lunes, 14 de junio del 2021 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




La Música que incide en nosotros

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en La músuca.    ~    Comentarios Comments (5)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Descubren como afecta al cerebro tu canción favorita.

 Un estudio revela los efectos en el cerebro de nuestras melodías preferidas. Los resultados se han publicado en Sciencitific Reports, una de las Revistas de editorial Nature.

 

- AFP

 

Los primeros acordes de nuestra canción favorita desencadenan un patrón común de actividad cerebral -se generan pensamientos y recuerdos­- independientemente de la persona que disfrute de la melodía. Sin embargo, hasta ahora no se conocía cómo se produce dicha activación en el cerebro. Los hallazgos, publicados este jueves en Scientific Reports, una de las revistas de la editorial Nature, podrían explicar por qué diferentes personas describen sentimientos y recuerdos similares al escuchar su pieza musical favorita, tanto si es una composición de Beethoven o Eminem.

Para entender por qué la gente tiene experiencias comparables, el grupo de investigación estadounidense evaluó las diferencias en las redes funcionales del cerebro (utilizando imágenes de resonancia magnética funcional, fMRI) en 21 personas que escucharon diferentes tipos de música, incluyendo rock, rap, y melodías clásicas. Los científicos identificaron modelos consistentes de la conectividad cerebral asociada a las canciones favoritas y demostraron que un circuito importante en los pensamientos introspectivos -la red neuronal por defecto (Default Mode Network o DMN, en inglés)- se conecta más cuando se escucha la música preferida.

Como explica a Sinc Jonathan Burdette, profesor del Centro Médico Wake Forest Baptist (EE UU) y uno de los principales autores del estudio, “aunque no entendemos completamente lo que hace la DMN, es probable que tenga un papel importante en la determinación de quiénes somos y cómo encajamos en el mundo”. Los expertos se refieren a esto como pensamientos autoreferenciales. Según los autores, los resultados fueron inesperados “dado que las preferencias musicales son fenómenos individualizados y que la música puede variar mucho en complejidad rítmica, presencia o ausencia de la letra, consistencia, etc.”.

    Canciones favoritas, viejas emociones

El trabajo pone de manifiesto que la escucha de una canción favorita altera la conectividad entre las áreas cerebrales auditivas y el hipocampo, una región responsable de la memoria y la consolidación de las emociones. Los expertos comprobaron así que al oír las melodías favoritas se produce una desconexión de las áreas de procesamiento de sonido del cerebro en las zonas de codificación de la memoria de dicho órgano. “Esto se debe probablemente a que al escuchar nuestra música favorita, no estamos creando nuevos recuerdos. Más bien, estamos aprovechando recuerdos y viejas emociones”, subraya Burdette.

Para los autores, estos hallazgos podrían tener importantes implicaciones en la terapia musical, sobre todo en la elección apropiada de la música capaz de involucrar a los circuitos cerebrales dañados.

Fuente:Público.es

                                                                                 iStockphoto/Thinkstock

Escuchar una canción alegre puede subir nuestro animo , si oímos un tema deprimente, sentirnos pesimistas o, en el caso de una melodía suave, relajarnos y afrontar mejor el momento.

No hay duda de que la música afecta nuestro estado anímico y provoca una serie de sensaciones, pero ¿Sabes cómo afecta la música a nuestro cerebro? Un estudio de la Universidad de Florida, lo reveló.

Cómo la música afecta nuestro cerebro

 

 

 

 

 

 

¿Sabías cuáles son los efectos de la música en el cerebro humano? Aparentemente ella nos vuelve más creativos, eficientes y cambia la percepción del mundo.

 

 

  1. 1
    emilio silvera
    el 2 de diciembre del 2015 a las 8:53

    La metáfora de que la músucia amansa a las fieras no está muy desencaminada. La música tiene un poder extraordinario y nos puede cambiar el talante, sin que nos demos cuenta, a medida que los sonidos va penetrando en nuestras mentes a través de los oídos, nuestros sentimientos van tomando forma en función del tipo de músioca que nos llegue, es algo asombroso pero tan real como la vida misma. Una música que nos lleve hacia la nostalgia y la trizteza o que nos encumbre hasta lo más alto de nuestro Ser, de hacernos sentirnos más seguros y optimistas. La músuca, y nunca mejor dicho, es como una caja de sorpresas de la que nunca sabes lo que encontrarás hasta que la abres (la oigas en este caso).
    Mientras escribo esto, estoy rodeado de duendecillos y de Hadas oyendo a Enya con su música, El Sueño de las Hadas que, al menos a mí, me transporta a otro mundo sin que tenga que salir de éste mundo nuestro pero, olvido la fealdad que nos rodea por un momento con esos sonidos y la dulce voz que me lleva a un remanso de paz.
    ¡La Música! Una de las artes Humanas que nos hace mejores.

    Responder
    • 1.1
      Adolfo
      el 2 de diciembre del 2015 a las 10:00

      ¡Hola, Emilio..!

      No sólo la música sino también ciertos patrones de sonido, embebidos dentro de la melodía, tal vez perceptibles por músicos con un alto nivel de entrenamiento en la percepción de tonos, pero imperceptibles a la gran mayoría de la población, pero que igualmente pueden influir sobre la actitud mental del individuo que los escucha pasivamente.

      Me estoy refiriendo a la tecnología Hemi-Sync ™ concebida en un principio por Robert Monroe y refinada a lo largo de 50 años de investigación y desarrollado por el Instituto Monroe (Virginia, USA).

      Ref.: http://www.monroeinstitute.org

      Atentamente… 

      Responder
      • 1.1.1
        emilio silvera
        el 2 de diciembre del 2015 a las 11:08

        Exacto, amigo Adolfo, asi suele ser la sensibiidad del cerebro para la música y, como bien apuntas, algunos están más predispuestos que otros para que sus sentidos sean más agudos y puedan percibir lo que optros no podemos. Tengo un ejemplo cercano en mi casa, mi Hija María (Pianista, Clavecinista y Organista), tiene esa sensibilidad que dices para percibir los sonidos que, de inmediato, puede localizar.
        Un cordial saludo.

        Responder
        • 1.1.1.1
          Adolfo
          el 2 de diciembre del 2015 a las 16:36

          Casualmente, Emilio, los músicos, a la hora de afinar sus intrumentos se someten a ese efecto Hemi-Sync.

          Sin duda habrás observado, que María hace uso de un diapasón de referencia ó de un generador electrónico de tonos; opción ésta última, que me parece lo más idóneo, especialmente en razón de los beneficios de la tecnología moderna.

          Cuando afina un instrumento, con un oído presta atención al sonido de aquel, en tanto que con el otro presta atención al sonido del generador.

          En su cerebro se da un efecto binaural beat, que se traduce en un tercer “sonido” cuya frecuencia es igual a la diferencia de frecuencias entre ambos sonidos. Lógicamente, cuanto más baja es la frecuencia de ese tercer sonido, tanto más afinado está el instrumento.

          En el sitio http://www.hemi-sync.com hay una demostración del efecto.

          Si accesas el sitio web indicado lo primero que verás, entre otros enlaces, es un frame caratulado “Introduction to Hemi-Sync(R)“. Haciendo click sobre éste, activarás la reproducción de un video, en el cual a partir de la marca de tiempo 3:45 hace una demostración compatible con la explicación que he dado.

          Los que se dedican a la afinación de instrumentos musicales obtienen un beneficio derivado que es reportado en el siguiente artículo:

          http://www.bbc.com/news/health-19398413

          Atentamente…

  2. 2
    emilio silvera
    el 3 de diciembre del 2015 a las 4:37

    Estimado Adolfo, no podría haberlo explicado de mejor manera. Exactamente, María actúa como indicas y utiliza esos aparatos que mencionas para afinar y, en alguna ocasión me ha sorprendido su destreza afinando el Clave que, con una especie de llave-martillo afloja o tensa las cuerdas y va oyendo el sonido hasta que están temperadas al sonido ideal y perfecto. Ella, lo mismo que hace tú ahora, me explica cuando me quedo mirando como lo hace pero, lo cierto es que, como no es un tema que despierte mi curiosidad, no presto gran atención y, debería hacerlo, ya que, el saber nunca está demás.
    Un cordial saludo-

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting