sábado, 27 de noviembre del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¿A Marte en 20 Años? No lo veo muy probable

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Noticias    ~    Comentarios Comments (12)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Ellen Stofan, jefa científica de la NASA: “El hombre llegará a Marte en 20 años”

Por Zuberoa Marcos | 20-01-2016

Ellen Stofan

Ellen Stofan

Jefa científica de la NASA

Con cuatro años Ellen Stofan vio en directo por primera vez el lanzamiento de un cohete al espacio. Y siendo alumna de primaria ya animaba debates entre sus compañeros de colegio acerca de la posibilidad de colonizar la Luna. No es extraño teniendo en cuenta que se crió corriendo (es un decir) por los pasillos del Centro de Investigación Lewis de la NASA en Cleveland, del que su padre, el ingeniero aeroespacial Andrew Stofan, era director.

Así que podría decirse que la pasión de Ellen por el espacio exterior, los astronautas y la investigación ya venía de serie. Cincuenta años más tarde de aquella primera cuenta atrás, y tras doctorarse en Geología Espacial y desarrollar una brillante carrera, es Científica Jefa de la NASA y una de las personas que con más autoridad puede hablar en el mundo acerca de la posibilidad de que nuestra especie termine llegando a otros planetas. Y también, claro, descubrir si existe vida más allá de la Tierra. En este terreno tan pantanoso, en el que se mezclan con demasiada facilidad ciencia y supercherías, Stofan se muestra vehemente. Tanto que en una conferencia se atrevió a afirmar que “en diez años tendremos indicadores suficientes para afirmar la existencia de vida extraterrestre. Y en 20 o 30 años podremos encontrar las evidencias suficientes para demostrarlo”.

Mientras llega ese momento, Stofan continúa impulsando la carrera espacial. Una apuesta cuyo próximo reto es conseguir que el ser humano aterrice en la superficie de Marte. La tarea no es sencilla porque implica avances necesarios en todas las ramas de la ciencia que uno pueda imaginar: desde la ingeniería aeroespacial hasta la botánica, la biología o los interfaces informáticos. Para conseguirlo Ellen echa mano de su memoria y recupera su pasión infantil para transmitirla a los más pequeños: “Necesitamos que los niños de todo el mundo se emocionen con las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, porque van a ser necesarias las mejores mentes de este planeta para conseguir los objetivos que nos hemos marcado”.

Texto: J. L Álvarez Cedena

 

  1. 1
    Emilio Silvera
    el 21 de enero del 2016 a las 9:04

    Creo que la científica Ellen Stofan, se ha dejado llevar por su imaginación, aconsejada por las ideas que bullen en su cabeza desde su más tierna edad, allí arraigadas con fuerza y, en sus declaraciones, se ha dejado influir por ellas sin pararse a pensar en las complejas implicaciones que tiene conseguir ese logro de la Humanidad de viajar, al fín, con seguridad al planeta Marte en una misión tripulada por Humanos. En cuanto al hallazgo de formas de vida en aquel planeta, no sería ninguna sorpresa para mí. Sin embargo, mientras la busquen en la superficie… ¡No creo que la puedan encontrar! La Vida en Marte, si es que está allí presente como creo, estará en esos inmensos túneles y grutas subterráneas que, el rico pasado volcánico de aquel planeta oradó en el subsuelo para dejar correr los grandes ríos de lava de su actividad como planeta vivo.

    Serán los humanos los que puedan comprobar, in situ, esa verdad y, hasta que no pongamos el pie en Marte e investiguemos esas profundidades subterráneas del planeta, no podremos hallar los líquenes y hongos, las bacterias y, psojblemente, alguna otra forma de vida que allí pueda estar presente, ya que, a mayor profundidad mayor temperatura y también, la posibilidad de agua líquida corriendo libre, y, donde hay agua… ¡La vida andará cerca!

    De hecho, de las muchas imágenes que de aquel planeta han enviado nuestros ingenios espaciales, en muchas de ellas, se denota signos de agua que surgen desde dentro hacia la superficie, donde queda congelada por las bajas tenperaturas.

    ¿El Viaje a Marte con viajeros humanos?  Es posible que para el año 2.050 se pudiera hacer con ciertas garantías.

    Responder
  2. 2
    Fandila
    el 21 de enero del 2016 a las 11:34

    ¿Y por qué tanta prisa?
    ¿No será más conveniente el perfeccionamiento de los sistemas automáticos, que sigan explorando, acumulando, en aquel planeta toda la tecnología que sea necesaria para tomar muestras incluso bajo la superficie?
    Apresurarse a un viaje de los humanos solo podría significar una cosa, la precariedad y la muerte de los expedicionarios. ¿Tanto nos precisa eso, cuando por medio de la tecnología son posible el análisis de todo tipo y el envio de datos hasta la Tierra? Como en todo podría decirse aquello de “Vísteme despacio que tengo prisa”, y de prisa bien poca.
     
    Saludos para todos.

    Responder
    • 2.1
      emilio silvera
      el 21 de enero del 2016 a las 12:45

      Totalmente de acuerdo amigo Fandila. Prisas…¡Ninguna! Antes está la seguridad de los viajeros que, después de cientos y miles de años esperando… ¿Qué importa un poco más? Los de la NASA remueven una y otra vez el tema y le dan distintas perspectivas para obtener fondos que les permitan crear misiones pero…. ¡Humanos! Es pronto para eso.

      Responder
  3. 3
    kike
    el 21 de enero del 2016 a las 15:08

    Estoy de acuerdo que dentro de 20 años aún no estaremos preparados para un viaje tan largo.

    Se está investigando en múltiples países y en diferentes disciplinas todas relacionadas con los peligros que un largo viaje ocasionaría a las personas; desde el campo magnético de la nave, la gravedad artificial, materiales que blinden contra los rayos cósmicos, tecnologías de una propulsión más barata, rápida y eficiente, hasta máquinas que puedan fabricar materiales de construcción ya en el planeta para enterrar a los módulos que se vayan enviando; técnicas de conservación-creación de alimentos; transformaciones químicas para producir agua. etc.etc.; pero para que todo eso se perfeccione posiblemente haga falta algo más de tiempo.

     Pero como la investigación consiste en gran parte en el método de prueba-fallo-nueva prueba, y al mismo tiempo hay gran cantidad de personas dispuestas a un viaje sin retorno a Marte, no me extrañaría que organizasen uno, que de seguro acabaría mal para los viajeros, pero que serviría muy mucho para múltiples experimentos.

     Y si no, al tiempo… 

    Responder
    • 3.1
      emilio silvera
      el 22 de enero del 2016 a las 5:43

      Es posible. De estos por enganchar más presupuestos y subvenciones se puede espertar cualquier cosa, y, por otra parte tenemos que convenir que, sin riesgos, no se alcanzar las metas propuestas. Es cierto como dices que un viaje tripulado, aunque no sea con todas las garantías necesarias, nos daría una cantidad de ventajas y experiencias para los próximos de cuyo valor no podemos dudar. Habrá que recordar a los marinos aventureros que se lanzaban al Mar sin saber que se podrían encontrar en otras tierras lejanas, y, como dices, gente dispuesta las hay.
      Hoy por hoy los inconvenientes son tantos que, pensar en un viaje de esa índole es de locos y, las cuestiones que habrá que abordar para que dicha empresa sea segura son tantas como las que has enumerado y algunas más.
      Saludos amigo.

      Responder
      • 3.1.1
        kike
        el 22 de enero del 2016 a las 22:17

        Un abrazo Maese; veo que sigues en plena forma.

        Responder
        • 3.1.1.1
          Emilio Silvera
          el 23 de enero del 2016 a las 8:51

          Se intenta amigo.

  4. 4
    emilio silvera
    el 22 de enero del 2016 a las 10:39

    Como estamos aquí y convivimos con ello, no somos conscientes de que estamos entrando en ese futuro que, no pocas veces vislumbramos en nuestras mentes. De entre todas las maravillas que se nos avecinan en todos los campos del saber humano, qué duda nos puede caber, los viajes espaciales están de los primeros de la lista. Sin embargo, no están de los primeros en poder realizarse, toda vez que, ir al espacio implica muchas dificultades que antes debemos salvar.
    Claro que esa tardanza es natural y es que debe ser así, la Naturaleza que es sabia, no deja que nos adelantemos a nuestro tiempo, y, hace que todo surja cuando ha llegado su momento para ello, y, mientras tanto, se producen adelantos de otras disciplinas que, en su día, serán esenciales para la posibilidad de viajar al Espacio.
    ¿Cómo viajar al Espacio exterior sin materiales que aseguren la protección a los viajeros contra la nosiva radiación, o, que tengamos resuelto el problema de la Gravedad artificial dentro de las naves para que no sean perjudicado los humanos viajeros, o, que podamos disponer de combustibles de nuevas generaciones que no necesiten ocupar inmensos espacios y, con un sólo Kilogramo poder viajar hasta el “infinito”, y, como eso, otras muchas cuestiones que deben ser resueltas antes de poder considerarnos viajeros espaciales, ya que, en el presente, estamosd dando los primeros pasos y dejando que suenen lños primeros balnuceos de lo que será.
     

    Responder
  5. 5
    kike
    el 22 de enero del 2016 a las 22:33

      Volviendo sobre el tema; es posible que la tecnología necesaria para los viajes espaciales dé pronto un gran salto; pues ya existen varias compañías de capital privado que se van haciendo poco a poco con importantes parcelas del espacio, lo que hasta hace poco era impensable; y no cabe duda que en una economía global, las grandes corporaciones, si vislumbran ganancias (y en el espacio las hay a mansalva), invertirán dinero a raudales para conseguir posiciones de privilegio para poder explotar las materias primas antes que sus competidores; esa carrera seguramente significará (en su lado bueno), importantes avances tecnológicos; mucho más rápidos que los logrados hasta ahora con capitales estatales, lo que ya se está viendo en varios experimentos.

     Al mismo tiempo, ya no es una carrera solo entre americanos y rusos; ya hay que tener en cuente, y mucho a otros países o agrupaciones, como China, Japón, UE, e India, que con nuevas y brillantes ideas están dejando un poco atrás sobre todo a la antaño omnipotente NASA; si bien nunca se la podrá dejar de lado, sobre todo tras la enorme inyección de dinero recientemente presupuestado. 

     De todos esos diferentes intereses es muy probable que resulte en un cierto adelanto en la consecución de las metas marcadas (Bases en La Luna, Bases espaciales y llegada del hombre a Marte, principalmente)

     Lo que a mi juicio está claro es que para los aficionados al cosmos nos esperan unos años apasionantes; ¡Que pena ser ya viejo y no poder llegar seguramente a logros impresionantes que de seguro llegarán a no mucho tardar! 

    Responder
    • 5.1
      Emilio Silvera
      el 23 de enero del 2016 a las 8:50

      Estimado amigo Kike:

      Totalmente de acuerdo con tus ideas sobre la realidad del espacio que se nos viene encima. En adelante, tendremos que acostumbrarnos a que no serán sólo las Grandes Organizaciones como la NASA y la ESA las que intentarán logros espaciales de gran envergadura y, como bien dices, todas esas corrientes de capitales de grandes compañias privadas harán que esa actividad humana de un salto cuantitativo y cualitativo que, sin dudarlo, cambiará nuestra Sociedad mundial con adelantos que ahora, ni podemos imaginar.

      Cuando dices:

      “Lo que a mi juicio está claro es que para los aficionados al cosmos nos esperan unos años apasionantes; ¡Que pena ser ya viejo y no poder llegar seguramente a logros impresionantes que de seguro llegarán a no mucho tardar!”

      Expones una realidad y expresas en alto los pensamientos que muchos nos guardamos en silencio y que nos produce la frustración de saber que no llegaremos a esos acontecimientos que, de seguro, cambiaran el mundo. Sería maravilloso tener otros cien años por delante para poder ver y asombrarnos de los acontecimientos futuros en el ámbito Espacial y tecnológico, así como los avances que se producirán (de manera irreversible e imparable) en los campos de la Fisica, la Química, la Biología, la Medicina y, también y sobre todo, en las matemáticas que harán posible exponer nuevas teorías y nuevos modelos que nos dirán mucho más sobre el Universo y la Naturaleza que tratamos incansables de comprender.

      Claro que, si nos paramos apensarlo detenidamente, ¿quién quisiera ser inmortal? Sería muy aburrido y nuestras mentes que no están preparadas para eso, caerían en la depresión, nada nos llamaría ya la atención y, nuestra curiosidad moriría junto al espíritu que ahora nos acompaña y nos empuja a querer saber sobre todo. La Naturaleza, amigo Kike, como fijistes aquí un día, ¡es sabia! y, precisamente por eso, tiende a renovarlo todo: Nuevas estrellas, nuevos mundos, nuevas galaxias y también, nuevos seres humanos que, con su sabia nueva, lleguen más lejos que la generación anterior. Ya sabes que, en los últimos cien años se adelantó más que en los dos mil anteriores. Sin embargo, sin las ideas de aquellos, éstos no habrían podido hacer todo lo que han hecho, así, nos queda la conformidad de haber contribuido, en nuestra generación para que lo que venga sea posible.

      Un abrazo amigo mío.

      Responder
  6. 6
    Abdel Majluf
    el 27 de enero del 2016 a las 6:08

    Amigos, pasaba por estos por mi, conocidos pasillos de buena lectura y vi esta  pequeña discusión sobre un tema en cuestión,la  verdad es que leyendo a  uno y otro contertulio, encuentro validas todas las posturas. Aun para mi, resulta viable, el poder alcanzar colocar un humano en menos de 20 años a marte, pero esto no significa, tener la seguridad sobre su regreso ni tampoco el garantizar su buena estadía. No en vano, tenemos plena claridad de las complicaciones que sufrirían los seres humanos que se atrevan a realizar estos viajes.
    Creo mas bien conveniente el envío primeramente de drones a revisar mas prolijamente su superficie y la utilización de marcadores químicos para la búsqueda de una posible vida actual o anterior a este tiempo.
    Sobre la colonización mediante instalación de una base o una pequeña terraformación, eso claramente esta a muchas décadas y década de dar los primeros pasos.
    Como comentan algunos, la participación de capitales privados en esta aventura, podría apurar los tiempos de realización de tecnologías, pero el ser humano requiere mas que eso para poder adaptarse  a estos ambientes y me refiero a los viajes interplanetarios y por otra, al vivir en esa superficie. Nuestra biología claramente nos jugaría una mala pasada en nuestra estadía.
     
    Según mi opinión, debemos seguir soñando, a veces estos se hacen realidad.
     
    saludos y un abrazo
     
     
     
     

    Responder
    • 6.1
      emilio silvera
      el 27 de enero del 2016 a las 9:03

      ¡Hola, amigo Abdel!
      Es cierto lo que comentas y, finalizas bien: No debemos dejar de soñar. enimos de las Estrellas y hacia las estrellas queremos regresar, allí está nuestro origen y de ellas formamos parte. Dentro de nosotros, en nuestras Mentes, unas voces no dejan de gritar: ¿Venid, aquí os estamos esperando, vuestro destino final está aquí!
      Y, mientras tanto, como bien apuntas, seguiremos enviando ingenios hacia ese y otros mundos para que nos digan lo que allí sucede y las posiblidades que tenemos de, algún día, poder visitarlos y hasta instalarnos en ellos, lo que por otra parte, es inevitable si la Naturaleza nos respeta y seguimos aquí algunos cientos o miles de años más.
      Un cordial saludo.

      Responder
Cerrar respuesta

Responde a Emilio Silvera



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting