viernes, 28 de enero del 2022 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




55 Cancri e ¡Un planeta de dimante!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Universo asombroso    ~    Comentarios Comments (2)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Orbitando una estrella que es visible a simple vista. El planeta rocoso, denominado ’55 Cancri e’, orbita alrededor de una estrella similar al Sol en la  constelación de Cáncer y se está moviendo tan rápido que un año allí dura apenas 18 . La estrella que orbita está compuesta principalmente de Carbono.

Aunque el planeta fue descubierto por primera vez en 2004 y más tarde por otros astrónomos en 2008, derivados de las observaciones de las variaciones de velocidad radial de la luz de la estrella madre capturada por el Telescopio Hobby-Eberly en Texas, no fue sino hasta 2011 cuando otros astrónomos fueron capaces de discernir tránsitos a través de la estrella anfitriona y las medidas exactas de su masa y radio, lo que permitió Madhusudhan y sus colegas llevar a cabo su análisis para llegar a la conclusión de que allí estaba el planeta que bautizaron como 55 Cancri e, ¡un planeta de diamante!

Esa es al menos la conclusión a la que, después de estudiar a fondo aquel mundo, han llegado los investigadores de Yaje y el Centro Nacional de Investigaciones científicas de Francia (CNRS), que han publicado el que nos dice que a 40 años-luz de la Tierra, está el sorprendente planeta 55 Cancri e, compuesto al menos, con un tercio de su masa de diamante sólido. Es lo que solemos llamar una “Super Tierra”, al tener unas ocho veces su masa y dos veces el radio de nuestro planeta, aproximadamente como Neptuno -otros le dan simplemente dos veces el tamaño de nuestro planeta-.

                                                    Recreación que la NASA del asombroso planeta

“Los diamantes que se encuentran en la superficie y en la corteza de este planeta serían como los que usted encontraría en la Tierra, pero muy puro”, dijo Nikku Madhusudha, astrofísico de la Universidad de Yale que dirigió el estudio del planeta 55 Cancri e , en una entrevista telefónica con TPM. “A medida que fui más profundo hacia el núcleo, es posible encontrar otros tipos de diamantes, potencialmente, incluso en forma líquida.”

Siendo cierto que existen estrellas de las llamadas de Carbono por tener en su composición un exceso de éste elemento, no es extraño que también, y de la misma manera, existan planetas que tengan esas propiedades. Lo que no ha quedado miuy claro de todo esto son las verdaderas medidas del planeta joya. Los cálculos realizados por ese grupo de científicos caen en una nebulosa tratan de categorizar el tamaño.Todo sugiero que el conjunto de estrella y planeta se formaron a partir de una gran nube de carbono.

Lo que aquí existe en pequeñas proporciones, en otros planetas puede estar presente en abundancia

De lo que podamos en el vasto Universo, nada nos puede extrañar, dado que en él está todo lo que existe que, dicho sea de paso, es mucho más de lo que podamos imaginar. Hace unos 12.500 años terrestres la estrella Abell 30 se enfrentó a la muerte y un denso viento estelar la fue despejando de sus capas externas una a una. Las imágenes de telescopios ópticos la muestran como una gran cáscara brillante, prácticamente esférica, que se expande por el espacio.  Los astrónomos de ESA captaron también que “hace unos 850 años, la estrella volvió a cobrar vida, tosiendo violentamente nudos de helio y materia rica en carbono”.  El Carbono amigos míos, está repartido por todo el espacio interestelar y, en algunos lugares su presencia es más abundante que en otros.

Recreación del interior de 55  Cancri e, la estrella de Carbono de la que dicen:

    ”Demostramos que la suma total de los disponibles, incluida la masa y el radio planetario, y las abundancias estelares, apoyan la posibilidad de un interior rico en carbono en 55 Cancri e”.

Y debido a la presión del planeta, que interior rico en carbono es más probable que sea diamante, rodeado por una capa relativamente delgada de grafito en la superficie (que constituyen cinco por ciento del planeta).

“El diamante es la más estable del carbono”, explicó a Madhusudha TPM. “Si tienes carbono a altas presiones, pregunte a cualquier geólogo, lo que se obtiene son los diamantes”.

 

 

Si todo resulta ser como dicen (y no tenenos motivos para dudar del estudio realizado por ese grupo de científicos), el planeta orbita una estrella cercana a nuestra propia Galaxia. Después de estimar la masa del planeta y el radio, y el estudio de la composición de su estrella madre, los científicos dicen que el mundo rocoso está compuesto principalmente de carbono (en forma de diamante y grafito), así como silicatos de hierro,  y potencialmente carburo de silicio. Los investigadores no están seguros todavía si la capa es de diamante sólido o roto en pedazos grandes o pequeños.

“Lo que creo es que en la actualidad es una capa continua de diamante con trozos pequeños”, dijo Madhusudha. “No puedo decir nada sobre el tamaño de las piezas.”

 

 

Aunque pudiéramos construir (que no podemos), una hipotética nave que corriera a la velocidad de la luz (algo imposible, por no permitirlo las constantes de la Naturaleza y así lo explica la Relatividad Especial), la distancia de que nos separa del tesoro es grande y, nos costaría 40 años llegar a 55 Cancri e y, aún llevando todos los preparativos necesarios poder obtener el diamente, la empresa no resultaria posible debido a que, en realidad, no podríamos ni acercarnos al planeta que que es extremadamente caliente: 3.900 grados Farenheeint y, tal temperatura no parece muy viable para visitar aquel mundo por muchos tesoros que pueda tener. Claro que unos Robots especiales…

         Un planeta que orbite su estrella a poca distancia es poco sugestivo para visitar

55 Can­cri e es un plan­e­ta extra­so­lar, perteneciente a Lima estrella cancri, ubi­ca­do aprox­i­mada­mente a 40 años luz de la Tier­ra, que posee una masa sim­i­lar a la de Nep­tuno y orbi­ta la estrel­la gemela solar 55 Can­cri A. Pero lo más intere­sante de 55 Can­cri e es que al menos un ter­cio de su masa está for­ma­da por dia­mantes, tal y como han des­cu­bier­to ahora un equipo inter­na­cional de astrónomos lid­er­a­do por Nikku Mad­husud­han. Claro que, no esta­mos ante el primer ejem­p­lo de plan­e­ta de estas características, pero sí es el primero que se se encuen­tra orbi­tan­do una estrel­la parecida al sol en similares y tan cerca a nuestro sistema solar.

Lo cierto es que, un planeta rocoso llamado “55 Cancri e” circula peligrosamente cerca de un infierno estelar. Completando una órbita en tan solo 18 horas, el planeta extraterrestre se encuentra ubicado 26 veces más cerca de su estrella de lo que Mercurio está del Sol. Si la Tierra estuviera en la misma posición, el suelo que yace debajo de nuestros pies se calentaría hasta los 1.760 °C (3.200 °F). Los investigadores han pensado mucho tiempo que 55 Cancri e debería de ser un páramo de rocas resecas.

Ahora están pensando de nuevo. Nuevas observaciones llevadas a cabo por el Telescopio Espacial Spitzer, de la NASA, sugieren que 55 Cancri e puede ser más húmedo y extraño de lo que cualquiera imaginaba.  Recientemente, Spitzer midió la extraordinariamente pequeña cantidad de luz que 55 Cancri e bloquea cuando cruza enfrente de su estrella. Estos tránsitos tienen lugar cada 18 horas, otorgando de este modo a los investigadores repetidas oportunidades para recolectar los que necesitan con el fin de estimar el ancho, el volumen y la densidad del planeta.

Cuando 55 Cancri e fue descubierto en 2004, las estimaciones iniciales de su tamaño y de su masa coincidían con los de un planeta denso de roca sólida. Pero los datos proporcionados por Spitzer sugieren lo contrario: Alrededor de una quinta parte de la masa del planeta debe de estar formada por elementos livianos y compuestos, que incluyen al agua. Dado el intenso calor y la elevada presión que probablemente experimentan estos materiales, los investigadores creen que es posible que los compuestos existan en un de fluido “supercrítico”.

Descubren un "planeta diamante", dos veces más grande que la Tierra

“la superficie de planeta está probablemente cubierta de grafito y diamante, lo que supone la primera visión de un mundo rocoso con una química completamente diferente de la Tierra.”

 

Un fluido supercrítico es un de la materia a alta presión y a alta temperatura, que se puede describir mejor como un gas con propiedades de líquido, y como un maravilloso solvente. El agua se convierte en supercrítica en algunas turbinas de vapor, y tiende a disolver los extremos de las paletas de la turbina. Se utiliza dióxido de carbono supercrítico para eliminar la cafeína de los granos de café y, en algunas ocasiones, para lavar en seco la ropa. El combustible líquido para cohetes es también supercrítico cuando emerge de la cola de una nave espacial.

En 55 Cancri e, este material puede estar literalmente supurando (¿o será que se está evaporando?) de las rocas. Con solventes supercríticos que salen de la superficie del planeta, una estrella de proporciones aterradoras que llena gran del cielo durante el día, y con años enteros que transcurren en cuestión de horas, 55 Cancri e enseña una valiosa lección: El hecho de que un planeta sea similar en tamaño a la Tierra no significa que el planeta es similar a la Tierra. 55 Cancri A es una estrella de sexta magnitud a 1,5 º al este de la famosa estrella doble iota Cancri, que también se conoce como rho-1.

Lo cierto es que, los mundos que por ahí fuera nos podamos encontrar, serán de una diversidad inimaginable y, cualquier composición que de ellos podamos pensar, allí estará, toda vez que, al igual que pasa con las estrellas, pasará con los planetas que, al fin y al cabo, se formaron de la misma Nebulosa que aquellas.

Ya sabéis que existen estrellas de Bario, de Carbono, Circonio, Estroncio, Litio, Manganeso, Manganeso-Mercurio, de Metales Pesados, de Neutrones e incluso se habla de estrellas de Quarks-Gluones, y, si todo eso es así (que lo es)… ¿Por qué extrañarnos de mundos de diamantes? al fin y al cabo, los mundos podrán estar formados -en su mayor parte-  de cualquier material que estuviera presente en exceso, en la nube primardial a partir de la que se formaron.

emilio silvera

 

  1. 1
    Adolfo
    el 26 de mayo del 2014 a las 20:57

    ¡Hola, Emilio!

    Sin ir más lejos, Marvin Ross, del Lawrence Livermore National Laboratory, teorizó sobre la posibilidad de que los gigantes gaseosos de nuestro Sistema Solar pudieran tener núcleos de diamante…
    Ref.: (Nature, vol. 292, n.° 5822, págs. 435-436, 30 de julio de 1981)

    Atentamente… 

    Responder
    • 1.1
      emilio silvera
      el 27 de mayo del 2014 a las 5:32

      Cieto amigo Adolfo, y, precisamente en relación al mismo tema que comentas, hace unos años que dejé un comentario al respecto en Observatorio Info, que decía:
       

      “Datos interesantes sobr el tema de hoy.
      “Llueve Diamantes en Neptuno y Urano
      Por Robert Sanders, Asuntos Públicos
      Publicado 06 de octubre 1999
      Si los experimentos en Berkeley son una indicación, los futuros exploradores de nuestro sistema solar podría encontrar diamantes de comunicación por radio a través de la atmósfera de Neptuno y Urano.
      Estos planetas contienen una alta proporción de metano, que los investigadores del campus han demostrado ahora se puede convertir en diamante a las altas temperaturas y presiones que se encuentran dentro de estos planetas.
      “Una vez que estos diamantes forma, caen como gotas de lluvia o granizo hacia el centro del planeta”, dijo Laura Robin Benedetti, un estudiante graduado en física.
      El equipo, dirigido por Benedetti y Jeanloz Raymond, profesor de geología y geofísica, producido estas condiciones dentro de una celda de yunque de diamante, apretando el metano líquido a cientos de miles de veces la presión atmosférica. Cuando un rayo láser enfocado en el líquido a presión, calefacción a unos 5.000 grados Fahrenheit, polvo de diamante parecía.
      Ellos informarán de los resultados experimentales en el 1 de octubre de la revista Science.
      La demostración de que el metano se puede convertir en diamante, así como otros hidrocarburos complejos en el interior de los planetas gigantes como sugerencia de Neptuno en una química compleja dentro de planetas gaseosos, e incluso las estrellas enanas marrones. Las enanas marrones son pequeñas, tenues estrellas apenas más grande que el de gas más grande de los planetas gigantes.
      “Esto abre la puerta al estudio de los tipos de interés de las reacciones químicas que tienen lugar dentro de los planetas y las enanas marrones”, dijo Jeanloz. “Ahora que la tecnología es capaz de reproducir las altas presiones y temperaturas encontradas allí, estamos mejorando la calidad de mucha información sobre las reacciones químicas que tienen lugar en estas condiciones.”
      “No es sorprendente que la química como esta ocurre dentro de los planetas, es sólo que la mayoría de las personas no se han ocupado de las reacciones químicas que pueden ocurrir”, dijo Benedetti. “El interior de estos planetas pueden ser mucho más complicado que nuestra imagen actual. ”
      Un cálculo simple, por ejemplo, muestra que la energía liberada por los diamantes de cerrar con el núcleo del planeta podría explicar el exceso de calor irradiada por Neptuno – es decir, el calor desprendido por Neptuno en exceso de lo que recibe del sol.
      “Lo que es emocionante para nosotros es la aplicación de esta presión, la química de alta a la comprensión de los planetas exteriores”, dijo Jeanloz.
      “A medida que más planetas se encuentran en órbitas alrededor de otras estrellas inesperada, los efectos de los procesos químicos internos tendrá que aclararse con el fin de obtener una comprensión general de la formación de los planetas y la evolución”, concluyen los autores en su artículo de Science.
      Nuestro sistema solar de gas de otros planetas gigantes – Júpiter y Saturno – también puede contener diamantes producidos en esas condiciones, aunque contienen proporcionalmente menos metano que Neptuno y Urano. Sobre la base de cálculos teóricos, Neptuno y Urano se estima que contienen unos 10 a 15 por ciento de metano en atmósfera exterior de hidrógeno y helio.
      Varios grupos de investigadores han sugerido que el metano en estos planetas posiblemente podría convertir en diamante a poca profundidad bastante, alrededor de una décima parte del camino hacia el centro. Casi hace dos décadas, un grupo del Lawrence Livermore National Laboratory sorprendió algo de metano y reportaron la formación de diamantes antes de que el material
      evaporado.
      Ese grupo fue liderado por el ex científico Marvin Ross e investigadores Nellis William Francis y Ree.
      Recientemente teóricos en Italia también llegó a la conclusión de que los diamantes eran probables.
      Benedetti y Jeanloz decidido a probar el experimento obvio – de metano líquido apretar y ver si podían hacer que el polvo de diamantes.
      “Es realmente bueno para ver”, dijo Benedetti. “Al encender el láser, el metano se vuelve negro, porque de todos los diamantes creados. Las manchas diamante negro flotando en un líquido hidrocarburo transparente derretido por el láser.”
      Neptuno es el octavo y más lejano planeta del dom en nuestro Sistema Solar . El nombre por el dios romano del mar , es el cuarto planeta más grande por el diámetro y la tercera más grande en masa. Neptuno es 17 veces la masa de la Tierra y es ligeramente más masiva que su casi gemelo de Urano , que es 15 veces la masa de la Tierra y menos denso. [12] En promedio, Neptuno orbita al Sol a una distancia de 30,1 UA , aproximadamente 30 veces la distancia Tierra-Sol. Su símbolo astronómico es , Una versión estilizada del dios Neptuno tridente .
      Descubierto el 23 de septiembre de 1846, [1] Neptune fue el primer planeta encontrado por la predicción matemática y no por la observación empírica . cambios inesperados en la órbita de Urano llevaron Alexis Bouvard para deducir que su órbita estaba sujeta a la gravedad de perturbación por un planeta desconocido. Neptuno fue observado posteriormente por Johann Galle dentro de un grado de la posición predicha por Urbain Le Verrier , y su mayor luna, Tritón , fue descubierto poco después, aunque ninguno de los que quedan en el planeta 12 lunas fueron localizados telescópicamente hasta el siglo 20. Neptuno ha sido visitado por una nave espacial, la Voyager 2 , que voló por el planeta el 25 de agosto de 1989.
      Neptuno es similar en composición a Urano , y ambos tienen composiciones diferentes de las de los grandes gigantes gaseosos Júpiter y Saturno . La atmósfera de Neptuno, mientras que es similar a la de Júpiter y Saturno en la que está compuesta principalmente de hidrógeno y helio , junto con restos de hidrocarburos y, posiblemente, de nitrógeno , contiene una mayor proporción de “hielos” como el agua, amoníaco y metano . Los astrónomos clasifican a veces Urano y Neptuno como ” gigantes de hielo “para hacer hincapié en estas distinciones. [13] El interior de Neptuno, como el de Urano, está compuesto principalmente de hielos y roca. [14] trazas de metano en las regiones ultraperiféricas en representan parte de la apariencia del planeta azul. [15]
      En contraste con la atmósfera relativamente sin rasgos de Urano, la atmósfera de Neptuno se destaca por sus diferentes climas activa y visible. En el momento de la de 1989, el Voyager 2 sobrevuelo , por ejemplo, los del hemisferio sur del planeta poseía un Gran Mancha Oscura comparable a la Gran Mancha Roja de Júpiter . Estos patrones climáticos están impulsados por los más fuertes vientos sostenidos de cualquier planeta del Sistema Solar, con velocidades del viento registradas tan alto como 2.100 kilometros / h. [16] Debido a su gran distancia desde el Sol, exterior atmósfera de Neptuno es uno de los más fríos lugares en el Sistema Solar, con temperaturas en su cimas de nube se acerca -218 ° C (55 K ). Las temperaturas en el planeta es el centro, sin embargo, son aproximadamente 5400 K (5000 ° C). [17] [18] Neptuno tiene un débil y fragmentado sistema de anillos , que pueden haber sido detectados durante la década de 1960 pero sólo fue indiscutiblemente confirmada en 1989 por el Voyager 2.”
      Como decimos siempre: ¡Son muchas las cosas que no sabemos!
      Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting