miércoles, 26 de abril del 2017 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Viajes en el Tiempo… ¿Serán posibles alguna vez?

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en ¡vIAJES EN EL tIEMPO!    ~    Comentarios Comments (1)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

¡El Sueño de Viajar en el Tiempo!

 

 Resultado de imagen de Ecuaciones de la Relatividad General

Cuando Einstein enseñó al mundo sus ecuaciones de la Relatividad General, y, los físicos, comenzaron a estudiar las consecuencias que en ellas estaban implicadas, una de ellas, era la posibilidad de viajar en el Tiempo.

Si eso fuese posible finalmente tendríamos la posibilidad de modificar nuestro futuro mediante el hecho de poder retroceder en el Tiempo para cambiar el pasado.

Imagen relacionada

Claro que, la Relatividad General también nos habla de los Agujeros negros, de que el Espacio tiene la Geometría que produce la presencia de grandes masas como mundos, estrellas y galaxias.

Existen algunas hipótesis científicas (no de ciencia-ficción), que ya conceden esa posibilidad de viajar en el Tiempo, predice que en el futuro lejano, habremos alcanzado los necesarios conocimientos para poder realizar ese viaje ahora imposible. Si eso, finalmente llega a ser posible, nuestra especie podría vivir en dos realidades distintas. Una el presente y la otra, el Pasado que podremos visitar. Más complejo veo poder visitar el futuro, ya que, el Pasado existió y estará en alguna parte pero, ¿Dónde podría estar el futuro que aún no ha nacido?

Imagen relacionada

¡Poder construir una máq1uina del Tiempo!

¿Será eso posible alguna vez? Bueno, mi experiencia me lleva a pensar que, por muy demencial que nos pueda parecer cualquier planteamiento, el decir que es imposible… ¡No es nada realista!

Sabemos cómo funciona el “mundo” cuántico y, los inimaginables sucesos que “allí” son posibles, tan alejados de nuestra vida cotidiana que, podrían parecer hechos sacado de un cuento de hadas, y, sin embargo, son hechos ciertos y bien comprobados. Y, siendo eso así (que lo es), ¿por qué dudar de que algún día, lejano aún en el Tiempo, podremos disponer de esa máquina maravillosa que nos lleve al pasado?

Galileo enseñando al dux de Venecia el uso del telescopio. Fresco de Giuseppe Bertini (1825-1898).

Hagamos una simple comparación: Retrocedamos un poco en el Tiempo y situémonos en el año 1609, cuando Galileo apuntó con su rústico telescopio al cielo por primera vez, ¿Quién le podría decir en aquel momento que, en el futuro, un Telescopio Espacial llamado Hubble, nos podría transportar a miles de millones de años de nuestro Sistema Solar para captar galaxias allí situadas?

En realidad, ese es, el primer movimiento realizado por los humanos en relación a los viajes temporales, ya que, esa galaxia situada a miles de años luz de nosotros, es la galaxia que vivía allí en aquel tiempo, y, posiblemente, en nuestro presente, ni exista.

Resultado de imagen de El telescopio Espacial <a href=Hubble" width="416" height="261" />

Así que, lo mismo que se construyó el Hubble y se está terminando de ensamblar el James West, de la misma manera digo, dentro de algunos cientos o miles de años… ¿Por qué no una máquina del Tiempo?

Imagen relacionada

Sabemos que el Tiempo no es Universal, no podríamos sincronizar todos los relojes a la vez en todo el Universo. Tiempo no es Absoluto ni transcurre de la misma manera en todas las regiones del Universo, dependiendo de lo que allí esté pasado o qué objetos puedan estar  presentes en el lugar.

¿Qué duda nos puede caber? Para que los viajes en el Tiempo sean posible, es necesario que vivamos en un Universo de cuatro dimensiones, es decir, las tres conocidas de alto, ancho y fondo, y, además, esa otra dimensión Temporal que nos explicó Minkouski, el viejo profesor de Einstein que, lo llamó Espacio-Tiempo, los unió y, desde entonces, ni el Espacio ni el Tiempo han podido “vivir” por separado.

Resultado de imagen de El Espacio Interestelar  y los Objetos que lo pueblan

Claro que, el Espacio, de alguna manera si ha sido comprendido por nosotros en razón de los objetos que lo pueblan, de su expansión, y, de otras características que con él conviven. Sin embargo, el Tiempo se nos hace mucho más misterioso. Sabemos que nació junto con el Big Bang, y, desde entonces, no dejó de transcurrir y ser testigo de todo lo que en el Universo pasó, la mayor parte de esos acontecimientos son desconocidos por nosotros que llegamos mucho más tarde.

Así las cosas, imaginar lo que podría ser viajar en el Tiempo se nos aparece como una posibilidad alucinante, inimaginable… ¿Cuántas cosas podríamos averiguar del paso y que ahora nos resultan totalmente desconocidas? ¿Lo podéis imaginar? Viajar hacia atrás, al momento mismo del Big Bang, y, comprobar su realidad, o, por el contrario, descubrir que fue otro el motivo del nacimiento de nuestro Universo.

Resultado de imagen de No sabemos lo que el Tiempo es

                     Sólo se mueve hacia adelante… ¿Cómo viajar al pasado?

El Tiempo siempre ha sido un gran misterio para nosotros, nunca hemos sabido explicar lo que es, y, sabiendo de sus efectos a medida que transcurre, todo lo deteriora y destruye, no podemos darle una explicación auto suficiente y científica que llene nuestros deseos de saber.

Es curioso saber y haber comprobado que, nosotros, los humildes humanos, somos capaces de construir máquinas que andar más rápido que el Tiempo y hace que éste se ralentice, que para los ocupantes de esas naves, transcurra mucho más lento que para los que, en la Tierra, esperan su regreso. De la misma manera, en Aceleradores de partículas que lanzan haces de muones a velocidades relativistas, se consigue que estos muones aumenten su masa más de diez veces… ¿Por qué ocurren estas cosas?

Así que, sabiendo de todo ello, para cuando estemos en disposición de construir una máquina del Tiempo, los parámetros fenomenológicos que debemos evitar serán muchos, y, la cosa, no resultará nada fácil.

Resultado de imagen de La Flecha del Tiempo siempre adelante

El Tiempo, que nunca marcha hacia atrás, y se dirige siempre hacia el futuro, habrá que hacerlo retroceder, es decir, la flecha del Tiempo tendrá que dar la vuelta, ir hacia atrás… ¿Cómo lo haremos?

Posiblemente se conseguirá y tal hazaña será a costa de que el viaje temporal al paso sea realizado mediante algún artilugio casi mágico que podamos construir en ese Tiempo venidero y que revierta la dirección en la que el Tiempo transcurre. Nunca se ha visto que, algo que pasó, retroceda para volver a la situación inicial.

¿De qué manera podremos viajar al pasado? Mi curiosidad es grande, una de las cosas que debemos evitar es que el viaje se haga a la velocidad de la luz, c, en el vacío, es decir, a 299.792.458 metros por segundo, ningún cuerpo humano podría soportar tal velocidad y quedaría inmediatamente triturado habiendo aumentado su masa hasta un límite “infinito”.

peliculas

 

El diseño de la nave utilizada en la pelicula Contact, estaba originalmente pensado por James Cameron para la maquina del tiempo en Terminator 2

 

La máquina del Tiempo tendrá que estar basada en otros principios ahora desconocidos y alejados de los clásicos viajes de máquinas que se mueven a velocidades cada vez mayor, no será ese el camino.

Para evitar tal cantidad de inconvenientes, tendremos que buscar otros medios de viajar que, burlando la velocidad de la luz (que no nos sienta nada bien), nos traslade de un lugar a otro sin que, incida en nosotros ninguna de esas malas consecuencias.

¿Hiperespacio? ¿Agujeros de Gusano? ¿Algún medio aún por descubrir?

Ahora mismo sólo podemos conjeturar soluciones para esas hipotéticas maneras de poder viajar en el Tiempo sin que, el viajero, fallezca en el intento. Las ideas que podamos tener son muchas pero… ¿Son todas buenas e idóneas a su realización?

Resultado de imagen de fUERZAS DE MAREA EN UN aGUJERO NEGRO

Pensar en viajes en el Tiempo a través de Agujeros negros me parece demencial, ya que, cualquier cosa que atraviese el horizonte de sucesos se verá espaguetizada por las fuerzas de marea, y, un cuerpo humano no es, que digamos nada indestructible sino que, más bien nos acompaña la fragilidad material de que estamos hechos.

Los sueños son muchos y variados, sabemos que venimos de las estrellas y hacia ellas queremos regresar de alguna manera. También queremos saber lo que pudo pasar antes de que nosotros llegáramos aquí, y, como somos unos metomentodo, queremos tratar de solucionar algunas cosas que pasaron en otros tiempos, lo cual, no deja de ser una gran tontería, ya que, el pasado está ahí, inamovible, y, bajo ningún concepto lo debemos cambiar, las consecuencias serían impredecibles.

¡Claro que somos tan “irracionales”! Si miramos la Historia lo podemos ver. ¿Cambiaremos?

¡Viajes en el Tiempo! ¡Ilusos!

emilio silvera