jueves, 29 de julio del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




El trabajo que me envía un amigo

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en General    ~    Comentarios Comments (1)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

                                                    LAS LEYES BIOLÓGICAS

Archivo:Ovidio Pracilio.png

     Debemos saber, que a la vista del verdadero historiador, del verdadero jurista, del verdadero sociólogo, del verdadero pensador, el mundo aparece ya maduro para las más profundas transformaciones. Y aunque muy pocos son los que perciben y se conmueven con el presentimiento de la inminencia de los tiempos nuevos, lo cierto es que esa inminencia está ya golpeando en las puertas del mundo.

     No importa que todo aparece tan confuso, tan caótico, tan completamente desarticulado e inarmónico. Esto ocurre, simplemente, porque la ciencia, en todas sus grandes divisiones y especializaciones, incluidas por supuesto las ciencias políticas, sociales y económicas, están realmente más aplastadas que no auxiliadas por el peso de la inmensa mole de materiales acumulados en siglos y más siglos de inacabables observaciones y experimentaciones. Por eso, el hombre deambula perdido en el infinito dédalo del análisis, desamparado de la belleza y la paz de las grandes verdades primordiales.

     A esas  ciencias hay que darles ahora la síntesis, con la simplicidad de los grandes pensamientos, de las verdades fundamentales, de los grandes principios que regulan el funcionamiento básico de las leyes biológicas. Y esto es lo que producirá la transformación del mundo.

 Porque ya llegó el tiempo, en que todo debe ser rehecho, recompuesto, restructurado, pero sobre principios y leyes biológicas, estrictamente científicas, a nivel de verdades primordiales vinculadas al funcionamiento orgánico del propio Universo, ya que éste es también  un Organismo que, aunque inmensurable, se mueve perpetuamente de conformidad a las leyes que gobiernan sus movimientos y disponen su estructura.

Debemos por ello, pues, comprender y adoptar como premisa fundamental de nuestro razonamiento, que el Universo dentro del cual existe nuestro pequeño mundo como un simple átomo de una Galaxia gigantesca, no es otra cosa que un grandioso Organismo que se mueve siempre en orden. Más allá del estrépito exterior fenomenológico, más allá de las grandes conmociones, choques y luchas que aparecen a nuestra percepción relativa como un caos de fuerzas que pugnan incoherentes, en lo más profundo de la intimidad estructural del Universo, subyace siempre el Orden. Porque es fácil imaginar contra qué obstáculo tremendo chocaría, si el Orden no reinase soberano, un funcionamiento tan complejo como el del Universo, con su transformismo que jamás se detiene. Solo el Orden puede mantener estabilizado un movimiento de tan infinita amplitud.  Pensemos como podría moverse todo el Universo, sin precipitarse en un cataclismo general inmediato, si cada trayectoria individual no estuviese inviolablemente trazada en límites que no puedan ser franqueados, por sujeción inexorable a las leyes biológicas.

Y bien. Adormecidas por siglos, en un ritmo igual, las leyes biológicas han experimentado en los dos últimos siglos una violenta sacudida, conmovidas en lo humano por su ciencia, por su mecánica y por su velocidad, y esa sacudida es la que nos lanza, con medios más potentes, hacia más elevadas construcciones del espíritu, que estructurarán inevitablemente las instituciones de la nueva civilización.

                                                                                                         Dr. Ovidio Pracilio

 

 

  1. 1
    emilio silvera
    el 23 de junio del 2021 a las 14:52

    Don Ovidio es un gran pensador, sus escritos contienen profundos pensamientos y verdades inamovibles. Este pequeño gran discurso, nos viene a decir que todo en el Universo se debe a una razón predeterminada y que, la esencia es la Vida. Nada se mueve por que sí. todo sucede por un “plan” predeterminado que obedece a unos parámetros bien definidos a los que llamamos leyes fundamentales y constantes universales. Si la carga del electrón, o, la masa del protón, variara aunque sólo fuese una diez millonésima… ¡La Vida no estaría presente en el Universo!

    Es más provechoso leer a personas como el señor Pracilio que, escuchar las mentiras de los políticos (Aunque es posible -solo posible- que algunos actúen de buena fe).

    Los pensamientos profundos de los grandes hombres nos han traído hasta el nivel que ocupamos hoy, sin ellos, las Sociedades no habrían avanzado, y, la intuición de lo que rige todo lo que acontece, está ahí, encerrado en lo más profundo del Universo que algunos pueden vislumbrar.

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting