viernes, 25 de junio del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¡La perfección! ¿No serán simples rumores?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Belleza sí    ~    Comentarios Comments (5)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Resultado de imagen de La mujer más bella

                            Si sabemos verla, la Belleza está por todas partes

Espíritu de belleza, que has consagrado

Con tus propios matices todo aquello sobre lo que brillas

Del pensamiento o la forma Humanos, ¿adonde has ido?

¿Por qué has desaparecido y abandonado nuestra existencia,

Este oscuro Valle de lágrimas, vacío y desolado

El Universo está construido según un plan

cuya profunda simetría está presente de algún

modo en la estructura interna de nuestro intelecto.

El primero pretende ser un himno a la Belleza intelectual de Shelley y, en el segundo Paul Valery, nos transmite la idea de que, la belleza, forma parte de nuestro intelecto humano que, no simplemente valora lo material sino que, de alguna manera, deja un lugar para la excelencia del mundo.

Resultado de imagen de henri poincaré

    El Joven Henry Poincaré

Algunas veces, los físicos teóricos, como los artistias (uno se siente tentado a decir: como otros artistas) se seguían en su trabajo por preocupaciones estéticas tanto como racionales. “Para hacer ciencia, es necesario algo más que la pura lógica”, escribió Poincaré, quien identificaba este elemeto adicional como la intuición, que supone “el sentido de la belleza matemática”. Heisenberg hablaba de “la simplicidad y belleza” de los esquemas matemáticos que la Naturaleza nos presenta.

Usted también debe hacer sentido esto -le dijo a Einstein, la casi temible simplicidad e integridad de la relación que la Naturaleza repentinamente extiende ante nosotros”. Paul Dirac, el físico teórico ingles y enorme matemático, cuya descripción relativista del electrón está a la altura de las obras maestras de Einstein y Bohr, llegó hasta sostemer que “más importante que nuestras ecuaciones se ajusten a los experimentos es que sean bellas”.

La estética es, evidentemente,  subjetiva, y la afirmación de que los físicos buscan la belleza en sus teorías tiene sentido sólo si podemos definir la Belleza. Afortunadamente, esto se puede hacer, en cierta medida, pues la estética científica está iluminada por ese sol central de la simetría.

La simetría es un concepto venerable y en modo alguno inescrutable, que tiene muchas implicaciones en la ciencia y el arte, mucho después de que el físico chino – norteamericano Chen Ning Yang ganase el Premio Nobel por su trabajo en el desarrollo de una teoría de campos basada en la simetría, aún afirmaba que “no comprendo todavía todo el alcance del concepto de simetría”.

Debajo de las manifestaciones visibles y audibles de simetría hay profundas invariancias matemáticas. Los esquemas espirales que se encuentran en el interior del nautilus, en la superficie de los girasoles, por ejemplo, pueden ser presentados por aproximación mediante la serie de Fibonacci, una operación aritmética en la que cada miembro es igual a la suma de los dos precedentes (, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, …). La razón creada dividiendo cada número de la serie por el número que le sigue se aproxima al valor 0,618.

No es casual  que esta sea la fórmula de la “sección aurea”, una proporción geométrica que aparece en el Partenón, La Mona Lisa y El nacimiento de Venus de Boticelli, y es la base de la octava que se emplea en la músuca occidental desde el tiempo de Bach. Toda la fecunda diversidad de esta simetría particular, expresada en infinidad de modos, desde conchas marinas y las piñas hasta el Clave buien  temperado, deriva, por lo tanto, de una sola unvariancia, la de la serie de Fibonacci. La comprensión de que una sola simetria abstracta podría tener tantas frustíferas y diversas manifestaciones deleitó a los sabios del Renacimiento, quines la citaban como prueba de la eficacia de las matemáticas y de la sutileza de los designios de la Naturaleza sabia. Desde entonces, otras muchas simetías abstractas han sido identificadas en la naturaleza -algunas intactas y otras , “rotas” o estropeadas-, y sus efectos parecen incluso extenderse hasta los cimientos mismos de la materia y la energía.

Partenonhombre de Vitruvio (Leonardo) - Cruz - Planta Catedralmanos y simetría

El Partenón de Atenas. La Grecia clásica , fuente de simetría y canon. presente en todas las imágenes de arriba

La palbra simetría en griego, significa “la misma medida” (sun significa “juntos”, como en sinfonía, una unión de sonidos, metrón, “medición”); así, su etimología nos informa que la simetría para los griegos también significa la “debida proporción” , lo que sugiere que la repetición involucrada debe ser armoniosa y placentera; esto indica que una relación simétrica debe ser juzgada por un criterio estético superior. Pero en la ciencia del siglo XX se puso de relieve el primer aspecto de la vieja  definición: se dice que hay simetría cuando una cantidad medible permanece invariante (lo que significa que no cambia) bajo una transformación (que significa una alteración).

Nosotros, casi todos, hemos conocido la simetría en sus manifestaciones geométricas, o, en el Arte. Cuando decimos, por ejemplo, que una esfera tiene una simetrtía de rotación, lo que tratamos de indicar es que poseer unas características -en este caso, su perfil circular- que permanece invariante en las transformaciones producidas al hacerla rotar. Puede hacerso rotar la esfera en cualquier eje y cualquier grado sin que cambie su perfil, lo cual hace que sea más simétirca, por ejemplo, que un cilibro, que tiene una simetría similarsólo cuando rota alrededor de su eje largo; si rota alrededor de su eje corto, el cilindro se reduce a un círculo.

Korai

Las simetrías son comunes en las esculturas, empezamdo por el desnudo humano, que es (de modo aproximado) bilateralmente simétrico cuando se le contempla de frente o de atrás, y en arquitectura como en los planos de suelo en forma de cruz de las catefrales medievales, y aparecen en todas partes desde el tejido hasta el baile de figuras.

Hay muchas simetrías en la música de Bach, en un pasaje de la Tocata y Fuga en Mi menor (mo he podido encontrar la partitura) traslada arrina y abajo del pentagrama pequeños trios de notas como tiendas de campaña. Excepto con la ocasional diferencia de alguna que otra nota, la construcción tiene una simetría de traslación. Si quitamos un trío cualquiera y lo pusiéramos sobre otro, encajaría perfectamente.

Nos encontramos simetrías en el Universo, en el mundo que habitamos, también en nosotros y, nuestras Mentes, no son una excepción y en ellas subyace una simetría más profunda que trasciende a lo material.

De todas las maneras, es preciso que no perdamos de vista que, la Belleza, como otras muchas cuestiones, está sometida a la relatividad, no todos podemos ver la misma cosa y valorarla de la misma manera. Una imagen nos puede resultar a unos de una belleza extrema, y, a otros, les podría parecer un extraño objeto sin sentido. ?Por qué será eso? Creo que, precisamente es así debido a la diversidad que está presente en nuestras Mentes, y, también, a las circunstancias en las que esté inmerso el observador.

emilio silvera

 

  1. 1
    emilio silvera
    el 28 de agosto del 2018 a las 12:06

    Si hablamos de la “BELLEZA”, la cosa puede resultar altamente compleja. Por ejemplo, un amigo mío vulcanólogo, cuando de tarde en tarde nos vemos y comentamos sobre nuestras actividades en ese Tiempo, cada cual habla de lo que le estusiasma y el otro le oye con la máxima atención, tal es la vehemencia que ponemos en contar nuestras experiencias.
    Él, mi amigo vulcanólogo, recorre el Mundo en busca de volcanes que están a punto de estallar y, no en poocas ocasiones, se vió cerca del peligro. Cuando me cuenta la “belleza” que hay en una erupción, tal como me la explica, hasta yo, que del tema entiendo lo justo, llego a ver esa “belleza”· Creo que a él le pasa lo mismo cuando le explico el todo lo que hay en el mínúsculo nucleo atómico, o cuando le hablo, con entusiamo del nacimiento, vida y muerte de una estrella y de los materiales que fusiona durante miles de millones de años.
    Ambos, nos dejamos cautivar por la “belleza” presente en esas cuestiones que a un tercero, extraño a nosotros, le podría parecer un asunto feo y de destrucción. Sin embargo, hay belleza en todo… ¡Si sabemos mirar para verla!

    Responder
    • 1.1
      Pedro
      el 28 de agosto del 2018 a las 18:03

      Vaya, una vez mas los versos de Shelley la primera vez que los leí fue en su blog, fantástico.Gracias

      “Espíritu de belleza que consagras con tus propios matices desde el pensamiento a la forma humana ¿Porque te has ido y nos has abandonado? En este valle de lágrimas ….”
      Los dos primeros versos son tan extraordinarios, de hecho hago el propósito de no olvidarlos al igual de estos que siguen entre otros:
      Presta atención:
      Los escribo de memoria según me vienen, ok hay van:
      “En la hora crepuscular canta una voz, risueña, viene a espigar, cojamos la flor del instante , la melodía cante la piel del día,…”
                            
                         ******            ********   
      “Gozad del sol ,de la pagana luz de sus fuegos, gozad del sol, ya que  mañana quedaremos ciegos, el viejo tiempo todo roe,  y va deprisa, saber vencerlo, . 
                        *********         ********** 
      “Para que las envidias viles y las injurias, para que los odios funestos de los ingratos y para que los líbidos gestos de los pilatos.”
                       **********       ************
      Los tres de Ruben Diario
      “Florece la flor en el tilo, persiste en su suerte” .
                          Quasimodo, Italiano
      “Jazmines, claveles y azucenas donde estan y donde no en los nombres que los mientan”.
      ” Diosas de paso ligeró, que dejaron su alma señaladas en sus huellas.”
      “Melodía que acepte serenamente su destino, que la tarde le reserva .”
      Los tres de Pedro Salinas
      Sigamos:
      “Benditas caderas, regias y jubilosas, 
      acechando inquietud”.  Autor no lo recuerdo.
      ” Un solitario afán de plenitud llevo este fragor entre las nubes todo lo sopese.”. Autor no lo recuerdo
      “Oh, tarde melancólica, tu leda calma el frescor reclama, para templar del corazón el fuego.” Gertudes Gomez de Avellaneda
      Seguimos, embriagandonos:
      “Nada dura, pero nada nos impide sentir sobre esta roca la luz estremecida de lo eterno.” Autor lo ignoro.
      “Mira el ave feliz, el amplio cielo se puebla con la dicha de sus alas.”
      “Brillando esta aun el resplandor y voy luminoso ardiendo en llama eterna”.
      ” Ay, terca luz abrazame en tu cielo donde una maravilla me convoca al gozo fugitivo de su vuelo.”.
      “¡Oyes la voz de mando, en esta soledad luminosa de este viento.”
      “Pujando esta en soledad, todo su esplendor rumoroso.”
      Los cuatro de Rafael Morales.
      Son tantos y tan buenos, y es una verdadera pena no ser capaces de recordar todos y cada uno de ellos.
      Y ahora nuestro granito de arena: ya que de esto se trata:
      “Si tu crees ser la luz, ¿Quien es la perplejidad? ¿Que desconcierta mas?”.(En este caso no estoy personalizando en ningún sentido, hablo de manera general).
      ” ¿Donde radica la belleza? ¿En quien la posee o en quien la percibe?”.
      “Una rosa ha prendido, su fragancia la conciencia trae consigo”.
      Pregunta, para todos los presentes:
      “¿Cual es el hilo que una vez roto no hay forma de anudarlo?”.
      Y para terminar:
      ” Que locura querer expresar lo inexpresable, ¿Como describir con palabras? Lo que es la llama y su divino ardor , a quien no lo ve y no lo siente.”. Autor no lo se.
      Y ahora cambiando de tema, acerca de la simetría rotacional,  en efecto una esfera la rotamos y nada se distingue de una rotación a otras. Bien resulta que todo objeto de cualquier índole, en este caso esférico tiene distintos componentes, y estos componentes si cambian con respecto al exterior. Por tanto alguna interacción si cambia, tiene que tener alguna consecuencia con respecto al exterior.
      Su articulo estupendo.
      Saludos

      Responder
      • 1.1.1
        Emilio Silvera
        el 29 de agosto del 2018 a las 5:25

        Sí, amigo, como alguien dijo: “Los poetas hablan en voz baja consigo mismo, y, el mundo, los oye por casualidad”. Creo que son personas especiales que ven el mundo con otros ojos y sienten las cosas de manera más profunda, saben captar la belleza o la tristeza, la fealdad o el esplendor del “mundo” de otra manera.

        Si alguna vez me la encuentro en la vida
        Y pasa junto a mí,
        A mis labios asoma una sonrisa máscara del dolor
        Y, entonces pienso, Acaso ella se rie como me rio Yo.

        Responder
        • 1.1.1.1
          Pedro
          el 29 de agosto del 2018 a las 7:05

          “Acaso ella se ríe como me río yo”. Gustavo Adolfo Bécquer

          Cómo bien dices, la belleza anda en todas partes “Captar el dulce crujido de las cosas pequeñas, el oro invisible de lo cotidiano, que nos trae un aroma de rosas nuevas.” Ángel Ponce

           

  2. 2
    emilio silvera
    el 29 de agosto del 2018 a las 10:54

    En realidad sería_
     
    Si alguna vez la encuentro en la vida,
    Y pasa junto amí,
    Y pasa riendo.
    Amis labios asoma una sonrisa máscara del dolor,
    +Entonces piendso ¿Acaso ella se rie como me rio yo?

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting