martes, 15 de junio del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Año Internacional de la Mujer Científica

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en La Mujer en la Ciencia    ~    Comentarios Comments (19)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Marie Curie

La Asamblea general de las Naciones Unidas, ha declarado el día 8 de Marzo de 2.011 el Año Internacional de la Química, coincidiendo con el centenario de la concesión del Premio Nobel otorgado a Marie Curie –Marja Sklodowska- por sus aportes a la Química.

Sin embargo, se aprovechó el tirón mediático de esta célebre científica, y, el valor simbólico de su buena imagen popular, no olvidemos que es poseedora de dos Premios Nobel, por una de las personas más importes que, dedicadas a la Ciencia, se puede decir que, pasó y dedicó su vida a la investigación, haciendo posible, de alguna manera, que hoy, nosotros podamos vivir mejor gracias a sus contribuciones científicas.

Así que, los responsables, han creído conveniente, aprovechar el momento para celebrar también, en este Año 2.011, el Año Internacional de la Mujer Científica, lo que, por otra parte, es muy de justicia, ya que, queramos o no, en éste (como en otros ámbitos) tenemos a la mujer un poco postergadas y, ya va siendo hora de que se le reconozcan los mismos (en algunos casos más) méritos que a las hombres.

Es una verdadera pena que, la verdadera contribución de la mujer científica a la Ciencia, sea poco conocida. Mujeres que han destacado en muchas de las disciplinas científicas que son importantes para la Humanidad, son totalmente desconocidas, y, el caso de la Curie, es excepcional.

Es justo que consideremos llegado el momento de otorgar a las mujeres de la Ciencia la categoría que, por méritos propios, se han ganado a lo largo de la Historia, y, no olvidemos que en la actualidad, no son pocas mujeres las que están al frente de la vanguardia en muchas de esas disciplinas que son punteras en el mundo, y, la Química o la Astronomía, pueden ser un buen ejemplo de ello. La Astronomía en España está al frente de grandes científicas Astrofísicas como Montserrat Villar o Ana Ulla entre otras muchas, y, también en otras disciplinas destacan mujeres de nuestro tiempo que han llegado a la Física, la Medicina y otras áreas de la Ciencia con una fuerza inusitada.

Archivo:Lynn Margulis.jpg

Lynn Margulis nació en 1938 en la ciudad de Chicago. Inició sus estudios de secundaria en el instituto público Hyde Park a lado de South Park y cuando fue trasladada por sus padres a la elitista Escuela Laboratorio de la Universidad de Chicago, regresó por su cuenta al instituto con sus antiguos amigos, lugar al que ella pensó que pertenecía. De esa época recuerda con agrado a su profesora de español, la señora Kniazza.

A los 16 años fue aceptada en el programa de adelantados de la Universidad de Chicago donde se licenció a los 20 años, adquiriendo según ella «un título, un marido (Carl Sagan) y un más duradero escepticismo crítico». Margulis diría de su paso por la Universidad de Chicago:

Allí la ciencia facilitaba el planteamiento de las cuestiones profundas en las que la filosofía y la ciencia se unen: ¿Qué somos? ¿De qué estamos hechos nosotros y el universo? ¿De dónde venimos? ¿Cómo funcionamos? No dudo de que debo la elección de una carrera científica a la genialidad de esta educación «idiosincrásica».

Margulis sobre su clase de Ciencias Naturales II

En 1958 continuó su formación en la Universidad de Wisconsin como alumna de un máster y profesora ayudante. Estudió biología celular y genética: genética general y genética de poblaciones. De su profesor de estas dos últimas, James F. Crow, diría:

Cambió mi vida. Cuando dejé la Universidad de Chicago sabía que quería estudiar genética, pero después de las clases de Crow supe que sólo quería estudiar genética.

Margulis, Planeta Simbiótico

Desde un principio se sintió atraída por el mundo de las bacterias, que en aquel entonces ella indica que eran consideradas solo en su dimensión de gérmenes de carácter patógeno y sin interés en la esfera del evolucionismo. Margulis investigó en trabajos ignorados y olvidados para apoyar su primera intuición sobre la importancia del mundo microbiano en la evolución. Ella misma, en sus diferentes trabajos, nos guía en lo que fue su investigación y los antecedentes de sus aportaciones. Siempre ha mostrado una especial disposición a valorar estos antecedentes, desde su recuerdo hacia la señora Kniazza, su profesora de español en el instituto; pasando por el recuerdo de sus profesores de universidad y lo que para ella significaron; y terminando por una extensa referencia de los trabajos de aquellos científicos que ella rescató del olvido para apoyar su pensamiento evolucionista.

Investidura de Margulis como doctora honoris causa por la UAM, junto a Peter David Townsend(izda.), el rector Raúl Villar y Eugenio Morales Agacino.

Se interesó por los trabajos de Ruth Sager, Francis Ryan y Gino Pontecorvo. Estos trabajos la llevan a la que ella considera obra maestra: The Cell in Developement and Heredity (La célula en el desarrollo y la herencia), escrita por E. B. Wilson en 1928. Toda esta obra relacionada con las bacterias está relacionada a su vez con los trabajos de L. E. Wallin, Konstantin Mereschkowski y A. S. Famintsyn, en los que se plantea la hipótesis de que las partes no nucleadas de las células eucariotas eran formas evolucionadas de otras bacterias de vida libre. Desde entonces su trabajo se ha centrado en desarrollar esa hipótesis que la condujo a formular su teoría de la endosimbiosis seriada, y posteriormente su visión del papel de la simbiogénesis en la evolución.

Sus aportaciones a la biología y el evolucionismo son múltiples: ha descrito paso a paso y con concreción el origen de las células eucariotas (la SET, que considera su mejor trabajo); junto a K. V. Schwartz ha clasificado la vida en la tierra en cinco reinos agrupados en dos grandes grupos: bacterias y eucariotas; formuló su teoría sobre la simbiogénesis y la importancia de esta en la evolución; apoyó desde el primer momento la hipótesis de Gaia del químico James E. Lovelock, contribuyendo a ella desde la biología e intentando que adquiriera categoría de teoría; y ha realizado una suma de trabajos concretos sobre organismos bacterianos y formas de vida simbióticas, entre otras. Actualmente trabaja profundizando en el estudio de diferentes espiroquetas y su posible protagonismo en procesos simbiogenéticos.

Ella trae una influencia espectacular porque trae la mezcla de biología con humanidades. Ella es del linaje de estos científicos: Galileo Galilei, Copérnico y Newton. Es una científica que trae ideas radicales, pero que el tiempo y la historia demuestran que son correctas.

Dimaris Acosta Mercado, catedrática de Biología de la Universidad de Puerto Rico.

Teoría de la endosimbiosis seriada (SET)

Artículo principal: Endosimbiosis seriada

La teoría de la endosimbiosis seriada (SET) describe el origen de las células eucariotas como consecuencia de sucesivas incorporaciones simbiogenéticas de diferentes células procariotas. Margulis considera que esta teoría, en la que define ese proceso con una serie de interacciones simbióticas, es su mejor trabajo.

Tras quince intentos fracasados de publicar sus trabajos sobre el origen de las células eucariotas, en 1966 logró que la revista Journal of Theoretical Biology la aceptara y finalmente publicara a finales de 1967 su artículo Origin of Mitosing Cells (gracias, según ella misma dice, al especial interés del que fuera su editor James F. DaNelly). Max Taylor, profesor de la Universidad de la Columbia Británicaespecializado en protistas, fue quien la bautizó con el acrónimo SET (Serial Endosymbiosis Theory).

Margulis continuó trabajando en su teoría sobre el origen de las células eucariotas y lo que en principio fue un artículo adquirió las dimensiones de un libro. Nuevamente fracasó en sus intentos de publicar (la que entonces era su editorial, Academia Press, tras mantener el manuscrito retenido durante cinco meses le envió una carta donde le comunicaban su rechazo sin más explicaciones). Tras más de un año de intentos el libro fue publicado por Yale University Press.

El paso de procariotas a eucariotas significó el gran salto en complejidad de la vida y uno de los más importantes de su evolución. Sin este paso, sin la complejidad que adquirieron las células eucariotas, sin la división de trabajo entre membranas y orgánulos presente en estas células, no habrían sido posibles ulteriores pasos como la aparición de los pluricelulares. La vida, probablemente, se habría limitado a constituirse en un conglomerado de bacterias. De hecho, los cuatro reinos restantes procedemos de ese salto cualitativo. El éxito de estas células eucariotas posibilitó las posteriores radiaciones adaptativas de la vida que han desembocado en la gran variedad de especies que existe en la actualidad.

La idea fundamental es que los genes adicionales que aparecen en el citoplasma de las células animales, vegetales y otras células nucleadas no son «genes desnudos», sino que más bien tienen su origen en genes bacterianos. Estos genes son el legado palpable de un pasado violento, competitivo y formador de treguas. Las bacterias que hace mucho tiempo fueron parcialmente devoradas, y quedaron atrapadas dentro de los cuerpos de otras, se convirtieron en orgánulos. Las bacterias verdes que fotosintetizan y producen oxígeno, las llamadas cianobacterias, todavía existen en los estanques y arroyos, en los lodos y sobre las playas. Sus parientes cohabitan con innumerables organismos de mayor tamaño: todas las plantas y todas las algas. […] Me gusta presumir de que nosotros, mis estudiantes, mis colegas y yo, hemos ganado tres de las cuatro batallas de la teoría de la endosimbiosis seriada (SET). Ahora podemos identificar tres de los cuatro socios que subyacen al origen de la individualidad celular. Los científicos interesados en este asunto están ahora de acuerdo en que la sustancia base de las células, el nucleocitoplasma, descendió de las arqueobacterias; en concreto, la mayor parte del metabolismo constructor de proteínas procede de las bacterias termoacidófilas («parecidas a las del género Thermoplasma»). Las mitocondrias respiradoras de oxígeno de nuestras células y otras células nucleadas evolucionaron a partir de simbiontes bacterianos ahora llamados «bacterias púrpura» o «proteobacterias». Los cloroplastos y otros plástidos de algas y plantas fueron en su tiempo cianobacterias fotosintéticas de vida libre.

Margulis, Una revolución en la Evolución, cap.: Individualidad por incorporación.

En los años 1960 este paso no constituía ningún problema de comprensión, el neodarwinismo se había ya consolidado y desde este paradigma, este paso se habría dado mediante pequeños cambios adaptativos producto de mutaciones aleatorias (errores en la replicación del ADN) que la selección natural se habría encargado de fijar. También, en aquel tiempo, el evolucionismo, liderado principalmente por zoólogos, ponía su énfasis especialmente en el reino animal, las bacterias pasaban desapercibidas para ese campo de la ciencia y eran tratadas casi exclusivamente como agentes patógenos, estudiadas desde el campo de la medicina.

Con anterioridad a Margulis, principalmente a finales del siglo XIX, principios del XX, diferentes científicos intuyeron y llegaron a proponer que el paso de procariotas a eucariotas era el resultado de interacciones simbióticas. Propuestas que fueron desestimadas, incluso ridiculizadas, y que costó perder el prestigio profesional a sus proponentes.nota 7 Estos trabajos permanecieron olvidados hasta que Margulis, intuyendo igualmente el origen simbiótico de las eucariotas, los rescató y se apoyó en ellos para formular su teoría simbiogenética.

La propuesta simbiogenética de Margulis chocaba (y aún hoy en día choca, aunque se haya aceptado como un hecho puntual) con el paradigma neodarwiniano: la fusión de organismos y la plasmación de esa fusión en el ADN del individuo resultante, choca con la tesis neodarwiniana de que la evolución de los organismos y la aparición de nuevas especies tiene su origen en errores en la replicación del ADN (mutaciones aleatorias). También, la propuesta de Margulis, con las bacterias como agentes activos en un paso tan importante de la evolución, resultó exótica para el evolucionismo de la época, para el que las bacterias habían pasado desapercibidas. Margulis, para apoyar su hipótesis, reunió «gran número de hechos morfológicos, bioquímicos y paleontológicos» propios y de otros científicos.12

El escepticismo y el rechazo inicial que suscitó la posibilidad de que las células eucariotas hubiesen evolucionado por simbiogénesis, tuvieron que modificarse, dando paso a la parcial aceptación de la teoría ya que aún hoy se encuentran entre nosotros los descendientes de aquellas primigenias bacterias que protagonizaron la simbiosis.

Margulis se vio gratamente sorprendida cuando durante los años 1970 su teoría bautizada con el acrónimo SET comenzó a despertar el interés del mundo académico, apareciendo trabajos de investigadores y estudiantes de doctorado que desarrollaban aspectos de su teoría. La endosimbiosis seriada fue apoyada por Rayen, Schnepf & Brown y Taylor; siendo muy atacada por otros autores, sobre todo por Alsopp, Raff & Mahler y por Bogorad.

Desde entonces, la SET se ha ido abriendo camino hasta hoy, que se considera probada la incorporación de tres de los cuatro simbiontes, o si se quiere, dos de los tres pasos propuestos por Margulis (la incorporación de las espiroquetas no se considera probada).

Afortunadamente, gracias a la genial bióloga estadounidense Lynn Margulis, hoy tenemos la solución a este desconcertante enigma: una explicación científica mucho más sensata, lúcida y creativa que la que se ha empeñado en sostener la ortodoxia neodarwinista durante los últimos 35 años, pese a tener la solución, publicada por Margulis en 1967, literalmente delante de sus narices. La ortodoxia se ha resistido con uñas y dientes —en gran medida sigue resistiéndose— a aceptar la teoría de Margulis por el sencillo hecho de que no encaja con sus prejuicios darwinistas. Pero si usted logra liberarse de ese lastre irracional y anticientífico, verá inmediatamente que la idea de Margulis no sólo es la correcta, sino que está dotada de un luminoso poder explicativo. El modelo de Margulis sobre el origen de la célula eucariota no es gradual, pero no le hace ninguna falta para ser factible. Implica un suceso brusco y altamente creativo, pero también enteramente materialista, ciego y mecánico.

Javier Sampedro, Deconstruyendo a Darwin.

Lynn Margulis ha anunciado que próximamente (a principios del año 2010) publicará un artículo científico en Biological Bulletin con sus últimos descubrimentos sobre los cilios de las células eucariotas que probarían su orígen simbiotico y el origen de la mitosis: «Existen formas intermedias en las que no se puede ver si son cilios o espiroquetas (bacterias helicoidales). Ahora hemos obtenido cada paso, y eso es noticia.»

Ahora tenemos cada paso y no hay eslabones perdidos en este tipo de simbiogénesis en la formación de cilios. Formamos relaciones con las espiroquetas pero cada paso está analizado. Para comprender este esquema hay que elegir cada elemento y ponerlo en orden porque en la naturaleza este orden no existe. Empezamos con un esquema teórico y en la vida tenemos ya exactamente lo que hemos predicho y todo va en la misma dirección.

Entrevista con Lynn Márgulis, Muchas de las cosas que nadie sabe de Darwin han pasado en Chile, SINC, 27/11/2009

Teoría de la simbiogénesis

Artículos principales: Simbiogénesis y Teoría de la simbiogénesis

La biología evolutiva se centra, desde sus inicios, en el estudio de animales y plantas, a los cuales se considera actores de las innovaciones que han conducido a los máximos niveles de complejidad y especialización. Para Lynn Margulis estos organismos de una superior complejidad son comunidades de individuos menos complejos capaces de sobrevivir.

Margulis formula que son las bacterias, hasta el momento solo de interés para la bacteriología médica, las artífices de esta complejidad y de los actuales refinamientos de los diferentes organismos. A una visión de animales, plantas y, en general, de todos los pluricelulares como seres individuales, contrapone la visión de comunidades de células autoorganizadas, otorgando a dichas células la máxima potencialidad evolutiva. Las considera el motor de la evolución.

Además, esta línea de pensamiento sobre la importancia de la simbiosis le ha servido para liderar la idea de que gran parte del progreso evolutivo se debe al consorcio entre organismos con genomas diferentes. La doctora Margulis está convencida de que, aunque la mayor parte de los científicos parece no querer darse cuenta de ello, la ciencia ha venido documentando la evolución en acción en forma de literatura fragmentada y aun de forma desorganizada, pero que recoge casos para el estudio de su evolución. Los agentes del cambio evolutivo tienden a ser, por tanto, organismos plenamente vivos -microbios- y no tan sólo las mutaciones aleatorias.

Nuria Anadón, Universidad de Oviedo.

Margulis, que se caracteriza por buscar y valorar los antecedentes de sus trabajos, en lugar de diluir estos antecedentes acuñando nuevos términos, procura usar aquellos que ya usaran los autores de estos trabajos anteriores. Este es el caso del término «simbiogénesis» (Konstantin Mereschkowski, 1855-1921), que ella rescata y con el que define el núcleo central de su propuesta para la biología evolutiva.

Considera que, al igual que las células eucariotas (origen de protistas, animales, hongos y plantas) tienen su origen en la simbiogénesis, la mayoría de las adquisiciones de caracteres de los pluricelulares son producto de la incorporación simbiótica de, principalmente, bacterias de vida libre. Resta valor a las mutaciones aleatorias considerándolas sobrevaloradas por el neodarwinismo y plantea una nueva visión de la evolución por incorporación genética. Los organismos tenderíamos a organizarnos en consorcios:

La simbiogénesis reúne a individuos diferentes para crear entidades más grandes y complejas. Las formas de vida simbiogenéticas son incluso más improbables que sus inverosímiles «progenitores». Los «individuos» permanentemente se fusionan y regulan su reproducción. Generan nuevas poblaciones que se convierten en individuos simbióticos multiunitarios nuevos, los cuales se convierten en «nuevos individuos» en niveles más amplios e inclusivos de integración.

Margulis, Planeta Simbiótico.

La simbiogénesis, tal y como la postula Margulis, lejos de ser complementaria al actual paradigma neodarwiniano, lo contradice abiertamente; incluso implica cierta crítica a diferentes postulados de Darwin como es el gradualismo (también contestado por el equilibrio puntuado). Si el darwinismo es un proceso gradual, los procesos simbiogenéticos lo son bruscos (con lapsos de tiempo breves en relación con las magnitudes que se barajan en el proceso evolutivo de la vida); y si Darwin postulaba ese gradualismo a pesar de la ausencia de evidencias en el registro fósil, argumentando lo incompleto del mismo, Margulis (al igual que Niles Eldredge y Stephen Jay Gould) considera que la ausencia de ese gradualismo en el registro no es por causa de su imperfección —por otra parte el registro se ha ido completando desde los tiempos de Darwin— sino porque los procesos de especiación son procesos puntuales, lo que coincidiría con lo registrado. Recalca no obstante que «las revelaciones de gran parte de la ciencia más allá de su siglo, ampliadas por la biología molecular y la paleontología, son completamente coherentes con la intuición de Darwin».

También contradice la visión de Darwin de una naturaleza estática con recursos limitados en la que las especies y los individuos luchan por encontrar un hueco. Esta se explica por la metáfora de las cuñas, donde se representa a la naturaleza como una superficie limitada que, cuando está completa, al insertar una cuña (una nueva especie o un nuevo individuo) salta desplazada otra. Margulis hace hincapié en la capacidad de la propia vida para modificar el ambiente y generar nuevos recursos.

En tanto que con el neodarwinismo, teoría respaldada actualmente por la comunidad científica, plantea un choque frontal ya que este mantiene que la novedad biológica proviene de las mutaciones aleatorias (errores genéticos) y la simbiogénesis propone que una gran parte de las características de los organismos proceden de la interacción de estos organismos, principalmente, con bacterias.

Para poner un ejemplo de los dos modelos, el neodarwinista y la simbiogénesis, traeremos la evolución del ojo (evolución tan traída y llevada por aquellos que han querido desacreditar el evolucionismo o defenderlo). La explicación neodarwiniana la extraemos de Dawkins: ocurrido un error genético que proporcione al individuo la más mínima ventaja selectiva, la selección natural primaría a ese individuo y su estirpe proliferaría. Más adelante, se daría otra pequeña mejora en el mismo sentido que la anterior, producto de otro error genético, que proporcionaría al individuo otra pequeña ventaja y así sucesivamente hasta llegar al actual estado del órgano de la vista.

Podremos «caminar» una gran distancia a través del «espacio animal», y nuestros movimientos serán creíbles siempre que demos pasos lo suficientemente pequeños. [...] Dos o tres características de un ojo «bien diseñado», podrían haberse desarrollado en un solo accidente fortuito. Es el número de partes entrelazadas, todas bien adaptadas para la visión y bien adaptadas entre sí, lo que exige un tipo de explicación especial, más allá de la pura casualidad. La explicación darwinista, por supuesto, implica también al azar, en forma de mutaciones. [...] Todos sabemos, por experiencia personal, que, en las noches oscuras, hay una serie insensiblemente continua de gradaciones que van desde una ceguera total hasta una visión perfecta, y que cada escalón a lo largo de esta serie otorga unos beneficios significativos. Una visión del mundo a través de unos binoculares enfocados y desenfocados de manera progresiva, puede convencernos rápidamente de que hay una serie gradual de calidades en el enfoque, siendo cada paso de esta serie una mejora sobre el anterior.

Richard Dawkins, El relojero ciego.

La simbiogénesis, en contraposición a esta explicación azarosa de la evolución del ojo, plantea que muchas de las características del órgano de la visión estarían relacionadas con la adquisición de genomas, con la interacción de los organismos con diferentes bacterias y la posterior incorporación de sus genomas al ADN propio del individuo. Relaciones que en principio pudieron ser parasitarias llegaron a ser mutualistas. Diferentes bacterias con capacidad fotosensible, presentes y detectables en la naturaleza, pudieron iniciar una relación parasitaria con el individuo infectado y, con el tiempo, este individuo lograría sacar provecho de esa especialidad de su parásito. La selección natural se habría encargado de afinar todo el proceso.

Margulis se enfrenta con esta propuesta a la síntesis evolutiva moderna (neodarwinismo), teoría respaldada actualmente por la comunidad científica. En contra de la ortodoxia neodarwiniana, Margulis indica que las mutaciones son en un 99 % dañinas para el organismo, no considerándolas como el origen de las novedades evolutivas como proponen los primeros.

La simbiogénesis no es aceptada como válida por la mayoría del mundo académico. Actualmente, el neodarwinismo se acepta como válido y su paradigma, que la novedad biológica procede de los errores genéticos y es fijada por la selección natural, lo defienden la mayoría de los biólogos. Ernst Mayr, en el prólogo del libro de Margulis Captando genomas, resaltando la importancia de los procesos simbióticos, niega que los procesos simbióticos sean los actores de las especiaciones, destacando que «no existe indicio alguno de que ninguna de las 10 000 especies de aves o de las 4500 especies de mamíferos se hayan originado por medio de la simbiogénesis» (como tampoco está demostrado que haya surgido ninguna especie como consecuencia de un error genético). Además rechaza la apreciación de Margulis según la cual tales procesos simbióticos puedan calificarse de lamarckianos. También, Maynard Smith, en su libro Ocho hitos de la evolución se enfrenta a la visión simbiogenética de Margulis:

Lynn Margulis, que presentó las evidencias que persuadieron a los biólogos de que mitocondrias y cloroplastos fueron en otro tiempo simbiontes, ha afirmado a veces que la simbiosis es la fuente principal de novedad evolutiva, y que la selección natural ha sido de importancia menor. Esto es inaceptable. [...] La simbiosis no es una alternativa a la selección natural; más bien es al revés: necesitamos una explicación darwiniana de la simbiosis.

John Maynard Smith, Ocho hitos de la evolución

Cabe señalar que Margulis nunca ha cuestionado la selección natural; por el contrario, la considera necesaria para fijar las relaciones simbióticas.

Aunque es difícil encontrar publicadas críticas a su propuesta simbiogenética, esta es rechazada por numerosos especialistas en el campo de la evolución que a día de hoy consideran satisfactorio el paradigma neodarwiniano. Siendo la teoría simbiogenética tan radicalmente contraria a este paradigma, su posible aceptación supondría el fin del neodarwinismo tras cerca de cien años de prevalencia.

El universo de la Física (con el que más contactyos puedo tener), está bien representado hoy día en todo el mundo y, en España, no podía ser menor. Hay grandes valores de gran difusión en el circuito científico de la Física y también han sido publicado estudios que demuestran la situación de desventaja que las mujeres padecen en el medio Académico. La discriminación por mrazón de género, aún hoy, en el siglo XXI, está presente y, eso, de alguna manera se debe de acaber. Es una auténtica verguenza que, con los mismos niveles y, no pocas veces con nmás capacidad intelectual, sean las mujeres las que queden postergadas en equipos que dirigen hombres menos dotados.

La celebración de la I Conferencia Internacional sobre “Women in Physics”, organizada por la IUPAP (Unión Internacional de Física Pura y Aplicada) allá por el mes de marzo del año 2.002 en la Sede de la UNESCO en Paris fue el detonante para la constitución de Grupos de “Mujeres en Física” dentro de las Sociedades Científicas nacionales. Gracias a ellos, y a los estudios demográficos promovidos por la IUPAP, se tomaron conciencia de algunos hechos que, al día de hoy (pasados casi 12 años) han tenido su rentabilidad  y, la mujer, está escalando puestos de relieve. Un ejemplo lo tenemos en la misma Real Sociedad Espoñala de Física, donde Doña María del Rosario Heras Celemin, Jefa de la Unidad de I + D sobre eficiencia Energética en Edificación – CIEMAT, ostenta el prestigioso cargo de Presidente de la prestigiosa Sociedad de Física.

Esperemos en aras del bien general que, en adelante, las mujeres sean consideradas de igual a igual con los hombres, y, si tenemos alguna duda, veámos las estadísticas en las notas obtenidos por chicos y chicas en las Universidades y veremos quiénes llevan la delantera.

Me despido pidiendo a todo aquel que pueda contribuir de alguna manera, pidiéndole que, haga el esfuerzo necesario para que, las mujeres, continúen dentro del ámbito de la Ciencia en general, ya que, si miramos atrás en el tiempo, la Historia nos dice que, como han demostrado, son necesarias para que la Ciencia no pierda sus talentos y siga adelante sin discriminaciones vejatorias y vergonzosas.

emilio silvera

PD. He tomado datos de los archivos y he cerrado el artículo en base a los pocos conocimientos que del tema puedo saber.

 

  1. 1
    Ramon Marquès
    el 7 de marzo del 2011 a las 21:22

    Hola amigo Emilio:
    Muy interesante y lúcido lo que apuntas sobre Lynn Margulis, su aportación a la teoría de la evolución: añadir la simbiosis a las mutaciones y a la selección natural.
    Un abrazo. Ramon Marquès

    Responder
    • 1.1
      emilio silvera
      el 8 de marzo del 2011 a las 7:40

      Estimado amigo Ramón, no sabes cuanto me alegra cuando apareces por aquí, es la mejor prueba de que estás bien, y, por otra parte, tus comentarios siempre son bien acogidos por todos.
      Un abrazo.

      Responder
  2. 2
    nelson
    el 8 de marzo del 2011 a las 14:59

    Hola muchachos.
     
    Un saludo para las mujeres, en este día. Particularmente, a las anónimas luchadoras diarias, que continúan soportando y resistiendo la discriminación y el destrato muchas veces, tanto en el ámbito laboral como en su propia familia, a pesar de los derechos proclamados en los discursos.
     
    Inmejorable elección de estas dos formidables mujeres, para homenajearlas, en ellas, a todas.
     
    En el primer párrafo, parece confundirse la fecha del otorgamiento del Nóbel de química a Marie Curie en 1911, cuyo centenario motivó la declaración de 2011 como Año internacional de la Química, y Año Internacional de la Mujer Científica, con la fijación del 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer, Fecha reconocida formalmente por la ONU recién en 1975, que se vincula más bien a los hechos luctuosos y criminales de 1908, 1911, y a la declaración de huelga de las mujeres rusas en 1917.
    http://historiaen2009.blogspot.com/2010/07/el-dia-de-la-mujer-y-el-incendio-de-la.html
     
    Saludos cordiales para tod@s, desde Montevideo.

    Responder
  3. 3
    kike
    el 8 de marzo del 2011 a las 23:08

     Y las mujeres en Tunez, ya son libres de llevar velo…..

     Es curioso que esa libertad se manifieste en el sentido de llevarlo, no en no llevarlo…

     Hay que ver lo que puede una revolución en los paises árabes…

     Como sigan así, dentro de unos cien o doscientos años, las mujeres de los paises árabes llegarán a tener tantos derechos como los hombres, aunque quizás se tarde algo o bastante más…..

    Responder
    • 3.1
      nelson
      el 9 de marzo del 2011 a las 1:33

      Ese es, precisamente, el significado de la palabra Libertad. Si quieren se lo ponen, y si no, no.
      “Occidente” está acostumbrado a imponerle a otras culturas sus valores, presuntamente superiores; si es “necesario” (léase conveniente) contra su voluntad, a sangre y fuego, interviniendo directamente, o a través de tiranías “demokráticas”.
      O sea, tienen la “libertad” de elegir nuestra opción, o pagar las consecuencias.
      Pero ellos no son inferiores, son iguales a nosotros, son capaces de discernir,  y tienen su propia manera de ver las cosas, y deberíamos acostumbrarnos.
       
      Saludos cordiales.
       

      Responder
      • 3.1.1
        kike
        el 9 de marzo del 2011 a las 10:07

        No quiero meterme en temas políticos, y menos contigo,que te veo como una persona bastante comprometida políticamente; pero en el tema de la mujer islámica creo que yerras.

         En Tunez hasta hace poco había una dictadura, eso está claro, pero las mujeres tenían más derechos civiles que en las repúblicas islámicas; y el velo y sobre todo los otros vestidos esclavizantes como el gurka se empleaban muy poco; eso era por la cierta “occidentalización del país.

         El aprobarse una ley, una de las primeras tras las revueltas, que precisamente incida en la vestimenta de la mujer, no creas que es para que vista como quiera, es justo al reves, para que vista como en otros paises más fundamentalistas.

         Y respecto a lo de Occidente, caes en la típica y fácil idea de los “libertadores sudamericanos”, sin darte cuenta que eres tan parte de occidente como el que más. Los paises occidentales han tenido (Como todos los que han podido) una fuerte proyección en todo el mundo, unas veces por las buenas y otras por las malas, pero pese a sus errores no se debe olvidar que son la cuna de la democracia y de los derechos humanos. Te recuerdo que alguno de los paises que tu consideras “paraisos” son en realidad dictaduras que tienen en la carcel a multitud de personas simplemente por sus ideas.

         Este será el único comentario que haré al respecto, que no quiero comenzar un debate de política que no viene al caso.

         Saludos.

        Responder
        • 3.1.1.1
          nelson
          el 9 de marzo del 2011 a las 13:12

          Me doy cuenta de que soy parte; si lees atentamente verás que escribo en primera persona (“nuestra opción”, “iguales a nosotros”, “deberíamos acostumbrarnos”), pero no me creo todo lo que me cuentan.
          ¿Democracia?, ¿derechos humanos?, en “Occidente”?, ¿dónde? en EEUU?, en España??
           
          http://www.20minutos.es/noticia/673037/0/
           
          Yo le llamo plutocracia, y nuestra libertad e igualdad es la misma libertad e igualdad que tendrían tiburones y sardinas en un estanque.
          En Túnez regía una prohibición de usar el hiyab, no podían entrar con él en edificios públicos. Fué decretada durante la dictadura “buena”, “occidentalizante” de Ben Alí. Ahora se eliminó esa prohibición; deberíamos celebrarlo.
           
          Saludos cordiales.

  4. 4
    soynelson
    el 8 de marzo del 2011 a las 23:57

    Hola muchachada.
     
    A ver si puedo entrar con otro nickname; desde el viernes que no puedo subir comentarios.
     
    Saludos cordiales.

    Responder
  5. 5
    soynelson
    el 9 de marzo del 2011 a las 0:05

    Bueno, disculpen, pero recién había mirado y no estaban los comentarios míos y de Kike, de hoy. De todos modos he perdido varios estos días pasados. Ruego borrar los (mis) comentarios 4 y 5.
    Saludos cordiales.

    Responder
  6. 6
    emilio silvera
    el 9 de marzo del 2011 a las 7:16

    Es verdad que la mujer, teniendo (a mi humilde parecer) algunos valores más que los hombres, está sin embargo postergada y tratada con injusticia a lo largo de la historia de la Humanidad. Ellas, que sobre todo son nuestras madres, esas heroínas calladas que durante milenios han sido las responsables de innumerables obligaciones, la trabajadora sin horario fijo para finalizar la jornada, la que, cuando hace falta, sin pensarlo, da la vida por sus hijos, y, desde luego, nuestra igual en todo (en algunos casos, incluso superior) pero más prudentes y responsables en muchos casos que los hombres.
    ¡La mujer! nunca bien valorada (en general) y que, a medida que pasa el tiempo y las Sociedades evolucionan, está demostrando que, debemos contar con ellas para todo y en todos los campos. Lo de algunas culturas, como ocurre en la Islámica, es cuestión de creencias que vienen del remoto pasado y que, por conveniencia de los hombres, se sigue manteniendo. Sin embargo, no hay nada que sea infinito y, el día llegará en el que la mujer de aquellos lugares también pueda elegir con quien contraer matrimonio o qué vestimenta ponerse, y, sobre todo, poder elegir qué forma de vida es la que desea.
    Hablar aquí de libertad (no ya para la mujer, sino para todos) sería una hipocresía, la libertad, tal como la entendemos, no existe. Todos, por una u otra razón, somos prisioneros de algo pero, sobre todo, de los Gobiernos que, enmascarados detrás de lo que quieren hacer ver como Democracia, sólo se plantean elegir normas y leyes que, en realidad, son beneficiosas, no para todos, sino para unos pocos.
    Pero, a pesar de todo eso, tenemos que luchar para que, de verdad seámos todos iguales, las mujeres y los hombres y, a partir de ahí, todos juntos, luchar por esa libertad soñada que elimine los privilegios de unos pocos en detrimento de muchos.
    En fin, amigos, ¡Viva la Mujer! Ese Tesoro que nunca supimos valorar (bueno, hay algunas excepciones).

    Responder
  7. 7
    Abdel Majluf
    el 12 de julio del 2011 a las 6:58

    Amigos, es justo y responsable el reconocimiento, yo también quiero hacer mi aporte………………..

    Hipatia de Alejandría ( 355-415), La primera mujer Astrónoma.-


     Hoy quiero recordar a Hipatia de Alejandría, una filósofa y maestra neoplatónica griega, natural de Egipto, que se destacó en los campos de las matemáticas y la astronomía. Es la primera mujer matemática de la que se tiene conocimiento, escribió sobre geometría, álgebra y astronomía, mejoró el diseño de los primitivos astrolabios, instrumentos para determinar las posiciones de las estrellas sobre la bóveda celeste e inventó un densímetro.
    Creo necesario recordar el siguiente escrito

    “Había una mujer en Alejandría que se llamaba Hipatia, hija del filósofo Teón, que logró tales conocimientos en literatura y ciencia, que sobrepasó en mucho a todos los filósofos de su propio tiempo. Habiendo sucedido a la escuela de Platón y Plotino, explicaba los principios de la filosofía a sus oyentes, muchos de los cuales venían de lejos para recibir su instrucción.”
    Sócrates Escolástico.

    El asteroide (238) Hypatia (descubierto en 1884) y el cráter lunar Hypatia fueron bautizados en su honor.

    La verdad, es que son muchas, hoy, solo he querido contribuir con una gran personaje, los invito a seguir buscado. …

    A los que les interesa, busquen la pelicula “Agora”, la primera mujer astrónoma, el enlace
    http://www.astronosotros.cl/2011/04/agora-una-pelicula-sobre-la-primera.html

    saludos cordiales.

    Responder
  8. 8
    Emilio Silvera
    el 12 de julio del 2011 a las 7:11

    Hola, amigo Abdel, se agradece tu contribución y aprovecho la oportunidad para enviarte un cordial saludo.

    Responder
  9. 9
    Camila
    el 22 de julio del 2011 a las 21:29

    Yo voy a hacer un informe sobre este tema, espero tener mucha suerte y que Dios me acompañe

    Responder
  10. 10
    emilio silvera
    el 23 de julio del 2011 a las 4:01

    Amiga Camila:
    No puedo saber en qué contexto harás ese informe (ya que no lo explicas) pero, si en algo te puedo ayudar, sólo tienes que indicarlo y, en lo que se pueda, te echaré una mano.
    Saludos.

    Responder
  11. 11
    Vanessa
    el 24 de octubre del 2012 a las 18:01

    Queridas y queridos amig@s del blog de Emilio.

    Hace tiempo que quería pasar, saludar y enviaros buenas energías. Y ahora me nace hacerlo en esta sección dedicada a la mujer.

    Quiero quedar un video que me ha emocionado profundamente y es aquí donde creo que tiene lugar.   http://lavozdelaarboleda.blogspot.com.es/search/label/Nueva%20masculinidad

    Mi más sinceras gracias y homenaje a todas las mujeres de todos los tiempos y también a los hombres pues se ven afectados por el mal trato y las herencias culturales recibidas. He aquí mi homenaje:

    Gracias mujer por perdurar en el tiempo con energía de mujer. Por quedar marcada la feminidad en los ciclos de la vida, en los ciclos menstruales y manifestarte así, pura, pura en tu espiritualidad, en tu intuición, en tu menstruación, en tu ovulación, en tu sexualidad completa, en tu hermandad, en tu maternidad, en tu herencia.
     
    Gracias mujer por ser amorosa, por perdurar en la hostilidad del mundo patriarcal.

    Gracias a las mujeres que son conscientes de su cuerpo, sin importar la vestimenta, pues queda en herencia tu relación con tu cuerpo y no tus ropas.

    Gracias mujer por sentir y escuchar tu útero, pues es aquí, en el tabú prohibido del patriarcado, ya sea en occidente u oriente, donde radica nuestra gran fuerza y la llave de una humanidad armoniosa en el universo. 

    Gracias mujer por Generar Oxitocina, la hormona del amor.

    Gracias mujer por llevar un embarazo respetuoso con tu esencia de mujer y no uno todomedicalizado, con esencia de represión, a desprendernos de nuestra intuición innata, a despiezarnos, a no tenernos en cuenta a nosotras y las criaturas que llevamos en nuestro útero, a desligarnos de la verdadera naturaleza de la vida, a perpetuar la dominación, la violencia desde el nacimiento, la represión de nuestros deseos y el de las criaturas, a tomarnos como enfermas y no como dadoras de vida,  y, así, engrosar las cifras de las farmacéuticas y otras multinacionales, y que prospere el mundo despiadado, violento y exento de amor.

    Gracias mujer por haber llevado vuestra voz a hombres excelentes en la ciencia, la medicina, pues algunos nos han tenido en cuenta y por fin, también gracias a mujeres en la ciencia, valoran la mujer como es, valiosa, única, hermosa, cíclica, dadora de vida en lo físico y lo creativo, transformadora.

    Gracias mujer por alzar tu voz porque se escucha en el mundo entero. En la Tierra resoplan los vientos de tus plegarias por un mundo armonioso, amoroso, cooperativo, en paz.

    Gracias mujer por criar niñas y niños en el apego, en el amor, en el respeto, en la empatía, en la teta, la lactancia cuántica,( parte de una carta con este enlace http://www.elblogalternativo.com/2008/11/22/otra-crianza-y-otro-mundo-es-posible-mis-15-acusaciones/  )
    “ La lactancia es el acto más subversivo contra la sociedad actual: es gratuita, crea hijos sanos y felices, colmándoles el estomago, el corazón, los chakras y el alma.
    En la lactancia hay una parte que todavía no nos han explicado y es la LACTANCIA CUÁNTICA, la unión entre el bebé y el Universo a través de la madre. La lactancia es la alquimia de la vida y es la transmisora del conocimiento ancestral de millones de mujeres a través de una cadena energética de amor. Por ello, hay que defenderla, normalizarla y apoyar su uso como medida prioritaria.”
    Eres la transmisora Mujer y TÚ Hombre.  Pues ayudas así a que las alas de las nuevas vidas crezcan en su sabiduría innata sin coartales, para que echen a volar lindo y construyan así su mundo imaginado, su mundo con base de amor. Feliz viaje criaturas.

    Gracias mujer por hablar desde las tetas y los ovarios. Por querer avanzar en pos de tu interior.

    Gracias Mujeres, niñas, tías, hermanas, abuelas, amigas de todos los rincones de la Tierra por existir y haber existido.

    Gracias hombres, niños, tíos, hermanos, abuelos, amigos, por existir, por tenernos en cuenta, por daros cuenta de nuestro valor, por daros cuenta que junt@s conseguimos un Mundo en armonía, en paz, en amor, solidaridad, cooperación…              

    Que así sea.
      
     Gracias por escuchar.

    Te quiero mujer y a ti hombre.

    Responder
  12. 12
    kikenya.com
    el 27 de marzo del 2013 a las 2:45

    My relatives every time say that I am wasting my time here at net, however I know I am getting experience all the time
    by reading such pleasant articles or reviews.

    Responder
    • 12.1
      emilio silvera
      el 27 de marzo del 2013 a las 6:54

      Kikenia, cada cosa tiene su momento y cada momento tiene que estar destinado a esa “cosa” concreta. El tiempo del estudio no podemos dedicarlo al juego, el del trabajo no podemos dedicarlo a pasear, y, sobre todo, hay que entender que, en todas las edades de nuestras vidas, tenemos una función que desempeñar y, a ella debemos aplicarnos, de eso, por lo general depende el futuro de las personas aunque, en último caso, nunca se sabe dónde estará lo mejor. Sin embargo y para curarnos en salud, si hacemos lo que debemos… ¡Las cosas saldrán mejor!
      Pero sobre todo, si aplicas la lógica, el resultado será el más óptimo. Yo te preguntaría: ¿Tus seres queridos quieren algo malo para tí? Me responderás que no y, si es así (que lo es), ya sabes el camino que debes tomar: El que te indican los mayores, los que tienen más experiencias que tú que, en realidad, sólo miran por tu bien.
      Todo ello, no impide que, en los momentos adecuados, quieras saber de todo aquello que te guste o que tu curiosidad te empuje a buscar. Ya sabes, es bueno saber de todo un poco y, de lo que más te guste… Un poco más!
      Un saludo cordial y presta atención a tus mayores.

      Responder
  13. 13
    emilio silvera
    el 30 de mayo del 2013 a las 4:48

    migo mío:
    lugares como este proliferan y, en todos, puedes entrar a compartir tus ideas con los demás visitantes del foro.
    Saludos.

    Responder
  14. 14
    emilio silvera
    el 20 de junio del 2013 a las 3:15

    Hola, amigo:
    Al menos eso es, lo que esperamos cuando los visitantes (en general) se acercan a este lugar e insisten un día y otro en repasar lo que aquí publicamos. Si al final han conseguido saber un paquito más de algunas cuestiones… ¿Objetivo conseguido! Todos debemos saber para…, poder enseñar a otros.
    Saludos.

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting