunque no salga de las líneas maestras.
    Repito, gracias por tus comentarios amigo Fandila, y un fuerte abrazo. Ramon Marquès  

    Responder
  11. 12
    Fandila
    el 6 de noviembre del 2012 a las 0:54

    Ya lo creo que tiene valor lo que dices, Ramón
    Yo partícularmente ni siquiera me había entrado en el colapso de la función de onda, pues suponía una presión cósmica sin más consideraciones. Lo hacía superficialmente con la Teoría del Caos y el simple choque de los elementos. Las ondas u ondas-partícula las estudiba por separado, pero realmente es difícil deslindarlas. En el fondo no se diferencian gran cosa,  tienen la consideración de “masa abierta” o “cerrada” (para onda partícula). Por supuesto que el colapso sería la forma de transformarse las unas en las otras.
    Es de gran interés moverse por las interacciones de onda para entender la gravedad.
    Un fuerte abrazo.

    Responder
  12. 13
    Ramon Marquès
    el 6 de noviembre del 2012 a las 18:37

    Hola amigo Fandila:
    Yo es poco lo que sé sobre el colapso de onda, por esto no te he hablado del mismo en emails anteriores. Doy por supuesto que la función de onda es un complejo ondulatorio que ya ha sufrido el efecto frenado, y que el colapso de onda que lo hace comportar como partícula se produce cuando dicha función de onda encuentra un receptor adecuado dentro del mundo de las partículas. Y soy de los que no pienso que necesite la presencia del observador. Como dice Einstein, la luna existió antes de que la observara un ratón. 
    Amigo Fandila, un fuerte abrazo extensivo a Emilio que nos estará escuchando. Ramon Marquès

    Responder
    • 13.1
      emilio silvera
      el 7 de noviembre del 2012 a las 10:13

      Sí, amigo Ramón, “os escucho atenta y respetuosamente”.
      Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting