viernes, 25 de junio del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¡Qué tristeza en el ambiente!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Injusticia sin fin    ~    Comentarios Comments (4)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 

Poco importa en qué ciudad nos podamos encontrar. He visitado en estos últimos días algunas importantes ciudades de mi lugar de residencia. En Ninguna de ellas he podido captar esa “chispa” de alegría que se respira en el ambiente cuando la gente está alegre. La tristeza impera y, por todas partes, se puede oir un “estruendoso silencio”, las personas caminan cabizbajas y no denotan esa energía alegre que en estas fechas siempre se ha podido notar en todos.

¿Qué está pasando en el Mundo? Muchos parados, gente que pasan a engrosar las filas de los sin techos, familias arrojadas a la calle por no poder pagar su hipoteca, muchos han tenido que recurrir al miserable salario del montepio de los abuelos para poder dar de comer a sus hijos y, humillados, contemplan como otros (políticos, financieros y otros de la misma ralea), ganan más dinero cada vez a costa del empobrecimiento de los más débiles que, si pueden comer este día… milagro será.

Valiente dos elementos el Tal Zapatero y el llamado Rajoy… ¿Como pudieron engañarnos así?

Así está el mundo y, los hipócritas que nos dirigen, dicen que se salió de la crisis, que a partir de aquí todo serán parabienes y abundancia que, en realidad, sólo verán ellos que, como siempre, se llevan la mejor parte a costa del sudor del pobre. Aquí, en España, Algunas famosas dirigentes de primera fila, tienen a sus maridos bien situados ganando sueldos de verguenca si los comparamos con ,pos salarios que un mpadre de familia puede llevar a su hogar después de un mes de trabajo. Los hijos de estos personajes no tiene problema alguno en situarse cuando finalizan los estudios. Mientras tanto, los hijos de los demás, de los que han tenido que sacrificar muchas cosas para poder dar estudios a sus hijos, estos, no tienen a donde ir, y, como remedio, tienen que emigrar al estranjero para soportar salarios ridículos y muchas horas de de trabajo.

Mientras todo eso transcurre ante nuestros ojos, sin pudor de ninguna clase, los Monarcas se atreven a enviar una felicitación a “su pueblo”, en la que aparecen con sus hijas (no se reproduce aquí por respeto a ellas que, inocentes, no pueden ser acusadas de nada). Está bien que digan su pueblo, toda vez que de él llevan viviendo toda la vida, con derechos que no siempre han justificado y, desde luego, no se comprende que nadie, sea quien sea, a estas alturas tenga garantizado el bienestar de por vida y también su descendencia… ¿Qué hicieron para ello?

Estamos viviendo en dos mundos diferentes, en el que unos lo tienen todo y los otros mueren de hambre.

Esos que todo lo tienen, han demostrado no tener una moral muy fuerte y, sus consciencias, son acomodaticias. ¿Cómo podrán vivir así? Dirigen al pueblo que tienen inmerso en la mayor de las miserias mientras ellos, derrochan fabulosas sumas de dinero en proyectos escandalosos que, la mayor parte de las veces, no van a ninguna parte y, si es que van a algún lado… ¿Según dicen los periódicos, es a sus propios biolsillos? No importa de qué partido político sean, todos quieren su parte y, el precio no importa. ¿Conseguir el objetivo a cosa de lo que sea! Esa parece ser la contraseña entre esta clase para mí… ¡Despreciable!

A nivel personal no tengo nada con ninguno de ellos pero, lo que están construyendo para el futuro de nuestros hijos, me enfurece y, desde luego, nunca les podré perdonar su engaño. Llegaron a sus sillones prometiendo representar nuestros derechos y, cuando afianzaron su poder, los únicos derechos que defineden son los suyos propios.

Podríamos seguir durante días y meses y años relatando las horribles cosas que entre todos estos, han hecho con los pobres pero, lo dejo aquí como una simple miuestra de mi sentir y, por todo esto, no tengo ni ganas ni el ánimo suficiente para FELICITAR a nadie, toda vez que, no existen motivos de felicitación, sino que, por el contrario, el único motivo que existe es para la tristeza.

Eso sí, desde aquí os deseamos a todos una buena salud capaz de soportar tantos desmanes.

emilio silvera.

 

  1. 1
    Ramon Marquès
    el 24 de diciembre del 2014 a las 20:18

    Querido Emilio:
    Ruego a Dios que la felicidad reine en la Tierra, y que para ello nos amemos y comprendamos mejor unos a otros.
    Un abrazo cordial. Ramon Marquès

    Responder
  2. 2
    emilio silvera
    el 25 de diciembre del 2014 a las 8:36

    Estimado amigo Ramón:

    No creo que tu ruego, con tanto reuido de corrupción e injusticia, pueda llegar al receptor. La especie Humana, capaz de lo mejor y de lo peor, está preparada para depredar y, aunque me de tristeza, así seguirá sienmdo. Sólo en casos puntuiales se pueden salvar algunos expecímenes de la especie con la mente más generosa y que lo dan todo por los demás. Por lo general, la mayoría no dejan que prevalezca esa ifgualdad para todos, sus acciones lo impiden y, sin importarlñe el dolor ajeno, ellos siguen su camino de felón, que al final, le llevará a tener lo que quería y, para ello, no se para apensar en el precio que, por otra parte, le importa un bledo.

    Es una lástima pero, la cruida realidad es esa.

     

    Responder
  3. 3
    Ramon Marquès
    el 30 de diciembre del 2014 a las 21:09

    Hola Emilio, hay de todo, un vaso medio lleno y medio vacío. Podemos ver el medio lleno en amigos, familias y personas excepcionales como tu. Así que no te desanimes. Un abrazo. Ramón Marquès

    Responder
    • 3.1
      emilio silvera
      el 31 de diciembre del 2014 a las 7:21

      ¡Hola, amigo Ramón!
      Lo cierto es que, se hace muy cuesta arriba sentirse bien en una situación como la que se está viviendo. Son muchas las familias que lo están pasando muy mal en nuestro entorno, gente que conocemos, familiares y amigos o vecinos que han perdido sus trabajos y hasta sus viviendas. No digamos de lo que pasa por el resto del mundo.
      Si a todo eso unimos lo que se está descubriendo sobre el comportamiento de los que tenían que dar ejemplo de ciudadanos, los que son mal llamados “padres de la patria” y, los banqueros, sindicalistas y otros personajillos que, haciendo uso de su poder, de su información privilegiada y de otras ventajas que los demás no tienen, han robado a manos llenas y, no todos, están pagando como deberían sus acciones que vulnerando la Ley, parece que no afecta a los que tenían que tomar serias medidas y castigar sus bajos comportamientos.
      En fin, amigo Ramán, que esas injusticias no me sientan nada bien y veo una Sociedad “fea” y “corrompida” en un mundo tan hermoso como el que nos acoge, y, todo eso, es debido a comportamientos de difícil calificación. Pero, a pesar de todo, tenemos que seguir adelante.
      Buen fin de año y salud para todos.

      Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting