domingo, 24 de octubre del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¿La Vida? Una vez que surgió en nuestro Universo… ¡Estará...

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Universo y la Vida    ~    Comentarios Comments (0)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Sistemas planetarios formándose en Orión

El Hubble flota en libertad

 

El Hubble, el Telescopio Espacial que orbita la Tierra, se ha fijado en los nuevos Sistemas planetarios que se forman en la Gran Nube de Orión. Dentro de unos pocos miles de millones de años, cuando las estrellas centrales estén en la secuencia principal brillando al fusionar Hidrógeno en Helio, las planetas se irán enfriando a medida que sus atmósferas cambian y, en algunos de ellos se forman océanos al haber tenido “la suerte” de caer en la zona habitable de su estrella. Algunos miles de millones de años más tarde, la vida que posiblemente habrá surgido en esos planetas afortunados, comenzará a evolucionar hasta que, con suerte, alcance la consciencia.

Es cierto que, con mucha frecuencia, aparecen aquí trabajos que versan sobre la vida, ese misterio que nos lleva a querer buscar sus orígenes y a saber, cómo y para qué surgió aquí en el Planeta Tierra. Nos interesamos por cada uno de pasos evolutivos y nos llama la atención ese larguísimo ciclo que llevó la vida desde aquella célula replicante hasta los seres humanos. Pero, ¿hay algo más interesante que la Vida para poder estudiarlo? Seguramente con la Física, la Química y la Astrofísica, sean las cuestiones más interesantes para el ser humano. ¡Ah! sin olvidarnos de las matemáticas.

http://4.bp.blogspot.com/_DzHETx-YgFA/TO_Xx6cLoyI/AAAAAAAAAgg/u1TxTw-XALI/s1600/I11-30-cyanobacteria.jpg

En algún momento del pasado de la Tierra, estimado en aproximadamente 2.500 – 3.500 millones de años, tuvo lugar lo que denominamos revolución oxigénica, durante la cual las cianobacterias produjeron tanto oxígeno que la atmósfera y los océanos quedaron literalmente saturados de este nuevo compuesto químico. Tal producción de oxígeno afectó drásticamente a la biósfera del planeta. Antes de la revolución oxigénica, pocos organismos estaban adaptados para vivir en presencia de oxígeno abundante; las moléculas de oxígeno actuaban como un veneno, reaccionando con las moléculas orgánicas complejas y degradándolas. Debido a esto, la mayor parte de la vida existente en ese momento debió quedar exterminada; las cianobacterias serían responsables de una gran extinción masiva.

Por otro lado, los elevados niveles de oxígeno que se acumularon en la atmósfera dieron como resultado una capa de ozono, de vital importancia para la vida como la conocemos. El ozono filtra los perniciosos rayos ultravioletas, que tienen un efecto especialmente perjudicial para los ácidos nucleicos, impidiendo que lleguen a la superficie de la Tierra. Si lo miramos desde esa perspectiva, es muy probable que el desarrollo de la vida fuera de los océanos y más aún, de toda la vida como la conocemos, incluso la nuestra, haya sido posible solo gracias a la capa de ozono, y por ende, a las cianobacterias que aportaron el abundante oxígeno para generarla.

bacterias_geometricas.jpg

El consenso es que la vida apareció en el planeta hace entre 3.900 y 3.800 millones de años. Los primeros organismos fueron procariotas, células muy simples que carecen de núcleo. Los procariotas que mejor conocemos son las bacterias, semejantes a la  imagen que se muestra.

La segunda imagen es el árbol filogenético que muestra cómo están relacionados los genomas de los procariotas con los demás seres vivos del planeta que, de una u otra manera, son todos ellos parientes más o menos lejanos y que, en definitiva, están todos hechos de la misma cosa. En su fuente primera, Quarks y Leptones que forman los átomos de carbono que son la base de nuestro sistema junto a otros elementos que nos conforman y, el agua, es la presencia principal.

Se cree que el último eslabón del desarrollo humano, apareció en el planeta hace sólo 160.000 años. Hablamos del Homo Sapiens.Los homo antecessor eran individuos fuertes, altos y con rostros de rasgos modernos, con una mandíbula bastante parecida a la del homo erectus. Sin embargo, la orientación facial es muy parecida a la del Homo sapiens. Se acepta la teoría de que el Homo antecessor proviene de África, aunque se ha discutido debido a su parecido con el Homo erectus (Hombre de Pekín), lo que para algunos sugiere un origen asiático.

Desgraciadamente, no se han encontrado aún fósiles en África de la misma antigüedad que podrían hacer seguir la pista de esta especie, y los de Asia contemporáneos a ella se refieren únicamente al Homo Erectus. Se podría decir que es el eslabón que une al Homo ergaster y enlaza con formas más cercanas a nosotros. A pesar de todos los estudios realizados, esta nueva especie está aún muy cuestionada por paleontólogos y especialistas, los cuales opinan que se trata en realidad de Homo Heidelbergensis. Estas luchas dialécticas son muy comunes entre los especialistas y hasta que no hay una evidencia abrumadora (y a veces ni eso) no se ponen de acuerdo en las afirmaciones que realizan.

Mientras en Asia Homo Ergaster evolucionaba a Homo erectus, en África siguió un camino diferente pero evolutivamente paralelo, dando lugar a una nueva especie, de rasgos craneales aún más modernos, aunque todavía con parecido a la especie anterior; será una especie crucial, el Homo antecessor, ya que será la que origine definitivamente al Homo sapiens.

Un hecho común por lo que vemos en la historia del universo es la unión. Las partículas elementales se unen formando átomos, que se unen para formar moléculas que se unen creando la materia macroscópica que conocemos. El mundo está formado por átomos y moléculas que conforman la materia de los mundos y de los seres vivos.

No siempre le damos la impportancia que tiene el líquido elemento, esencial para la vida de todas las especies. Este hecho es factible también en la materia orgánica, creando una rama del arbol de la boda universal de la que colgamos nosotros. La unión de diversos componentes químicos, la teoría de la sopa prebiótica y un buen salto de años, con alguna chispa de originalidad, se formaron las células primitivas.

Image Hosted by ImageShack.us

Esto ya surgía de la unión de múltiples compuestos. Algo tan complejo y a la vez tan modular. Pero esto no acaba aquí ni mucho menos..

La evolución y unión de más componentes llega a dar otras células más complejas, las eucariotas, que con su unión y evolución dan lugar a seres vivos superiores, como los conocemos ahora.

En este nivel, podemos ver como la unión en la mayoría de las especies da lugar a frutos muy diversos. Las manadas sirven de protección entre sí a la par que da ventajas añadidas. Las tribus más de lo mismo. En esencia, todas estas formas de unión tienen algo común, el trasvase de información y la prueba y error. Así se llega a la actualidad. Un mundo dominado por la unión de una especie dominante que ha sabido trabajar para llegar mucho más lejos de donde estaba hace años.

Todos hemos leído alguna vez sobre el famoso experimentio de Miller, el químico y biólogo que, en 1953 realizó un experimento que asombró a todos los expertos del mundo. Montó un sistema de tubos de vidrio imitó la primera atmósfera, el océano y las tormentas eléctricas. Al cabo de pocos días se habían formado complejos compuestos orgánicos, tales como aminoácidos y azúcares. Parecía que se había resuelto el origen de la vida. Se había inventado el término “sopa prebiótica”. Claro que, aquello sirvió para tener una idea más aproximada a lo que pudo pasar, el total de la historia es muicho más complejo y, desde luego, enn ese largo túnel de la vida, son muchos los rincones oscuros que aún, no hemos sido capaces de alumbrar. El misterio continúa.

 

No digamos de la variedad de elementos encontrados en las Nubes moleculares gigantes, en las que se han detectado elementos necesarios para la vida que, según mi modesto parecer, en nuestro Universo… ¡Es imparable! Millones de mundos estarán latiendo llenos de vida que, alumnbrada y calentada por otras estrellas, repetirán los ciclos que se dieron en la Tierra.

Lo cierto es que, no podemos ni afirmar ni negar que la vida pudiera venir del espacio exterior. Algunos dicen que los Cometas trajeron las semillas de la vida al Planeta Tierra. Sin embargo, nadie lo puede asegurar. También se puedo desarrolar en el hielo o en los océanos primordiales…¡La vida! el misterio persiste. Así que, fumarolas negras, cianobacterias, bacterias, procariotas y eucariotas. Las primeras células capaces de replicarse. La Panspermia, y tantas otras fuentes posibles para que, la vida, llegara y surgiera en la Tierra. Todo ello, esa diversidad de ideas y teorías, nos llevan de manera directa e inequívoca a una realidad: nuestra infinita ignorancia.

http://astroelche.blogdiario.com/img/moleculas.jpg

 

Nubes como esa contienen la materia primigenia para la formación de nuevas estrellas y planetas. Los científicos saben que, mediante complejos procesos químicos, se forman moléculas prebióticas en tales nubes, mucho antes de que las estrellas y los planetas se formen. Por eso, es factible que algunas de estas moléculas interestelares acaben alcanzando la superficie de planetas jóvenes, antes de que en éstos se desarrollen de manera autóctona moléculas de esa clase.
Nosotros, la especie humana, somos seres vivos y podríamos hacer una descripción de nuestras características, de lo que nos diferencia de todo aquello que no son seres vivos; estamos capacitados para diferenciar el mundo vivo del mundo no vivo, pero sin embargo hay algo que no podemos hacer, y es explicar qué es la vida: en el ámbito científico no existe, hoy por hoy, una definición de vida; sabemos quién tiene vida y quién no, pero no sabemos qué es ese soplo que nos diferencia de lo no vivo.
http://4.bp.blogspot.com/_eZAiAhLR_20/TQvlAKbtrbI/AAAAAAAAA_U/WAn0HWG9n0g/s1600/EL+ORIGEN+DE+LA+VIDA.jpg
Siempre nos ha asombrado el poder constatar cómo pudimos evolucionar, desde la materia inerte hasta los más profundos pensamientos
Una explosión, ocurrida hace miles de millones de años, de una estrella masiva, al final de su ciclo en la secuencia principal, hizo que se produjera aquella explosión de Supernova. El material exterior de la estrella primitiva salió eyectado al espacio interestelar a una velocidad apreciable y formó una Nebulosa de incluso años luz de diámetro. Los materiales sencillos y simples se convierten, en un preceso lento de condensación ayudado por la fuerza de gravedad,  en vórtices que giran y crean un centro más caliente, el material allí presente se comprime más y más, las temperaturas aumentan y surege una protoestrella que, tiempo después sería nuestro Sol y, a su alrededor, masas más pequeñas de materia desprendidas en sus giros, se alejan y sitúan a diferentes distancias y, cuando se enfrían, se convierten en los planetas y lunas que, por el mismo sistema, se formaron alrededor de algunos planetas para formar el Sistema Solar en el que, la Tierra, ocupa el tercer lugar a partir del Sol, es decir, la zona habitable, la distancia ideal.
De la misma manera que las estrellas se transforman, también ocurre, de forma similar, con la materia inerte que, bajo ciertas condiciones y con el paso del tiempo, evoluciona y puede llegar a transformarse en materia viva. El salto es descomunal. Como siempre me gusta decir:  ¡Desde la materia inerte a los pensamientos!
                                   Es cierto, llegar hasta aquí…, no ha sido nada fácil
A veces, no puedo dejar de preguntarme si con tan enorme cantidad de circuitos neuronales, ¿no vamos a ser capaces de descifrar todos los secretos de nuestro universo? ¿De qué seremos capaces si la Naturaleza, nos da tiempo suficiente para seguir evolcuionando? Algunas veces hemos oido comentar: “Sólo utilizamos un diez por ciento del cerebro…” En realidad, la frase no refleja lo que se quiere expresar , se refiere al hecho de que, aunque utilizamos el cerebro en su totalidad, se estima que está al diez por ciento de su capacidad real que estará totalmente disponible a medida que evolucione y, en el futuro, esa capacidad de hoy, será mucho mayor.
Entonces… ¿Dónde está el límite? ¡No existen límites!
emilio silvera

 

 

 


Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting